Cinemanía > Películas > Los tres reyes malos > Comentario
Destacado: Tom Cruise regresa a las salas de cine con 'Top Gun: Maverick'
Los tres reyes malos cartel reducidoLos tres reyes malos(The night before)
Dirigida por Jonathan Levine
¿Qué te parece la película?

De Jonathan Levine, el director de "50/50".Protagonizada por Joseph Gordon-Levitt, Seth Rogen, Anthony Mackie, Lizzy Caplan, Jillian Bell, Mindy Kaling y Michael Shannon. Dirigida por Jonathan Levine. Producida por Evan Goldberg, Seth Rogen y James Weaver. Historia de Jonathan Levine. Guion de Jonathan Levine y Kyle Hunter & Ariel Shaffir & Evan Goldberg. Los productores ejecutivos son Nathan Kahane, Joe Drake, Kyle Hunter, Ariel Shaffir, Barbara A. Hall y Ben Waisbren. El director de fotografía es Brandon Trost. Diseño de producción de Annie Spitz. Montaje de Zene Baker. Diseño de vestuario de Melissa Toth. Música de Marco Beltrami y Miles Hankins. El supervisor musical es Gabe Hilfer.

En Nochebuena, Ethan (Joseph Gordon-Levitt), Isaac (Seth Rogen) y Chris (Anthony Mackie) tienen un pacto para pasar la noche juntos, tradición que han respetado los últimos diez años. Es una noche de desenfreno para saltarse todas las reglas. Pero esta noche será la última de esta tradición y, para cuando termine, estos tres grandes amigos se habrán convertido en adultos responsables.

En opinión de Rogen, era importante que la película se desarrollara en esas fechas. "Al principio, pensamos simplemente hacer una película sobre unos amigos que salían en Navidad de juerga, se metían en líos y resultaba gracioso", explica. "Luego nos dimos cuenta de que la Navidad conlleva una cierta carga emocional, así que, ¿por qué no sacarle provecho?".

En ese sentido, el coguionista y director del filme, Jonathan Levine, comenta que se sintió inspirado para hacer una película que siguiera los pasos de ciertos géneros, pero que acabara siendo distinta a cualquier otra. "Quería hacer una película de Nueva York, una película de amigos que pasan el rato juntos, utilizar los elementos estilísticos del cine navideño y jugar con las reglas del género. Acabamos haciendo un filme que por un lado mantuviera los pies en la tierra, pero a la vez contuviera elementos de realismo mágico. Pero lo verdaderamente genial de hacer una película navideña es que tu principal prioridad es hacer feliz a la gente", afirma el director.

Otra forma que tiene Levine de darle a un aire navideño a esta comedia para adultos es a través de la música, con clásicos de Navidad que invitan a la nostalgia como "Twelve Days of Christmas", "Christmas in Hollis" y "Oh, Holy Night", así como las versiones que interpretan Darlene Love de "All Alone on Christmas" y "Christmas (Baby Please Come Home)" y My Morning Jacket de "Please Come Home for Christmas", que ofrecen un contrapunto a la noche de juerga y dotan a la cinta de un sonido familiar.

Levine agrega que el filme se inspira en parte en experiencias propias. "Solía hacer algo así con mis amigos de Nueva York por Navidad", recuerda Jonathan Levine. "Son unas fechas extrañas para salir, sobre todo en Nueva York, porque te topas con grupitos de personas y parece que siempre acaba pasando algo raro. Es como una especie de club secreto de gente a la que le gusta salir en Navidad, y eso me dio la idea para la película".

Así que Levine y sus coguionistas (el guion es de Jonathan Levine y el equipo compuesto por Kyle Hunter, Ariel Shaffir y Evan Goldberg, a partir de la historia de Levine) exprimen al máximo las posibilidades cómicas de una Nueva York navideña: desde el gran piano (en el que se escucha una nueva versión del tema de Kanye West "Runaway") al árbol del Centro Rockefeller o el parque de Tompkins Square, LOS TRES REYES MALOS lleva a nuestros héroes de un lado a otro de la ciudad, antes de acabar en el legendario Baile del Cascanueces, el no va más de las fiestas navideñas de Nueva York.

Levine recuerda que se sintió inspirado para abordar este proyecto durante la posproducción de "50/50", su alabada película en la que también coincidían Gordon-Levitt y Rogen. "Tuvimos una experiencia estupenda juntos en esa película", confiesa. "Les dije que tenía una idea: cada año por Navidad, se ven siempre las mismas películas y programas de televisión. Siempre salen canciones navideñas nuevas, pero no se ha visto una película navideña –al menos, una comedia juvenil para adultos– en mucho tiempo".

"Una de las razones por las que creo que ‘50/50' es tan buena es porque combina una sensibilidad subida de tono con una muy emotiva", opina Rogen. "Jonathan está sin duda dispuesto a abordar aspectos más emotivos que Evan y yo, y es que nuestro instinto sencillamente no nos lleva en esa dirección. LOS TRES REYES MALOS es desde luego una comedia más clara que ‘50/50', pero es similar; es una verdadera película navideña, y tiene todo lo que cabría esperar de una película navideña, pero también es una verdadera comedia para adultos".

El protagonista principal de la historia es Ethan, interpretado por Joseph Gordon-Levitt. Mientras sus amigos Isaac y Chris han tenido suerte en sus matrimonios y en sus carreras, Ethan se ha quedado estancado. Y esta noche será la última de sus juergas de Nochebuena, ya que la mujer de Isaac está embarazada y, el año que viene, se espera de Isaac que participe en una Navidad familiar. Por tanto, aunque aparentemente Ethan pueda reconocer los hechos, en el fondo espera que la fiesta anual continúe.

Levine opina que buena parte de la película depende de la relación entre los tres protagonistas principales, lo que exigía una dinámica perfectamente depurada entre los tres actores. "Hay que considerar a Anthony y Joe como actores dramáticos, pero también tienen una gran vis cómica. Joe es alérgico a los momentos falsos, se niega a hacerlos, así que aporta esa naturalidad, mientras que Anthony es un actor con un talento increíble, tanto para el drama como para la comedia", aporta Levine. "Por su parte, hay que considerar a Seth como un cómico, pero con gran habilidad para el drama. Se le suele asociar con la comedia disparatada, pero la razón de que tenga tanto éxito es porque es capaz de encontrar la humanidad dentro de ella, de modo que, aunque esté haciendo que te partas de risa, mantiene la película con los pies en la tierra. Los tres se compenetraron magníficamente bien. Joe y Seth ya trabajaron juntos en ‘50/50', y me pareció importante cambiar ligeramente esa dinámica, para que no pareciera que estábamos repitiéndonos. Era importante incorporar a Anthony, porque cambió por completo la dinámica y sirvió para que pareciera algo totalmente nuevo. La relación entre los tres personajes permitió consolidar el tono de la película. Y si algo era lo bastante divertido, podíamos decir todos: ‘Bueno, no hay por qué tener en todo momento los pies en la tierra'".

"Al igual que en la película, Joe, Seth y Anthony son personas muy distintas en el mundo real", opina Evan Goldberg. "Pero, también como en la película, son personas completamente distintas que se llevaron muy bien, pese a tener muy poco en común".

"En todo grupo de amigos, hay gente que asume ciertos papeles", explica Levine. "Lo que esperaba es que la dinámica interpersonal entre los personajes resultara muy familiar a la gente. También me interesaba cómo evolucionan los amigos, cuando conservas la amistad con tus amigos del instituto, ¿te impide eso avanzar? ¿Cómo evolucionas con ellos? ¿Tienes que olvidarte de ellos? Creo que eso es algo que todo el mundo tiene que afrontar y es complicado".

Si alguno de estos personajes se ha quedado atrás, es Ethan, el personaje de Gordon-Levitt. La tradición empezó poco después de que Ethan perdiera a sus padres y, mientras Isaac y Chris han ido avanzando en sus vidas, Ethan parece haberse quedado estancado.

Rogen explica: "Joe es el corazón emocional de la película. Es muy gracioso, pero también se le da bien interpretar a gente corriente y cercana. Ethan es un tipo que no sabe muy bien qué quiere y no acaba de superar algo que le pasó hace mucho tiempo".

"Todo el mundo tiene su propio camino, Ethan intenta descubrir cuál es el suyo", explica Gordon-Levitt. "Se aferra al pasado, porque no está seguro de lo que le depara el futuro. Isaac y Chris estuvieron ahí para Ethan en un momento muy difícil de su vida y juntos empezaron esta tradición. Diez años después, aún hay ciertas cosas que hacen siempre, y esta es su última oportunidad para hacerlas, así que Ethan intenta forzar la situación para que esta noche sea la más especial de todas".

Y hay algo que sin duda hará que esta noche sea la más especial. Hace diez años, los tres amigos descubrieron la existencia del legendario Baile del Cascanueces, el súmmum de las fiestas de Navidad. "Es esa ballena blanca que nunca han logrado encontrar", explica Evan Goldberg. "Este año, se produce una especie de milagro navideño, Ethan encuentra tres entradas en el suelo de un guardarropa. Por fin, los chicos van a ir a esa fiesta a la que siempre han querido ir, aunque eso conlleva la presión adicional de tener que fingir que no ha cambiado nada en los últimos diez años. Pero han cambiado muchas cosas".

"La fiesta representa un lugar en el que todos sus sueños se harán realidad", comenta Levine. "Creen que es algo que arreglará de algún modo sus vidas".

Las vidas de Isaac y Chris también necesitan arreglo. "Isaac va a tener un bebé y se niega a reconocer el hecho de que ese asunto lo tiene al borde de un ataque de nervios", apunta Rogen. "En última instancia, en su noche de juerga, emprende una especie de búsqueda espiritual para descubrir la verdad".

Rogen suele interpretar al tipo serio en sus comedias así que, con este papel, el actor disfrutó con el hecho de que su personaje pierde completamente los papeles. "Le dimos todo lo más gracioso a Seth, y tiene ocasión de ser muy divertido en esta película", opina el productor James Weaver.

En cuanto a Chris, el personaje de Mackie, Levine comenta que "es con diferencia el más extrovertido y carismático de todos. Es una estrella de fútbol americano y lo está disfrutando; le ha costado 12 años llegar donde está y hará lo que haga falta para seguir en lo más alto".

Mackie dice que el personaje goza, o sufre, de una fuerte conciencia. "La admiración que recibe por ser un famoso jugador de fútbol americano le duele, por cómo consiguió alcanzar esa fama", explica Mackie. "Cuando se da cuenta de que va en contra de todos sus principios, toma la decisión consciente de no volver a hacerlo".

A Mackie, más conocido por sus papeles dramáticos, le interesaba tanto el papel cómico de LOS TRES REYES MALOS que tomó la medida extrema de hacer una audición para conseguirlo (la primera que hacía en 10 años). "Tuve que recuperar el hábito de memorizar las líneas de diálogo para una audición, que es un proceso sumamente extraño", recuerda, "pero, al mismo tiempo, no tenía nada que perder. Muchas veces, en la audición, ves a la estrella y no quieres hablar con ella. Pero yo decidí meterme con Seth. Pensaba liarla y hacerla mía. Nunca había hecho una comedia, así que no sabía muy bien qué esperar; se rieron y yo mientras pensaba: ‘Eh, callaos, la cámara sigue grabando, aún estoy en mitad de mi audición'. Así que no estaba seguro de si había ido bien o no, hasta que conseguí el papel. Entonces fue cuando me paré a pensar: ‘Es tu primera comedia y vas a estar rodeado de gente a la que consideran los mejores en el género. ¡Que tengas suerte!'. Pero salió todo bien".

"En el rodaje, Anthony es pura energía y dinamismo", asegura Levine. "Se conoce el nombre de todo el mundo. Lo oyes venir desde lejos. Siempre está bromeando, hace que venir a trabajar sea divertido. Creo que anima al equipo técnico, lo que, para mí, como director, es genial, porque, cuando el equipo está contento, es más fácil sacar adelante el trabajo".

En papeles de apoyo, encontramos a varias actrices que se cuentan entre las más divertidas del panorama actual.

En el papel de Diana, la chica que se le escapó a Ethan y el gran amor de su vida, está Lizzy Caplan. Pese al hecho de que Diana y Ethan ya no son pareja, ella sigue apareciendo en los lugares más insospechados. "Ethan y Diana son exnovios", comenta Caplan. "Ethan no estaba listo para madurar y mantener una relación seria, así ella decidió a su pesar acabar con él. Vuelven a verse en esta noche loca. No dejan de encontrarse una y otra vez, unas veces adrede y otras no".

Tras haber trabajado anteriormente con Caplan en "The Interview (Una loca entrevista)", los productores sabían que poseía una fuerte presencia y personalidad, con la mezcla perfecta de ingenio y sarcasmo para hacerle frente al protagonista masculino. "Lizzy es desternillante, pero además no es una mujer a la que vayas a poder metérsela doblada", opina Weaver. "Es muy fuerte y sabe exactamente qué está pasando. Interpreta a un buen personaje por el que Ethan puede suspirar, porque es inteligente, enrollada y alucinante".

En consonancia con los demás actores, Caplan es una actriz que puede interpretar lo mismo comedias que dramas sin ningún problema. Rogen, que ya había trabajado con Caplan en episodios de la serie de televisión de culto "Freaks and Geeks", recuerda: "Siempre era divertida. ‘Party Down' tal vez sea lo más representativo de cómo es ella en realidad, me encantaba esa serie. Ella estaba para partirse de risa".

Caplan sostiene que trabajar en estrecha colaboración con Gordon-Levitt no fue como había imaginado... "Ojalá pudiera decir algo mínimamente negativo sobre Joe, pero es un tipo de lo más decente", admite. "Es decepcionante. Me gustan mis antiguas estrellas infantiles algo trastornadas".

Mindy Kaling interpreta a Sarah, el desinhibido y bullicioso contrapunto de Diana y la cruz de Isaac. "Sarah es una compañera de trabajo y amiga de Diana que quiere divertirse", comenta Kaling. "Odia a Isaac, y resulta que tiene un buen motivo para ello. El 90% de mis líneas de diálogo son sobre lo mucho que Sarah odia a Isaac, y ha sido divertido hacerle eso a Seth".

Rogen comparte el entusiasmo de Kaling por las discusiones entre sus personajes. "Mindy está genial gritándome y pegándome", afirma Rogen. "No dejaba de repetirme que intentara abrazarla para que pudiera apartarse retorciéndose, lo que fue muy divertido".

Tras Isaac, el futuro padre con un ataque de nervios, se encuentra su simpática mujer con un gran sentido del humor, Betsy, poniendo los ojos en blanco, interpretada por Jillian Bell. "Queríamos a un personaje tan chiflado como Seth y acabó siendo su mujer", recuerda Goldberg. "Cuando vimos a Jillian al final de ‘Infiltrados en la universidad', estaba tan graciosa que sabíamos que teníamos que incluirla en nuestra película".

"Creo que seguramente es difícil ser una actriz cómica rodeada de un montón de tíos, aunque nos esforzamos mucho por intentar que el ambiente no estuviera excesivamente cargado de testosterona", señala Levine, "pero Jillian estuvo sencillamente asombrosa. Se le ocurrían cosas divertidísimas. Esto es una referencia extraña, pero Biggie dijo una vez que el único rapero por el que se sentía intimidado –por tener que rapear juntos en una canción– era Jay-Z. Bueno, pues Seth y Jillian me hacían sentir así. Era como ver a dos titanes en acción. Dos fotogramas después de cortar cada plano, Seth se echa a reír".

Ilana Glazer, de la serie de televisión "Broad City", interpreta el papel de Rebecca Grinch. "La verdad es que me alegra que no hubiera visto todavía todos los capítulos de ‘Broad City' antes de que trabajáramos juntos porque, ahora que lo he hecho, se ha convertido en mi serie favorita de la televisión actual, así que me habría sentido demasiado encandilado ante ella", sostiene Levine.

El prometedor cómico Nathan Fielder, estrella de la comedia del canal Comedy Central "Nathan for You", interpreta el papel de Joshua, el chófer de limusina que conduce a Ethan, Isaac y Chris por toda la ciudad.

Y Michael Shannon completa el reparto principal como el Sr. Green, el profesor de instituto porrero que resulta ser más de lo que aparenta. "Las partes de la película en las que sale el personaje de Michael Shannon son algunas de mis favoritas", proclama Levine. "No solo porque sea divertido entrar en esas escenas en el realismo mágico que hace tan memorables y especiales las películas navideñas, sino por la interpretación de Michael en ese papel. Para mí, él es el mayor descubrimiento de esta película. Aunque sabíamos que era un actor increíble y todos esperábamos que su imagen seca e intimidante le fuera bien a este personaje, ignorábamos que poseyera un instinto cómico tan impecable. Es un gran improvisador y es una persona muy graciosa, que no es precisamente lo que cabría esperar de él, dado el resto de su filmografía. Me alegra que quisiera formar parte de este proyecto".

Además, en una aparición especial en la pasa por la película como una bola de demolición, Miley Cyrus realiza un cameo interpretándose a sí misma. "Me pareció que sería buena idea que Joe y Miley se conocieran el día anterior a rodar su escena, así que fui con Joe a la habitación de hotel de ella, empecé a explicarles lo que íbamos a hacer al día siguiente y los dos se pusieron en plan: ‘Sí, somos actores desde niños, tío. Ya nos sabemos todo esto'. Se me había olvidado por completo que los dos tenían esa experiencia, que llevaban actuando desde pequeños".

Levine desvela además que, tal vez no por casualidad, pero Cyrus no es para nada una diva, sino una perfecta profesional: "Es increíblemente fácil trabajar con ella", afirma. "Estaba dispuesta a cualquier cosa que se nos ocurriera, lo hacía todo. Y además tuvo que cantar ‘Wrecking Ball' unas 100 veces, una y otra vez. Le pregunté: ‘¿No prefieres cuidarte la voz?' Dio igual. Siguió cantando y estuvo genial. Fue muy divertido trabajar con ella".

En el filme, Ethan tiene oportunidad de interpretar un dúo con Cyrus y Gordon-Levitt le sacó el máximo partido. "Joe estaba entusiasmado", recuerda Weaver. "Se trajo a un músico para que hiciera un arreglo de la canción y la ensayó sin parar. Creo que quería que los espectadores pensaran: ‘Caramba, qué bueno es y está aguantando totalmente el tipo ante Miley'".


Acerca del diseño y la producción
Uno de los colaboradores clave de Levine en este proyecto fue la diseñadora de producción Annie Spitz, con quien ya había trabajado en "The Wackness" y "50/50".

El mayor reto de Spitz en LOS TRES REYES MALOS fue hacer realidad el Baile del Cascanueces. "Tenía que ser la fiesta a la que siempre habían querido ir, pero al mismo tiempo tenía que tener un aire totalmente neoyorkino", explica el productor James Weaver. "Queríamos que fuera la mejor fiesta navideña de Nueva York, a la que solo puede asistir la gente más divertida y enrollada".

Para crear la ubicación del súmmum de las fiestas, había infinidad de posibilidades. "Mi plan original era que la fiesta se celebrara en un túnel abandonado del metro, pero resulta que eso es muy peligroso", aporta Levine. "También estuvimos viendo un viejo fuerte en el Hudson pero, al final, nos decidimos por un lugar estupendo en Greenpoint, una fábrica reacondicionada que se emplea ahora para celebrar bodas y otros eventos especiales".

Una vez decidido el local en sí, el equipo de producción pudo ponerse a diseñar la fiesta navideña llena de luz y color y, una vez más, podían hacer lo que se les ocurriera. "Estuvimos viendo cosas tipo Mad Max, Coachella o Burning Man", recuerda Levine. Pero encontraron la clave al centrarse en los requisitos que la localización necesitaba cumplir. "Tenía que ser contenida y Miley necesitaba un lugar donde actuar. Había toda clase de parámetros logísticos que resultaron, en cierto modo, útiles".

"Antes de empezar a rodar, me documenté mucho sobre todo lo que se podía hacer con luces de Navidad", comenta Spitz. "Como parte de nuestra localización, contábamos con un largo callejón y supe que quería hacer algo especial con esa longitud tan vistosa. Encontré una imagen de luces de Navidad en forma de túnel y, al verla, pensé: ‘Vaya, es perfecto'. Me pareció que sería una forma alucinante y espectacular de presentar nuestra fiesta".

"Construimos el túnel en el callejón y lo cubrimos con cortinas de luz que tenían varios ajustes distintos", prosigue Spitz. "Luego, a Jonathan se le ocurrió la idea de que los chicos llegaran a la fiesta en tren. Eso complicó el asunto, porque ya habíamos construido el túnel, así que tuvimos que conseguir un tren que no solo pudiera pasar por el túnel, sino que también soportara el peso de tres hombres. Por suerte, encontramos uno que funcionaba".

"Decidimos que una entrada alucinante haría la fiesta más alucinante todavía", agrega Levine. "Todo eso fue divertido, hacer que entraran por una tienda gourmet, atravesando un túnel de luz, hasta la fiesta, que diseñamos como si fuera una especie de paraíso invernal salido de madre con un Santa Claus gigante."

Un momento, ¿se entra por una tienda gourmet? "Fue idea mía", reconoce Spitz. "Estábamos intentando que esta película fuera lo más neoyorkina posible y hay pocas cosas más típicas de Nueva York como estas tiendas".

Dentro de la fiesta hay un muñeco de Santa Claus de 6 m (conseguido localmente de un residente de Brooklyn que lo hizo construir hace tiempo a fin de superar a sus vecinos, cuando toda la manzana se puso a decorar sus hogares por Navidad) y un enorme globo de nieve de tamaño humano, hecho de encargo por una compañía especializa en construir –sí, lo adivinaste– globos de nieve enormes de tamaño humano.

Entonces, ¿lo consiguieron? ¿Crearon la fiesta navideña neoyorkina por antonomasia? "Hizo que me dieran ganas de salir de fiesta en Nueva York por Navidad, eso desde luego", admite Goldberg.

Tras las cámaras se encontraba el director de fotografía Brandon Trost. Desde que Rogen y Goldberg lo descubrieran mientras buscaban un director de fotografía para su ópera prima como directores, ha sido a quien han recurrido siempre que han necesitado dotar de un aspecto poco convencional a comedias de los grandes estudios: dio un aire apocalíptico a "Juerga hasta el fin" y consiguió que "The Interview (Una loca entrevista)" tuviera el aspecto de un oscuro thriller. Gracias al respaldo de Rogen y Goldberg –y a su propia filmografía, que habla por sí misma– también filmó "Malditos vecinos", protagonizada por Rogen, bajo la dirección de Nicholas Stoller, y Levine también lo escogió para LOS TRES REYES MALOS.

La diseñadora de vestuario Melissa Toth se encargó de encontrar los jerséis que llevan los tres protagonistas durante buena parte de la película. "La idea de los jerséis ya estaba incluida en uno de los primeros borradores del guion", cuenta Levine. "Recuerdo andar dando vueltas por Manhattan mientras lo escribía y ver un jersey navideño irónico, parecía tratarse de algo que la gente estaba empezando a hacer, vestirse como un idiota e ir a una fiesta de Navidad. Melissa y yo empezamos a intercambiar ideas, y entonces encontré el jersey del Santa Claus negro. Nos preguntamos si iba demasiado lejos, pero Seth dijo: ‘Pues yo quiero llevar una estrella de David'. La idea se fue volviendo cada vez más divertida, sobre todo cuando empezamos a imaginarnos los distintos jerséis que podían llevar en los flashbacks. Habremos probado como 100 jerséis distintos".

Es probable que los jerséis supusieran un desafío extra, dado que la película se rodó fundamentalmente durante el verano en Nueva York, salvo por unos cuantos planos exteriores navideños imprescindibles. "En su momento, pareció complicado rodar en verano una película ambientada en invierno, pero luego tuvimos que volver para grabar los planos navideños en invierno y eso puso las cosas en perspectiva. Es mucho más fácil rodar en verano".

Rodar en verano haciendo que parezca invierno suponía un problema: hay toda clase de objetos corrientes que una película necesita comprar para conseguir que en un decorado parezca que es Navidad –árboles, guirnaldas, papel de envolver con motivos navideños, toda clase de cosas– y no es fácil encontrar ninguno de esos artículos en las tiendas en pleno verano. "Tuvimos que aguzar el ingenio", señala Spitz. "Mi fabuloso equipo se las arregló para conseguirlo".

En los exteriores, para hacer que el verano pareciera invierno, Trost colocó cañerías de vapor en cada manzana y el equipo se encargó de mojar el asfalto y añadir "restos de nieve", tal como recuerda Levine. Pero todo salió bien. "Al ver ahora la película, no recuerdo qué fue lo que rodamos en enero y lo que rodamos en agosto", asegura el director.