Cinemanía > Películas > Batman La Lego película > Comentario
Destacado: Miren Ibarguren y Paco León protagonizan 'Mamá o papá' de Dani de la Orden
Batman La Lego película cartel reducido Batman La Lego película(The Lego batman movie)
Dirigida por Chris McKay
¿Qué te parece la película?

Claudio Serrano repite protagonismo desde La LEGO película como la voz de LEGO Batman, también conocido como Bruce Wayne, José Coronado (El hombre de las mil caras) como Alfred; J.A Bayona (Un monstruo viene a verme) como Superman, Berta Vázquez (Palmeras en la nieve) como Harley Quinn y Carlos Santos (El hombre de las mil caras) como un mítico villano.

Batman: La LEGO Película está dirigida por Chris McKay y producida por Dan Lin, Phil Lord, Christopher Miller y Roy Lee, que ya trabajaron juntos en La LEGO Película. Jill Wilfert, Matthew Ashton, Will Allegra y Brad Lewis se han encargado de la producción ejecutiva. El guion es obra de Seth Grahame-Smith y Chris McKenna & Erik Sommers, y Jared Stern & John Whittington. Se escribió a partir de una historia de Seth Grahame-Smith basada en los juguetes LEGO y en personajes de DC Comics. Bob Kane y Bill Finger fueron los creadores de Batman, y Jerry Siegel y Joe Shuster dieron vida a Superman.

Al diseñador de producción Grant Freckelton y al editor David Burrows, que ya trabajaron en La LEGO Película, se unen los editores Matt Villa y John Venzon para este proyecto. La música es obra de Lorne Balfe, y la animación ha corrido a cargo de Animal Logic.

BATMAN y todos los personajes y elementos relacionados son marcas registradas de © DC Comics.

LEGO, el logo de LEGO, la MiniFig y la configuración de ladrillos y pivotes son marcas registradas de LEGO Group. © 2017 The LEGO Group. Utilizado con autorización. Todos los derechos reservados.


Vuelve el negro... y el amarillo
Juntando la energía, la imaginación y los memorables personajes tanto del mundo LEGO como del universo DC, Batman: La LEGO película da la bienvenida a públicos de todas las edades a un mundo de Superhéroes y Supervillanos DC creado exclusivamente para la gran pantalla. Con abundante acción, diversión, y risas, más el increíble arsenal de dispositivos y vehículos de Batman, y la Batcueva construida como nunca antes (ladrillo a ladrillo de LEGO), esta flamante aventura también plantea la pregunta: ¿Puede Batman superar lo suyo y simplemente ser feliz?

La estrella de la película es LEGO Batman, el más molón, guapo, musculoso, y más impresionante actor principal de todos los tiempos... incluso aunque él lo diga sobre sí mismo.

Y lo dice. A menudo.

"La versión de Batman de La LEGO película fue un personaje muy exitoso y el predilecto del público, y estoy seguro de que él estaría de acuerdo en que merece ser el foco de su propia película y no un segundo plato. Cree que es indudablemente el tipo de persona-protagonista", dice Christopher Miller, quien, junto con Phil Lord, escribió y dirigió La LEGO película en 2014. La colaboración creativa mantiene caras conocidas al tiempo que se renueva: el dúo vuelve como productores de Batman: La LEGO película, dirigida por Chris McKay, su socio en la realización que trabajó como director de animación y montador en la primera película.

Junto a Batman están esta vez el superpositivo y peculiarmente ágil y joven Dick Grayson, en su proceso de conversión en Robin; el leal y aparentemente reservado mayordomo de Batman, Alfred; la nueva comisaria de policía de Gotham City, Barbara Gordon, alias Batgirl, que ejerce un gran poder femenino; y El Joker, que quiere desesperadamente el reconocimiento que merece. Todos ellos aparecen en una historia que no solo exhibe las enfermizas habilidades y envidiables abdominales de Batman sino que también echa un penetrante vistazo a su personalidad. Concretamente, la necesidad de trabajar solo de este lobo solitario, de rumiar solo sobre su oscuro pasado y de distanciarse en general de todo el mundo a un nivel que está empezando a hacerle parecer, bueno, un poquito disfuncional.

"Batman es adorado en todo el mundo y por buenas razones, pero nadie podría comportarse realmente como él lo hace y salirse con la suya, que es lo que exploramos en la película", dice su fan de toda la vida Chris McKay, que sin embargo cree que incluso cuando el personaje muestra su lado más extremo, "sigue siendo muy simpático".

"Lo que tenía de especial Batman en la primera película es que era interesado y egoísta, pero aun así adorable a su manera", es la valoración del productor Dan Lin, que repite. "No tenía autoconciencia y eso era un nuevo giro en el personaje, alguien que a menudo decía las cosas más atroces. Es una subversión del género de Superhéroes, pero con un corazón jovial y contado a la manera familiar de LEGO".

McKay añade: "Cuando estábamos determinando qué clase de película sería esta, sabíamos que Batman podía ser divertido y encantador, sabíamos que había abundantes oportunidades para hacer chistes, pero queríamos que fuera más que simplemente comedia de gags y sketches. Tenía que ser una película de acción absurda. Pero también tenía que ser conmovedora, con personajes con un núcleo emocional y una razón para que la gente se involucrara. Queríamos tenerlo todo: respetarlos como individuos con todas sus complejidades y rasgos definitorios al mismo tiempo que observábamos esos rasgos de la manera más divertida posible".

El mejor ejemplo de esto es el estado perpetuo de sombría introspección de Batman, a pesar del hecho de que, como apunta Lord, "tiene una vida estupenda. Es multimillonario, es guapo, es fuerte, tiene dispositivos y coches estupendos, ¡y puede pegar a la gente en la cara sin consecuencias! Quiero decir, el tipo debería estar sonriendo de oreja a oreja todo el tiempo. Así que pensamos que la tensión entre cómo se siente y cómo se debería sentir era una premisa estupenda y algo de lo que queríamos burlarnos".

Los guionistas de Batman la LEGO película tienen un historial de proyectos animados y/o cómicos. La novela Orgullo y prejuicio y zombis de Seth Grahame-Smith se convirtió en un largometraje de éxito; a sus compañeros en el guion Chris McKenna y Erik Sommers se les ha reconocido su trabajo en Community y American Dad (Padre Made in USA); Jared Stern cuenta con Toy Story 3 y ¡Rompe Ralph! en su haber de largos de animación; y John Whittington está en el equipo de guionistas de la venidera serie Green Eggs and Ham (Huevos verdes con jamón), basada en el libro clásico para niños de Dr. Seuss.

Repitiendo su papel de Superhéroe DC con voz áspera y problemas tenemos a Will Arnett, que señala: "Es divertido coger una figura icónica como Batman y jugar con las reglas que han regido siempre sobre él, mantener la consistencia en cuanto a que es bueno y a lo que hace y a su chulería y su machismo, pero sacando provecho de sus defectos haciéndole un poco más bobalicón sin que pierda del todo su atractivo. Esa es la clase de licencia que nos tomamos originalmente, y luego lo desarrollamos para llegar de verdad a lo que mueve a Batman".

Hablando de movimiento... La historia se abre con una espectacular secuencia de acción en la que El Joker lidera con regocijo a los malos de la amplia Galería Rogues (Galería de Sospechosos), en una serie de golpes que culminan en un ataque a gran escala en Gotham City, con una bomba de relojería que Batman debe localizar y desactivar rápidamente. Pero no solo es caos lo que ansía ahora El Joker. Tras décadas de conflicto sin resolver, punto-contrapunto, el Príncipe Payaso del Crimen cree justificadamente que él y el Cruzado de la Capa han forjado un vínculo especial héroe-villano que debe ser reconocido formalmente.

Naturalmente, Batman se niega, incluso aunque el destino de la ciudad dependa de que pronuncie esas cuatro palabras mágicas que quiere oír El Joker: que es, de hecho, el mayor enemigo de Batman.

Los realizadores saben, sin embargo, que colocar a Batman en una situación difícil respecto a su relación con El Joker no es suficiente por sí solo para impulsar un examen de conciencia real. Así que la historia presenta también a Dick Grayson, que viene a vivir bajo la tutela de Batman tras una serie de acontecimientos que El Caballero Oscuro no puede descifrar en absoluto. Este hablador y entusiasta muchacho, destinado a convertirse en Robin, lleva un rayo de luz a la vida de Batman pero, junto con ello, un nivel de responsabilidad personal que este no está preparado para asumir.

Simultáneamente, Batman se prenda de la intrépida y capaz nueva comisaria de policía de Gotham City, Bárbara Gordon, una profesional de la aplicación de la ley con sus propias ideas sobre la lucha contra el crimen, y que podría ser una poderosa aliada si Batman simplemente aceptara su ayuda. Y, si eso no es suficiente, la prolongada relación de Batman con su mayordomo y figura paterna Alfred entra en crisis cuando Alfred, se embarca en una campaña de amor severo para obligar a Batman a salir de las sombras hacia un estilo de vida más feliz y sano.

Son muchos trastornos para un tipo que solo quiere salvar a la ciudad de manera regular, empaparse en algo de adulación pública y luego refugiarse en casa con sus viejas fotos y sus pelis románticas. O alternativamente, desahogar su profunda angustia escribiendo rap heavy-metal.

Aunque estas tramas producen un montón de risas también animan a Batman a reconocer el valor del trabajo en equipo frente a hacerlo solo, que es uno de los temas centrales del filme. Del mismo modo, la reconciliación de Batman con la gente importante de su vida toca otro de los temas del filme, que son los beneficios de tener una familia, lo defina como lo defina cada persona.

Batman La LEGO película emplea de nuevo la técnica de animación digital que hizo que La LEGO película pareciera tan táctil y cautivadora. Cada escena y recurso se construyó ladrillo a ladrillo, mediante un meticuloso proceso de representación y creación de revestimientos de miles de piezas individuales y de juntarlas luego en forma de decorados y atrezo en el ordenador, de forma muy parecida a lo que hace la gente de todo el mundo para contar sus propias historias con materiales de juego de LEGO. Aunque es totalmente CG (gráficos por computadora), implica la misma calidad stop-motion que dio a su predecesora su aspecto artesanal y manual distintivo.

Sin embargo, apunta McKay, mientras que los dos filmes comparten una continuidad de estilo, hay matices que los separan: "El aspecto de esta película es diferente al de La LEGO película. Sigue estando en el mismo mundo, pero es más cinematográfica y tiene una imagen más real. La escala es mayor, con lentes de cámara más amplias, y los personajes están más detallados. Batman, por ejemplo, tiene un cinturón de herramientas moldeado que no tenía en la primera película. También incorporamos algunos efectos naturales, como humo y agua".

Debido al empeño en describir apropiadamente el entorno clásico de Batman, a diferencia de los brillos soleados de la primera película, McKay buscó equilibrar la oscuridad temática de lugares como Gotham City, la Mansión Wayne y la Batcueva con color supersaturado.

En general, dice, lucharon por asegurarse "de que todo estaba al nivel de calidad y estándares fijados por La LEGO película".

El equipo creativo honró de nuevo la impronta de la marca LEGO encontrando maneras de trabajar con sus propiedades físicas de forma auténtica en lugar de "falsear" movimiento. Así, las Minifiguras solo se mueven, giran o tuercen como pueden hacerlo sus contrapartes de la vida real. En referencia a la extensa experiencia del director con la animación en stop-motion, dice Miller: "Chris es un genio averiguando trucos y resolviendo desafíos, cómo se pueden mover los personajes y cómo puedes hacer que hagan cosas como aplaudir o abrazar o rascarse la frente, cuando sus brazos solo llegan adonde llegan".

"Lo que impone de la apariencia de estas LEGO películas es que son tus juguetes, que han cobrado vida", dice Lin. "Y no solo tus juguetes sino tu imaginación. Si pudieras tener todos estos ladrillos de LEGO y construir estos decorados y vehículos increíbles, este es el aspecto que podría tener".

La producción se realizó simultáneamente en EE.UU. y en la oficina central en Sídney (Australia) de la premiada compañía de efectos, animación y diseño digital Animal Logic, que proveyó la animación de La LEGO película. Se juntan de nuevo muchos de los artistas que trabajaron en aquella película, otra vez con aportaciones del equipo de diseño de LEGO con sede en Billund (Dinamarca). Durante dos años y medio, aproximadamente 400 personas se dedicaron a colaborar en dar un giro sorprendente a este querido personaje de una forma que hará las delicias de adultos tanto como de niños.

Batman La LEGO película se desvía sin pedir perdón del canon DC hasta un nivel descabellado... pero, confirman los cineastas, con un propósito, así como con amor y respeto total. "Todos sabemos, por ejemplo, que la historia de Barbara Gordon es inexacta", reconoce Lord. "Literalmente no tiene nada que ver de ninguna manera con el canon, pero todo el mundo sabe que esta una versión irónica y todo es por pura diversión. Nos dio la oportunidad de presentar a Batgirl como un modelo femenino fuerte con un punto de vista contemporáneo".

"No cuenta como canon real porque son personitas de plástico", añade Miller, riéndose. "Y todo está hecho con afecto por estos personajes. Chris McKay fue un factor importante para que la primera LEGO película fuera tan exitosa; su tono y su punto de vista están por todas partes. Es un verdadero genio. También es un superfan loco de Batman y DC Comics y de su historia, así que sus credenciales son legítimas. Incluso tiene un tatuaje de Catwoman en su antebrazo".

Es cierto. Lo tiene, y se sube de buena gana la manga para demostrarlo.

"Estos son nuestros dioses griegos y nuestros arquetipos", explica McKay. "Así que a veces es inevitable reírnos de ellos, pero también descubrir la parte auténtica y real de ellos y de lo que representan, y lo que significan para nosotros. Hay chistes para gente que quiere ahondar y otros que son simplemente tontunas y payasadas. Los filmes de acción real adoptan un enfoque muy distinto sobre Batman, y creo que lo que estamos haciendo no resta nada de eso. Seguimos jugando en el mundo que ellos crearon".

A pesar de que los protagonistas del filme tienen las piernas cortas y manos en garra, miden cuatro centímetros de altura, y tienen los rasgos faciales grabados, Batman: La LEGO película se concibió, diseñó, iluminó, rodó y se compuso su banda sonora concibiéndola como un filme de acción épico. Ahí, creen los cineastas, reside su atractivo, así como el quid de su humor y de su esencia. Dice McKay: "Hay algo intrínsecamente divertido en cómo estas pequeñas Minifiguras se toman las cosas tan en serio y en que la coreografía de acción se desarrolle como una epopeya de gran potencia, con gente corriendo para intentar evitar que alguien detone una bomba, y todas estas cosas disparatadas".

"Es divertido representar acción multitudinaria a este nivel", añade, "porque todo se representa con ladrillos de LEGO así que sigue teniendo el encanto de una cosa que es íntima y artesanal".


Reparto y personajes: La batalla por Gotham City
"Batman trabaja solo. Ese es mi eslogan. Copyright Batman". (Batman)

Para LEGO Batman, defender Gotham City de tramas por el poder de su pujante submundo criminal es una actividad sin fin. Una y otra vez, este Superhéroe de DC y Maestro Constructor se abalanza para salvar el día, liberar a los rehenes, desactivar las bombas y mandar al garete el último asalto diabólico que hayan lanzado los enemigos de la ciudad. Una y otra vez, es agasajado por la policía y los políticos, elogiado por los medios y aclamado por un público agradecido en medio de desfiles y fuegos artificiales. Los ciudadanos le adoran. Y a él le encanta que le adoren.

Luego se va a casa solo, como Bruce Wayne.

Es esta soledad autoimpuesta, que ha sido siempre parte de la leyenda y la mística de Batman, la que McKay y su equipo han elegido para centrarse hasta el extremo, con el objetivo de hacerla a la vez emotiva e hilarante. "Cogemos el subtexto del personaje y lo ponemos sobre la superficie", dice McKay. "Batman es muy oscuro y melancólico, así que nuestra premisa era explorar eso, algo así como: '¿Cuál es el problema de este tipo?' ¿Puede realmente ser feliz? ¿Puede seguir funcionando como Superhéroe, pero también aprender a divertirse y trabajar con otras personas? Obliguémosle a estar en una situación en la que se enfrente a estas cuestiones y veamos qué tal lo hace".

Will Arnett dice: "Adoro a este personaje porque tiene mucha profundidad y misterio. Todo lo que hace viene de un lugar emocional. Además, no es un tipo que naciera con un superpoder; era alguien que se enfrentó a tiempos difíciles y se vio obligado a usar su cabeza para salir de cada situación y eso me parecía bastante genial. Es Batman, pero no es perfecto. Y creo que la gente entenderá eso y lo encontrará divertido y humano".

Uno de los distintivos de la caracterización de Arnett es su vocalización una octava por debajo, una mezcla entre un gruñido y un susurro ronco compartida por Batman y su identidad real, Bruce Wayne. Él cuenta cómo se originó este singular carraspeo en la primera película, junto a Phil Lord y Christopher Miller. "Jugamos con distintos niveles hasta encontrar ese punto óptimo. Queríamos que tuviera una especie de resonancia profunda y que fuera superserio porque es un tipo que se toma a sí mismo muy en serio".

Fue una decisión artística que Arnett ha sufrido desde entonces. "Me quedo como sin fuelle después de tres o cuatro horas, y luego no puedo hablar durante un mes", dice bromeando.

Pero, afirma Lord, el esfuerzo vale totalmente la pena. "El tipo me hace reír solo con el sonido de su voz". Además, dice Miller, "lo que tiene Will de estupendo es que interpreta a Batman como un tipo realmente arrogante, pero hay toda esa vulnerabilidad por debajo que profundo del personaje, es asombrosa", resume McKay. "Es muy inventivo y carismático, y dispuesto a probarlo todo, y creo que su actitud es el 100% de por qué funciona el personaje LEGO Batman".

En la historia, la renuencia de Batman a conectar con la gente de forma significativa está ejemplificada en su rocosa pero duradera relación con el malo principal de Gotham City, El Joker. Juntos, sostiene El Joker, con su lógica típicamente torcida pero no del todo falta de razón, son una pareja simbiótica: el yin y el yan del mantenimiento de la paz en la ciudad; sus trayectorias son básicamente inútiles sin la del otro. Pero eso solo incita al Caballero Oscuro a gruñir: "No eres nada para mí. No te necesito. No necesito a nadie".

Pensado como una fanfarronería, también revela la genuina soledad de Batman.


"Te das cuenta de que nunca jamás has dicho
las palabras: 'Te odio, Joker'" (El Joker)


Claramente, El Joker tiene sus propios problemas. Uno de los más valorados Supervillanos de DC de todos los tiempos, con su singular semblante lascivo, El Joker vive totalmente como quiere. Temido y famoso, podría estar encantado con su vida si no fuera por una cosa: Batman.

Aparte de lo obvio, que Batman ha frustrado los intentos de El Joker de tomar las riendas de Gotham City unas, digamos, mil veces seguidas, hay una cuestión más importante, el respeto. Después de todos estos años de esforzarse intentando probar lo peligroso que es y lo loco que está, lo formidable que es como enemigo, El Joker solo quiere un poco de aprobación. ¿Es eso mucho pedir?

Dice McKay: "En nuestra versión El Joker es como el hermano oveja negra de Batman. Se ve a sí mismo al mismo nivel que Batman, opuestos pero equiparados. En su mente, existen para hacer mejor al otro. Creo que El Joker quiere que Batman le aprecie por lo que aporta a la ecuación, que reconozca sus esfuerzos y sus ideas y su relación especial. Pero Batman siempre le rechaza".

Es un baile que lleva produciéndose desde hace más de 70 años. "Llega un momento que tienes ganas de decir: "Cogeos a una habitación, ya", bromea Arnett. "El Joker solo es un villano mientras Batman exista para luchar contra él, y Batman le permite existir porque le da algo que hacer. ¿Pero qué pasaría si ambos dieran un paso atrás y comprendieran esa situación?"

Para imbuir a su Joker con una mezcla volátil de astucia y vulnerabilidad, los cineastas le dieron el papel a Zach Galifianakis, de quien dice Lord: "Es la clase de cómico que puede ser algo siniestro. Se le da bien crear tensión en torno a su humor. Si le ves haciendo entrevistas en 'Entre dos helechos', estás preocupado por que pueda sucederle algo malo a él o a alguno de sus invitados".

Viejos amigos, Arnett y Galifianakis demostraron tener gran química y aportaron su compenetración natural al material, parte del cual pudieron grabar juntos.

"El Joker es un villano estupendo porque es impredecible y salvaje y listo", dice Galifianakis, que cita la caracterización de Jack Nicholson a finales de los 80 como una de sus fuentes de inspiración. "Pero desde su punto de vista, todo es cuestión de celos. Lo ve todo a través de esa neblina".

Entrando más a fondo en este escenario, dice, "los varones no hablan sobre sus amistades. Así que forzar este diálogo casi terapéutico entre dos de ellos parecía natural y algo divertido con lo que jugar, como si estuvieran resolviendo sus problemas. Es un enfoque subversivo de Batman en el que lidia con algunas inquietudes y quejas de la vida real. Como está animado, se nos permite jugar con esas formas de ser tan privadas y resguardadas, y veréis a Batman y El Joker mostrándose llorones y necesitados de una manera que nunca veréis en un filme de acción real. Y eso es lo que me resulta tan divertido".


"¡Tengo dos papás y uno de ellos es Batman!" (Dick Grayson / Robin)


Al tiempo que Batman sufre la presión de El Joker para que reconozca la naturaleza especial de su relación (una palabra que ciertamente le hace palidecer) se encuentra en la posición completamente extraña de tener que cuidar (y preocuparse de) un joven de quien se ha convertido en tutor sin saberlo. El huérfano Dick Grayson, a quien Batman adoptó sin siquiera darse cuenta, se pone enseguida a deslizarse por las barandillas y a recorrer los vastos pasillos de la Mansión Wayne (Wayne Manor) antes de que El Caballero Oscuro se dé cuenta siquiera de que está ahí. Y para entonces es demasiado tarde.

"En última instancia, todo lo que Robin quiere en realidad es un abrazo", dice McKay, "que es lo contrario a Batman, que no quiere abrazar a nadie".

No sería un shock tan grande, quizás, si no estuviera tan condenadamente alegre todo el tiempo. "En nuestra película, Dick Grayson está hiperexcitado", dice McKay. "Ama la vida, siempre ve el vaso medio lleno. Es educado, franco y dulce, y muy positivo: la clase de persona que, si se golpeara un dedo del pie, diría que es estupendo tener otros nueve dedos que no están sufriendo un dolor extremo ahora mismo".

Este chico, que acaba convirtiéndose en el compañero de Batman, Robin, es su opuesto tonal. Mientras que Batman aparta a la gente, Robin está siempre intentando conectar y cooperar. "Poner juntos a estos dos en el Batmóvil origina un montón de comedia porque tienes al chico más animado del mundo, que se emociona con todo, junto al tipo más oscuro, más monosilábico y misántropo del mundo", dice McKay. "Michael Cera y Will Arnett trabajaron juntos maravillosamente. Michael ciertamente aportó toques de dulzura y entusiasmo".

Cera considera que su personaje es "muy simpático", y explica: "Quiere tener amigos, y familia, y un sitio donde encajar. Al principio, idolatra a Bruce Wayne, un tipo al que considera el huérfano más exitoso de todos los tiempos. También idolatra a Batman, pero no se da cuenta inmediatamente de que son la misma persona. Cuando finalmente lo hace, es la guinda del pastel".

En ese punto, deslumbrado por su buena suerte y las infinitas posibilidades que se le abren de repente, el muchacho reclama ansiosamente su identidad secreta propia y está preparado para ponerse un traje y luchar contra los malos junto a Batman. El traje en sí se convierte en un gag visual realzado por los cineastas porque el traje de Robin siempre les pareció una mancha incongruente de color en el por lo demás monocromático mundo de Batman, y disfrutaron creando una historia que lo justificara. Simbólicamente, podría representar todas las cosas de Robin con las que Batman no está demasiado cómodo: desde sus colores brillantes hasta su luminosa personalidad.

Y sin embargo, piensa Cera, "Robin le ayuda a acercarse a los demás y ser una persona más completa simplemente agotándole. Siendo él mismo, perseverando y no aceptando o ni siquiera entendiendo la negatividad que arroja Batman a su paso, pienso que Robin lleva a Batman al punto de tomar el camino más fácil y de intentarlo a su manera".

"Por mucho que moleste a Batman, Robin saca lo mejor de él", apunta Lin.

El secreto, sugiere Lord, es que "quizás Robin ve a Batman no necesariamente como el tipo que parece ser, sino como la clase de hombre que todos deseamos que pueda ser".


"Mi sueño es que la policía trabaje en equipo con Batman.
¿No sería mejor?" (Barbara Gordon / Batgirl)
"Eh... no". (Batman)


Los desconcertantes dilemas de Batman con El Joker y Robin no podrían haber surgido en peor momento, ya que él preferiría con mucho centrar su atención en una mujer completamente fascinante que acaba de conocer: la nueva comisaria de policía de la ciudad Barbara Gordon, una poderosa combinación de cerebro, belleza y confianza.

Esta jefa de policía de nuevo cuño que toma el relevo de su padre, el comisario jubilado Jim Gordon, es una mujer moderna con ideas modernas. Orgullosa de su licenciatura en Harvard for Police, Barbara tiene grandes planes para limpiar las calles de Gotham.

Rosario Dawson se considera una fan porque "es un personaje muy fuerte, inteligente, intenso, que tiene una oportunidad para probarse a sí misma y ejecutar todos los sueños que ha tenido sobre lo que haría con esta posición. Tiene buenos instintos y determinación. Adora su ciudad y trabaja duro, realmente duro".

Barbara no quiere excluir o controlar Batman; quiere trabajar con él.

No hace falta decirlo, es una idea radical que no va a tener éxito con el más famoso justiciero del mundo porque, como todo el mundo sabe, Batman trabaja solo. La mentalidad impulsada por el ego de Batman solo puede ver las ideas y credenciales de aplicación de la ley de Barbara subordinadas a sus propias habilidades extraordinarias. Por supuesto que no la echaría a patadas del Batmóvil, pero solo está invitada a subir a él si comprende que es él quien se sienta en el asiento del conductor (que resulta ser el ÚNICO asiento porque lo construyó así). Eso provoca montones de bromas punzantes, y serias disputas por imponerse al otro.

Dice Dawson: "Él no es capaz de comprender el hecho de que ella podría estar inspirada por él, influida por él, y querer trabajar con él, pero no salir con él, así que la historia juega con estos viejos estereotipos de forma divertida. Ella realmente sostiene su posición y no le va a dar un centímetro, así que se van conociendo y se van provocando el uno al otro de un modo que te hace reír de verdad. En última instancia, lo que está diciendo ella es: 'Podemos ir más allá de las inseguridades y simplemente reconocer que el hecho de que esto se me dé bien no implica que a ti no se te dé bien. No significa que no puedas hacerlo solo. Solo significa que quizás podamos hacerlo mejor juntos'. Esa es su misión".

Volviendo a los temas centrales de la historia, apunta McKay, "la película trata de cómo es trabajar con gente diferente, y la comprensión y trabajo en equipo que eso conlleva. Es Barbara Gordon la que tiene esa actitud; es la voz del sentido común cuando las cosas se van de las manos. Queríamos un papel femenino que fuera fuerte y ambicioso, y no creo que este personaje se haya explorado en el cine de forma que muestre lo genial que puede ser".

Los fans probablemente sepan, mucho antes de que la propia LEGO Barbara Gordon se dé cuenta, que está destinada a asumir una nueva identidad secreta antes de que se contenga la última ola de crimen. Y Batman tendría que haber prestado más atención, porque Batgirl planea mostrarle que puede hacer las mismas cosas que él, incluido aparcar en paralelo el Batmóvil y llevar una capucha con orejas puntiagudas. Pero la de ella en púrpura, gracias.


"Señor, es hora de que pare este comportamiento malsano.
No puede pasarse el resto de su vida solo, vestido de
negro, y despierto toda la noche". (Alfred)


Alfred siempre ha sido un personaje rico y Batman: La LEGO película estira su potencial aún más si cabe. Aparentemente un empleado, representa mucho más para Bruce Wayne, que perdió a sus padres a una tierna edad antes de asumir la imagen de Batman. Es Alfred quien ha hecho de la cavernosa Mansión Wayne un hogar. Es Alfred quien ha sido una figura paterna para él. Ahora es Alfred quien debe ayudar a Batman a hacer una vital corrección del rumbo de su vida si es que alguna vez quiere aprender a ser feliz y conectar con otras personas, incluso si eso significa quitarle sus privilegios en el ordenador y mandarle a la cama a una hora razonable.

Como advierte Ralph Fiennes, "Alfred ha sido muy tolerante con esta mentalidad adolescente, como un tío o un maestro paciente, tolerando los berrinches y el narcisismo al tiempo que empujaba suavemente a Batman a tener una conciencia algo más madura del mundo. Es una relación con mucho humor, y Alfred está muy bien escrito. Me gusta su lado ingenioso y satírico".

Es una vieja costumbre que Alfred espere que Batman se ponga al día de ciertas verdades emocionales por su cuenta. Pero LEGO Alfred está solo un poquito harto y cree que en lo que respecta a que Batman se vuelva un hombre mejor y más feliz, es ahora o nunca. Dice Fiennes: "Batman es un misántropo ensimismado que está en su pequeño mundo con sus rutinas y sus propias necesidades, y el objetivo de Alfred es abrirle a que tenga en cuenta a otras personas antes de que sea demasiado tarde".

"Me encanta la relación entre Batman y Alfred", cuenta McKay. "Me encanta la manera en que Alfred comprende lo que le está pasando y, si está lidiando con un asunto importante, a veces llega a ello antes que él. Fue un placer trabajar con Ralph, que le dio a Alfred una personalidad que no solo dio con el tono perfecto en cuanto a lo que siempre ha sido, sino que también insinúa aptitudes y una historia que Batman ni siquiera conoce".

Un ejemplo concreto: pese a su fachada reservada y a décadas de dedicado servicio, LEGO Alfred tiene algunas sorpresas guardadas en su manga moldeada en plástico, incluido el hecho de que una vez pilotó bombarderos en la Royal Air Force, algo que se vuelve útil cuando la acción avanza.

La relación de Alfred con Batman también es un paralelismo con la relación aún en desarrollo entre Batman y Robin. Igual que Alfred es una figura paterna para Batman, ahora Batman debe seguir la cadena aprendiendo a hacer de padre de Robin. Simultáneamente, esto subraya la idea de que la familia está donde la encuentras.

Dice Lin: "Batman descubre que la gente hace diferentes papeles en su vida. Alfred tiene el papel paternal, mientras que Robin se convierte en el hijo y luego está Barbara, que se convierte en su amiga platónica, de modo que esta interesante unidad familiar simplemente converge en torno a este tipo que estaba tan solo y aislado al principio de la historia".

Para redoblar la diversión, Batman: La LEGO película está poblada además por LEGO versiones de prácticamente todos los malos del panteón Batman, desde El Enigma, El Pingüino y Dos Caras hasta Catwoman y Hiedra Venenosa, pasando por habitantes menos conocidos, pero no menos peligrosos de la Rogues Gallery, como el Hombre del Calendario, Caballero Fantasma y el Rey del Condimento (con sus armas de ketchup y mostaza). Junto a ellos hay un grupo variopinto que El Joker describe encantado como "los peores villanos de la historia del universo", un abanico que va desde Drácula o Medusa hasta personificaciones más recientes del mal que los fans identificarán con deleite.

También aparece la amiguita principal de El Joker, Harley Quinn, con la voz de Jenny Slate. Espíritu libre con un martillo de fragua en la mano, hará todo lo que pueda para ayudar a su dulce Pastelito a realizar sus gloriosos sueños de destrucción. Además, representando a las fuerzas del bien, hacen su aparición miembros de la Liga de la Justicia, aunque su ayuda no es algo con lo que cuente Batman. Ellie Kemper pone la voz a un ladrillo sorprendentemente animado que lleva el nombre de Phyllis, cuyo trabajo es valorar posibles candidatos a la tristemente célebre Zona Fantasma, y Siri, de Apple, es la voz de Puter, el centro de mandos que acompaña a Batman y que dirige la Batcueva y la Mansión Wayne.

En el papel de la alcaldesa McCaskill, engalanada con un práctico traje formal azul marino contrarrestado con un collar de perlas, está Mariah Carey, que comenta de trabajar en la cabina con McKay: "Tener ahí a Chris era como estar en el estudio grabando mi música con un ingeniero o productor realmente estupendo, era un toma y daca. Me orientó en diferentes direcciones para ver adónde podía ir con ello y simplemente para jugar con el diálogo y la intención, y presentó diferentes opciones. Me dejó ese espacio, y que lo disfrutara. Fue una experiencia increíble para mí".

"No creo que puedas pedir un reparto mejor de gente brillante improvisando", afirma McKay. "Eran todos muy rápidos y divertidos, y estaban muy dispuestos a jugar. Pusimos a Zach y Will juntos en una sala, y salieron cosas buenísimas. Había veces que cogían ideas del papel y las convertían en otra cosa y simplemente les dejábamos improvisar porque lo estábamos pasando muy bien. Era igual con Will y Rosario. Pusimos a los actores en parejas tanto como fue posible. Todo el mundo se adueñó de sus personajes de formas profundas e interesantes".

"En una película de animación tienes que darlo todo, o no tendrá corazón", añade. "Si las actuaciones vocales son sinceras y espontáneas, ayuda a que todo salga de la pantalla. Ya estuvieran en la cabina con otros actores o solos, y dándole su giro particular al material, luego averiguábamos la manera de retroceder y encajarlo en la animación. Es como la escultura. Empiezas con un gran bloque y empiezas a entender su forma, y luego vas reduciéndolo a lo largo del proceso y eso es lo que da vida a estos personajes".


Producción y animación
"Iniciando construcción maestra". (Batman)

Al estilo y la técnica de la primera LEGO película, Batman: La LEGO película está construida con miles y miles de ladrillos digitales creados, personalizados y ensamblados en el ordenador para formar decorados, atrezo, Minifiguras y otras partes del transitado mundo LEGO en el que habitan estos personajes. Una vez más, los cineastas recurrieron a la sobresaliente compañía de animación digital Animal Logic, con sede en Australia, una fuerza creativa de la industria cuyo trabajo incluye no solo la primera LEGO película sino también títulos como ¡Moulin Rouge!, Happy Feet: Rompiendo el hielo, Walking with Dinousaurs y Ga'Hoole: La Leyenda de los Guardianes.

"Queríamos que la película diera la impresión de que la gente realmente había puesto sus manos sobre las piezas para crear este universo y todo lo que hay en él", dice McKay, bajo cuya dirección el afamado equipo de diseño de Animal Logic usó no solo recursos creados para el filme original sino que añadió aún más recursos a su biblioteca de ladrillos, a lo que el diseñador de producción de A.L. Grant Freckelton se refiere como su "caja de juguetes infinitos".

Diseñados para evocar las cualidades de los ladrillos LEGO reales, estos bloques de construcción universales no se produjeron en masa en hornadas brillantes, perfectas e idénticas. Más bien, se modelaron y se revistieron individualmente para que llevaran una serie de pequeños rasguños y manchas, la clase de pátina que se esperaría que mostrara un escenario físico de LEGO tras años de juego alborotado. Desde ahí, los registraron según color, tamaño, y otras especificidades, para que los usaran los equipos de animación para montar el filme con un estilo visual que puede recordar al público a sus propias construcciones maratonianas de LEGO, desplegadas encima de una mesa o por el suelo del salón.

El plan, dice Dan Lin, era "presentar un mundo de un tamaño inmenso, como una Gotham City que nunca habías visto antes, construida con ladrillos LEGO. Al mismo tiempo, debía tener un gran nivel de detalle que permitiera a la cámara acercarse y revelar cuán intrincado es".

"La principal diferencia entre la animación tradicional y la animación LEGO es que estás trabajando con una cierta serie de normas", añade Freckelton, que también ejerció como diseñador de producción en La LEGO película. "Todo está construido con piezas LEGO y todo está conectado de la forma en que se conectan las piezas reales de LEGO".

Aunque comparte su ADN estructural con La LEGO película, el nuevo filme tiene sus diferencias, principalmente en escala y efectos. Mientras que la primera historia estaba situada en la ciudad ficticia de Bricksburg (Ladrilloburgo), que los cineastas podían dominar, esta historia venía ya con grandes entornos establecidos, como la enorme jungla urbana de Gotham City y la amplitud con forma de bostezo de la Batcueva, así que tenía que ser mucho mayor.

"Cuando mostraba posibles decorados a Chris me decía: 'Está bien, pero hazlo tres veces más grande", recuerda Freckelton.

El supervisor de CG de Animal Logic Damien Gray estima que el decorado de Gotham City, del que dice que es "uno de los entornos más grandes" que han creado, si se construyera con ladrillos LEGO reales abarcaría por sí solo "unos seis campos de fútbol americano y medio".

Batman: La LEGO película emplea también efectos naturalistas. Matthew Ashton, vicepresidente de diseño del Grupo LEGO y productor ejecutivo en ambos filmes, dice: "En la primera película hasta las explosiones y columnas de humo y ondulaciones del agua estaban hechas de ladrillos. Lo que hemos hecho ahora es aplicar diferentes efectos CG como si fueran meteorología real, así que hay lluvia en la superficie de las calles, y bruma y niebla para que Batman aparezca a través de ellas, lo cual lo hace todo más evocador".

Además de McKay y los productores que repiten, así como Ashton, Freckelton y Gray, Batman: La LEGO película reunió a múltiples artistas y personal de producción de La LEGO película, junto con nuevo talento, a lo largo de los casi dos años y medio que duró el proyecto. Hubo equipos trabajando desde Los Ángeles y Australia, con aportes de diseñadores de LEGO con sede en Dinamarca, que compartían sus ideas o bien en persona o por videoconferencia.

Los jefes de departamento eran, entre otros, el supervisor de animación Rob Coleman; la jefa de guion Trisha Gum; el supervisor de rigging (esqueletos) Josh Murtack; Nerys Lincoln en la dirección de revestimientos; el director de acabados mate Dudley Birch; el supervisor de composición Alex Fry; el supervisor de modelado Bradley Sick; el supervisor de efectos Miles Green; y el supervisor de estereoscopía Fabian Müller. David Burrows, Matt Villa y John Venzon ejercieron como montadores del filme, con la dirección de cámara de Behzad-Mansoori-Dara, y la dirección de luces de Craig Welsh.

McKay compara la reunión de un equipo de trabajo así con la selección de actores. "Es realmente como hacer un casting", dice. "Artistas de storyboard (guion gráfico), animadores, diseñadores, montadores... juntar a toda esta gente para hacer el proyecto. De la misma forma que los actores se adueñan de sus papeles, esta gente se adueña de las escenas e ideas en las que están trabajando, así que venir a trabajar es divertido y todo el mundo está comprometido con la producción. Requiere mucha comunicación y colaboración, y ser ágiles y abiertos".

En algunos casos, como la invención del pelo de un nuevo personaje, el equipo de la película enviaba propuestas para que las revisaran en LEGO, donde se analizaban factores como la "fuerza de acoplamiento", es decir, la manera en que los ladrillos se amarran unos a otros. A la inversa, detalla Gray, "hay toda clase de cosas en el mundo de la manufactura en las que no pensamos desde el CG, como qué colores pueden y no pueden usarse en cierto estilo de construcción. Algunos plásticos son más duros que otros, así que cuando construyes un modelo hay ciertos ladrillos que deberían usarse para esas necesidades estructurales. Había todos estos retos, pero a través de ellos encontramos cosas creativas y singulares que no habríamos sido capaces de hacer por nuestra cuenta. Trabajar con el personal de LEGO fue crucial".

La producción no fue lineal. Aunque hay una progresión natural (desde reuniones sobre el storyboard y el diseño hasta el desarrollo de bloques de construcción mediante el modelado, la creación de revestimientos y el rigging, así como la incorporación de luces, FX y animación de personajes, hasta la composición y montaje finales) el desarrollo de Batman: La LEGO película fue fluido e interactivo.

"Un recurso de LEGO podía ir, por ejemplo, del modelado al rigging y al diseño, y de ahí a la animación. Los creadores de revestimientos podían no intervenir hasta meses después. Si había cambios, el recurso era devuelto y reintegrado mediante rigging. Nuevas expresiones y movimientos de personajes requerían nuevos revestimientos y cambiar detalles faciales. "Iteramos la historia, y también los recursos individuales", describe Freckelton. "Podíamos modelar algo, hacer un rigging sintetizado y descubrir que no podía funcionar de ninguna manera. O quizás los de animación querían probar una manera diferente, así que volvíamos al modelado. A menudo tienen sus propias ideas o quieren añadir funcionalidades a un vehículo o accesorio que no se habían imaginado antes. A veces lo hacen añadiendo sus propios ladrillos; otras veces nos piden a nosotros que cambiemos nuestros recursos. Lo que me parece genial del sistema y del tipo de trabajo con ladrillos modulares es que podemos pasar fácilmente de un departamento a otro, y añadir una pieza que puede crear una funcionalidad nueva rápidamente".

Dos de los decorados de piezas que destacan en la película son Gotham City y la Batcueva.

Aunque son de ficción, ha habido suficientes representaciones vívidas de Gotham City para que se haya formado de forma colectiva un modelo, aunque da mucho para moverse. Dice McKay: "Nuestro Batman en cierto modo comprende la historia completa de 78 años de este territorio, así que adoptamos una combinación de varios estilos. Queríamos algo agradecido con las versiones anteriores al tiempo que propusiera su propio estilo".

Naturalmente, tenía que albergar esquinas siniestras, calles a contraluz y la esporádica alcantarilla emanando vapor, y ser cómica a la vez, con sus siluetas exageradas y sus colores saturados.

Tan vasta como detallada, la Batcueva de la película tiene muchos usos: es el puerto de carga y el almacén de la flota de vehículos de Batman; un repositorio de sus trajes y disfraces; un museo multinivel de artefactos de toda una vida de hazañas contra el crimen; y su centro neurálgico computacional. "La Batcueva tenía que ser grotesca", admite Freckelton. "El beneficio de abordar las cosas de una forma humorística es que puedes preguntarte qué construiría una persona si tuviera literalmente miles de millones de dólares para gastar y un ego al nivel de esa cantidad de dinero. Chris la imaginó infinitamente profunda y alta y llena de tecnología. Construida de cabo a rabo, pienso, mediría 800 metros. Tenemos un sistema de carrusel giratorio en el que se exhiben todos los vehículos que ha usado alguna vez, y metimos todas las figuras con forma de murciélago que nos fue posible, lo cual es genial porque los ladrillos LEGO son de natural angulosos y puedes interpretar bastante rápido una forma de murciélago a partir de varios trozos".

"Todo está muy diseñado y tiene mucha ingeniería, es muy industrial", añade Freckelton. "Batman va del punto A al punto B no andando sino saltando por estas disparatadas plataformas robóticas en movimiento".

El resto de decorados incluyen la Mansión Wayne, hecha al estilo de las mansiones estadounidenses de 1920 y 1930 y que evoca el suntuoso Xanadu de Ciudadano Kane, con toques del Castillo Boldt de Nueva York. El Manicomio Arkham, un edificio multinivel construido en torno a una atalaya central, era un híbrido entre prisión de máxima seguridad y hospital, que el diseñador de producción denomina una mezcla de "prisión de ciencia ficción por debajo y prisión antigua por encima". La Zona Fantasma, el lugar definitivo de castigo para lo peor de lo peor del mundo criminal, se representó con ladrillos blancos superbrillantes, porque se determinó que eso enfurecería lo que más a los que prefieren vivir entre las sombras.

Una gran parte del arte de los animadores se centró en los personajes, imbuyéndoles de las actitudes, sentimientos y personalidades surgidas de las interpretaciones de los actores. Las posturas eran limitadas, pero dentro de esos parámetros se consiguió mucho. Iluminación y ritmo, combinados con una gama de rasgos faciales graduados rápida y minuciosamente en forma de revestimientos tipo pegatina, ayudó a dar expresión a sus ojos y bocas, registrándolo todo, desde felicidad, esperanza y afecto hasta sobresalto, miedo, humor y sarcasmo.

El supervisor de animación Rob Coleman dice: "Es interesante, como seres humanos que somos, que podamos dar vida a cualquier cosa si tenemos imaginación, y creo que, para generaciones de niños, y fans jóvenes y viejos, es casi como si no pudieras evitar, cuando coges un personaje de LEGO, empezar a moverlo por la mesa o empezar a hablar con él. Eso es lo que el equipo de animación ha intentado explotar: ese placer de jugar".

Al representar y rodar el filme, en todos los sentidos, como una gran aventura dramática de acción real, McKay dio a los personajes y la historia una idea nueva de seriedad y emoción, al tiempo que disparaba al azar contra cualquier postulado de ese tipo de filmes y no negaba en ningún momento que los protagonistas son pequeñas figuras de plástico que habitan un mundo compuesto de pequeños ladrillos de plástico.

Ese enfoque se extendió a la banda sonora de la película, compuesta por Lorne Balfe, que comenta: "Podríamos haber ido por la línea de las parodias, pero cuando lo haces, se pierde la gracia, así que nos lo tomamos en serio. Chris es una enciclopedia de filmes de héroes de acción, pero para él lo importante es el fondo de la historia, así que no lo vi como un cómic, sino como acción real. La apertura es grandilocuente, esos primeros 10 minutos especialmente, y luego está el enfrentamiento con El Joker, que realmente te rompe el corazón. Para una escena tierna con Robin, más tarde, introdujimos un fantástico coro".

El tema de Bruce Wayne, añade Balfe, "es estrictamente clásico y leal a sus orígenes porque siempre que ves a Batman sientes el legado de Batman".

"Quitamos importancia a su situación", acepta Will Arnett, "pero por muy tonta que sea esta película y por mucho que esperemos que la gente la encuentre divertida y lo pase bien viéndola, se trata de una historia verdadera sobre un hombre que ha experimentado una pérdida real. Creo que la gente seguirá conectando con eso en la medida en que seguimos siendo leales a esa parte de él".

Batman es parte de la cultura desde hace mucho tiempo, y McKay cree que "puede afrontar una variedad de interpretaciones al tiempo que sigue siendo el personaje que conocemos y amamos. Queríamos zambullirnos en algo de la mitología de Batman y ver cómo de bien nos lo podíamos pasar con la animación y los personajes, y la gran personalidad de Batman".

"Como es una LEGO película, se incorporan temas sobre creatividad y juego, trabajo en equipo y compartir", concluye McKay. "Eso es inherente a este patrimonio y siempre será parte de lo que hagamos. Y como es una película de Batman, hay ideas subyacentes sobre familia y conexión. Pero también queríamos decir algo sobre la naturaleza de la felicidad. ¿Puede un tipo que ha basado su imagen en ser una silueta oscura en un techo, que soporta toda la responsabilidad de mantener segura Gotham City, hacer de la felicidad una elección? Creo que es interesante reconocer que siempre habrá obstáculos y conflictos en la vida, días buenos y días no tan buenos, pero quizás elegir la felicidad como filosofía no es un mal camino".