Cinemanía > Películas > Su mejor historia > Sinopsis
Destacado: Jennifer Lopez y Constance Wu protagonizan 'Estafadoras de Wall Street'
Su mejor historia cartel reducido Su mejor historia(Their finest)
Dirigida por Lone Scherfig
¿Qué te parece la película?

Durante la II Guerra Mundial, una compañía de cine de Londres recibe el encargo de hacer una película optimista para levantar la moral de la población. Necesitan que la historia tenga un "toque femenino" y deciden incorporar a una mujer al extravagante grupo de guionistas. Así llega la gran oportunidad para Catrin Cole, una joven secretaria que se convierte en una pieza esencial para crear una gran película e inspirar a toda una nación.


Sinopsis larga
En medio de la terrible Segunda Guerra Mundial, con un número cada vez mayor de hombres enviados al frente a luchar por sus vidas, las bombas siguieron cayendo sin descanso sobre Londres. Aquellos que se quedaban, básicamente mujeres, niños y ancianos, necesitaban algo que les levantase la moral y con lo que pudiesen conectar de inmediato. Por este motivo las películas se convirtieron en un método fundamental para ayudar a levantar los ánimos de la nación durante este período deprimente.

Ir al cine era una oportunidad para entrar en contacto con el resto de la gente y una manera de recibir algo de esperanza y de optimismo, aunque el público estuviese pidiendo realismo.

Catrin Cole (Gemma Arterton), una guionista inteligente, tiene un trabajo que consiste en escribir diálogos de personajes femeninos (lo que sus compañeros guionistas masculinos denominan despectivamente "bazofia"), para películas de propaganda que debían reflejar el nuevo estado de ánimo de la nación y conseguir llegar a los corazones y a las cabezas de las mujeres, que se habían convertido, de manera creciente, en la mayor parte de la mano de obra. Tiene que trabajar junto a Buckley (Sam Claflin) su compañero guionista: una persona de carácter directo. Los dos se enamoran de una historia de aire patriótico: dos hermanas gemelas que salieron al mar en el desvencijado barco de su padre –un borracho- para rescatar a unos valientes soldados heridos en Dunkerque.

Catrin trata de mantener un compromiso con el realismo, con lo cual queda un poco disgustada cuando se entera de que la historia es en parte falsa. Sin embargo, teniendo en cuenta su obligación de levantar los ánimos del país y observando su situación económica precaria, decide ponerse a escribir la historia que la gente quiere oír. Mientras está inmersa en esta historia profunda y dramática, empieza a vivir una historia propia: la narradora no solo se convierte en alguien valorado, pasando a ser un auténtico activo para el Ministerio de Información -que tiene que aprobar todos los guiones- sino que también pasa a tener un gran atractivo para Buckley.

Mientras intenta encontrar su camino en esta complicada situación, sobre todo teniendo en cuenta que está casada, y que su marido es el pintor de temas bélicos Ellis (Jack Huston), decide trasladarse a la costa sudoeste para empezar la producción de la película. Al frente de los intérpretes del reparto está el actor dramático Ambrose Hilliard (Bill Nighy), egoísta aunque con mucho carisma, reticente a aceptar un papel de secundario, y teniendo que acomodarse a la realidad de que los días en que era el protagonista romántico de las películas ya pertenecen al pasado. Junto al actor está su nueva agente (Helen McCrory) que presiona al actor para que acepte este nuevo camino en su carrera. Ella es la hermana de su amigo y antiguo agente Sammy (Eddie Marsan), que ha muerto recientemente. En el reparto encontramos también a un heroico piloto americano: Carls Lundbeck (Jake Lacy). Es un actor no profesional que necesita hacer muchos ensayos y que en realidad ha sido contratado para alentar al público americano –y a todos los Estados Unidos- a que se incorpore a la guerra junto a Gran Bretaña en su lucha contra la Alemania nazi.

Mientras siguen trabajando en el guión y el rodaje está en marcha, Catrin y Buckley pasan mucho tiempo juntos, trabando una amistad basada en intimidades: veremos que puede haber tanta intimidad detrás de las cámaras como en la pantalla.

Sintiendo el peso de sus responsabilidades para con Ellis, Catrin se dirige a casa, en un Londres devastado por los bombardeos: al llegar encuentra a su marido en compañía de otra mujer. Catrin se siente emocionalmente destrozada, con lo cual decide regresar a Norfolk, y volver a estar junto a Buckley, para acabar lo que habían empezado: hacer una película que levante los ánimos de un país y conseguir el interés de los americanos.

Es a través del poder de la película y de su nuevo amor con Buckley que los ojos de Catrin se abren a quién es ella realmente y a la posibilidad de comenzar una nueva vida. Después de todo, si hay algo que ella ha aprendido del tiempo transcurrido en la industria del cine, es que el espectáculo siempre debe continuar.