Cinemanía > Películas > Jurassic World: El reino caído > Sinopsis
Destacado: 'Respect', la película de Aretha Franklin con Jennifer Hudson y Mary J. Blige
Jurassic World: El reino caído cartel reducido Jurassic World: El reino caído(Jurassic World: Fallen kingdom)
Dirigida por J.A. Bayona
¿Qué te parece la película?

Hace tres años que el parque temático y lujoso complejo turístico Jurassic World fue destruido por dinosaurios fuera de control. Isla Nublar ha sido abandonada por los hombres y los dinosaurios sobreviven como pueden en la jungla.

Cuando el volcán de la isla que estaba inactivo entra en erupción, Owen (Chris Pratt) y Claire (Bryce Dallas Howard) ponen en marcha un plan para proteger a los dinosaurios de la extinción. Owen se dedica a buscar a Blue, el raptor al que él crió y que está desaparecido en la jungla, y Claire, que ha aprendido a respetar a estas criaturas, está dispuesta a cumplir con su misión. Cuando llegan a la isla, ya inestable por la erupción del volcán, descubren una conspiración que podría convertir nuestro planeta en un lugar con un inmenso peligro no visto desde tiempos prehistóricos.

Con toda la emoción y aventura de una de las sagas más populares y exitosas de la historia del cine, esta nueva entrega cuenta con los personajes y dinosaurios ya conocidos, a los que se unen nuevas especies más aterradoras que nunca. Bienvenidos a JURASSIC WORLD: EL REINO CAIDO.


Coladas de lava y rocas ígneas: El diseño de la destrucción
El productor Pat Crowley se entusiasma cuando habla de los dinosaurios de las entregas de la saga Jurassic. "Se superan a sí mismos con cada nueva entrega", dice. "Las últimas investigaciones sugieren que los dinosaurios podían tener la piel de diferente color y una fantástica estructura ósea. Todos crecimos con juguetes representando a dinosaurios grises o marrones, pero los expertos creen que eran muy coloridos. Por eso hemos creado dinosaurios asombrosos trabajando con los mejores diseñadores".

Pat Crowley se enorgullece de que se añadiera a unos cuantos dinosaurios nuevos en esta entrega. "A todos nos gusta ver dinosaurios que ni siquiera sabíamos que existían", sigue diciendo. "Pero para que sean creíbles hemos contado con ILM, que ha trabajado en todas las entregas. Son los mejores diseñadores de efectos visuales del mundo. Cualquiera que vea la película sentirá que estos animales son tan reales como cualquier otro animal conocido".

El productor dice que mejorar la apariencia de los dinosaurios y todo lo que hacen era una de las prioridades. "Recurrimos a Skywalker Sound, que también colaboró en las anteriores entregas. El sonido de los dinosaurios en esta película hará que el público crea que ha retrocedido 65 millones de años oyendo los auténticos ruidos del mundo en que vivían esos animales. Hemos conseguido lo mejor de todo con referencia a los dinosaurios".

Con una producción del tamaño de JURASSIC WORLD: EL REINO CAÍDO, el director necesita una serie de colaboradores a la altura del enorme trabajo que representa. "Óscar Faura se ha ocupado de la fotografía de todas las películas de J.A. Bayona", explica Pat Crowley. "La relación entre J.A. y Óscar es probablemente la más importante de todas en el plató porque deben pensar lo mismo, cada uno debe estar en la cabeza del otro. Aceptamos que Óscar fuera el director de fotografía y le pedimos a J.A. que hablara con el diseñador de producción Andy Nicholson, con el que ya habíamos trabajado en Inglaterra, y también con la diseñadora de vestuario Sammy Sheldon Differ".

Andy Nicholson, galardonado con un Oscar® por su magnífico trabajo en Gravity, demostró su flexibilidad adaptándose a las peticiones de J.A. Bayona y ayudándole. "J.A. obtuvo todo lo que quiso", dice Pat Crowley. "No pensaba que fuera posible. Queríamos trabajar con una diseñadora de vestuario que pudiera aportar algo especial a una película como esta. J.A. y Sammy se sentaron y crearon un vestuario para Bryce y Chris que da un toque inesperado a la película".

Andy Nicholson se enfrentó al reto que representaba crear un mundo totalmente nuevo dentro de los límites impuestos por una saga más que establecida. Le gustó que se hubiera decidido un cambio tan radical. "El look de Jurassic Park y Jurassic World es conocido de todos, pero esta película transcurre en un contexto diferente", explica el diseñador. "Al dejar atrás la isla, los decorados cambian totalmente, no tienen nada que ver con lo que estamos acostumbrados. Me interesó explorar el significado de este nuevo entorno, no solo el hecho de que los dinosaurios dejan la isla, sino el lugar al que van".

Gran parte de la envergadura de EL REINO CAÍDO se debe al trabajo realizado por Andy Nicholson y su equipo diseñando y construyendo los decorados en los estudios Pinewood, así como su trabajo en decorados naturales de Hawái. "La escala de los decorados responde al tamaño de los dinosaurios y también a las descripciones incluidas en el guion", dice.

El diseñador disfrutó colaborando con J.A. Bayona. "J.A. tiene una visión única, muy clara", añade. "Consagra mucho tiempo a pensar en lo que quiere mostrar al público, y para conseguirlo estudia minuciosamente los decorados y los ángulos de cada toma. Cuando me uní al proyecto, estuve cuatro semanas en Barcelona repasando muchas imágenes de referencia, ideas, detalles y texturas. Escogimos un idioma para la película. Creo que cuando mejor lo pasé fue con sus ideas para la mansión Lockwood, al hablarme de los colores y texturas que tenía en mente".

La mansión Lockwood, construida íntegramente en los platós de los estudios Pinewood, contiene un secreto que sorprenderá a todos los fans de la saga. La acción transcurre en varios pisos y estancias, como una enorme biblioteca, un laboratorio subterráneo de última generación, una amplia zona para la recepción de invitados, el elegante despacho de Mills, así como los dormitorios de Lockwood y Maisie. El diseñador Andy Nicholson explica que se llegó a esta disposición gracias a la flexibilidad del director y de los productores: "En realidad, la biblioteca es el resultado de dos decorados separados en el guion. Me gustó la idea de los dioramas con dinosaurios, como en un museo de historia natural. Era una forma de demostrar el control pasivo de la naturaleza y de usar el color de este tipo de presentaciones. Dice mucho acerca de Lockwood. Posteriormente añadimos esqueletos de dinosaurios para convertir la sala en una colección privada basada en su obsesión por esas criaturas y su considerable fortuna".

Chris Pratt dice que la biblioteca fue uno de sus decorados favoritos. "Empujado por su pasión por los dinosaurios, Lockwood ha convertido su hogar en algo muy parecido a un museo de historia natural", explica. "Toda la vida de Maisie ha transcurrido delante de este estupendo telón de fondo. De hecho, algunas zonas de la inmensa casa tienen un toque siniestro; me refiero a los pasadizos secretos llenos de telas de araña y chirridos por los que pasamos cuando el Indoraptor nos persigue. Los decorados son asombrosos, me muero de ganas de que el público los descubra y vea que el tamaño hace honor a los dinosaurios".

Otro de los enormes decorados que se construyó en los estudios Pinewood fue la bodega del barco Arcadia que lleva a los dinosaurios desde Isla Nublar a su nuevo entorno. "Fue necesario encontrar un barco que ofreciera una forma creíble de cargar a los dinosaurios a bordo con suma rapidez", explica el diseñador de producción. "Estudié unas cuantas opciones militares y acabamos quedándonos con un tipo de embarcación diseñada específicamente para atracar y cargar o descargar con rapidez. Puede colocarse marcha atrás a unos cien metros del puerto y conectarla con pontones flotantes. Un poco como un ferry para coches, pero con la ventaja de que la bodega trasera es totalmente plana y abierta. Además, debía ser una embarcación rápida, por lo que añadimos un diseño algo futurista, más parecido al de los barcos de ataque, y lo rodeamos de embarcaciones diseñadas para la conexión con plataformas petrolíferas y un enorme barco militar. El techo del plató hizo las veces del barco, lo que nos permitió contar con un mayor espacio".

Andy Nicholson se aseguró de que los decorados serían lo bastante amplios para la acción descrita en el guion mediante una previsualización. "Lo genial de trabajar con maquetas es que un programa de ordenador calcula cómo se desarrollará la acción. En un proyecto como este, es de gran utilidad porque nos permite obtener respuestas a preguntas con un gasto mínimo. Por mucho que alguien me diga que un Velociraptor mide tanto, hasta que no lo vea moverse en un entorno concreto, no me daré cuenta de lo que significa con relación al decorado y a la acción que debe desarrollarse en ese espacio".

Al cabo de tres meses, el reparto y el equipo técnico se trasladaron a Hawái para rodar las escenas que tienen lugar en Isla Nublar. Aunque casi todas las escenas se rodaron en decorados naturales, también hubo que construir unos cuantos. Hace tres años que se abandonó el parque temático Jurassic World, la naturaleza se ha apoderado del lugar. Como hemos dicho antes, fue necesario reconstruir una parte de la calle principal en su estado actual y no en todo su esplendor. Además, al haberse despertado el volcán, era fácil imaginar que hubiera actividad sísmica y que los edificios sufrirían aún más.

El regreso a Jurassic World permitió a los productores explorar nuevas zonas que aún no habían aparecido en las anteriores entregas. Sin embargo, estas zonas debían encajar perfectamente con el parque que todos conocemos. Los espectadores descubrirán restos de atracciones a medida que Claire y Owen avanzan hacia el búnker para activar las balizas. Y la popular giroesfera aparecerá a tiempo cuando más se la necesite.


Desde el Reino Unido a Hawái: Los decorados de la gran aventura

Reino Unido
En el Reino Unido se filmó en los conocidos estudios Pinewood de Buckinghamshire, que albergaron el departamento artístico y de vestuario, así como los talleres de efectos de criaturas, efectos especiales y efectos visuales, sin olvidar la sala de montaje. Los enormes decorados requeridos para la película ocuparon gran parte de los numerosos platós de los estudios.

La gran biblioteca de Lockwood se construyó en el plató S. A semejanza de un museo de historia natural, el espacio se llenó con piezas arqueológicas, esqueletos de dinosaurios y gigantescos dioramas en las paredes. Es el lugar favorito de Maisie. Cuando se rodaron las escenas de la biblioteca, el decorado fue reconvertido al garaje subterráneo de Lockwood, donde los personajes menos de fiar de la historia han instalado una siniestra sala de subastas.

El fantasmal espacio de contención de dinosaurios, en el sótano de la mansión, se construyó en el plató R. Está diseñado para los dinosaurios recién llegados de Isla Nublar y también contiene el laboratorio de última generación del Dr. Wu y la sala de control. Los platós M y F sirvieron para los dormitorios de Maisie y de Lockwood.

El plató RA albergó la enorme bodega del Arcadia, el barco que transporta a los dinosaurios desde Isla Nublar a su nuevo destino. El espacio se llenó de camiones enormes para la escena en que Claire, Owen y Franklin llegan a bordo y descubren a Zia operando a Blue para salvarle la vida. Una vez terminado el rodaje de la bodega, el decorado se convirtió en la gigantesca terraza de la mansión Lockwood donde Claire, Owen y Maisie se enfrentan al terrible Indoraptor.

También se contrató espacio en el Langley Business Centre, localizado a pocos kilómetros de los estudios Pinewood para ubicar la oficina de Claire en el Grupo de Protección de Dinosaurios. Aquí es donde vemos por primera vez a Franklin y a Zia al principio de la película. También se filmaron en Langley el vídeo de Owen entrenando a las crías de velociraptores y la escena de Claire y Owen sacando una muestra de sangre a un T. rex supuestamente sedado.

Todo el equipo se trasladó a MOD Hartland y a Minley, en el condado de Surrey, para rodar las escenas en que el guardia abre las puertas de la laguna del parque temático en las secuencias del principio de la película. Para conseguir los efectos se rodó toda la noche con helicópteros, máquinas de lluvia y simuladores de rayos.

Otros decorados en esta localización incluyen el exterior de la mansión Lockwood, donde los multimillonarios son recibidos antes de pasar a una subasta sin igual, y el muelle de carga, donde llegan los dinosaurios dormidos después de su viaje desde Isla Nublar.

Oahu, Hawái
Hasta la fecha, todas las entregas de la saga Jurassic se han rodado en Hawái, y EL REINO CAÍDO no iba a ser una excepción. A mediados de junio de 2017. unos cincuenta miembros clave del equipo inglés cruzaron el Atlántico y parte del Pacífico para unirse al equipo estadounidense en Hawái.

Toda la acción que tiene lugar en exteriores en Isla Nublar se rodó en Oahu. El rodaje empezó con Claire, Owen, Franklin y Zia llegando al búnker de la torre de telecomunicaciones. El exterior se construyó en el rancho Kualoa, lugar en el que también se rodó el valle de la giroesfera, donde Claire, Owen y Franklin quedan atrapados en una aterradora estampida y se refugian en la atracción abandonada.

Desde 1850, Kualoa es una reserva privada de la naturaleza de 16 kilómetros cuadrados, además de un rancho de ganado, que se extiende desde las empinadas laderas de la montaña hasta el océano. Ubicado en la zona noreste de Oahu en pleno campo, y no lejos de las playas de arena de la bahía Kaneohe, solo está a 40 km de Honolulú. Entre las muchas películas rodadas en este imponente enclave destacaremos Windtalkers, Pearl Harbor, Godzilla, Lágrimas del sol y 50 primeras citas, y las series "Hawái Five-O" (la actual y la anterior), "Magnum P.I" y "Perdidos".

Claire, Owen, Zia y Franklin llegan a Isla Nublar en un avión de hélices. Allí les espera el jefe de la expedición, el arisco Wheatley, que les enseña el campamento de tecnología punta. El decorado se edificó en tierras pertenecientes al vecino rancho Dillingham en la costa norte. Por suerte para todos, el departamento artístico limpió la zona de avispas y avispones, además de instalar una pequeña pista de aterrizaje para el avión.

El mayor decorado edificado en Hawái estaba en la playa Police, donde el departamento artístico recreó la calle principal, con los establecimientos Nobu y Margaritaville en ruinas. La construcción del decorado y de sus meticulosos detalles para simular el caos que se ha apoderado de la isla desde el final de la última entrega duró tres meses. Al poco de llegar Claire y Owen a la isla, cruzan el decorado camino del parque temático.

Claire, Franklin y Owen, después de escapar por muy poco a una estampida de dinosaurios, acaban en la playa del espiráculo de Halona, al que dieron fama Burt Lancaster y Deborah Kerr en la clásica De aquí a la eternidad, de 1953.

El muelle He'eia Kea de la isla Oahu sirvió de decorado para el muelle donde se carga a los dinosaurios a bordo del Arcadia mientras el volcán escupe ríos de lava que bajan por la ladera de la montaña. Aquí, Claire, Owen y Franklin no tienen más remedio que meterse en un camión y unirse al cargamento hacia un destino desconocido.

El pintoresco puerto de He'eia Kea está situado en la bahía Kaneohe, la mayor bahía de las islas hawaianas. A unos pocos minutos del puerto se encuentra la jungla He'eia, donde se rodó a Owen buscando a Blue. Durante el recorrido, cae en una trampa y le abandonan para acabar devorado por dinosaurios o la lava, según lo que llegue primero.