Cinemanía > Películas > Dora y la ciudad perdida > Comentario
Destacado: Josh Cooley dirige 'Toy story 4' en cines el 21 de junio
Dora y la ciudad perdida cartel reducido Dora y la ciudad perdida(Dora the explorer)
Dirigida por James Bobin
¿Qué te parece la película?

"Dora la Exploradora", que fue un éxito instantáneo en su debut en el año 2000, se emitió durante 14 años en Estados Unidos, con adaptaciones internacionales a prácticamente tres docenas de idiomas, y además protagonizó videojuegos, recopilaciones en VHS y Betamax, libros, una secuela, "Dora y sus amigos: ¡En la ciudad!" y la galardonada serie protagonizada por uno de los personajes del universo de Dora, "Go, Diego, Go". Con un total de 15 nominaciones a los Premios Emmy a la excelencia en la programación diurna, "Dora la Exploradora" obtuvo el reconocimiento de la Imagen Foundation y de la Asociación de Críticos de Televisión. La serie también consiguió un Premio Peabody en 2003, un prestigioso galardón anual que reconoce los logros distinguidos y el meritorio servicio al público en los medios de comunicación.

Dora y la ciudad perdida está protagonizada por Isabela Moner (Familia al instante, Transformers: El último caballero), interpretando al personaje que da nombre a la película, con un reparto internacional en el que participan, entre otros, la superestrella latinoamericana Eugenio Derbez (Un mar de enredos, Instrucciones para ser un latin lover), Michael Peña (Ant-Man y la avispa, Crash (Colisión)), la nominada a los Globos de Oro Eva Longoria ("Mujeres desesperadas", Un mar de enredos), Jeff Wahlberg (Don’t Come Back From the Moon, Future World (Amanecer oscuro)), Nicholas Coombe ("Spy Kids: Mission Critical," Amor a medianoche), Madeleine Madden ("El misterio de Hanging Rock", La tierra de las mareas), Temuera Morrison (Aquaman, Moana) y dos de las actrices más aclamadas del cine mexicano: Isela Vega (Quiero la cabeza de Alfredo Garcia, Con furia en la sangre) y la nominada al Oscar® Adriana Barraza (Babel, Amores Perros). En la película también intervienen, prestando voz a los personajes, Danny Trejo (El tour de los Muppets, Heat) y el ganador del Oscar® Benicio Del Toro (21 Gramos, Traffic).

La película ha sido dirigida por el 11 veces nominado a los premios Emmy, James Bobin (El tour de los Muppets, "Los Conchords") a partir de una historia de Tom Wheeler (El gato con botas, La Lego Ninjago película) y Nicholas Stoller (Los Muppets, El tour de los Muppets) y un guión de Nicholas Stoller y Matthew Robinson (Increíble pero falso, "The Power Inside").

Paramount Pictures, Paramount Players y Nickelodeon Movies presentan Dora y la ciudad perdida en asociación con Walden Media y MRC, Producida por Kristin Burr (Christopher Robin, Sweet Home Alabama). El director de fotografía es el seis veces ganador del Premio Goya a la mejor Dirección de Fotografía, Javier Aguirresarobe, A.S.C. (Los otros, Thor: Ragnarok). El diseñador de producción es el ganador del Oscar® Dan Hennah (las trilogías de El Señor de los Anillos yEl Hobbit). La diseñadora de vestuario es Rahel Afiley (Los Muppets, "Los Conchords"). El director de montaje es Mark Everson (Paddington, Paddington 2). Los productores ejecutivos son John G. Scotti (El tour de los Muppets, Alicia a través del espejo), Julia Pistor (Las crónicas de Spiderwick, Super Nacho) y Eugenio Derbez.

En agosto de 2000, Nickelodeon revolucionó la televisión infantil con una serie animada que espoleaba las imaginaciones y enseñaba sutilmente técnicas de resolución de problemas y de comunicación en otros idiomas en un envoltorio adorable: "Dora la exploradora". Inspirados por las fieles audiencias de programas de Nickelodeon como "Las pistas de Blue" y "Little Bear", que combinaban el entretenimiento con la educación, los creadores del programa, Valerie Walsh y Chris Gifford, presentaron a los directivos de la cadena una serie de animación protagonizada por una dinámica niña de preescolar y sus amigos animales, cuyas aventuras animaban a los niños a tratar de resolver misterios a la vez que lo hacía la protagonista. Gifford afirma "La idea era organizar la típica aventura heroica que llevase a Dora a protagonizar una nueva exploración en cada episodio."

Gifford atribuye el destacable y prolongado éxito del programa a una combinación de interesantes historias originales que atraían a los niños de todos los entornos culturales, y la innovadora idea de presentar los aspectos básicos del idioma español a los preescolares. Después de escuchar este planteamiento inicial, los ejecutivos de la cadena propusieron que se utilizase la nueva serie como oportunidad para presentar la diversidad de culturas latinoamericanas, en un momento en el que la población hispana se estaba multiplicando en el Reino Unido. Cada episodio incluía elementos culturales y algo de vocabulario básico en español, y hacía que Dora se lanzase a una serie de aventuras internacionales que lograron un éxito superior al que nadie se hubiese atrevido a soñar.

Para refinar el concepto y crear un personaje culturalmente auténtico, la cadena contrató a varios consultores hispanoamericanos y hablantes de español, como Leslie Valdes, escritor y productor nacido en Cuba y educado en Boston. "La idea era que aprender un segundo idioma fuese algo atractivo y que ser bilingüe fuese algo de lo que sentirse orgulloso", explica. "Aunque el objetivo no era simplemente enseñar español, numerosos padres han reconocido que 'Dora la Exploradora' sirvió para que sus hijos aprendiesen vocabulario en español.

Y ahora Dora llega a la gran pantalla, acompañada por Botas, su inseparable mono, y otros personajes de la serie, así como por algunos otros recién llegados. Dirigida por James Bobin, Dora y la ciudad perdida es una aventura en la que hay mucho en juego y tiene los suficientes misterios, suspense, emociones fuertes y diversión como para entretener a toda la familia. "Después de 20 años, Dora es algo más que un personaje de televisión", dice Bobin. "Es un icono cultural con atractivo a escala mundial".

Bobin, que disfrutó de la serie durante años con sus propios hijos, destaca que sus elementos educativos y los inteligentes juegos de palabras lograron convertirla en una de las favoritas en todo el mundo. "El programa es la historia de Dora y su vida junto a Botas y Swiper", dice. "Es muy básico y sencillo, y está claramente destinado a niños pequeños. Pensé que sería una idea muy divertida tomar el personaje y hacer que se dirigiese a todo el mundo, desde las personas que lo veían cuando tenían cuatro años y ahora tienen veinticuatro, a los pequeños actuales que lo vean junto a sus padres y abuelos. En última instancia es una película orientada a un público familiar, que pudo disfrutar junto a mis hijos, que tienen once, nueve y seis años de edad, y a los que les gustará por motivos diferentes de los que hacen que me guste a mí, pero lo importante es que todos podamos disfrutarla".


Dora crece
Dora y la ciudad perdida presenta al público a una Dora de 16 años de edad, a la vez que mantiene muchos de los aspectos más apreciados de la serie original. "Hemos incluido algo de la naturaleza interactiva de la serie, que era muy divertida para los más pequeños, y, por supuesto, parte de los elementos del idioma español", dice la productora Kristin Burr.

La ahora adolescente Dora sigue siendo la chica valiente, confiada y con un gran corazón que era cuando tenía seis años. "Pero como nunca ha tenido ningún amigo real que no sea un mono, sus habilidades sociales son básicamente inexistentes", dice Bobin. "Tomamos el personaje de Dora tal y como era en los dibujos animados, la hicimos crecer hasta los dieciséis años de edad y la pusimos en un instituto estadounidense de enseñanza secundaria, en donde está claramente como pez fuera del agua. Se comporta exactamente de la misma manera, frecuentemente con resultados muy divertidos."

Precisamente las habilidades que han servido para que Dora se desenvolviese en medio de la naturaleza como en casa -independencia, curiosidad, sinceridad- amenazan con convertirla en un bicho raro en la cafetería del instituto. "Hoy en día, los adolescentes suelen tener una gran conciencia de sí mismos, en lo que se refiere a las redes sociales", dice Burr. "Sin embargo, lo que hace Dora es experimentar el mundo a través de sus propios ojos, no en una pantalla".

La intrépida chica que está en su salsa en medio de la jungla virgen se siente perdida y fuera de su elemento en el instituto. Su primo Diego se avergüenza por su torpeza en las relaciones sociales; sus compañeros de clase se burlan de ella; y la chica alfa del insti, Sammy, está enfadada por la competencia que plantea su inteligencia.

"Nunca se ha relacionado con chicos de su edad", observa Burr. "Nunca había escuchado una campana de instituto. Todo es nuevo para ella, pero es un personaje que no teme al cambio. Lo acepta y le gusta experimentar y comprender las novedades, lo que es una lección de la que todos podemos extraer enseñanzas".


La Exploradora
La actriz adolescente Isabela Moner no tuvo contrincante para el papel de Dora desde el momento en que Bobin la conoció, dice el director. Su trabajo en las películas Familia al instante, Transformers: El último caballero, y Sicario: El día del soldado ya habían afianzado su posición como estrella ascendente de Hollywood, y además tenía las capacidades emocionales y físicas que se necesitaban para el papel. "Vi a muchas candidatas, como puedes imaginarte", dice. "Pero es que Isabela era tan fabulosa... Realmente, nunca tuve la más mínima duda. Tiene la intensidad que hace que las escenas de acción de Dora sean electrizantes, pero también tiene un corazón increíble. Isabela es el motor que impulsa toda la película".

Burr dice que Moner es "una de esas personas que es buena al cien por cien en todo lo que hace. Sabe improvisar. Sabe hacer comedia y drama. Sabe cantar. Sabe bailar. Es muy atlética. Y aporta a Dora una inocencia de ojos enormes que es divertidísima de ver.

Cuando Moner se unió al proyecto ya tenía una idea del tipo de persona que sería Dora como adolescente, pero dice que el guión plasmaba una imagen muy clara del personaje y su evolución. "Ya no es una niña, pero tampoco es una adulta. Es más graciosa, más inocente y un poco más despreocupada. Me dirijo directamente al público, pero lo hago de una manera inteligente, como si hablase a una cámara GoPro".

Drásticamente diferente de todas las personas que la rodean, precisamente en un momento de la vida en el que es importante encajar con los demás, la joven descubre rápidamente que el mejor consejo que le dieron sus padres era el más sencillo: Sé tú misma. Dora daría la nota entre sus compañeras de instituto, aunque supiera comportarse como ellas. No puede evitar tener un profundo conocimiento de los animales, plantas, estaciones y culturas y no deja de estudiar el mundo que tiene a su alrededor... hasta se refiere a los alumnos de su instituto como "comunidades indígenas".

"No sabe cómo fingir para aparentar que es una persona diferente", explica Moner. "En este mundo en el que parece que todo el mundo vive para aparentar en Instagram, Dora sabe realmente quién es. Me parece que es una gran lección para todo el mundo, y en especial, para las personas de mi edad, que están empezando a descubrir qué pueden ofrecer al mundo."

Bobin era el director perfecto para este proyecto, afirma, no solo porque conocía bien al personaje, gracias a sus hijos, sino también porque tiene una habilidad innata para pensar como un niño". "Creo que es porque aprecia de verdad la infancia", dice Moner. "Le encanta la alegría sincera y la inocencia infantil y eso se aprecia en el guión y en la película".

Moner, que tenía tan solo 17 años cuando se rodó la película, fue un modelo de profesionalidad, según sus compañeros de guión. "No puedo creerme que sea tan joven", dice otra de las estrellas que aparece en la película, Adriana Barraza, que interpreta a la abuela Valerie, que siente pasión por su nieta. "Es muy madura, y tiene un alma bellísima. Sabe comunicar todos sus sentimientos con una mirada. ¡Es la viva encarnación de Dora!"

La madre de Moner es peruana y la propia actriz habla con fluidez inglés y español y mantiene un estrecho vínculo con sus raíces latinas. "Esta película no ha podido venir en un mejor momento", dice la joven actriz. "Ha sido todo un honor formar parte de esta aventura. Que una película como esta forme parte de la cultura popular estadounidense es toda una declaración. Hará que muchos niños y adultos se sientan orgullosos de sus orígenes."


Los mayores
Los padres de Dora, Elena y Cole, están interpretados por dos de los principales actores latinos de la actualidad, Michael Peña, nominado al premio Independent Spirit Award por su papel en Sin tregua, y Eva Longoria, que ha recibido múltiples nominaciones a los Globos de oro por su trabajo en la serie de éxito "Mujeres desesperadas". "Ambos trajeron al escenario su forma personal de hacer comedia", dice Bobin. "Michael y Eva son muy buenos a la hora de improvisar, y eso, para mí, es muy importante. Siempre es divertido probar cosas nuevas, y los dos han aportado mucha energía a la película".

Los padres de Dora son unos académicos aventureros que han educado a su hija para que sea valiente, resistente e ingeniosa. La vida en la jungla ha hecho que Dora aprenda a valerse por sí misma y sea muy sensible hacia su entorno. Pero en el momento en que Elena y Cole se preparan para su expedición más importante y peligrosa, deciden protegerla, y con la esperanza de que aprenda a desenvolverse en un mundo ajeno a la jungla, la envían a vivir a la ciudad, con su primo.

Peña conocía bien a Dora, porque su hijo era seguidor de la serie y tenía los libros y juegos de Dora la Exploradora en inglés y en español. "Es una especie de pequeña superheroína", dice. "Es una historia fabulosa, y el personaje principal es latino, así que no me podía perder esa película por nada del mundo".

Cole es científico y académico, además de explorador intrépido, y sus técnicas de supervivencia urbana están un poco oxidadas. "Trata de orientar a su hija sin decirle exactamente lo que tiene que hacer", dice el actor. Su experiencia vital está esencialmente limitada a las aulas y a la jungla, así que puede aportarle un conocimiento práctico muy limitado. No obstante, trata de advertirle lo mejor que puede sobre los peligros que entraña la gran ciudad".

Peña dice que los mejores guiones le inspiran a improvisar el diálogo de su personaje. "Con este, he intentado encontrar algo de humor y un cierto dramatismo paternal. A todo el mundo le pareció bien, e hicimos algunas cosas divertidas, como que Cole le diese a Dora algunos consejos de seguridad anticuados, como por ejemplo "No te juntes con bacalas".

Moner dijo que en momentos como ese todo el mundo se partía de risa en el estudio de rodaje. "A veces, me quedaba todo el día para escucharle improvisar", recuerda la actriz.

Peña, un nativo de Chicago que creció en Pilsen, el enclave mexicano de la ciudad dice que el mensaje de la película de esforzarse para ser fiel a uno mismo es importante para los jóvenes de todos los ámbitos. "Me parece que es impresionante", dice. "Todos son exploradores en una situación en la que tienen que seguir lo que les dicta el corazón. Eso es lo más importante."

Conocer los trabajos que Bobin ha hecho en el pasado, entre los que hay proyectos muy imaginativos, como las dos películas de Los teleñecos, y Alicia a través del espejo, hizo que el actor tuviese una gran confianza en que la historia iba a ser bien narrada. "Kristin Burr llevaba bastante tiempo trabajando en este proyecto", dice. "James, que es un apasionado de esta historia, se unió como director al proyecto en el momento preciso. Había hecho unas cuantas películas fantásticas, dirigidas a los niños, pero estructuradas con diferentes capas. En el estudio de rodaje fue todo aún más divertido de lo que había previsto. Hace falta tener un cierto tipo de energía, además de conocer al dedillo la historia, para dirigir una película en la que actúan un montón de muchachos, y unos cuantos mayores que son todavía peores que los muchachos. Nos dejaba que le planteásemos ideas, pero siempre mantuvo la historia en su contexto".

Peña quedó impresionado por la capacidad de Moner para captar la esencia de su personaje, convirtiéndolo al mismo tiempo en algo propio. "Es indiscutible que se reconoce a Dora en el papel. El nivel de compromiso de Isabela fue asombroso, y logró que la historia se diese un aire a las aventuras clásicas de Indiana Jones. Los platós de rodaje y los efectos te hacen desear haber estado allí de verdad."

Longoria recuerda la influencia que el estreno de Dora tuvo en la comunidad hispana en su pueblo natal de Corpus Christi, Texas. "Yo había superado la edad de ver dibujos animados a todas horas, pero aún así, Dora tuvo una gran influencia en mí y en mi comunidad", dice la actriz. "Nos representaba en un programa de televisión generalista. Cuando recibí el guión por primera vez, pensé, ¿Dora la Exploradora en acción real? ¿Cómo van a conseguirlo? Me encanta ver la versión de 16 años de Dora. Pero no tenía ni idea de la extensión mundial que tenía el personaje de Dora. Me llamaba gente de todo el mundo para decirme '¿Estás rodando Dora?' Estaban todos muy emocionados ante la perspectiva de ver la película de acción real en una gran pantalla."

Saber que volvería a trabajar con Peña fue un plus para Longoria. Los dos habían sido matrimonio en la gran pantalla en el drama del oeste de 2014 Frontera. "Así que en cuanto me dijeron que Michael estaba en el proyecto, dije '¡Me apunto!'. Frontera fue una película muy seria, así que realmente no tuvimos ocasión de divertirnos ni bromear. Esta vez nos hemos divertido mucho interpretando a estos dos investigadores supersabios. Ha sido muy emocionante interpretar a dos padres hispanos de éxito."

Peña dice que Longoria era la actriz perfecta para interpretar a la madre de Dora: "Tiene una energía contagiosa y una risa maravillosa. Lo más difícil de actuar con ella es tratar de llegar al final de la toma sin echarte a reír a carcajadas. Nos entró la risa tonta un par de veces, lo que por una parte está bien, por la energía que aporta, pero a veces hace que te cueste mantener la disciplina."

El equipo de producción no podía haberlo hecho mejor a la hora de elegir a la intérprete de Dora, según Longoria. "Isabela personifica el espíritu del personaje", dice la actriz. "Ella misma siente una gran curiosidad por la vida. Es amable, generosa, tiene un gran talento y es inteligente, todo lo que Dora era en la serie. Es muy difícil encontrar una actriz tan joven que tenga tanta experiencia. La suya ha sido una interpretación llena de emoción y sentimiento, bellamente realizada. Es una estrella de la gran pantalla."

Las escenas de la jungla harán que el público esté al borde de saltar de la butaca, dice Longoria, no solo por la acción, sino porque se morirán de ganas de unirse a la diversión. "Creo que eso forma parte del atractivo de la película", añade. "Todo el mundo va a querer formar parte de esta aventura. Querrás subir a la montaña, y encontrar la rana venenosa, y cruzar la sima profunda de un salto y muchas más cosas. Es una aventura para toda la familia. Está cargada de suspense y llena de cariño."

Muy famoso en toda Iberoamérica como actor, guionista, director y autor, Eugenio Derbez ha sido reconocido por la revista Variety como el varón hispano más influyente de la industria del espectáculo. Derbez, que interpreta el importante personaje de Alejandro Gutierrez, no solo interviene como actor, sino que también es uno de los productores ejecutivos de la película. Alejandro, que es un personaje creado expresamente para la película, libera a Dora y sus amigas de sus captores y acompaña a los adolescentes en su búsqueda para encontrar a Cole y Elena, lo que en el proceso da lugar a algunos de los momentos más divertidos de la película.

"Hay muchos niveles de humor, tanto verbal como físico", según Burr. "Y Eugenio es un mago de la comedia física. Es la víctima de todas las escenas de comedia física que hay en la película. Se ve atrapado por unas arenas movedizas. Se enreda en unas telas de araña. Cae rodando ladera abajo escondido dentro de un tronco. Recibe golpes de los chicos durante toda la película, sin que estos se den cuenta de lo que pasa."

Bobin añade, "Eugenio es un comediante fantástico, y un actor brillante; nos ha encantado que participase en el papel de Alejandro. Es verdaderamente divertido. Él e Isabela han sido brillantes cuando compartían escena, ha sido muy divertido verlos."

Derbez dice que sus hijos crecieron viendo la serie de televisión, así que para él Dora siempre ha sido como una persona de carne y hueso. "Conozco al personaje, y lo adoro como el que más", añade. "No puedo imaginar a ninguna actriz que pudiese interpretar mejor el personaje de Dora que Isabela. Es fantástica. Pero es una versión de Dora diferente, y eso es lo que hace que la película sea tan interesante, no solo para los niños pequeños, sino también para los adolescentes y los adultos."


Bienvenida al Instituto
Quienes hayan seguido a Dora desde hace tiempo estarán encantados ante el retorno de uno de los personajes más memorables de la serie: el primo Diego. Es interpretado por Jeff Wahlberg, en su primer papel importante en una película de Hollywood después de haber interpretado personajes secundarios en Don’t Come Back From the Moon, y Future World (Amanecer oscuro)), un par de largometrajes independientes en los que daba réplica a James Franco.

Al inicio de la película, Dora y Diego tienen seis años y son inseparables, pero Diego y sus padres se mudan de vuelta a la gran ciudad, y Dora se queda muy apenada por perderle. "Diez años después, cuando se reúnen en el instituto, lo que más le preocupa a Diego es quedar en ridículo, es muy vergonzoso", dice Burr. "Dora es completamente diferente. No se avergüenza de nada. Esto crea una gran tensión en las primeras escenas de la película".

La ciudad ha cambiado a Diego, y a Dora le resulta muy difícil disimular su desencanto. "Cuando era niño, lo sabía todo acerca de los animales", dice Bobin. "Ahora es de esos chicos que llevan gafas de sol en el interior de los edificios. Quieres que te caiga bien, si recuerdas al Diego de la serie, aunque al principio de las escenas de instituto no sea el mejor amigo de Dora. Por lo tanto, el actor tenía que tener una simpatía natural. Había que encontrar a un chico que te cayese bien, a pesar del comportamiento de su personaje, y Jeff ha clavado esa peculiaridad."

Wahlberg recuerda que veía a Dora y Diego todas las mañanas con su hermana gemela, cuando eran muy pequeños. "Dora siempre ha sido un modelo muy positivo, muy fuerte, para niños y niñas", dice. "Se mantiene fiel a sus raíces durante toda la película. Me encanta formar parte de esto, pero creo que todavía no me he dado cuenta de todas las repercusiones. ¡Puede que cuando la gente empiece a llamarme Diego en la vida real!"

Cuando Dora llega a casa de Diego, este se está esforzando mucho para ser alguien en el instituto. La llegada de una prima tan rara resulta ser un obstáculo. "Creo que simplemente se esfuerza por ser el chico guay del instituto y encontrar su lugar", dice el actor. "Pero cuando se presenta Dora actuando con toda la naturalidad del mundo, todo el esfuerzo que él ha estado haciendo salta por los aires."

Wahlberg estableció una relación muy estrecha con sus compañeros de reparto durante el rodaje en Australia, donde frecuentemente estaban aislados en entornos selváticos, con una cobertura de telefonía limitada. "Nick, Maddie, Isabela, Eugenio y yo pasábamos la mayor parte del tiempo juntos. Teníamos tantas bromas entre nosotros que muchas veces con solo mirarnos nos echábamos a reír. Isabela y su madre se ocuparon de cuidarme, e hicieron que me sintiera como uno más de la familia. Es lo más lejos que he estado de mi casa, e incluso el hecho de llegar allí resultó ser toda una aventura."

Moner dice que tuvo la impresión de que su compañero de reparto era de la familia desde el momento en que le conoció. "He trabajado con su tío Mark Wahlberg en dos películas. No conocía a Jeff, y tampoco sabía que Mark tenía un sobrino dominicano. Después me llamó y me preguntó qué tal me lo estaba pasando trabajando con su sobrino. Jeff es absolutamente adorable. Ama a su familia, y en eso nos parecemos mucho."

Wahlberg pasó la mayor parte de su tiempo libre persiguiendo a los del departamento de efectos visuales, aprendiendo todos los detalles de proceso, u observando a Bobin en las tareas de dirección, y descubriendo un aspecto diferente del rodaje de una película. De todas formas, dice que lo que más le gustaba era ver a sus compañeros actores y aprender de ellos. "Estaba trabajando con actores latinos que son auténticas leyendas, como Michael Peña, Eva Longoria y Eugenio Derbez. Esta gente lleva haciendo esto toda la vida, y son graciosos y ocurrentes y tienen todos una química especial cuando trabajan juntos. Ha sido una maravilla compartir la pantalla con ellos.

"Esta es una historia universal", añade. "Pero ver a la comunidad latina representada de esta manera ha sido muy importante. Y no solo es una suerte para nosotros, es una suerte para la gente que llegue a descubrir lo variada que es esta cultura. Esperemos que tenga la repercusión que merece."

La película presenta dos personajes nuevos que son compañeros de clase en el instituto de Diego y Dora. Sammy, una alumna brillante sabelotodo que quiere ser la que manda en el instituto, y Randy, un empollón inadaptado que está loco por Dora, que acaban enredados en el complot para secuestrar a Dora, lo que hace que los tres se queden atrapados en la jungla amazónica, sin contacto con el exterior.

Madeleine Madden, una estrella emergente en Australia, interpreta a Sammy, una atleta competitiva en tres deportes diferentes, presidenta del sindicato de alumnos y alumna de sobresalientes que ve en peligro su estrellato ante la súbita irrupción de Dora en su instituto. "Buscaba a alguien que a primera vista diese la impresión de ser una superdotada, una fuera de serie, alguien que estaba por encima de todos los demás", dice Bobin. "Pero Sammy también se siente amenazada por Dora, porque no había visto a nadie como ella en toda su vida. Dora y Sammy acaban estableciendo una relación especial entre ellas, porque reconocen y respetan la inteligencia de la otra."

Madden, una actriz aborigen domiciliada en Sídney, no tuvo dificultades para adoptar un acento estadounidense a la hora de interpretar a la estudiante de instituto. "Sammy Moore es un poco estirada, y en la jungla empieza a desmoronarse", dice. "Se toma muy en serio a sí misma, por lo que ver cómo se viene abajo es gracioso. En cuanto leí el guión lo que realmente me cautivó fue el humor. Es claramente mucho más sofisticado de lo que yo había previsto. Creo que es una película que le gustará a todo el mundo."

Madden reconoce la trascendencia cultural de Dora como personaje. "Es un gran modelo de actuación para las chicas jóvenes, en especial para las chicas de color como yo", dice. "La película se adentra en la experiencia de ser adolescente y estar creciendo y haciendo amigos y manteniéndote fiel a ti mismo."

Randy, interpretado por el actor australiano Nicholas Coombe, es el prototipo de empollón que siempre ha sido invisible en el instituto, pero que descubre a una amiga de verdad en Dora. "Me pareció que Nick era una persona muy divertida" dice Bobin. "Randy es un chico que vive en su mundo. Sabe que no es popular en el instituto, y eso es algo que le preocupa, pero no tanto como para hacer algo al respecto. Le gusta Dora, porque es una persona interesante y que, como él, va a su aire."

Obsesionado con los videojuegos, introvertido y estudioso, Randy ha aprendido a ser muy reservado, observa Coombe. "Siempre quiere hacer lo correcto, aunque esté aterrorizado. La relación de Randy con Dora comienza el día que Dora se presenta ante Randy, experiencia que a este le resulta radicalmente novedosa. Se dan cuenta de que les interesan las mismas cosas, y Randy se emociona por tener una amiga por primera vez. Se enamora perdidamente de Dora y acaban teniendo esta aventura juntos."

Coombe dice que creció viendo la serie de "Dora la exploradora". "Ha influido a mucha gente. Evidentemente, ayudó a muchos niños a hacer nuevos descubrimientos. ‘Es un clásico’, como diría Randy".


El mundo de Dora
El reparto cuenta con el talento de una serie de famosos actores latinos, como las actrices mexicanas de formación clásica Adriana Barraza, intérprete nominada al Oscar por su trabajo en Babel e Isela Vega, cuya distinguida carrera en el cine mexicano se remonta a la década de 1960. Danny Trejo, el actor nacido en Los Ángeles, y el portorriqueño de nacimiento Benicio del Toro también forman parte del elenco, aunque al público le costará identificarlos... hasta que hablen.

Botas y Swiper, personajes esenciales de la serie de animación, presentaban ciertos desafíos logísticos para el equipo técnico. El mejor amigo de Dora, Botas (Trejo), es un mono, y su habitual archienemigo, Swiper (Del Toro), es un zorro. Bobin decidió recrearlos, de forma realista, encargando al supervisor de efectos visuales Andy Brown que recrease la imagen de cada uno con un animal foto-realista en 3D.

El director y productor había trabajado previamente con Trejo cuando el actor interpretó a uno de los villanos en El tour de los Muppets. "Disfrutamos muchísimo con él", dice Burr. "Habitualmente interpreta al malo de la película, pero es supergracioso y su voz ronca es un contraste muy divertido con la imagen del adorable monito."

Botas es uno de los personajes favoritos de siempre de la serie, dice Brown. "Hay un montón de gente que tiene una estrecha conexión con él y con Swiper. Nuestro trabajo consistía en crear una versión tridimensional del diseño en 2-D de la serie, y conseguir que esa nueva versión encajase en la acción real. Y el resultado que hemos obtenido es adorable. James estaba muy interesado en conseguir que los personajes fueran creíbles. así que estudiamos la manera de actuar de los monos de verdad, en particular los monos capuchinos, una especie arbórea que es habitual en varias partes de Centroamérica y Sudamérica.

"Dejamos muy claro que queríamos que el color de Botas no variase, así que tiene el pelo gris, una especie de tripa de color amarillo y la cola con la punta amarilla", sigue Brown. Tiene un gran hocico, una boca grande y tres mechones que salen disparados de la cabeza. Es un personaje adorable. Anda sobre dos piernas y habla, así que, aunque es un mono foto-realista, también es un personaje".

Del Toro interpreta a Swiper, el zorro, con un gran estilo, según Bobin. "Benicio es el mejor, verdaderamente divertido y, obviamente, todo un maestro interpretando a personajes malos", dice el director. "También es muy gracioso. Siempre tenía ideas nuevas, nuevas formas de abordar el doblaje del personaje. Es otro de los que clavó su personaje. Benicio también tiene un cierto aire zorrero, lo que tal vez le haya ayudado a dar vida al personaje."

Burr añade: "Aparte de Benicio, ¿qué otro actor podría interpretar a Swiper? Sabe interpretar a la perfección a un ladrón zalamero. Isabela y él ya habían trabajado juntos en Sicario: El día del soldado, así que cuando le expuse la posibilidad, habló personalmente con Isabela acerca del proyecto."


Encontrar una Ciudad Perdida
La producción de Dora y la ciudad perdida comenzó el 6 de agosto de 2018, y se filmó íntegramente en la Costa de oro de Australia, específicamente en el estado de Queensland, en la costa este del continente, al sur de Brisbane, y en los Village Road Studios, donde la producción tuvo su sede central durante los cuatro meses de rodaje.

Bobin organizó un equipo de producción tan variado como su elenco de actores. "Yo soy inglés", dice. "Nuestro diseñador de producción, Dan Hennah, es de Nueva Zelanda. El director de fotografía, Javier Aguirresarobe, es de España. La producción tiene un ambiente muy internacional, y eso es fantástico, porque Dora es internacional. La serie y la película tratan del idioma y de los intercambios culturales, y esta combinación de razas y culturas es un reflejo del mundo real."

El veterano australiano responsable de localizaciones Duncan Jones dedicó meses a encontrar localizaciones que representasen el hogar de Dora en la jungla, la ciudad a la que la envían para asistir al instituto junto a Diego y el sendero que conduce a Parapata, en Perú. "Sorprendentemente, en el sudeste de Queensland hay suficientes junglas como para encontrar exteriores que parezcan de América del Sur", dice. "A poca distancia del estudio, tenemos algunas de las mejores selvas australianas. Buena parte de ellas está en manos privadas, así que frecuentemente nos encontrábamos en los patios particulares de la gente, que resultaban ser hectáreas y hectáreas de bellísima naturaleza virgen."

Los exteriores dan a la película unas panorámicas muy visuales, de gran belleza natural, dice Burr. "Rodamos en Australia porque queríamos algo grande. Queríamos junglas de verdad, con animales exóticos al alcance de la mano. Dan, nuestro maravilloso diseñador de producción también ha creado mundos fantásticos en nuestros estudios de rodaje, que imitan muy convincentemente a diversas ubicaciones de exterior."

Hennah no titubea a la hora de compartir el crédito por la imagen de la película con el director de fotografía, Aguirresarobe. "Trabajar con Javier es un auténtico placer desde el punto de vista del departamento de arte, desde el punto de vista del diseño de producción, bueno, realmente, desde todos los puntos de vista", dice el director de diseño. "Sus ideas sobre la iluminación y sobre cómo hacer una película con una gran belleza pictórica son fenomenales. Hemos creado todo lo que hemos podido, y nos hemos asegurado de iluminarlo de una forma que emanase belleza. No se me ocurre ningún otro director de fotografía mejor para rodar este tipo de mundo de ilusión y fantasía".

La primera prioridad de los cineastas a la hora de dar vida a la serie de dibujos animados era la de captar su irrefrenable energía. "Hemos empleado muchos colores primarios, y algunos de los perfiles están un poco exagerados", dice Hennah. "Parte de la imagen es muy normal, la vida cotidiana, pero no podemos olvidarnos de que esta historia tiene un sutil toque de misticismo fantasioso, un toque de extravagancia y mucha, pero que mucha, energía."

Algunos de los escenarios de rodaje más impresionantes creados por el equipo de diseño son los que corresponden a Parapata, la antigua ciudad que los antiguos europeos conocían como El Dorado. Rodeada de misterio durante siglos, se rumorea que Parapata es el lugar en el que los Incas escondieron sus enormes tesoros de piedras preciosas, oro y especias, poniéndolos a salvo de los rapaces conquistadores. Sin embargo, en la película se cree que la ciudad sigue viva, escondida en la jungla, y que poderosos espíritus la defienden de los forasteros.

"Crecí viendo películas ambientadas en un mundo de acción y aventura", dice Bobin. "Esas películas siempre tenían una base histórica y la génesis de esta historia también está basada en hechos reales. Esta ciudad se ha estado buscando desde el siglo XVI, y no ha sido posible encontrarla todavía".

La idea de una civilización oculta en la jungla y las montañas del Amazonas es una posibilidad real, indica Bobin. Los antropólogos estiman que podría haber 100 o más tribus en todo el mundo que no hayan tenido contacto con el mundo existente más allá de sus aldeas. Muchas de ellas se han aislado deliberadamente para escaparse de la persecución de los colonizadores.

Para complementar los espléndidos paisajes identificados por el localizador de exteriores Jones, Hennah y su equipo construyeron el misterioso templo de Parapata, además de la Cueva de las Nubes, un antiguo acueducto mecánico subterráneo cuya estructura esquelética estaba compuesta por 28 toneladas de acero, y un magnífico exterior de jungla, todo ello en los Village Roadshow Studios, que son el mayor estudio de rodaje cinematográfico del hemisferio sur.

"En cuanto cruzamos las puertas de Parapata, llegamos a la calle mayor de la ciudad", explica Hannah. "Al final de la calle se alza el templo de Parapata. Como Dora y sus amigos no tardan en descubrir, está lleno de trampas para proteger las fabulosas reservas de oro de los Incas. Puedes pisar algo, o tocar alguna cosa, o activar el resorte incorrecto y las cosas empiezan a torcerse, de mala manera."

La película comienza y acaba en el hogar de Dora, las profundidades de la jungla. Encontrar el entorno fue la tarea que más le costó llevar a cabo a Jones, según nos explica. "Recorrimos todo el terreno desde la mitad de Queensland del Norte hasta la mitad de Nueva Gales del Sur, antes de descubrir un lugar que estaba solo a 10 minutos de los Village Roadshow Studios", dice. "El encargo original consistía en construir una casa en un terreno que, a ser posible, tuviese un pequeño amarradero que se adentrase en el agua. Pero en cuanto les enseñamos a Dan y a James esta localización en el Rio Coomera, se convirtió inmediatamente en el lugar de rodaje. Funcionaba perfectamente desde la perspectiva de diseño de Dan."

Hennah es muy aficionado a la historia de la arquitectura, lo que se refleja en los escenarios que ha preparado, tanto para la Ciudad Perdida como para la espectacular casa en la jungla de Dora. "Llevo muchos años trabajando con Dan y nunca deja de sorprenderme su genialidad", dice Bobin. "La idea que tuvo para esta película es que, en el Amazonas, el río es tu autopista. Así que construyó esta impresionante casa en un paraje de un río de Queensland. La ubicación remota destaca la pasión de Dora por la aventura. Era muy bella, y daba precisamente la impresión de ser el lugar en el que te imaginabas que viviese Dora".

Para la casa, Hennah planteó la idea de adoptar un diseño australiano clásico, la casa de Queensland, para la vida en la jungla. Construida con madera y acero corrugado, los amplios porches y los techos elevados son perfectos para el clima subtropical, al mitigar el calor durante las largas tardes veraniegas y proteger frente a las torrenciales lluvias del monzón.

Construido en la orilla del Río Coomera, en un desvío construido por el hombre, el bungalow estaba ubicado en un afluente en el que el nivel del agua se mantenía estable. El equipo de construcción de Hennah insertó 20 pilones sobre el lecho de roca, bajo la superficie del agua, como cimiento de una estructura que tendría que soportar el peso de hasta 200 miembros del reparto y del equipo técnico, simultáneamente.

Hennah trabajó en estrecha colaboración con la decoradora de escenarios, Kathryn Lim que llenó la casa de un amplio abanico de objetos que los padres de Dora habrían ido acumulando a lo largo de sus viajes por el mundo. Estos artículos eclécticos dejaban entrever sutilmente su historia, según Hennah. "La casa es el refugio de un arqueólogo, una zoóloga y una niña de seis años de edad. Tenía que ser un almacén de todo lo que podrías necesitar en cualquier momento en las junglas del Amazonas", observa. "Kathryn fue mucho más allá de lo que se esperaba, y encontró cosas asombrosas a lo largo de la Costa de Oro de Australia, y aún más allá."

Entre los descubrimientos de Lim cabe mencionar colchas elaboradas con salvamanteles mexicanos que habían sido cosidos unos junto a otros; la cama de Botas, que está construida dentro de un baúl antiguo; una estatua de un lamassu, una divinidad protectora asiria, que se suele representar con una cabeza humana, un cuerpo de toro o león y alas de pájaro; cristalería turca; y una colección variada de insectos disecados, con mariposas y tarántulas, inspirada en el interés que Dora siente por la entomología.

Lim dice que se preguntó qué tipo de cosas querría tener una chica de seis años en su habitación. "Encontré una casa de muñecas de estilo Queensland ", dice. "Las proporciones eran muy similares a la casa que había diseñado Dan. Sin embargo, el interior era muy diferente, así que hicimos algunos muebles que fuesen parecidos a los muebles que habíamos puesto en la casa de la jungla de Dora. También añadimos un tejado que se parecía más al de nuestra casa".

La otra tarea imponente a la que se enfrentó Lim fue decorar el enorme escenario del museo en el que Dora y sus amigos del instituto son secuestrados. La empresa reservó una sala de exposición en el interior del Edificio del Antiguo Museo de Brisbane, que está cerrado, y la producción empleó únicamente un día en el interior del enorme edificio de dos plantas. Montó toda una exposición de "historia natural", con un esqueleto de ballena, osos polares y leones disecados y diversos artilugios "antiguos" de los que se podrían encontrar en un museo de este tipo.


Vestir a la Dora adolescente
A la hora de vestir a la Dora más mayor, la diseñadora de vestuario Rahel Afiley se inspiró en la serie de televisión. En la primera escena Dora aparece con sus conocidos pantaloncitos naranjas y su camiseta rosa. Aunque Afiley diseñó diferentes combinaciones de vestuario para Dora, se atuvo en todo momento a la apariencia clásica de Dora.

Afiley creó más de 40 versiones de esa apariencia, comenzando con la ropa limpia y nueva y desarrollando poco a poco diferentes niveles de desgaste, que reflejasen las aventuras que tenían que soportar Dora y su vestuario. "No siempre nos preocupamos por combinar los colores de su vestuario, pero queríamos que fuese lo más fiel posible al original," añade. "Tengo la impresión de que no hicimos grandes cambios, pero los que hicimos se ajustaban a lo que sería Dora con 16 años. Prestamos mucha atención al calzado. A James y a mí nos gustan mucho las Palladiums, un tipo de botas que transmiten inmediatamente la idea de aventura y descubrimientos. Tanto por seguridad como por imagen, queríamos que fuese algo que no fuese endeble."

En la serie de animación, el conjunto de Dora siempre incluye un accesorio que acaba convirtiéndose en otro personaje más: Mochila, su bolso con forma humana. En una de las escenas principales de la película, Mochila habla, lo que es un homenaje a la secuencia de inicio de la serie de televisión. El diseño de este importante elemento es obra de la veterana atrezzista Gillian Butler.

"La mochila de los dibujos animados de televisión tenía dos ojos y una gran boca sonriente, y hablaba", dice Hennah. "Hablamos con James acerca de si deberíamos intentar hacer una mochila de animación. James pensaba que Mochila era un objeto de la vida real que había cobrado vida, así que tratamos de hacer que sus características físicas se pareciesen al rostro de los dibujos animados. Gillian nos presentó cientos de diseños de mochilas, y acabó siendo un proceso muy colaborativo."


El futuro
Durante casi dos décadas, Dora ha sido celebrada como la heroica protagonista de una serie de dibujos animados revolucionaria, querida por su indomable espíritu y sus valores positivos. Los cineastas tienen la esperanza de que Dora y la ciudad perdida sea solo el primer capítulo de una historia que inspire a las generaciones venideras. "Es una película alegre y ejemplarizante de empoderamiento femenino, protagonizada por una joven mujer latina", dice Burr. "No puedo imaginar un momento mejor para estrenarla. Además, es una gran aventura para que disfrute toda la familia, con una protagonista femenina fuerte. Creo que al público le va a entusiasmar."

El colmo de la aventura dice la productora, no es encontrarte a ti misma; es ser tú misma. "Hoy en día, para los adolescentes, el mero hecho de encajar es un ejercicio de supervivencia", dice. "Y, afortunadamente, nuestra Dora tiene unas impresionantes habilidades de supervivencia. Es inteligente. Es dulce e inocente y exuberante. Y no tiene ningún problema en mostrarse tal y como es. James es un auténtico maestro a la hora de presentar a este tipo de personajes inocentes. Se divierte con los personajes, pero nunca se ríe de ellos. No tiene ni un gramo de cinismo dentro de sí. Es pura alegría y puro amor."

Cargada de mensajes positivos, personajes carismáticos y hazañas emocionantes, Dora y la ciudad perdida tiene todos los rasgos de una historia clásica de aventuras, dice Bobin. "Tal y como le dice su madre a Dora, el mundo está ahí para que lo explores. Vete y haz amigos... eso es la auténtica exploración. Ese es un mensaje verdaderamente importante para Dora y para cualquier miembro del público: saber valerse uno solo y tener confianza en uno mismo está muy bien, pero a la vez, vivir también consiste en relacionarse con otras personas. El camino que Dora recorre en la película es el cambio que experimenta gracias a la amistad. Me encanta la idea de que puedes mantenerte fiel a ti mismo y además aprender de los demás y dar algo de ti al nuevo entorno. Eso es fantástico."