Cinemanía > Películas > Museo > Comentario
Destacado: Joaquin Phoenix interpreta al 'Joker' con dirección de Todd Phillips
Museo cartel reducido MuseoDirigida por Alonso Ruizpalacios
¿Qué te parece la película?

Protagonizada por Gael García Bernal, Leonardo Ortizgris, Alfredo Castro y Simon Russell Beale, Museo es la segunda película de Alonso Ruizpalacios después de la multipremiada "Gueros".


Sobre la producción
Por los productores Gerardo Gatica, Alberto Müffelmann, Manuel Alcalá y Ramiro Rui

El desarrollo sobre el Museo comenzó hace más de una década, con una débil memoria de un atraco al Museo en la Navidad de los años 80. La investigación y el boca a boca estableció rápidamente una gran historia que se extendió mucho más allá del Museo de Antropología, y que tenía la mezcla perfecta de elementos narrativos y anecdóticos. Cada personaje parecía evoca algo único en la historia de México, que se remonta a nuestro pasado ancestral y la conexión directa a nuestra condición actual. La historia nos llevó a Acapulco para conocer a algunos de los personajes reales involucrados en el atraco, desde su concepción a las consecuencias desastrosas. Cunado se escribió el primer borrador del guión nos dimos cuenta de que muchas de las partes “verdaderas” de la historia eran demasiado sórdida, inexplicable o francamente improbable para que fuera una pelicula

En 2014 presentamos la obra a Alonso Ruizpalacios, recién terminada Gueros, que ganó Mejor Película en el Festival de Cine de Berlín y sabíamos que habíamos encontrado la pieza que falta a este gran rompecabezas. Después de un período específico de tiempo Alonso y Manuel Alcalá volvieron a escribir el guión y transformado esta vasta historia en una película centrada en el viaje personal de sus dos protagonistas. La adherencia al hecho histórico se quedó atrás para una exploración más íntima y emocional de sus motivaciones coche para robar en el lugar más sagrado de México.

Con el guión y el equipo de producción conformado, Gael García Bernal llegó a bordo como protagonista y productor ejecutivo. Nos hemos asociado con las productoras de Moisés Cosio , Ramiro Ruiz Leyenda y con Anant Singh de Distant Horizon y Robert Lantos de Serendipity Point Films, que permitió los costes para crear la película que Alonso imaginó.

Rodada por tres meses en a Ciudad de México, Acapulco y Palenque, fuimos los primeros en filmar en el interior del Museo de Antropología y creamos unos elaborados decorados que reproducían los pasillos del Museos en los Estudios Churubusco al detalle minucioso.


Historia del atraco
"El robo, la recuperación y socorro" de The Washington Post, 31 de de julio de 1989 por William Branigin

MEXICO DF-Cuando los ladrones robaron el famoso Museo de Antropología de México en la madrugada del día de Navidad 1985 y se llevaron algunos de los más valiosos tesoros nacionales del país, las autoridades mexicanas se sorprendieron y avergonzaron. No sólo fue uno de los mayores atracos museo de la historia, y los funcionarios no tenían ni idea de quién lo había ejecutado.

Exhaustivos controles en los puertos , aeropuertos y cruces fronterizos fueron ordenados para evitar que fueran sacadas al extranjero para su venta a coleccionistas. Pero la búsqueda masiva no dio resultado, y pocos mexicanos pensaba que las piezas precolombinas de incalculable valor y joyas, incluyendo la máscara de la muerte de jade única de un antiguo gobernante maya se pudiera recuperar nunca.

Así fue que cuando todos menos 13 de las 124 piezas robadas se encontrados al en una casa privada en un barrio Ciudad de México, el descubrimiento fue considerado como un milagro . De hecho, los tesoros arqueológicos habían sido mantenidos en una bolsa de lona en un armario de la habitación durante un año después de que fueron robados y nunca habían salido del país.

Su recuperación fue un beneficio adicional de una guerra contra las drogas intensificado por el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari. Una investigación realizada por los miembros de un grupo de trabajo de la Policía Judicial de la Federación dio lugar a la detención a principios de este año de un presunto narcotraficante que proporcionó a las autoridades una primera pista en el misterioso caso. Ocho sospechosos finalmente fueron detenidas, entre ellas uno de dos ex alumnos ahora acusados del atraco. Se encontraron mas piezas por los investigadores narcóticos que evidentemente habían sido saqueados de los sitios arqueológicos. En el último hallazgo, los investigadores allanaron una casa del rancho abandonado en el estado de Jalisco después de recibir un aviso de que la marihuana se almacena allí en cajas de cartón. Cuando la policía abrieron las cajas se encontraron con el resto de las piezas.

En una ceremonia para presentar los elementos recuperados al Museo de Antropología, el fiscal general Enrique Álvarez del Castillo dijo que 133 de las piezas -en su mayoría figuras de barro y Ceramica- habían sido identificados como auténticas reliquias del occidente de México que se crearon en el 200 AD 200. Otras 21 piezas se autotentificaron y el resto se consideraron falsificaciones, dijo Roberto García Moll, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, .Las piezas autenticados fueron donados a museos en los estados del oeste de donde se creían que habían venido. Por desgracia, dijo, el hecho de que los artículos habían sido saqueadas de sitios desconocidos les había robado parte de su valor. "Lo que nunca se recuperarán son todos los elementos asociados a estos objetos", dijo García. "No sabemos si proceden de tumbas, suelos de barro o algunos otros sitios arqueológicos."

Con mucho, los objetos más valiosos, sin embargo, fueron los robada del museo en 1985. Su recuperación inesperado fue motivo de celebración nacional en un país que valora intensamente su pasado histórico. En un acto encabezado por el presidente Salinas y la presencia de miembros de su gabinete decenas de dignatarios invitados y, los artefactos fueron devueltos oficialmente al museo el mes pasado para su visualización en un especial y fuertemente custodiada-ala del vasto complejo por motivos de Chapultepec Parque.

Entre los objetos recuperados es la máscara de la muerte de jade del gobernante maya Pacal, un vaso de obsidiana azteca en forma de la imagen de jade de un sagrado "dios murciélago" de la cultura zapoteca decenas de adornos como joyas de oro intrincada y el jade y el mono, collares. "Tuvimos la suerte de que las piezas no fueron dañadas", dijo Phil C. Weigand, un investigador arqueológico que trabaja en México y Arizona. "No hay un valor monetario para los pedazos por el estilo." Robarlos, agregó, "era como de la única edición de un volumen de los archivos del Vaticano. Fue una pérdida para el patrimonio del país." "Cada uno de estos objetos nos trae un mensaje de nuestro pasado, de las antiguas civilizaciones que forjaron una era de gloria singular", dijo Salinas al presidir el regreso de los artefactos. "

De hecho, el robo había obligado a un gobierno humillado a admitir defectos importantes en la forma en que se guardaban los tesoros nacionales. Aunque los planes establecia que una fuerza de 100 guardias de seguridad custodiaran el museo sólo nueve estaban de servicio cuando se produjo el atraco, y entre ellos fueron reportados haber estado borracho o dormir después de algunos en el puesto de trabajo tras celebra la víspera de Navidad. Los funcionarios en el momento afirmaron que los ladrones eran "expertos" y "extranjeros", probablemente desde Colombia o Guatemala, pero nunca presentaron evidencia para apoyar esta conclusión. De hecho, los fiscales dicen ahora, que los culpables resultaron ser dos jóvenes mexicanos: Carlos Percher Treviño, de 28 años, y Ramón García Sardina, 30, ambos estudiantes de veterinaria en el momento.

Percher fue arrestado , con un poco de cocaína cuando los piezas fueron encontrados en su casa en el barrio de satélite. Sardina sigue en libertad. Entre otros siete detenidos como cómplices de Percher en el tráfico de drogas y el encubrimiento del robo fueron su hermano, Luis, e Isabel Camila Maciero, una estrella de discoteca de Acapulco conocido como "Princesa Yamal".

Los investigadores, citando una confesión por Percher, dijo que él y Sardina había planeado el atraco durante seis meses antes de llevarlo a cabo, la visita al museo unas 50 veces al caso del edificio, estudiaron las pantallas, tomaron fotografías y observaron a los guardias. Los investigadores dieron esta versión de los acontecimientos posteriores: Después de celebrar la víspera de Navidad con sus familias, los dos vecinos cambiaron a ropa de color negro y se pusieron en marcha l Volkswagen de Percher a dos de la mañana del día de Navidad. Se arrastraron por el sótano del museo a través de un conducto de aire acondicionado, pasaron por tres salas de exposición y pusieron las piezas más valiosas en una bolsa de lona. Salieorn del museo de la misma manera que habían entrado. Toda la operación duró 30 minutos, y la pareja nunca vio a un guardia de seguridad. Percher entonces escondido la bolsa en su armario de la habitación, dejándolo allí durante un año, mientras que las autoridades desesperadamente buscaron objetos y finalmente, se rindieron.

Percher más tarde se trasladó a Acapulco y se hizo amigo de los traficantes de drogas allí. Cambió un par de las piezas a uno de los traficantes de cocaína, y eventualmente tratado de vender el resto del botín a otro vendedor de drogas, Salvador Gutiérrez, conocido como "El Cabo" Pero cuando Gutiérrez fue detenido por la policía de narcóticos en la ciudad fronteriza norteña de Reynosa a principios de este año, denuncio a Percher. La policía mantuvo su presa bajo vigilancia durante 45 días antes de que finalmente se moviera. Unos días después de su detención, Percher retractó de su confesión, afirmando que se hizo bajo coacción. Él afirma no conocer a los otros co-acusados, además de su hermano.

Desde entonces, según el director del instituto de García, se han recuperado más de ocho de las 124 piezas robadas, dejando sólo el cinco desaparecidos. Todo el asunto puede haber sido "una bendición disfrazada", dijo Carolyn Baus, comisario estadounidense en el museo de antropología. "La gente se ha vuelto más consciente de su patrimonio y del valor que estas piezas son." Mientras hablaba, un flujo constante de mexicanos herida a través de la nueva exposición, mirando a los objetos recuperados en sus vitrinas con guardias con fusiles automáticos vigilando de cerca.