Cinemanía > Películas > El año de la furia > Comentario
Destacado: Una conexión con sus orígenes en 'Cazafantasmas más allá' de Jason Reitman
El año de la furia cartel reducido El año de la furiaDirigida por Rafa Russo
¿Qué te parece la película?

Dirigida por Rafa Russo, con Alberto Amman, Joaquín Furriel, Daniel Grao y Maribel Verdú.

Coproducción hispano-uruguaya, ambientada en el año que precedió al golpe de estado militar en el Uruguay de 1973.

Protagonizan el film Alberto Amman (Celda 211, Narcos), Joaquín Furriel (Cien años de perdón, El faro de las orcas), Daniel Grao (El árbol de la sangre, Gigantes), Martina Gusman (El mundo de Mateo, El Marginal), Sara Sálamo (Brigada Costa del Sol, Todos lo saben), Paula Cancio (Felices 140, El Marginal), Miguel Ángel Sola (El último traje, La enfermedad del domingo) y cuenta también con la colaboración especial de Maribel Verdú (Blancanieves, Ola de crímenes).

Rafa Russo vuelve a ponerse detrás de la cámara tras una larga temporada en la que ha trabajado también como guionista de películas como Lluvia en los zapatos, La decisión de Julia o Remember Me. Y vuelve con un film que según sus palabras: "No es tanto una película sobre la dictadura militar cuanto una historia de amor, amistad y traiciones durante la incipiente dictadura militar. Es una historia básicamente sobre la dignidad humana. ¿Y es el amor un refugio posible ante tanta ignominia?".

El rodaje transcurre en diversas localizaciones de Uruguay y de Madrid.

EL AÑO DE LA FURIA, está producida por parte española por Gona Filmación y Aliwood Mediterráneo Producciones; y por el lado de producción uruguaya, por Cimarrón. Cuenta además con la participación de RTVE, Ministerio de Cultura (ICAA) y el Programa Ibermedia.


Nota del director (Rafa Russo)
El título de este proyecto cinematográfico es El año de la furia porque es el sobrenombre con el que se conoce al infausto año que precedió al golpe de estado militar en el Uruguay en 1973 y que sumió al país en una cruel dictadura que duró once años, pero también podría haberse titulado El año que vivimos peligrosamente -si no fuera porque ya hay una célebre película con dicho nombre- por lo que comparte en cuanto a tono y planteamiento con la película de Peter Weir.

Se han hecho ya muchas películas sobre las infames dictaduras militares sudamericanas, aunque quizá menos sobre la del Uruguay, pequeño país sandwicheado por sus vecinos gigantes, Argentina y Brasil, y uno tiene la sensación de que con haber visto una ya las ha visto todas, dado que la mayoría responden a un mismo patrón: el del drama o melodrama realista cuyo único o casi único objetivo y reclamo narrativo es mostrar la barbarie de la represión militar.

El año de la furia presenta, sin embargo, elementos que creo son novedosos y que algunos de ellos entroncan con la mencionada película de Peter Weir: Es un thriller. Con las sorpresas, sobresaltos y crescendos narrativos del género. Con el toque romántico de las películas de Weir o de las novelas de Graham Greene o John Le Carré. Con un elemento político relevante, pero sin llegar al protagonismo que cobra en las películas de Costa-Gavras. Y con toda la dureza de la realidad que se vivía en el Uruguay de entonces.

No es tanto una película sobre la dictadura militar cuanto una historia de amor, amistad y traiciones durante la incipiente dictadura militar. Lo que me interesa es mostrar cómo este tipo de periodos políticamente convulsos sacan lo mejor y lo peor del hombre. Y no me refiero a los represores y a los violentamente reprimidos, que es lo que suele ser habitual en este tipo de películas, sino a la gente de la calle, la gente que ve, oye y escucha. Los testigos silenciosos de la Historia. Unos optan por mirar hacia el otro lado, otros se comprometen y luchan como buenamente pueden contra la injusticia, otros se pliegan sin más ante la autoridad, unos anteponen sus intereses personales a los de la sociedad y otros hacen lo contrario.

Otros simplemente huyen. Es una historia básicamente sobre la dignidad humana. ¿Y es el amor un refugio posible ante tanta ignominia?.

La película, siendo coral, elige como uno de los puntos de vista el de un militar de medio rango que, azuzado por sus superiores por no reprimir con suficiente firmeza las revueltas “subversivas”, se ve empujado a torturar y a cruzar la frontera moral. El proceso de cómo este hombre gris se convierte en un monstruo y su posible redención de la mano de una historia de amor con una prostituta es uno de los ejes principales de la historia. La película, al adoptar este punto de vista como contrapunto, se aleja del maniqueísmo y la previsibilidad en los que suelen caer muchas películas ambientadas en las dictaduras militares sudamericanas. Mostrar que los militares represores son ogros es algo ya tan evidente y archisabido que no justifica la producción de una nueva película sobre el tema. Pero mostrar cómo un hombre gris cualquiera, un militar que, según sus superiores, “no tiene suficientes cojones”, se convierte en un torturador ayuda a entender cómo este tipo de totalitarismos salvajes han ocurrido y siguen ocurriendo en el mundo hoy en dia.


Filmografía del director (Rafa Russo)
Rafa Russo
Madrid, 1962

Como guionista y director:
Snowflake (2015) – Largometraje documental
You & Me (2013) – Cortometraje
Amor en defensa propia (2006) –Largometraje
Nada que perder (2002) - Cortometraje
El Cumplido (2000) - Cortometraje

Como guionista:
Ajedrez para tres (2019) – Largometraje
Remember me (2018) - Largometraje
La Decisión de Julia (2015) – Largometraje
Let Me Survive (2012) – Largometraje
Concepción Arenal (2012) – TV movie
Clara Campoamor, una mujer olvidada (2010) – TV movie
Hoy por ti, mañana por mí (2002) - Cortometraje
Aunque tú no lo sepas (2000) - Largometraje
Lluvia en los Zapatos (1998) – Largometraje