Cinemanía > Películas > Uno de nosotros > Sinopsis
Destacado: El juego del ratón y el gato con 'Tom y Jerry' en salas de cine
Uno de nosotros cartel reducido Uno de nosotros(Let him go)
Dirigida por Thomas Bezucha
¿Qué te parece la película?

Después del trágico fallecimiento de su hijo, George Blackledge (Kevin Costner), un sheriff jubilado, y su esposa Margaret (Diane Lane) dejan su rancho en Montana con la idea de rescatar a su pequeño nieto de las garras de una peligrosa familia en Dakota dominada por la matriarca Blanche Weboy. Al descubrir que los Weboy no tienen la menor intención de entregarles el niño, a George y a Margaret no les queda más remedio que luchar por su familia.


Sinopsis larga
El guionista y director Thomas Bezucha ha realizado un intenso thriller, basado en personajes de carne y hueso, que gira en torno a los vínculos familiares y a la necesidad de sacrificio personal, con el Oeste Americano de telón de fondo.

Estamos en 1963. George Blackledge (Kevin Costner), un sheriff jubilado, vive en un rancho de Montana con su esposa Margaret (Diane Lane), su hijo James (Ryan Bruce), su nuera Lorna (Kayli Carter) y su nieto recién nacido, Jimmy. Forman un hogar sin pretensiones, pero son felices, hasta que la tragedia irrumpe en sus vidas una mañana en la que James se rompe el cuello al caer de un caballo. Tres años después, Lorna vuelve a casarse con Donnie Weboy (Will Brittain), un hombre que mantiene fuertes vínculos con su clan familiar afincado en Dakota del Norte. Margaret ve confirmadas sus peores sospechas al pillar a Donnie golpeando a Lorna y a su nieto.

Margaret se alarma aún más cuando la pareja desaparece en plena noche, abandonando la pequeña ciudad sin despedirse de ellos. Decide seguirles y regresar con su nieto Jimmy para que viva con ellos. George no consigue disuadir a Margaret y, muy a pesar suyo, termina por acompañarla en su misión de rescate, que no solo incluye al niño, sino también a Lorna. Pero los Weboy son gente violenta, controladora, y la matriarca Blanche (Lesley Manville) no está dispuesta a dar su brazo a torcer y a dejar que los Blackledge se lleven a sus seres queridos. George y Margaret no tendrán más remedio que luchar por los suyos, aunque el precio a pagar será muy alto.