Cinemanía > Películas > Tom y Jerry > Comentario
Destacado: 'Respect', la película de Aretha Franklin con Jennifer Hudson y Mary J. Blige
Tom y Jerry cartel reducido Tom y Jerry(Tom and Jerry)
Dirigida por Tim Story
¿Qué te parece la película?

“Tom y Jerry" protagonizada por Chloë Grace Moretz ("Malditos vecinos 2", "La familia Addams"), Michael Peña ("César Chávez", "La gran estafa americana", "Ant-Man"), Colin Jost ("Mejor... solteras", "Saturday Night Live”), Rob Delaney (“ Deadpool 2”, “Fast & Furious: Hobbs & Shaw"), Pallavi Sharda ("Lion"), Jordan Bolger ("Peaky Blinders"), Patsy Ferran ("El instante más oscuro"), Nicky Jam ("Nicky Jam: El Ganador" de TV) , Bobby Cannavale ("El irlandés", "Ant-Man y La Avispa”), Lil Rel Howery ("Judas and the Black Messiah", "Angry Birds 2: La película") y Ken Jeong ("Crazy Rich Asians (Locamente millonarios)", "Resacón en Las Vegas", "Transformers: El lado oscuro de la Luna”).

La película está dirigida por Tim Story ("Los 4 fantásticos", "En qué piensan los hombres", "La barbería") y producida por Chris DeFaria ("La LEGO película 2", "Ready Player One", "Gravity").

El guión es obra de Kevin Costello, basada en los personajes creados por William Hanna y Joseph Barbera. Tim Story, Adam Goodman, Steven Harding, Sam Register, Jesse Ehrman y Allison Abbate ejercen de productores ejecutivos. El equipo creativo de la película cuenta con el director de fotografía Alan Stewart, el diseñador de producción James Hambidge, el montador Peter S. Elliot y la diseñadora de vestuario Alison McCosh. Christopher Lennertz ha compuesto la música.


¡Los mejores enemigos… Son los peores amigos!
El ratón Jerry es tan adorable, inteligente y astuto como siempre, como reza sin complejos en su diminuta tarjeta de presentación. Y su misión es encontrar una casita perfecta donde vivir en la ciudad más grande de todas, Nueva York. Por el camino, se topa con el timador del piano, Tom que entretiene a los transeúntes por unos pocos dólares en Central Park. Las calamidades no tardan en surgir dejando a Tom sin trabajo, sin un teclado o sin el montón de dinero que había amasado.

Después de zafarse del enfadadísimo felino, Jerry se instala en el hotel más elegante de la ciudad, el Royal Gate, aprovechando todos los lujos que ofrece el hotel delante -o más bien debajo- de las narices del personal, incluida Kayla, la organizadora de eventos que acaban de contratar. Ha mentido sobre su currículo, pero espera salir del paso contratando al mejor cazador de ratones: Tom. Para Tom es una oportunidad de oro para vengarse, pero sólo dispone de unos pocos días para acabar con Jerry antes de que el hotel celebre una boda considerada el evento social de la temporada… ¡preferiblemente sin la presencia de roedores!

El director Tim Story estaba deseando enfrentarse a este clásico dúo para un público cinematográfico moderno. “Cuando se trata de humor, Tom y Jerry, con su comedia física exagerada y sus payasadas, resultan intemporales”, afirma el director. “En esta película hemos cogido a esta pareja histórica y la hemos situado en una casa como estamos acostumbrados a verlos. Pero en este caso, los colocamos en un espacio mucho mayor. Ahora, están dentro de un hotel enorme y con la presencia de humanos de verdad. Está claro que no hablan con ellos, pero sí que interactúan con ellos”.

Y provocando todo tipo de caos. “Queríamos ser fieles a los personajes originales”, asegura Story, “así que siguen corriendo por todas partes, pegándose... todas esas cosas a las que nos tienen acostumbrados Tom y Jerry. La acción está en consonancia con lo que siempre hemos visto en estos personajes”.

Son tal y como los conocen los fans, pero, como señala el productor Chris DeFaria, “el público verá a Tom y Jerry de una manera nunca vista: una película híbrida con animación clásica que nos permite recrear todas las locuras y payasadas que el público asocia con los dibujos animados originales en un entorno de acción real y en el mundo real”.

En ese mundo real, Chloë Grace Moretz encarna a Kayla, que, como Tom y Jerry, tiene algo de estafadora. La actriz ha sido fan de los sempiternos enemigos desde que tiene memoria. “Empecé a ver a Tom y Jerry de niña, antes de comprender lo que significaban los dibujos animados. Son increíblemente graciosos, algo así como los Tres Chiflados: se pelean y se pegan, pero al final siguen siendo buenos amigos”, dice la actriz. “Soy una gran fan de todo lo que han hecho Hanna-Barbera. Crecí con cuatro hermanos mayores y veíamos dibujos animados todo el día”.

Para el guionista Kevin Costello, estar a la altura de estas leyendas era una gran responsabilidad: “Trabajar en 'Tom y Jerry' ha sido una experiencia tremendamente emocionante e intimidante. Hay una razón por la que estos personajes siguen siendo tan populares 81 años después y además en todo el mundo, y no quería decepcionar a sus fans. Tom y Jerry tenían que ser ellos mismos, tener el mismo aspecto, no hablar como siempre lo han hecho y, evidentemente, participar en una desenfrenada locura de dibujos animados absurda, alegre y exagerada. Me divertí mucho viendo los viejos cortos, tratando de identificar los rasgos de los personajes y encontrando formas de recontextualizar elementos clásicos de una manera que pareciera nostálgica pero nueva”.

La estrella Michael Peña también es fan de los personajes desde hace mucho tiempo y ha disfrutado muchísimo con esta película. “Crecí con Tom y Jerry, y ahora no solo puedo estar en una película con ellos”, dice, “lo mejor es que mi hijo y mis sobrinos, que también ven los dibujos animados, están deseando ir a ver esta película”.

Aunque hacer una película en cualquier medio, ya sea de acción real o animada, conlleva sus propios desafíos, Story dice que satisfacer a fans de todas las edades y de todo el mundo llevó a los realizadores a hacer ambas cosas: "mantenerse fieles al aspecto original de Tom y Jerry y acompañarlos de la colección completa de sus 'coprotagonistas' habituales en su mundo 2D y, al mismo tiempo, reinventarlos para que encajen en nuestro mundo tridimensional. ¿Quién no querría pasar un rato con Tom y Jerry en la vida real?”

"Podríamos contratar a un exterminador de plagas, o podemos aprovechar millones de años de evolución depredadora…" ~Kayla


Reparto y personajes
Ya seas fan de Tom o de Jerry, seguro que en los 80 años que llevan juntos, el dúo ha hecho las delicias de públicos de todas las edades, sin tener en cuenta el bando que hayas elegido.

“Son divertidos”, afirma DeFaria, “y lo divertido es muy importante cuando se trata de dibujos animados. El humor basado en las payasadas ha existido desde siempre porque funciona muy bien para toda la familia, cualquiera puede disfrutarlo. Y Tom y Jerry son absolutamente adorables; sus diseños fueron un logro increíble de la animación: la pureza de las formas, su enorme expresividad... También hay mensajes muy claros en sus peleas y una de ellas es que la fuerza no siempre es la mejor solución. A veces, ser inteligente es mejor que ser más fuerte”.

Algo que los rivales de la vida real, como los hermanos, suelen aprender. “Tom y Jerry son auténticos rivales”, añade DeFaria, “pero es lo mismo que ocurre entre hermanos y hermanas: ambos son las personas más importantes en la vida del otro. ¡Aunque estoy seguro de que nunca lo reconocerían!”

Story, que hasta ahora ha dirigido largometrajes de acción real, afirma: "Estaba emocionado de trasladar esta historia a la pantalla y colocar a los personajes al mundo 'real', y verlos correr y pelear entre sí en una gran ciudad como Nueva York.

“Crecí con estos dibujos”, continúa diciendo, “así que quería asegurarme de que fuéramos fieles al original. Vamos más allá de la acción; el público escuchará los efectos de sonido a los que están acostumbrados mientras Tom y Jerry se persiguen y destruyen todo a su paso. Nos aseguramos de que se peleen y lo hagan a menudo”, dice riendo. La diferencia estriba en que “en algún momento, tienen que unir fuerzas y trabajar juntos para salvar los muebles”.


"La presión me hace brillar. Como un diamante... o como Rihanna". ~Kayla


Para que “Tom y Jerry” se ambiente en el mundo real, Story reunió a un reparto humano impresionante para interactuar con las estrellas animadas, comenzando con Chloë Grace Moretz como la joven heroína Kayla.

“Kayla es un personaje interesante”, comenta la actriz. “Es extrañamente adorable teniendo en cuenta todas las malas decisiones que toma y las veces que miente sin reparos, como su manera de obtener ese puesto de alto rango en el hotel, para el que no está cualificada. Pero creo que te identificas con ella porque no actúa con maldad. Lo hace para intentar demostrar su valía, para mostrar a todos que es digna de ese lugar, aunque esté algo equivocada. Y, por supuesto, accede inmediatamente a deshacerse del ratón y cree que la mejor manera de hacerlo es contratar un gato. Tiene sentido, ¿no?”

A Moretz le encantó interpretar a Kayla sobre todo porque “es un poco bobalicona, así que se parece bastante a mí. ¡Pero yo no soy una mentirosa!", dice riendo, “aunque si tengo ese lado excesivo y torpe. Puede que esta sea la primera vez que he podido fusionar en un papel algunos de mis instintos naturales y mis chistes, la Chloë que soy con mi familia, por ejemplo”.

La faceta cómica fue una de las cosas que atrajo a Moretz en esta película. “Cuando conocí a Tim por primera vez, una de las cosas más interesantes que me dijo fue que pensara en esto casi como un universo alternativo. Estás en Nueva York y parece Nueva York, es como Nueva York. Pero si miras a tu alrededor, todos los animales del mundo, ya sea un perro que pasea o un pescado en el plato que alguien está a punto de comerse, están dibujados a mano. Así que existe ese elemento de fantasía dentro del ámbito de la realidad que le da una sensación de escapismo que me encantó”.

La actriz también disfrutó de la atmósfera que Story creó en el set y afirma: “Tim prepara el escenario de una forma muy abierta y segura. Nunca hay un 'No, no puedes hacer eso' o 'No, no está bien.’ Siempre es 'Sí, y...' Eso me ayudó a estar siempre al pie del cañón y probar cosas nuevas”.

Y a Story le encantaba el lugar al que iba con Kayla. “Contar con Chloë es maravilloso tanto en una película como tenerla en este mundo. Y en esta película, la vemos hacer mucha comedia y eso es genial. Está claro que tenía que hablar mucho consigo misma, porque tenía muchas escenas con Tom y Jerry. Pero ha hecho un trabajo increíble”.

“Lo divertido de trabajar con personajes animados fue la faceta física de las escenas, las reacciones que tengo que mostrar para facilitar el trabajo de los animadores. Así que fue una experiencia genial”, dice la actriz.

Kayla debe intentar manejar el caos que crean Tom y Jerry pero sin llamar la atención de su supervisor, Terence, el gerente de eventos del hotel, que sospecha de ella desde el principio.

Story dice: "Terence es algo así como el villano de la película, y lo interpreta el gran Michael Peña”.

“Tim Story es el tipo de director que no añade presión en el set, y eso es genial para los actores”, explica Peña. “Si alguna vez le preocupó alguna escena, nunca nos lo dijo; todo era fácil con él.

“En la película, mi personaje, Terence, quiere que la boda sea un acontecimiento social impresionante”, continúa diciendo el actor, “porque es la boda más grande que se ha organizado en el Royal Gate desde hace tiempo, y sabe que la publicidad que va a generar va a ser muy buena, sobre todo para él. Pero también le importa mucho el hotel porque su padre trabajó allí. Pero por encima de todo quiere ascender en la escala social; por eso es muy importante que todo salga bien”.

Así que no pierde de vista a la recién llegada Kayla. “Su trabajo se le da muy bien. Tiene que apagar incendios a diestro y siniestro y lidiar con muchas personalidades diferentes”, continúa diciendo Peña. “Entonces aparece Kayla y él no sabe demasiado sobre ella. Aparece el problema con el ratón y Kayla decide contratar a Tom, y después... el infierno se desata”.

Moretz añade: “Creo que Terence se da enseguida cuenta de que Kayla miente pero ella cree que lo está haciendo muy bien. Fue genial ver a Michael metido en esa dinámica”.

“Chloë es fantástica”, afirma Peña. “Lleva mucho tiempo trabajando a pesar de que cuando rodamos sólo tenía 22 años. Llega al plató perfectamente preparada y siempre está dispuesta a actuar; sabe jugar con muchísimos registros; sabe ser muy fantasiosa y al mismo tiempo muy realista. Ha sido maravilloso trabajar con ella”.

Aunque Kayla tiene que trabajar bajo la atenta mirada de Terence, a quien convence de que está cualificada para el puesto es al director del hotel. Rob Delaney interpreta al despistado Sr. Dubros.

“De niño veía a menudo 'Tom y Jerry'. Me encantaban”, recuerda Delaney. “Se peleaban con todas sus fuerzas, y eso era muy divertido. También me gustó su perspectiva tan original: siempre veías las mitades inferiores de las piernas de los humanos y tenías que entrar en las pequeñas madrigueras de Jerry, que siempre estaban adornadas con muebles hechos con cosas que se llevaba de las casas en las que estaba, como cajas de cerillas y carretes de hilo”.

Delaney explica por qué su personaje puede parecer que no se entera de lo que ocurre delante de sus narices. “Él es el jefe, lo que significa que Terence tiene que hacer gran parte del trabajo sucio y Dubros se limita a aprobarlo o no. Él ve las cosas desde la sala de mandos a cientos de metros de altura. Luego se deja caer y toma alguna decisión, así que se mantiene bastante distante hasta que las cosas se salen de madre y tiene que implicarse”.

En cuanto a por qué Dubros es capaz de dejarse engañar por gente como Kayla, Delaney afirma: "Él ve a una joven que tiene una energía maravillosa y un gran espíritu emprendedor, una sonrisa deslumbrante y que quiere darlo todo. Después acaba descubriendo que el trabajo no es perfecto para ella y que está cometiendo errores catastróficos. Pero es un personaje maravilloso ya que estás a su lado en cada paso del camino. Te preocupa que arruine la boda, que es lo que acaba haciendo, pero es lo que la convierte en una buena película”.

Por supuesto, organizar la boda del siglo exige que dos personas quieran casarse. En “Tom y Jerry”, son Ben y Preeta, que interpretan Colin Jost y Pallavi Sharda.

Jost bromea al afirmar que su personaje es “un tipo tan emocionante como dice su nombre. Ben y Preeta se van a casar y son el tipo de pareja de la alta sociedad de Nueva York que se ve en Instagram. Están celebrando 'la' boda del año en este famoso hotel. Por encima de todo, Ben quiere hacer feliz a su futura esposa y su nerviosismo le lleva a organizar una ceremonia cada vez más grande. Por supuesto, ella intenta que no lo haga con mucha mano izquierda. Pero él quiere impresionarla y también al padre de ella así que se vuelve loco y se inventa un montón de sorpresas porque cree que ella se lo merece, aunque la verdad es que esta no las quiere”.

Sharda lo confirma: “Es muy paradójico que el hombre caucásico-estadounidense quiera una gran boda india y la mujer de origen indio quiera una boda muy sencilla y discreta. Así que choca y todo acaba horriblemente mal porque lo cierto es que... hay animales por todas partes. Cuando Tom y Jerry se meten en el lío y los elefantes se asustan del ratón, el nivel de caos habitual que se produce en todas las bodas, en especial en las bodas indias, se convierte en una verdadera locura”.

Sharda reflexiona sobre la universalidad del dúo de dibujos animados y afirma: "Mi padre creció en la India y dice que en el campus de su universidad de Nueva Delhi se solían proyectar dibujos animados de 'Tom y Jerry' en una gran pantalla de cine al aire libre.”

A la actriz, que estaba emocionada de formar parte de algo tan importante para su propia historia familiar, también estaba feliz de trabajar con quien es su prometido en la pantalla. “Colin fue maravilloso y tuve mucha suerte de trabajar con él. Nos conocimos en la mesa de lectura. Ambos veníamos de viajes muy largos en avión, él de Estados Unidos y yo de Australia. Pero a pesar de estar tan cansados tuvimos una conexión instantánea en el diálogo ¡y eso nos preparó muy bien para el resto del rodaje!”

Jost sintió lo mismo. “Ha sido un placer trabajar con Pallavi”, dice. “Es muy divertida así que enseguida quise hacerla reír. Así fue como surgió una dinámica muy natural entre Ben y Preeta”.

Otro miembro del personal de Royal Gate es Cameron, un camarero encantador a quien le encanta enseñar a Kayla a manejarse en el hotel. Lo interpreta Jordan Bolger, que afirma: “Cuando Kayla comienza a trabajar en el hotel, Cameron se ocupa de ella y la ayuda en su trabajo. Después se implica en el problema de Jerry porque se conoce el hotel de arriba a abajo y señala a Kayla la dirección que debe tomar. Creo que él también siente debilidad por ella, que es otra razón por la que quiere ayudarla y verla triunfar”.

Un personaje que está muy interesado en su propio éxito es el Chef Jackie. Ken Jeong asumió el papel y consiguió que el chef resultara un personaje increíblemente cómico. “Es una persona muy estresada con problemas de ira que está preparando la boda más grande de su carrera, de su vida... todo depende de ese día”, comenta Jeong.

En el primer día de rodaje del actor había un enfrentamiento de alto voltaje entre su personaje, Kayla y Terence. “Fue muy divertido porque soy fan de Chloë y Michael. Yo ya había trabajado con Tim Story, así que somos viejos amigos”. Jeong añade que alcanzar el nivel de intensidad que exige el personaje de Jackie fue fácil porque "Tim crea un ambiente relajado y lo más importante para un actor es estar relajado, sobre todo en una película como esta donde la diversión viene de la mano del caos total y de la locura”.

“Sabía que Ken nos aportaría grandes dosis de comedia y comprendería las neurosis del chef Jackie, y es lo que hizo”, dice Story. “Fue genial tenerlo en la película”.

Uno de los personajes más extravagantes de la película es Joy, la botones del hotel. Patsy Ferran interpreta a Joy y la actriz reconoce que su personaje “no es la más lista del grupo. Sin darse demasiada cuenta de lo que ocurre, contribuye a que la historia avance mientras le da aún más problemas a Kayla, el personaje de Chloë, que intenta contener las excentricidades de Joy. Por eso fue tan divertido interpretar a Joy”.

Ferran recuerda: “'Tom y Jerry' son los únicos dibujos animados que recuerdo haber visto y que me gustaban cuando era pequeña, así que me ha encantado formar parte de esta película”.

Story también contó con algunos rostros famosos para hacer cameos, como el cantante puertorriqueño Ozuna que encarna a un miembro del personal del hotel; el presentador de televisión italiano Paolo Bonolis que es uno de los invitados a la boda; y el locutor deportivo estadounidense Joe Buck es… Joe Buck.

Para completar el reparto de estrellas animadas, "Tom y Jerry" presenta rostros en 2D tanto familiares como nuevos, algunos con voces que resultarán familiares para el público (sí, a diferencia de nuestro gato y ratón favoritos, ¡muchos de ellos sí que hablan!).

Spike, al que da voz Bobby Cannavale, es un bulldog algo bruto. Pero sigue siendo el mejor amigo del hombre, y ese hombre es Ben, el novio de la boda de la alta sociedad que se celebra en el lujoso Royal Gate Hotel de Nueva York. Pero ninguna pompa ni circunstancia le impedirá crear un follón, o más bien tornado, para atrapar a Tom.

Sofisticada pero engañosamente educada, la preciosa gatita Toots llega al Royal Gate Hotel en los brazos de una novia influencer de la alta sociedad. Pero Toots no le haría ascos a socializar con Tom, o a clavarle las zarpas a Jerry cuando se cruce en su camino.

Goldie nada feliz en la mesa del director del Royal Gate Hotel, el Sr. Dubros , burlándose en silencio de Terence, el manager de eventos. De hecho, siente una afinidad instantánea con Kayla, incluso cuando contrata a Tom para eliminar a Jerry, el invitado no deseado.

El líder de la pandilla local de gatos callejeros, Butch, al que da voz Nicky Jam, debe haber visto todas las películas de gánsters de los últimos cinco años, ya que comprende a la perfección tanto el léxico como los matices del lenguaje de la calle. Cuando detecta que Tom ha invadido su territorio, reúne a su pandilla para obligarlo a irse, pero Tom es un paso más rápido y más listo. Pero eso sucede hasta que se reencuentran en el refugio local de animales.

Nadie diría que Lightning, al que presta su voz Joey Wells, es el más inteligente del grupo. Se dice que fue el más débil de la camada, así que busca consejo en Butch, el líder de la pandilla, aunque eso signifique caminar sobre sus patas traseras y no sobre las delanteras.

De pequeña estatura, Topsy, con la voz de Harry Ratchford, no se anda con juegos. Para algunos de sus colegas es el gato con complejo de Napoleón, pero eso no le impide subirse a la caja más próxima para mirar a los ojos a su pandilla.

Por supuesto, ningún gato de dibujos animados que se precie de perseguir eternamente a un ratón enemigo estaría completo sin su propia conciencia animada…

Aquí entra el ángel con voz suave de Tom, que prefiere las soluciones humanas a las crisis de Tom, y su Diablo astuto y travieso, animando siempre a Tom para que persiga a Jerry.

Tom acude a ellos cuando debe tomar grandes decisiones, y aunque tiene dos asesores imaginarios hablándole al oído, el director Tim Story descubrió que solo había un hombre que podría prestarles su voz: Lil Rel Howery.

Para que su novia Preeta tenga el tipo de boda que él cree que ella quiere -y se equivoca de cabo a rabo-, Ben hace que el hotel organice la sorpresa más inimaginable.

Cecil y Malcolm son fundamentales a la hora de organizar la fiesta de la boda del siglo. Son dos showmen muy experimentados con un gran talento para el drama. Estos sofisticadísimos elefantes están convencidos que ellos son las estrellas del show, por encima de la novia o el novio. Con un talento tan descomunal, ¿qué podría salir mal?

Y por último (aunque técnicamente lo primero) tenemos a Pigeon que presenta a los espectadores el Nueva York de Tom y Jerry y lo hace a vista de pájaro: se trata de un rapero de la ciudad en pleno ascenso (que vuela muy, muy alto). Este crooner forma parte de un trío y le da voz el director Tim Story. Es conocido por ser el centro de atención y por llevarse de calle a sus fans.

Por supuesto, los fans más antiguos de Tom y Jerry, y de Hanna-Barbera, verán otros de sus personajes favoritos a lo largo de la película. Para crear todas las criaturas grandes y pequeñas, el Departamento de Animación, compuesto por 29 personas, 19 en el Reino Unido y 10 en Los Ángeles, se dividió en tres secciones: Producción, compuesta por el productor de animación y el coordinador de animación, ambos supervisando y dirigiendo el departamento; editorial, compuesto por un editor y dos asistentes, editando la animación y bloqueando tiempos y outputs; y los animadores, que constituyen el grueso del departamento.

Es evidente que el departamento estaba influenciado por los dibujos animados originales de Tom y Jerry ya que contaba con más de 100 episodios en su servidor colectivo como material de referencia. Así que los artistas habían visto los dibujos animados originales de niños y en la edad adulta y habían aprendido de la sincronización del cómic que los animadores originales habían perfeccionado. De hecho, el artista de historia Dino Athanassiou conoció a William Hanna a principios de los 80, y el artista de storyboard Phil Vallentin conocía personalmente a Hanna y a Joseph Barbera. Otros miembros del equipo ya habían trabajado en híbridos como "¿Quién engañó a Roger Rabbit?" y el "Space Jam" original.

En total, crearon un gran número de dibujos durante el proceso, con unos 15.000 en la fase previa al rodaje y 900 semanales en la fase posterior al rodaje a lo largo de 26 semanas, lo que equivale a 25.000 dibujos más.

Moretz afirma entusiasmada: “La animación dibujada a mano, el alcance, las texturas, los colores... ver todo eso es maravilloso y que me encantaba cuando era más joven. Y el hecho de que los humanos no puedan oír lo que dicen Tom, Jerry y el resto de los animales deja mucho a tu interpretación porque te preguntas qué se están diciendo y por qué se pelean. Me gustaba mucho explorar cómo era mi propia mente de niña así que fue genial verlo desde el otro lado al hacer esta película”.


"Este hotel ha alojado a cuatro presidentes, tres papas, dos reyes, y estamos a punto de albergar la boda del siglo" ~Terence


Localizaciones & diseño de producción & diseño de vestuario
“Si vas a situar a Tom y Jerry en un lugar al que no pertenecen, tienes un par de opciones", dice DeFaria. “Un avión. Puede que un crucero. Elegimos un hotel de lujo de cinco estrellas en Nueva York, por la sencilla razón de que hay muchas cosas que puedes destrozar en un hotel tan elegante y hay mucha gente que no quiere ver ni a un ratón ni a un gato y mucho menos a los dos persiguiéndose por el vestíbulo del hotel”.

El rodaje de "Tom y Jerry" se realizó en su mayoría en Warner Bros. Studios Leavesden y en dos lugares clave: Battersea Park, Londres, que se replicó muy bien para las partes más concurridas del famoso Central Park de Nueva York lo que incluye el lugar donde Tom instala su teclado; y a unos 32 kilómetros de la ciudad en Fulmer Wood, en Slough, que recreaba sus zonas más boscosas y menos transitadas. Para mayor autenticidad, una gran segunda unidad se montó en la verdadera Nueva York, y después, el equipo de diseño encajó las localizaciones; al final construyó 47 sets utilizando tres escenarios en el backlot de Leavesden. Cada entorno debía tener en cuenta tanto la acción real como los personajes animados que lo poblarían.

El equipo del diseñador de producción James Hambidge eligió una paleta de colores sencilla, asegurándose de que los pantones de Tom y Jerry no se repitieran en ningún lugar donde aparecieran. También prestaron especial atención a cosas como la altura de los muebles, teniendo en cuenta la pequeña estatura de Jerry. Lo hicieron con la colaboración del director de fotografía Alan Stewart, con el fin de fijar las posiciones elevadas de la cámara que fueran necesarias dadas las perspectivas de sus “estrellas”, o más cerca del suelo, para que resultara más visible.

El Royal Gate Hotel debía estar a la altura de establecimientos reales como el Plaza o el Waldorf Astoria, es donde se desarrolla la mayor parte de la acción en la película y, por lo tanto, exigió numerosos decorados, incluido un vestíbulo muy lujoso, un bar, la suite en el ático de los novios, la suite de Kayla, la oficina de DuBros, un pasillo, la cocina y el gran salón. Se pueden apreciar por todas partes las influencias e inspiraciones del Art Deco, Frank Lloyd Wright, Louise Kahn y Louise Sullivan; los sofisticados arreglos florales del vestíbulo se inspiraron en el George V de París.

Para crear la entrada principal del hotel, el equipo de diseño solo dispuso de ocho semanas para convertir el París de los años 20 de la segunda película de "Animales fantásticos" en el Nueva York contemporáneo. Pero aún quedaba una cosa: el práctico sistema de máquina de vapor ideado para la película anterior se volvió a instalar debajo de la carretera para alimentar el vapor a través de las tapas de las alcantarillas, lo que aportaba autenticidad al Manhattan de Tom y Jerry.

Para el mercado callejero de Jamaica que aparece en la película, se contó con la participación de 12 vendedores de verdad que vinieron con sus puestos para darle autenticidad a la escena. La producción también diseñó sus propios foodtrucks, como Mel's Meatpackers y Cornelius Hot Ribs, alquilando furgonetas antiguas Airstream a TLO, una compañía de vehículos de acción, y se añadieron otros puestos que vendían discos de vinilo, flores, telas y cocos.

Para la extravagante boda de Ben y Preeta que se celebra en el hotel, la decoradora de escenarios de Hambidge, Niamh Coulter, y su equipo investigaron en profundidad las bodas indias, buscando encontrar un equilibrio entre Ben que quería llevarlo todo al límite, como se recogía en el guión, y un acontecimiento súper elegante y con la clase que merece el lugar. Coulter y su ayudante viajaron a la India para ver el Mandap, la estructura donde se lleva a cabo la ceremonia, y también compraron los tronos y muchos otros muebles.

Sin embargo, uno de los muebles más bonitos lo creó el departamento de atrezzo, que diseñó las sillitas de director para Tom y Jerry.

Pero fueron los equipos de efectos especiales y visuales de Story los que crearon el Tom "real", junto con otros animales de referencia, en forma de marionetas tridimensionales para Tom, Jerry, Toots, una cabeza de Spike, una cabeza de tigre de Bengala y un elefante a tamaño natural, maniobrable y plegable. Utilizando técnicas de escalado modernas y tradicionales, cada uno de ellos se imprimió primero en 3D a una escala más pequeña antes de aumentarlo con Plastazote, una espuma de polietileno. Las marionetas de Tom se hicieron con espuma de poliuretano con una armadura de aluminio, creando una maqueta de marionetista a tamaño natural que permitiera al reparto ver "reacciones" instantáneas durante el rodaje, así como maquetas peludas para ambos protagonistas, fabricadas para ayudar a tener referencias en la iluminación del set y del volumen en la cámara. Seis marionetistas se ocupaban de accionar la colección de animales falsos.

“Normalmente, cuando haces una película como esta, actúas con una pelota de tenis”, afirma Peña, “así que fue muy agradable trabajar con titiriteros reales. Eso hizo más auténticas las interacciones en las escenas y te daba la impresión de que podías comunicarte más fácilmente con todos los animales”.

Moretz, que es seguramente la actriz que tiene más escenas con Tom y Jerry, está de acuerdo. “En primer lugar, fue una gran experiencia actuar frente a los titiriteros". Aunque es cierto que requirió un poco de tiempo para acostumbrarse y se produjeron momentos muy cómicos fuera de la pantalla, reconoce la actriz. “Fue interesante, ¡y la verdad es que no nos aburrimos nunca!”

El equipo de SFX también diseñó y construyó dos plataformas para elefantes a medida para simular la caminata de Cecil y Malcolm. Esto se logró sincronizando motores y fuelles de aire para crear esos gigantes tan pesados. El movimiento se programó especialmente para los efectos especiales del ciclo de la caminata.

Aunque parte del reparto era, por supuesto, animada, la mayoría era humana. La diseñadora de vestuario Alison McCosh y su equipo fueron responsables de crear looks para todos: se fabricaron o compraron unos 80 trajes para el reparto principal y 1.750 trajes para el público.

Para la Kayla de Moretz, la influencia de McCosh fue Nueva York, así que creó un estilo personal urbano relajado y discreto para el personaje, utilizando el negro y el gris, una pizca de flores y color canela, pero en general tonos apagados.

Tanto los personajes de Michael Peña como el de Rob Delaney, Terence y el Sr. Dubros, son todos hombres de negocios, así que McCosh los vistió con un traje gris y raya diplomática para el primero y azul marino para el segundo.

En el caso de Ben, fue el Upper Westside de Nueva York que le inspiró, combinando de forma discreta ante, cachemir, algodón ligero y lanas. Para su futura esposa, Preeta, McCosh aportó un toque de cultura india con telas con brocados y estampados en seda, encaje, algodón y lino. Y su vestido de novia hindú fue proporcionado por un diseñador indio.


Tunes for toons
Para capturar la mezcla de temas familiares y el habitual caos que desencadenan los personajes, Story recurrió al compositor Christopher Lennertz para crear la música. También trabajó con el supervisor musical Kier Lehman para crear una emocionante mezcla de canciones clásicas y modernas con artistas como T-Pain, A Tribe Called Quest, Jodeci, Flo Rida, Jagged Edge, Bizkit & Butta y DJ Shadow con De La Soul.

“Tom y Jerry resisten la prueba del tiempo porque todos podemos identificarnos con ellos”, resume Story. “Todo el que haya vivido en una familia reconoce inmediatamente la relación que hay entre ambos que tanto se parece a la relación de amor-odio que hay entre hermanos. Pero a pesar de que Tom y Jerry no paran de pelearse todos los días, cuando las cosas se ponen feas, no querrían recurrir a nadie más. Esa dinámica, representada por su increíble e intemporal estilo de comedia física, es universal. Por eso son personajes tan icónicos y populares en todo el mundo. Esperamos que los espectadores actuales, sin importar su edad, revivan esa nostalgia pero también disfruten de estos chicos de una manera nueva, fresca y contemporánea diseñada para la generación de hoy”.