Web  LaHiguera.net
LaHiguera.net
Música | Cine
 Destacado: '6 héroes', una película de animación para la Navidad 2014
Lahiguera.net en Twitter Lahiguera.net en Facebook
 Noticias de cine | Cartelera | Próximos estrenos | DVD | Avances | Tráilers | Festivales y premios | Actores y actrices | Carteles | Blog C 
 
   Buscar |
Guía de cine   |
|
 
 Cinemanía >> Películas >> 21 Black Jack >> Comentario
21 Black Jack | Sinopsis | Comentario | Reparto | Ficha técnica | Fotos | Noticias 
21 Black Jack cartel reducido
21 Black Jack
(21)
Dirigida por Robert Luketic
¿Qué te parece la película?
Genial Muy buena
Entretenida Interesante
Mediocre Un rollo
Votar  Ver resultados 
El Facebook de LaHiguera.net: Síguenos, y estarás al tanto de todas las novedades
Reducir tamaño de letraAumentar tamaño de letra Cambiar el tamaño del texto

Dirigida por Robert Luketic. La película está protagonizada por Jim Sturgess y Kate Bosworth, con Laurence Fishburne y Kevin Spacey. Dirigida por Robert Luketic. Producida por Dana Brunetti, Kevin Spacey y Michael De Luca. Guión de Peter Steinfeld y Allan Loeb, basado en la novela Bringing Down the House de Ben Mezrich. Los productores ejecutivos son William S. Beasley, Brett Ratner y Ryan Kavanaugh. Director de fotografía: Russell Carpenter, ASC. Diseñadora de producción: Missy Stewart. Realizador: Elliot Graham. Diseño de vestuario: Luca Mosca. Música: David Sardy.

"¿Quién no querría ir a Las Vegas y forrarse, no gracias a la suerte, sino por tener inteligencia para ello?", pregunta Kevin Spacey, describiendo así lo atractivo de la historia de 21: Black Jack. Spacey explica que, aunque parece un sueño de fantasía, la película está de hecho inspirada por un grupo de estudiantes reales del MIT de los años 90. "Me encantó la yuxtaposición entre la vida de estos chavales en Boston –donde eran empollones con lápices en el bolsillo– y la vida que se inventan en Las Vegas, donde pueden convertirse en cualquier persona que deseen ser".

"En Las Vegas puedes convertirte en quien quieras", afirma Robert Luketic, director de la película. "Los genios del MIT se convierten en estrellas de rock. Se les dan las claves para llegar a Las Vegas. Tienen acceso a muchas cosas que los demás sólo podríamos soñar."

Hace ya mucho tiempo que el socio en las aventuras de producción de Spacey, Dana Brunetti, había oído los rumores sobre los gurús matemáticos del MIT (una de las más prestigiosas universidades estadounidenses) que se habían dedicado a utilizar su enorme talento con un fin muy concreto: batir las probabilidades del black-jack y ganar millones en los casinos de Las Vegas. "Desde que empecé a jugar al black-jack me ha fascinado el hecho de que se le puede ganar", cuenta Brunetti. "Un día, por casualidad, un amigo mío cenó con un tipo que solía contar las cartas en un equipo con el que jugaba anteriormente. En seguida pensé que era una idea fantástica para una película". Brunetti sabía que la historia interesaría a Spacey, "pero no llegamos a nada hasta que Ben Mezrich escribió su historia para la revista Wired".

El artículo de Mezrich apareció en el número de septiembre de 2002 de Wired. En su relato sobre los genios en ciernes del Instituto Tecnológico de Massachusetts que habían derrotado a Las Vegas en su propio juego, la historia de Mezrich incluía de todo: grandes dosis de acción, una mirada sorprendentemente cercana sobre el personal de seguridad de los casinos, y las ventajas e inconvenientes del glamoroso y deslumbrante estilo de vida de Las Vegas. El artículo de Mezrich era una historia real que sonaba como un thriller de Hollywood. Subyugado inmediatamente por las posibilidades, Brunetti se puso en contacto con Mezrich, pero la primera impresión del autor fue que uno de los estudiantes le estaba gastando una broma (lo que no sería demasiado raro en un estudiante del MIT).

"Me llamó un tío y me dijo: "Hola, soy Dana Brunetti, y tengo a Kevin Spacey esperando al teléfono". Y yo dije sí, claro. Me apunté su número y le dije que ya le llamaría. A continuación busqué en Google "Dana Brunetti", ¡y resultó que trabajaba de verdad con Kevin Spacey! Brunetti y Spacey adquirieron poco después los derechos sobre el artículo".

En esas mismas fechas, Luketic leyó también la historia de Wired y pensó que sería una gran película. "Acababa de volver de una gira en Europa para promocionar Una rubia muy legal, y estaba buscando un nuevo proyecto. Por entonces leí en la revista Wired el artículo sobre el equipo de estudiantes superdotados del MIT que ganan a los casinos en Las Vegas, pero cuando llamé, me enteré de que Kevin Spacey ya había comprado los derechos del proyecto. Pasaron algunos años, y un día un guión aterrizó en mi mesa y me volví a acordar de todo. Me imagino que tenía que pasar así".

El productor Michael De Luca explica que el libro despierta en todos nosotros el sueño de ganar al casino en Las Vegas. "Siempre me ha gustado mucho el veintiuno", dice convencido, "así que, después de leer el libro, intenté entender el método de recuento del libro. Es muy difícil para cualquier persona que no sea un genio de las matemáticas, pero también es contagioso. Las pocas veces que consigues contar bien y ganas una mano con un montón de pasta, te sientes realmente bien".

Cuando el libro de Mezrich llegó a las librerías se convirtió en un fenómeno, que permaneció en la lista de los más vendidos 59 semanas y vendió 1,5 millones de ejemplares. Traducido a doce lenguas, el libro continúa registrando unas ventas espectaculares.

Para adaptar el libro de no ficción de Mezrich a una película, los productores hicieron algunos cambios en la historia, pero advierten que las licencias dramáticas no cambian lo que ha hecho al libro tan popular. "Es una película divertida. No pretende ser ningún docudrama", enfatiza Dana Brunetti. "Hicimos algunos cambios en la historia real para que funcionara mejor como película de entretenimiento. En primer lugar, la situamos en la época presente y le añadimos el elemento romántico. Pero no tocamos ni un ápice de lo que hace que la historia sea tan excitante: la acción tensa, las altas apuestas, el uso de identidades falsas y las bravuconadas para llegar a lo más alto en el vertiginoso mundo de las Vegas, ganando al casino y consiguiendo millones. Eso es lo que trata el libro, y eso es también lo que trata la película".

Tanto el libro como la película están inspirados en las experiencias de Jeff Ma, que estudiaba en el Instituto Tecnológico de Massachusetts cuando fue captado para unirse al equipo de black-jack. Aunque Ma y sus compañeros de equipo poseían algunas de las cabezas mejor dotadas del país, para tener éxito como equipo necesitaban algo más. "Creo que la verdadera razón por la que se me pidió que me uniera al grupo era porque pensaban que sería bueno, no sólo por mi inteligencia, sino por mi conducta y mi capacidad para entrar en un casino y venderme", afirma.

Ma visitó el set de rodaje en numerosas ocasiones, tanto en Vegas como en Boston, e incluso hace un cameo como repartidor de cartas de black-jack en la película. "Es una historia que todo el mundo querría que le pasara", dice Ma. "Todo el mundo quiere ser esa persona que gana en Las Vegas, que consigue llevar ese estilo de vida".

Mientras perteneció al equipo del MIT, Ma fue el jugador principal; cuando sus compañeros de equipo, llamados observadores, encontraban una baraja interesante, Ma se sentaba y jugaba apuestas altísimas con las probabilidades a su favor. Ma recuerda que tenía que vencer las partes naturales de su personalidad para interpretar el papel de gran jugador de forma convincente. "Teníamos siempre el miedo, racional o irracional, de que nos pillaran", afirma. "A mí no me gusta que nadie me grite. Así que, con independencia de que los casinos puedan o no causar daños físicos, ese miedo está siempre escondido en algún rincón de la mente".

El equipo del MIT cambió la vida de Ma, no sólo mientras perteneció a él, sino para siempre. "Creo que mucha gente se dedica a trabajos que no les gustan sólo por el dinero", dice. "Gracias al black-jack, yo nunca tendré que hacer un trabajo así. Tuve dinero suficiente para hacer todo lo que quería, como entrenar al waterpolo y después crear una empresa de deportes. Nunca tendré que aceptar un trabajo que no me guste sólo por el dinero. Y ése es el mejor regalo que el black-jack me ha dado".

Actualmente Ma tiene prohibido jugar al black-jack (o veintiuno) en la mayor parte de los casinos de Las Vegas. Los casinos le dejan participar en otros juegos, pero no en el que es un maestro. Pero lo que más echa de menos Ma no es el black-jack, sino el formar parte del equipo. "Éramos un grupo de 10 ó 20 chavales –literalmente unos críos, 21 años– que gestionábamos una empresa multimillonaria, intentando hacer que funcionara e intentando ganar más millones. Echo de menos esa camaradería".

Para dirigir la película, los productores pensaron en Robert Luketic. El productor Michael De Luca afirma que Brunetti, Spacey y él se vieron atraídos por la visión de Luketic sobre la película. "21 Black Jack abarca muchos géneros, muchos tonos distintos. Es una película de suspense con elementos de acción, comedia y románticos, y está inspirada en hechos reales. Incluso con todas esas bolas en el aire, Robert fue capaz de equilibrarlas en una visión unificada".

"Yo había dirigido varias comedias románticas y me apetecía mucho intentar algo diferente", confirma Luketic. "Con todo lo que 21 Black Jack podía ofrecer –momentos de alta tensión, conatos de accidentes, y la fantasía hecha realidad de dar a Las Vegas un poco de su propia medicina– me pareció una oportunidad fabulosa".

Kate Bosworth, que ya había trabajado anteriormente con Luketic en El chico de tu vida (Win a Date with Tad Hamilton) afirma: "Ha conseguido el equilibrio imposible de ser extremadamente profesional y serio cuando es necesario, pero seguir siendo un niño en el fondo. ¡Me encanta eso! Me parece que la gente con ese tipo de personalidad hace las mejores películas, porque consiguen que sea divertido".

Kate continúa diciendo: "Robert tiene un gran sentido del humor. Cuando estoy con él, me parece que puedo probar cualquier cosa, y no es algo que me pase con todo el mundo".


El reparto
En el papel principal encontramos a Jim Sturgess, que anteriormente ha protagonizado la película de la directora Julie Taymor Across the Universe. Luketic afirma que Sturgess está en la cúspide de su conversión definitiva en una gran estrella. "Lo tiene todo", dice el director. "Tiene un gran talento para hacer las cosas bien a la primera, sea drama o comedia, lo que es una extraña combinación. Tiene una gran pasión y fuerza; y como director, yo busco esa pasión, ese amor, esa excitación, esa necesidad y deseo. Debido a esa pasión, además de su talento y su carisma, supe que sería perfecto para el papel".

Sturgess recuerda: "Le envié una cinta con la audición, sin esperar que saliera nada de todo eso. Pero me llamaron por teléfono y me dijeron que Robert quería conocerme. Un día desayunamos juntos en Londres, hice algunas pruebas de pantalla, y después me ofrecieron el papel".

Sturgess está convencido de que su personaje tiene una "mente de genio", pero eso no es suficiente. "Está en un punto de su vida en el que su cerebro sólo le permite avanzar hasta cierto punto", explica. "Necesita algo más, algo de su personalidad, que le dé alguna ventaja, algo más que sólo tener buenas notas en un trozo de papel".

En la película, los personajes se disfrazan para eludir mejor a los vigilantes de Las Vegas. Para Sturgess, ese era uno de los desafíos más interesantes de 21 Black Jack: la oportunidad de interpretar a muchos personajes en una sola película. Sturgess afirma que los disfraces le ayudaron a situarse en el papel. "Cuando estás en una clase con una camisa a cuadros y una sudadera, eso te ayuda a sentirte como un estudiante del MIT. Después, estar bajo las luces brillantes de Las Vegas, con un traje de Armani y miles de dólares en el bolsillo, definitivamente ayuda mucho a hacer la transición".

El productor De Luca afirma: "Jim es todo un hallazgo. Creo que va a ser una estrella cinematográfica de las grandes. Aporta inocencia, vulnerabilidad, y una intensidad inquietante a la que puede recurrir cuando es necesario".

Laurence Fishburne añade: "Jim es un actor joven encantador que tiene algo, tiene talento, y está plenamente comprometido con su arte. Te da todo lo que tiene. Eso es lo que hacemos los actores: actuamos entre nosotros. Trabajar con él fue una experiencia llena de frescura".

Junto a Sturgess, en el papel de Jill Taylor, está Kate Bosworth. Después de coprotagonizar junto a Spacey Beyond the Sea y Superman Returns (El regreso), conseguir que Bosworth hiciera el papel fue tan sencillo como hacer una llamada de teléfono. Bosworth recuerda: "Durante el rodaje de Superman Returns, Kevin mencionó este proyecto. Mucho tiempo después, yo estaba terminando otra película y planeando tomarme unas vacaciones cuando Kevin me llamó. Sus palabras exactas fueron: '¿Te importa acercarte a jugar un poco en Las Vegas y en Boston?' Era bastante difícil decir que no".

Al describir lo que le atrajo del proyecto, Bosworth afirma: "A todo el mundo le gusta ver cómo un grupo de gente normal vence al sistema, y eso es lo que hicieron esos chicos. Es extraordinario, casi increíble, pero cierto".

En una película coral como 21 Black Jack, según relata Bosworth, la relación entre los actores es tan importante como los propios actores. "Dado que la historia trata sobre un grupo de chicos que se conocen desde hace tiempo, que confían unos en otros por completo, esta película realmente depende de la química del reparto para conseguir mostrar eso", afirma.

"Kate es una estrella de cine, y aportó su extraordinario carisma y el glamour de Hollywood a ese papel", dice De Luca. "Pero también tiene gravedad, lo que aporta un nivel de actuación del personaje que no encuentras en muchas actrices. Tuvimos mucha suerte al poder tenerla a bordo".

"Siempre es un placer trabajar con Kate", sonríe Spacey. "Es muy guapa, fieramente inteligente, tiene un talento increíble, y una gran capacidad de diversión para moverse por Las Vegas durante tres semanas. Estoy encantado de que saliera tan bien".

Spacey, por supuesto, tuvo siempre claro que él interpretaría el personaje secundario de Micky Rosa, el genio loco de la estadística que reúne al equipo del MIT en la película. "El personaje es una fusión", observa. "Es una combinación, una compilación de gente real y de la imaginación. En parte de mi imaginación, espero, dado que yo lo interpreto".

Spacey cuenta que, sin habilidades matemáticas reales en las que basar su interpretación, "esto es actuación en estado puro. En realidad, yo suspendí las matemáticas básicas el último semestre del instituto, así que la idea de que yo podía contar cartas es bastante absurda. Aún así, espero que la gente lo crea".

Laurence Fishburne, un curtido veterano con un gran número de fans, también se mostró encantado de unirse al reparto, gracias a la intermediación de Spacey.

Él lo explica así: "Conozco a Kevin Spacey desde hace mucho tiempo. Nos movemos en los mismos círculos y tenemos amigos comunes. Yo le admiraba y respetaba, pero nunca habíamos trabajado juntos antes, así que me entusiasmó la oportunidad de unirme al proyecto y actuar con él".

"No soy un gran jugador, pero hay algo sexy en esa vida y en la cultura del juego", añade Fishburne. "Interpretar este papel ha sido una forma de involucrarme en ese mundo".

Spacey afirma: "Siempre he querido trabajar con Laurence Fishburne. Una de las cosas que admiro de él es los recursos que utiliza para crear sus personajes, dándoles historia, peso y profundidad".

Aaron Yoo, que protagonizó el gran éxito del año pasado Disturbia, fue seleccionado para el papel de Choi. Liza Lapira, conocida sobre todo por su aparición en la serie de televisión Huff, interpreta a Kianna. Jacob Pitts, protagonista de la comedia Eurotrip, es Fisher. Josh Gad interpreta a Miles

Yoo afirma: "Había leído el libro cuando se publicó, y más tarde me enteré de que Kevin Spacey había comprado los derechos. Llamé a mi agente y le dije que esperaba que hubiese un papel en esta película para mi, si por casualidad alguna vez se hacía. Bueno, pues resulta que años más tarde, estoy en Sundance, frenéticamente ocupado, y me llama mi agente y me pregunta si puedo grabar una cinta de audición y enviarla por mensajero a Los Angeles. Y me dice que me quieren para ese proyecto del que le hablé hace un millón de años. Terminé volando directamente de Park City a Las Vegas para la lectura del guión. Estaba todo fuera de control".

Yoo añade que le entusiasmó cómo 21 Black Jack narraba su historia de forma enteramente fresca y original. "Por mi propia experiencia, en la universidad intentas separarte de lo que fuiste e intentar averiguar quién eres. Hay algo sobre eso en esta película que me atrajo mucho".

Lapira afirma que quedó atónita por la oportunidad de trabajar con Kevin Spacey. "Cuando me enteré de que había conseguido un papel con Kevin en la película, me quedé entusiasmada. Sé que es muy típico decirlo, pero aprendí muchísimo de ver cómo trabaja".

Pitts dice que lo que a él le atrajo de la película fue que era diferente de las muchísimas otras películas ambientadas en las Vegas. "La mayor parte de las películas ambientadas en Las Vegas están plagadas de tipos duros, hastiados del mundo en el que viven. En 21 Black Jack, los personajes son, sobre todo, chicos. Se dejan llevar por el estilo de vida, pero sin el dolor que hay detrás. La película trata sobre su introducción en ese lado de la ciudad; su inocencia hecha trizas".

Top Vídeos Películas
PROXIMOS ESTRENOS
CARTELERA DESTAC.
ACTORES Y ACTRICES
AVANCES DESTAC.
Musicalia Cinemanía Servicios (+)
Noticias
Novedades
Próximas novedades
Discos históricos
Canciones
Festivales + premios
Artistas y grupos
Portadas
Listas
Guía / directorio
Blog Musica & Roll
Noticias
Cartelera
Próximos estrenos
DVD
Avances
Tráilers
Festivales + premios
Actores y actrices
Carteles
Box-office
Guía / directorio
Blog Cine & Rol
Postales
Chistes
Lista de correo
Top10Listas.com
© LaHiguera.net | Contacto | Redacción | Recomienda | Sugiere una web | Aspectos legales | Política de privacidad | Cookies | Publicidad y webmasters | RSS