Cinemanía > Películas > Arthur > Comentario
Destacado: Zendaya, Josh O'Connor y Mike Faist es el trío protagonista de 'Rivales'
Arthur cartel reducidoArthur(Arthur the King)
Dirigida por Simon Cellan Jones
¿Qué te parece la película?

ARTHUR, protagonizada por Mark Walhberg, está basada en la fascinante historia real de Mikael Lindnord, un corredor de aventuras sueco que participaba en una carrera de resistencia de 435 millas (unos 700 km) y se ganó los corazones de millones de personas cuando él y su equipo adoptaron a Arthur, un perro callejero que les acompañó durante una épica carrera de resistencia por la selva ecuatoriana.

Dirigida por el ganador de un premio BAFTA® Simon Cellan Jones (Our Friends in the North), esta película de aventuras está basada también en el libro Arthur: El perro que atravesó la jungla para encontrar un hogar, un éxito de ventas que escribió el propio Lindnord, quien también participa en el guion.


EL REY ARTURO
A lo largo de la historia, han ocurrido acontecimientos tan épicos, que están a caballo entre la leyenda y la realidad. Alguien llevó a cabo un acto heroico; los testigos se quedan atónitos; y empezó a correrse la voz de lo sucedido. La historia del Rey Arturo y sus Caballeros de la Tabla Redonda, es un claro ejemplo de estas historias épicas que se remontan a cientos de años. En la actualidad, nadie puede asegurar si ese rey medieval existió o no, pero su leyenda persiste, con tanta intensidad, que es capaz de infundir valor a un corazón devorado por el miedo y la ansiedad.

Esa leyenda inspiró al atleta de élite Mikael Lindnord, quien le otorgó el nombre de dicho rey a un maltratado chucho callejero, cuya lealtad le llegó al corazón. El perro es absolutamente real, y Lindnord empatizó con su valor y su sufrimiento. "Antes no me atraían nada los animales, y estaba demasiado ocupado liderando un equipo de atletas de élite, pues íbamos a participar en una carrera de larga distancia durísima" - reconoce Lindnord- "Vamos, que no era el momento más adecuado para ocuparme de un perro".

Pero las leyendas tienen que ver con los desafíos, no con la conveniencia. Por eso, se fue corriendo la voz del encuentro entre Lindnord y Arthur durante el Campeonato Mundial de Carreras de Aventura, y esta conmovedora historia cautivó al mundo.

La historia fue tan potente, que inspiró dos galardonados documentales, y también la película familiar de aventuras ARTHUR, a la que aquí nos referimos, que cuenta con un reparto de estrellas internacionales encabezado por el oscarizado actor Mark Wahlberg, y está dirigida por Simon Cellan Jones. Debe reseñarse también, que el guion redactado por Michael Brandt es una adaptación del del best-seller escrito por Lindnord "Athur: El Perro que Cruzó la Jungla para Encontrar un Hogar".

La película relata cómo en el transcurso de 10 días y 435 millas (unos 700 km), se forja un vínculo inquebrantable entre el competidor aventurero Michael (interpretado por Wahlberg), y un desaliñado chucho callejero al que llamó Arthur. Basado en una historia real, Michael estaba desesperado por ganar la carrera, ya que ésta representaba su última oportunidad de lograrlo antes de retirarse, y para ello, convenció a un equipo de atletas de élite (Simu Liu, Nathalie Emmanuel y Ali Suliman), para que se unieran a él, en el Campeonato del Mundo de Carreras de Aventuras, que se iba a celebrar en La República Dominicana. Y mientras este equipo ponía a prueba sus límites de resistencia en esta durísima carrera, fue Arthur quien les mostró el verdadero significado de victoria, lealtad y amistad.

(Por favor, tengan en cuenta que Mikael Lindnord encontró a Arthur cuando era miembro de un equipo sueco, que competía en el Campeonato del Mundo de Carreras de Aventuras de 2014, que tuvo lugar en Ecuador. Mientras Michael es el actor americano que, en esta película, interpreta a un personaje inspirado en Lindnord, que compite en una dramatización del Campeonato del Mundo de Carreras de Aventuras, que en el film ubica en La República Dominicana, en 2018).

Michael Light, el protagonista de la película, lleva 20 años obsesionado con este peligroso deporte. Su esposa, Helen (Juliet Rylance), formó parte de su equipo en el pasado, pero lo dejó para ocuparse de Ruby, la hija de ambos, y desearía que Michael hiciera lo mismo. Pero su marido es un ferviente competidor, que nunca ha ganado un Campeonato del Mundo, y está seguro de que ésta será su última carrera, así que su mujer le apoya sin reservas, en esta última oportunidad de cumplir su sueño.

En esta dura prueba deportiva, los atletas se reparten en equipos integrados por cuatro miembros, para atravesar terrenos increíblemente accidentados. Deben correr, escalar, montar en bicicleta, remar en kayak, y todo eso sin dormir a penas, para cubrir 700 kilómetros de uno de los paisajes más desafiante de la naturaleza, compuesto por densas selvas, barro viscoso, barrancos sin fondo, acantilados verticales, y anchos ríos. Sin olvidar que en la jungla dominicana abundan las lluvias torrenciales, el calor sofocante, los insectos voraces, o las serpientes que se deslizan entre las raíces de los árboles. Por lo que la fortaleza física, es tan importante como la mental, para afrontar este reto con éxito.

Reseñable es también, que, aunque los miembros del equipo deben estar capacitados para enfrentarse a todas las pruebas, pero algunos están especializados en una disciplina en concreto. Por ejemplo, contar con un buen navegante es crucial, y por eso Michael recluta a Chik (Ali Suliman), ganador de siete campeonatos del mundo. Su antiguo equipo prescindió de él después de que el atleta se lesionara la rodilla, y creía que no volvería a competir hasta que Michael le tentó para que se uniera a su equipo en esta aventura; algo a lo que Chik no se pudo resistir, y tan sólo pidió suficiente tiempo de entrenamiento sobre el terreno en el que se llevaría a cabo la competición.

Junto a estos dos veteranos, dos estrellas emergentes completan el equipo: Olivia (Nathalie Emmanuel), hija de un famoso escalador que muestra signos de querer preservar el legado de su padre; y Leo (Simu Liu), un contendiente intrépido que posee el tipo de presencia en las redes sociales que atrae a los patrocinadores.

Con respecto a este aspecto, el de los patrocinios, encontrar a un sponsor generoso es la única forma que tiene Michael de poder costearse el entrenamiento largo que necesita; pero por culpa de un antiguo post de Leo, en Instagram, no es ningún secreto que la última carrera de Michael fue un desastre, así que cuando Michael pide financiación a los ejecutivos de Broadrail, le ofrecen sólo una fracción de lo que necesita, e insisten en que

Leo debe formar parte del equipo. Michael tiene reputación de ser un excelente corredor, pero no un gran compañero de equipo. Sin embargo, esta vez hará lo que sea, con tal de llevar a su equipo a República Dominicana y ganar.

Por fin llega el día de la carrera, y cincuenta y cuatro equipos se agolpan en la línea de salida, portando rastreadores para que sus fans puedan seguirles online. Antes del final, atravesarán 10 áreas de transición, en las que podrán cambiar el equipamiento e intercambiar "pullas" amistosas con los rivales. En estas áreas, también descansarán, comerán y obtendrán la atención médica, y conseguirán información sobre el puesto en el que están en la competición.

Arthur, que por aquel entonces no tenía nombre aún, estaba agazapado en una de las primeras áreas de transición; se le veía sucio, parecía hambriento, y además estaba gravemente herido, pero al igual que Michael, estaba dispuesto a todo para alcanzar su sueño.

El equipo Broadrail estaba almorzando cuando Michael sintió los ojos del perro sobre él. Hay que tener en cuenta, que los chuchos callejeros abundan en las áreas de transición, donde acuden en busca de restos de comida, y quizás de una palmadita en la cabeza. Arthur no pedía nada, pero, aun así, Michael le arrojó un par de albóndigas.

Tras el descanso, el quipo continuó la carrera, y unos 320 kilómetros más tarde, Arthur apareció otra vez. ¿Cómo era posible? Después de todos los obstáculos que estos deportistas de élite habían superado para llegar hasta allí, no podían imaginar cómo un perro herido había sido capaz de alcanzarlos. Pero Arthur lo había hecho, lo que le valió que le otorgaran un nombre, y convertirse en el quinto miembro del equipo.

Una de las normas de las carreras de aventuras es que todos los miembros del equipo deben cruzar la meta juntos, y los espectadores se quedaron atónitos cuando se enteraron de todos los sacrificios que el equipo tuvo que hacer, para llegar al final con Arthur, así que empezó a correrse la voz, de modo que esta épica historia se convirtió en leyenda.

Cuando Michael regresa a su casa, en las montañas de Colorado, su esposa Helen y su hija Ruby aplauden que el equipo de su padre haya adoptado a un nuevo miembro, y se preguntan si su familia debería ampliarse también.


DOS HISTORIAS EN UNA
Michael es un atleta profesional al que solo le importa una cosa: ganar. Tal es su obsesión, que está dispuesto a gastar el dinero que su familia llevaba ahorrando toda la vida, con tal de tener una última oportunidad de convertirse en el campeón del mundo de Carreras de Aventura, algo que lleva intentando, sin éxito, casi 20 años. Pero casi al principio de la competición, se encuentra por casualidad con un perro callejero herido; El animal le conmovió, pero no podía permitirse distracciones, pues para ganar, es imprescindible mantener el foco en la carrera; como capitán de equipo veterano lo sabe mejor que nadie; pero su corazón no está de acuerdo, y tampoco el perro, que tiene un instinto de supervivencia tan acusado como el de Michael.

ARTHUR combina la acción, y el subidón de adrenalina característico de las carreras de aventuras, con el conmovedor viaje emocional que vivió, por sorpresa, este competidor altamente disciplinado, Michael, interpretado por el actor Mark Wahlberg, basado en el deportista real Mikael Lindnord: "Me atraen las historias reales, las historias que te inspiran. Además, esta es probablemente, una de las películas que requieren estar en mejor forma física que rodaré jamás" - dice Wahlberg, que también es productor de ARTHUR. - "Pero es más que una película de acción, es una película impactante por las emotivas relaciones".

Los realizadores dieron prioridad al carácter y al corazón cuando hicieron el casting para elegir a los componentes del equipo: "Queríamos personas que pudieran captar los aspectos emocionales de los personajes; que fuesen grandes actores, no solo grandes atletas, y tuvimos la suerte de encontrarlas"- declara Wahlberg.

El director Simon Cellan Jones también se sintió atraído por la dualidad de la película: "Me encanta que comienza siendo una historia de aventuras, pero luego aparece el perro y lo cambia todo. Empieza como un film sobre la obsesión por ganar, pero muestra que hay otras formas de ganar"- explica Jones. -"Y el espectador también es testigo de cómo el perro ve a estas personas: es un vagabundo, una criatura enferma y cansada, capaz de realizar las mismas proezas que los competidores, y con las mismas cualidades de éstos: determinación, negación a abandonar, y una mezcla entre tozudez y obsesión loca que les mantiene en pie para alcanzar su objetivo".

Wahlberg y su compañero de producción, Stephen Levinson, propusieron a Jones para dirigir ARTHUR. "Jacques Jouffret, nuestro director de fotografía y yo, pensamos en él cuando hablábamos sobre hacer esta película"- comenta Wahlberg - "Trabajé con Simon en "Ballers", donde yo era productor y él dirigía episodios, y ambos sabíamos que Jones era duro, comprometido, y con un ojo fantástico".

Los otros productores de ARTHUR estaban intrigados: "Echamos un vistazo al trabajo realizado por Simon en "Boardwalk Empire", "Ballers" o "Power", y todos estábamos de acuerdo en que tenía mucho talento para lograr que los sentimientos parecieran auténticos" - confirma el productor Tucker Tooley, que previamente había trabajado con Wahlbert en "The Fightler"- "Ese era un aspecto esencial aquí, pero nuestra primera pregunta fue: ¿Te gustan los perros?"

"Le encantan los perros, y tiene perros (pastores alemanes), así que fue genial" - continúa Tooley- "Entendió en seguida el lenguaje de la película, cuyo núcleo es la relación entre Michael y Arthur, y cómo se forjó el lazo entre ellos, además de la interacción entre los miembros del equipo. Si a la película le quitas todos los adornos: los efectos especiales, la acción y las impresionantes vistas, lo que queda es la esencia, consistente precisamente en eso: las relaciones. De modo que la capacidad de Simon para captar este aspecto, y su habilidad para darle forma, le convirtieron en el candidato perfecto para el film. Además, era incansable, entusiasta y un gran líder para el equipo".

Jones comprendió enseguida los retos de su misión: "No estoy diciendo que fuese fácil filmar la carrera, pero fue emocionante" - recuerda - "Está rodada en enclaves muy dramáticos, por lo que tuvimos que cargar nuestras cámaras por colinas empinadas, y llevar a los miembros del equipo hasta allí. Eso, por un lado, pero por otro, está la relación entre Michael y el perro, y entre los otros miembros del equipo y el perro, y tienes que tratar al animal como a un personaje más, igual que el resto. Por tanto, debes encontrar el modo de mostrar los sentimientos del can, y cómo cuida y se preocupa por las personas".

El productor Mark Canton, está totalmente de acuerdo, y añade: "No estamos contando sólo la historia de Michael, sino también la de Arthur; y esta película no consiste en imágenes creadas por un ordenador, en la sala de edición, sino que está hecha con personas reales y perros reales, grabados en tiempo real; fue emocionante encontrarse en el set, y ser testigo lo que estaban haciendo".


UNA HISTORIA FAMILIAR
A casi todos los componentes del equipo de rodaje les encantaban los perros, y saborearon la oportunidad de compartir esta historia tan entrañable sobre un can, y quizá promover un mejor trato a los animales en todo el mundo. Pero se encontraron con el inconveniente de la escasez de aficionados a las carreras de aventuras; algo que no sorprende, puesto que, a pesar de ser un deporte que se practica internacionalmente, no es de alto perfil. Por suerte, Lindnord estaba encantado de poner a su disposición, todos sus conocimientos, tanto de ese deporte como de Arthur.

Lindnord había sobrevivido a 10 Campeonatos del Mundo de Carreras de aventuras a lo largo de sus 19 años como atleta, incluyendo la que realizó con Arthur. Su última competición fue en 2015, pero continúa siendo un deportista activo; de hecho, en 2023 recibió el Premio del Salón de la Fama de Carreras de Aventuras, y se encargó de coordinar al personal, los medios de comunicación, y la "cámara de combate" del equipo de las Fuerzas Armadas de Suecia, que el año pasado ganó el Campeonato del Mundo, celebrado en Sudáfrica.

Jones reconoció el compromiso y la personalidad de Lindnord cuando se conocieron "Es una persona encantadora, pero notas que hay algo de acero en él"- apunta el director- "No me gustaría competir contra él, porque sé que tiene el foco puesto en ganar".

No obstante, el encuentro que tuvo con Arthur en mitad de su última carrera sacó a la luz una parte de él que ni él mismo conocía: "Si yo fuera un perro, sería Arthur, y si Arthur fuera humano, sería yo"- Asegura - "No sé qué he hecho en mi vida para merecer el amor incondicional que nos profesa Arthur tanto a mi familia como a mí. Solía preguntarles a mis amigos: ¿por qué creéis que el perro me siguió a mí? Por aquella área de transición habían pasado ya unos diez equipos, además del personal que trabajaba para la organización, los medios de comunicación, y el público local. ¿Por qué decidió venir conmigo, y no con cualquiera de los otros?

Arthur tenía ideas propias que cambiaron la vida a Lindnord. "Estas cosas no le pasan a las personas como yo"- reflexiona- "Le di unas albóndigas a un chucho callejero, y ahora formo parte de una película. Es la primera vez que piso un set de rodaje, y nunca pensé que conocería Hollywood o que escribiría un libro. Mi único sueño era ganar la medalla de oro en el campeonato del mundo, pero Arthur lo cambió todo, y me transformó también a mí".

Gracias a las redes sociales, el público descubrió a Arthur antes de que la carrera del 214 llegara a su fin: aquel perro desaliñado y testarudo se había convertido en una estrella. De hecho, lidiar con la cobertura mediática fue un gran quebradero de cabeza tanto para Lindnord como para su esposa Helena, cuando regresó a Suecia.

En 2016 Lindnord publicó el best-seller "Arthur: El Perro que Atravesó la Selva para Encontrar un Hogar", y un año después "Arthur y sus amigos: La Increíble Historia de un Perro Rescatado, y Cómo nuestro perro no nos Salvó a Nosotros" (escrita junto con Val Hudson).

Adicionalmente, en 2017 ESPN (Entertainment and Sports Programming Network) rodó un documental de 13 minutos sobre Arthur y sus compañeros de equipo, que contenía imágenes sobrecogedoras de la carrera de Ecuador además de entrevistas en Suecia; al que le siguió una versión extendida de 22 minutos.

Dicho documental cautivó a Wahlberg y a su familia "La primera vez que lo ví pensé que era fabuloso" - reconoce el deportista- Ese mismo documental impactó a la productora ejecutiva Dorothy Canton, que lo vio en el bar de un hotel durante la producción de "Juego de Ladrones", en Atlanta. Tal fue el interés que despertó en ella, que alentó a los otros productores de "Juego de Ladrones: Mark Canton (su padre) y Tucker Tooley, para que trataran de hacerse con los derechos del documental. "Cuando Vi a Mikael y a Arthur en la pantalla, sentí que su historia merecía ser contada a mayor escala, y en más profundidad" -declara - Y sobre este asunto también le insistió a Tucker su esposa Tessa, que es una ferviente defensora de los animales.

La pasión que mostraron los Canton y los Tooley pro la saga de Arthur emocionó a Lindnord "Desde el principio, muchos productores querían la historia" - comenta- y ya ni recuerdo con cuantos de ellos hablamos, pero me acuerdo perfectamente del encuentro con Dorothy, Mark, Tucker y Tessa; y nos decantamos por ellos inmediatamente. Soy de Suecia, y aquí somos muy ingenuos, de modo que no me daba cuenta de lo duro que es hacer una película, pero sabemos que elegimos trabajar con el equipo correcto".

Y poco después ficharon a Wahlberg, que asegura que: "sin duda mereció la pena el gran esfuerzo que hicimos para sacar este proyecto adelante".

"Mark tiene su propia historia personal sobre no ser muy fan de los perros, y de la noche a la mañana convertirse en uno" - añade Tooley - "Supongo que eso ayudó a que se sintiera identificado con la película".


ADAPTÁNDOSE AL TIEMPO Y AL ESPACIO
Con el advenimiento del COVID, y el consecuente confinamiento a nivel global, no quedó más remedio que retrasar las fechas de inicio de rodaje. "La gente decía que no seríamos capaces de hacer la película" - comenta Tooley - "Pero mi deber era encontrar la manera de sacar el proyecto adelante, y al mismo tiempo, mantener a todos sanos y salvos. Cabe mencionar también, que nos hubiera gustado rodar en Ecuador, pero no fue posible por diversos motivos: escasez de tiempo, problemas para utilizar el crédito fiscal en ese país, y la limitada disponibilidad de Mark, entre otras cosas; de modo que al final cambiamos este emplazamiento por la República Dominicana".

"Por otro lado, ésta resultó un lugar perfecto para rodar"- continúa- "pues tiene montañas, cascadas, ríos y jungla, que son los elementos a los que se enfrentan los competidores en la carrera real. Y tampoco teníamos lujos: los componentes del equipo no estábamos tranquilamente sentados en nuestros tráileres, si no que trabajamos muy duro desde la producción: tuvimos que escalar hasta los emplazamientos en los que queríamos rodar, cargados con los equipos". -explica Tooley- "A modo de anécdota recuerdo que una vez tuve que usar cuerdas para colocarme en un lugar concreto de la montaña. Así que, en definitiva, debo felicitar a nuestros transportistas, puesto que llevar todos nuestros trastos desde el punto A al punto B fue un verdadero reto, pero lo lograron".

Dorothy Canton fue consciente, desde el principio, del alcance de los retos a los que tendrían que enfrentarse: "Es una película física, y había ciertos lugares en los que no cabía ni la mitad de los miembros del equipo; pero sin esos lugares, la película no resultaría tan auténtica".

ARTHUR se rodó en Santo Domingo y en remotas localizaciones rurales de la Península de Samaná y sus alrededores. "Algunas de estar áreas eran francamente dramáticas" - recuerda la Diseñadora de Producción Mailara Santana- "trabajamos en zonas apartadas de Samaná en las que no había grandes ferreterías, solo pequeñas tiendas locales aquí y allá" y esta escasez de negocios especializados repercutió en el modo de trabajar del equipo de Santana. "Tener que apañárselas con lo poco que encontrabas aquí y allá fue un desafío, pero lo hizo todo más real" - concluye.

Para contar la historia de la forma en que realmente sucedió, los realizadores necesitaban que sus localizaciones ofrecieran una sensación palpable de riesgo y aventura, y lo consiguieron: "Existía una gran diversidad topográfica en distancias muy cortas, por lo que a veces se tardaba como una hora en desplazarse desde un enclave a otro"- explica Santana- "Por ejemplo, para llegar desde la cubre de una montaña hasta ríos y marismas a pie de tierra, había que invertir mucho tiempo y esfuerzo".

Este terreno desafiante, inevitablemente influyó en las decisiones en el departamento de vestuario: "Dado que trabajábamos en condiciones extremas, asediados por el calor, los insectos, o el barro, uno de mis principales objetivos era facilitar el rodaje" - explica la diseñadora de vestuario Carol Ramsey- Porque para que la toma sea buena es importante que los actores estén cómodos, así que proporcioné simplicidad al diseño. Por otro lado, al principio tenía en mente introducir más colores, y que se cambiaran de camiseta muy a menudo durante la carrera, pero una semana antes del rodaje, cambié de opinión, porque me di cuenta de que si estás en la montaña, y tienes que cambiarle la camiseta a todos los actores, eso iba a ralentizar mucho el trabajo. Además, visualmente era más real que aparecieran en pantalla sucios y sudados. Nadie protestó, y todos se mostraron dispuestos a ofrecer una imagen realista".

En otro orden de cosas, es reseñable que sustituyeron República Dominicana por Hawaii para en la secuencia en la que Michael escala una montaña para reclutar a Olivia para su equipo. "Teníamos que encontrar una montaña lo suficientemente empinada y peligrosa, pero al mismo tiempo que resultara accesible para los actores y los dobles"- señala Sean Graham, el coordinador de los especialistas"- "Y para eso, conectamos con un club local de escaladores, lo que redujo mucho la búsqueda"- continúa Graham- "Ash Aquila era nuestro principal mecánico, y un escalador de primera categoría, que se ocupó de colocar todos los pernos y anclajes. Y debo añadir, que los actores hicieron un gran trabajo sin tener demasiada experiencia escalando".


FORMANDO EL EQUIPO 101 DE CARRERAS AVENTURERAS
ARTHUR se rodó durante 42 días en República Dominicana, comenzando el 20 de enero de 2021, pero Mikael y Helena Lindnord llegaron tres semanas antes para ayudar a cada departamento a obtener los detalles correctos de su deporte.

"Esta es la primera película que muestra las carreras de aventuras, casi igual que como son en la realidad"- dice Lindnord, que estuvo en el set de rodaje todos los días- "Todo está reflejado con exactitud: los logotipos, la ropa, las bicis, los cascos, los guantes... todo. Incluso el calzado de Mark era idéntico al que usé yo para competir".

Los corredores colaboraron con la diseñadora de producción, Santana; con la diseñadora de vestuario, Ramsey; y con la responsable de Propiedad, Gladys Bustos, para asegurar que la línea de salida, la de llegada, y las áreas de transición, aparecían exactamente iguales a cómo eran en una carrera real. "Incluso Mikael trajo su propia caja de bicicletas"- comenta Santana- "Los accesorios que recreamos eran una copia exacta de lo que los atletas reales usaron en la competición".

Y por su parte, los actores, también estuvieron muy comprometidos con aportar autenticidad a su interpretación. Por ejemplo, Wahlberg, que es un actor muy disciplinado, con muy buena forma física, y con gran experiencia en papeles atléticos, encontró que interpretar a un corredor de aventuras constituía otro tipo de reto: "Se necesita otra clase de fortaleza para estar a la altura del dolor y el sufrimiento que implica una competición tan larga, tanto en distancia como en tiempo". Adicionalmente, Wahlberg vio similitudes entre el entrenamiento para este personaje y el entrenamiento para dar vida a un miembro de la Marina (recordemos que interpretó a Marcus Luttrell, un miembro real de la Marina, en la película "El Único Superviviente").

Por su parte, Lindnord también expresó su respeto por el trabajo de Mark Wahlberg: "es un fabuloso actor, y me sentí muy cómodo ayudándole a hacer de mí en una película, pues realmente trabajó duro. El primer día corriendo en las montañas se torció la rodilla, pero quiso continuar con el rodaje. Nunca había visto a nadie entrenar tanto, y poner tanto ímpetu para ganarse el apoyo de su equipo".

Ali Suliman interpreta a Chik, el atleta veterano con una rodilla dañada. Pero Chik también tiene un buen ojo para los atajos, y trucos para evitar largas caminatas. "Enseguida recomendé a Ali para el papel de Chik porque los dos trabajamos juntos en "El Único Superviviente", que es una película que requiere una forma física parecida a la que hace falta para ARTHUR, y lo considero perfecto para el rol de Chik"- reconoce Wahlberg.

Por su parte, Suliman agradeció la ayuda que Lindnord les prestó a los actores, pero también sintió cierta inquietud: "No es fácil formar parte de una historia real, y tener a este tipo mirándote"- declara- "Es como estar bajo un microscopio, pero al mismo tiempo, te sientes seguro, porque él siempre estaba allí para facilitarme cualquier cosa que necesitara. Nos entrenó para que fuéramos capaces de remar en Kayak, montar en bicicleta y correr, con una gran mochila en nuestra espalda. Algunas veces venía y me anudaba las zapatillas, porque debían estar atadas de una manera concreta. Cuidaba cada detalle, incluso la forma en que debíamos ponernos el casco y las gafas de sol. Teniéndole cerca, me sentía Seguro tratando de meterme en la piel de Chik".

Juliet Rylance interpreta a Helen, el personaje basado en Helena Lindnord; y le impresionó el sentido de trabajo en equipo que mostraban los Lindnord, como matrimonio y como deportistas, y trató de plasmar eso en su interpretación.

Rylance es una actriz de formación clásica, que aparece en casi todas sus escenas junto a Wahlberg. "Mark necesita a alguien que pueda retarle"- explica Tooley- "Es tan fuerte como Mark, pero con diferente energía y diferente manera de afrontar las cosas, y Juliet se parece mucho a ella".

Helen no viajó a República Dominicana para el rodaje de ARTHUR, pero el film muestra sus cualidades como corredora, en un flashback de una competición anterior en Costa Rica. "Creo que es importante verla competir, para entender el equipo que forman Michael y ella"- declara.

Con respecto a Nathalie Emmanuel, la actriz de interpreta a Olivia, es reseñable que para navegar en kayak, tuvo que enfrentarse a un viejo miedo: "Tengo varias fobias, y una de las cuales consiste en verme sumergida en el agua"- reconoce la actriz de "Juego de Tronos"- "Y también tengo fobia al ciclismo, de modo que pedalear en bicicleta montaña arriba a gran velocidad, y que parezca que estoy relajada, y que controlo la situación, como el resto de los corredores, resultó todo un desafío. Realmente fue angustioso enfrentarme a todos estos miedos". Pero los esfuerzos de Emmanuel merecieron la pena: "Nathalie es la que más me impresionó y la que más progresó en el entrenamiento previo al rodaje. Y estuvo magnífica en todas las escenas"- declara Lindnord.

En la secuencia de las tirolinas, cada miembro del equipo cruza un barranco con sus bicicletas sujetas a los cables, y tardaron cuatro días en rodarla. "Tuvimos que subirlo todo por una colina muy empinada"- cuenta Jones- "Tres cámaras, el quipo... cuando te deslizas por una tirolina, empiezas en un extremo y acabas en el otro, así que no nos quedó más remedio que transportar todo el equipo a través de la tirolina, y todos los miembros del rodaje debimos ponernos cascos y deslizarnos. Fue una locura".

Continuando con las tirolinas, en la película hay una secuencia en la que un cable se rompe y Olivia se queda varada a mitad del camino. "El equipo de especialistas había grabado esa parte, y me la había enviado, de modo que yo sabía lo que iba a pasar, pero cuando lo vives tú mismo, la sensación es diferente. Fue aterrador, pero al mismo tiempo estimulante y divertido; y me sentí muy orgullosa de mí misma por conseguirlo"- declara Emmanuel.

En adición a lo anterior, esta actriz también admira al personaje que interpreta: "Olivia es una atleta excepcional, es fuerte, independiente y tozuda"- comenta- "Es la única mujer en el equipo, y se ha ganado su puesto. De hecho, esta es una de las cosas que nos dijo Mikael el primer día de entrenamiento: que en las carreras de aventuras, no hay diferencia entre hombres y mujeres, y este es el único deporte en el que esto es absolutamente cierto".


EL QUINTO MIEMBRO DEL EQUIPO
A pesar de ser un chucho callejero, el Arthur real era cariñoso, listo, y tenía un carisma innegable; de modo que su representante en la película debería tener esos mismos atributos. "Encontrar al perro adecuado fue complicado, no solo por su aspecto físico, si no por su personalidad"- señala Mathilde DeCagny, responsable del entrenamiento canino de ARTHUR.- "necesitábamos un perro acorde con la esencia del film, ya que ésta no es la típica película en la que un perro hace algún truco, si no que cuenta la lucha y la persistencia de un animal, y enseña a su vez, cómo un chucho callejero puede cambiar tu vida".

"Yo hice el remake de "Lassie", y fue muy emotivo; y con ARTHUR tuve esa misma sensación, pero el hecho de que fuese una historia real, lo convertía en algo aún más sentimental y emocionante, porque no estábamos reinventando al personaje, sino que teníamos que mostrar en la pantalla cómo era el Arthur real"

En adición a esto, había algo más que diferenciaba a ARTHUR de otras películas de perros según Tooley: "que esta película tiene dos protagonistas: una gran estrella del cine, y una estrella canina".

El Arthur real se hizo famoso, y gracias a la Fundación Arthur, se convirtió en la imagen de una campaña (de varios años de duración), para aprobar una ley que protegiera a los perros callejeros en Ecuador.

"Regresamos cinco años más tarde y todo había cambiado muchísimo"- comenta Lindnord- "El Aeropuerto Internacional de Quito es ahora "dog friendly"; de verdad que se me pone la piel de gallina, porque esto superaba mis expectativas".

Y ahora la película ARTHUR extenderá la leyenda aún más - "Este perro se le parece tanto, que los fans que han seguido la historia de Arthur desde el principio van a pensar que se está interpretando a sí mismo"- asegura Lindnord - "Pero en realidad, el perro que vemos en la pantalla se llama Ukai"

DeCagny lleva muchos años dedicándose a buscar, y entrenar perros para el cine y la televisión; unas veces de manera independiente, y otras junto con la asociación "Birds and Animals Unlimited", ubicada en Los Ángeles. Siendo destacable que la mayor parte de sus descubrimientos han sido rescatados, y muchos de ellos fueron hallados en refugios.

Además de Lassie, ha trabajado para las películas: "El Reportero: La Leyenda de Ron Burgundy"; "Los Amos de la Noticia"; "Una Pareja de Tres"; "Mejor... Imposible" y "Hugo";; Pero DeCagny recuerda con especial ternura a un Jack Russel Terrier llamado Moose, que interpretó el papel de Eddie durante las 11 temporadas de la serie "Frasier": "Este animal había tenido tres dueños antes de que yo le encontrara"- recuerda DeCagny- "Había sufrido mucho, e iba camino del refugio"

Y sobre Arthur, explica lo siguiente: "Con un perro de raza todo es más fácil, pero Arthur era un chucho callejero. Probamos con terriers y labradores entre otros, y finalmente nos decantamos por Ukai, al que adoptamos de Redwool Pals, un refugio en el norte de California, con el que llevamos muchos años trabajando. Ukai era un cachorro de espíritu libre que no había sido entrenado, de modo que empecé a prepararle para el papel en Los Ángeles, y en el plazo de dos meses, los cineastas y Lindnord estuvieron de acuerdo en que era el perro adecuado".

"Era tan parecido a Arthur que no tuvimos que teñirle el pelo, ni cambiarle nada"- añade Tooley- "Sus ojos denotaban una gran personalidad, y estaba muy bien entrenado, aunque nos vino fenomenal tener que retrasar la fecha de inicio, porque eso nos permitió disponer de más meses para entrenarle".

La familia de Tooley, al completo, estaba emocionada: "Mi hijo, Tucker y yo fuimos a Venecia a conocer a Ukai"- comenta Tessa Tooley- "y yo estaba tan nerviosa como si fuera a conocer a Mark Wahlberg".

Adicionalmente, DeCagny encontró a otros dos perros: Beau y Hunter, valiéndose de su red de grupos de rescate, los meses antes de empezar el rodaje, para que hicieran de dobles de Ukai, si fuese necesario. Los tres perros viajaron a República Dominicana, pero finalmente, el 90% de las escenas las rodó Ukai, que resultó ser un estudiante entusiasta, que consiguió un currículum brillante.

"No se trataba solo de que se quedara sentado comiendo"- Explica Jones- "Tenía que ser incapaz de ir a ciertos lugares; tenía que mostrar preocupación, o enfado, y todo un rango de emociones y aspectos humanos. Está representando a un perro que es, sobre todo, emotivo, pero también tiene determinación, y sabiduría, y ha sufrido mucho siendo un vagabundo en busca de una familia, de un hogar, de una vida".

DeCagny tuvo fe en su alumno desde el principio: "Tenía todas las cualidades necesarias para poder entrenarle: era amable, dulce, juguetón, cariñoso, listo, y se mostraba dispuesto a aprender"- declara DeCagny- "Así que ambos lo pasamos muy bien con el entrenamiento".

Tras volar en primera clase con sus compañeros Beau y Hunter, y con sus cuidadores humanos, Ukai y su equipo se asentaron en una propiedad junto a la playa: "Todos los días los perros podían correr, buscar cocos y nadar en el mar, fue genial para todos nosotros"- asegura DeCagney.

Wahlberg era su vecino más cercano, y frecuentemente, Ukai le hacía una visita y se quedaba a tomarse un snack. "La primera vez que entró en su casa, Ukai se puso a cotillear todas las habitaciones, que es lo que hacen los perros"- comenta DeCagny- "En la película, el personaje de Mark no hace buenas migas con Arthur al principio, pero con el tiempo, Mark le fue cogiendo cariño. Sin embargo, en el rodaje conectaron desde el principio".

Wahlberg disfrutaba mucho de las visitas de su vecino canino: "Ukai es cariñoso y listo"- declara- "algunas de las cosas que es capaz de hacer son asombrosas. Antes de empezar a rodar, pasé mucho tiempo con él, como preparación, para que pudiéramos actuar juntos, así que por las mañanas solía venir a mi casa, y yo me aseguraba de que hubiera perritos calientes y filetes, que son las cosas que le gustaba comer".

Los Lindnord también trabajaron con Ukai "Fue muy útil contar con la experiencia de Mikael y de Helena"- reconoce DeCagny- "Son tan buenos con el Kayak, que me sentí muy segura rodando las escenas en las que el perro se sube a uno" El departamento de attrezzo se aseguró de que Ukai llegara a la orilla sano y salvo, y parara eso acolcharon los kayaks para que no se lastimara cuando saltaba a uno. También usaron unas cuerdas suaves para sus correas, y crearon vendajes especiales con gasa debajo, para que se sintiera cómodo.

Este departamento se ocupó también de las albóndigas: "hicimos unas especiales para Ukai, distintas de las que se comía Mark"- explica Bustos, que es quien estaba al mando.

"Fue estupendo tenerle todos los días en el set de rodaje"- asegura Liu- "Algunas veces, en las escenas en las que corría con nosotros, su entrenadora nos pedía que le diéramos algo de comer, como premio por su trabajo. Él era como un miembro más del equipo, y nos divertimos mucho todos juntos".

Además de Ukai y sus dobles Beau y Hunter, se reclutaron a varios perros de refugios locales, para que aparecieran en las escenas rodadas en la calle y en las áreas de transición; a los cuales les entrenó Lorenzo Roca, un profesional local.

"Estos animales provenía de refugios, y tenían vacunas actualizadas y buen temperamento" - Comenta Tooley- "Y varios de ellos fueron adoptados por miembros del equipo, incluso uno pasó a formar parte de la familia de Simu Liu".

"Cuando mi perro Barkley falleció, me pregunté si alguna vez volvería a estar preparado para tener otro"- reconoce Liu- "Y rodando esta película, empecé otra vez a plantearme la posibilidad. Y esta oportunidad se presentó cuando estábamos filmando en una de las áreas de transición, con perros actores haciendo de chuchos callejeros, pues uno de ellos, (una hembra llamada Chopa), y yo empezamos a juguetear entre tomas, e hicimos buenas migas. Así que al final del día le pregunté a su entrenador si podía acogerla en mi casa unos días, para ver cómo resultaba la convivencia. A su entrenador le pareció bien, y al segundo día, (literal), ya me había enamorado de ella, y decidí adoptarla. Chopa es maravillosa; tiene unos ojos humanos, que te miran como si pudieran leerte el pensamiento. En unos pocos días me robó el corazón, y ahora no imagino la vida sin ella".

Lindnord conoce esa sensación: "Es una fantástica experiencia para cualquier ser humano desarrollar un vínculo así con un perro"- asegura- "Cuando subí a Arthur en el kayak, fue la primera vez que puse la vida de otro ser por delante de la mía. Cuando eres un corredor de aventuras, los miembros del equipo lo hacen todo los unos por los otros, y Arthur era uno más en el equipo. Por eso le dimos nuestra comida, porque la necesitaba para sobrevivir".

"Cuando nos conocimos, tenía un pelaje fino y grasiento"- continúa Lindnord- "Pero en Suecia, sobre todo en invierno, se pone esponjoso, como si fuera un oso de peluche. Le encanta la nieve y el frío. Es como si volviera a casa, cuando nos siguió durante la carrera".

Finalmente, Lindnord reflexiona: "Fue una sensación extraña, cuando rodé esta película, y volví a revivir toda esa experiencia. El film es, en sí mismo, una auténtica carta de amor; es muy emotiva. Y lo que me gustaría decirle a la gente es que les den una oportunidad, que nunca se arrepentirán".