Cinemanía > Películas > Dick y Jane. Ladrones de risas > Comentario
Destacado: Daniel Craig vuelve como James Bond en 'Sin tiempo para morir'
Dick y Jane. Ladrones de risas cartel reducidoDick y Jane. Ladrones de risas(Fun with Dick and Jane)
Dirigida por Dean Parisot
¿Qué te parece la película?

Dick y Jane, Ladrones de Risa, está protagonizada por Jim Carrey, Téa Leoni, Alec Baldwin y Richard Jenkins. La película la dirige Dean Parisot. El guión es de Judd Apatow (Un Loco a Domicilio) y Nicholas Stoller. Los productores son Brian Grazer y Jim Carrey. Los productores ejecutivos son Peter Bart, Max Palevsky y Jane Bartelme. El director de fotografía es Jerzy Zielinski, ASC. El diseño de producción corre a cargo de Barry Robison y la edición a cargo de Don Zimmerman, A.C.E.. La responsable del diseño de vestuario es Julie Weiss, y el compositor de la banda sonora es Theodore Shapiro. El supervisor de música es Randall Poster.

El productor Brian Grazer ha disfrutado de un enorme éxito en sus colaboraciones con la superestrella Jim Carrey. Sus películas juntos, Mentiroso Compulsivo y El Grinch, fueron grandes éxitos comerciales, por lo que, desde entonces, estuvieron buscando otro proyecto para trabajar juntos.

Carrey y su equipo de dirección habían estado contemplando realizar una nueva versión de la comedia Dick y Jane, Ladrones de Risa, protagonizada en 1977 por Jane Fonda y George Segal, porque pensaban que el tema tenía relevancia contemporánea - una comedia orientada a la familia, comedia que trata de las trampas en las que se puede caer al perseguir el esquivo sueño americano, todo con un fondo de enorme avaricia corporativa. (Según unos estudios económicos recientes, hace una generación, un presidente de tipo medio ganaba 40 veces lo que un trabajador medio. Hoy gana casi 400 veces más).

"Un día Jim me vino con esta gran idea para actualizar Dick y Jane, Ladrones de Risa. No sólo tenía un tremendo potencial cómico sino que parecía arrancado de los titulares", observa Grazer. "Me preguntó si estaba dispuesto a producirla, y rápidamente acepté la oferta".

Aunque está relatada desde una perspectiva contemporánea única, los argumentos de la película imitan las grandes comedias de los años 30, la edad de oro en Hollywood.

Carrey y Grazer creyeron que el proyecto necesitaba un director que pudiese equilibrar los elementos físicos de la comedia y los aspectos satíricos subyacentes sin perder su base moral. Buscaron a Dean Parisot, quien había compaginado con tanto éxito todos estos aspectos en la comedia Héroes Fuera de Órbita, la cual resultó ser un éxito inesperado.

"Dean tiene un increíble sentido cómico en el momento más propicio", observa Grazer. "Le gusta retener y alargar el chiste - justo antes del final. Y esto hace que sea tanto más gracioso. Te encuentras riendo mientras está ocurriendo, y riendo aún más, después".

"Cuando quedé por primera vez con todo el mundo para tratar esta nueva versión de la película", dice Parisot, "yo estaba especialmente intrigado con cómo esta difícil situación de la pareja podría realizarse al principio del siglo XXI. Al actualizar la historia y situarla en un contexto similar al desastre de Enron, creí que había un gran potencial para una nueva, original, y muy graciosa toma sobre este material".

Para encontrar a la "Jane" adecuada, los creadores querían a alguien que pudiese seguir el ritmo que Carrey imponía, escena tras escena, con su improvisación altamente ecléctica y atrevida. "Ella tenía que tener la agilidad de una cómica física y la química adecuada con Jim para que el espectador pudiese creer que Dick y Jane habían estado felizmente casados durante diez años", dice Grazer.

"Téa era la candidata perfecta", dice Carrey. "Había visto su trabajo cómico en Flirteando con el Desastre, y pensé que era tremenda. Es una de las mejores actrices de hoy en día, y ella conseguiría dar un tono de realidad a la relación. Tiene un espíritu aventurero y una vulnerabilidad nerviosa que creo la hace excitante y sexy, a la vez que entrañable".

Grazer añade, "Téa también es cómicamente duradera y tienes que serlo para trabajar con Jim. No sólo tienes que ir con los chistes, sino que tienes que lanzarle algunos de vuelta - ya que entonces es cuando él está en su mejor momento".

"Lo sorprendente de trabajar con Jim es que casi todo mi trabajo conlleva montar la escena y luego retirarme para ver cómo él se desenvuelve" dice Parisot. "El hecho de que también tuve a Téa, quien a su modo muy original y gracioso podía seguir a Jim a cualquier parte, fue una ventaja enorme. Funcionaron magníficamente juntos como pareja cómica. La química era absolutamente perfecta. Se complementaron en todos los sentidos. Jim es enormemente maniobrable e intenta cosas desde perspectivas totalmente distintas, y Téa le seguía perfectamente. Viéndoles, realmente sentí que habían estado juntos durante años".

Para Leoni, Dick y Jane, Ladrones de Risa fue un curso intensivo de comedia improvisada. Ella y Carrey se vieron sólo una semana antes del comienzo del rodaje, y había poco tiempo para ensayar. "Estaba totalmente aterrorizada", ella se ríe. "Para mí, rodar sin ensayar es como el primer día de colegio cuando te dicen que te has olvidado ponerte las bragas. También lo hizo muy emocionante".

Ella continúa, "Tuve suerte con esta película porque Jim y yo conseguimos este ritmo genial desde el primer día. Fuimos capaces de transformar una pequeña idea en algo grande. Fue como encontrar a alguien con quien estás muy bien emparejada".

Una de las escenas favoritas de Leoni por su absurda evolución es la escena en la que Dick y Jane planean un robo disfrazados de Sonny y Cher. "Originalmente, yo iba a ser Cher", explica ella, "pero como Jim mide 188 cm., tenía más sentido que él hiciese de Cher. Lo que fue algo inquietante fue que conseguimos los disfraces de Bob Mackie (quien diseñó muchos de los trajes de Sonny y Cher), y el disfraz de Sonny me quedaba perfectamente - no fue necesario ningún arreglo".