Cinemanía > Películas > Dick y Jane. Ladrones de risas > Sinopsis
Destacado: Lady Gaga protagoniza 'La casa Gucci' una película de Ridley Scott
Dick y Jane. Ladrones de risas cartel reducidoDick y Jane. Ladrones de risas(Fun with Dick and Jane)
Dirigida por Dean Parisot
¿Qué te parece la película?

Dick y Jane, Ladrones de Risa es una historia sobre dos personas que pierden la cordura mientras intentan seguir aferrados al esquivo sueño americano.

La vida nunca le ha ido mejor a Dick Harper (Jim Carrey) y a su adorable esposa, Jane (Téa Leoni) - una clara señal de que las cosas sólo pueden empeorar.

Dick ha esperado pacientemente durante casi 15 años para ser ascendido a vicepresidente en Globodyne. El día llega finalmente. Su jefe, Jack McCallister (Alec Baldwin), por fin le da su ascenso, y su mujer, Jane (Téa Leoni), por fin consigue poder dejar su trabajo en una agencia de viajes.

Pero la celebración resulta ser efímera. Globodyne y McCallister se ven envueltos en un gigantesco escándalo corporativo. La compañía se va a pique, y Dick se queda con el muerto, mientras que su jefe se aprovecha de su sólido paracaídas de oro. Durante un tiempo, él espera en vano a que una empresa rival le contrate. Enfrentado a una enorme deuda y bajo la amenaza de perder todas sus posesiones, Dick intenta encontrar un trabajo, cualquier trabajo. El mejor puesto disponible que consigue es como receptor en una enorme tienda local. Jane también decide volver a trabajar. A base de descaro, consigue un trabajo como profesora de Tae Bo, y luego intenta ganar algo de dinero haciendo de conejito de indias con una nueva sustancia parecida al Botox.

Pero claramente los dos no están hechos para este tipo de trabajos y, además, no ayudan realmente a solucionar su situación financiera. Así es que, una tras otra, se ven obligados a vender sus preciosas posesiones, incluyendo su preciada televisión de plasma.

Sin más ideas, Dick se viene abajo, y en un esfuerzo por recuperar al menos parte de su vida anterior, roba trozos del césped de su vecino y así cubrir las calvas de su propio jardín. Pronto él y Jane se aventuran a llevar a cabo una serie de robos nocturnos, dejando a su hijo Billy de seis años bajo el cuidado de su leal ama de llaves, Blanca.

Durante un tiempo, los dos están emocionados y encantados con su nueva vida, como unos modernos Bonnie y Clyde

Pero pronto se dan cuenta de que hay robos y robos. Y descubren que el camino de vuelta a su anterior vida - y a la cordura - empieza por corregir el primer abuso cometido contra Dick y sus compañeros por su inmoral jefe en Globodyne.

Es la hora de la venganza.