Cinemanía > Películas > El señor de la guerra > Comentario
Destacado: Josephine Langford y Hero Finnes Tiffin protagonizan la segunda parte de 'After'
El señor de la guerra cartel reducidoEl señor de la guerra(Lord of War)
Dirigida por Andrew Niccol
¿Qué te parece la película?

Basada en la realidad, esta película es una historia de acción y aventuras situada en el mundo internacional del tráfico de armas.

Junto al ganador de un oscar NICOLAS CAGE (La búsqueda, Adaptation: El ladrón de orquídeas, Leaving Las Vegas, Face Off, Con Air, La roca), y el candidato a un oscar ETHAN HAWKE (Vidas ajenas, Día de entrenamiento, Gattaca, Bocados de realidad, El club de los poetas muertos) en el reparto estelar figuran BRIDGET MOYNAHAN (Yo, robot, The Sum of All Fears, La prueba, El bar Coyote) , JARED LETO (La habitación del pánico, El club de la lucha, Réquiem por un sueño, American Psicho) y el candidato a un oscar IAM HOLM (El señor de los anillos, El aviador, El día de mañana, El dulce porvenir, Alien)

Llevar El señor de la guerra a la pantalla
El tópico contemporáneo del tráfico mundial de armas ha sido debatido y discutido en los modernos medios de comunicación, pero ninguna película se había acercado tanto a la realidad de este negocio.

El director y guionista Andrew Niccol se inspiró en una serie de acontecimientos reales a través de los años, cuando empezó a desarrollar el personaje de Yuri Orlov, traficante de armas, cuyos negocios le llevó a ser bautizado "Señor de la guerra". Además de ser la mezcla de cinco traficantes de armas reales, según Niccol, el personaje de Orlov es también un personaje de estudio, que explora el lado más oscuro de la naturaleza humana.

Aunque el personaje de Orlov es ficticio, los acontecimientos descritos en la película no lo son. "Casi todos los acontecimientos de la película tienen un precedente real", comenta Niccol. "Helicópteros militares fueron vendidos como helicópteros de salvamento, traficantes de armas cambiaron los nombres y registros de sus barcos en alta mar, un conocido traficante de armas fue liberado de una cárcel americana en extrañas circunstancias, los hechos del saqueo de los arsenales militares soviéticos tras el derrumbamiento de la U.R.S.S., todo eso es cierto".

Sin embargo, fue esta fidelidad a los acontecimientos de la vida real lo que hizo aún más difícil que de costumbre el conseguir financiación para el proyecto. Niccol explica: "Como la película no se avergüenza de mostrar los hechos sobre el papel de los EE.UU. en el suministro de armas, se la consideró demasiado polémica. La tarea de encontrar financiación americana fue todavía más difícil por el momento que el guión se sometió a consideración… una semana antes del comienzo de la guerra de Iraq.

Fue un grupo de inversores extranjeros quienes tuvieron la valentía suficiente para jugársela con la validez de la película y la fuerza del guión. El productor Philippe Rousselet fue fundamental para encontrar financiación que permitiera la producción de la película, pero su tarea no le fue fácil. "Cuando tratas de vender una película que cuenta la historia de un traficante de armas en un mundo que trafica con armas, una semana antes de que comience la guerra de Iraq, te haces una idea de lo difícil que resultará poner el proyecto en marcha. En realidad tardé un año y medio. Y seguramente he contado con tres medios de financiación, con lo cual podría haber hecho tres películas con todos los acuerdos que cerré para la película, que al final salió adelante".

Ni Rousselet, ni Niccol, estaban dispuestos a rendirse ante la película. Cuando Rousselet llegó por primera vez al proyecto, lo hizo atraído por la calidad e inteligencia del guión de Niccol y quedó convencido de que sería una producción muy especial. Rousselet explica: "es una historia con tal fuerza, con personajes tan potentes, con un guión tan bien escrito... Es inusual y una gran suerte el tener la oportunidad de leer un guión como el de Andrew".

La fuerza del material fue también lo que atrajo a un reparto de alto calibre a "El señor de la guerra". "Desde luego creo que me impresionó el hecho de que no se anduviera con rodeos, de que fuera tan sincero", recuerda el actor Nicolas Cage, que se encargó del papel principal del traficante de armas Yuri Orlov. "Poca gente tiene las agallas de exponerlo del modo que lo ha hecho Andrew. En parte, por eso quise hacer ese guión, que parecía tan distinto a todo lo demás. Tenía una historia original y distinta y da una visión interior de lo que yo creo es la realidad del tráfico de armas".

Cage, quien creyó en el guión lo suficiente como para participar como coproductor de la película, continúa: "Nos involucramos hace unos dos años y empezamos a hablar con Andrew del guión y empezamos a hablar de los conceptos, a hablar de los otros actores y de cómo lo llevaríamos a cabo. No es una película de bajo presupuesto, seguramente es uno de los mayores films independientes, no hay ninguna participación americana financiando esta película".

No solamente Cage se sintió atraído por el tema. El actor Ethan Hawke, que interpreta al antagonista de Orlov, el agente de la Interpol Jack Valentine, ya era un admirador de la obra de Niccol, con quien había colaborado anteriormente en la película Gattaca. "En la manera de escribir de Andrew todo me sorprende", comenta Hawke. "En primer lugar, ya el tema por sí solo es una parte interesante del universo humano por explorar. El guión me impresionó y me interesó realmente".

"Esta película es verdaderamente única. Al leer el guión quedé muy sorprendido porque es en parte un estudio político-social y en parte un estudio de carácter de ese traficante de armas y es algo que no había visto en ninguna película. Jamás había visto una película sobre ese mundo", dice el actor Jared Leto, que interpretó el papel de Vitaly, el hermano menor de Orlov. "Me fascinó y me enseño muchísimo".

La actriz Bridget Moynahan está muy de acuerdo con sus colegas. "No abundan por ahí los guiones bien escritos, era algo que yo perseguía hacía tiempo. Estuve encantada de poder conseguirlo por fin, sobre todo con el reparto que tenía".

Además del consistente reparto principal, el director Andrew Niccol también consiguió al veterano actor Ian Holm para interpretar al traficante de armas de la vieja escuela, Simeon Weisz, contrastando con el joven y dinámico Orlov de Cage. La presencia en la pantalla del actor Eamonn Walter humanizó a uno de los dictadores africanos más viciosos de todos los tiempos, Andre Baptiste, junto a Sammi Rotibi, que captó la violencia salvaje del hijo de Baptista, Andre Junior.

En realidad, el productor Philippe Rousselet confirmó que el guión de Niccol consiguió una rápida respuesta afirmativa de todos los actores a los que acudieron. "Cage siempre estuvo vinculado a la película, fue el primero en subir a bordo. Ethan siempre estuvo en el pensamiento de Andrew, así que nosotros siempre trabajamos con la suposición de que Ethan formaría parte de la película. Así que aunque oficialmente nunca dejáramos de buscar, extraoficialmente siempre contamos con él", dice con entusiasmo Rousselet. "Lo genial de Andrew y su obra es que cuando los actores leen el guión o cuando conocen a Andrew, no dudan".