Cinemanía > Películas > Ciudad sin ley > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Spider-Man: No way home'
Ciudad sin ley cartel reducidoCiudad sin ley(Edison)
Dirigida por David J. Burke
¿Qué te parece la película?

Dirigida por David J. Burke a partir de su propio guión original, Edison es una producción de Emmet/Furla Films y Millennium Films. Los productores son Randall Emmett, George Furla y John Thompson. Los productores ejecutivos son Avi Lerner, Boaz Davidson, Trevor Short, Andreas Grosch y Andreas Schmid. Como coproductores ejecutivos figuran Chris Roberts y Kia Jam. El productor de línea es Shawn williamson y la productora asociada es Monella Kaplan. De la dirección de fotografía se encarga Francis Kenny, del diseño de la producción Katterina Keith, del diseño del vestuario Katrina McCarthy y del montaje Casey Rohrs.

Acerca de la producción
Con el espíritu de filmes clásicos como Serpico, Chinatown y L.A. Confidential, Edison ilumina una historia de corrupción en una ciudad norteamericana, así como la difusa línea entre las buenas intenciones y el abuso de poder.

"Pasé más de 20 años escribiendo acerca de políticos, de los medios y de la policía, y también estuve muchos años en el mundo del audiovisual, realizando documentales y medios políticos para alcaldes y senadores," explica el director/guionista David J. Burke, quizá más conocido por el público por ser guionista y productor ejecutivo de la serie "Ley y orden: unidad de víctimas especiales" y "Seaquest," así como la mente creativa de la serie de los 80 nominada al Emmy "Wiseguy".

Pasó varias temporadas en distintas ciudades: "siempre me he quedado fascinado con todas ellas, especialmente con los núcleos urbanos que se encuentran en medio de zonas rurales, así que me propuse escribir algo al respecto". El nombre de Edison, según Burke, recuerda a mucha gente a Thomas Edison y a imágenes de electricidad, energía e industria, unos conceptos que el cineasta quiso sugerir. Edison marca el debut en la dirección cinematográfica de Burke, quien ya había realizado varios episodios de "Wiseguy," entre otros proyectos televisivos.

Ambiciosa como sus personajes con más garra, Edison refleja poco su estatus de filme independiente, al contar con un presupuesto de 37 millones de dólares, lo que demuestra el compromiso de sus productores. El productor Randall Emmett la considera su mayor película hasta el momento y admite que se enamoró del proyecto inmediatamente. "Recibimos al menos 40-50 guiones semanales, pero creí que éste era tan potente y conmovedor que sabía que tenía que llevarlo a la pantalla," afirma Emmett, uno de los socios de Emmett/Furla Films y productor de más de 30 películas, incluyendo la aclamada Narc, protagonizada por Ray Liotta y Jason Patric, y la reciente Una canción del pasado, con John Travolta y Scarlett Johansson. Inicialmente le preocupó el hecho de que Burke no hubiera dirigido nunca un largometraje, aunque aparcó sus temores tras conocer la pasión de Burke y su visión del proyecto.

John Thompson, un veterano productor cinematográfico que actualmente trabaja para Millennium Films de Avi Lerner (Prozac Nation) y es el productor ejecutivo en 88 minutos, el thriller de Al Pacino que se estrenará próximamente, confía plenamente en el proyecto. Thompson manifestó que "el proyecto se hizo posible porque Randy [Emmett] y George [Furla] decidieron darle una oportunidad a David Burke, y no sólo le pidieron que escribiera el guión, sino también le permitieron dirigir la cinta". La larga relación de Burke con el actor Kevin Spacey también fue una gran ayuda, y de hecho desencadenó un efecto dominó en el casting.

El ganador de dos Oscar, Kevin Spacey (por American beauty y Sospechosos habituales) ya había trabajado dos años atrás con Burke, interpretando en la serie "Wiseguy" al criminal Mel Profitt en un segmento de ocho episodios. Después de que Burke le convenciera para encarnar al investigador especial Levon Wallace, un papel que parecía hecho a medida para la mayoría de sus talentos, el proyecto llamó rápidamente la atención de Morgan Freeman, LL Cool J y Justin Timberlake, excomponente del grupo musical ‘N Sync que debuta en el celuloide con Edison.

Periodista inexperto al que se le va de las manos el caso de corrupción policial que está investigando, el papel de Josh Pollack requería de un actor que capturara la chispa de un joven brillante y versátil recién salido de la universidad, alguien con un expediente académico impecable que cree que puede escribir una historia sin haber hecho primero el trabajo de campo ni haber bajado a las entrañas del ayuntamiento. "Justin es espectacular. Ha trabajado muy duro para poder trabajar codo con codo con Morgan y Kevin. Creo que su interpretación sorprenderá a mucha gente", afirma Burke. En conjunto, los realizadores también creen que, además de añadir a un actor revelación, la figura de Timberlake como icono de la música pop también atraerá a un espectro de público más amplio.

Desde su punto de vista, Timberlake considera que Edison es "una película inteligente" que no dará al espectador ni un minuto para respirar. "He estado tres o cuatro años leyendo guiones, a la espera de un proyecto para mi debut con el que me sintiera cómodo", explica. "Nada más leer unas 30 páginas de este guión, llamé a mi agente y le dije ‘¡contacta con este guionista!’ Cuando Timberlake supo que el guionista David J. Burke iba a ser también el director le aumentó la curiosidad. Y todavía le atrajo más cuando se enteró de que Kevin Spacey y Morgan Freeman ya estaban en el proyecto. Esta es la película que le encantaría hacer a cualquier actor. Estoy muy contento de subir en el mismo tren".

Freeman, ganador de un Globo de Oro y tres veces nominado al Oscar (El reportero de la calle 42, Paseando a Miss Daisy, Cadena Perpetua), califica el guión de Edison como "el mejor de muchos que he leído". Un personaje inspirado libremente en el fotoperiodista ganador de un Pulitzer Eddie Adams, quien estuvo presente en los platós de Edison y participó en filmaciones promocionales, el Moses Ashford que Freeman interpreta es "un mentor de Pollack, el joven con talento para redactar que se cree un periodista sobresaliente, aunque en el fondo carece de instinto y conocimiento real del oficio". El veterano actor observa que la voluntad de Pollack de aprender de Ashford y crecer como profesional transforma a ambos hombres, a la vez que reconoce la evolución de David J. Burke como director. "He pasado unos momentos extraordinarios trabajando con él", confiesa Freeman.

En el papel más conflictivo y complejo de Edison está LL Cool J (James Todd Smith), quien conoció a David Burke hace tres años y considera al director y guionista como "un hombre de gran corazón e inmenso sentido de la creatividad". Después de interpretar papeles de miembro de comando especial y de investigador años atrás, el actor agradece la oportunidad de encarnar a Raphael Deed, cuya difícil decisión determina el clímax de la película. "Ningún otro personaje que he interpretado ha quedado atrapado en su propia red", admite el actor, cuyo currículo incluye títulos como SWAT, los hombres de Harrelson y Un domingo cualquiera, de Oliver Stone. "Es como poner trampas para ratones por toda la habitación y de repente que se apaguen las luces. Cazarás ratones, pero al mismo tiempo quedarás también atrapado".