Cinemanía > Películas > Ciudad sin ley > Sinopsis
Destacado: Adaptación cinematográfica de Steven Spielberg de 'West Side Story'
Ciudad sin ley cartel reducidoCiudad sin ley(Edison)
Dirigida por David J. Burke
¿Qué te parece la película?

Sinopsis de David J. Burke

El AGENTE RAPHAEL DEED (LL Cool J), un policía novel de la unidad policial de élite FRAT (Táctica y Asalto en Primera Respuesta), y su

veterano compañero, el SARGENTO FRANCIS LAZEROV (Dylan McDermott), llevan a cabo una redada en el escondrijo de Rook (un experimentado matón)

y su compañero novato, Isaiah, y les atrapan en posesión de cocaína, dinero en efectivo y armas. Los agentes requisan el alijo y advierten a

los delincuentes que mantengan la boca cerrada. No obstante, Rook se resiste, así que Lazerov se ve obligado a dispararle. También está a

punto de matar a Isaiah, pero Deeds le detiene. Haber salvado la vida le costará a Isaiah hacer de cabeza de turco y pasar por el asesino de

Rook ante la justicia.

JOSH POLLACK (Justin Timberlake), un ingenuo y bromista reportero, presencia la declaración de Isaiah y ve que cómo le da las gracias a Deed

tras el interrogatorio. Cuando Pollack le pregunta a Deed al respecto, Lazerov interrumpe bruscamente la entrevista. Convencido del engaño

que está descubriendo, Pollack intensifica su investigación pero su jefe, MOSES ASHFORD (Morgan Freeman), un corresponsal jubilado ganador de

un Pulitzer, le recrimina que su historia no se sostiene por ningún lado y le despide.

Pollack suplica la readmisión y prosigue con la investigación a pesar de las advertencias de Ashford. El periodista va a la cárcel a

entrevistar a Isaiah y le cuenta que su madre ha sufrido un infarto y está en el hospital. Con la esperanza de poder volver a ver a su madre,

Isaiah le confiesa a Pollack la verdad acerca de lo que sucedió en la guarida de los delincuentes.
Pollack y Ashford informan al fiscal del distrito y a su detective, LEVON WALLACE (Kevin Spacey), acerca de lo que han descubierto. Al día

siguiente, Isaiah recibe una puñalada mortal de quienes parecen ser agentes de la FRAT. Al caer la noche, en el bar donde resulta que también

está Pollack, Deed le pide matrimonio a su novia María en medio de la pista de baile. En un instante, los ojos de ellos se entrecruzan y se

reconocen mutuamente. Inmediatamente, Pollack abandona el local con su novia Willow.

Salen a la calle. Al cabo de unos instantes, Lazerov y sus hombres les salen al paso desde la oscuridad y les atacan. Les propinan una severa

paliza. Deed, que no estaba lejos, oye la reyerta y decide acudir al rescate. Pollack está vivo, aunque muy malherido, mientras que Willow ha

quedado en coma. Tras el aviso de Deed, Ashford se da cuenta de que Pollack no está seguro en la ciudad y le traslada a la casa de campo de

Wallace.
Colaborando con Wallace, Ashford descubre que el CAPITÁN BERNARD TILMAN (John Heard), jefe de la FRAT, es el centro de esta corruptela y que

existen suficientes pruebas para que el FBI tome medidas duras al respecto. Por su parte, Lazerov da con el paradero campestre de Pollack,

pero éste logra escapar antes de que el policía tenga oportunidad de atacarle. Para rizar el rizo, Pollack le quema el coche a Lazerov.

Tilman reprueba a Lazerov su conducta imprudente. En este punto es cuando realmente se ve lo descontrolado que está Lazerov, quien descubre

que Deed está colaborando con el grupo de investigación y se enfrenta duramente a él. La pugna llega a su punto máximo cuando Lazerov

desenfunda su pistola y apunta a Deed. Pero antes de darle tiempo a disparar, Tilman se anticipa y mata al enloquecido policía.

Tilman convierte a Lazerov en el chivo expiatorio y ordena a Deed que mate a Pollack, pero el joven es incapaz de hacer algo así. En su

lugar, entra en los despachos de la FRAT y copia archivos que incriminan a Tilman para entregarlos a Pollack. Deed volverá a encontrarse

defendiendo a Pollack de los agentes del FRAT que le ha enviado Tilman. Durante el tiroteo final, Deed persigue a Tilman y logra acabar con

él. Pollack se convierte finalmente en un auténtico reportero con la publicación de una historia que destapa la corrupción de la FRAT y

reconoce los heroicos esfuerzos de Deed, quien deja el cuerpo de policía para vivir pacíficamente con su futura esposa.

Información sobre la producción
¿Cómo puede la moral retorcerse de tal manera en el choque entre el orgullo cívico y la codicia encubierta? ¿Debe aplicarse la ley con dureza a los que barren a los peores delincuentes en las calles, o la mayoría de ciudadanos prefieren hacer la vista gorda? Y si los objetivos nobles ceden ante el poder absoluto, ¿se sorprende alguien cuando éste se corrompe del todo?

Edison, una metrópolis en expansión, parece ser una ciudad de oportunidades para todos, pero incluso el joven y ambicioso periodista Josh Pollack (JUSTIN TIMBERLAKE) debe comenzar desde el escalón más bajo. A pesar de que no dudaría en catapultar su carrera como reportero de investigación en el Times, su tarea se reduce a reproducir los partes de la policía en el Heights Herald, un periodicucho de barrio más conocido por sus cupones promocionales que por sus noticias. Sin embargo, cuando Pollack percibe el fraude policial, su deseo de destaparlo tropieza con los intereses de su jefe, Moses Ashford (MORGAN FREEMAN), un galardonado fotoperiodista que ahora se conforma con satisfacer a los anunciantes locales de su diario. Ashford, quien llegó a documentar las batallas más sangrientas de Camboya hace tres décadas, ya no tiene el estómago para combatir ni puede soportar la pereza de un joven periodista. Ashford despide a Pollack, aunque el reportero no cesa en el intento de terminar escribiendo la historia.

Su tema de trabajo es la unidad de máxima élite de la policía de Edison, la brigada especial FRAT (Táctica y Asalto en Primera Respuesta). Sus agentes cuentan con todos los recursos imaginables: desde M-11 y Glock 45 hasta armaduras corporales de kevlar, así como su propio club de striptease. No obstante, el centro de atención de Pollack es un pequeño momento de complicidad entre un presunto traficante de cocaína y el agente que le arrestó, Raphael Deed (James Todd Smith, también conocido como LL COOL J), cuyo intento por mantenerse en el camino del éxito no es compatible con su compañero, el Sargento Francis Lazerov (DYLAN McDERMOTT). Policía corrupto por excelencia, Lazerov dirigió la redada que atrapó al traficante, aunque la intención no era llevar a cabo una operación rutinaria. La verdad es que los FRAT sólo querían apropiarse del dinero y la droga. En respuesta a las amenazas de denunciar el caso a los federales, uno de los camellos muere y el otro es arrestado.

Pollack, aceptando el reto de Ashford de realizar el trabajo sucio, visita al atemorizado recluso para sonsacarle la verdad y trabaja duro para contrastar su historia. Lazerov es duro y fuerte como un lobo (de hecho, se identifica con una cabeza de lobo como signo de fuerza), y Deed parece penetrable, un hombre que lucha con su conciencia y también con su futuro. La FRAT siempre ha sido un Club de solteros, y Deed está meditando pedir matrimonio a su novia, formar una familia y quizá trabajar en la empresa de fontanería de su futuro suegro. A las persistentes cefaleas que sufre se le ha añadido una nueva: el dilema de cubrir el incidente y proteger la FRAT y la ciudad de Edison o revelar los excesos ilegales de la brigada y destruir su carrera y todo lo demás.