Cinemanía > Películas > El castillo ambulante > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine la película de animación 'Del revés 2'
El castillo ambulante cartel reducidoEl castillo ambulante(Hauru no ugoku shiro)
Dirigida por Hayao Miyazaki
¿Qué te parece la película?

De Archer's goon al castillo ambulante
En 1992, "Archer's goon", una de las novelas de Diana Wynne Jones fue adaptada por la BBC para la televisión en una serie de seis episodios de 25 minutos cada uno. En aquel momento, la escritora se mostró encantada por la forma en la que se plasmó su libro en la pequeña pantalla. Y comentaba: "Pienso que El Castillo Ambulante podría igualmente adaptarse a la gran pantalla. ¡Los técnicos de efectos especiales hacen hoy en día tantas maravillas!"

Y nadie mejor para hacer realidad sus deseos que el maestro Hideo Miyazaki. Es verdaderamente sorprendente la similitud entre los universos de estos dos artistas, a pesar de la distancia que separa sus países de origen. Miyazaki ha sabido captar y plasmar a la perfección la esencia del libro.

Desde su inicio, el reino de opereta descrito por Diana Wynne Jones permite a Miyazaki afianzarse en su propio imaginario: Se reencuentra así con las decoraciones barrocas que ya utilizó en títulos como Kiki la pequeña bruja, o Mi vecino Totoro. Y añade toda una artillería de máquinas voladoras (como en El castillo de las nubes) o flotantes (como en Porco Rosso), con el fin de resaltar las amenazas de guerra.

Para Miyazaki, la realidad está dinámica y los espíritus están por todas partes. Nada es estable. Así es que en este mundo mágico, donde se lucha a golpe de sortilegios (como en La Princesa Mononoke y El Viaje de Chihiro), y donde nadie es quien aparenta, se ha sentido como en casa.

Bajo su apariencia de anciana, Sophie sigue siendo una chica joven. El espantapájaros es en realidad un príncipe encantado, Howl puede transformarse en pájaro…El mundo de Miyazaki es el de la metamorfosis permanente. Le encanta crear dobles de sus personajes, o cambiar su identidad: Chihiro es rebautizada Sen por Yubaba. A Howl se le aplica el nombre de Señor Jenkins o Señor Pendragon.Toda esta fantasía reina en el relato, y llega a poner patas arriba la continuidad narrativa, gracias a esta puerta mágica que permite pasar en cuestión de segundos de un ambiente a otro.

En la novela, apenas se describe el castillo. Miyazaki crea un móvil con un montón de chatarra, todo con puentes, torrecillas y escaleras secretas.

Cuando descubrimos a Calcifer quedándose sin aliento y haciendo posible que el castillo se mueva, pensamos en Kamaji, el anciano con seis brazos alimentando la caldera del los baños de Chihiro. Y cuando, armada con un cubo y una escoba, Sophie comienza la inmensa tarea de limpieza del castillo, es a la vez a Kiki y a Chihiro a quienes creemos ver trabajando.

Otro tema eterno: la lucha del bien y del mal, que con Miyazaki no tienen contornos muy precisos. En su suntuoso palacio, la maga Suliman está en el poder como un monarca pacífico. Parece llena de sabiduría y bondad. Y sin embargo, en realidad no es más que una sádica que obliga a sus visitantes a subir una escalera gigantesca, y que mantiene la guerra. Pero no hay un espíritu de venganza en Miyazaki: Sophie recoge y alimenta a la inmunda bruja de las Landas, que se ha convertido en una anciana despavorida e inofensiva.

Entre las manos del demiurgo Miyazaki, las historias se vuelven pura fantasmagoría. Su imaginación es tan fértil que parece escribir su escenario a medida que va surgiendo. El cuadro impuesto por un cuento de hadas inglés no ha frenado a Miyazaki. Por lo contrario, jamás se ha sentido tan libre y tan a gusto.

Texto de Bernard Génin

Hayao Miyazaki (Autor - Realizador)
Desde hace más de veinte años (Nausicaä, el valle del viento, uno de sus primeros grandes éxitos, de 1984) Hayao Miyazaki es considerado el más grande cineasta japonés de animación.

El público de occidente comenzó a descubrir su obra (en un orden que no respeta la cronología) con Porco Rosso en 1992, película que relataba las aventuras de un cerdo aviador. Desde entonces, cada una de sus películas ha creado gran sensación y verdaderos fenómenos sociales.

Hayao Miyazaki nació en Tokio en 1941. Su juventud estuvo marcada por la guerra y por la imagen de una madre con tuberculosis que permanecerá en cama durante nueve años. Su padre y su tío dirigen una sociedad que fabrica timones para aviones de caza. Muestra rápidamente una gran pasión por la aviación, y más tarde por el dibujo.

En 1963, provisto de un titulo de economista, entra en la Toei Animation, el estudio más grande del país. A continuación, seguirán veinte años de trabajo consagrado durante los cuales subirá todos los escalones dentro de la profesión (animador, guionista, realizador, productor) hasta acceder a la independencia total en 1985 con la creación del Estudio Ghibli.

Cuando entra en la Toei, Miyazaki tiene veintidós años. Es la moda de las series largas de televisión. Los efectivos del estudio son enormes (más de 500 empleados) y Miyazaki se siente pisoteado por este gigantismo. Con su compañero, Isao Takahata, sueña con guiones más sutiles, capaces de divertir tanto a padres como a hijos.

En 1968, colaboran en Horus, príncipe del sol que por su narración, marca un antes y un después en el mundo japonés de la animación. En 1971, ambos hombres abandonan la Toei. Miyazaki tiene varios empleos en diferentes productoras, siempre con el mismo objetivo: hacer un largometraje. Pasarán ocho años antes de hacer Arsene Lupin y el Castillo de Cagliostro (1979).

Después hace una parada en los dibujos animados, y firma una saga de siete episodios, Nausicaä, el valle del viento, que es su primera creación original. En la historia, que narra el combate de una princesa que vive en un planeta consumido por el gigantismo industrial, encontramos dos elementos que se van a repetir en todas sus películas: el pacifismo y la obsesión por la ecológica. Es el gran giro de su carrera. Así nace el Estudio Ghibli (patronímico elegido por Miyazaki en memoria a un avión de caza italiano).
Miyazaki firma seis largometrajes de los cuales cuatro hacen estallar las recaudaciones de taquilla: Mi vecino Totoro (1988): 2 millones de entradas; Porco Rosso (1992): 3 millones; La Princesa Mononoke (1997): 17 millones; y El viaje de Chihiro (2001): 23 millones.
Después de recibir un Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín por El viaje de Chihiro, Miyazaki enlaza con otros dos cortos destinados al Museo Ghibli, un museo que en gran medida está consagrado a sus obras, y que tiene una gran aceptación.

Finalmente, con el Castillo Ambulante, adapta un clásico inglés de la literatura infantil (“Archer’s goon”, de Diana Wynne Jones).

Filmografía
De 1963 a 1977: animador clave de numerosas series: El gato con botas (1969); Lupin III (1971); Heidi (1974) etc…

Realizador de series de TV:
1978 - Future Boy Conan
1979 - Ana de las Tejas Verdes
1980 - Lupin III
1982 - Sherlock Holmes

Director (Cine):
1979 - Arsene Lupin y el castillo de Cagliostro
1984 - Nausicaä, el valle del viento
1986 - El Castillo del Cielo
1988 - Mi vecino Totoro
1989 - Kiki, la pequeña bruja
1992 - Porco Rosso
1997 - La Princesa Mononoke
2001 - El viaje de Chihiro
2004 - El Castillo Ambulante