Cinemanía > Películas > Jarhead > Comentario
Destacado: Michelle Rodriguez es una de las protagonistas de Fast & Furious 9
Jarhead cartel reducidoJarhead(El infierno espera)
Dirigida por Sam Mendes
¿Qué te parece la película?

Jarheads es el nombre que los marines se dan a si mismos.

La película es la adaptación al cine del libro homónimo de Anthony Swofford, publicado a principios del 2003, donde relataba sus experiencias como marine, durante la operación Tormenta del Desierto para liberar Kuwait en 1991.

El equipo liderado por el director Sam Mendes está conformado por técnicos de reconocido prestigio como el director de fotografía ROGER DEAKINS (nominado a cinco Oscar por películas como El hombre que nunca estuvo allí y Cadena perpetua), el diseñador de producción DENNIS GASSNER (Camino a la Perdición, y ganador de un Oscar por Bugsy), el montador WALTER MURCH (premiado por la Academia por El paciente inglés y Apocalypse Now) y el diseñador de vestuario ALBERT WOLSKY (ganador de un Oscar por Bugsy y All that jazz. Empieza el espectáculo). El compositor THOMAS NEWMAN (Camino a la perdición, American Beauty, nominado siete veces a un Oscar) y el supervisor musical RANDALL POSTER (El aviador, School of Rock. Escuela de Rock) se ocupan del telón de fondo musical y de subrayar las batallas interiores y exteriores de Swofford. SAM MERCER (Señales, El sexto sentido) y BOBBY COHEN (Memoirs of a Geisha, Las normas de la casa de la sidra) son los productores ejecutivos. DEBRA ZANE (Traffic, American Beauty) es la directora de casting.

"Cuando leí la novela, lo que más me conmovió fue que daba una visión de la guerra de alguien muy específico: un joven que intentaba descubrir quién era. Me cautivó la mezcla de machismo, comedia, surrealismo y observación irónica", recuerda el director Sam Mendes, hablando de la novela "Jarhead". "Era una novela de guerra diferente de todas las demás, hablaba de una guerra diferente de todas las demás, y quizá se convertiría en una película de guerra diferente de todas las demás".

"Aunque sea la misma guerra, es diferente para cada marine, cada pelotón, cada batallón. Me interesaba hacer una película acerca de este individuo fascinante y de cómo le formaron sus experiencias en esa guerra".

"Lo que más recordamos de la guerra del Golfo", dice el director, "son esas imágenes muy nítidas de unas pequeñas bombas cayendo en pueblos de juguete, imágenes vacías de vida. El soldado que está en el suelo no tiene ni idea de lo que pasa. Me interesaba ver la guerra desde el punto de vista de ese soldado porque es exactamente lo que no se nos permitió ver en esa guerra. La experiencia de Tony en el desierto da la vuelta a lo que nos parecía normal, como si Salinger se ocupara de la guerra del Golfo".

Reclutando al pelotón
"Había leído la novela en un avión y me había emocionado porque carecía de los habituales lugares comunes de las historias de guerra", recuerda Jake Gyllenhaal. "Cuando Sam me dio el guión, me dijo que Bill había luchado en Vietnam. Sinceramente, eso me preocupó".

"En mi opinión, Vietnam era de otra generación. Fue una guerra en la que toda una generación estuvo involucrada de un modo u otro. Yo tenía 11 años cuando se declaró la guerra del Golfo, pero es algo distante. No es para nada la misma experiencia que tuvo la generación de la guerra de Vietnam".

Pero la preocupación del actor desapareció en cuanto leyó la adaptación que había realizado William Broyles de las memorias de Anthony Swofford. Estaba impaciente por interpretar al autor, pero descubrió que debería esperar un poco.

Después de la primera prueba que le pidió Sam Mendes, Jake Gyllenhaal tuvo la horrible impresión de que no le había salido bien. A los pocos meses, cuando se enteró de que el director había convocado a otros actores, dejó un mensaje apasionado en el buzón de voz de Sam Mendes: "Haré lo que quieras, pero soy el que buscas". Un mes después, el director le llamó para decirle que el papel era suyo".

No sólo creyó erróneamente que no había conseguido el papel, tampoco se dio cuenta de las transformaciones, físicas y mentales, que requería.

"Cuando nos raparon el pelo al estilo "jarhead" me sentí muy raro", recuerda el actor. "Pero no era una mala sensación. Creo que a Swoff le gusta mantenerse un poco apartado. Forma parte del equipo, pero también observa. Sam creó la atmósfera adecuada para que me sintiera parte del pelotón y también pudiera observarlos".

Peter Sarsgaard, que interpreta a Troy, el amigo y compañero de Swoff, dice: "La razón principal por la que quería trabajar en esta película es porque me pareció que reconocía la dureza que implica una guerra. Algo de eso nos ha enseñado esta película, pero claro, sólo somos actores".

"Creo que lo más difícil era enfrentarnos a los elementos. O nos helábamos, calados hasta los huesos durante doce horas seguidas, o nos asábamos. No hay nada como intentar avanzar en una tormenta de arena con todo el equipo de combate. Pero no voy a quejarme cuando los auténticos soldados lo hacen durante meses y se enfrentan a balas de verdad".

Otro aspecto de la guerra del Golfo, y de cualquiera guerra previa a la incorporación de mujeres en el ejército, es la ausencia de mujeres.

"He tenido experiencias maravillosas con otros grupos de actores", recuerda Peter Sarsgaard, "pero hay algo único en trabajar en un grupo casi exclusivamente masculino. En el equipo no había más que un par de mujeres. Incluso los de peluquería y maquillaje eran hombres".

"Sinceramente, creo que todos acabamos hartos", dice, riendo. "En cuanto se reúnen unos cuantos tíos, los comentarios se ponen muy verdes y cansan a cualquiera. Tienen que ver con violencia y sexo, ya está. Luego, siempre se forman grupos. De todos los rodajes en los que he estado, éste es donde ha habido más discusiones y más afecto".

Jamie Foxx, que interpreta al líder del pelotón, no se mezclaba mucho con los soldados. "Me pareció perfecto que Jamie Foxx fuera el sargento", nos dice Jake Gyllenhaal. "Todo el mundo le respeta como actor. No se mezcla con los chicos, juega al ajedrez entre toma y toma. Todos intentamos ganarle, pero fue imposible. Era fácil creerse que Jamie era nuestro líder, era casi instintivo".

Jamie Foxx nos dice: "Una de las primeras cosas que nos dijo Sam fue que leyéramos la novela, pero que tuviéramos en cuenta que la película sería diferente. El libro habla de cómo un hombre se siente afectado por la guerra. La película enseña el punto de vista de todos, y yo estoy con los marines".

Antes de empezar a rodar, el actor habló con un amigo que está en los marines. "Es afroamericano, lo que significa que siempre ha tenido que trabajar y esforzarse más. Pero me dijo que cuando eres marine, el Cuerpo es tu familia. El único color es el del uniforme. No se sobrevive sin compañerismo".

Otro actor premiado por la Academia, Chris Cooper, encarna al inteligente y carismático teniente coronel Kazinski que lidera a sus hombres como si fuera un presentador de combates de boxeo en Las Vegas. Sabe cómo motivarles, pero debajo de la palabrería se esconde un soldado astuto con cicatrices y medallas.

"Un grupo de jóvenes soldados, en una situación de peligro, siempre mira hacía su líder. Saben cuándo se les engaña", nos dice Chris Cooper. "Kazinski sabe motivarles y sabe que un buen oficial tiene diferentes personalidades. Sabe cuándo ser un amigo, una figura paternal o cuándo dar órdenes. Se siente responsable de las vidas de sus hombres; por lo tanto, debe ser inteligente y hábil si quiere ayudarlos. Por eso me pareció un personaje interesante".