Cinemanía > Películas > Bienvenido a casa > Comentario
Destacado: Josephine Langford y Hero Finnes Tiffin protagonizan la segunda parte de 'After'
Bienvenido a casa cartel reducidoBienvenido a casaDirigida por David Trueba
¿Qué te parece la película?

Notas del director
Rodamos Bienvenido a casa a lo largo de siete semanas durante el verano de 2005, en Madrid. Rodar en verano en una gran ciudad, de alguna manera, te aísla del mundo. Todo parece detenido, de vacaciones. Te hace sentir bien rodar una escena de nieve un día que los termómetros marcan cuarenta grados. Existe un placer secreto en adornar de Navidad la Gran Vía una noche de agosto. Una perversa satisfacción vestir de invierno a los figurantes que llegan en camiseta y bermudas.

Es bonito rodar en las ciudades sin acotar demasiado cuadro. Sentir que al fondo, tras los personajes de la película, siguen circulando la vida y la gente normal. Colocar a la pareja de actores protagonistas en una barca del estanque del Retiro, pero dejar que a su alrededor fluya con naturalidad la rutina de cada día. Atravesar el césped impoluto del Bernabéu. Escenificar un beso de reconciliación de los personajes de Alejo y Pilar en mitad de la plaza de Ópera mientras una masa de gente nos rodea preguntando en voz alta: "¿Qué hace el chico de los Serrano besándose con Juana La Loca?". Poner a caminar a tres actores en mitad de la calle Atocha y dejar que los envuelva el tráfico y las obras cercanas, el pitido de un autobús.

Bienvenido a casa quiere ser la historia de amor de una pareja. Una pareja joven que se establece, que se prepara para dar el gran salto, para abandonar el amor juvenil, sin ataduras ni cargas, y adentrarse en el difuso enigma del amor adulto.
Los amigos, los compañeros de trabajo, el resto de gente tira de ti, trata de secuestrarte, de hacerte abandonar, de corregir lo que consideran tu error. Pero uno tiene suficiente con sus propias dudas. Como se pregunta el personaje protagonista de la película, Samuel, ¿será posible mantener "el misterio"? Sobre ese "misterio" del amor pretende hablar esta película. Y hacerlo entre risas, emociones y algún que otro momento disparatado.

Tenía ganas de rodar mi primera comedia. Sentía la necesidad de hacerme reír y hacer reír a los demás. Jugar con situaciones y diálogos cotidianos, escuchados. En las películas uno acaba por poner algo de sí mismo en todos los personajes. Me es difícil filmar a alguien a quien no quiero, a quien de alguna manera no comprendo. Después de la película anterior, Soldados de Salamina, donde se hablaba casi obsesivamente del pasado, necesitaba rodar esta historia donde el presente es el escenario, pero donde realmente de lo que se habla es del futuro. Si, el futuro es el verdadero protagonista de la historia.

El amor, la pareja, la paternidad, la infidelidad... todos ellos me resultan asuntos apasionantes. Cada uno de ellos no es que dé para una película, es que daría para una historia del cine. Por eso era tan apetecible tratar de agitarlos todos en una misma película. Y, el reto de siempre, esperar que el resultado sea un placer para los espectadores.

Equipo técnico
Era la primera vez que trabajaba con el director de fotografía, Juan Molina. Sin embargo era alguien muy cercano, que había incluso sido compañero de universidad de mi hermano Fernando. Posee la modestia y el sentido del riesgo, la capacidad para saber mirar a los actores antes de envolvernos con su luz, que es lo que más admiro y demando de un operador.

La directora artística Clara Notari, es una veterana del cine argentino que ya había colaborado en la decoración de mi anterior película, pero ésta es su primera película en España y me gustaba una mirada extranjera y diferente sobre Madrid.

A Javier Limón lo conocía como músico y productor de discos de algunos de los mejores artistas de nuestra música: Luz Casal, Bebo Valdés, El Cigala. Juntos habíamos pergeñado la versión de Suspiros de España que cerraba Soldados de Salamina y desde entonces supe que sería un acierto invitarle a construir la banda sonora de una película. El añadido de Andrés Calamaro, un socio y amigo en el viaje, ha sido la guinda del pastel. Suya es la voz que abre y cierra la película. El tema de final es una canción de cuna moderna y emocionante.

David Trueba
Filmografía como director
La Buena vida (1996)
Premio Especial del Jurado Festival de Karlovy Vary 1997
Premio Luis Buñuel Mejor Película 1997
Premio Mejor Película Festival Saint Jean de Luz 1997
Premio Mejor Guión Festival de Bastia 1997
Seleccionada Quincena de Realizadores Cannes Film Festival 1997

Obra maestra (2000)

Soldados de Salamina (2002)
Premio Mejor Guión Copenhagen International Film Festival 2003
Premio Mejor Película, Director y Actriz ACE Criticos Latinos de Nueva York 2003
Seleccionada Un certain regard Cannes Film Festival 2003
Seleccionada por la Academia de Cine para representar a España en los Oscar 2004

Bienvenido a casa (2006)

Filmografía como guionista
Amo tu cama rica de Emilio Martínez Lázaro co-guionista
Los peores años de nuestra vida de Emilio Martínez Lázaro (1993)
Two Much de Fernando Trueba (1995) co-guionista
La Buena vida de David Trueba (1996)
La niña de tus ojos de Fernando Trueba (1998) co-guionista
Obra maestra de David Trueba (2000)
Balseros de Carles Bosch y J.M.Domenech (2001) co-guionista
Soldados de Salamina de David Trueba (2002)
Bienvenido a casa de David Trueba (2006)

Obra literaria
Cuatro Amigos (1999)
Abierto toda la noche (2002)
Tragarse la lengua y otros artículos de ocasión (2003)

La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora Bienvenido a casa B.S.O..