Cinemanía > Películas > Aullidos > Comentario
Destacado: Llega a los cines una película de animación con una familia con mucho 'Encanto'
Aullidos cartel reducidoAullidos(The Breed)
Dirigida por Nicholas Mastandrea
¿Qué te parece la película?

Producida por Wes Craven (trilogía Scream, A nightmare on Elm Street), y David Lancaster (A Love Soung for Bobby Long). Dirigida por Nick Mastendrea (pupilo de Wes Craven y Primer Ayudante de Dirección en Cursed, Identit, Blow, Scream y Trilogy).

Protagonistas: Michelle Rodriguez (Resident Evil, The Fast & The Furius), Tary Manning (Hustle & How, 8 Mile, Crazy Beautiful), Oliver Hudson, Eric Lively, Hill Harper.

Para los escritores Peter Wortmann y Bob Conte: "Las historias más aterradoras son las que pueden suceder". "Queríamos escribir un "thriller" que implicase un terrible peligro, pero sin contar con un elemento sobrenatural. Deseábamos que nuestros "monstruos" fuesen cosas que encontramos en la vida, tal y como la conocemos, de modo que aquéllos tendrían que evocar los terrores primarios. Tenemos perros y los adoramos. Aunque no sentimos fobia contra los canes, hemos pasado con ellos - con los dóciles y los no tan dóciles - el tiempo suficiente como para sentir un sano respeto por su capacidad para generar un terror cerval".

Para el director, Nick Mastandrea, era preciso utilizar en la película perros de carne y hueso: "Soy aficionado a la ciencia ficción y a las aventuras fantásticas y muchas de esas películas son formidables. El nivel del diseño informático y del diseño gráfico es tan elevado actualmente que se me ocurrió que sería interesante contar con elementos reales y, si optas por la línea del diseño informático, pueden resultar cosas tales como alienígenas. Pensamos que podíamos intentarlo utilizando perros de carne y hueso y así resultaría más terrorífico". Continúa "Cuando yo tenía unos ocho o nueve años de edad, me atacó un perro. Jamás había visto a mi padre moverse con rapidez, salvo para saltar del sofá al frigorífico; ese día, empero, él saltó literalmente por encima de una valla para quitarme el perro de encima. Los perros que usamos aquí son en su mayor parte dóciles, cariñosos y tranquilos; sin embargo, de vez en cuando, cuando pasas junto a una jaula colocada en el plató, saltan hacia tí y sientes miedo. Esto es lo que hace que la película funcione".

En The Breed se utilizaron veintiséis perros de distinta clase. El Adiestrador Jefe y Coordinador de Animales, Sled Reynolds, se trajo seis canes de los Estados Unidos, y los demás perros fueron proporcionados por el Adiestrador Principal de Sudáfrica, Garin Van Munster.

Las instrucciones originariamente cursadas a Van Munster consistían en hacer que una jauría de chuchos trabajasen en equipo, pero la idea no funcionó, de modo que Van Munster se surtió, principalmente de perros de la raza pastor alemán. "Conseguimos reunir un lote de doce perros capaces de trabajar en equipo. La mayoría son perros domésticos; algunos son míos, y los otros los alquilamos". Los perros sudafricanos no habían sido adiestrados para trabajar en el cine, así que Van Munster se tuvo que pasar cuatro semanas adiestrándolos para obedecer. "Jamás mezclamos los perros norteamericanos con los sudafricanos. Resulta difícil trabajar con una jauría de perros, ya que sólo puede haber un macho dominante. Observar al grupo de canes corriendo constituyó, ciertamente, una delicia para mí".

"Los perros que trajimos de los Estados Unidos ya estaban entrenados", asegura Sled Reynolds, Adiestrador Jefe y Coordinador de Animales. "Dos de los perros llevaban realizando este tipo de trabajo bastante tiempo, y enseñamos a los otros cuatro animales cómo tenían que atacar. Evidentemente, como los perros no son actores, el truco consiste en hacer que parezca que están atacando fieramente a la gente y, al mismo tiempo, no hacer daño a los perros ni a las personas". Según Reynolds, el adiestramiento de los perros se inicia cuando tienen alrededor de un año y medio de edad; sin embargo, en el caso de los perros malineses, que son entrenados por su dueño, el adiestrador estadounidense Thomas Roach, se entrenan y se les hace jugar desde que nacen.

Se enseña a los perros a obedecer a varios tipos de órdenes. Los animales responden a la voz humana, a unas señales enérgicas, a diferentes clases de prendas de vestir (como la cazadora de ataque que utiliza Matt (interpretado por Eric Lively) y a recompensas consistentes en juguetes y comida.

Para conservar la perspectiva visual, el adiestrador coloca una pelota en el suelo junto a un actor, o bien, si el perro ha de seguir al actor, se muestra la pelota al perro y luego se le da al actor para que la lleve al punto de destino deseado.

Para Reynolds, "la principal dificultad en el rodaje de una película de este tipo consiste en mantener a los perros constantemente excitados y, sin embargo, no dejar que muerdan. Siempre se corre el riesgo de que el perro se lance y muerda lo que no debe".

Mientras que a los perros norteamericanos se les entrena especialmente para la industria cinematográfica, a muchos de los perros sudafricanos se les adiestra como perros guardianes y de protección. En las tomas del grupo de perros se utilizaron principalmente animales sudafricanos.

"Nosotros utilizamos diversas claves de mando diferentes de las empleadas por los sudafricanos", asegura la adiestradora estadounidense Tamara Andrews; "sin embargo, hemos logrado trabajar en equipo. Trabajamos en cierta medida con los perros del otro grupo; empero, mientras que nosotros decimos: "Quieto", y los perros dejan de hacer lo que estén haciendo, los sudafricanos utilizan la orden: "Tranquilo". Es similar, pero diferente al mismo tiempo".

Uno de los retos que Andrews tuvo que superar para fotografiar en escenarios sudafricanos consistió en que, como en Los Angeles el rodaje tiene lugar en un granero, en un plató en el que todo el mundo se mueve de un lado a otro y entre un equipo ingente. Especialmente con tantos animales jóvenes, es un problema lograr que se centren en ti y hacer que realicen su trabajo", asegura Andrews. Asimismo, añade: "Los canes se han adaptado extremadamente bien al llegar a este entorno. El tiempo ha sido magnífico para ellos y no se ha producido un cambio de temperatura excesivo. Todo lo demás ha ido bien".