Cinemanía > Películas > Piratas del Caribe: En mareas misteriosas > Comentario
Destacado: Kingsley Ben-Adir es el protagonista de 'Bob Marley: One love'
Piratas del Caribe: En mareas misteriosas cartel reducidoPiratas del Caribe: En mareas misteriosas(Pirates of the Caribbean: On stranger tides)
Dirigida por Rob Marshall
¿Qué te parece la película?

Adaptación de la novela de Tim Power, "On stranger tides". John Chandagnac, se dirige a vengarse de su tío que robó la herencia de su padre. Es capturado por un barco de bucaneros que lo obligan a unirse a ellos hasta convertirse con los años en Jack Shandy. Con ellos aprenderá a sobrevivir en un nuevo mundo cargado de batallas navales, magia vudú e islas tropicales. El legendario Barbanegra está reuniendo un grupo de despiadados piratas y no muertos para viajar a la mística Fuente de la Juventud y Shandy tendrá que usar la magia, su talento con la espada e incluso sus habilidades de titiritero para liberse junto a la mujer a la que ama de la dominación sobrenatural de Barbanegra.


Curiosidades
· En "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas", Johnny Depp retoma su icónico papel de Jack Sparrow en su mayor aventura hasta el momento... la búsqueda de la legendaria Fuente de la Juventud.

· "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" está producida por Jerry Bruckheimer, que también se encargó de producir las tres entregas anteriores de la saga "Piratas". La película está dirigida por Rob Marshall, realizador de "Chicago" y de "Memoirs of a Geisha" (Memorias de una geisha).

· "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" es la primera película de la saga "Piratas" que se rueda en Disney Digital 3D™, y la primera aventura épica de acción real que se filma con cámaras Red 3D.

· Como no podía ser menos, la historia totalmente nueva de "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" también cuenta con nuevos personajes: Barbanegra (Ian McShane), el pirata más malvado del mundo; Angélica (Penélope Cruz), un antiguo amor de Jack Sparrow; Syrenia (Astrid Bergès-Frisbey), la sirena mística; y Philip (Sam Claflin), el joven y misterioso misionero.

· La actriz española Penélope Cruz, que interpreta a Angélica, aporta una versión en femenino del Capitán Jack Sparrow ya que es igual de aventurera, tramposa y astuta. Además comparte con él un pasado muy jugoso.

· El versátil actor Ian McShane, conocido por un Globo de Oro® a su interpretación en "Deadwood", encarna al aterrador pirata Barbanegra en "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas".

· Geoffrey Rush retoma por cuarta vez su papel de Capitán Héctor Barbossa en "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas". Barbossa, el antagonista de Jack Sparrow, es un maestro de la espada y un pirata inflexible que se considera un hombre de honor a pesar de la profesión a la que se dedica. Hasta la última entrega de la serie, "En el fin del mundo", ningún personaje había pronunciado el nombre de pila de Barbossa, que es Héctor.

· Aunque es una actriz muy popular en Francia, Astrid Bergès-Frisbey debuta en el cine norteamericano con "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" en el papel de Syrenia, la mística sirena.

· A pesar de que pasó más de dos meses en Hawai, Astrid Bergès-Frisbey no pudo tomar el sol en sus días libres, ya que una sirena tan poco terrenal como ella tenía que conservar la palidez.

· Sam Claflin, que interpreta al joven misionero Philip, es un actor británico que asistió a la Academia de Música y Arte Dramático de Londres.

· Keith Richards regresa para hacer un cameo encarnando al Capitán Teague, el padre de Jack Sparrow, en la cuarta entrega de la saga "Piratas".

· La australiana Gemma Ward, que interpreta a Tamara, una de las ocho sirenas de "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" empezó como modelo a los 14 años y ya ha protagonizado más de 20 portadas en la revista Vogue.

· Tamayo Perry, un surfista profesional de primera fila, fue uno de los seis tripulantes hawaianos del barco "La Venganza de la Reina Ana" elegidos por el director Rob Marshall. Pero este no es el primer trabajo de Tamayo Perry en los Estudios Walt Disney. En 1999, fue especialista de surf, así como uno de los rivales del personaje "Johnny Tsunami" que da título a la película.

· A pesar de que Yuki Matsuzaki es el primer actor japonés que interpreta a un pirata en la saga "Piratas", no es el primero de su país en encarnar a este tipo de personaje en una película de acción real de Walt Disney Pictures. Ese honor recae en Sessue Hayakawa, que encarnó al líder de la banda de piratas que ataque a los héroes en "Swiss Family Robinson" (Los Robinson de los Mares del Sur), una película de 1960.

· "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" representa la quinta colaboración del diseñador John Myhre con el director Rob Marshall. Myhre recibió sendos Oscar de la Academia® a la Mejor Dirección Artística por "Chicago" y "Memoirs of a Geisha" (Memorias de una geisha).

· Como se podía esperar de una película de piratas, "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" se rodó en cinco islas diferentes: Kauai, Oahu, Puerto Rico, Palominito (una pequeña isla en la costa este de la isla), y a pesar de no ser nada tropical también en Gran Bretaña.

· "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" es la película de mayor envergadura que se haya rodado jamás en el Old Royal Naval College de Greenwich.

· En Inglaterra, "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas" se rodó en tres lugares de enorme significado histórico: el Old Royal Naval College de Greenwich, el Palacio de Hampton Court y Middle Temple en la City.

· Mientras rodaban en las inmensidades del Jardín Botánico Tropical Nacional de Kauai, así como en el Hotel Coco Palms de Wailua, el departamento de Localizaciones marcó las enormes distancias entre el campamento base y las localizaciones nocturnas al estilo hawaiano: ¡las antorchas tiki iluminaban los senderos!

· Mientras rodaban en la densa plantación de cocos del famoso Coco Palms Hotel de Wailua, ahora cerrado -donde Elvis cantó "Blue Hawaii" en la película del mismo título- se podaron 773 cocoteros para que los pesados frutos no cayeran sobre las pobres cabezas del reparto y el equipo. Los habitantes locales se llevaron los cocos recogidos para aprovechar la carne y la leche de estos frutos tropicales.

· "La Venganza de la Reina Ana", plenamente operativo, es el primer barco histórico que figura en la saga de "Piratas del Caribe".

· La Fuente de la Juventud, un manantial cuyas aguas, según la leyenda, devuelven la juventud a quien las bebe, fue objeto de una búsqueda intensa pero inútil por parte del conquistador español Juan Ponce de León en el siglo XVI. Así que ahora le toca a Jack Sparrow encontrar el manantial milagroso en "Piratas del Caribe. En mareas misteriosas". Pero el parque temático de Disneyland, California rinde homenaje a Ponce de León en la atracción de Piratas del Caribe. Se trata de la maqueta de un esqueleto en el camarote del barco.

· Se ha dicho que a mediados de enero 2011 un grupo de arqueólogos descubrió fragmentos de la espada de Barbanegra mientras excavaban en su barco, "La Venganza de la Reina Ana", en la costa de Carolina del Norte (donde encalló en el siglo XVIII). ¿Será la auténtica Espada de Tritón?.


Más allá de la trilogía
"Las tres primeras películas recaudaron 2.600 millones de dólares en todo el mundo. Así que no es difícil comprender el mensaje que nos envía el público", dice el productor Jerry Bruckheimer al referirse a la respuesta internacional de las tres primeras películas de "Piratas del Caribe", llamadas "The Curse of the Black Pearl" (La maldición de la Perla Negra) (2003), "Dead Man's Chest" (El cofre del hombre muerto) (2005) y "At World's End" (En el fin del mundo) (2007).

"Las cifras son espectaculares", continúa diciendo Bruckheimer. Y añade: "Pero lo que es aún mejor es que dicen lo que significan esas películas para los espectadores. El público se enamoró del género de piratas después de una ausencia de tres décadas en el cine y está claro que han caído bajo el embrujo de Johnny Depp en su papel de Capitán Jack Sparrow. Al Capitán Sparrow le quedaban un montón de aventuras y nuestros guionistas Ted Elliott y Terry Rossio habían creado todo un mundo que explorar".

Y explorar ese mundo es lo que hará que el público cuando viaje con el Capitán Jack en un periplo repleto de acción en busca de la legendaria Fuente de la Juventud. En su camino se cruza la enigmática Angéliga (Penélope Cruz), una deslumbrante pirata con la que comparte un pasado dudoso, y que le obliga a subir a bordo del "Queen Anne's Revenge", el barco del legendario pirata Barbanegra (Ian McShane).

Así que Jack es prisionero en un inesperado periplo hacia la fabulosa fuente. Debe utilizar todas sus artimañas con el bárbaro Barbanegra y su tripulación de zombies, con Angélica, la deslumbrante pirata que está -y estará- a la altura de sus astucias y de su espada, y las bellísimas y encantadoras sirenas que saben engatusar a los marineros más avezados.

Johnny Depp, que se había enamorado perdidamente del personaje del Capitán Jack Sparrow a lo largo de las tres primeras películas, estaba más que dispuesto a correr una nueva aventura. "Después de terminar 'Pirates 3', la idea de una cuarta película me rondaba por la cabeza. Me decía: 'Seguro que ocurre'", afirma Depp.

"Cuando has hecho al Capitán Jack se produce una verdadera descompresión al abandonar esa piel, porque me gusta estar en esa piel", dice Depp. "Me siento muy a gusto encarnando a Jack porque puedes ser completamente irreverente, totalmente subversivo, absolutamente abstracto en cualquier situación. Me gusta muchísimo interpretar a Jack y después de todo este tiempo lo conozco tan bien que me viene con toda naturalidad."

Depp añade: "Estaba muy contento con el trabajo que Ted y Terry habían hecho para adaptar la historia de 'En mareas misteriosas' a la gran pantalla. Era como si se hubiesen vuelto a abrir las compuertas y todo fuera nuevo. Se parecía mucho al espíritu de la primera cinta. Vamos del Punto A al Punto D y luego al Z sin demasiados argumentos secundarios o complicaciones excesivas".

Además, Depp estaba entusiasmado con trabajar por cuarta vez con Jerry Bruckheimer que había sabido mantener la visión original del Capitán Jack Sparrow en la primera película. "No hubiéramos podido lograr ni un tercio de lo que logramos en ‘Piratas 1' sin Jerry Bruckheimer", afirma el actor. "Sin el apoyo de Jerry y su profundo conocimiento del material, diciendo ‘OK, sé que a algunos les asustaría esto pero a mí me parece genial, así que vamos a seguir adelante', la primera película hubiera sido mucho más convencional, menos divertida ¡y a mí me hubieran echado!

"Jerry se conoce al dedillo las películas. He estado en miles de reuniones con él y siempre acierta, siempre tiene grandes ideas. Si estás en un apuro, es un hombre que siempre te dice: 'Tú no te preocupes de eso, ya lo arreglaremos nosotros'. La mejor forma de definirle es diciendo que sabe producir y que sabe crear un ambiente propicio para que todos hagamos algo interesante, algo diferente. En ese sentido nunca ha habido presiones; él sabe cómo hacer las cosas, lo controla todo. Y eso es genial".

Bruckheimer afirma: "En este momento Johnny es el actor más popular del mundo, uno de los mejores actores del mundo y sobre todo el más comprometido y más entregado a su trabajo. Da gusto trabajar con él porque viene todos los días al plató con una sonrisa, dispuesto a trabajar y a pasárselo bien, aunque trabaje muy duro".

Cuando llegó el momento de buscar un director para "En mareas misteriosas", Jerry Bruckheimer y Johnny Depp coincidieron en quién debería ser —Rob Marshall, el director de "Chicago", ganadora de un Premio de la Academia® a la Mejor Película del Año, seguido de los grandes proyectos "Memoirs of a Geisha" (Memorias de una geisha) y "Nine". "Rob es un realizador que no tiene miedo de asumir verdaderos riesgos", dice Bruckheimer. "De hecho, su currículum en el teatro musical, el cine y la coreografía eran excelentes cualidades para dirigir una película de ‘Piratas del Caribe'. Necesitas a alguien que sabe dirigir grandes escenas de acción y que entiende el movimiento. Además, Rob es un fantástico narrador y tiene un gusto alucinante".

Johnny Depp tenía una lista muy corta de directores con quien estaba dispuesto a trabajar en la cuarta entrega de "Piratas". "Habíamos hechos las tres primeras películas de ‘Piratas' con Gore Verbinski. Pero Gore no podía dirigir ‘Piratas 4' debido a su compromiso con 'Rango'. Así que al principio nos enfrentamos a un gran dilema", dice Depp.

"Se mencionaron algunos nombres", dice Depp, "y cuando salió el nombre de Rob pensé: 'Seguro que va a ser él, así que espero que sea un tipo legal'. He visto todas sus películas y tiene mucha sensibilidad. Tiene un estilo muy personal de abordar los personajes. Su estética es espléndida y domina a la perfección el ritmo. Así que nos sentamos a hablar y desde el primer segundo comprendí que era la elección perfecta. Lo supe inmediatamente.

"No creo que nadie hubiera podido continuar mejor el trabajo de Gore. Rob respetó al máximo lo que había hecho Gore en las tres primeras películas pero también imprimió su propio sello. Lo vio desde un ángulo totalmente nuevo y aportó una visión fresca y renovadora".

Rob Marshall es una gran figura del cine contemporáneo norteamericano cuyo estilo ha sido definido con acierto como "hierro forrado de terciopelo". Las tres primeras y aclamadas películas del director, "Chicago", "Memoirs of a Geisha" (Memorias de una geisha) y "Nine", obtuvieron un total de 23 nominaciones a los Oscar®. Marshall dice haber encajado muy bien la misión de ponerse al mando de la cuarta entrega de la exitosa saga de "Piratas".

"Siempre he querido hacer una película clásica de aventuras", dice Marshall. "Algunos pensaron que me estaba alejando de mi línea de trabajo, pero yo no creía lo mismo. Se trata de una continuación porque en general la 'acción' es un tipo de coreografía.

"La acción de 'Piratas', como el baile, está coreografiada al milímetro. Para que las secuencias de acción funcionen, se colocan cuidadosamente como si se tratase de un mosaico y eso se parece mucho al baile. La acción debe incluir la historia y el desarrollo de los personajes".

A Marshall también le entusiasmaba la idea de trabajar con el hombre que había sido el corazón y el alma de las películas de Piratas del Caribe: Johnny Depp. "Durante años le gente me decía que haríamos una gran pareja, que me encantaría trabajar con él y a él trabajar conmigo.

"Así que cuando me preguntaron si quería hacer 'Piratas', lo primero que pensé es que trabajar con Johnny sería una gran oportunidad. Johnny es un fuera de serie. No sólo es un genio, también es un fenómeno creativo. Sin olvidar que es un hombre elegante, amable y considerado.

"Es un hombre de otra época. Llega al plató y le da la mano a todo el mundo. Se asegura de que todo el mundo se siente a gusto en el plató", añade Marshall. "Tiene una enorme disciplina de trabajo, pero también es muy divertido. Te ríes muchísimo con él. El calendario es tremendo. Teníamos que movernos muy deprisa y había muchísimo que hacer en esos enormes montajes. Pero era tengo que reconocer que gracias a él era una gozada".

Johnny afirma que: "Desde el principio, Rob tuvo las cosas muy claras. Sabía lo que usaría y lo que no. Es increíblemente eficaz. Es como si dijera: 'Vamos a quedarnos con lo fundamental de la historia y divertirnos al máximo mientras lo hacemos".

"Johnny y Rob congeniaron inmediatamente y la relación fue mejorando aún más a medida que avanzaba la película", observa el productor ejecutivo John DeLuca. "Se llevaban muy bien en el plató. Se dieron cuenta que eran almas gemelas".

Ted Elliott y Terry Rossio, el aclamado equipo, que antes de la primera película de "Piratas del Caribe", ya había escrito películas como "Aladdin" (Aladino) y "Shrek", se sumergió aún más en esta historia de mares y piratas, tradiciones populares y mitología de "En mareas misteriosas". Y para ello contaron con la ayuda de la novela de mismo título de Tim Powers, de la que surgió la idea de la historia. "El hilo conductor era crear una historia independiente en vez de una continuación de la trilogía, o del inicio de una nueva", afirma Rossio. "Y por supuesto "On Stranger Tides", el libro de Tim Power fue una fuente de inspiración para los personajes, el tema, los escenarios y el argumento básico".

Al escribir el guión de "En mareas misteriosas", Elliott y Rossio recurrieron sobre todo a su instinto, pero también el numerosísimo público que había visto las primeras entregas en todo el mundo. Rossio es conocido por entablar conversaciones online con los fans de la película a través de su propia página web. "Ver las reacciones de los fans a los diferentes anuncios de la película resultó tremendamente útil", dice Rossio. "A la hora de diseñar y escribir las películas, a mí me motivó mucho saber lo que les importaba a los fans, y que si había algo oculto o matizado en las películas, ellos se darían cuenta y les gustaría mucho".

Lo cierto es que las tres primeras películas habían creado una verdadera oleada de cultura popular sobre "Piratas del Caribe". Y eso no sólo se advierte en los gigantescos ingresos por taquilla, sino por el número creciente de público que acude a los cines vestidos de piratas (sin olvidar en Halloween). Se disfrazan de Capitán Jack, de otros personajes de las películas o con sus propios diseños y lo acompañan de un sonoro "Argghhhhh" al estilo pirata.

Las historias de Will Turner (Orlando Bloom) y Elizabeth Swann (Keira Knightley) se resolvieron en 'En el fin del mundo', así que Elliott y Rossio se pusieron a crear nuevos personajes aunque conservaron a los favoritos, sobre todo el Capitán Héctor Barbossa (Geoffrey Rush), Joshamee Gibbs (Kevin R. McNally) y por supuesto, el Capitán Jack Sparrow. La novela de Tim Power incluía al legendario Barbanegra, el pirata más temido de todos, como protagonista principal. Así que no se podía inventar un malvado mejor. Se creó un nuevo personaje femenino, él de Angélica, una mujer que pudiera estar a la altura del Capitán Jack. "Fue tremendamente divertido hacer un cara a cara con Jack y Angélica", dice Terry Rossio. Y añade: "Ya que Jack no se había enfrentado todavía a una mujer que estuviera completamente contra él y que fuera su igual en términos de egoísmo y astucia".

Elliott and Rossio escribieron el guión en estrecha colaboración con Jerry Bruckheimer, Rob Marshall, Johnny Depp y los jefes de producción de Bruckheimer, los productores ejecutivos Mike Stenson y Chad Oman. "Johnny fue fundamental a la hora de diseñar 'En mareas misteriosas'", afirma Terry Rossio, "desde la historia hasta el diseño del personaje, los escenarios, los temas, y por supuesto el diálogo. No tendríamos el guión que tenemos sin Depp. Conoce perfectamente el personaje de Jack Sparrow así que estás deseando escuchar las ideas que tiene ya sean grandes o pequeñas. Yo imaginé el personaje de Jack Sparrow pero Johnny es quien le da vida".

De hecho a Depp le encantó que sus socios creativos se involucraran de esa forma en la historia de la película. "Es como ser miembro de un think tank y dedicarse a proponer ideas", explica Depp. "Si surge algo valioso lo aceptan. Y afortunadamente así fue y salió muy bien. Se mostraron muy receptivos a la hora de hacer una película diferente pero que al mismo tiempo fuera nueva, que la gente no pensara que se trataba de otra secuela más".

"Dispusimos de un tiempo bastante reducido para desarrollar el guión. Así que la aportación de Johnny era muy importante para nosotros", dice el productor ejecutivo Mike Stenson. "Se le ocurrieron grandes ideas, como la de convertir a Philip en un misionero. Tiene un gran instinto y sabe perfectamente lo que funciona y lo que no".


Nuevas aportaciones al reparto
Jerry Bruckheimer, Rob Marshall, Ted Elliott y Terry Rossio sabían perfectamente lo interesante que sería desarrollar nuevos personajes y continuar con la trayectoria de los ya existentes. Pero lo que estaba claro desde el principio es que Jack Sparrow seguiría siendo el Capitán Jack Sparrow, único y fiel a sí mismo.

Rossio añade: "Bueno, Jack Sparrow es uno de esos personajes que no cambia; el público no quiere que cambie. Pero lo que hace afecta a los personajes que están a su alrededor".

Lo cierto es que ese aspecto de la película fue unas de las cosas que atrajo a Penélope Cruz, la prestigiosa estrella internacional ganadora de un Oscar de la Academia®, además de volver a trabajar con Johnny Depp, con el que apareció en "Blow" unos años antes. Además Cruz ya era una auténtica fan de toda la saga. "Soy una gran fan de las tres película", confiesa la actriz, "y de lo que Johnny hizo en esas películas. Formar parte de un proyecto así es una gran aventura para cualquier actor. Todos los días son una aventura, no te aburres nunca".

Marshall había trabajado en 2009 con Penélope Cruz en "Nine", y se habían hecho muy amigos. Reconoce que cuando le contaron que estaban pensando en Cruz para interpretar el papel de Angélica en "Mareas misteriosas", no estaba muy seguro de cómo reaccionaría la actriz ganadora de un Oscar®.

"Yo vi inmediatamente a Penélope haciendo ese papel", afirma el director. "No se me ocurría nadie mejor. Tenía que ser una actriz que estuviera a la altura de Johnny y que encajara con él a todos los niveles.

"El personaje debía tener una sensualidad muy especial, pero también tenía que haber humor y fuerza... Una mujer pirata que es inteligente, astuta y tan lista como Jack Sparrow. Angélica necesitaba tener todos esos atributos y no se me ocurría nadie mejor que Penélope.

"Recuerdo que se lo pregunté a Penélope cuando estábamos en un restaurante de Londres. John DeLuca, productor ejecutivo, y yo la llevamos a cenar y no sacamos el tema hasta el final de la comida. Yo no estaba muy seguro de que le interesara el papel".

"Así que me armé de valor y le dije: 'Penélope, ¿qué te parece la idea de hacer "Piratas…?' Y ni siquiera tuve tiempo de terminar la frase. Saltó y exclamó: '¡Me encantaría!''

"Es algo propio de los grandes actores. Quieren que sus carreras sean variadas y no quieren repetir los papeles una y otra vez. Al igual que yo, estaba encantada con la idea de hacer una aventura clásica de piratas, una película para las familias y también para todo el mundo. Para ella era algo totalmente diferente y lo aceptó sin dudar", dice Marshall.

Para Cruz, era una reunión con Depp y Rob Marshall, que la había dirigido en "Nine", película por la que actriz recibió una nominación a los Premios de la Academia®. "Dos de las mejores experiencias que he tenido en este trabajo han sido con Johnny y Rob", dice Cruz. "Rob sabe soportar la presión como nadie y además es un auténtico caballero con todo el mundo. Es un ser humano muy especial y creo que si se lo preguntas a cualquiera te dirá lo mismo. A Johnny y a mí nos encantó trabajar juntos hace 10 años, por eso estoy tan feliz de volver a reunirme con él. Es tremendamente humilde, inteligente y una de las personas más divertidas que conozco. Tiene muchísimo talento y, al igual que Rob, es todo un caballero. Cuanto más trabajar en este sector más aprecias estar rodeada de gente agradable y a ellos no les gana nadie en ese aspecto".

"Angélica tuvo una historia con Jack Sparrow, pero él la traicionó y le rompió el corazón", explica Cruz. "Ahora quiere vengarse. Creo que sigue enamorada de él, pero no puede confesarlo, ni siquiera a sí misma. Angélica tiene mentalidad de pirata. Es la hija del pirata más temido de todos los tiempos, y es una auténtica manipuladora, una mentirosa compulsiva y una gran actriz. Sabe engañar a la gente pero también tiene un alma limpia y buen corazón. Su objetivo en la vida es ayudar a su padre. Angélica espera salvarle y reparar todo el daño que ha hecho. Y necesita a Jack Sparrow, lo mismo que él la necesita a ella, para llegar a la Fuente de la Juventud, donde Angélica espera redimir el alma de su padre".

"Es una especie de amor loco que también va más allá del odio", dice Johnny Depp al referirse a la relación que tienen Jack y Angélica. Goeffrey Rush afirma: "Contar con Penélope en la película es absolutamente fantástico porque siempre pensé que sería genial que una pirata mujer sexy, imprevisible le diera la réplica a Jack Sparrow. Tiene mucho carácter, es muy divertida y muy buena en su trabajo".

Para interpretar el papel del pirata más famoso de la historia, Bruckheimer y Marshall acudieron a un actor cuya notable carrera en el cine y la televisión dura casi 50 años. Se hizo famoso desde el principio con su trabajo en la serie del Oeste "Deadwood" de HBO donde interpretaba a Al Swearengen. "Ian McShane es un actor consumado", afirma Jerry Bruckheimer, "es brillante y lo ha hecho todo. Ha ganado todo tipo de premios por sus grandes interpretaciones y para el director y el público es maravilloso contar con los mejores de la profesión".

Marshall añade, "Johnny Depp, Jerry Bruckheimer y yo nos sentamos con una larga lista de actores y cuando llegamos a Ian McShane, estaba clarísimo que él era Barbanegra. Puede interpretar a un malo de verdad pero siempre con un toque de humor. El aporta su visión personal a todos sus trabajos".

"Con toda seguridad, Barbanegra es el pirata más detestable de todos los tiempos", dice McShane. "Hay un montón de historias sobre él, y sean verdad o no, lo cierto es que forma parte de la mitología pirata. Me gustó muchísimo el guión, lo encontré divertido y muy atractivo".

McShane también estaba deseando trabajar con Rob Marshall, y afirma: "Creo que la expresión que mejor describiría a Rob Marshall sería 'irresistiblemente implacable', lo que es una gran cualidad si tienes que dirigir una superproducción como esta. Rob tiene una voluntad de hierro y un gran encanto personal".

"La belleza del personaje de Barbanegra es que por fuera parece un hombre racional", explica Depp al referirse al enemigo de Capitán Jack en "Mareas misteriosas". Y añade: "Pero cuanto más le conoces más comprendes que es una piedra, un frío asesino sin una pizca de corazón. Nada ni nadie se interpone en su camino y por eso es tan peligros. Y no creo que hubiera mejor actor que Ian McShane para interpretarlo".

Penélope Cruz estaba deseando explorar la dinámica tan poco ortodoxa entre padre e hija, es decir entre Barbanegra y Angélica. "Angélica no quiere reconocer que no puede confiar en su padre. No puedo admitirlo. Es demasiado doloroso para ella así que busca justificar constantemente los actos de su padre. Sigue luchando contra él para que deje de matar. Quiere darle la oportunidad de cambiar y no ceja en su empeño. Su misión es cambiar a su padre y no puede asumir el hecho de que no confía en él".

Geoffrey Rush retoma por cuarta vez el papel de Héctor Barbossa. En las anteriores películas de "Piratas" Rush creó uno de los personajes más queridos de la serie. "Me alegré mucho cuando me enteré que iban a hacer una cuarta película porque me encanta trabajar con Johnny", afirma Rush. "El conflicto que mantienen Jack Sparrow y Barbossa me parece interesantísimo. Y Ted Elliott y Terry Rossio siempre aportan algo nuevo. Creí que después de las tres primeras entregas -en las que exploraron todas las posibilidades del mundo de los espadachines, incluyendo un tesoro escondido, la maldición azteca y las dimensiones wagnerianas de los monstruos marinos, los dioses y las diosas y la East India Trading Company- no quedaba nada de la Edad de Oro de la Piratería o de la mitología que la rodea sobre lo que ellos pudieran escribir. ¡Pero no había pensado en Barbanegra o en las sirenas!

Rush continúa diciendo: "Lo que me gustó mucho como actor es que Barbossa va adquiriendo más protagonismo en cada película. Y en 'Mareas misteriosas', debido a que en su naturaleza profunda Barbossa es un superviviente muy calculador, decide empezar a hacerse un plan de pensiones porque los años no pasan en balde. Así que se une al Rey Jorge y se convierte en un corsario. En la tercera película ya había mostrado sus cualidades de político interesado y no sólo un viejo y sarnoso pirata".

"Incluso cuando el Capitán Jack y Barbossa están del mismo lado", indica Johnny Depp, "siguen estando en campos opuestos. Siempre me ha parecido que estos dos personajes eran como dos amas de casa que se pelean jugando al bridge en su club de siempre, lanzándose puyas y sacando los trapos sucios. Así es como Geoffrey y yo enfocamos nuestra relación desde el primer día y está claro que es un rival de peso. Geoffrey es un actor fantástico que está siempre investigando las posibilidades de una escena, la excepcionalidad de algunos momentos. Siempre tiene algo nuevo que ofrecer, eso es lo interesante de Geoffrey".

Geoffrey Rush añade: "Es evidente que Jack y Barbossa se comportan con un matrimonio de muchos años. Si pudieran colaborar y no dedicarse a forcejear continuamente, formarían el mejor equipo imaginable. Pero viven en mundos separados porque Barbossa es un estratega puro, pero no es demasiado inteligente. Jack camina por la vida improvisando, asumiendo enormes riesgos de los que siempre sale indemne, a pesar de que salte de un barco a otro. Siempre aterriza de pie y siempre lo hará, por eso la dinámica entre ellos es tan interesante".

Kevin R. McNanny también vuelve a la saga de "Piratas" para interpretar al lobo de mar Joshamee Gibbs. Ahora ya es un veterano de las cuatro películas de "Piratas del Caribe". McNanny confiesa que: "Cuando me pidieron que hiciese otra película de 'Piratas', me sorprendió porque cuando empezamos nunca pensé que seguiríamos haciendo más películas. Es un verdadero milagro porque es muy raro volver a repetir personajes en el cine. Y este caso es aún más raro porque los guionistas saben cómo descubrir nuevos aspectos de los personajes en vez de volver siempre con lo mismo una y otra vez. Desde el principio, el Sr. Gibbs se ha visto envuelto en un argumento increíble y tremendamente interesante".

Para dar vida a los dos papeles más jóvenes de la historia -la bella y enigmática sirena llamada Syrenia y el inquebrantable misionero Philip Swift- Bruckheimer y Marshall, junto con los directores de casting Francine Maisler (EE.UU), y Lucy Bevan y Susie Figgis (Reino Unido), se embarcaron en la clásica búsqueda de talentos a escala mundial. La francesa Astrid Bergès-Frisbey y el inglés Sam Claflin fueron seleccionados entre miles de candidatos. Ambos tienen veintipocos años y alguna experiencia en sus respectivos países de nacimiento (Bergès-Frisbey, de origen franco-español, ha hecho papeles en Francia y España), pero no habían trabajado a escala internacional.

"Buscamos intensamente porque queríamos caras desconocidas, actores jóvenes y nuevos", dice Marshall. "Buscamos en todas partes. Vimos candidatos en Europa y también en Estados Unidos. Fue un proceso largo por el que pasaron cientos de actores. Pero a medida que llegamos a los últimos, estaba bastante claro quién sobresalía más. Sam es un actor fantástico y además es muy guapo. Pero además lo tiene todo: humor, encanto y también es muy físico. De hecho es un excelente futbolista. Astrid interpreta a una misteriosa sirena. Buscábamos a alguien que tuviera un halo casi sobrenatural. Y es lo que vimos en Astrid. Tiene algo de etérea. Pero tiene los pies en el suelo y es muy auténtica, además de guapísima. Y cuando los pusimos a los dos juntos, nos dimos cuenta que era perfecto".

Jerry Bruckheimer, que sabe un par de cosas sobre descubrir nuevos talentos, afirma: "Astrid ya ha hecho muy buenos trabajos en películas francesas y españolas. Tiene una belleza radiante y además una gran capacidad para emocionar. Sam acababa de graduarse en una escuela dramática de Londres. Tiene una formación clásica y es muy guapo. Además ya había hecho algunos papeles importantes en dos grandes miniseries televisivas, ‘Los pilares de la tierra' y ‘Any Human Heart'. Astrid y Sam hicieron pruebas y nos gustaron muchísimo. Supimos enseguida que tienen esa capacidad tan especial de llenar la pantalla y no nos hemos equivocado".

"Interpreto a un misionero llamado Philip Swifht que defiende en lo que cree e intenta reparar las injusticias de Barbanegra", afirma Claflin. "A lo largo de la historia, Philip vive un periplo sorprendente, sobre todo cuando conoce a Syrenia. Nunca ha tenido contacto con mujeres así que su vida da un verdadero giro, por decir algo suave".

Bergès-Frisbey se quedó igual de alucinada que Sam Claflin cuando supo que la había seleccionado para trabajar en la última saga épica de "Piratas del Caribe". "No me podía creer hasta que llegué a Kauai para las primeras pruebas", reconoce la actriz. "Syrenia no se parece a las otras sirenas. En la historia, conecta con personajes humaos que logran cambiarla. Philip cambia a Syrenia y Syrenia cambia a Philip porque desde el primer momento ven el otro algo que se parece a ellos mismos. Syrenia es diferente a las otras sirenas lo mismo que Philip es diferente a los otros humanos. El es muy buena persona y Syrenia no le responde de la misma forma que hace a otros marineros y piratas que tienen declarada la guerra a las sirenas".

Antes de rodar, Bergès-Frisbey investigó las leyendas y las historias tradicionales de sirenas. "Desde los tiempos de 'La Odisea' de Homero, existen mitos sobre las sirenas", dice la actriz. Y añade: "Seducen a los marineros con sus encantos y luego los matan. Estos mitos empezaron a cambiar en el siglo XIX cuando Hans Christian Andersen escribió 'La Sirenita', que abordaba el personaje de forma mucho más romántica. Y esa visión es la más popular de nuestro tiempo sobre todo por la película animada de Disney y otras cintas como '1,2,3... Splash'. Creo que Syrenia es un vínculo entre las viejas y terroríficas historias y las versiones actuales más románticas".

Durante los dos meses de rodaje en Hawai, Bergès-Frisbey no pudo exponerse al sol para conservar la palidez que tiene una sirena ya que vive sobre todo debajo del agua. "Tuve que vivir como un vampiro", dice riendo Bergès-Frisbey, "¡estaba encerrada de día y sólo podía salir de noche!"

El resto del enorme reparto se formó reuniendo un grupo de prestigiosos talentos internacionales como el inglés Stephen Graham que interpreta a Scrum y que había trabajado con Depp en "Public Enemies" (Enemigos públicos) de Michael Mann. "Mi personaje era de la zona de Greenwich en Londres", dice Graham. "Un auténtico marinero que lleva en el mar desde niño. Para mí, Scrum es el Artful Dodger del mundo pirata. Siempre está buscando algo que hacer, algo que emprender. Busca incesantemente la forma de hacer más dinero o de vivir más aventuras. Scrum es un personaje muy divertido de interpretar. Y después de encarnar a unos cuantos chiflados en los últimos tiempos, es genial hacer algo de lo que puedo disfrutar al máximo".

También hay que destacar otros actores de prestigio internacional como Richard Griffiths, Roger Allam, Greg Ellis y Damian O'Hare (los dos últimos repiten los papeles de Groves y Gillette) y Robbie Kay, de 15 años, el primer niño que encarna a un pirata en la serie; los actores españoles Oscar Jaenada y Juan Carlos Vellido; el japonés Yuki Matsuzaki; y la supermodelo australiana Gemma Ward que interpreta a la sirena Tamara.

Otro de los que regresan a "Piratas" es Keith Richards, el legendario guitarrista de los Rolling Stones ya que retoma el papel del Capitán Teague. Depp, que ha reconocido abiertamente que Richards fue una fuente de inspiración clave en la creación del Capitán Jack Sparrow, afirma: "Después de contar con Keith en la tercera película, sabía que tenía que volver. Hablé con Jerry y los guionistas al principio y todo el mundo estuvo de acuerdo. La reacción a la aparición de Keith fue monumental en todo el mundo. Y Keith estaba dispuesto a volver, pero siempre que su presencia tuviera sentido en el contexto de la historia. Creo que Ted y Terry lo han hecho fantásticamente bien porque una vez más, llega en el momento justo." Y Depp añade:

"Es un hombre absolutamente fascinante". "Le conozco hace mucho. Así que es genial poder estar con él. Pasamos muy buenos ratos charlando solos en la caravana de música, de cine y de muchísimas cosas".

"Johnny fue el ingeniero", añade Richards. "Me dijo: '¿Te animas a hacerlo?'. Y yo le contesté: 'Tú dame el disfraz, cariño'. Me divierte muchísimo hacer esto".

Marshall también estaba encantado de trabajar con la leyenda del rock. "Es un hombre encantador y muy divertido, y tremendamente modesto sobre su persona", afirma el director.

"Después de que rodáramos su escena, me dije: 'Keith, has estado fantástico. Estoy impresionado', y me contestó disimuladamente: 'Deberías ver mi Hamlet'. Trabajar con él fue una auténtica gozada porque es muy divertido. Está genial en la película y Johnny lo adora. Entre ellos hay una química muy especial".


El mundo visual
"Queremos llevar al público a un viaje que sea diferente las anteriores películas de 'Piratas'", dice Jerry Bruckheimer. "En 'Mareas misteriosas' contamos con el gran director de fotografía Dariusz Wolski, que trabajó en las tres entregas anteriores de 'Piratas del Caribe'. Esta es la primera vez que trabaja en 3D digital. También contamos con John Myhre, el brillante diseñador de producción premiado por la Academia®, que ha traído Rob Marshall y hemos rodado en localizaciones totalmente nuevas que van desde Hawai al Caribe y también Londres."

Para Myhre, la tarea de diseñar la cuarta entrega de "Piratas del Caribe" fue un sueño hecho realidad. "Piratas del Caribe es mi atracción favorita de Disneyland. Creo que me he subido a la atracción todos los años desde que se inauguró en 1967. Crecí en Seattle, pero mi familia venía una vez al año a Disneyland."

En cuanto se anunció que el director de "En mareas misteriosas" iba a ser Rob Marshall, Myhre confiesa que "empezó a saltar por la sala de estar de su casa como si fuera un niño de ocho años". El motivo es que ya había colaborado con Marshall en las tres películas anteriores del director, ganando Oscars® por su dinámica recreación de la Era del Jazz en "Chicago" y una asombrosa evocación de Kyoto, casi toda en lugares de California, para "Memoirs of a Geisha" (Memorias de una geisha).

Antes de empezar el rodaje, Marshall, John DeLuca que colabora hace tiempo con él, y el diseñador de producción Myhre se fueron a la atracción de Piratas del Caribe, pero esta vez la pararon y la examinaron con detalle para "En mareas misteriosas". Myhre explica: "Rob y yo somos fans de las películas anteriores de 'Piratas del Caribe'. Pero es muy buena idea incorporar un equipo creativo nuevo porque puedes compartir cosas y aportar tus propias ideas. Queríamos aportar cierta teatralidad a 'En mareas misteriosas', que es una película muy centrado en los personajes. También hemos ampliado el mundo de 'Piratas' al llevarlo al Londres de medidos del siglo XVIII, y después trasladarlo a las islas, selvas y playas del Caribe".

Myhre explica: "La película se divide en tres capítulos: el inicio en Londres, la parte del medio en el ‘Queen Anne's Revenge', y el último tercio es una excursión por la selva en busca de la Fuente de la Juventud. Buscar esas selvas densas y espléndidas nos llevó de Kauai y Oahu en Hawai, después a un enorme escenario para la secuencia de las sirenas en Los Ángeles, pasando por Puerto Rico en una isla diminuta y un fuerte histórico español, y por último al Reino Unido para rodar en exteriores de Londres y un gran número de platós construidos en los Estudios Pinewood".

Para aportar ideas, conceptos y sueños a la realidad tridimensional Gordon Sim, decorador de platós, se unió a Myhre. Sim comparte su Oscar de la Academia® por "Chicago" y la nominación por "Nine". Y también el director de supervisión artística norteamericano Tomas Voth, el director de supervisión artística Gary Freeman, y un enorme equipo de diseñadores, técnicos y artistas de ambos lados del Pacífico y del Atlántico.


Localizaciones y platós
"A pesar de que rodamos las tres primeras películas de 'Piratas' en el auténtico Caribe", afirma Jerry Bruckheimer, para 'Mareas misteriosas' necesitábamos paisajes tan maravillosos que parecen de otro mundo". Después de una intensa búsqueda, los realizadores escogieron las islas hawaianas de Kauai y Oahu. Cada una de ellas ofrecía unas características particulares tanto en tierra como en el mar.

"Ambas islas, sobre todo Kauai, tienen magníficas selvas, montañas y playas", dice Rob Marshall. "Son exuberantes, de grandes dimensiones y absolutamente asombrosas. Oahu también tiene paisajes maravillosos, y allí fue donde rodamos en el mar en el barco de Barbanegra, el ‘Queen Anne's Revenge'".

"Es una señal que el primer día de rodaje de una gran película de aventuras fuera igual de aventurero", dice riendo Bruckheimer al recordar el 14 de junio de 2010. La casi inaccesible Playa de Honopu en la costa Na Pali de Kauai es una maravillosa extensión de arena rodeada en tres lados por acantilados de 365 metros. Al ser una zona protegida del estado de Hawai, la única forma de acceder a esa maravilla natural era en helicóptero, del que emergía Johnny Depp totalmente disfrazado y maquillado en su papel del Capitán Jack Sparrow, o por mar.

Pero los barcos no puede amerizar en la arena así que los realizadores utilizaron Zodiacs y también se trasladaban en motos acuáticas. Pero las motos acuáticas tampoco podían acercarse a la arena, así que todo el mundo tenía que saltar o arrastrado en esquíes o trineos. Y en lo que se refiere a los equipos necesarios, la mayoría se trasladó por helicóptero.

"Siempre nos gusta decir que hay una forma fácil y una difícil de hacer las cosas", dice el productor ejecutivo Barry Waldman. Y añade: "Pero nosotros siempre escogemos la más difícil. Dos días antes de rodar en Honopu Beach, había un oleaje de 60 centímetros. Pero el día que empezó el rodaje había 1,5 metros. Pero rodar en Honopu Beach es una de las cosas que más valor añaden a la película".

Chad Man, productor ejecutivo añade: "Era genial ver a Rob Marshall llegar en una moto de agua el primer día de rodaje. La mejor forma de empezar Piratas del Caribe.' Muchos de nosotros hemos hecho las tres películas de 'Piratas', pero para él era una experiencia totalmente nueva, y fue genial ver lo entusiasmado que estaba con el proyecto".

"Garden Island", que es el nombre de Kauai, sirvió para rodar muchos más paisajes que Honopu Beach y también para escenarios en los que había figurantes y extras. De hecho unos 7.000 hombres se presentaron en Kauai y Oahu mes y medio antes de empezar a rodar. Muchos de ellos iban disfrazados de piratas, con pañuelos, pendientes y tatuajes (casi todos de verdad).

Se escogieron unos cuantos, pero seis candidatos que vivían en Hawai se convirtieron en el grupo principal de los piratas del "Queen Anne's Revenge". Y cada uno de ellos tenía personalidades diferentes por no decir excéntricas: Tamayo Perry, un surfista de primera clase, Kevin Senn, apodado "Top Hat" por el sombrero que siempre lleva, Michael Rosales, un artista de rap de ascendencia filipina, cuyo nombre artístico es Mic3, Emerson (Malcolm) Tuitt, el único auténtico pirata del Caribe, el altísimo Rey Payumo, cartero desde hace veinte años, y Thomas Smith, un horticultor.

Después de un primer día soleado de rodaje en Honopu Beach, el equipo pasó un mes rodando en numerosas localizaciones de Kauai. Lugares como el National Tropical Botanical Garden den Lawai, Kipu Ranch, Grove Farm y Valley House Ranch proporcionaron paisajes dotados se selvas espesas, ríos y acantilados. Eran lugares de muy difícil acceso tanto para los equipos como para las personas, y sobre todos para las dos cámaras 3D.

Pero rodar en el paraíso fue una experiencia increíble para reparto. Sam Claflin recuerda: "En mi primer día de rodaje en la selva estábamos esperando que colocaran la cámara. Malcolm, uno de los piratas de Hawai, cogió un coco que había caído de una palmera y lo abrió con la espada del atrezzo. Así que empezamos a beber leche de coco ahí mismo. Hawai es uno de los sitios más alucinantes que he visto en mi vida así que me siento un verdadero privilegiado por haber podido trabajar en ese lugar".

A pesar de que muchos turistas lo conocen con el nombre de "Blue Room" o "Blue Cave", las gentes de Hawai, Waikapala'e en la costa norte de Kauai, es un lugar con un profundo significado cultural y sagrado. La gruta fue escogida como entrada a las cuevas que llevan a la Fuente de la Juventud. Y resulta bastante apropiado ya que los hawaianos creen que las aguas de Waikapala'e tienen poderes curativos. El primer día de rodaje en ese lugar empezó con una bendición impartida por un maestro hawaiano. De hecho, el equipo de "En mareas misteriosas" se aseguró que antes de que las cámaras empezaran a rodar en sitios sagrados o cerca de ellos, se celebrara este tipo de ceremonias.

Los dioses del tiempo se mostraron especialmente bondadosos durante todo el rodaje en Kauai, salvo un día en el que cayó una tormenta torrencial en toda isla obligando a Johnny Depp y a Kevin R. McNally a rodar dentro de un furgón del siglo XVIII en vez de en Ke'e Beach. Pero al día siguiente, los cielos se despejaron y Depp y McNally pudieron rodar una importante escena al atardecer en la playa, con bastantes nubes y una luz maravillosa. Todos estuvieron de acuerdo que a pesar de los adelantos tecnológicos que se habían producido en la industria del cine en las pasadas décadas, nada puede compararse con lo que brinda la Madre Naturaleza.

Y Jerry Bruckheimer lo confirma: "Por eso hemos rodado en esos lugares, por momentos como ese". Y Geoffrey Rush añade: "Kauai fue un lugar maravilloso y perfecto para nosotros porque estábamos rodando en bosques de bambú con un aspecto surrealista, además auténticos desfiladeros y una selva alucinante. Es una gran aportación a la película".

La última localización en Kauai antes de que el ejército de "En mareas misteriosas" se trasladara a Oahu tiene su propia leyenda popular. Allí están los restos del legendario Coco Palms Hotel cerca de Kapa'a, una de las principales localizaciones de "Blue Hawaii", la película protagonizada por Elvis Presley y donde cantó la canción del mismo nombre a principios de los años sesenta. Marshall y el equipo rodaron en la extensa plantación de cocos. Antes del rodaje se recolectaron 773 palmeras para impedir que los pesados frutos cayeran sobre las cabezas del reparto y de los miembros del equipo. Los cocos que se recolectaron se repartieron entre los residentes para que aprovecharan la nutritiva leche de coco de esta fruta tropical.

Goeffrey Rush tuvo la excelente idea de organizar un pase de "Blue Hawaii" para algunos de sus amigos en su habitación del hotel de Kauai. El guionista Terry Rossio recuerda: "Reasignamos todos los papeles de 'Piratas' y como no podía ser menos Johnny Depp encarnaba a Elvis"

Casi un mes después de que el rodaje empezara en Kauai, el equipo se trasladó a Oahu, "The Gathering Place". Una vez más, la Madre Naturaleza se mostró benigna con Bruckheimer, Marshall y John Myhre. Gran parte del rodaje en Olahu se desarrolló en el mar. El "Queen Anne's Revenge" estaba atracado en Barbers Point -muy cerca donde se ha empezado a construir el nuevo completo Aulani de Disney-, a tiro de piedra de Ko Olilna, o en el Heeia Kea Boat Dock de Kaneohe. Allí se congregaban diariamente cientos de espectadores, ya fueran locales o turistas de Estados Unidos o de lugares tan lejanos como Japón, para intentar ver a Johnny Depp y a otros miembros del reparto, y la popular estrella nunca los decepcionaba.

Noche tras noche, Depp, totalmente disfrazado de Capitán Jack, se paraba en las vallas de camino al "Queen Anne's Revenge" para saludar a los fans, darles la mano, hacerse fotos con ellos... y haciendo ver a todos lo importante que era contar con su apoyo. Así que el público era cada vez más numeroso. También les impresionaba la visión del barco, rodeado por las cámaras y los equipos de los coordinadores marítimos Bruce Ross y Dan Malone. El público se preguntaba qué estaba pasando a bordo.

De hecho, en ese momento se estaba rodando una fantástica escena en la que Jack Sparrow lidera un motín contra Barbanegra, sin los resultados esperados. "Nos llevaron al barco en pequeñas barcas", recuerda el actor británico Paul Bazely, que encarna a Salaman, "y todo estaba iluminado con esas fantásticas luces. También había niebla y las antorchas estaban encendidas. Me dirigí al plató y me dijeron ‘Bueno Paul, en esta parte tienes que trepar por las jarcias, atacar, atraparlos y atarlos'. Y de repente cientos de personas empiecen a gritar y se escucha el sonido de las espadas. Todo era increíble. Estás luchando en un puente que estaba mojado para que pareciera realista y estaba muy resbaladizo. Pero estar a bordo con ese magnífico equipo de especialista fue una experiencia fantástica. Fue realmente intenso, por decirlo de alguna forma."

En tierra, los realizadores eligieron una de las playas más legendarias de Oahu para las escenas diurnas en Whitecap Bay, el lugar del ataque de las sirenas al Capitán Jack y a un gran grupo de piratas de Barbanegra: Halona Cove, conocida con el nombre de "Eternity Beach", donde Burt Lancaster y Deborah Kerr compartieron ese famoso beso en "De aquí a la eternidad", la película de 1953. A pesar de que está a unos 20 minutos al sur por la carretera que lleva a Waikiki, el acceso a Halona Cove es muy difícil ya que no hay un camino que llegue a la playa. Todo el mundo tuvo que bajar como pudo intentando no resbalar por las piedras pero la parte más complicada se la llevaron los técnicos que acarreaban el material pesado. Halona Lookout, muy cerca de allí, también planteó problemas a Depp, Cruz y Rush, así como a otros miembros del reparto y del equipo técnico.

La mayor "construcción" del diseñador de producción John Myhre fueron las piscinas atmosféricas de las sirenas en el North Shore's Turtle Bay Resort. Pero estaban tan escondidas que ni los turistas ni los clientes del hotel se enteraron de los rodajes nocturnos que congregaron a Penélope Cruz, Ian McShane, Astrid Bergès-Frisbey, Sam Claflin y una variedad de piratas y zombies. John Myhre afirma: "Rodamos tantas secuencias en la selva que necesitábamos encontrar parajes diferentes para recrear el periplo que describe la película. Rob Marshall acertó al decir que la travesía por la selva en la película tenía que parecerse a la atracción de Piratas del Caribe. Es decir que después de cada curva tienes un nuevo cuadro ante los ojos".

Para darle un toque más fantasmagórico a las piscinas de las sirenas, el departamento de maquillaje y efectos de maquillaje que dirige Joel Harlow añadió 13 esqueletos de sirenas tremendamente realistas.


La banda sonora
Accede a la información sobre la banda sonora Pirates of the Caribbean: On stranger tides BSO.