Cinemanía > Películas > Nowhere boy > Comentario
Destacado: Fernando León de Aranoa estrena 'Sintiéndolo mucho' el documental sobre Joaquín Sabina
Nowhere boy cartel reducidoNowhere boyDirigida por Sam Taylor-Wood
¿Qué te parece la película?

Con la dirección del artista visual, Sam Taylor-Wood.

Basada en el libro "Imagine This: Growing Up With My Brother John Lennon", escrito por la hermana de Lennon.


Sam Taylor-Wood (directora)
Sam Taylor-Wood, nacida en Londres en 1967, asistió al Godsmiths College y se la considera uno de los miembros destacados del movimento Young British Artists. Ha realizado exposiciones colectivas e individuales. Candidata al Premio Turner (1998), obtuvo el Premio a la Mejor Joven Artista Novel en la Bienal de Venecia (1997). Ha expuesto sus cuadros en la Kunsthalle de Zúrich (1997), en el Louisiana Museum of Modern Art, en Humlebaek (1997), en el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden de Washington DC (1999), en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (2000), en la Hayward Gallery de Londres (2002), en el Museo Estatal Ruso de San Petersburgo (2004), en el MCA de Moscú (2004), en el BALTIC de Gateshead (2006), en el MCA de Sídney (2006) en el MoCA de Cleveland (2007) y en el Contemporary Art Museum de Houston (2007).

En 2008, Taylor-Wood dirigió su primer cortometraje, Love You More, escrito por Patrick Marber y producido por Anthony Minghella, que participó en la Sección Oficial del Festival de Cannes y que fue candidato al BAFTA en 2009.

NOWHERE BOY es su primer largometraje.


Notas de la directora
"Anthony Minghella me dio la inspiración necesaria para dar el gran paso, desde las exposiciones artísticas a la dirección de una película. Mis creaciones artísticas despertaron su interés y lo impulsaron a colaborar conmigo en mi cortometraje Love You More. Me preguntó si éste era el trabajo que yo quería hacer de verdad y le dije que sí. Me dio confianza porque creía en mi capacidad. Su respaldo fue precisamente lo que yo necesitaba. Quizá yo lo habría logrado sola tarde o temprano, pero su presencia me dio el valor necesario para lanzarme a esta aventura".

"Esta película ha sido especial para mí por muchos motivos. Me siento cercana a la creatividad de Lennon, ¡por esos momentos en los que pienso que estoy loca porque mi cerebro no para! Además, ambos hemos tenido un pasado difícil, y me ha parecido que había varias afinidades entre mi vida y la suya".

"Tenía una idea muy concreta de cómo debía ser nuestro personaje, y cuando Aaron entró en la habitación me di cuenta de que tenía que serlo él. Fue uno de los primeros actores que vimos para la selección de reparto y después de él vimos muchos más para estar seguros de nuestra elección, pero la verdad es que Aaron nos convenció enseguida".

"Anne-Marie Duff se entregó por entero para convertirse en Julia. Entendió su naturaleza delicada y compleja sin ceder a ninguna exageración. En mi opinión, Julia fue probablemente una mujer incomprendida en su época. Me parece que, si hubiera vivido en estos momentos, habríamos sido amigas. Era un espíritu libre, a la que le encantaba el rock and roll y todo lo que fuera divertido y un poco alocado. Pero me parece que para ella debió de ser difícil vivir en aquellos años, que su entorno reprimió su creatividad y que por ello intentó infundir su entusiasmo en John. Anne-Marie la ha interpretado de forma impecable".

"Kristin Scott Thomas no quería interpretar a Mimi, la tía de John, con una dureza excesiva, porque temía que su personaje pudiera convertirse en el de una bruja malvada e indiferente, así que habló conmigo porque en su opinión también había que mostrar el gran afecto que había entre ellos. De hecho, Lennon y su tía estaban siempre en contacto, hablaban por teléfono por lo menos una vez por semana hasta que él murió y se enviaban casetes de música y mensajes grabados. John intentó convencerla para que se trasladara a Estados Unidos, así que su relación estaba basada en un sincero afecto".

"Estoy muy satisfecha de los actores seleccionados porque tuvimos que tomar decisiones importantes: no se trataba sólo de que se parecieran a nuestros personajes. Lo mejor era que los actores fueran capaces de expresar su espíritu y que lograran captar el mundo de Lennon y McCartney, en lugar de parecer copias suyas. Estoy muy contenta con los actores que encontramos, estuvieron muy bien. Tuvimos que trabajar con actores que no eran músicos y músicos que no eran actores y no fue fácil, pero también fue un fantástico desafío. He trabajado muy bien con todos ellos y como tienen un gran talento estoy segura de que seguirán con éxito".

"No querría parecer un poco rara, pero en muchos momentos de la película sentí la presencia de Anthony [Minghella]. Me parece que se habría sentido muy feliz de compartir este proyecto. Esta película, sin ninguna duda, se la dedico a él".

"Estoy muy orgullosa de esta película, ha sido el fruto de una gran colaboración. Siento que he obtenido el resultado que esperaba y no cambiaría ni una coma de lo que hemos hecho: estoy entusiasmada".

Sam Taylor-Wood