Cinemanía > Películas > Historias de San Valentín > Comentario
Destacado: Llega a los cines 'Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn)'
Historias de San Valentín cartel reducidoHistorias de San Valentín(Valentine's Day)
Dirigida por Garry Marshall
¿Qué te parece la película?

Dirigida por el veterano Garry Marshall, la película cuenta con Jessica Alba ("Los 4 fantásticos"), la oscarizada Kathy Bates ("Misery"), Jessica Biel (Os declaro marido y marido"), Bradley Cooper ("Resacón en Las Vegas"), Eric Dane (de la serie de televisión "Anatomía de Grey"), Patrick Dempsey ("Encantada: La historia de Giselle"), Héctor Elizondo (de la saga "Princesa por sorpresa"), el oscarizado Jamie Foxx ("Ray"), Jennifer Garner ("Juno"), Topher Grace ("Spider-Man 3"), Anne Hathaway, nominada a un premio de la Academia ("La boda de Rachel"), Ashton Kutcher ("Algo pasa en Las Vegas"), Queen Latifah, también nominada a un Óscar ("Chicago"), Taylor Lautner ("La saga Crepúsculo: Luna Nueva"), George López ("Un chihuahua en Beverly Hills"), la oscarizada Shirley MacLaine ("La fuerza del cariño"), Emma Roberts ("Hotel para perros"), Julia Roberts, ganadora de un Óscar ("Erin Brockovich") y la premiadísima cantante y compositora Taylor Swift en su debut en la gran pantalla.

Marshall ha dirigido "Historias de San Valentín" a partir de un guión de Katherine Fugate y una historia de Fugate y Abby Kohn & Marc Silverstein. La película ha sido producida por Mike Karz y Wayne Rice, y ha contado con Toby Emmerich, Samuel J. Brown, Michael Disco, Diana Pokorny y Josie Rosen como productores ejecutivos.

El equipo técnico se completa con el director de fotografía Charles Minsky, el director de producción Albert Brenner, el editor Bruce Green, el diseñador de vestuario Gary Jones y el compositor John Debney.

"El día de San Valentín. Llega todos los años, tanto si te gusta como si no".

Si se está felizmente enamorado, el día de San Valentín es el día de los corazoncitos y las flores, del romanticismo y de los sentimientos. Pero si se pertenece al grupo de los no correspondidos, las cosas cambian.

El director Garry Marshall, que ha sabido capturar las muchas caras del amor en algunas de las mejores comedias románticas del cine, lo explica así: "Hay quien cree que el día de San Valentín es lo mejor mientras que otros tratan de evitarlo. Significa algo distinto para cada persona. El resto de las festividades no plantean tantos problemas". Y con su habitual cara de póquer añade: "En Navidad, decoras el árbol, recibes regalos, se cantan bonitas canciones, te vas a casa, y te metes en la cama. En Nochevieja bebes, te besas a las 12, cantas canciones sentimentales, te vas a casa y te metes en la cama. Es así de fácil. Todo el mundo lo entiende. El Día del Árbol…no es para morirse pero está ganando fuerza porque todo el mundo 'es más verde'. Pero el día de San Valentín es algo difuso. Es una festividad difícil de definir porque el amor es difícil de definir y por eso sirve para contar una buena historia. ¿Por qué no hacer una comedia romántica sobre el día en el que todos estamos concentrados en el romanticismo?. Eso es 'Historias de San Valentín'".

Visto a través de los ojos de un reparto multigeneracional de personajes, "Historias de San Valentín" entrelaza distintas relaciones, desde las primeras citas hasta los compromisos a largo plazo, desde el primer amor hasta los viejos rescoldos, y desde los solteros recalcitrantes hasta los amantes no correspondidos. Para contar estas historias interconectadas, la película reúne a uno de los mayores elencos de estrellas que se hayan visto nunca en una misma producción, entre los que destacan tres clásicos de Garry Marshall como son Julia Roberts, Anne Hathaway y Héctor Elizondo, así como Jessica Alba, Kathy Bates, Jessica Biel, Bradley Cooper, Eric Dane, Patrick Dempsey, Jamie Foxx, Jennifer Garner, Topher Grace, Ashton Kutcher, Queen Latifah, Taylor Lautner, George López, Shirley MacLaine, Emma Roberts y Taylor Swift.

El productor Mike Karz señala: "Hemos tenido mucha suerte de contar con reparto tan extraordinario. Pero el haber podido trabajar con actores de este nivel en la película se lo debemos realmente a Garry Marshall y su fama y capacidad. Es un líder y un cómico brillante, y lo ha demostrado a lo largo de varias décadas ya. Es un tipo verdaderamente divertido que sabe cómo contar chistes. Pero, lo que es más importante, sabe cómo contar historias".

"Para hacer cualquier película se necesita una conjunción planetaria", añade el productor Wayne Rice. "Sin duda, han sido muchos los planetas que se han alineado y nos han permitido contar con este plantel de grandes actores".

Tanto para Julia Roberts como para Anne Hathaway "Historias de San Valentín" es su tercer trabajo con Marshall, incluidos sus papeles estelares en "Pretty Woman" y "Princesa por sorpresa", respectivamente. Coinciden en que los actores están deseando trabajar con el famoso director por varios motivos. "He hecho muchas películas, pero no hay nada como trabajar en una película de Garry Marshall", explica Hathaway. "Es generoso, sensible y divertido, y un director en el que puedes confiar. Le apasiona el cine, se esfuerza en cada toma y trabaja contigo para lograr un buen producto".

Roberts apunta: "Todo lo que quiere Garry es contar una buena historia y hacer reír a la gente, y es un maestro en eso".

La posibilidad de colaborar con el director también fue un gran atractivo para los actores que trabajaban con él por primera vez. "Garry Marshall es un artista y te ofrece la oportunidad de trabajar con alguien que puede hacerte mejorar y te puede enseñar, y las oportunidades como ésa no se dejan pasar", afirma Ashton Kutcher.

Bradley Cooper añade: "Cuando me enteré de que Garry iba a estar al frente, me lancé de cabeza. Es la persona ideal para dirigir este tipo de películas".

"Es el rey de la comedia romántica", afirma Jennifer Garner, "así que nadie lo dudó. Todos queríamos trabajar con él".

La cantante Taylor Swift, habitual de los primeros puestos en las listas de éxitos, debuta como actriz en "Historias de San Valentín" y comenta: "Es genial formar parte de un trabajo en el que participan tantas personas a las que admiro, pero mi favorito era Garry Marshall. Estaba muy emocionada por poder trabajar con él. Es encantador y divertido, y evidentemente, sabe cómo hacer una buena película. Y se tomó el tiempo y las molestias de incluir nuestro número de la suerte compartido - el 13 - en todas y cada una de mis escenas, y eso es algo increíble. No lo olvidaré nunca".

De hecho, cuando se les pregunta qué les atrajo del proyecto, todos los actores responden lo mismo: Garry Marshall. Sin embargo, antes de tener a ninguno de esos actores, lo que atrajo a Marshall de la película fue el guión original, escrito por Katherine Fugate. Lo recuerda así: "Mike Karz y Wayne Rice me dijeron que tenían una película que querían hacer conmigo. Me dijeron 'Es una historia de amor de las tuyas'. Leí el guión, me gustó y les dije 'Vale, de acuerdo'".

Fugate explica que creó la historias interconectadas del guión "para mostrar cómo se ve el amor desde distintos ángulos y en distintas generaciones, desde el primer amor de un chico de 10 años sin malicias hasta el matrimonio de ancianos que recuerda el amor que han compartido durante toda una vida pasando por los treintañeros que viven sus relaciones o la falta de éstas. El amor tiene muchas caras que van a más allá del romance, pero a fin de cuentas, el amor siempre nos devuelve a lo que es más importante en esta vida".

Los guionistas Abby Kohn y Marc Silverstein, que recientemente ya habían demostrado su talento para las comedias corales en "Qué les pasa a los hombres", contribuyeron a desarrollar la historia. "Cuando nos reunimos con Garry y los productores, todos estábamos interesados en que la película cubriera muchas perspectivas, especialmente a la hora de capturar lo que cada uno piensa sobre esta fiesta", afirma Silverstein.

Al incluir otro grupo generacional en una historia que ya era multigeneracional, Kohn y Silverstein también estaban reconociendo la importancia de contar con la perspectiva del amor romántico adolescente. "A esa edad, hay un montón de primeras veces en lo que al romanticismo y al amor se refiere", apunta Kohn, "pero no es algo en lo que se suele pensar en relación con el día de San Valentín. Queríamos asegurarnos de que la película tuviera algo que decir a casi todo el mundo".

Marshall añade: "'Historias de San Valentín' trata distintos tipos de relaciones, y creo que todas funcionan porque todos los actores son muy buenos. Lo más importante era crear una buena química. Es imposible de definir, pero el público la nota cuando existe. Los grandes actores saben crearla… y sin duda, este reparto es de los grandes".

"Es un día en el que todo gira en torno al amor. En el que siempre hay una oportunidad para el romance…"

"Historias de San Valentín" comienza con una nota romántica entre Reed Bennett, interpretado por Ashton Kutcher, y su novia Morley, a la que da vida Jessica Alba. Morley se despierta cuando Reed trata de ponerle un anillo de diamantes y resulta que ella lo único que quiere es agarrar su Blackberry. "No sé si empedernido, pero sin duda es un romántico", afirma Ashton Kutcher, que interpreta el papel de Reed.

Reed es el dueño de Siena Bouquet, una floristería y confitería situada en el ojo del huracán del día dedicado al amor. Rice lo explica así: "No es casualidad que Reed trabaje en una floristería, que es un denominador común del día de San Valentín, el día de las flores y los dulces. Era el epicentro ideal para nuestra historia".

"Un florista lo sabe todo", afirma Kutcher. "Sabe quién tiene una cita, quién está enfermo, quién está engañando a su pareja… Posee esa información privilegiada que le dan las notas y mensajes que se envían junto con las flores".

Marshall afirma: "Los floristas realmente pueden meterse en la vida de las personas, por lo que cuentan con una especie de código de confidencialidad, como los médicos. Pero, en algunos casos, resulta difícil no violar ese código, es demasiado personal. Y eso forma parte del dilema en el que se mueve Reed".

Reed comienza su particular día de San Valentín concentrado en su propia vida amorosa y cuando Morley acepta su petición de matrimonio, está escantado. Alba describe su personaje como "mucho más realista y conservadora que Reed, por lo que supongo que es un buen ejemplo de cómo los polos opuestos se atraen. La petición de Reed le pilla totalmente desprevenida. Está absolutamente concentrada en su carrera, por lo que se muestra un tanto dubitativa a la hora de asumir ese compromiso, aunque haya aceptado".

De hecho, la respuesta de Morley es toda una sorpresa tanto para Reed como para sus amigos, empezando por Alphonso, que esperaba tener que consolar a Reed en lugar de felicitarle. George López es Alphonso, la mano derecha de Reed en el Siena Bouquet, además de la voz de la razón en su vida personal. "Alphonso está felizmente casado y más centrado", explica López, "y por eso Reed le pide consejo, aunque en realidad no necesita que Alphonso le dé las respuestas. Sabe lo que tiene que hacer. En la vida, a veces pedimos su opinión a los demás, pero si de verdad son buenos amigos, no te dicen exactamente lo que tienes que hacer. Se limitan a guiarte por el buen camino, en el que probablemente ya estabas".

La noticia del compromiso de Reed también es recibida con escepticismo por su mejor amiga, Julia Fitzpatrick, interpretada por Jennifer Garner. Pero Julia preferiría concentrarse en el maravilloso nuevo hombre que tiene en su vida. "Julia no ha tenido novio en mucho tiempo, y por fin está enamorada", afirma Garner. "Se despierta el día de San Valentín sintiéndose la persona más feliz del mundo, pero, a medida que avanza el día, su corazón pasa por varios altibajos. Esta película está dedicada al día del amor, que se encuentra y se pierde, que se tiene y que no se tiene".

Patrick Dempsey, que interpreta al nuevo amor de Julia, el doctor Harrison Copeland, comenta: "Creo que el día de San Valentín es realmente muy poco romántico porque se fuerza el romanticismo. Eso tiene que salir de forma natural. Existe tanta presión para hacer de él un día especial y pasárselo bien que es prácticamente imposible conseguirlo".

Uno de los alumnos de Julia es Edison, interpretado por Bryce Robinson. Este chico de 10 años está muy enamorado de una compañera de clase, así que mientras sus amigos intercambian tarjetas de San Valentín caseras, Edison piensa en cómo impresionar a la chica de sus sueños.

Edison vive con sus abuelos, Estelle y Edgar, interpretados por los veteranos Shirley MacLaine y Héctor Elizondo. A diferencia de su marido en la pantalla, MacLaine no había trabajado nunca con Garry Marshall, aunque se conocían desde hace años. "no se le entiende nada de lo que dice", bromea, "pero si le sigues mental y emocionalmente, sabes a dónde quiere llegar a parar".

"Hace falta un proceso para descifrar lo que dice, pero no sé cómo, al final, todo funciona" añade Elizondo, un habitual en las películas de Garry Marshall, que ha aparecido en todos sus films hasta la fecha. "Tanto si estoy libre como si no, me persigue", dice entre risas.

"Siempre tengo que trabajar con Héctor", se limita a confirmar Marshall.

Estelle y Edgar llevan juntos más de 50 años y han celebrado muchos días de San Valentín, pero éste en particular trae consigo algunas sorprendentes revelaciones que ponen a prueba su matrimonio. MacLaine señala: "Todas las historias de amor están llenas de promesas, traiciones y todo tipo de dramas humanos. Y la película describe todo eso. Es una comedia romántica muy divertida, pero creo que también habla del amor".

"Encuentro la conexión intergeneracional de historias muy interesante", comenta Elizondo. "En cierto sentido, vemos las cosas de forma muy diferente, pero algunas son comunes a todas las edades".

La diferencia entre las generaciones es evidente cuando la cuidadora del adolescente Edison, Grace, les pide consejo amoroso a sus abuelos. Emma Roberts es Grace, que ha decidido llevar su romance con su novio, Alex (Carter Jenkins), al siguiente nivel. "Quiere tener el día de San Valentín perfecto con su novio, lo que incluye que los dos pierdan su virginidad", confiesa Roberts. "Intentan estar juntos durante todo el día, pero todo parece salirles mal. Alex hace todo lo que se le ocurre para ser muy dulce y romántico, pero todos sus esfuerzos son en vano. Sin embargo, al final dan sus frutos. Esto demuestra que el día de San Valentín puede causar todo tipo de problemas a la gente, pero creo todo el mundo debería divertirse. No tiene por qué ser sólo cuestión de parejas; puede ser un día para los familiares y amigos… se trata de estar con las personas a las que quieres".

Taylor Swift interpreta a Felicia, la compañera de instituto y amiga de Grace, con la que no escatima en consejos. "Si tuviera que dar un consejo a mis amigas sobre el día de San Valentín, sería que si están con alguien especial, lo aprovechen", comenta Swift. "Pero no hay que volverse loco, hay que verlo como un día como otro cualquiera".

Felicia tiene a ese alguien especial, su novio Willy, interpretado por Taylor Lautner. "Willy y Felicia están siendo entrevistados para un reportaje sobre el amor juvenil en el día de San Valentín, y Felicia le pide a Willy que haga gala de sus habilidades atléticas en la pista", comenta Lautner sobre la desafortunada carrera de obstáculos de Willy. "Fue muy divertido, pero mi parte favorita es cuando se cae de bruces".

A pesar de las objeciones de Marshall, Lautner hizo la acrobacia él mismo, tropezando con el último obstáculo y cayéndose de morros. "Fue muy valiente", recuerda Marshall. "Le propuse utilizar un doble y me dijo, 'No, yo puedo hacerlo'. Yo le respondí: 'Eres una estrella, si te caes y te haces daño me van a matar. Pero él insistió, así que le pedí que tuviera cuidado y le dije al coordinador de acrobacias: 'El chico va a hacerlo él… búscate otra cámara'. Le estábamos grabando con tres cámaras, y lo hizo estupendamente, sin dobles. Fue increíble".

Felicia y Willy están siendo entrevistados por un canal de televisión local de Los Ángeles, la KVLA, que quiere conocer la perspectiva del día de San Valentín de la gente de la calle.

La productora de la cadena, Susan, interpretada por Kathy Bates, le había encargado inicialmente la historia a su reportero deportivo Kelvin Johnson, a pesar de sus protestas. Jamie Foxx es Kelvin, y no le gusta ser separado temporalmente de la sección de deportes para encargarse de lo que considera una historia "noña". "A Kelvin no le gusta mucho San Valentín", confiesa Foxx. "Su jefa quiere que salga a la calle para encontrar historias románticas y felices, la tontería de siempre… Pero él quiere que se lo tomen más en serio como periodista deportivo. Está esperando que le llegue su gran entrevista".

El pelotazo que espera Kelvin es la gran historia deportiva del día: la del quarterback profesional promesa estrella Sean Jackson, cuya carrera está en entredicho desde que su equipo perdió en los playoffs. Jackson está interpretado por Eric Dane, quien lo explica así: "Si tienes 25 años y pierdes en los playoffs, la actitud es: 'Ya lo conseguiremos la próxima temporada'. Pero si tienes 35 y pierdes, todos quieren retirarte. Por eso Jackson está en el crepúsculo de su carrera, aunque creo que sigue siendo un buen deportista. La gran pregunta es si va a tirar la toalla o va a seguir jugando".

Jessica Biel es la publicista de Sean Jackson, Kara Monahan, que se ha pasado el día respondiendo preguntas sobre las intenciones de su cliente estrella, a la vez que está estresada también preparando su fiesta de "odio el día de San Valentín" de todos los años y que organiza para las personas que, como ella, están siempre solas en un día pensado para las parejas. "Kara tiene una relación muy especial con el día de San Valentín: lo odia", comenta Biel entre risas. "Lo que me gusta de Kara es que, por una parte, es muy profesional, pero también es muy apasionada y emotiva. Creo que el día de San Valentín puede volver un poco locas a las personas. Existe una gran presión: '¿Tienes una cita?' '¿Te ha enviado alguien dulces o flores?' '¿Tienes tu tarjeta?' Y si no es así, supongo que es malo. Creo que es una tontería porque estar solo y ser independiente es algo fantástico".

La guionista Katherine Fugate confiesa que la fiesta anti-San Valentín de Kara tiene algo de autobiográfico. "En realidad celebro una cena de "odio el día de San Valentín" todos los años porque no me gusta la idea de que la gente pase sola un día pensado para el amor y la compañía. Un año, dos personas se conocieron en ella y se enamoraron. Fue una forma positiva de recordar que, a pesar de todo, el amor sigue siendo maravilloso".

A pesar del día de San Valentín, el personaje que no tiene tiempo para el amor es la agente de Sean Jackson, Paula Thomas, una implacable mujer de negocios interpretada por Queen Latifah. "Paula es inteligente y segura", explica Latifah, "y me gusta que cuando atraviesa la entrada de la agencia la gente tiene un poco de miedo de ella. Está en lo más alto, y estoy segura de que eso no se consigue siendo agradable".

La recepcionista de la agencia es Liz Curran, interpretada por Anne Hathaway, que resulta que se pasa la vida al teléfono en el sentido literal de la palabra. "Por la noche trabaja en una línea erótica", confiesa la actriz. "Pero Liz tiene verdaderos problemas económicos, para ella es una forma de conseguir lo que quiere. No quiere que dure para siempre, pero tiene que hacerlo hasta que consiga algo mejor. Creo que Liz es una de esas mujeres que están abiertas a lo que les ofrezca la vida, incluso si es algo inusual".

Sin embargo, la fuente de ingresos alternativa de Liz le causa problemas con su nuevo novio, Jason, un agente en prácticas que trabaja en la sala de correo de una gran agencia de representación. Hathaway explica: "Cuando se ve por primera vez a Liz y Jason, han consumado su relación la víspera de San Valentín, pero Liz se marcha a toda prisa, lo que deja Jason un tanto desconcertado. Jason es un chico de Muncie, Indiana, y no le cabe en la cabeza que la chica de la que podría estar enamorándose se gane así la vida".

Jason es Topher Grace, que afirma: "Jason es uno de esos tipos que viven a través de su agenda; tiene unas grandes expectativas para él y, por tanto, para su novia. Y por eso el trabajo extra de Liz le choca tanto. Lo especial de Jason y Liz en la película es que sólo llevan dos semanas de relación cuando llega el día de San Valentín, y eso es algo que me ha ocurrido personalmente. Es una celebración dedicada al amor y el compromiso, y eso hace que Jason se sienta confuso y no sepa qué hacer. Pero es suficientemente inteligente como para saber que no quiere fastidiarlo todo".

Aunque la mayoría de los personajes de la película viven en Los Ángeles, dos de ellos están en un avión, de camino a la ciudad. Julia Roberts es la capitán del ejército Kate Hazeltine, que disfruta de un breve permiso y va a volar durante 14 horas para acudir a una cita importante, aunque nunca dice con quién. "Una de las cosas que me gustan de Kate es que le rodea un pequeño misterio, aunque creo que su historia termina de forma muy dulce y auténtica".

Bradley Cooper es Holden, el compañero de asiento de Kate en el avión, que le presta su hombro para dormir y para escucharla también. "Bueno, si tienes que estar junto a alguien 14 horas, u os hacéis amigos o te pasas todo el viaje tratando de evitar el contacto visual", concluye Roberts.

"Historias de San Valentín" vuelve a reunir a Cooper y Roberts, que ya habían trabajado juntos en la obra de teatro "Three Days of Rain" en Broadway. "Hacíamos ocho funciones por semana, así que nos llegamos a conocer bastante bien", afirma Cooper. "Conocernos de antes supuso una ventaja para la película, ya que pasamos la mayoría del rato sentados el uno al lado del otro, sin mucho espacio. Pero nos lo pasamos estupendamente".

"Esto es Los Ángeles. Nadie confirma".

"Historias de San Valentín" se filmó íntegramente en Los Ángeles, con localizaciones entre las que se incluyen el centro de la ciudad, Malibú, Hollywood, Venice, Burbank, Beverly Hills y San Fernando Valley. Algunas escenas se rodaron también en los estudios de la Warner Bros.

"Soy de Nueva York, pero llevo mucho tiempo aquí, así que ésta es mi particular carta de amor a Los Ángeles", confiesa Marshall. Para algunas escenas, el director escogió algunas de las estampas más reconocibles de la ciudad como fondo, incluido el majestuoso Disney Concert Hall y el colorido mercado de flores de Los Ángeles, ambos en el centro, el famoso Hollywood Boulevard con su cartel de Hollywood y los románticos canales de Venice.

Una importante escena entre Shirley MacLaine y Héctor Elizondo se rodó en el cementerio Hollywood Forever, lugar en el que descansan muchas leyendas de la pantalla. Sin embargo, este cementerio también es famoso porque en sus exteriores se proyectan clásicos del cine. La productora ejecutiva Diana Pokorny señala: "Aunque sea de noche, este cementerio no da miedo, para nada. En realidad es un lugar muy bonito y romántico y un sitio estupendo para ver películas antiguas en la oscuridad".

En "Historias de San Valentín", en la película que se está pasando se puede ver a una joven Estelle durante su apogeo en Hollywood como estrella prometedora. Los amantes del cine podrán reconocer que se trata de "Hot Spell", de 1958, protagonizada también por una joven Shirley MacLaine.

Una localización destacada resultará familiar para los aficionados a las películas de Garry Marshall. Se trata del Beverly Wilshire Hotel, que también se conoce como el "hotel de Pretty Woman" por su importancia en la famosa película. Para "Pretty Woman", el equipo de Marshall tuvo que colocar una parada de autobús delante del hotel para rodar una escena entre Julia Roberts y Richard Gere. Al volver al hotel dos décadas después para rodar "Historias de San Valentín", Marshall quería usar el mismo lugar, pero, "puesto que ahí no hay ninguna parada de autobús, la tuvimos que crear", recuerda. "No había ni banco, ni nada. Pero nos dijimos: si ya lo hicimos una vez, podemos volver a hacerlo". En una especie de homenaje a su película anterior, el director hizo que se volviera a colocar el banco justo en el mismo lugar para filmar una escena clave entre Anne Hathaway y Topher Grace.

Uno de los escenarios centrales del film es la floristería de Reed, Siena Bouquet. El diseñador de producción Albert Brenner y su equipo aprovecharon una fachada vacía de Burbank y la transformaron en esta floristería y confitería.

"Historias de San Valentín" ha sido una de las primeras "producciones verdes" de la historia del cine en un esfuerzo consciente por reducir su impacto medioambiental. Pokorny ha sido en gran medida la responsable de liderar esta iniciativa verde que llegó a involucrar al director y a todo el equipo. Integraba prácticamente todos los aspectos físicos de la producción, incluido el uso de decorados reutilizables, iluminación solar, vehículos híbridos o diésel limpios y platos, cubiertos y utensilios biodegradables. Además, todos los miembros del reparto y el equipo recibieron su propia botella de agua reutilizable de acero inoxidable, lo que les ahorraba los miles de botellas que se suelen utilizar en cualquier producción.

"Todos los departamentos se mostraron muy proactivos y nos dieron sus propias ideas sobre lo que podrían hacer, y además también contamos con el respaldo decidido de la Warner Bros., y eso fue muy importante. Nos reunimos con Jon Romano (director de producciones sostenibles de Warner Bros.) Jon Romano para hablar de cómo podíamos hacer que toda la producción fuera más responsable en términos medioambientales", explica Pokorny. "No se trata de marcar la diferencia solo ahora, se trata de crear tecnologías y métodos que sigan mejorándose en la siguiente película, y en otra, y luego otra... Ha sido genial ver cómo todo el mundo se implicaba, porque uno se daba cuenta de las diferencias tangibles que podíamos marcar".

Mike Karz añade: "Todo el mundo se lanzó de cabeza, y todos hemos descubierto que no es muy difícil 'ser verde'. Cada vez va a ser más fácil, y eso es algo esperanzador de cara al futuro".

"El medio ambiente tiene muchos problemas, así que 'ser verde' me parece algo muy positivo. No supone un gran esfuerzo; si nosotros hemos podido hacerlo, cualquiera puede hacerlo", puntualiza Marshall.

"Puede ser confuso. Puede ser complicado. Pero, a fin de cuentas, todo es cuestión de amor".

En línea con el título de la película, "Historias de San Valentín" transcurre en un sólo día. Karz comenta que ese marco temporal añade una presión extra a lo ya inherente a la jornada. "Historias de San Valentín es sólo unas horas, y ambas partes de la ecuación tienen sus propias expectativas. Si tienes una cita, ¿es el restaurante adecuado? Si compras un regalo, ¿es suficientemente bonito o presiona mucho la relación? Si no compras un regalo, ¿qué quiere decir eso? Es una fiesta estupenda, pero que sin duda genera muchas expectativas, y eso es lo que exploramos en la película".

Marshall concluye: "Esperamos que esta película inspire a quienes quieran darle una oportunidad a sus relaciones y quizás incluso enamorarse. Si estás enamorado, puede ser genial, es realmente agradable tener a alguien que te necesita. El día de San Valentín es un buen momento para darse una oportunidad. Pero, tanto si se tiene una relación como si no, el día de San Valentín puede ser muy estresante, por lo que conviene prepararse".