Cinemanía > Películas > Sin salida > Comentario
Destacado: Tom Cruise regresa a las salas de cine con 'Top Gun: Maverick'
Sin salida cartel reducidoSin salida(Abduction)
Dirigida por John Singleton
¿Qué te parece la película?

SIN SALIDA está protagonizada por Taylor Lautner, Lily Collins, Alfred Molina, Jason Isaacs, Maria Bello, Denzel Whitaker, Michael Nyqvist y Sigourney Weaver. La película está dirigida por John Singleton, a partir de un guión de Shawn Christensen.

SIN SALIDA empezó como un sencillo pero inspirador germen de una idea para una historia que Jeremy Bell, productor ejecutivo de The Gotham Group, presentó a Roy Lee y Doug Davison, de Vertigo Entertainment, hace cuatro años. Pero empezó a coger verdaderamente impulso después de una reunión posterior entre el guionista Shawn Christensen y los productores de The Gotham Group.

"Justo al final de esa reunión", recuerda Christensen, "Lee Stollman comenta: 'Y luego tenemos una idea sobre un chico que descubre una foto de sí mismo de niño en una 'web' de personas desaparecidas'. Me pareció una idea muy buena. Salí de esa reunión y me puse a darle más vueltas al proyecto y, dos semanas después, almorcé con Lee en Nueva York y le dije: 'Me gustaría tirar un poco por otra dirección y jugar ligeramente con la idea. Si me das 60 días, te entregaré un borrador'. Y, a los 63 días, les presenté el primer borrador de SIN SALIDA".

"A Shawn le gusta trabajar con puzles, y se mostró interesado en la idea de contar una historia que tratara sobre encontrar tu lugar", asegura la productora Ellen Goldsmith-Vein sobre por qué Christensen era la elección adecuada para el proyecto. "Quedó tan encantado con la idea, que entregó su primer borrador tan solo dos meses después de su reunión con Lee". Stollman agrega: "Shawn cogió esa simple idea de una sola línea y creó una película entera a partir de ella".

"Para mí, era un gancho excelente, pero no conseguíamos que se nos ocurriera una historia", recuerda Stollman. "No había visto nunca una película sobre un chico que aparentemente lleva una vida y de repente se encuentra viviendo una mentira".

Claro que la película depende en gran medida de que el público sea capaz de identificarse emocionalmente con su protagonista, Nathan Harper, y todos los productores se mostraron de acuerdo en que Taylor Lautner era la primera y mejor elección posible para interpretarlo. Goldsmith-Vein explica sobre Lautner: "Taylor es seguramente el único actor de su edad que podría abordar este papel, dada su pericia en las artes marciales y su capacidad atlética. Además, es increíblemente listo y sumamente serio". El productor Lee Stollman concuerda: "Taylor tiene la capacidad física y el atractivo, tanto para mujeres como para hombres. Es un excelente galán joven".

Roy Lee y Taylor Lautner se reunieron para hablar del proyecto en general el 4 de junio de 2009 y a Taylor le entusiasmó la idea. Casi un año después, Roy se puso en contacto con el equipo de Taylor Lautner de Quick Six, con el guión ya terminado de Shawn Christensen, como vehículo estelar para el joven actor, y recibió, tras pensarlo detenidamente, una entusiasta respuesta afirmativa. Una vez obtenida esa aprobación, Gotham, Vertigo y Quick Six se pusieron a trabajar conjuntamente para seguir desarrollando el guión y adaptarlo específicamente a las características de Lautner. Por último, se unieron con Lionsgate, donde el presidente de la sección de cine Joe Drake y la presidenta de producción Allison Shearmur dieron rápidamente luz verde a la película, en vista del inmenso atractivo de Lautner y del compacto guión. "La comprensión que posee Lionsgate del género y del tema en cuestión los convertía en los socios perfectos para nosotros", afirma el productor Dan Lautner.

"Me encantó este proyecto desde el momento en que lo leí", señala Shearmur. "Había trabajado en las películas de 'Bourne' y reconocí en SIN SALIDA un tipo similar de emoción e intriga, pero también una cierta calidad accesible, muy cercana, con la que es fácil identificarse, que me pareció que la hacía verdaderamente especial. Sé cuánto cuidado han puesto Taylor y su equipo en elegir su primer papel como protagonista absoluto, lo mucho que se implicaron en todos los aspectos del desarrollo del proyecto, así que nos encantó que se mostraran de acuerdo con nosotros en que Lionsgate era particularmente apropiada para llevar a Taylor en su primer papel protagonista a las salas de cine".

Con Taylor y su Quick Six comprometidos y con el visto bueno de Lionsgate, el director John Singleton se incorporó al proyecto para dirigirlo, y no tardó en crear un vínculo de colaboración con el grupo ya existente. "Fue rápido y emocionante", recuerda Christensen. "Me enviaba pequeñas anotaciones. Tiene una gran sonrisa, gran actitud y grandes ideas". El rodaje en sí empezó tan solo cuatro meses después de la venta del proyecto.

"Para mí, SIN SALIDA es básicamente una historia sobre un hijo que no sabía quién era su padre", explica Singleton. "Es una historia sobre un joven que intenta encontrarse a sí mismo, lo que la hace muy universal, porque todos estamos intentando encontrarnos de un modo u otro". Y prosigue: "La película tiene mucha acción, pero mi inspiración para hacerla vino realmente de las clásicas historias de aventuras donde el personaje se ve transformado y cambiado por la experiencia de esa aventura".

"John ha tomado parte en algunas películas increíbles que giran en torno a los personajes", apunta el productor Pat Crowley, a quien contrataron para trabajar en el proyecto por haber producido la serie de Bourne. "Eso es lo emocionante de trabajar con John: es un director que posee un conocimiento enciclopédico del cine y la historia del cine. Tienes la seguridad de contar con un tipo que tiene un gran sentido visual y que también está deseando y está muy acostumbrado a trabajar con jóvenes actores".

"Los espectadores no han visto nunca a Taylor Lautner como van a verlo en esta película", afirma Singleton. "Ha logrado convertirse en un gran actor. Hablamos mucho sobre lo que podía aportar de sí mismo para darle más peso a su personaje. Creo que para mí, como director, es maravilloso verlo evolucionar como actor en esta película".

Lautner es un fanático de toda la vida del cine de acción. "Siempre me han encantado las películas de acción", asegura el actor. "Este papel es, con diferencia, el trabajo más complicado físicamente de toda mi carrera, lo que es genial, pero también tiene muchas cosas más. Me encantaba el personaje y todo por lo que pasa a lo largo de la historia".

La primera tarea pendiente en lo referente al reparto era elegir a Karen, la chica de al lado por la que está colado Nathan, que le acabará acompañando en su huida. Lily Collins había dejado una fuerte impresión en Singleton, Shearmur y sus compañeros de Lionsgate, y los productores de la película con su trabajo en "The Blind Side (Un sueño posible)". "Consideramos a mucha gente para el papel", recuerda Crowley sobre la búsqueda de la Karen perfecta. "Pero Lily era alguien que se nos quedó a todos, porque posee un aire de gran sencillez. Ya sea en persona o en la gran pantalla, sientes que es alguien sumamente accesible".

"Karen, mi personaje, es una joven muy fuerte y segura de sí misma", explica Collins. "No se limita a ser la chica de la historia. No es un simple interés romántico o una cómplice sin más. Está allí con todas las consecuencias. No hay muchos papeles para chicas o jóvenes que no sean el típico papel de chica".

En opinión del director John Singleton: "Lily Collins es alucinante y guapísima. La gente va a tener ocasión de disfrutar con ella durante mucho tiempo".

Jason Isaacs y Maria Bello interpretan a los supuestos padres de Taylor, Kevin y Mara. Aunque a Isaacs le gustó desde un primer momento el personaje y el guión, su entusiasmo aumentó cuando se planteó los beneficios extra de este trabajo. "Recibí el guión y era más ameno todavía de lo que pensaba", recuerda Isaacs. "Tengo ocasión de boxear, de bailar y hasta de besar a Maria Bello. ¿Cómo me lo iba a pensar dos veces?".

"Me dijeron 'John Singleton' y pensé: '¡Yo quiero trabajar con John!'", explica Bello, agregando que, además, a lo largo de los años, el director y la actriz se habían conocido socialmente y habían hablado antes de trabajar juntos en algún proyecto. "Y entonces leí el guión. Me pareció fantástico, un gran 'thriller' de acción, pero con corazón".

"Maria interpreta a Mara", comenta Lautner, "y es super, super dulce, además de, evidentemente, una actriz de increíble talento. Tenía una escena verdaderamente emotiva con ella en mi dormitorio, en la que me dice que no es mi madre. Fue muy intensa. No podría haber pedido a nadie mejor con quien interpretar ese papel. Estuvo formidable".

"Jason Isaacs es un actor de enorme fuerza", observa Singleton. "Rodó una escena excelente en la que está enseñando a Nathan. Lo está medio maltratando un poco, ya sabes, le está dando algún sopapo y Nathan no acaba de entender por qué se empeña en enseñarle a boxear y en prepararlo para hacer todas esas pruebas de resistencia. Pero, más adelante en la película, cuando está pasando por todo esos problemas y huyendo para intentar salir con vida, Nathan comprende por qué".

"Es uno de los tipos más divertidos que he conocido en mi vida", afirma Lautner de su padre en la gran pantalla. "La relación paterno-filial es muy intensa y es muy severo con Nathan. Antes de rodar, Jason y yo bromeamos pero, en cuanto se ponen en marcha las cámaras, tenemos que pasar al modo padre-hijo".

Alfred Molina se incorporó a SIN SALIDA para interpretar al agente Burton, el individuo de la CIA que sigue a Nathan. "Este papel me ha permitido hacer unas cuantas cosas por primera vez", sugiere Molina. "No había interpretado nunca a un agente de la CIA, lo que me resultaba muy interesante. Esa misma idea ya me resultaba fascinante por sí misma. Tampoco había trabajado nunca con John Singleton, y soy fan de sus películas desde hace mucho tiempo. He tenido ocasión de trabajar con toda una nueva generación de actores jóvenes, como Taylor, o Lily, o Antonique Smith. Me pareció una buena confluencia de distintos elementos que eran nuevos para mí".

Sigourney Weaver, todo un icono del cine, asumió el importantísimo papel de la Dra. Geri Bennett, una elección un tanto insólita si se tiene en cuenta que el papel estaba escrito originalmente para un hombre. "Lo cambiamos durante el proceso de selección del reparto", explica Stollman. "Fue toda una inspiración hacer que Sigourney interpretara ese papel, ya que está sensacional".

"Es una historia iniciática muy conmovedora, sobre esos dos chicos que exhiben un enorme coraje y gran cantidad de recursos", señala Weaver sobre la historia de SIN SALIDA. "Estos adolescentes se ven de repente atrapados en una trama de espionaje. Y, aunque son muy capaces, también son peones indefensos de fuerzas superiores, incluida la CIA".

Crowley agrega: "Bennett, el personaje de Sigourney, lleva seguramente unos 30 años trabajando para la CIA y una de sus especialidades era formar a nuevos agentes, o recibir los informes de agentes que regresaran de misiones especialmente duras. El personaje de Nathan se encuentra en circunstancias muy emotivas al empezar, así que a la CIA le parece muy importante facilitarle la transición de convertirse en un joven adulto de manera que le resulte cómoda y terapéutica. Así que ponen a su disposición al personaje de Sigourney Weaver".

"Su padre, Kevin, lo prepara físicamente. Creo que su madre lo prepara emocionalmente y Geri Bennett lo prepara psicológicamente", prosigue Weaver. "Entre todos, consiguen que salga adelante".

El actor sueco Michael Nyqvist interpreta a Kozlow, némesis de Nathan. "Habíamos visto 'Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres' y nos quedamos todos prendados con Michael en esa película", afirma Stollman. "No es nada conocido aquí, en Estados Unidos, y nos pareció una cara nueva estupenda. Puede parecer siniestro, pero también es un galán apuesto y carismático".

El productor Doug Davison se muestra de acuerdo: "Estábamos buscando un villano europeo y acababa de ver 'Los hombres que no amaban a las mujeres', donde está sensacional. Descubrimos que es sueco y, como habla sueco en esa película, necesitábamos saber qué tal era su inglés. ¡Y lo habla de miedo! Era nuestra primera opción. Nos pusimos en contacto con él, estaba disponible y lo conseguimos. Hemos tenido mucha suerte de haber podido contar con él".

"Siempre me ha atraído la cuestión de encontrar tus raíces", señala Nyqvist. "Y me encanta el trabajo de John Singleton. Me llamó y empezamos a hablar del tema. Leí un guión y me pareció bien escrito. Además, interpreto al malo y eso es algo que siempre resulta divertido".

El reparto se completa con Denzel Whitaker como Gilly, William Peltz como Jake, Nickola Shreli como Alek, y la ya mencionada Antonique Smith, que interpreta a Burns, lugarteniente de Burton. Todos los actores parecieron disfrutar con el componente de acción que exigían sus respectivos papeles, ya fuera ir subidos a los laterales de una camioneta o liarse a tiros por la calle. Smith, que cosechó grandes elogios por su interpretación de 'Faith Evans' en NOTORIOUS, estaba deseando disfrutar de su propia secuencia de acción. "¡Tengo un tiroteo!", exclama entusiasmada Smith. "Me encanta Angelina Jolie, y aquí tengo ocasión de disfrutar de mi 'momento Angelina', así que estoy muy emocionada".

Con el reparto ya completo, pudo ponerse en marcha el rodaje de SIN SALIDA el 12 de julio de 2010 en Pittsburgh, Pensilvania, el primero de los 51 días que acabaría durando la producción. "Pittsburgh es una ciudad increíblemente visual", observa el productor Crowley. "Está llena de puentes. Tiene tres ríos. Tiene un paisaje urbano maravilloso en el que hay rascacielos justo enfrente de un estadio de fútbol americano, un estadio de béisbol y una enorme pista de hockey. Es una ciudad de espacios muy abiertos. Si vas a Manhattan, tienes que subir hasta el piso 80 para poder ver la ciudad, mientras que en Pittsburgh te puedes hacer fácilmente una idea de lo grande y abierta que es".

Lautner se muestra de acuerdo: "Estuvimos rodando SIN SALIDA por toda la ciudad de Pittsburgh. En ríos, en carreteras, en bosques, en estadios de béisbol, cafeterías, por todas partes. Fue una forma estupenda de descubrir esta asombrosa ciudad".

Buena parte de SIN SALIDA se rodó en orden cronológico, lo que permitió que el suspense y la tensión del guión fueran creciendo para los actores a medida que iban pasando los días. Las primeras escenas en rodarse fueron las ambientadas en el instituto, filmadas en exteriores en el instituto Hampton de Allison Park, Pensilvania, para las que también utilizaron a la banda de música, las animadoras e incluso al equipo de lucha libre del propio instituto como extras encantados de participar.

Al tercer día, el equipo de rodaje se trasladó a un camino rural para la secuencia inicial de la película, que también es la primera escena arriesgada importante del filme. "La primera vez que se ve a Nathan en la película", apunta Lautner, "va sobre el capó de una camioneta, a 120 kilómetros/hora. Así podemos ver el aspecto temerario de Nathan, ¡está loco! Y fue divertido. Me tenían sujeto con un arnés a la camioneta, para que no me cayera, aunque me resbalaba hacia adelante y hacia atrás en el capó. Me lo pasé bien haciéndolo. Me moló mucho la escena".

Lautner parecía encantado ante la posibilidad de hacer él mismo muchas de las escenas arriesgadas. "He tenido oportunidad de hacer un montón de locuras, como bajar deslizándome por una enorme cubierta de cristal en PNC Park [estadio de béisbol donde juega el equipo de los Pirates de Pittsburgh]. Pude hacer algo de 'parkour', saltar de las paredes y tengo una escena de boxeo alucinante con mi padre en el jardín trasero. Es un papel muy complicado físicamente, pero me metí de cabeza. Me lo paso estupendamente con todas esas cosas. Es el proyecto perfecto para probar todo eso".

El coordinador de especialistas y director de la segunda unidad Brad Martin se incorporó pronto a la producción a fin de coreografiar las elaboradas secuencias de acción de SIN SALIDA. "Me gustó formar parte de este proyecto desde el principio, porque me dio ocasión de ayudar a idear las escenas de acción. Había un par de cosas que todavía no estaban muy pensadas, así que pude dejar mi huella en la acción y ayudar a crearlas".

"Lo del capó de la camioneta era en realidad bastante simple en lo referente a capacidad atlética", señala Martin. "Solamente había que sujetar a Taylor al capó y conducir con él por la calle. Sin embargo, ya solo el hecho de mostrar a Nathan tranquilo y pasándolo bien haciendo eso exige sin duda cierta habilidad, porque íbamos a 50-60 kilómetros/hora por la calle, mientras él va sujeto a un vehículo, de modo que no podría saltar ni hacer nada, si hubiera algún problema".

Denzel Whitaker, que conocía a Lautner de unas clases de interpretación a las que habían asistido ambos, estaba justo a su lado, ¡pero en el asiento del pasajero! Whitaker recuerda: "Me engancharon con una cuerdecita y yo pensaba: '¿Seguro que esto va a sujetarme? ¿Y si me caigo?' Para cuando estábamos terminando, ya estaba mejor: 'al cuerno con la cuerda, ¡hagámoslo de una vez! ¡Divirtámonos!'. Me encantó".

Isaacs y Bello rodaron sus escenas en una casa del pequeño suburbio histórico de Pittsburgh llamado Mt. Lebanon. Aunque su tiempo allí fue breve, Bello vio cómo se establecía entre Isaacs y ella un ritmo doméstico cómodo y creíble. "En estas cortas escenas, intentamos representar cómo había sido su vida durante los últimos 16 años. Tienes pequeños retazos de ello. Intentamos dotar a esas escenas del carácter y el sentimiento de esta familia", explica Bello.

"En las escenas que Maria y yo interpretamos con Taylor", agrega Isaacs, "John nos permitió improvisar. Creó un ambiente que nos permitía jugar, pero centrados siempre en intentar dotar a esa relación de textura".

Pero la estabilidad doméstica no tardará en degenerar en caos, momento en el que Isaacs y Bello tuvieron que mostrar un aspecto muy diferente, y muy físico, de sus reservados personajes. Bello explica las razones de Singleton para usar a los actores principales en tantas escenas arriesgadas como fuera posible: "A John le gusta la verosimilitud que eso aporta, verle la cara a alguien, saber que es el actor. Trabajar catorce horas diarias durante cuatro días tratando de hacer esas escenas me dejó el cuerpo machacado, pero me sentí muy orgullosa de ello".

Isaacs siguió una preparación muy rigurosa para enfrentarse al joven actor. "El equipo de producción se puso en contacto conmigo y me dijo: 'Si aceptas este trabajo, vamos a necesitar que acudas cada día a clases de boxeo durante tanto tiempo como te sea posible'", recuerda Isaacs. "Me pareció una oportunidad ridículamente fantástica. Mientras estaba rodando otra cosa, y a la vez que formaba parte del jurado de un festival de cine, boxeaba cada día. Me preparé con el campeón del mundo de 'kickboxing' en Inglaterra y con un fabuloso campeón en Escocia. Luego llegué a Pittsburgh y seguí preparándome con el equipo que se encargó de la coreografía de '300'".

"Tenía que parecer que yo había enseñado a Taylor, que lleva practicando karate de exhibición desde los seis años. Fue un trabajo duro", recuerda Isaacs. "John no dejaba de llamarme, preguntando: '¿Eres bueno?', y yo respondía: 'Tan bueno como me permiten mis dos semanas de clases'".

Ciertamente, Lautner tenía ventaja. "Cuando era más pequeño, practiqué durante ocho años algo llamado artes marciales extremas", aclara sonriente. "Para las escenas de lucha, puedo recuperar algunos de mis viejos movimientos de 'artes marciales extremas'".

Pero, en esta película, la acción no se limita únicamente a los hombres. "Una de las razones por las que me interesaba este trabajo era porque tenía una gran escena – ¡una pelea de cuatro minutos con dos especialistas! – y me encantan las escenas de lucha", prosigue Bello, que empezó dos años antes del rodaje a darle un buen repaso a sus habilidades. "Para mi primer trabajo, hace 14 años, tuve que aprender a practicar el boxeo muay thai. Hice una serie de televisión durante unos seis meses en la que tenía que usar pistolas, cuchillos y motos. Me encantó. He hecho algunas películas en las que he tenido que realizar alguna escena arriesgada, pero nunca nada tan intenso".

Collins se incorporó a la acción cuando la producción se trasladó a un puente sobre un río en Sutersville, Pensilvania. "A las cinco de la mañana, te tienes que poner a correr por un río, empapándote, y luego a correr por un bosque", comenta la actriz. "Me encanta. Tengo heridas de guerra. Tengo todo el cuerpo lleno de magulladuras y arañazos. Pensé que, cuantas más señales me queden, significa que más en serio me lo estoy tomando".

El rodaje acabaría trasladándose al PNC Park, estadio donde juega el equipo de béisbol de los Pirates de Pittsburgh, el 22 de agosto de 2010, para rodar el apasionante clímax de la película. A fin de dotar a la secuencia de mayor autenticidad, se usaron tres equipos distintos de cámaras para rodar durante un partido de verdad entre los Pirates de Pittsburgh y los Mets de Nueva York, con más de 26.000 espectadores de carne y hueso presentes de fondo en esas escenas. "Fue alucinante... y también frenético, porque tan solo teníamos unas pocas horas para rodarlo todo", recuerda Lautner.

De hecho, fue una auténtica carrera contrarreloj para el reparto y el equipo técnico de SIN SALIDA, y el tiempo acabó agotándose un poco más rápido de lo nadie habría esperado. El partido no duró más que 2 horas y 18 minutos, el más corto registrado para el equipo local en los últimos dos años. En palabras de Crowley: "Pensamos que el partido duraría unas 3 horas y cuarto. Básicamente, nos quitaron el equivalente a una hora de tiempo, y no es que pudiéramos decir: '¿Os importaría ir un poco más despacio, chicos? Vamos un poco retrasados'. Pero conseguimos un material excelente. Se dieron todos mucha prisa. Creo que todos nos sentimos muy orgullosos del trabajo que logramos hacer".

Después del gran partido (que ganaron los Pirates, para el que le interese), el equipo de rodaje pasó a ocupar todo el estadio de béisbol para una estancia más larga. "Ha sido una experiencia increíble", asegura Crowley sobre el trabajo con el equipo y la administración del estadio, "porque es un estadio enorme y nos permitieron movernos libremente por él. Si teníamos algún problema técnico, nos ayudaban a resolverlo. La organización de los Pirates ha sido un colaborador verdaderamente estupendo".

La mayor escena arriesgada de Lautner le exigía bajar deslizándose por una cubierta de cristal de unas escaleras mecánicas del estadio, para luego caer hasta el suelo, una idea que se le ocurrió a Martin cuando estuvo con Singleton realizando el reconocimiento inicial del estadio. Martin coreografió la secuencia y grabó un ensayo en vídeo para mostrárselo al actor y al director. "Le puse el vídeo a Taylor y dijo: 'Vaya, tío, yo quiero hacer eso'", comenta Martin.

Lautner recuerda: "Después de haber corrido varias veces por todo el estadio, llego a una zona donde hay unas escaleras mecánicas con una cubierta de cristal por encima, que llega hasta abajo. Nathan salta por encima de una barandilla, ve venir a Kozlow, salta sobre la cubierta y se desliza por ella hasta abajo. Era una escena alucinante y estaba deseando hacerla. Me moría de ganas de llegar al día en que nos tocara rodarla".

Singleton comenta sobre el arrojo de Lautner: "Lo bueno de Taylor es que es capaz de hacer un montón de cosas físicas increíbles. Sabe boxear. Sabe artes marciales. Puede hacer volteretas sin problemas. Creo que estaba entusiasmado ante la posibilidad de hacer muchas de sus propias escenas arriesgadas. La gente a la que admira como actores, como Harrison Ford o Tom Cruise, hicieron ellos mismos buena parte de sus escenas arriesgadas en sus películas de acción. Quería la experiencia de hacer eso. Para mí es estupendo como director, porque así no tenemos que cortar y alejarnos mucho durante la acción ya que es realmente él quien está haciendo todas esas cosas asombrosas".

Como a su protagonista, a John Singleton tampoco le cuesta mantener un equilibrio entre la acción, el drama, el suspense y el humor de SIN SALIDA. "Creo que ha sido capaz de superar maravillosamente los retos que planteaba esta película", opina Sigourney Weaver sobre su director. "Tienes una trama muy sofisticada sobre la CIA, así como una tierna, conmovedora y original historia de amor, mucha aventura y un montón de escenas espectaculares. Hace falta un gran maestro como director para mantener todos esos elementos en equilibrio".

Collins atribuye al entusiasmo de Singleton haber podido crear buena parte de la tensión cargada de energía de la película: "Cuando grita 'acción', no solo grita 'acción', sino que es más bien: '¡De acuerdo, adelante, acción!'. Se entusiasma de verdad y consigue animar mucho a todos los demás para hacer la escena".

Bello señala que el pragmatismo y la seguridad son las características que definen el estilo de dirección de Singleton. "John es interesante", observa la actriz, "porque sabe cómo va a quedar algo en cámara. Confía, al ver sus películas, en que sabe cómo quedará en la pantalla. En ese aspecto, estoy aprendiendo mucho de él".

Smith considera que Singleton sabe conectar bien con los jóvenes varones. "No sé si podría decir que es una especie de 'figura paterna', porque hizo su primera película cuando tenía unos 20 años. Probablemente tuviera la misma edad que Taylor ahora. Pero tiene una especie de conexión con los hombres jóvenes. Sabe ofrecerles orientación. Encajó perfectamente con Taylor en esta película y lo ayudó mucho a madurar ante las cámaras".

"John tiene un don verdaderamente increíble para trabajar con actores jóvenes", coincide Lee Stollman. "Lo he visto trabajar con actores procedentes de otras profesiones y sin ninguna experiencia en cine, y aun así logra que resulten creíbles y les saca excelentes interpretaciones. John era la elección perfecta para manejar la acción, el drama y, especialmente, el reparto de esta historia, con todos sus matices".

En definitiva, a los espectadores no solo les encantará la acción, el misterio y el suspense de SIN SALIDA, sino también ver a su héroe bajo un nuevo prisma. "Ante todo", señala el director John Singleton, "a la gente le va a entusiasmar lo que Taylor Lautner hace como actor en esta película. Todos saben que es un chico guapo. Es, ya sabes, guay y todo eso. Pero en esta película, es posible ver cómo surge una nueva estrella que va a estar con nosotros mucho tiempo. Y no es una simple fanfarronada, ni mucho menos, porque en esta película está carismático, está romántico, está encantador y sabe repartir leña. ¿Qué más se puede pedir?".