Cinemanía > Películas > Cazadores de sombras > Comentario
Destacado: Miren Ibarguren y Paco León protagonizan 'Mamá o papá' de Dani de la Orden
Cazadores de sombras cartel reducido final 2 Cazadores de sombras(The Mortal Instruments)
Dirigida por Harald Zwart
¿Qué te parece la película?

Una joven aparentemente corriente descubre un mundo oculto y un extraordinario destino en CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO, la esperada adaptación para la gran pantalla del primer libro de la serie de gran éxito de fantasía y aventuras de Cassandra Clare, "Cazadores de Sombras".

Clarissa "Clary" Fray (Lily Collins) ha llevado una vida tranquila en Brooklyn desde que tiene uso de razón, cuando de pronto empieza a ver cosas sorprendentes y aparentemente imposibles. De repente, su madre soltera (Lena Headey) desaparece tras una violenta pelea. Ayudada por su mejor amigo, Simon (Robert Sheehan), Clary emprende la búsqueda de su madre y empieza a descubrir oscuros secretos y peligros más oscuros todavía en el mundo oculto de los Cazadores de Sombras, guerreros mitad ángeles, mitad humanos que llevan siglos protegiendo a la humanidad de las fuerzas del mal.

Rodeada de demonios, brujos, vampiros, hombres lobo y otros moradores sobrenaturales del mundo de las sombras, Clary se une a los jóvenes Cazadores de Sombras Jace (Jamie Campbell Bower), Isabelle (Jemima West) y Alec (Kevin Zegers) para localizar y proteger una antigua copa que tiene la clave del futuro de su madre. La joven descubre que posee habilidades y un valor que jamás imaginó que tenía, sorprendiendo a todos, incluida ella misma, al demostrar ser una formidable adversaria de toda una serie de letales enemigos.

CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO está protagonizada por Lily Collins ("Blancanieves (Mirror, Mirror)", "El sicario de Dios (Priest)"), Jamie Campbell Bower ("La Saga Crepúsculo: Amanecer", "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte"), Robert Sheehan ("Killing Bono", "En tiempo de brujas"), Kevin Zegers ("Gossip Girl", "Transamerica"), Lena Headey ("Juego de tronos", "300"), Kevin Durand ("Resident Evil: Venganza", "Soy el número cuatro"), Aidan Turner ("El hobbit: un viaje inesperado"), Jemima West ("Los Borgia", "Maison Close"), Godfrey Gao ("All About Women", "Say Yes"), con CCH Pounder ("The Shield: al margen de la ley", "Almacén 13"), con Jared Harris ("Sherlock Holmes: Juego de sombras", "Mad Men") y Jonathan Rhys Meyers ("Los Tudor", "Misión imposible III").

CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO está dirigida por Harald Zwart ("The Karate Kid") a partir de un guión de Jessica Postigo Paquette ("Tarzán"). La película está producida por Robert Kulzer ("Resident Evil: Venganza") y Don Carmody ("Chicago"). Sus productores ejecutivos son Bob Shaye ("El Señor de los Anillos"), Michael Lynne ("El Señor de los Anillos") y Martin Moszkowicz ("Resident Evil: Venganza").

En 2007, la autora Cassandra Clare presentó a sus jóvenes lectores a la reticente guerrera Clary Fray, en "Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso", la asombrosa primera entrega de lo que acabaría convirtiéndose en todo un imperio de fantasía y aventura. En el mundo mágico meticulosamente creado por Clare, una joven se encuentra rodeada de brujos, vampiros, hombres lobo y demonios... y los misteriosos Cazadores de Sombras, una raza oculta de híbridos de ángel y humano que protegen en secreto a la humanidad del mal definitivo.

Clare empezó en 2003 a escribir su serie de novelas juveniles convertidas en bestseller del New York Times, USA TODAY, Wall Street Journal y Publishers Weekly. "Siempre me han entusiasmado las historias épicas y fantásticas sobre el bien y el mal", afirma. "Quería escribir una historia iniciática centrada en torno a una chica, que es algo que no he visto mucho, y decidí ambientarla en la ciudad de Nueva York, porque me acababa de mudar allí y me había enamorado de su hermosa y asombrosa historia".

Cuatro años después, llegaría a las librerías "Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso" y se convertiría en un fenómeno mundial, dando pie no sólo a otras cinco novelas más protagonizadas por Clary Fray y sus compañeros Cazadores de Sombras en la saga de "Cazadores de Sombras", sino también otras tres series de varias entregas ambientadas en el extraordinariamente imaginativo Mundo de las Sombras de Clare: "Las Crónicas de Bane", "Cazadores de Sombras: Los Orígenes" y "Cazadores de Sombras: Los Artificios Oscuros".

Los derechos para la adaptación cinematográfica de "Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso" se vendieron en 2009, algo con lo que Clare comenta que soñaba, pero que nunca creyó que llegaría a suceder. "Ha sido todo un viaje, desde el germen de la idea del libro hasta la producción de la película", comenta Clare. "Y ha sido algo surrealista. Cuando escribes un libro, esperas que quizá algún día se convierta en una película, pero no cuentas con ello. Aún no me lo acabo de creer".

El productor Robert Kulzer leyó la serie de "Cazadores de Sombras" de Clare a sugerencia de sus compañeros, Bob Shaye y Michael Lynne, productores de éxitos de taquilla como la franquicia de "El Señor de los Anillos". "Al leer las novelas, descubres un mundo nuevo", comenta Kulzer. "Me descubrí queriendo pasar más tiempo con estos personajes mientras siguen adelante en este increíble viaje de descubrimiento. Este mundo depara muchísimas sorpresas y queremos crear una sensación similar de asombro y maravilla con la película".

Kulzer compartió su hallazgo con Don Carmody, con quien ha producido las cinco entregas de gran éxito de "Resident Evil". "Tras el éxito de las películas de ‘Crepúsculo’, todos los productores de cine andan en busca de su propio equivalente", señala Kulzer. "Tras leer estos libros, sentimos que tenían el potencial para convertirse en una franquicia enorme".

Aunque Carmody no estaba familiarizado con el sector de la ficción juvenil, contaba con un equipo de expertos muy próximo. "Resultó que mis hijas adolescentes eran enormes fans de los libros", recuerda el productor. "Habían desarrollado una cierta indiferencia hacia las películas que hago, pero esto hizo que prestaran atención. ‘Cazadores de Sombras’ era lo que verdaderamente querían ver en la pantalla. Cuando me puse a investigar y me di cuenta de lo amplio que era el público de las novelas, me embarqué entusiasmado en el proyecto".

Los libros se han traducido a 36 idiomas, con más de 22 millones de copias impresas en todo el mundo. La serie es una gran historia épica que abarca varios siglos y continentes, y ha inspirado a una auténtica legión de fans entregados, con los que Clare mantiene un estrecho contacto mediante apariciones personales y a través de las redes sociales.

"Como autora, una de las partes más asombrosas de esta experiencia ha sido poder crear un mundo que empezó en mi cabeza y en el que ahora quieren vivir otras personas", explica. "Intento mantenerme en contacto con ellos tanto como puedo online, mediante grupos de lectura, mediante sesiones de firmas y viajando por el país. Ha sido maravilloso poder compartir el entusiasmo con gente que se siente tan interesada por la historia como yo. Quieren a los personajes como si fueran de su familia y están ahora aceptando enteramente a los actores de la película como las personificaciones de los mismos".

Por apasionantes que resulten los elementos fantásticos de los libros, Carmody cree que el verdadero atractivo va más allá de eso. "Todo se reduce a una joven que descubre quién es realmente", observa. "Es una premisa excelente y una gran historia, pero trata temas que interesan especialmente a los jóvenes, ya que ellos mismos se encuentran precisamente tratando de descubrirse a sí mismos".

Los productores pasaron dos años trabajando en el guión, teniendo en todo momento muy presentes a la multitud de fans totalmente entregados de Cassandra Clare, que seguían detenidamente todo el proceso. "Teníamos que tener mucho cuidado a la hora de modificar la historia o cambiar algún detalle de un personaje", sostiene Carmody. "La película tenía que ser tan fiel a los libros como nos fuera posible".

La guionista Jessica Postigo Paquette recibió el encargo de preparar un borrador de tres capítulos de lo que podría convertirse en una gran franquicia con una heroína envidiable. "La primera vez que leí ‘Cazadores de Sombras’, quedé prendada de Clary Fray", afirma Postigo. "No es ninguna damisela en apuros que necesita que la rescaten; de hecho, es todo lo contrario, sabe repartir caña. Se ve de pronto sumida en un mundo paralelo que nadie podría haber siquiera imaginado que existía y afronta la situación sin ningún miedo".

"También me encanta el realismo del ambiente urbano", agrega Postigo. "Clary vive en Brooklyn y su vida no es especialmente delicada ni especial. Quieres seguir sabiendo más de los personajes. Pese a llevar ya varios años conviviendo con ellos, nunca me han llegado a cansar. Quiero pasar el rato con ellos".

Postigo afirma que su primera responsabilidad es para con Clare y los fans de los libros. "Era muy importante para mí proteger la creación de Cassandra", sostiene Postigo. "Así es como yo lo veía. Siento mucho respeto por el mundo que ha creado. Los libros de ‘Cazadores de Sombras’ son muy diferentes a cualquier otra novela juvenil que haya leído".

Tuvo mucho cuidado de pedir consejo a la autora por el camino. "Cassandra fue parte esencial del proceso", aporta Postigo. "La consultamos a menudo mientras elaborábamos el guión. Siempre se mostró muy comprensiva con cualquier cosa que nos preocupara y a veces aportaba una solución que a nosotros no se nos había ocurrido. Tiene una voz fuerte y hermosa, y es muy inteligente en la forma que elige de colaborar".

Clare también aportó al equipo del proyecto un conocimiento profundo de sus lectores. "Los fans nos han apoyado mucho", asegura Carmody. "Sé que ayudó el hecho de que Cassandra formara parte del proceso. Nadie conoce esta historia como ella. Ayudó muchísimo con la selección del reparto y también en la comunicación con los fans".

Con el proceso de escritura en marcha, encontrar al director adecuado se convirtió en el siguiente paso. "La verdad es que buscábamos algo muy concreto en nuestro director: alguien que ya tuviera experiencia en el cine de género y supiera cómo manejar los elementos fantásticos del libro, con los efectos especiales que conllevan, para crear un mundo original".

Cuando Harald Zwart, que venía de cosechar un enorme éxito con el remake de "The Karate Kid" protagonizado por Jaden Smith, acudió a reunirse con los productores, se dieron cuenta de que él era el director adecuado para la película, ya que abordaba el material no desde el mundo del cine de género, como ellos esperaban, sino desde una perspectiva más real, específica de los personajes. Kulzer comenta: "Harald se había quedado prendado del mundo y de los personajes. Quería recrearlos tal como figuran en el libro. Harald tenía toda una carpeta llena de hojas y materiales que había preparado. Se había planteado ya cómo plasmar a los personajes, su entorno, la gama de colores, incluso la magia, con un detalle increíble".

Después de una única reunión de dos horas, Zwart estaba contratado. "Dije: ‘Harald, tengo la impresión de que estás muy interesado en hacer esta película", recuerda Kulzer. "Aceptó dejar todo lo demás en lo que estaba trabajando para centrarse en la preparación de este filme. Se empapó bien del mundo, leyó todos los blogs de los fans, para descubrir qué era lo que les gustaba y lo que no. Si tenía alguna duda sobre algún tema, acudía directamente a Cassandra, lo que hizo que el proceso fuera muy transparente y fluido, porque ella tiene una relación muy estrecha con los fans. Si les mencionaba cualquier aspecto de la película, enseguida teníamos miles de respuestas".

El director comenta que le atraía la emoción y las posibilidades visuales de la historia, pero con lo que sentía una mayor conexión era con los personajes, sobre todo con Clary. "En ciertos aspectos, se trata en realidad de una historia de detectives sobre una joven que busca algo que ha perdido", explica. "Por el camino, descubre que buena parte de lo que ha creído toda su vida no es cierto. Cada día, el personaje vive un momento de sorpresa que pone totalmente patas arriba algo que ella tomaba como cierto. Pero Clary es una joven muy fuerte, que asume el control de su propia vida. Uno de los aspectos que más me gustan de ella es que, cuando alguien le dice que no haga algo, sabes que lo más probable es que acabe haciéndolo".

Se creó un fuerte vínculo entre Zwart y Clare, que colaboraron juntos para desarrollar un mundo cohesionado para la historia. "La primera vez que me reuní con Harald en Los Ángeles, se lanzó a hacerme toda clase de preguntas", recuerda Clare. "Resultó muy divertido hablar con alguien durante horas sobre algo en lo que he estado pensando casi exclusivamente durante siete u ocho años. A estas alturas, a mí me resulta muy real. Él no tenía ninguna experiencia en fantasía, así que se sentía realmente fascinado por las reglas y sistemas a los que te tienes que ceñir una vez sientas las bases de los mismos. En Harry Potter, sabemos que hay que señalar con una varita y decir unas palabras para hacer magia. La magia en estos libros es completamente distinta, pero mantiene igualmente la coherencia".

Lo que resultó especialmente importante para Clare es que Zwart sintonizaba por completo con la vida emocional de los personajes. "En este género, es fácil quedarse estancado en el aspecto puramente visual, sin pasar de ahí, y él sin duda entiende esa parte. Pero sabe que, por muy buena pinta que tenga una película, eso no evita tener que dotar a los personajes de una rica vida interior y vínculos emocionales entre ellos. Harald es un gran director para el proyecto porque está sumamente interesado en todas las relaciones: familiares, de amistad y románticas. Eso consigue que parezcan reales".

Zwart también pidió consejo a Clare sobre la mejor manera de encajar la extensa narración del libro en el metraje tan limitado de una película. "Cuando adaptas un libro muy popular, tienes que tomar algunas decisiones muy difíciles", explica Zwart. "Tienes que renunciar a ciertas cosas por toda clase de motivos. Tal vez algo no funcione para la lógica de la película, o es un obstáculo para que la historia siga avanzando, o por una simple cuestión de presupuesto. Hicimos lo que pudimos para conservar todo lo realmente importante y, afortunadamente, Cassandra nos apoyó mucho en todas las decisiones que tomamos".

Clare parece más una fan que una autora con gran éxito de ventas cuando comenta la experiencia de ver la película terminada. "Poder ver realmente la Ciudad de Hueso, el invernadero, el Instituto, Java Jones, el apartamento de Clary... todos esos lugares que he descrito en los libros, es una experiencia asombrosa", se maravilla Clare. "Los fans van a poder por fin conocer a los personajes que han llegado a adorar".


Dentro del mundo de las sombras
En la serie de libros de "Cazadores de Sombras", el mundo que conocemos alberga otro en su interior, un mundo oculto poblado por seres mágicos enzarzados en una lucha constante entre el bien y el mal. Conocido como el Mundo de las Sombras, guarda misterios que se remontan mil años, a un tiempo en el que las tinieblas amenazaban con envolver todo el mundo.

Hace diez siglos, la Peste Negra asolaba Europa y una interminable sucesión de Guerras Santas arrasaba Oriente Medio. Según la elaborada mitología meticulosamente urdida por Cassandra Clare, fuerzas demoníacas que trataban de destruir a la humanidad y adueñarse del mundo para sí mismos estaban detrás de tanta lucha.

Temiendo que el mal estuviera a punto de triunfar sobre el bien, el ángel Raziel tomó medidas desesperadas. Mezcló su propia sangre con sangre de humanos en un misterioso cáliz de cristal. Todo el que bebiera de esta Copa Mortal pasaría a formar parte de una raza de híbridos, mitad ángel, mitad humano, conocidos como los Nefilim o, más comúnmente, los Cazadores de Sombras.

Esta singular raza, dotada de gran fuerza y habilidades mágicas, lleva desde entonces protegiendo el mundo humano de los demonios. La batalla se ha seguido librando en el Mundo de las Sombras, aunque los humanos corrientes vivan toda su vida sin saber siquiera de su existencia.

"El Mundo de las Sombras no es un universo alternativo", explica el productor Don Carmody. "Está aquí mismo, ahora mismo. Los humanos simplemente no lo ven, a menos que sean Cazadores de Sombras, que están para mantener a raya a los demonios y otras criaturas cuando se descontrolan e intentan cruzar a nuestro mundo".

Los Cazadores de Sombras persiguen implacablemente a sus enemigos, sin pensar en su propia seguridad. "Su desinterés es lo que me fascina", comenta Carmody. "Es una vida muy difícil. Corren constante peligro de resultar heridos o incluso muertos, y sin embargo nunca se lo piensan dos veces a la hora de intervenir cuando un demonio se pasa de la raya".

Pese a su fuerza y sus insólitas habilidades, los Cazadores de Sombras siguen siendo mortales, con todas las flaquezas que ello conlleva. "Es importante recordar que son humanos, con emociones humanas y una vida muy ingrata", aporta Clare. "Los humanos ni siquiera saben que existen, y mucho menos que arriesgan sus vidas a diario".

Su principal ocupación es mantener a raya a los demonios, la fuente inmortal de todo mal, que intentan constantemente arrebatar el control de la Tierra a los humanos. Estos seres inter-dimensionales, que viajan de mundo en mundo arrasándolo todo a su paso, se dividen en demonios menores y mayores, con docenas de subespecies. Cuando los ‘matan’, no mueren realmente, sino que más bien regresan a su dimensión de origen, donde sobreviven en un estado debilitado hasta que se recuperen de sus heridas.

"A veces, los demonios se disfrazan de otros humanos y, a veces, son simplemente invisibles al ojo humano", explica Clare. "Recorren el mundo asesinando gente, tomando sus cuerpos y destruyendo lo que han creado. Los Cazadores de Sombras son nuestra única protección contra estos depredadores".

El Mundo de las Sombras está repleto de otras criaturas sobrenaturales, también conocidas como subterráneos. Los subterráneos incluyen a los brujos, hadas, vampiros y hombres lobo, cada uno con sus propias historias y características únicas.

Los brujos, como el protector de Clary Fray, Magnus Bane, son hijos de humanos y demonios, concebidos a menudo mediante artimañas. También reciben el apelativo de los hijos de Lilith, son inmortales y su ascendencia demoníaca les permite usar magia. Pueden ser hombres o mujeres y son los subterráneos más poderosos.

Los vampiros y los hombres lobo son humanos que han sido infectados con virus demoníacos. En el caso de los hombres lobo, la infección se transmite mediante mordedura de hombre lobo, o de padre a hijo. Su capacidad de cambiar de forma de humano a lobo depende inicialmente de las fases de la luna pero, con experiencia, un hombre lobo puede aprender a controlar ese poder. Viven en clanes, y el clan de Nueva York está dirigido por Luke Garroway, amigo íntimo de la madre de Clary Fray, Jocelyn.

Los vampiros, conocidos también como hijos de la noche, son bebedores de sangre que deben cazar entre el anochecer y el amanecer. Un humano se puede transformar en vampiro si bebe sangre de un vampiro y luego un vampiro le chupa toda la sangre. Tradicionalmente, los vampiros y los hombres lobo son enemigos mortales, y ambos estaban antes en guerra con los Cazadores de Sombras, pero se ha alcanzado una tregua un tanto precaria entre todos.

"Con los subterráneos de su lado, los Cazadores de Sombras tienen más posibilidades de mantener a raya a los demonios", comenta Clare. "Pero hay muchos roces entre ellos. No se diferencia mucho de la OTAN. Están todos unidos contra una amenaza mayor, pero el constante baile de lealtades y enemistades la hace muy inestable".

"Como los humanos corrientes ignoran por completo la mortal batalla que se libra a su alrededor, los Cazadores de Sombras y los subterráneos se muestran un tanto despectivos hacia ellos", apunta Clare. "Se refieren a ellos como ‘mundanos’. Saqué el término de amigos que juegan a Dragones y Mazmorras. Es como llaman a todos los que no juegan. Me pareció un término estupendo y evocador. Todo el que no sea un Cazador de Sombras o un ser sobrenatural es un mundano".

Hasta que conoce a los Cazadores de Sombras, Clarissa Fray, conocida como Clary, no cree en la magia. "No le interesa lo sobrenatural", explica Clare, "y de pronto empieza a ver ese otro mundo. Eso es porque ella misma es una Cazadora de Sombras, pero también es algo más".

La búsqueda de Clary a lo largo de la serie la lleva a recuperar y proteger cada uno de los tres objetos mágicos que son fundamentales para la lucha de los Cazadores de Sombras. "Los tres Instrumentos Mortales son objetos que los Cazadores de Sombras necesitan para sobrevivir y lograr que su raza siga existiendo", explica la autora. "Está la Copa Mortal, que Clary y los demás están buscando en ‘Ciudad de Hueso’. Está la Espada Mortal, que los Cazadores de Sombras usan en combate, así como en tiempos de paz, ya que permite obligar a cualquier Cazador de Sombras a decir la verdad. Y luego está el Espejo Mortal, perdido en la antigüedad. Esta película se centra sólo en la Copa Mortal, pero los otros Instrumentos Mortales entrarán en juego más adelante en la serie".

La Copa Mortal es el cáliz en el que Raziel mezcló su sangre con la de los humanos. Todo el que beba de la copa se convertirá en un Cazador de Sombras. "Los Cazadores de Sombras siguen usándola para crear más Cazadores de Sombras", observa Clare. "También tiene el poder de curar y de conceder habilidades únicas a los Cazadores de Sombras. Durante siglos, la Clave, el organismo que supervisa a los Cazadores de Sombras de todo el mundo, se encargó de guardarla con mucho cuidado, pero fue robada años antes de que empiece nuestra historia y la búsqueda de la misma es lo que mueve la historia".

Cada guerrero acumula una serie de habilidades únicas que se manifiestan a través de unas intrincadas marcas que cubren su cuerpo. Estas marcas toman la forma de runas, antiguos símbolos originarios del norte de Europa. Clare recuerda que descubrió las runas gracias a un amigo de Nueva York, que diseñó una serie de marcas basadas en diseños tradicionales.

"Las runas servían originalmente tanto como una especie de alfabeto como de talismanes mágicos", explica. "Cada una tiene un significado único. Los guerreros las llevaban en combate porque creían que las runas los protegerían de resultar heridos y les permitirían vencer al mal. Así que se me ocurrió, ¿y si hubiera una raza de gente que usara estos símbolos para luchar contra demonios y usar magia? Eran una parte importante de la idea inicial de los libros".

Raziel entregó las runas a la primera generación de Cazadores de Sombras para ayudarlos en su lucha contra los demonios, algunas runas son temporales, desaparecen con el tiempo, mientras que otras son permanentes.

"En nuestra historia, cuando te tatúas una de estas runas, adquieres un tipo concreto de poder", aporta el director Zwart. "Puedes hacerte invisible o más fuerte. Pueden curar heridas y detener el tiempo. Las runas son la fuente y el símbolo de las habilidades de los Cazadores de Sombras".

El misterioso Mundo de las Sombras se mantiene oculto a la vista de los mundanos gracias al uso de glamoures, conjuros que hacen que una majestuosa catedral parezca ser una vieja iglesia destartalada, cubierta de grafiti, como hace con el Instituto, el bastión mágico de los Cazadores de Sombras.

"En cada ciudad importante hay un Instituto, generalmente erigido en terreno sagrado", apunta Clare. "En Nueva York, es una enorme catedral para la que me basé en la de St. Patrick. Para los Cazadores de Sombras, es tanto un santuario como una sala de guerra. Así que, cuando Clary corre peligro en el mundo sobrenatural, la llevan al Instituto, porque es el lugar más seguro que conocen los Cazadores de Sombras".

En CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO, el universo mitológico de Cassandra Clare se ha convertido en un rico y fascinante mundo tridimensional. "La mitología puede parecer muy complicada en un primer momento", admite Zwart. "Pero, cuando te metes en ella, ves que Cassandra ha conseguido darle sentido a todo. Posee una verdadera lógica y belleza que funcionan a la perfección en la pantalla".


Ángeles, demonios y subterráneos
La selección del reparto siempre es una parte delicada e importante del proceso de creación de una película, un delicado equilibrio entre arte, alquimia y la realidad práctica de la taquilla. Pero, en el caso de CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO, los responsables del proyecto tenían además la presión añadida de las expectativas de los fans.

Para tranquilidad tanto del equipo de la película como de los fans, la autora, Cassandra Clare, se muestra entusiasmada por el reparto elegido. "Ha sido asombroso ver cómo sucedía", confiesa Clare. "Han tomado algunas decisiones realmente maravillosas. Lily Collins fue la primera elegida y me quedé encantada, porque es igualita a la imagen mental de Clary que yo tenía".


Clary Fray y Simon Lewis
Lily Collins no había interpretado más que un par de papeles menores para la gran pantalla cuando fue elegida para hacer de Clary Fray, la adolescente de Brooklyn que encuentra su camino como guerrera sobrenatural en CAZADORES DE SOMBRAS: CIUDAD DE HUESO. Aún así, ya se había corrido la voz por Hollywood de que era un joven talento a vigilar.

"Nos pareció que podía ser una gran Clary", asegura Kulzer. "Cuando sufrimos unos retrasos inesperados, le ofrecieron el papel protagonista de ‘Blancanieves (Mirror, Mirror)’, y lo aceptó. Eso nos vino estupendamente, ya que de pronto se encontraba coprotagonizando una película con Julia Roberts".

"Collins posee un talento difícil de encontrar en una actriz que está empezando su carrera", afirma Kulzer. "Es un fenómeno interpretativo. Fuera de la pantalla, parece otra joven guapa más pero, en cuanto pone el pie en el plató, sufre una transformación. Se mete de lleno en el mundo de su personaje. Clary pasa mucho tiempo oyendo hablar a otras personas y Lily tiene algo en su forma de reaccionar que te dice que está completamente presente".

Collins, que ya era fan de los libros mucho antes de ser elegida, aceptó inmediatamente interpretar a Clary. "Una vez te pones a leer los libros, no puedes parar", opina. "Eso es lo maravilloso que tiene la forma de escribir de Cassandra".

"Clary Fray es una simple adolescente que vive en Brooklyn al principio de la historia", cuenta Collins. "Pero, cuando su madre desaparece, Clary tendrá que encargarse de recuperar un objeto sagrado escondido por fuerzas oscuras. Pasa de ser una chica corriente a una heroína, con una gran responsabilidad y toda una serie de poderes nuevos que aún no acaba de comprender. Se pasa la película en constante peligro pero, a lo largo de la misma, descubre unas nuevas relaciones que la ayudan a superarlo, a la vez que se ve obligada a cuestionarse otras que pensaba que conocía bien".

Collins tiene la capacidad de resultar convincente, ya sea como una chica típicamente americana algo marimacho, o como soldado en un peligroso y confuso mundo nuevo. "Nunca nos está guiñando el ojo o intentado hacerse la superheroína", opina Carmody. "Tal como ella la interpreta, Clary no es más que una chica corriente que se encuentra en unas circunstancias increíbles. Y las acepta porque no tiene elección. No es que no tenga miedo, pero tampoco deja que la domine, lo que la convierte en una gran heroína".

Collins ya se había comprometido a interpretar el papel cuando Zwart aceptó convertirse en el director. De hecho, ella fue una de las razones por las que al realizador le interesaba el proyecto. "Demuestra tener un amplio registro como intérprete, lo que facilita mucho mi trabajo", explica. "Hacer películas de este tipo puede convertirse en asunto muy técnico. A ella se le da muy bien mantener la parte emotiva incluso cuando eso sucede".

El mejor amigo de Clary desde hace mucho tiempo es Simon Lewis, un joven ligeramente friki al que conoce desde los seis años. Simon se mantiene junto a Clary a cada paso de su viaje por el Mundo de las Sombras.

"Simon es uno de esos aficionados a los videojuegos algo friki", observa Collins. "Es también ese mejor amigo con el que ella puede bromear y pasar el rato. Se conocen tan bien que se acaban mutuamente las frases, han pasado la noche en casa del otro y conocen muy bien a sus respectivas familias".

Simon es un personaje muy querido en el mundo de "Cazadores de Sombras", que además está secretamente enamorado de Clary, desde hace años. "Todo el mundo lo ve, todo el mundo lo sabe, salvo Clary", comenta Kulzer. "De una extraña manera, es el personaje más heroico, porque no es más que un tipo corriente, sin armas ni habilidades especiales. Pero utiliza su cerebro y su valor para defender a Clary. Tiene una cierta cualidad a lo Clark Kent, es ese amigo friki con gafas, que siempre tiene el comentario gracioso a punto, pero que aún no acaba de encontrar su lugar en el mundo".

Al hacer el casting de este papel y de otros importantes, el equipo de realización recurrió a menudo para orientarse a la opinión de los fans. "El nombre que oíamos repetido una y otra vez era Robert Sheehan", recuerda Kulzer. "Es un actor irlandés, no es un nombre muy conocido, pero cuenta con unos buenos créditos. Simon hace algunos chistes realmente graciosos, y Robbie tiene un sentido del ritmo perfecto para la comedia".

"Simon es un tipo de personaje diferente a los que suelo interpretar", afirma Sheehan. "Es el único tipo normal en todo el guión y aporta una cierta sensación de perspectiva a todo ese mundo mágico. No dispone de un momento para asimilar realmente lo que está pasando, lo que le aporta algo de humor a lo que sucede. Cuando se ven metidos en ello, tiene que concentrarse en lo verdaderamente importante para él, que es Clary".

También se ve obligado a afrontar la atracción que siente Clary por el joven Cazador de Sombras, Jace Wayland, lo que crea un triángulo amoroso muy tenso. "Simon se da cuenta de inmediato de que a Clary le gusta Jace y que a Jace le gusta Clary", apunta. "Eso lo deja hundido en la miseria. Simon y Clary comparten algunas escenas muy personales, tranquilas y bonitas, en las que tratan el amor no expresado que Simon siente por ella".


Los cazadores de sombras
Cuando Clary presencia cómo un trío de Cazadores de Sombras (Jace Wayland y los hermanos Alec e Isabelle Lightwood) aparentemente matan a un joven en un club nocturno, es la primera ocasión que tiene de ver lo que sucede en el Mundo de las Sombras. Se siente tan asustada y confusa por el hecho de que ella parece ser la única que puede verlos como por lo que ha visto en sí.

"En realidad, Jace, Alec e Isabelle se están enfrentando a un demonio", explica Collins. "Y son esencialmente seres hermosos, gente fantástica que parece un poco irreal. El hecho de que ella los vea, sin embargo, supone una completa sorpresa para todos, incluida ella, porque se supone que es una mundana".

El casting de Jace fue una de las tareas más complicadas a las que se tuvo que enfrentar el equipo de realización, en opinión de Carmody. "Tal como está escrito, es increíblemente apuesto y sumamente inteligente. Jace es muy maduro para su edad, porque lleva ya mucho tiempo matando demonios. Tiene un punto de vista muy sardónico sobre lo que hace, porque lo ve como que está protegiendo a los humanos de las estúpidas situaciones en que ellos mismos se meten. Es noble, pero no tan noble".

Millones de fans tenían ideas muy concretas sobre Jace, que está estrechamente relacionado con Clary de diferentes maneras a lo largo de los seis libros. "Necesitábamos a alguien muy especial", afirma Kulzer. "Tuvimos suerte, porque Lily quería participar en la selección y asegurarse de que hubiera auténtica química entre ellos. Llamamos a Jamie Campbell Bower porque posee una cualidad ligeramente etérea, sin dejar por ello de resultar peligroso, que nos pareció que sería perfecta. La primera vez que leyó algo con Lily, sin exagerar, saltaron chispas".

"El personaje de Jace es atractivo, vibrante, misterioso y muy gallito", explica Collins. "Te gusta y también lo compadeces. No teme mostrarse inseguro. Jamie le aportaba todo eso. Hizo sus propias escenas arriesgadas con una sonrisa y se sentía realmente orgulloso de su trabajo".

Bower concuerda en que el personaje es bastante gallito, pero está justificado. "Sabe que su difunto padre era un gran Cazador de Sombras", señala el actor. "Y a Jace se le da muy bien lo que hace. También sabe que las mujeres se sienten atraídas por él. Pero ese engreimiento es peligroso, porque lo lleva a asumir demasiados riesgos".

Bower, entre cuyos créditos anteriores figuran hacer de Cayo en "La Saga Crepúsculo" y el papel protagonista del rey Arturo en la "Camelot", la épica adaptación televisiva de los clásicos mitos artúricos, señala que la vulnerabilidad de Jace siempre está bajo la superficie. "Muestra la fachada de ser muy fuerte. Parece ser el típico guerrero, pero sigue siendo un muchacho. Me gusta su franqueza, que utiliza para ocultar su vulnerabilidad. Es muy sarcástico y se oculta tras su humor, sobre todo para desviar una situación que se vuelve incómoda o dolorosa para él".

"Jace se siente atraído por Clary por una clase de fuerza que no ha visto nunca en nadie más", explica. "Además, es una belleza espectacular, lo que no viene mal. Está destinado a enamorarse de ella. El hecho de que inicialmente crea que ella es una mundana sólo sirve para cimentar esa fascinación de una extraña manera. Cuando descubre que no lo es, la encuentra aún más fascinante".

Esa historia de amor fue lo que atrajo a Bower del guión en primer lugar. "Por supuesto que me encanta el mundo de los demonios y los subterráneos, pero a la vez es conmovedoramente real", opina. "Y creo que eso es también lo que quieren ver los espectadores. Me siento muy orgulloso de haber formado parte de ello y honrado de haber tenido la oportunidad de trabajar en un libro que tanta gente adora".

Una vez elegidos Collins y Bower, el equipo de realización empezó a completar el resto del amplio reparto.

Puede que Jace se haya sentido fascinado desde el primer instante por Clary, pero a sus compañeros, los hermanos Alec e Isabelle Lightwood, no les hace mucha gracia la insólita joven. Temiendo que tenga intenciones ocultas, y posiblemente malvadas, la ven como una posible amenaza, pero Jace la introduce impulsivamente en su mundo.

"Isabelle tiene que ser muy guapa y poseer una gran capacidad física", asegura Kulzer. "Jemima West posee un aire aristocrático que resulta perfecto para el personaje".

Aunque West no había leído las novelas, el propio guión fue razón más que suficiente para implicarse. "Era una historia increíblemente estupenda", sostiene. "Y sabía que ya tenían asegurados a excelentes actores como Lily y Jamie. Después de que me ofrecieran el papel, me leí todos los libros y quedé completamente cautivada".

Isabelle tiene múltiples objeciones a permitir entrar a Clary en su círculo privado. "Para empezar, piensa: ‘¿Qué diablos hace aquí esta mundana?’", explica West. "Y no sólo es una mundana, sino que además es otra chica. Isabelle está acostumbrada a ser la única mujer".

Isabelle y su hermano mayor, Alec, se criaron con Jace después de que este quedara huérfano. Alec y Jace son casi como hermanos y luchan codo con codo contra los demonios. El equipo de realización eligió a Kevin Zegers para interpretar el papel.

Alec comparte con su hermana Isabelle sus sospechas acerca de Clary. "No le gusta especialmente meter a nadie nuevo en su situación", comenta Zegers. "Tiene mucha menos paciencia con su belleza y todas esas cosas que Jace encuentra tan atractivas. Lo que hay entre ellos funciona perfectamente y lleva funcionando así de bien desde hace mucho tiempo. Clary es una variable que nadie se ha parado a pensar del todo y, cuando llega, todo empieza a irles muy mal".

El personaje tiene un secreto que lo convierte un poco en un intruso entre los Cazadores de Sombras. "Alec es un personaje bastante complejo", afirma el actor. "Siempre resulta interesante interpretar a un tipo al que la gente le cuesta acaba de definir. Básicamente, Alec es un asesino y no piensa en otra cosa. Su principal objetivo en la vida es hacer su trabajo y hacerlo bien. Hay quien, como Jace, tiene un talento innato para ello. Alec tiene que esforzarse mucho para estar a la altura".

Clare y sus fans creen que es un Alec excelente, encaja perfectamente con la descripción que se da de él en el libro. "Tiene el aspecto que tendría que tener Alec", observa. "Tiene un poco esa actitud distante y elegante que Alec posee".

A lo largo de los siglos, los Cazadores de Sombras se han dividido en facciones: aquellos que creen que deben proteger el mundo desinteresadamente y aquellos que creen que deberían ser generosamente compensados por los riesgos que corren. El peligroso y elegante villano de la película, Valentine, interpretado por Jonathan Rhys Meyers, se encuentra dentro de este último grupo, y sus maquinaciones amenazan con trastocar los acontecimientos tanto en el Mundo de las Sombras como en el mundo de los mundanos.

"Valentine no es uno de esos personajes malvados babeantes, ni un mega-villano increíblemente maligno", explica Carmody. "Su peligro está en su encanto. Representa todo lo que los Cazadores de Sombras no deberían ser. Y aún así, ha conseguido que muchos otros lo sigan por la senda de la oscuridad".

Durante la mayor parte de la película, se desconoce el paradero de Valentine, pero su tenebrosa presencia se siente en el aire. "La mera mención de su nombre basta para provocar escalofríos a la gente", apunta Kulzer. "A medida que Clary investiga qué le ha pasado a su madre, su nombre surge una y otra vez. Eso prepara el terreno para el momento en que finalmente aparece".

Clare señala que la pensativa inteligencia de Rhys Meyers lo convierte en el Valentine ideal. "Me encanta el trabajo de Jonathan desde que lo vi por primera vez en ‘Velvet Goldmine’", afirma la autora. "Convierte a Valentine en una especie de malvado razonable. Aunque sabes que lo que está diciendo es esencialmente inmoral, quieres estar de acuerdo con él. Una serie de personas teóricamente buenas formaron parte de su Círculo. La primera vez que publiqué online que Jonathan Rhys Meyers iba a ser nuestro Valentine, mucha gente me escribió diciendo: ‘bueno, la verdad es que me uniría al Círculo si lo dirigiera él’".

Valentine se escapó con la Copa Mortal hace años, sólo para que se la robaran después a él. Quiere recuperarla y está dispuesto a hacer cuanto sea necesario para conseguirlo. "Valentine es indudablemente carismático, pero la mayoría de los hombres peligrosos lo son", comenta Rhys Meyers. "Lleva tanto tiempo en guerra que ya no conoce otra cosa. Intenta salvar a su gente. Robó la Copa Mortal porque ya no creía en las leyes de la Clave, que es el brazo político de los Cazadores de Sombras. Sus experimentos con ella lo han vuelto medio hombre, medio demonio".

Cuanto más bebía Valentine de la Copa Mortal, más fuerte se volvía. Valentine ha adquirido poderes que lo distinguen de cualquier otro Cazador de Sombras de la historia. Puede invocar demonios, viajar por el tiempo y el espacio y realizar magia que ningún otro Cazador de Sombras podría.

Rhys Meyers es un intérprete increíblemente imaginativo, que encontraba la forma de sorprender constantemente a sus compañeros de reparto. "Después de rodar la primera escena con Valentine, Jamie Campbell Bower me dijo en voz baja: ‘Me da un poco de miedo’", recuerda Kulzer. "Y Lily se acercó y dijo: ‘Es genial, pero me da un poco de miedo’. Y yo les dije: ‘Así es como se supone que debe ser’".

"Incluso en los ensayos, su intensidad era evidente", asegura Collins. "Es sumamente seductor, que es lo que me imaginaba cuando leí el libro. Valentine es la persona viva más aterradora y pavorosa para Clary, y él supo reflejar perfectamente esa sensación de peligro".


Personajes
Clarissa "Clary" Fray (Lily Collins): Clary Fray lleva una vida relativamente protegida y sencilla en el bohemio Brooklyn, cuando su madre desaparece de pronto y dejan su apartamento patas arriba. En busca de su madre desaparecida, la hermosa y sensible joven queda atónita al descubrir que desciende de una larga línea de Cazadores de Sombras, híbridos de ángel y humano que se encargan de proteger a la humanidad de un mal oculto. Mientras se ve obligada a hacer frente con valor a un sorprendente nuevo mundo lleno de demonios, vampiros y hombres lobo para encontrar a su madre, Clary también deberá aprender a aprovechar el poder que ha descubierto de repente y a moverse por una maraña desconocida de nuevos amigos y adversarios, que a menudo no son fáciles de distinguir.

Jace Wayland (Jamie Bower Campbell): Jace es un Cazador de Sombras huérfano, criado por la familia Lightwood, es algo gallito, valiente y sumamente letal. Jace, uno de los Cazadores de Sombras más feroces y eficaces del mundo, toma a Clary bajo su protección, la presenta a sus hermanos de acogida, Alex e Isabelle Lightwood, y a su mentor, Hodge Starkweather, mientras ella va descubriendo poco a poco la historia de su familia. Jace es un feroz guerrero, angelicalmente apuesto, que no puede evitar sentirse atraído por Clary de una manera que nunca había sentido antes, pese a las objeciones que puedan poner sus amigos a la presencia de la joven.

Simon Lewis (Robert Sheehan): Simon es un jugador ligeramente friki con un sentido del humor irreverente y el mejor amigo de Clary desde niños. Cuando Clary se ve sumida en el peligroso mundo de los Cazadores de Sombras, Simon permanece a su lado sin pensar en ningún momento en su propia seguridad. Además, está perdidamente enamorado de Clary, hecho este bastante evidente para todo el mundo salvo para ella.

Isabelle Lightwood (Jemima West): Isabelle, tan esbelta, grácil y letal como una daga, ha pasado toda su joven vida preparándose junto a Jace y Alec para dar caza a los demonios que amenazan a la humanidad. Acostumbrada a ser la única mujer del equipo, en un primer momento le molesta la presencia de Clary pero, cuando observa el valor y la habilidad innata de la recién llegada, decide convertirse en su mentora y amiga.

Alec Lightwood (Kevin Zegers): Alec es el hermano mayor de Isabelle y el mejor amigo de Jace, es reservado e intenso. Al ser el mayor de los hermanos Lightwood, se siente sumamente protector para con su familia. A Alec le molesta la intromisión de Clary en su relación con Jace y desconfía de los motivos de la joven para unirse a los Cazadores de Sombras.

Hodge Starkweather (Jared Harris): Hodge es el profesor de los jóvenes Cazadores de Sombras en el Instituto de Nueva York, entre los que se encuentran Jace, Isabelle, Alec y, finalmente, Clary. Hodge es un antiguo miembro del tristemente famoso Círculo de Valentine Morgenstern, que lleva los últimos 16 años confinado tras los muros del instituto como castigo por sus transgresiones, y está desesperado por encontrar una forma de salir.

Valentine Morgenstern (Jonathan Rhys Meyers): Valentine es un Cazador de Sombras renegado que creó una banda de rebeldes conocidos como el Círculo y robó la Copa Mortal, el recipiente que sirvió para crear originalmente a los Cazadores de Sombras hace mil años. Décadas de experimentar con la copa han retorcido por completo a Valentine, para convertirlo en el Cazador de Sombras más poderoso que ha existido jamás, así como el más malvado. Cree que Jocelyn robó la copa y la escondió, y está dispuesto a cualquier cosa con tal de recuperarla.

Jocelyn Fray (Lena Headey): Jocelyn, madre de Clary, fue ella misma en otro tiempo una atrevida Cazadora de Sombras, pero huyó en busca de una vida tranquila en el mundo de los "mundanos", llevándose consigo a su hija. Convencido de que Jocelyn conoce el paradero de la Copa Mortal, Valentine envía a sus secuaces para secuestrarla y que así Clary lo ayude a localizarla.

Luke Garroway (Aidan Turner): Luke es el confidente de Jocelyn y lo más parecido a un padre que ha tenido Clary. De día, lleva una tienda de antigüedades en el SoHo pero, de noche, Luke es el líder del clan de hombres lobo más poderoso de Nueva York. Además de ser un Cazador de Sombras y miembro del Círculo, está totalmente entregado a las mujeres Fray y reúne las fuerzas de su clan cuando descubre que Clary y Jocelyn corren peligro.


Glosario mortal
El Mundo de las Sombras es un mundo mágico. Los mortales viven su vida ignorando por completo la existencia de este hermético mundo. Los Cazadores de Sombras, que son en parte ángeles y en parte humanos, se encargan de mantener la paz y proteger a los humanos de los peligros de los subterráneos y los demonios.

Runa
Las runas, grabadas a fuego en la piel, ayudan a los Cazadores de Sombras a enfrentarse a los demonios. Cada runa es una marca que debe grabarse dolorosamente sobre la piel. Algunas son permanentes, pero la mayoría desaparecen al usarlas.

Las runas poseen un gran poder y, sin ellas, los Cazadores de Sombras se vuelven vulnerables. Cada marca tiene un uso y un fin concretos. La ubicación de las runas también es importante, pues cuanto más cerca estén del corazón del Cazador de Sombras, más fuerte será su efecto. La runa parabatai empareja a dos cazadores de demonios y permite a cada uno servirse de los poderes del otro. La runa mendelin es una runa de invisibilidad, que se puede usar para esconder a personas u objetos de los mundanos. Otras runas más sencillas se explican por sí mismas, como la runa de fuego o la de ácido.

Subterráneos
Los subterráneos, conocidos por varias denominaciones distintas, son en parte humanos y en parte demonios. Los subterráneos se dividen en varias facciones, como los brujos, los hombres lobo y los vampiros.

Cazadores de Sombras
Los orígenes de los Cazadores de Sombras, referidos también a veces como los Nefilim, se remontan a la Biblia. Hace miles de años, una invasión de demonios dejó a los humanos en peligro de extinción. A fin de salvar a la raza humana, un brujo invocó al ángel Raziel para pedirle ayuda. Raziel mezcló parte de su propia sangre de ángel con la de un humano, en lo que se conoce como la Copa Mortal. Aquellos que bebieron la sangre de la Copa Mortal se convirtieron en los primeros Cazadores de Sombras. El mandato bajo el que operaban los Cazadores de Sombras fue y será siempre proteger el mundo de los mortales de los demonios y subterráneos. Los Cazadores de Sombras están regidos por la Clave y su país natal es Idris.

Mundanos
Los mundanos o mundis son humanos mortales corrientes. Ni forman parte del mundo de las sombras, ni pueden ver a seres de esa dimensión. Los demonios se presentan a ojos de los mundanos con un aspecto corriente, como el de un perro o incluso otro ser humano. Se puede usar un glamour en un objeto o edificio para ocultarlo de la vista de los mundanos, como en el caso del Instituto de Nueva York de los Cazadores de Sombras. Si un mundano sufre una mordedura de un vampiro o un hombre lobo, puede convertirse en un subterráneo.

Vampiro
Los vampiros, también denominados hijos de la noche, son subterráneos. Como en los mitos y leyendas, deben consumir sangre para sobrevivir, pero sólo los vampiros rebeldes beben sangre humana. Al igual que los hombres lobo, los vampiros no tienen sangre de demonio, sino que están más bien infectados por una enfermedad demoníaca. Los vampiros pueden hipnotizar a mortales y a veces utilizan este poder para controlar y capturar a presas humanas. Si lo muerde un vampiro, un mundano puede contraer la enfermedad demoníaca y por tanto convertirse en vampiro.

Brujo
Los brujos, también conocidos como hijos de Lilith, son los únicos subterráneos que pueden usar magia o poseer sangre de demonio, puesto que son descendientes directos de humanos y demonios. Por su naturaleza híbrida, los brujos son estériles. La mayoría de los brujos poseen alguna anormalidad física o ‘marca demoníaca’, como pezuñas de cabra, ojos de gato, alas de murciélago o cola de lagarto.

Hombres lobo
Los hombres lobo, llamados también a veces hijos de la luna o licántropos, son subterráneos que se transforman en lobo. Como los vampiros, son humanos, pero han sido infectados por una enfermedad transmitida por demonios. Los hombres lobo poseen la fuerza y el poder de los lobos, tanto en su forma humana como de lobo. Si un mundano sufre una mordedura de hombre lobo, puede contraer la enfermedad demoníaca y convertirse en hombre lobo.

La Clave
Abreviatura del Cónclave, el organismo rector de los Cazadores de Sombras. Imponen maldiciones como castigo a los que infrinjan las leyes. La Clave se reúne en Alacante, capital de Idris. Cada 15 años, la rama de la Clave llamada el Consejo firma los Acuerdos.

Instituto de Nueva York
El Instituto de Nueva York es un santuario para Cazadores de Sombras. Se encuentra en una catedral gótica de Nueva York, pero un glamour lo hace invisible a los humanos corrientes. Hay varios institutos repartidos por todo el mundo, pensados para ofrecer refugio a los Cazadores de Sombras mientras están lejos de su tierra natal de Idris.

Clan de Nueva York
El clan de New York es un colectivo de hombres lobo que vive en la zona de Chinatown de Manhattan.

El Círculo
El Círculo comenzó como el Círculo de Raziel, en honor al ángel que creó a la raza de los Cazadores de Sombras. Un grupo de jóvenes Cazadores de Sombras encabezados por Valentine Morgenstern fundó el grupo, dedicado a exterminar a todos los subterráneos, en un intento de purificar el mundo y proteger a los Cazadores de Sombras. La mayoría de los miembros originales del Círculo abandonaron a Valentine cuando sus directrices se radicalizaron en exceso.

Hermanos Silenciosos
Los Hermanos Silenciosos son archiveros, pero eso no es lo único que hacen. Pueden leer mentes y se encuentran entre los cazadores de demonios más temidos de todos. Se mueven en la oscuridad y no hablan, pero pueden meterse en la mente de un mortal, ya sea con fines beneficiosos o perjudiciales.