Cinemanía > Películas > La Lego película > Comentario
Destacado: El juego del ratón y el gato con 'Tom y Jerry' en salas de cine
La Lego película cartel reducido La Lego película(The Lego movie)
Dirigida por Phil Lord, Chris Miller
¿Qué te parece la película?

Con Chris Pratt, Will Ferrell, Elizabeth Banks, Will Arnett, Nick Offerman, Alison Brie y Charlie Day, y con Liam Neeson y Morgan Freeman. Con guión de Phil Lord y Christopher Miller a partir de una historia de Dan Hageman y Kevin Hageman, y de Phil Lord y Christopher Miller, basada en los juguetes de construcción de LEGO.

La LEGO® película está producida por Dan Lin y Roy Lee. Jill Wilfert, Matthew Ashton, Kathleen Fleming, Allison Abbate, Zareh Nalbandian, Jon Burton, Benjamin Melniker, Michael E. Uslan, Seanne Winslow, Matt Skiena y Bruce Berman son los productores ejecutivos, y John Powers Middleton es el co-productor.

El equipo creativo está formado por el director de fotografía Pablo Plaisted, el director artístico Grant Freckelton, los editores David Burrows y Chris McKay, y el compositor Mark Mothersbaugh.

Chris McKay trabaja también como co-director de animación.


SUPERCOOL …Lo único que puede parar al Kraguel es la Pieza Maestra y, según la profecía, quien la encuentre será El Especial. Se supone que El Especial unirá a los Maestros Constructores que queden, atacará la la Torre de oficinas Octan de Megamalo, pondrá la Pieza Maestra en el Kraguel y y lo desarmará para siempre.

EMMET Bien. Creo que lo tengo. Pero por si acaso, cuéntamelo todo otra vez. No te estaba escuchando.


Todo el que alguna vez haya creado un universo sobre el suelo de su habitación con un montón de piezas sabrá lo que quieren decir los escritores/directores de La LEGO película, Phil Lord y Christopher Miller, cuando dicen que, mientras se hacían mayores, siempre tuvieron cubos llenos de piezas de LEGO®. "Hemos construido naves espaciales y todo tipo de locuras, pero no era solo el construirlo, eran las posibilidades infinitas de crear cosas, y expresar eso era algo irresistible y emocionante", dice Miller.

Como cineastas, su interés se centró en otros temas. "A Chris y a mí nos inspiró la ingenuidad y el humor que surge de la comunidad internacional de LEGO", dice Lord, refiriéndose a medios como LEGO Cuusoo, el sitio web de los fans del Grupo LEGO sobre posibles productos nuevos, el foro "ReBrick" donde la gente puede compartir sus creaciones, y los cada vez más numerosos cortos únicos, que utilizan las piezas y minifiguras de LEGO, y que gente de todas partes del mundo produce y comparte en internet.

Tal es la fascinación por la marca LEGO, un juguete de construcción popular y de evolución infinita que, desde sus comienzos, ha cultivado la creatividad a lo largo de generaciones y culturas. Con el compromiso de mantener ese principio, Lord y Miller sabían desde el principio que esto no sería una película de animación convencional, sino un largometraje virtual creado completamente con piezas y elementos de LEGO.

"Los dos pensamos", continúa Lord, "que sería increíble hacer una gran aventura de LEGO, divertida y llena de acción que, juntando estas piezas, capturara la sensación de ser un niño, pero a una escala épica de verdad, y manteniendo la calidad casera tan cautivadora que tienen estas pequeñas películas. Porque parte del encanto de las piezas de LEGO es lo accesibles que son como forma artística. Queríamos hacer una película que fuera como algo que cualquiera podría hacer en su propio sótano... ¡siempre que tuviera un sótano gigante y unos cuantos millones de piezas!"

En realidad, al final fueron cerca de 15 millones las piezas que los cineastas utilizaron para recrear su visión de la película, si se cuenta cada bloque, personaje y pieza del decorado.

De carácter familiar, La LEGO® película no solo ofrece acción, sino también muchas risas y grandes ideas.

"Quería hacer una película que pudiera disfrutar con mis hijos, algo que capturara la imaginación y la ingenuidad de los niños", dice el productor Dan Lin, uno de los artífices del proyecto. "Lo que es más, tengo dos hijos muy traviesos, así que a veces los juguetes se les caen y se rompen. Lo que me encanta de los juguetes LEGO es que no solo se pueden construir cosas, es que se pueden reconstruir en algo incluso mejor."

Ese sentimiento es compartido por los directores y por todo el elenco de dobladores, muchos de los cuales mencionan ese cariño especial. Will Ferrell, en el papel de Megapresi y su identidad secreta, Megamalo, dice, "Ahora como padre, es divertido ver cómo se repite la misma historia y mis hijos juegan con las piezas LEGO igual que lo hacía yo. Es interesante ver a mi hijo de 3 años tan concentrado en ello como el de 9. Lo difícil es contenerme de decir: "Dame eso; déjame construirte esta parte." Tengo que resistirme y dejarles que exploren por su cuenta."

De hecho, "hay dos formas distintas de jugar con los bloques de LEGO", cuenta Miller. "Una es seguir las instrucciones del juego y montar esa maravilla, sea lo que sea, que después pondrás en una estantería y no usarás nunca por si se rompe, y la otra es coger un montón de piezas al azar y crear algo con tu imaginación, después desmontarlo y crear otra cosa. La LEGO® película tiene dos estrategias diferentes como base de su historia, que tratan sobre la innovación, la creatividad y la importancia del cambio."

El productor Roy Lee dice de los directores que son "dos de las personas más creativas que conozco. Hicieron un trabajo increíble en "Lluvia de albóndigas", que era un libro bastante corto, y llegaron, reinventaron algunos de los personajes y desarrollaron lo que aparecía en el libro. Con el concepto LEGO, teníamos un lienzo en blanco y ellos eran los tipos perfectos para coger e inventar todo un mundo nuevo por explorar."

Pero ese mundo estaría destinado a un final desastroso de no ser por un héroe por accidente: Emmet.

Emmet, obrero de la construcción que se define como "nadie", sigue las normas en todos los aspectos de su vida, y está satisfecho con el convencimiento de ser la persona más normal que jamás haya existido, hasta que una crisis de proporciones descomunales revela un lado sorprendente y extraordinario que no conocía.

"El primer día, hablamos de nuestras vivencias al construir cosas con las piezas LEGO y de la frustración que a veces sentíamos cuando no encontrábamos al momento una pieza en concreto. Ese sentimiento resume lo que es Emmet para nosotros", cuenta Dan Hageman, quien, junto con su hermano, el escritor Kevin Hageman, trabajó en la historia con los guionistas Phil Lord y Christopher Miller. "Cree que su felicidad está ligada a las siguientes instrucciones que reciba, pero el destino del mundo confiará en que descubra su propia creatividad", añade Kevin.

Según Chris Pratt, la voz de Emmet, "este desafío le lleva por territorios de LEGO que no sabía que existían, donde todo es ridículo pero en el buen sentido. Todo es bonito, imaginativo, emocionante y muy divertido. Hay personajes adorables, decorados increíbles, acción descabellada, mucho amor y un mensaje muy positivo: que puedes sentirte a gusto si vas con tus hijos a verla."

"Existen varias ideas, pero la principal es que hay algo especial dentro de cada persona", dice Lin.

Lee añade: "Incluso aunque pienses que eres una persona normal y corriente, puedes producir un gran impacto en el mundo que te rodea."

Elizabeth Banks, Will Arnett, Nick Offerman, Alison Brie, Charlie Day, Liam Neeson y Morgan Freeman se unen a Pratt y Ferrell para dejar claras esas ideas a través de su interpretación vocal.

"Todos se lo pasaron muy bien", recuerda Banks, que grabó algunas de sus escenas como la rebelde Supercool junto a Pratt y Arnett. "Todos intentábamos hacer reír al otro. A Chris y a Phil les encanta este mundo y crearon todo centrándose en la diversión, y en cómo podían hacerlo lo más fresco y original posible, así que lo pasamos muy bien con estos personajes."

Lord cree que todo eso tiene consecuencias: "Hay algo muy divertido en ver a un personaje amarillo chillón, muy mono y de las proporciones de LEGO, siendo un matón o amenazando con destruir el mundo. Es muy divertido verles tomándoselo todo tan en serio."

Lo que los directores se tomaron de verdad en serio fueron los principios tradicionales de la marca LEGO y lo que significan para las legiones de fans por todo el mundo. Tal y como cuenta Lord, "daba algo de miedo hacer una película basada en un juguete tan querido y familiar. Era un gran honor, pero también una responsabilidad."

Visualmente, Lord y Miller buscaron un estilo de animación por ordenador que no fuera tradicional, pero sí fotorrealista y hecho imagen por imagen (stop-motion), para darle a los personajes y a los decorados la adorable estética casera que define a las construcciones de LEGO. Más que tratar las imágenes con fondos continuos hechos por ordenador (CGI) y piezas dibujadas, los animadores crearon cada componente de manera individual y recrearon virtualmente cada escena pieza a pieza (una técnica que fue especialmente útil cuando la historia requería hacer estallar los edificios y otros objetos para después reconstruirlos sobre la marcha en armas o en veloces vehículos de huida).

"Hacer líneas rectas con CGI es fácil, pero queríamos una apariencia tangible y orgánica", dice Lord. "Hacerlo así es más complicado, pero aumenta la calidad de la película y está más en la línea de los valores de la historia. Gastamos bastante dinero en I+D para trabajar en los arañazos y las huellas dactilares, e intentamos conseguir una variación e irregularidad en las piezas montadas y desmontadas que fuera realista."

Para llevar a cabo estos conceptos, los directores trabajaron con el conocido estudio de animación Animal Logic, con sede en Australia, e incorporaron al famoso Chris McKay, de "Robot Chicken", como co-director de animación. McKay orquestó los esfuerzos de cientos de dibujantes y trabajó como uno de los editores de la película, manteniendo un flujo constante de comunicación e ingenio entre directores, guionistas gráficos, animadores y editores. Según Lin, "McKay desempeñó muchos papeles en esta película. No podríamos haberlo hecho sin él."

Como recuerda McKay, "Phil y Chris fomentaron un ambiente casi lúdico dentro de los diferentes departamentos, y también entre ellos, para que pudiéramos desarrollar nuestras ideas y ver los lejos que podíamos llegar. Fue una corriente muy orgánica y creativa, desde el momento en que establecimos el guión gráfico hasta la animación y la maquetación, y también durante todo el proceso en conjunto."

Para los directores, el encanto son las limitaciones físicas de las minifiguras de LEGO, así que no había ninguna intención de cambiar eso para adaptarlas a una aventura en la gran pantalla. En la película, los personajes se mueven e interactúan de una manera real, a menudo como si estuvieran manejados por una mano invisible. Incluso en sus expresiones, la orden era no alejarse del repertorio habitual de las minifiguras: ojos, cejas y boca sencillos. Pero con esas pautas, McKay y su equipo consiguieron extraer una variedad de emociones.

Lo que rompe esquemas en La LEGO® película es su ambiciosa escala y hasta qué punto se utilizan las piezas de LEGO como medio para obtener profundidad, riqueza y acción. "Todo lo que el público ve está hecho con piezas de LEGO (ya sea humo o agua, formaciones de roca, fuego o incluso explosiones). Queríamos representar elementos naturales construidos con piezas como nunca antes se ha visto en la gran pantalla", cuenta Lin.

"Cuando ves el océano de LEGO con las olas de bloques ondulantes, la tormenta que destroza el barco pirata y la inmensidad que lo rodea, es fantástico", dice Miller. "Utilizamos iluminación y ángulos de cámara que se esperarían de una película de acción de gran presupuesto para conseguir un resultado lo más cinematográfico posible."

"Lo que más me gusta es cómo la historia tiene lugar en mundos de LEGO diferentes", dice Lord. "Comenzamos planteando una persecución que empieza en la ciudad y que se alarga hasta el Viejo Oeste. Se convierte en una especie de pelea de bar hasta que irrumpen los polis de la ciudad, y entonces es como una película policíaca de los 70, como ‘Bullitt,’ es muy divertido ver cómo las piezas se combinan y chocan sin que nadie pierda el ritmo."

"Y entonces Batman entra en escena y todo se vuelve más loco aún", añade Miller.

Además de clásicos como la BatWingTM de LEGO, la película da a conocer un arsenal de nuevos vehículos fantásticos, que permiten a Emmet y sus amigos huir de sus enemigos (o enfrentarse a ellos) por las calles de la ciudad, en el mar, bajo él, o en el espacio exterior. También introduce un reparto de nuevos héroes y villanos, que se relacionan con una variedad de minifiguras de LEGO recogidas de años de historia y cultura pop.

Durante los tres años de desarrollo y producción, los directores a menudo dependieron de su propia reserva para conseguir inspiración. "Teníamos las oficinas llenas de piezas de LEGO y estábamos siempre intentando descubrir formas tontas de encajarlas o de utilizarlas para ilustrar un momento del argumento. De hecho, llevo unos calzoncillos LEGO ahora mismo", asegura Miller, dando pie a que Lord añada: "y yo me construí mi silla de escritorio con piezas de LEGO. Y estos zapatos. No son los zapatos más cómodos, pero te acostumbras. El truco está en forzarlos al ponértelos."

Verdaderos fans y fieles al original, veneran La LEGO® película, pero al mismo tiempo son irreverentes con ella.

Miller afirma: "Lo que siempre intentamos con nuestras películas es crear algo que nos haría reír a nosotros y a nuestros amigos. Nunca hemos querido hacer algo que fuera solo para niños."

"Evidentemente, los niños y sus padres lo entenderán todo", dice Lord, "pero queríamos unir a las generaciones y tener en cuenta que existe una comunidad de fans adultos de LEGO que hacen unas creaciones tan complejas e increíbles, que un niño ni siquiera podría pensar en ello. Mis películas favoritas son aquellas a las que puedo llevar a mi abuelita, o a mis padres y a mi novia, o a mis sobrinos, y que sé que la disfrutarán todos juntos. Eso es lo más divertido que te puede pasar en un cine, que gente de todas las edades se ría junta."


SUPERCOOL - Tengo novio, así que no se te ocurra intentar nada.

EMMET - Nunca se me ocurre nada.


Emmet nunca se ha encontrado con un manual de instrucciones que no le gustara. Sean cuales sean las normas, le encanta cumplirlas; cualquier canción que suene en la radio, la cantará; da igual lo que otra persona vaya a comer o vea en la tele, porque le parecerá bien. Incluso consulta su agenda cada mañana para acordarse de ducharse y ponerse los pantalones (en ese orden) antes de unirse a los ciudadanos de Ladriburgo en su pacífico camino al trabajo.

"Queríamos a alguien de líder con grandes puntos cómicos, pero que también pudiera ser dulce y adorable, y que encarnara el espíritu de un "tipo normal". Chris Pratt fue nuestra primera elección; desde el primer momento", dice Lord.

Cada día, junto a la cuadrilla de obreros, bajo las órdenes de Megamalo, Emmet derriba muy contento edificios considerados "raros" y los sustituye con otros que son exactamente iguales que los demás. Según Pratt, "la ciudad de Ladriburgo es una gran extensión donde todo tiene el mismo aspecto, las casas son módulos prefabricados, y donde se destruyen los sitios que tienen algún encanto. Se construye como un modelo utópico y homogéneo, aunque rápidamente se percibe que hay algo siniestro en todo ello; hay algo que controla a la gente de Ladriburgo."

Pero la vida que Emmet conoce está a punto de cambiar cuando, por accidente, se desvía del camino a su obra, cae de cabeza en un hoyo recién excavado, y conoce a la transgresora Supercool: la mujer más bella y fascinante que jamás ha visto. Desde su sudadera negra con graffitis hasta las mechas turquesas y fucsias de su pelo, y su actitud arrolladora, está claro que no es una mujer cualquiera.

Según Elizabeth Banks: "Me divertí haciendo de una heroína de acción. Supercool intenta estar a la altura de su nombre. Tiene una vena rebelde muy buena, algo con lo que creo que los niños se podrán identificar, y lleva las cosas al extremo para establecer su manera de vivir y su propia imagen. Lo que me encantó del personaje fue que es lista y fuerte. Le da una patada en el culo al que se le ponga por delante, tiene mucho descaro y no es ninguna damisela en peligro. Está ahí para resolver los problemas."

Mientras grababa sus diálogos, Banks desvela que "casi nunca llevaba los zapatos puestos. Normalmente iba descalza porque me gusta saltar y moverme. No puedes hacer ruido mientras hablas, así que me tengo que quitar los zapatos, sobre todo en películas de acción. Hay mucha pelea, saltos, carreras, y yo hice todo eso detrás del micrófono."

Supercool es Maestra Constructora, la primera que Emmet conoce. "En la historia, hay individuos legendarios llamados Maestros Constructores, que son muy creativos y que pueden destrozar y luego reconstruir un montón de bloques, una señal de stop y un contenedor, o lo que esté a mano. Pueden convertir lo que sea en otra cosa diferente", explica Miller.

"Nuestra idea era que todos los personajes extraordinarios de la historia y la literatura fueran Maestros Constructores, por lo que gente como Shakespeare, Abraham Lincoln, Wonder WomanTM y Robin Hood estuvieran juntos en ese Olimpo, compartiendo sus extraordinarias habilidades", añade Lord.

Pero a los Maestros Constructores, antes venerados, ahora se les obliga a esconderse porque Megapresi, también conocido como Megamalo, detesta su espontaneidad y originalidad. Y lo que es peor, no solo no está satisfecho con enviarlos al subsuelo: quiere eliminarlos completamente a ellos y a su influencia con una horrible súper arma secreta llamada el Kraguel, y Supercool es parte de la rebelión que intenta detenerle antes de que sea demasiado tarde.

Cuando Supercool conoce a Emmet en la obra, ella está buscando algo que, según la profecía, podrá bloquear el temible plan de Megamalo: la Pieza Maestra. Cuando esa pieza vital aparece fundida inexplicablemente a la espalda de Emmet, un tipo cuya única ambición en la vida es acomodarse, de repente se convierte, le guste o no, en "El Especial", la persona más importante del universo… y la más perseguida. Antes de que sepa lo que está pasando, Emmet está yendo a toda velocidad por las calles de Ladriburgo en la moto tuneada de Supercool (que ella sigue modificando sobre la marcha), con los robots asesinos de Megamalo pisándoles los talones.

Will Ferrell llama a su personaje "un verdadero bicho raro y un controlador. Megamalo maneja todo y no quiere expresiones creativas ni que nadie construya nada que no esté en las instrucciones de la hoja de trabajo. Ha construido todo el universo a su manera, todo perfecto, y le vuelve loco que la gente vaya y se atreva a cambiar las cosas."

"Él mismo es un Maestro Constructor frustrado y, en general, no muy buena persona, que se convierte en un súper villano que quiere pegar todo el universo para que sea siempre exactamente como lo diseñó", explica Miller.

"Megamalo también es bastante alto para ser una minifigura LEGO", apunta Ferrell. "En su lado público como Megapresi, tiene una apariencia más agradable, muy empresarial, con traje y corbata y sin que se le mueva un pelo de la cabeza. Sin embargo, cuando revela su verdadero yo, el maníaco Megamalo, lleva una capa impresionante y botas de 6 metros de altura (el equivalente a 6 metros de LEGO), para poder parecer más malvado y aterrador todavía."

El esbirro número uno de Megamalo es el Poli Bueno/Poli Malo, unas veces intimidante y otras chiflado, una minifigura con cabeza giratoria y doble personalidad, a las que da voz Liam Neeson.

"La novedad de Poli Bueno/Poli Malo es que literalmente vemos sus dos lados", dice Dan Lin. "Es Poli Malo siempre que cumple las órdenes de Megamalo, el tipo duro que estamos acostumbrados a ver en las películas. Pero también tiene su lado como Poli Bueno, así que lucha consigo mismo. Un lado de su cara lleva gafas de sol de espejo, tiene los dientes apretados y es muy autoritario, y el lado contrario es más amable, con una sonrisa, y Liam le da a cada uno de ellos su propia personalidad."

"Cuando vi algunas escenas, teniendo en mente la historia de la policía de Nueva York, pensé que debería ser irlandés, concretamente del norte de Irlanda", recueda Neeson, que le dio ese acento peculiar a Poli Malo, y otra entonación distinta a su lado bueno. "Poli Bueno también es irlandés, pero es un pequeñajo más enérgico."

Neeson también da voz al padre de Poli Bueno/Poli Malo, Papá Poli.

El actor encuentra parecidos entre las leyendas artúricas y el viaje de Emmet: "El origen de todas esa historias era una cruzada, perseguir un imposible, intentar conseguirlo y, por el camino, mejorar el mundo, y esa es exactamente la base de La LEGO® película." Aparte de eso, lo que más le fascinó fue su humor. "Las ocurrencias que tienen estos personajes unos con otros son extraordinarias, con esos diálogos chiflados, de locos, brillantes."

Neeson y Ferrell representaron algunas de sus interacciones e improvisaron juntos a través de auriculares, mientras Neeson estaba en un estudio de grabación en Nueva York y Ferrell en Los Ángeles. "Liam le da una forma de hablar a Poli Malo más comedida y mucho más seria, mientras que el gran toque cómico que Will le da a Megamalo es divertidísimo", dice Lin.

En el caso de Morgan Freeman, es su famosa voz, intensa y autoritaria, la que hace que su interpretación del presuntamente sabio mago Vitruvius sea tan divertida. Ya sea en sus papeles dramáticos o en sus destacadas narraciones en documentales, la forma de hablar de Freeman siempre le da un aire de verdad y esencia a todo lo que dice. Sin embargo, el público entenderá rápidamente que no se puede confiar en todo lo que dice Vitruvius (y que ni siquiera tiene mucho sentido).

Vitrivius es un anciano sabio hippie ataviado con unas sandalias y una camiseta teñida que apenas se ve bajo su gran barba blanca, "tiene mucha labia pero es un poco confuso con los detalles: la profecía y cómo, exactamente, van a detener a Megamalo", admite Miller. "Es casi como si se lo inventara todo sobre la marcha."

Los viejos fans de Freeman se sorprenderán porque esta es la primera vez que presta su grave voz a una película de animación.

Una vez que tienen "La Pieza Maestra", Emmet, Supercool y Vitruvius deben encontrar la manera de utilizarla, pero su llamamiento a los Maestros Constructores para que les ayuden fracasa cuando la falta de experiencia de Emmet no logra impresionar a esos expertos (sin mencionar las ideas, las capacidades, la confianza, y todo lo que se parezca a un plan).

Por suerte, el trío todavía tiene algunos amigos con los que pueden contar: el enigmático novio de Supercool, Batman, con la voz de Will Arnett; la dulce pero profundamente herida Unikitty, con la voz de Alison Brie; un pirata lleno de recursos llamado Barba Gris, con la voz de Nick Offerman; y un chiflado y desfasado Astronauta llamado Benny, con la voz de Charlie Day.

Sin miedo, oscuro y con una voz más grave que nunca, Batman demuestra lo colaborador que es, cediéndole a Emmet el papel de héroe principal, incluso cuando Emmet parece querer quitarle la novia. "Pero no pasa nada", dice Arnett, porque "como novio, el Batman de LEGO no es el mejor. Está un poco ensimismado y probablemente no es tan sensible como debiera. Pero, eh, es Batman; le pasan muchas cosas."

Compartir las sesiones de grabación les permitió a Pratt, Banks y Arnett encajar sus papeles de una manera que no suele hacerse en las películas de animación. "Pudimos darle un buen ritmo a la manera en que estos personajes trabajan unos con otros y se complementan, y creo que eso es un plus en pantalla", añade Arnett.

El primer destino del grupo es Nube Cucolandia, un ambiente nuevo creado para la película y descrito como un territorio sin normas, sin gobierno, sin hora de dormir, sin caras largas y sin negatividad. Encabezada por Unikitty, una especie de mezcla de gatita de peluche y unicornio, bañada en azúcar. Al menos por fuera...

"Nube Cucolandia es un maravilloso parque de juegos donde todo es luz y diversión, y Unikitty es toda bolas de chicle, algodón de azúcar y felicidad. Pero no la enfadéis", advierte Brie. "Tiene bastante carácter. Nunca sabes por dónde va a salir."

"Fue divertido interpretar a Unikitty porque sus cambios de humor son muy extremos", continúa. "Tiene algunos problemas para gestionar su ira. Cuando se enfada, todavía intenta decir cosas amables, pero solo de manera cruel, lo que es un buen ejemplo del tipo de humor adulto que aparece en toda la película. Los niños pasarán un buen rato y los adultos cogerán estos chistes que los niños entenderán más adelante."

No es ese el caso de Barba Gris, que es en sí mismo un chiste andante. "Es un pirata loco que perdió su cuerpo en una batalla contra Megamalo y que ingeniosamente, y si no al azar, ha sustituido todas sus partes con un surtido de herramientas y objetos que le hacen parecer una navaja suiza, con una cabeza pequeñita en lo alto", dice Miller.

"Un brazo es un tiburón y el otro una especie de cañón, lo que le hace especialmente saleroso, malhumorado, clamando venganza", dice Offerman.

Para la voz de Barba Gris, el actor dice que "tomé el espíritu del trabajo artístico y las secuencias animadas que me habían enseñado, e intenté capturar esa esencia, con un toque de extravagancia más una combinación de todos los dibujos animados que me han gustado, todo mezclado en un sabroso goulash que se convirtió en Barba Gris. Te comes algunas palabras, como "pásame mi botella ron." Por algún motivo, el comerte las palabras hace las frases más marineras y, por supuesto, tienes que soltar un ocasional ‘Arrrgh.’"


El último miembro del grupo es Benny, el Astronauta. Junto con Batman, el Astronauta es una de las dos minifiguras de LEGO que ya existían en los papeles principales, mientras que Emmet, Supercool, Vitruvius, Megamalo y Poli Bueno/Poli Malo han sido creados para la película, al igual que los dos personajes hechos con piezas, Barba Gris y Unikitty. Benny, viajero del espacio de principios de los 80, era una parte querida de la infancia de Phil Lord y Chris Miller, y de ninguna manera podían dejarle fuera de la diversión.

Benny lleva un casco con la protección de la barbilla rota, lo que sugiere que la falta de oxígeno puede haber contribuido a su estado mental actual. Tal y como recuerda el supervisor de CGI de Animal Logic, Damien Gray, "costó mucho trabajo envejecerle, ponerle manchas en los dientes, arañazos y polvo, producto de haber estado por ahí más de 30 años. Todo forma parte de su forma de ser. Le falta un poco de armonía y está algo desubicado, fuera de su tiempo y de su sitio."

Aún así, tiene ganas de probar cosas nuevas. Lin dice que "Benny le da un aire nuevo al grupo, una energía más intensa, y poca gente puede aportar esa energía como Charlie Day. Benny aparece en la historia después de haberse formado el equipo. No está seguro de cómo puede ayudar, pero es muy entusiasta, aunque su conocimiento de la tecnología está muy desfasada y eso le frustra continuamente."


"Todo es fabuloso. Siempre en equipo, todo va bien"


El trabajo en La LEGO® película sirve como ejemplo del espíritu de la diversión de la película y su pegadiza canción, que pregona: "Siempre en equipo, todo va bien."

La producción se realizó más o menos al mismo tiempo en tres escenarios: el hub de Los Ángeles, donde se desarrolló el esquema de los conceptos, la historia, los personajes y el diseño, y donde los directores Lord y Miller pasaron la mayoría del tiempo; la producción material, en el estudio de animación Animal Logic en Australia, adonde el editor y co-director de animación Chris McKay se trasladó para trabajar con un equipo interno de 250 personas para poner en marcha esas ideas; y la central de LEGO en Dinamarca, donde los mejores diseñadores, bajo la dirección del vicepresidente del departamento de Diseño, Matthew Ashton (también productor ejecutivo de la película), pusieron a su disposición toda su experiencia para ayudar a crear algunos de los personajes y decorados únicos que los directores habían ideado.

El proceso fue más cíclico que lineal, con las ideas y el trabajo artístico moviéndose en un flujo continuo. Los directores viajaban a Dinamarca o Australia, y los artistas principales de Animal Logic y el Grupo LEGO viajaban a Los Ángeles, aunque se comunicaban todos los días por video conferencia y programas cineSync, que les permitían revisar y editar juntos en tiempo real.

Era importante que todo lo que saliera en pantalla no solo fuera montado con piezas virtuales representadas de manera individual, sino que teóricamente pudieran montarse a mano con piezas reales, por lo que algunos de los conjuntos de piezas más complejos se probaron en la central de LEGO para ver su estabilidad estructural. Los dibujos, las ideas y las descripciones viajaban desde la oficina de producción en Los Ángeles hasta la de operaciones de LEGO en Dinamarca, donde a veces se construía una maqueta y se fotografiaba para que la revisaran los directores. Los ajustes se hacían así en ambos lados, a menudo repitiéndolos varias veces, antes de que el diseño definitivo se enviara a los animadores para que crearan por ordenador una maqueta, que a su vez necesitaba otra ronda de ajustes.

"Toda la compañía LEGO estuvo muy comprometida", dice Roy Lee. "Les mostramos lo que queríamos hacer y nos dieron un montón de grandes ideas para hacer que funcionara o que funcionara mejor."

"Les decíamos: ‘Necesitamos una nave espacial, o necesitamos un barco pirata que se convierta en submarino’, y se presentaban con algo increíble que no solo parecía genial, sino que tenía gracia", explica Dan Lin. "Compartíamos esas maquetas con los animadores y pensábamos en como trasladar esos diseños a la película."

En otros casos, los animadores creaban sus propias maquetas utilizando la gran colección de piezas que ya tenían montadas.

Tras revisar el guión con los directores en un primer momento, Matthew Ashton nos cuenta: "Había mucho trabajo que el equipo de animación podía hacer sin nuestra ayuda, pero había algunos asuntos clave en los que sentíamos que podíamos ayudar de alguna manera. Tengo un equipo de 60 diseñadores, todos especializados en temas diferentes. Algunos son muy buenos con las maquetas clásicas; otros son buenos con las cosas futuristas del espacio; y otros son excelentes con la funcionalidad, con las trampillas, las armas que salen de un vehículo y ese tipo de cosas. Cogimos el material de referencia y lo llevamos a cabo de tal manera que tuviese sentido desde un punto de vista de construcción y también que quedara bien en pantalla. Lo más importante para nosotros era la historia y trabajar con los directores para asegurarnos de que cuando sus ideas se trasladaran al material para la película, quedara impresionante."

"En verdad ha sido una colaboración entre nuestros diseñadores de la película y los de LEGO", coincide Lin, "porque conocían mejor que nadie las posibilidades y las limitaciones de las piezas pero, al mismo tiempo, nuestro equipo pensaba las cosas desde un punto de vista cinematográfico, y aportaban una perspectiva diferente sobre el uso de las piezas de LEGO. Teníamos artistas en los dos lados y trabajamos juntos."

"Nuestra filosofía principal sigue lo que intentan promover, la imaginación, la calidad y la diversión, y nos dejaron hacer la película que queríamos", dice Miller sobre la aportación de LEGO. "Todos teníamos la misma meta: hacer esta película lo mejor posible. Nos han ayudado mucho."

La aportación de los creadores de juguetes fue especialmente valiosa para las escenas de acción que derrumbaban decorados y estructuras ya construidos y con los trozos creaban objetos nuevos, por ejemplo un edificio reconvertido en camión, o un camión en avión. El supervisor de CGI en Animal Logic, Aidan Sarsfield, explica: "En la historia, gran parte del arsenal de los Maestros Constructores es el hecho de que pueden construir algo de la nada. Los elementos de un callejón se pueden convertir en un coche de huida, y eso les planteó un reto interesante a los chicos de montaje y a los diseñadores que creaban los recursos, las piezas individuales y los decorados. Tenían que pensar en la manera de construir un coche a partir de piezas que también se podrían haber utilizado para formar un callejón."

"Basadas en nuestras ideas, creaban unas 24 maquetas diferentes para una escena donde las cafeterías, los coches, los camiones de recogida y los de helados de una calle de la ciudad se reconvierten en increíbles máquinas voladoras que se podrían utilizar en un combate aéreo", comenta Lord. "Era una idea tanto fija como abierta, y los diseñadores de LEGO se presentaban con cosas fantásticas.

"Un trabajo como este exige la inteligencia de gente muy diversa", concluye, "y refleja de qué trata la película, fomentar ese tipo de ambiente donde la creatividad pueda prosperar."


Pieza a pieza
Tal y como Lord y Miller previeron, La LEGO® película iba a parecerse a una película de acción, hecho que influyó desde el primer momento en cada decisión creativa.

Grant Freckelton, director artístico, resalta: "Se crearon cientos de escenas antes incluso de que nadie pusiera dos piezas juntas. Todas las películas de animación se crean desde cero, pero esta se ha creado desde cero... basada en piezas LEGO, por lo que tuvimos que adaptar todas nuestras ideas a las particulares formas LEGO".

Freckelton y su equipo se descargaron un software público y gratuito llamado LEGO® Digital Designer. "Pudimos empezar a diseñar y construir nuestros bocetos con piezas virtuales de LEGO", indica. "También nos proporcionaron un muro hecho con todas las piezas existentes y sus referencias para que, según íbamos construyendo, pudiéramos usar cada pieza como referencia, hacer fotos y tomar conciencia de la forma y hasta del más mínimo detalle. Se hizo un montón de fotografía en detalle de piezas reales ya que tanto Chris como Phil querían realismo total y absoluto para lograr la sensación de que estábamos dentro de un set real de LEGO".

Las piezas mismas se modelaron de forma individual de forma que tuviesen las típicas marcas de uso que suelen tener tras jugar varias veces con ellas. No queríamos que fueran idénticas entre sí y parecieran recién sacadas de la caja. Por ello, hemos hecho que todo esto fuese evidente en pantalla. Craig Welsh, supervisor del departamento de iluminación de Animal Logic, trabajó mano a mano con Freckelton para lograr este efecto. "Hicimos multitud de fotografías en distintas condiciones de luz y con diferentes construcciones, para que sirvieran como referencia y así crear las sombras, superficies y texturas adecuadas", indica. "La sombra natural era bastante sosa y por ello supimos que tendríamos que aplicar determinadas marcas en el plástico de nuestras superficies para lograr que la luz se reflejase de forma realista, tal y como se vería al mirar de cerca una pieza LEGO. Luego preparamos las luces de los sets, el decorado en sí y los personajes para que parecieran como si estuvieran en un set en miniatura iluminado con luces reales".

"Si quieres lograr fotorrealismo no siempre es más importante lo que ves sino lo que no verías en caso de que no estuviese", indica Welsh. "Hasta el más mínimo fallo puede sacar al público de la sensación de que ve algo real, y por eso hemos puesto tanto empeño y atención".

Esta idea se ha aplicado igualmente a cada aspecto del proyecto. En palabras de Dan Lin: "Hasta el más mínimo detalle tenía que estar exactamente tal y como se concibió. Chris y Phil se preocupaban tanto de la fotografía general como de los detalles más pequeños. Su esfuerzo hizo que el resto del equipo trabajase con el mismo empeño. Incluso para una escena tan aparentemente sencilla como el principio, en el que aparece Emmet en su apartamento, nos llevó horas de debates, volviendo atrás y adelante y probando distintas opciones".

La LEGO® película ha usado 3.863.484 piezas LEGO distintas. Algunas de ellas se han reutilizado y reconfigurado para varias escenas, para crear escenarios, personajes y elementos varios, hasta llegar a los 15.080.330 de piezas LEGO, número que cualquier persona necesitaría en caso de querer recrear a mano toda la película.

La película también cuenta con 183 figuras distintas, muchas de las cuales tienen un significado especial para los directores. En una visita que hizo Phil Lord a LEGOLAND® en Billund, Dinamarca, al inicio de todo el proyecto, vio varias figuras que le recordaron sus figuras favoritas cuando era pequeño, por lo que quiso incluirlas en la película. "Tanto si algo era nuevo para mí como si era un clásico que ya había olvidado, lo fotografiaba, se lo enviaba a Chris y le preguntaba si podíamos incluirlo en la película, aunque fuese pasando de refilón por detrás de los protagonistas". Las piezas "espaciales" de finales de los 70 y principios de los 80 tienen un papel súper importante en la película porque crecimos con ellas y muchos de los fans de LEGO tienen una gran nostalgia de aquella etapa".

Pablo Plaisted, director de fotografía y supervisor de diseño gráfico de Animal Logic, definió aún más la sensación de acción real que el equipo quería darle a la película incorporando los retos específicos de grabar en un mundo LEGO. Para él, lo más importante fue: "Encontrar un lenguaje visual stop-motion reconocible a primera vista por todo el mundo que, a la vez, nos permitía aprovechar las ventajas de la animación por ordenador. Necesitábamos que el público creyese estar viendo algo real de pequeño tamaño y que, a la vez, esas pequeñas figuras parecieran grandes y cinematográficas. Y no solo eso, dadas las proporciones particulares de los personajes tuvimos que replanificar hasta las cuestiones más básicas de encuadre. Al final hemos logrado un resultado único y apasionante".


SUPERCOOL - "Tienes la capacidad para ser El Especial porque creo en ti".


El público puede sorprenderse enormemente de lo mucho que van a preocuparse por el destino de los pequeños personajes amarillos de plástico con cara dibujada, hecho que Phil Lord y Christopher Miller atribuyen al gran trabajo que han hecho los animadores de Animal Logic y al gran compromiso de Chris McKay. "Es increíble toda la humanidad que Chris y su equipo, junto a las interpretaciones del reparto de actores, han dado a estos pequeños personajes basándose únicamente en nuestras ideas y algún boceto", afirma Lord.

McKay ha desempeñado dos papeles distintos en la película, primero como editor durante el proceso de desarrollo de la historia y del guion gráfico, y segundo al viajar a Australia para supervisar todo el proceso de animación. Más conocido por su trabajo en la exitosa serie de Cartoon Network Robot Chicken, su experiencia con las técnicas de stop-motion y animación con plastilina ha sido un gran valor para La LEGO película ya que, aunque no iba a rodarse en stop-motion, sí iba a tener un ritmo parecido.

La idea, en palabras de McKay, no era hacer que las figuras tuviesen movimientos fluidos sino trabajar con ellas tal y como son. "Técnicamente solo pueden hacer un número limitado de movimientos, girarse y agacharse, así que tuvimos que pensar cómo hacerlo. A veces los movíamos o hacíamos que saltasen, y otras parecía literalmente como si una mano cogiese a un personaje y lo pusiera un poco más adelante".

Al final, todo depende de los detalles más pequeños, indica Igor Khait, productor del equipo de guionistas. "Cuando intentas crear algo vivo usando pequeñas piezas de plástico es necesario prestar una atención máxima a los detalles. No hay tomas sencillas. Incluso una toma tan simple como una de Emmet moviéndose por su habitación y cogiendo un libro de una estantería necesita innumerables revisiones y ediciones para que sea creíble. Implica un montón de movimientos súper imperceptibles".

Para no alterar la naturaleza de las figuritas LEGO, la cara de los personajes tuvo que ser plana, como si fuera una pegatina. En palabras de Alfie Olivier, supervisor del departamento de animación de Animal Logic: "Son caras en 2D puestas en personajes en 3D". Crear todos los ojos, bocas y frentes que iban a ser proyectadas en los personajes para hacer que Emmet fuese encantador, Super Cool fuese misteriosa, Poli Malo amenazador y Mega Presi... bueno, un loco, fue un proceso súper laborioso.

Olivier continúa: "Chris McKay es fantástico. Creo que nunca he trabajado con un director de animación que vocalizase tanto hasta la más mínima emoción del personaje. Así es imposible no tener claro qué es lo que tienes que hacer".

McKay pidió a los animadores que imaginasen qué sentían sus creaciones para poder plasmarlo tanto en las expresiones que diseñasen para ellos como en su lenguaje corporal. "Había que hacer algo que pareciera real", añade. "Quería que todo fuese lo más real posible, y eso solo se consigue si entiendes qué sienten y piensan los personajes. ¿Cuán empáticos y creíbles podemos hacer que sean?"

Había infinidad de formas de que Phil Lord y Christopher Miller hicieran una película de LEGO, siendo una de ellas la animación tradicional, pero haberlo hecho de esa forma no habría honrado adecuadamente a LEGO o a todo lo que le es intrínseco. Desde el momento mismo en que se empezó a plantear el proyecto, la única forma en que se pensó en hacer una película de aventuras de LEGO fue la forma en que al final se ha concebido y hecho La LEGO® película: invitando al gran público al universo LEGO tan fantástico como familiar, con la promesa de que alguno de ellos quizá podría hacer lo mismo.

En palabras de Lord: "Se habla mucho de que vivimos en una época en la que la creatividad es algo que se acaba encasquetando a otros, pero las piezas LEGO generan creatividad allá donde están y eso es lo que los cineastas valoramos: hacer una película que no solo sea entretenida sino que sea una especie de homenaje a la innovación y a la imaginación y que pueda inspirar a crear cosas nuevas. Por ello fue la idea perfecta para unir nuestro trabajo con el hecho de fomentar la creatividad en la gente. Ese es nuestro diabólico plan maestro", bromea.

"Concebimos las piezas LEGO no como una marca sino como un medio, como si fueran arcilla", afirma Miller quien, al igual que Lord e infinidad de personas de todo el mundo guarda impagables recuerdos de tardes enteras perdido en la inmensidad de otros mundos que él mismo había creado. "Es como contar una historia usando arcilla, cuando coges las piezas LEGO para intentar hacer un castillo o una estación espacial, o lo que se te ocurre en ese momento. Y es algo al alcance de todo el mundo. Las posibilidades son infinitas.


Entrevista a los personajes

Entrevista a Emmet

Pregunta: Así que, ¿TÚ eres “El Especial?”

Emmet: Ese soy yo.

Pregunta: El más poderoso...

Emmet: Sí...

Pregunta: ...el más importante...

Emmet: Sip...

Pregunta: ...¿la persona más interesante del universo?

Emmet: ¡Compruébalo!

Pregunta: ¿¿De verdad?? Pareces un tipo normal.

Emmet: Dios, gracias. Me han dicho que soy EXTRA-ordinario.

Pregunta: Ya veo... ¿Y cómo reaccionaste cuando supiste que ibas a ser la estrella de una gran película?

Emmet: Bueno, al principio era como: “¡AAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!” Pero después me tranquilicé un poco y fue como: “OHDIOSMÍOOHDIOSMÍOOHDIOSMÍO....”

Pregunta: Cuéntanos algo sobre tu personaje en la película.

Emmet: Bueno, ME ENCAAAAAANTAN las cadenas de restaurantes... mi programa favorito es ¿Dónde están mis pantalones?... y mi canción favorita es “¡Todo es fabuloso!”.

Pregunta: ¿Sí? ¿Por qué crees que es un éxito?

Emmet: Pues probablemente porque es una filosofía de vida, como un estribillo pegadizo.

Pregunta: Esta película tiene un gran reparto con muchos otros personajes importantes. ¿Ha sido duro para ti, siendo como eres un tío normal entre gente tan emblemática?

Emmet: No. Ellos se aislaban, ¿sabes? Y cuando digo eso, me refiero a que se aislaban como grupo. Iban a comer todos juntos, compartían los coches, y jugaban al futbolín todos juntos. Pero era muy divertido escuchar historias sobre lo que hacían sin mí después del trabajo y los fines de semana.

Pregunta: ¿Qué fue lo que más te gustó de hacer la película?

Emmet: ¡Monté en el Batmóvil! Una y otra vez. Vitruvius no se acordaba de su texto.

Pregunta: ¿Jugaste con el Batarang?

Emmet: En la hora de la comida les vi lanzarse el Batarang como si fuera un frisbee.

Pregunta: Lo siento.


Entrevista a Supercool

Pregunta: Supercool. Qué nombre tan interesante.

Supercool: No hablo de mi nombre.

Pregunta: Está bien. Eres muy buena en el combate cuerpo a cuerpo.

Supercool: Gracias. Soy Maestra en BrickBuilder, BrickBreaker, BreakBuilder, BuildBreaker, BreakFighter, FightBuilder y BuildFighter.

Pregunta: ¿De dónde sacaste tu entrenamiento? ¿De Batman™?

Supercool: ¿Batman ha escrito esa pregunta?

Pregunta: Um...no. Pareces muy reservada sobre tus habilidades. ¿Ha supuesto un desafío para ti rodar esta película?

Supercool: Para ser sincera, todo consistía en sentarse y esperar. Y no me gusta el maquillaje. Ni los trajes.

Pregunta: Entre Wonder Woman™ y tú, entre otros, la película tiene personajes femeninos de mucha fuerza. ¿Mola ver a chicas duras salvando la situación sin miedo?

Supercool: Estamos en 2014. Esto ni siquiera debería ser una pregunta. Pero sí, mola mucho.

Pregunta: ¿Qué arma elegirías para defender al mundo contra el mal?

Supercool: El cerebro. Nunca te equivocarás si eres el más inteligente de la sala.

Pregunta: ¿Tienes alguna otra afición que no tenga que ver con las armas? ¿Un deporte, quizá?

Supercool: Si me quiero relajar de verdad, me dejo caer por Nube Cucolandia y hago un graffiti.

Pregunta: La aventura es grande y son muchos los riesgos. En tu opinión, ¿cómo se prepara tu equipo de héroes para las rarezas insuperables que se les acumulan?

Supercool: Cinematográficamente hablando, es algo entre Los Vengadores y esa película donde se pierden unos perros y encuentran el camino de vuelta. Creo que estaban en la nieve.

Pregunta: Tiene toda la pinta de que La LEGO® película va a ser impresionante. ¿Hay algo que puedas contarnos que nos ponga los dientes aún más largos?

Supercool: No querrás que te cante una canción, ¿verdad?

Pregunta: Uh...no. La última pregunta es de un fan anónimo. La pregunta es sencilla, “¿Batman o Superman™?”

Supercool: Vale... ¿¿En serio??

Pregunta: Vale... en realidad esa pregunta la ha hecho Batman.

Supercool: No le soporto.


Entrevista a Poli Malo / Poli Bueno

Pregunta: Bueno, no estoy seguro de si me debería dirigir a vosotros juntos o por separado.

Poli Bueno: ¡¡Juntos!! Prácticamente somos una sola persona.

Pregunta: ¡Genial!

Poli Malo: Somos muy, muy diferentes.

Pregunta: Ya veo. He oído que detuviste a Abraham Lincoln durante el rodaje de la película.

Poli Bueno: ¿¡Hicimos eso!?

Pregunta: ¿Con qué cargos?

Poli Malo: Conducir una silla espacial gigante sin luces delanteras, ni traseras, ni intermitentes, ni sujeciones adecuadas, ni carnet de conducir Clase C.

Poli Bueno: Es mi héroe.

Poli Malo: Bueno, si necesitas que te aconseje, ya sabes dónde encontrarle... en la cárcel.

Pregunta: Antes de que empezaras a trabajar como secuaz de Megapresi, ¿tenías otro trabajo?

Poli Bueno: ¡Fui Embajador de la Amistad en la Feria del Condado de Ladriburgo!

Pregunta: Suena divertido.

Poli Malo: Ha sido lo más bajo que he caído.

Pregunta: Es un tópico, pero tengo que preguntarlo: ¿vuestro donut favorito?

Poli Bueno: ¡El de coco!

Pregunta: ¿Está gruñendo?

Poli Bueno: Mejor sigue con las preguntas.

Pregunta: Si queréis que la gente aprenda algo de vosotros en esta película, ¿qué sería?

Poli Malo: Que la ley se debería aplicar siempre enérgica y estrictamente, sin dudarlo, y con intimidación.

Pregunta: Oh... ¿y tú, Poli Bueno?

Poli Bueno: Que me gusta el olor del aliento de los cachorros.


Entrevista a Megamalo

Pregunta: Antes de nada, gracias por hacer esta entrevista. Estoy seguro de que es un hombre muy ocupado. ¿Está trabajando en algo ahora mismo?

Megamalo: Tengo una amplia cartera de intereses que incluyen el traslado y la renovación de edificios, el reciclaje de materiales de construcción, el diseño interior y exterior de edificios, los proyectos urbanos, la arquitectura, y el dominio del mundo.

Pregunta: Algunos de sus críticos han dicho que se nombró a sí mismo “Presidente” porque tiene complejo de Dios. ¿Es eso cierto?

Megamalo: No, no, no. Es un nombre que viene de mis antepasados alemanes. Significa “El que guarda el pan”, “Señor de la Casa”, “Gobernante”, “Superior” y...oh... “Dios”.

Pregunta: Un hombre de su posición probablemente no esté acostumbrado a cumplir órdenes. ¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con los directores de esta película?

Megamalo: Fueron muy, muy colaboradores. Me presentaron sus ideas, después las debatimos durante unos días con un puñado de guionistas y un par de maestros de la improvisación que conozco, cómicos sobre todo y monologuistas, y después se las presentamos a unos cuantos directivos amigos míos, como si fuera una caja negra. Además, tuve que dejar que la gente de marketing y la música lo criticara. Después grabamos y elegimos los mejores cortes a los que mejor había reaccionado la gente, y nos los llevamos a los barrios de las afueras para hacer una serie de proyecciones, donde comprobamos la respuesta del público. Después le hicimos al público objetivo otra ronda de preguntas y respuestas sobre lo que les había gustado y lo que no... y luego durante el rodaje les dije lo que íbamos a hacer.

Pregunta: Es un hombre muy rico y poderoso. ¿Por qué ser un villano? ¿Por qué no utilizar sus poderes para hacer el bien?

Megamalo: Bueno, ¿sabes lo que dijo Nietzsche sobre el bien y el mal?

Pregunta: No....

Megamalo: Oh, ni yo... Quería que me echaras un cable.

Pregunta: Bueno, en una palabra, describa como sería un mundo perfecto.

Megamalo: Obediencia.

Pregunta: A lo mejor no recibió abrazos suficientes cuando era pequeño.

Megamalo: Has utilizado una palabra en esa frase que no conozco.

Pregunta: Quizá deberíamos avanzar... ¿Hay algo que le gustaría aclarar sobre sí mismo, para aquella gente que tenga una visión equivocada de usted?

Megamalo: Soy mucho más alto en persona.

Pregunta: Lo que ocurre en La LEGO® película va a determinar el destino del mundo. Suena como a mucha presión. ¿Cómo lo lleva?

Megamalo: Oh, no te preocupes por mí. Me preocupo por los negocios...


Entrevista a Batman

Pregunta: Alguien como tú, que se ha pasado casi toda su carrera moviéndose entre las sombras, ¿cómo lleva lo de estar delante de todas esas luces y cámaras?

Batman: Espera... ¿salgo en una película? ¿Lo saben mis abogados?

Pregunta: Lo comprobaremos. Hablando de identidades secretas, ¿es fácil para ti mantener una durante tanto tiempo...?

Batman: No tengo una identidad secreta.

Pregunta: ¿Ah no?

Batman: Negativo.

Pregunta: ¿Quién hay detrás de esa capucha?

Batman: Un tipo con una cinta en la cabeza.

Pregunta: ¿Qué pasaría si te quitáramos la capucha?

Batman: Sería bastante difícil hacer eso sin brazos.

Pregunta: Vale... Aparte de algún compañero ocasional, trabajas más bien solo. ¿Cómo llevas lo de luchar junto con otros héroes?

Batman: Mientras estén atentos del Batarang, estarán bien... porque una vez que el Batarang echa a volar... los malos empiezan a llorar.

Pregunta: ¿Alguna vez considerarías la idea de tener a Emmet como compañero?

Batman: Emmet era el de rosa con un cuerno en la frente, ¿no?

Pregunta: No...

Batman: Oh... es el ciego con la barba. Uhhh... es bueno.

Pregunta: Bueno, estamos todos deseando verte en acción en La LEGO® película. ¿Estás nervioso por verte en la gran pantalla?

Batman: Sí, con tal de no ser un secundario relegado a un par de chistes, debería ser perfecto.


Por los números
1 - "Especial" – la persona más extraordinaria y la clave para salvar el mundo, que Emmet - una minifigura corriente de LEGO®—parece ser a ojos de Supercool, luchadora por la libertad y espíritu libre.
2 - Identidades adoptadas por el empresario con éxito, Megapresi, que es en secreto Megamalo, un malvado tirano empeñado en dominar el mundo.
2 - Caras de Poli Malo, el esbirro número uno de Megamalo, y que también tiene la cara de Poli Bueno.
2 - Son los directores de La LEGO película, Phil Lord y Christopher Miller.
3D - Estilo de animación por ordenador utilizado para realizar La LEGO película.
4 - Únicas piezas LEGO necesarias de para construir una minifigura.
11 - Actores encargados de prestar su voz a los personajes: Chris Pratt, Will Ferrell, Elizabeth Banks, Will Arnett, Nick Offerman, Alison Brie, Charlie Day, con Liam Neeson y Morgan Freeman.
11 - Número de mundos LEGO explorados en la película, incluyendo Ciudad Vieja, Ladriburgo, Salvaje Oeste, Media Zelanda, Construcción y Alta Mar, por citar algunos.
24 - Número de veces que aparece la palabra “fabuloso” en el guión de La LEGO película.
43 - Animadores de Animal Logic encargados de la creación de imágenes de la película.
86 - Número de piezas LEGO en el mundo por persona hoy en día.
183 - Minifiguras LEGO que aparecen en La LEGO película.
250 - Personas forman el equipo de Animal Logic en la película.
258 - Número de semanas consecutivas que la pegadiza canción “Todo es fabuloso” ha estado en el número 1 de EEUU.
559 - Accesorios exclusivos que aparecen en la película.
1,908 - Escenas donde se desarrolla la película.
2,008 - Tipos de piezas LEGO utilizados en la película.
2,996 - Modelos LEGO utilizados en la película.
5,088 - Número total de piezas LEGO para dar vida a los 183 personajes de la película a la vez. Si se alinearan en fila, estas serían las piezas que verías.
55,020 - Piezas LEGO utilizadas para crear los 559 accesorios de la película.
172,892 - Total de piezas LEGO empleadas para dar vida a los 183 personajes múltiples veces en muchas tomas en la película, excluyendo escenas de multitudes.
2,604,148 - Total de piezas LEGO utilizadas para construir los 559 accesorios en las múltiples apariciones y usos en la película.
3,803,376 - Piezas LEGO usadas para crear los diversos escenarios en los que se desarrolla la acción.
3,863,484 - Número total de piezas LEGO que se ven en La LEGO película.
12,303,290 - Número total de piezas LEGO que se ven en los 1908 elementos de escenario a lo largo de la película, ya que muchos aparecen varias veces.
15,080,330 - Número total de piezas LEGO utilizadas para crear todos los decorados, personajes y accesorios que se ven en toda la película. Si tuvieras que crear toda la película con bloques LEGO, éstos son todos los que necesitarías.
915,103,765 - Formas posibles de combinar seis piezas LEGO de 2x4 del mismo color.
4,500,000,000 - Número total de minifiguras LEGO creadas desde 1978.
650,000,000,000 - Número de piezas LEGO producidas desde 1958.