Cinemanía > Películas > Enemy > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Furiosa: De la saga Mad Max'
Enemy cartel reducidoEnemyDirigida por Denis Villeneuve
¿Qué te parece la película?

Basada en la novela "El hombre duplicado" del ganador del Premio Nobel, Jose Saramago, "ENEMY" está dirigida por Denis Villeneuve ("Incendies") y protagonizada por Jake Gyllenhaal ( "Brokeback Mountain", "Zodiac"), Melanie Laurent ("Malditos Bastardos", "Beginners"), Sarah Gadon ("Un método peligroso", "Cosmópolis") e Isabella Rosellini.

"ENEMY" es una producción de Roxbury Pictures ("Insensibles", "Hierro") y la canadiense Rhombus Media ("Blindness", "El violín rojo"), en coproducción con micro_scope y Mecanismo Films y con la participación de Pathe ( "Slumdog Millionaire", "The Queen"), Entertainment One, Televisión Española, Corus Entertainment, Ontario Media Development Corporation, Société de développement des entreprises culturelles – Québec y el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales.


Notas del director
"Cuando leí El Hombre Duplicado experimenté una fuerte sensación de vértigo. El vértigo ha formado parte siempre de mis peores pesadillas, pero me siento inexplicablemente atraído por él.

Saramago tiene una manera única de acercarse a la debilidad de los sentimientos humanos y a la fragilidad del ser humano en general. Su increíble sentido del humor y su inteligencia proverbial siempre me han llamado la atención. Cuando terminé el libro supe al momento que esa sería mi próxima película.

Considero que ENEMY es, curiosamente, mi proyecto más personal. Es una película sobre el poder del subconsciente, algo que me llama profundamente la atención porque tiene una gran influencia en nuestras vidas personales y un impacto real en la sociedad en general. Si no eres consciente de esta fuerza y de sus efectos colaterales, nunca sabrás quien toma en realidad las decisiones sobre ti mismo.

Un hombre que quiere huir del caos que le rodea para poder estar al lado de su mujer embarazada debe enfrentarse a su peor enemigo: él mismo. Y Saramago decidió, con su peculiar humor, que este hombre debía competir con otra versión de sí mismo. Al igual que en mi anterior proyecto, Incendies, el 1+1=1 forma una terrible ecuación.

Esta película es, de hecho, una experiencia del subconsciente. En los espacios oscuros de su mente, Adam se debate entre una sexualidad obsesiva que lo aleja cada vez más de la esperanza de poder amar y entregarse a su compañera de una manera sana. Para poder volver a su vida "normal", su lado narcisista se vuelve en contra del objeto de su deseo sexual y lo aniquila.

Desde el punto de vista del director, veo ENEMY como un thriller erótico donde seguimos a un hombre que espía a su doppelgänger a través del paisaje de una ciudad norteamericana sin fin. Así que podría decir que considero ENEMY como una película neurótica de espías.

Y si esta película de espías tiene solo un "gadget" es uno muy poderoso: cuando Adam conoce a Anthony por primera vez, el público debe sentir de golpe el impacto y el peso de esta situación surrealista. Todo trata sobre una presencia, sobre el sentimiento de que "hay alguien ahí". Es un enorme reto cinematográfico para mí expresar el peso de ese encuentro. Encontrar a alguien exactamente igual que tú es un fenómeno que debería provocar el mismo impacto en un ser humano que el que provoca un agujero negro en una galaxia.

Una profunda crisis existencial va rodeando lentamente a Adam, como un tiburón alrededor de su presa en aguas oscuras. Esta crisis existencial, esta depresión, es parte del personaje principal, aunque no se mencione en el diálogo. ¿Cuan insoportable debe ser encontrarte con una persona exactamente igual que tú?"

Denis Villeneuve, director


Notas de producción
"Cuando el nombre de Jake se puso sobre la mesa nos dimos cuenta de que era él el que necesitábamos para el papel", comenta el productor español Miguel A. Faura. "No es solo un actor extremadamente talentoso capaz de desarrollar la sutileza necesaria para ambos roles, sino que además siempre ha mostrado su tacto y amor por el arte y por el cine en cada papel que ha desempeñado. Cuando dijo que sí, nos sentimos muy afortunados y muy entusiasmados por la calidad que aportaba al proyecto".

"En lo que se refiere a encontrar a un actor protagonista para estos dos papeles, estaba buscando a alguien con quien fuese capaz de compartir creatividad y que pudiese aportar también", dice Villeneuve. "En Jake encontré a alguien muy inteligente y creativo. Es siempre maravilloso para un director cuando tu actor protagonista es tan bueno que solo tienes que seguirlo en vez de decirle a donde ir. Me encanta"

"Lo primero y más importante es que yo quería hacer esta película porque pienso que Denis Villeneuve es un director increíble", afirma Gyllenhaal. "Me sentía realmente atraído por ese guión que me ofrecía muchas pistas de lo que Denis quería hacer con su idea. Cuando conocí a Denis y hablamos sobre la película, su idea de lo que era y de lo que quería superaba lo que estaba contando el guión".

Jake Gyllenhaal tiene la complicada misión de desempeñar dos roles diferentes en dos vidas diferentes que se entrelazan. Como se puede esperar, el crear las similitudes y diferencias entre los dos personajes fue un proceso delicado.

"Hay muchas maneras de desarrollar esta película y pienso que la más dificil y a la vez la más interesante fue acercar a Adam y a Anthony", comenta Gyllenhaal. "Está el mundo en el que un personaje tiene barba y el otro no, y uno habla con un acento muy divertido y el otro no. Esta hubiese sido una manera muy superficial de tratar la película y pienso, de alguna manera, que eso es exactamente sobre lo que NO va la película"

"Tomé pronto decisiones sobre los personajes y, como resultado, Adam y Anthony empezaron a separarse el uno del otro. Sabía que me tenía que enamorar de ambos y que no podía juzgarlos aunque estuviese en escena con uno de ellos", explica Gyllenhaal. "Lo más interesante de interpretar a dos personajes en la misma escena es la comparación literal de lo que tú estás haciendo. Primero creé el personaje de Adam antes que el de Anthony apareciese en escena y la primera vez que trabajé a Anthony fue cuando estaba persiguiendo a Adam".

La película se centra en la lucha psicológica de Adam y, como dice Gyllenhaal, "la noción de lucha es muy evidente en ambos, Adam y Anthony. Estos dos personajes luchan con la misma cosa pero de una manera diferente e inevitablemente uno de ellos debe dejar marchar al otro para sobrevivir. El tema de cuál de ellos va a ser el último en irse es sobre lo que va la película".

Javier Gullón, autor del guión, opina sobre el actor principal: "Creo que Jake es perfecto para el papel dual de Adam y de Anthony. Cuando nos conocimos y empecé a hablar con él, me dí cuenta de que tenía grandes ideas que aportar al guión, añadía un montón de riqueza emocional a los personajes"

La actriz francesa Mélanie Laurent hizo el casting para hacer el papel de la novia de Adam, Mary. "Irrumpió en el casting como una "tormenta francesa" y tenía muy claro que Mary, el personaje que interpreta, va adquiriendo mucha importancia en la vida de Adam", añade Niv Fichman. "Y creo que hizo un gran trabajo. Se metió dentro del maravilloso dinamismo director-actor y creció con él".

Laurent estaba intrigadísima con el rol de Mary en la historia y tenía muchas preguntas sobre el personaje. "Lo primero que le pregunté a Denis fue cuánto tiempo Mary y Adam habían estado juntos porque cuando empieza la película lo que vemos es el final de la relación, y es un sitio extraño para empezar", dice la actriz. "Hablamos largo y tendido sobre Mary y su relación con Adam, lo que me ayudó mucho con mi interpretación".

"Mary tiene un carácter muy vulnerable, pero no es una víctima", dice Laurent. "Creo que está realmente enamorada de Adam pero se da cuenta de que la relación simplemente no funciona".

"Interpretar este papel tan emocionalmente complejo junto a Jake Gyllenhaal fue a la vez increíblemente difícil y una experiencia única. En un minuto estábamos teniendo sexo violento, y al siguiente estábamos riendo y después estábamos llorando. Porque es el final de su relación y es realmente tenso", recalca Laurent.

Gyllenhaal reconoce que las mujeres son fundamentales en la historia: "un hecho destacable de esta película es que hay tres personajes femeninos inmensamente fuertes y por consiguiente tres actrices inmensas interpretándolas. Creo que las mujeres del guión definen a Adam y a Anthony. El espíritu de Mary es lo que conduce gran parte de la historia de Adam, igual que pasa con Helen en la vida de Anthony".

Para el papel de la mujer embarazada de Anthony, Helen, el equipo de producción rápidamente vio el talento que tenía Sarah Gadon. "Sarah es extremadamente sensible, emocional y físicamente una de las mujeres mas deslumbrantes de la tierra, podría decir sin exagerar", dice Fichman de la actriz, "pero también es increíblemente inteligente y madura".

"Quería una experiencia donde me sintiese motivada y que fuese un reto, por eso hacer este proyecto era tan importante para mí", dice Gadon. "Sabía que trabajar con Denis supondría esto y sabía que trabajar en una película como esta sería para mi un reto inmenso".

Después de leer el guión y encontrarse con Villeneuve, Gadon entendió que ENEMY supondría una interpretación de un alta exigencia artística sin perder de vista la verosimilitud que exige un personaje de la vida cotidiana.

Además de actuar, Gadon tuvo que sobrellevar la idea de transformarse en una mujer embarazada, para lo que optó por usar una barriga de embarazada de unos cuantos meses. "Pedí una barriga de una mujer ya avanzada en su embarazo porque quería sentir la presencia física del embarazo", dice Gadon. "Sabía que había escenas en las que instintivamente me tendría que mover rápido o querría hacer un movimiento físico y si no parecía real, me mataría. Llevaba una barriga falsa debajo de mi ropa y una prótesis cuando estaba desnuda, que me llevaba dos horas ponerme".

La tercera mujer en la película es la madre de Adam, Caroline, que Adam visita buscando apoyarse en alguien que le pueda ayudar en su situación. La escogida fue la legendaria actriz Isabella Rossellini.

"Isabella Rosellini forma parte de la aristocracia cinematográfica", dice Fichman. "Es una mujer muy fuerte y, para nosotros, era la persona perfecta para interpretar ese rol de madre dominante y bohemia a la vez".

"Había trabajado con Niv Fichman en otras películas y nos convertimos en buenos amigos. Produjo una película del director canadiense Guy Maddin en la que trabajé, se llamaba The Saddest Music in the World. Desde entonces siempre he estado muy cerca de Niv y tengo un gran respeto por él y su trabajo", dice Rosellini. "Denis y yo nos conocimos en Sundance hace unos años y él ya demostraba tener mucho talento, así que cuando me llamó para hacer esta película, me puse muy contenta por formar parte de la experiencia, aunque fuese con un papel pequeño".

"Caroline es una artista" dice Rosellini. "Es muy autoritaria con su hijo y un poco desdeñosa, contribuye a que se aísle más en su angustia".

Sobre trabajar con esta actriz legendaria, Villeneuve dice: "ha sido un gran privilegio para mí trabajar con Isabella Rossellini. Ha sido siempre una de mis actrices favoritas y era mi primera opción. Necesitaba a alguien que fuese capaz de aportar al papel narcicismo y presencia maternal a la vez, con una gran humanidad. Y sabía que sería perfecta".


Sobre la duplicidad
Rodar las escenas donde Gyllenhaal tenía que actuar dos veces representaba retos mentales y técnicos para todos los que estábamos envueltos en el proceso. El cámara Nicolas Bolduc destaca: "cuando leí el guión, me acuerdo que pensé, ¿cómo diablos vamos a rodar las escenas en las que aparecen los dos? ¿Cómo van a estar en la misma escena a la vez? ¿Cómo va a quedar? Cuando hablábamos de "crear la duplicidad", nuestra principal preocupación era conseguir que fuese real".

Trabajamos con un sistema de control de movimiento llamado Mo-Sys, que se puede programar para repetir un movimiento de cámara más de una vez. Esto permite al equipo rodar la misma escena una sobre otra y de la misma manera, haciendo posible hacer una toma con Gyllenhaal como Adam, entonces volver a empezar y hacer exactamente el mismo movimiento con el actor interpretando a su otro rol, Anthony.

"El gran reto con las escenas de duplicidad fue, sin embargo, encontrar la mejor manera para Gyllenhaal de interactuar con él mismo. Para algunas escenas, se usó un doble que le daba la réplica a Gyllenhaal. El doble entonces se borraba y era remplazado por Gyllenhaal interpretando a su otro personaje. En otras escenas, Bolduc se quedaba de pie donde debía estar el otro personaje de Gyllenhaal. "Aunque todo funcionó muy bien con el uso de Mo-Sys nos dimos cuenta que la parte más importante de Jake interpretándose a sí mismo era su mirada, necesitaba aparecer como si estuviese mirando a la derecha al personaje que estaba en frente de él", explica Bolduc. "Usaba un C-Stand con una pelota de tenis como si fuese el otro personaje que interpretaba Jake y tenía que verificar su posición después de ver en los monitores el plano que queríamos rodar. Era un proceso increíble porque era relativamente fácil, pero Jake realmente tenía que confiar en el proceso y yo tenía que confiar en lo que habíamos hecho previamente con el otro personaje".

"Lo importante realmente, además de los aspectos tecnológicos, es la forma de actuar y tratar en un solo espacio las escenas de duplicidad ya que si el actor no es bueno, no te lo crees", dice Villeneuve. "Para mí no va tanto sobre los aspectos tecnológicos, sino sobre la manera en la que Jake es capaz de moverse sin la tecnología. La escena es creíble porque Jake es fantástico. Así que en este sentido, no se trata de los efectos especiales, sino del hecho de interpretar el papel".

"Con las escenas de duplicidad, había siempre una extraña sensación de desorientación", dice Gyllenhaal. "Sabía que tenía que estar preparado para interpretar a cualquiera de los dos personajes en cualquier momento. Realmente disfrutaba con este estado mental y con el hecho de ser capaz de interpretar a ambos personajes. Me gustan las historias sobre dualidad porque creo que dentro de una persona hay muchas personas. Explorar esa idea en una película me parece muy excitante".