Cinemanía > Películas > La ignorancia de la sangre > Comentario
Destacado: Tom Cruise regresa a las salas de cine con 'Top Gun: Maverick'
La ignorancia de la sangre cartel reducidoLa ignorancia de la sangreDirigida por Manuel Gómez Pereira
¿Qué te parece la película?

Película dirigida por Manuel Gómez Pereira ("El juego del ahorcado", "El amor perjudica seriamente la salud"), "La ignorancia de la sangre". El guión es una adaptación de Nicolas Saad, sobre la novela del mismo título del conocido escritor de género negro, Robert Wilson.

Paz Vega ("Gracia de Mónaco", "Lucía y el sexo"), Juan Diego Botto ("Ismael", "Silencio en la nieve"), Alberto San Juan ("Gran reserva, el Origen", "Una pistola en cada mano") y Cuca Escribano ("El secreto del puente viejo", "La reina del Sur"), dan vida a los personajes de este emocionante thriller que contiene grandes dosis de suspense.


Notas del director
No me extraña que Robert Wilson sea ferviente admirador de Raymon Chandler como dijo en la presentación de una de sus novelas sobre el inspector Falcón y Sevilla como escenario de la historia.

Chandler ha sido caldo de cultivo para Wilson, supongo que hay más autores clásicos y modernos, desde Hammett, M.Cain, Highsmith, Boris Vian, hasta James Ellroy, todos con un denominador común: LA NOVELA NEGRA.

LA IGNORANCIA DE LA SANGRE es la última entrega de la tetralogía del inspector JAVIER FALCON ambientada en Sevilla, Marbella y Marruecos.

He seguido a Robert Wilson y devorado sus novelas sin respiro, creo que esta a la altura de los autores que han sido para mi fundamentales en el genero y el germen del CINE NEGRO.

¿Cómo podemos definir este género? Hay algunas que nacieron de la critica a raíz del estreno de “El Halcón Maltes” de John Huston (1941) fue de las primeras y se denominaba cine negro porque la historia giraba en torno a hechos delictivos y criminales con un fuerte contenido expresivo y una característica estilización visual. Su construcción formal esta cerca del expresionismo. Se emplea un lenguaje elíptico y metafórico donde se describe la escena caracterizada por una iluminación tenebrosa en claroscuro, escenas nocturnas con humedad en el ambiente, el uso de las sombras para exaltar la psicología de los personajes y sus motivaciones, a veces difíciles de establecer, la frontera entre el bien y el mal se difumina y el héroe se convierte en un antihéroe atenazado por un pasado oscuro.

El cine negro presenta una sociedad violenta, cínica y corrupta que amenaza no solo al protagonista sino también a otros personajes, dentro de un ambiente fatalista. El secreto, el deseo, el miedo a lo desconocido, el destino y la presencia de “la femme fatale”, en este caso como inductora para que el protagonista se mueva al filo de la ley que el representa, son claves fundamentales en una historia como LA IGNORANCIA DE LA SANGRE donde cine y literatura se funden.

Cuando GERARDO HERRERO me propone dirigirla me hace feliz porque el genero me apasiona y creo que podemos hacer películas como esta sin ningún pudor, la novela reúne una serie de elementos con un contenido y tramas de una realidad social que le dan a la historia un potencial para que el espectador sienta que los personajes se mueven en un escenario próximo y reconocible, sin juegos de artificio. Todo es cercano, Falcón, un policía lejos del estereotipo, humano, dispuesto a jugarse el puesto por un mujer como Consuelo atrapada como el en una situación que les puede superar y les convierte en victimas de su pasado, de “la sangre”, en un presente donde el fundamentalismo, el trafico de drogas, la prostitución, la mafia extranjera, es tangencial a sus vidas y toda una galería de personajes que hacen verosímil el desarrollo y los puntos de giro de esta aventura.

La adaptación de la novela no era fácil y NICOLAS SAAD ha hecho un trabajo excelente de estructura, síntesis y dramaturgia, están todas las claves necesarias para atrapar al espectador y mantener la esencia de la novela.

Este guión es el soporte para que la historia crezca, desde lo visual en una ciudad como Sevilla dándole un punto expresionista, Marruecos y la aventura, el miedo a lo desconocido, la Costa del Sol, riqueza, excesos, mafia y Madrid, dura, clandestina, escenarios unidos a la trama y un ritmo que va creciendo sin dejar de ahondar en lo emocional y el suspense.

Será mi tercera incursión en el género después de “Entre las Piernas” y “El juego del ahorcado”. Teniendo una material tan rico es fundamental la estética visual de la que hablaba antes, adaptándola a un lenguaje moderno, sin estridencias, reinterpretando el clasicismo, el “claroscuro” y jugar con los escenarios, puesta en escena, y actores para dotar narrativamente nuestra película como se merece.

Manuel Gómez Pereira