Cinemanía > Películas > Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso > Comentario
Destacado: La historia que cambió la imagen de París para siempre en 'Eiffel'
Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso cartel reducido Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso(Alexander and the terrible, horrible, no good, very bad day)
Dirigida por Miguel Arteta
¿Qué te parece la película?

"Alexander y el Día Terrible, Horrible, Espantoso, Horroroso" está dirigida por Miguel Arteta ("The Good Girl", "Convención en Cedar Rapids", "La chica de mis sueños"), ganador del premio Independent Spirit. El guión es obra de Rob Lieber y la película es una producción de 21 Laps Entertainment/Jim Henson Company.


Notas
· En 2011, el director Miguel Arteta ganó el premio Independent Spirit a la Mejor Película con un presupuesto inferior a los 500.000 dólares por "Chuck & Buck".

· Judith Viorst escribió la novela "Alexander y el Día Terrible, Horrible, Espantoso, Horroroso" que se publicó en 1972, con ilustraciones de Ray Cruz. La autora se inspiró en sus tres hijos: Alexander, Anthony y Nicholas. Con más de 2 millones de ejemplares vendidos, fue elegido libro infantil destacado por ALA (American Library Association), además de obtener un galardón Recognition of Merit otorgado por el George G. Stone Center y una distinción como libro destacado de Reading Rainbow. Viorst escribió las secuelas: "Alexander, que era rico el domingo pasado" (1978) y "Alexander, que de ninguna manera - ¿le oyen? - ¡lo dice en serio! - se va a mudar" (1995).

· En 1990, el libro original de 1972 se adaptó primero a la pequeña pantalla como musical animado de HBO de media hora de duración. En 1998, Viorst colaboró con los compositores Charles Strouse (música) y Shelley Markham (banda sonora) para recrear una versión musical teatral en el Kennedy Center de Washington, D.C.

· "Alexander y el Día Terrible, Horrible, Espantoso, Horroroso" es la primera adaptación para un largometraje de acción real del clásico infantil.


"El vaso no siempre está medio lleno. Todos tenemos un mal día de vez en cuando" - Alexander, "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso"


Notas de producción
"Me inspiré en las películas que hizo John Hughes para toda la familia", dice el director Miguel Arteta ("The Good Girl", "Convención en Cedar Rapids", "Rebelión adolescente"). "Queríamos poner en escena una familia que vivía un día absolutamente horrible. Tod se tuerce pero deciden afrontar las dificultades juntos.

"Por supuesto, lo que ocurre ese día supera cualquier límite", sigue diciendo Arteta, "pero la idea de una familia que se apoya es genial, sobre todo porque no sacan provecho personal al hacerlo. Porque la familia está ahí para echarte un cable cuando menos te lo esperas"
.

"Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" se basa en la novela infantil de 1972 escrita por Judith Viorst. Rob Lieber escribió la historia y el guión para la película, que es una producción de 21 Laps Entertainment/Jim Henson Company.

Steve Carell ("El camino de vuelta", "Pequeña Miss Sunshine", la próxima "Foxcatcher") y Jennifer Garner ("Dallas Buyers Club", "La extraña vida de Timothy Green", "Juno") encarnan a los optimistas padres de Alexander. A estos veteranos intérpretes se les une un trío de jóvenes talentos que incluye a Dylan Minnette, de 17 años (series de televisión "Perdidos", "Prisoners") que da vida a Anthony, el hermano mayor de Alexander; Kerris Dorsey, de 16 años (series de televisión "Ray Donovan", "Moneyball") en el papel de su hermana Emily; y el australiano de 13 años Ed Oxenbould ("Puberty Blues" de Oz TV), que debuta en la gran pantalla para interpretar a Alexander, el personaje que da título a la película. Los gemelos Zoey y Elise Vargas ("Vecinos", "Sangre fresca") interpretan a Trevor, el hermano pequeño.

Megan Mullally ("Will y Grace"), ganadora de un Emmy® (y nominada a los Globos de Oro®) también se une al reparto, junto con Jennifer Coolidge ("American Pie", "Una rubia muy legal", serie de televisión "Dos chicas sin blanca") y Bella Thorne ("Shake It Up!").

La adaptación para la gran pantalla de "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" representa una colaboración entre algunas de las mentes más creativas del entretenimiento familiar actual. La película está producida por Shawn Levy ("Noche en el museo", "Noche loca", "Acero puro"), Lisa Henson, nominada a los Emmy® y CEO de The Jim Henson Company Lisa Henson ("Sid the Science Kid" y "Dinosaur Train" de PBS Kids, "Un perro de otro mundo [Good Boy!]"), y Dan Levine, Presidente de 21 Laps Entertainment ("Los becarios", "Y entonces llegó ella", "Diarios de la calle"). El productor ejecutivo es el veterano Philip Steuer ("Al encuentro de Mr. Banks", "Oz, un mundo de fantasía", trilogía de "Las crónicas de Narnia") y Jason Lust ("Roller girls", "Doble identidad").

El equipo de realización de Arteta incluye al director de fotografía Terry Stacey ("50/50", "La pesca del salmón en Yemen"), el diseñador de producción nominado dos veces al Oscar® Michael Corenblith ("The Blind Side [El sueño posible]", "Al encuentro de Mr. Banks", "Apollo 13"), y dos artistas con los que ha colaborado anteriormente: la montadora Pamela L. Martin nominada al Oscar® ("The Fighter", "Pequeña Miss Sunshine", "Rebelión adolescente") y la veterana diseñadora de vestuario Nancy Steiner ("Pequeña Miss Sunshine", "Lost in Translation", "The Good Girl", "Rebelión adolescente").

"Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" se rodó en Los Ángeles y sus alrededores y llegará a los cines de Estados Unidos el 10 de octubre 2014. Está clasificada PG.


Un día que va a peor
Los realizadores amplían la historia clásica de 32 páginas)

Judith Viorst escribió "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" inspirándose en sus hijos Alexander, Anthony y Nicholas. La novela se publicó en 1972. Con más de 2 millones de ejemplares vendidos, fue elegido libro infantil destacado por ALA (American Library Association), además de obtener un galardón Recognition of Merit otorgado por el George G. Stone Center y una distinción como libro destacado de Reading Rainbow.

"El libro tiene una continuación maravillosa", dice Miguel Arteta, que dirigió la adaptación para la gran pantalla. "Muchos niños crecieron con este libro en los años 70 y lo recuerden con gran cariño, y ahora que son padres se lo leen a sus hijos. A la gente le gusta porque es bueno reconocer que las cosas no siempre salen como uno quiere".

Jennifer Garner, que encarna a la madre de Alexander en la película, está de acuerdo. "Me gusta leer este libro a mis hijos porque enseña que no pasa nada por tener un día terrible, horrible, espantoso, horroroso".
"Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" se estrena en los cines de Estados Unidos el 10 de octubre 2014 y es la primera adaptación al cine de acción real del popular clásico infantil. Los realizadores sabían que el día tenía que ponerse mucho peor que el día del libro ilustrado original de 32 páginas. "¿Cómo conviertes un libro ilustrado corto en un largometraje?", se pregunta la productora Lisa Henson. "La idea de la adaptación del film era utilizar la historia del libro como primer capítulo de la película. Los siguientes dos capítulos debían tener un argumento totalmente original ambientado en el segundo día que es aún peor que primer día terrible, horrible, espantoso, horroroso de Alexander".

Aquí es donde entra Rob Lieber, graduado del prestigioso programa de cine de la Tisch School de la Universidad de Nueva York que ha adaptado libros para jóvenes y niños como "Septimus Heap" y "Jeremy Cabbage" para la gran pantalla. "A la gente le gusta este libro porque cuenta la historia de un niño que parece tener una nube negra encima de él", dice el guionista. "Cree que no puede hacer nada bien y que todo va a salir mal. Casi todos nosotros hemos tenido esa sensación algunos días, así que me identifico completamente con Alexander. Tenía un día malo y su familia no comprendía por lo que estaba pasando. Esa fue la chispa que sirvió para el resto de la historia de la película".

Los realizadores quisieron mantener el espíritu del libro, pero ampliando el mal día al resto de la familia. "Queríamos que fuera una película familiar que gustara tanto a padres como a hijos", dice el productor Dan Levine. "De esta forma, todos los miembros de la familia -el hermano, la hermana, los padres, incluso el bebé- tienen que soportar las mismas calamidades durante un día".

"Yo tengo cuatro hijos así tenemos muchos días terribles, horribles, espantosos, horrorosos", dice el productor Shawn Levy. "Queríamos hacer una película que resultara divertida y simpática, que consiguiera unir a una familia durante 24 horas catastróficas".

Viorst afirma: "Creo que han ampliado la historia del libro de forma muy inteligente contando tanto el mal día de Alexander como él de toda la familia. Creo que es un enfoque fantástico".

Steve Carell, que encarna al padre de Alexander en la película, la trama de la historia le resultó muy familiar. "Como padre me identifico totalmente con esta película", añade. "Las cosas no suelen salir como crees. Pero siempre hay un plan B. Siempre hay una forma de salir adelante. En la vida las cosas salen mal y ese es uno de los atractivos de la película: todo el mundo tiene un día así. Pero se trata de levantar la cabeza y no perder la dignidad y el sentido de la familia y la diversión, y ese tipo de amor que une de forma indestructible a los personajes de esta película".

Arteta aborda los desastres de la película con su original estilo de cine independiente. Inyecta una mezcla de humor irreverente y emoción en su justa medida y consigue que los espectadores sigan con enorme atención las aventuras de estos estrafalarios personajes. "El segundo día de la película tiene algo de descabellado y frenético; pero también es divertidísimo porque todo el mundo tiene un día malísimo al mismo tiempo", dice. "Todas las familias saben perfectamente lo que es esa sensación de caos".

Arteta afirma que, al igual que Alexander, ha comprendido que los malos días son inevitables. "Tengo a menudo días malos en los que todo sale mal. Por ejemplo, el otro día la puerta de la nevera se cerró demasiado fuerte y se estrelló contra un montón de botellas de vidrio haciendo un gran estropicio. Tuve que recogerlas y llegué tarde a todas mis citas. Es tipo de cosas me pasan continuamente así que soy el director más indicado para esta película".


Quién tiene un día horroroso
Un reparto da vida a unos personajes de lo más pintorescos

Según el productor Shawn Levy, los realizadores esperaban dar en el clavo haciendo una película para toda la familia. "Sabíamos que querías hacer una película que resultara atractiva para la familia pero que fuera un poco diferente, más extravagante, no tan identificada con el género", dice. "Queríamos hacer ese tipo de películas familiares que duran como 'Dulce hogar... ¡A veces!' o el éxito que tuve haciendo 'Doce en casa'. Decidimos hacer una película que se dirigiera a las familias pero de una forma que no fuera condescendiente".

"La decisión más importante fue ampliar la historia para dar cabida a toda la familia", dice el productor Dan Levine. "Comprendimos que contar la historia de Alexander sería divertido pero nos habría hecho perder a un tipo de público. Lo que queríamos era hacer una película familiar que gustara tanto a los padres como a sus hijos".

"Esta película divertirá a toda la familia", añade Henson. "De los niños más pequeños a los mayores, pasando por los padres. Y gran parte del mérito es del grupo de personajes y del extraordinario reparto que les da vida".

La adaptación para el cine de "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" exigía una familia perfecta. "Conseguimos reunir a la familia más adorable del mundo", afirma el director Miguel Arteta. "Queríamos que el público se divirtiese, pero que también sintiese ese maravilloso calor que da la familia".

El reparto, añade el director, aportó mucha calidez a la película porque ese mismo sentimiento se producía en el plató. "Acabaron todos enamorados de todos", dice Arteta. "Se produjo ese espíritu que deseas pero que no siempre consigues. Pero en esta película el vínculo emocional que ve el espectador es real".


Alexander Cooper
Hay días malos y hay días realmente malos. El de Alexander lo tiene todo: desde un texto humillante que extiende como un reguero de pólvora hasta un incendio real a expensas de su amor secreto. La pesadilla se completa con la noticia de una gran fiesta organizada por su némesis, el mismo día que Alexander planeaba celebrar su aburrida fiesta de cumpleaños. Dado que Alexander -y su mal día- iba a ser el centro de la película, la persona elegida para interpretar al papel protagonista tenía que ser muy especial. Los realizadores pusieron en marcha un plan muy ambicioso y vieron a más de 500 niños. "Teníamos que encontrar a la persona perfecta para interpretar a Alexander", dice Arteta. "No queríamos el típico actor infantil. Alexander tenía que ser un 'tapado'. Debía parecerse al niño al que nadie hace caso en esa familia supuestamente perfecta".

El director pidió a su mujer que le ayudara a revisar cientos de cintas de audición. "Cuando entró Ed Oxenbould, este actor infantil australiano, ambos nos dimos cuenta que tenía algo especial. Es superinteligente, cariñoso y generoso".

Oxenbould, nacido en Sydney, pertenece a la tercera generación de actores de su familia. Su madre, Di Adams, es una actriz de teatro muy conocida en Australia, su padre, Jamie Oxenbould, es un excelente doblador de animación y su abuela paterna es una veterana de esta industria.

Pero fue la simpatía del actor y su capacidad de empatía lo que le valió el papel de Alexander. "Es un chico de 13 años normal y corriente", dice el guionista Rob Lieber. "Tiene un encanto oculto, lo mismo que Alexander".

"Sólo es un niño", dice Oxenbould al referirse a su personaje. "No entiende que su familia no esté siempre pendiente de él y de sus problemas. A mí me pasa igual; seguramente estoy pasando por la misma fase".

Aunque el personaje siente una enorme pasión por Australia, a la que nadie presta atención en clase de geografía, está muy anclado en Estados Unidos. Así que Oxenbould tuvo que corregir su acento australiano para sonar totalmente americano. "Fue complicado", dice el actor que contó con la ayuda de dos profesores antes y durante el rodaje. "Tuve un montón de clases, además de ver muchísima películas y programas de televisión norteamericanos".


Ben Cooper
El incomparable Steve Carell encarna a Ben Cooper, el padre de Alexander. Al principio de la película está siempre en casa pero espera conseguir un trabajo. "Soy el patriarca, el padre del líder. Mi personaje lleva un tiempo sin trabajar así que asume el papel de padre/madre. Se hace cargo del más pequeño de los Cooper y prepara a los niños para que vayan al colegio mientras su mujer se centra en su carrera profesional".

Pero cuando consigue una fantástica entrevista de trabajo, no consigue una babysitter a tiene y se ve obligado a llevarse a Trevor, que es un bebé. Está claro que es la impresión que esperaba causar. "Lleva siete meses en paro", dice Lieber, "así que se juega mucho en esa entrevista".

"Ben Cooper cree que tiene que estar en primera línea cuando surgen los obstáculos", añade Carell. "Es un hombre que intenta mantener una actitud positiva contra viento y marea. Me identifico con el personaje porque como padre, tienes que estar siempre presente, ser una roca. Pero si en un momento determinado la roca se desmorona, ¿a qué te agarras?"

Arteta añade: "Es el optimista por antonomasia, pero este día terrible, horrible, espantoso, horroroso pone a prueba su paciencia y acaba perdiendo los nervios. Es muy divertido ver cómo un personaje tan alegre acaba desquiciándose".


Kelly Cooper
Jennifer Garner interpreta a la supermamá Kelly Cooper, una fuerza de la naturaleza. Kelly asume su papel de traer el pan a casa pero en el fondo le gustaría pasar más tiempo con su familia. El día empieza fatal ya que se enfrenta a un bodrio editorial que podría acabar con su carrera. "Es un momento muy importante de su carrera", dice Lieber. "Ese día hay una lectura de un famoso y en el último minuto se descubre un error de imprenta horroroso".

Garner dice: "No creo que haya interpretado nunca un papel que se parece tanto a mi vida real. No he tenido días como los de la película, pero sí días con un caos tremendo, con un montón de niños en la casa: uno haciéndose pis en el suelo, el perro vomitando y alguien a punto de pisarlo, mientras intentas preparar la cena. Así que me identifico con la idea de intentar hacer demasiado en un solo día".

"Steve y yo nos hemos basado en nuestras propias experiencias como padres", añade Garner. "Sabemos lo que significa que un niño no pare de llorar, intentar endosárselo a alguien para hacer otra cosa, y volviéndolo a coger en brazos porque no para de llorar. Todo eso nos parecía de lo más natural cuando estábamos en el plató".

El reparto incluye a Megan Mullally en el papel de la exigente y poco comprensiva jefa de Nina. "Megan es una cómica de primera fila y Nina es un personaje muy divertido. Ha hecho un trabajo maravilloso", dice Arteta. "También tuvimos la suerte de contar con un cameo de Dick Van Dyke. Lee un libro que la editorial de Kelly Cooper está publicando, con errores".


Anthony Cooper
Incluso Alexander reconoce que Anthony, su hermano mayor, es un "triunfador", y eso no debe ser fácil. Contrataron a Dylan Minnette para que encarnara al adolescente triunfador que lo ha conseguido toda la vida. Basta con preguntárselo. "El primer día, Anthony rebosa confianza en sí mismo", dice Minnette. "Tiene una novia perfecta. Todo le va de maravilla. Pero el segundo día todo se tuerce. Se despierta con un grano enorme, su madre lo ve desnudo, su novia rompe con él, y su examen de conducir es un desastre".

La película, dice Arteta, pone de manifiesto las aptitudes cómicas de Minnette. "No creo que supiera lo divertido que es", dice el director hablando del actor. "Pero se entregó en cuerpo y alma a lo que estaba ocurriendo y está desternillante. Consiguió que Jennifer Coolidge, un genio de la comedia, se partiera de risa".

Coolidge, que aparece en una de las escenas más divertidas de la película, interpreta al examinador del carnet de conducir de Anthony. Arteta afirma: "Acaban teniendo que hacer todas las escenas de especialistas en las que ambos gritan. Y resulta que ambos gritan fantásticamente bien, sus gritos son espectaculares. Fueron los dailies más divertidos que he visto en mi vida".


Emily Cooper
Kerris Dorsey fue elegida para encarnar a Emily, la hermana mayor de Alexander. "Es muy teatral", dice Dorsey. "Es una aspirante a actriz que está deseando debutar en el papel del Peter Pan. Pero está resfriada y se pasa bebiendo jarabe para la tos. De hecho se bebe toda la botella y se pone malísima. Todo le sale mal, una mala noticia cuando tienes que volar colgada de un arnés".

"Kerris aprendió a manejar un trapecio para hacer la escena", dice Arteta. "Acaba volando por el escenario de la obra escolar, haciendo locuras y rompiéndolo todo. La escena resultó muy divertida".

"Kerris está un poco chiflada pero tiene los pies en la tierra", continúa diciendo Arteta. "Hace que parezca real. Te hace reír pero también sientes pena por el personaje".


Trevor Cooper
Las gemelas Zoey y Elise Vargas interpretan a Trevor, el benjamín de los Cooper. Los realizadores eligieron a dos niñas de 18 meses para que compartieran el papel del bebé, pero se preguntaron si los padres estarían dispuestos a cortarles el pelo para que parecieran niños. "Pensamos en la gente que actúa en esta película y comprendimos que el pelo les volvería a crecer", dice la Natalie Vargas, la madre de las gemelas.

Incluso Trevor tiene un mal día -no se salva ningún Cooper- ya que se carga sin querer su adorado chupete en forma de abejorro. A pesar de que lo intenta con todas sus fuerzas, Trevor no encuentra mucho consuelo en un rotulador verde.

Las diminutas actrices encajaron perfectamente en el plató. "Acabaron totalmente enamoradas", dice Arteta. "Me dijeron que estaban viendo la televisión y que cuando salió unas de las películas de Jen las gemelas se pusieron a llorar inmediatamente y a acercarse a la televisión. Creo que el vínculo era real".


Celia
Bella Thorne interpreta a Celia, la exigente novia de Anthony. Es guapísima, con mucha seguridad en sí misma y una de las reinas del instituto. Pero Celia no sabe manejar las debilidades de Anthony, sobre todo si sus planes del baile de graduación corren peligro. "El sueño de Celia es que su baile de graduación sea perfecto y cuando las circunstancias empañan sus planes, no reacciona muy bien", dice Thorne. "A pesar de que no se muestra mucha madurez, no lo hace con mala intención, sólo está decepcionada".

Thorne dice que la historia toca la fibra sensible tanto de los lectores del libro como de los futuros espectadores de cine y por varias razones. "Creo que mucha gente lee el libro porque es divertido", dice. "No se parece a otros libros infantiles que lees de niño, que suelen ser cuentos de hadas. Este es más real. Y podría suceder perfectamente. Así que es fácil identificarse con la historia. Todos estamos estado alguna vez en la piel de Alexander".


En la casa… y más allá
El diseñador de producción Michael Corenblith convierte la casa de los Cooper en un hogar; los especialistas de Efectos Especiales caldean la escuela local

Contar la historia de "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" es algo más que trabajar con un guión divertido y emotivo. Es más que un maravilloso reparto coral y un excelente equipo de realizadores.

Por supuesto todo empieza en casa. El director Miguel Arteta y el equipo de producción tuvieron que construir un hogar para su divertida familia antes de que empezara el mal día. La casa abarcó varias localizaciones, incluyendo Pasadena y el histórico Melody Ranch Motion Picture Studio de Newhall, donde se construyeron platós para la casa familiar de dos plantas, así como un jardín con una piscina.

El diseñador de producción Michael Corenblith estudió la historia antes de empezar a crear el mundo de los Cooper. Corenblith se reunió con Arteta y creó una metáfora de la familia. "Imaginamos que son una familia de pájaros que viven un nido bonito y confortable creado con las ramitas y los tallos más bonitos y con trozos de tela y de cinta de colores", dice Corenblith. "Pero hay demasiados pájaros en el nido. La familia ya no cabe, así que la idea era crear un entorno que transmitiera esa idea al público".

Según el diseñador de producción, se creó a propósito una casa en la que estaban como sardinas en lata. "Los chicos comparten dormitorio. El bebé duerme con los padres. En el cuarto de baño no cabe un alfiler y las mañanas son como la Estación Central en hora punta".

Así que los realizadores buscaron una casa en la zona de Los Ángeles, aunque la película está ambientada en cualquier lugar de Estados Unidos. "Queríamos que representara a todos los lugares del país", dice Corenblith. Y encontraron lo que estaban buscando en Pasadena. "Era la casa perfecta para esta familia", dice Corenblith. "Tenía la escala adecuada, las mismas buenas vibraciones, las mismas vistas y se construyó en la época que correspondía. Tenía muchas cosas que nos gustaban pero era demasiado pequeña para rodar la película dentro de ella. Así que empezamos con una casa en la que cupiéramos todos y pudiéramos respirar".

Además tenían que rodar mucho de noche lo que es bastante difícil hacer en un barrio tranquilo. Así que al final los realizadores decidieron recrear el diseño de la casa en Melody Ranch Studio. Este lugar de 89.000 metros cuadrados que sirvió de plató a cientos de westerns y que fue propiedad del legendario Gene Autry durante 40 años, tiene un enorme pueblo del Oeste, incluyendo un saloon, una prisión, un banco y una tienda. Pero los realizadores de "Alexander" evitaron la calle principal del Oeste y construyeron una casa a la medida para los Cooper. Según Corenblith, una vez terminado el diseño, se tardaron unas cinco semanas en construir y decorar la casa. "Más rápido que en la vida real".

El exterior de la casa, que se completaba con un jardín y varios platós interiores- se construyó en un área del estudio, mientras que los interiores del piso superior estaban en otras instalaciones del estudio.

El libro se publicó en 1972 pero los realizadores decidieron actualizar el aspecto de la película. Corenblith afirma: "Estamos contando una historia de 2014 y no una de 1974. Hay algunos guiños al libro, como Alexander está en el vehículo compartido de la familia Gibson, un Volkswagen. Pero decidimos que en lo que se refiere al diseño de la película, nos inspiramos más en las películas de John Hughes y en otras cosas que en ilustraciones de hace 40 años".

Una enorme paleta de colores
Elegir los colores de la película era una decisión estratégica. "Dentro de la familia Cooper, entre la berlina familiar y la casa, la paleta es muy relajada, muy cálida", dice Corenblith. "Después, fuera de ese mundo la saturación se dispara. Es increíble las oportunidades que se tienen en una compañía de videojuegos y una academia de yoga".

Fuera de casa
Cuando la familia estaba junta, el espacio era escaso. Pero según el diseñador de producción, cuando se dividen en sus mundos individuales, los escenarios se disparan. "La madre tiene una escena en una gran librería. El padre visita la compañía de videojuegos más moderna del mundo. Van a una obra escolar. Todos esos sitios a los que va la familia y en los que interactúa son enormes".

En llamas
El equipo utilizó escuelas de Woodland Hills, Long Beach y Pasadena para rodar las escenas en el colegio de secundaria y en el instituto. Arteta recurrió al veterano técnico de efectos especiales J.D. Schwalm para subir la temperatura de la comedia y convertirla en un auténtico laboratorio de química en uno de los campus de la escuela. El veterano Schwalm ("El Tour de los Muppets"), la segunda generación de técnicos de efectos especiales (su padre es Jim Schwalm, otro mago de los efectos para el cine), hace surgir toda su magia de humo y espejos para la escena y afirma: "para no correr ningún riesgo hicimos que la carpeta que sujeta Ed fuera totalmente ignífuga para que no se quemara".

Schwalm y su equipo técnico, incluyendo al coordinador Gintar Repecka, pasaron tres semanas probando varios métodos para lograr el efecto deseado. "Colocamos un poco de propano dentro del portátil que mi equipo controlaba a distancia. Así que cuando Alexander acerca la carpeta a la llama pudiéramos activarlo y que se quemara. Después podíamos apagarlo".

En esa escena hubo un segundo efecto de fuego más dramático. Una vez que se quema el portátil, se da la vuelta y accidentalmente también participó un segundo efecto, el fuego más dramático. Una vez que el cuaderno de Alexander se inflama, se vuelve y accidentalmente prende la tabla periódica. Schwalm dice: "En la película, a Alexander le entra el pánico. Se precipita sobre la tabla periódica en la que habíamos colocado el mismo sistema para que se incendiara. Esta vez, dejamos que la tabla periódica se quemara y desapareciera pasto de las llamas. Teníamos tres tablas e hicimos el efecto tres veces para el [director] Miguel [Arteta]. Colocamos material ignífugo en el techo de la clase para que el edificio no corriera peligro si algo salía mal".

Schwalm y Repecka cogieron la tabla periódica y forramos la parte posterior con tela ignífuga, salvo en un trozo concreto que sería el que se incendiara. Validaron sus planes con el equipo de seguridad de Disney y con el puesto de bomberos local antes de que las cámaras empezaran a rodar.

Además, pidieron a Schwalm y a su equipo que prendieran fuego -literalmente- a los brazos de Carell, durante otro momento muy divertido del literalmente, durante el angustioso día de la familia. La camisa del personaje, un sofisticado diseño pirata del vestuario de juegos de la escuela de su hija, prende fuego en una mesa de parrilla Teppanyaki durante la segunda fase de su entrevista de trabajo. La escena se rodó en un restaurante asiático de Arcadia al este de Pasadena.

"Con el efecto de fuego de Steve no quemamos nada... sólo a Steve", dice Schwalm. "Nos limitamos a ponerle un poco de gel para quemaduras en el brazo. Ardía hasta que el gel se consumía o lo extinguíamos. En la escena, mete los brazos en un acuario de langostas para apagar las llamas".

De vuelta a casa
El entorno también contó con un número poco habitual de miembros del reparto, algunos con plumas, otros con colas y otros con un montón de dientes.

"Nuestra película empieza con una escena en la que conocemos a nuestra familia al final de su segundo día horroroso", explica Corenblith. "Llegan a casa hechos polvo y reaccionan de una forma que no se comprende muy bien hasta que esa llegada se repite cerca del final de la película".

"Su reacción se debe a que hay un cocodrilo en el vestíbulo", continúa diciendo Corenblith. "Seguimos al cocodrilo por la casa y fuera hasta la piscina. El recorrido que hace el cocodrilo desde la puerta de entrada, por la casa, atravesando las puertas acristaladas que dan al jardín hasta meterse directamente en la piscina no se parece a nada de la vida real. Fue uno de los factores más importantes para diseñar esa configuración de la casa".


Alexander da la bienvenida al plató al reparto de cuatro patas
La fiesta temática del final de la película requiere animales australianos

Desde la publicación en 1972 de "Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso", el joven Alexander ha sentido una gran pasión por todo lo que viene de Australia. De hecho pensó en mudarse a Cangurolandia. Así que cuando los realizadores tuvieron que planificar el excitante cumpleaños del personaje, era lógico que pensaran en ese país. "Teníamos un cocodrilo", dice Arteta. "Teníamos cacatúas, una iguana, dos emúes, cuatro canguros y un pequeño ualabí, Winston, que era absolutamente adorable, además de un conejillo de Indias que Alejandro trae a casa para pasar el fin de semana".

Las estrellas no humanas estuvieron bajo la dirección de Mark Forbes, que reconoce que hicieron algunas trampas. "Acabamos con un caimán interpretando el papel de un cocodrilo", dice Forbes. "En realidad el caimán era más grande que el cocodrilo que íbamos a conseguir".

Y el tamaño es importante porque según el guión, el caimán iba a invadir la casa familiar después de su malísimo día.

En la película, son los padres de Alexander los que planean el espectáculo temático para darle una sorpresa en su fiesta de cumpleaños. "Para el día de su cumpleaños, sus padres alquilan una compañía de mascotas de zoo para que monten un zoo temático en el jardín", dice Forbes, que fue el coordinador de animales de la película.

Pero, como indica el título, las cosas no salen como estaban planeadas. "Todo es maravilloso", dice Forbes, "con la única excepción de que hay un cocodrilo en la casa y un canguro anda suelto".

Bueno, eso no es nada.

"En la película, los tipos de las mascotas del zoo no son muy buenos que digamos", dice Forbes. "Así que al principio se produce un pequeño caos ya que los animales se escapan".

Forbes y su equipo planificaron la forma de crear ese caos unos meses antes del inicio del rodaje. Después de reunirse con los realizadores para saber qué animales exigía el guión, tuvieron que hacer su propio casting. Tenían que encontrar a los animales adecuados para encarnar los papeles, desde cacatúas a canguros.

"Dos canguros interpretaron a nuestro héroe mientras otros dos canguros se quedaban en segundo plano", dice Forbes. "El equipo invirtió nueve semanas entrenando a los canguros para que interpretan a un canguro que se escapa por el barrio mientras el padre, que interpreta Steve Carell, emprende una enloquecida persecución para atraparlo".

"El canguro se las hace pasar canutas", continúa diciendo Forbes. "Pasamos un montón de tiempo para que se aclimataran al plató; les llevamos por distintas localizaciones para que se acostumbraran a ver mucha gente y a los equipos. También les hicimos correr saltando de una localización a otra a toque de bocina".

¿Parece fácil, eh? No tanto.

"Fue bastante complicado", dice Forbes. "Los canguros no son los animales más inteligentes del mundo. Están hecho para vivir en manada y comer hierba todo el día. Así que hacerles comprender que tienen que quedarse parados en un sitio y mirar hacia donde les señalas exigió muchísimos ensayos".

"No se entrena a un animal del día a la noche", añade. "Necesitas establecer una relación con el animal. Nada puede sustituir el tiempo que pasas con el animal. Una vez que empiezas a entrenarle de verdad, progresa bastante rápido".

No hubo que entrenar al caimán, dice Forbes. "Si les colocas en un espacio que está abierto y les tocas un poco la cola, normalmente se ponen a andar. Y una vez que empiezan a andar siguen andando. Cuando salía al exterior, sabía dónde estaba la piscina y quería meterse dentro".

El equipo se aseguró que la piscina estuviera a la temperatura adecuada para que el caimán se sintiera cómodo: si estaba demasiado fría, el reptil se dormía; si estaba demasiado caliente, se movía demasiado. "No necesitábamos un caimán hiperactivo en el plató", dice Forbes.

Y añade que todo el reparto humano le gustaban los animales. "Todo el mundo se portó genial, todos fueron muy respetuosos", dice Forbes. "El niño que encarna a Alexander estuvo genial con el conejillo de Indias. Y también con el ualabí. Fue un placer trabajar en esta película".


La música
La banda original presenta canciones originales de The Vamps y de dos de las estrellas de la película, además de música de Christophe Beck

"Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso" llega a los cines con una banda sonora que incluye una canción original en los créditos finales de The Vamps, además de canciones originales de dos de las estrellas de la película, y música de Christophe Beck ("Frozen: El reino del hielo", "Resacón en Las Vegas"). En Estados Unidos, Walt Disney Records pondrá a la venta el EP de seis canciones el 7 de octubre de 2014.

La banda de pop rock británico The Vamps ha compuesto e interpretado la canción "Hurricane" que se escucha en los créditos de fin. El grupo rodó un vídeo musical para la canción que contiene un cameo de Bella Thorne, que encarna a Celia, la novia pija de Anthony, el hermano mayor de Alexander en la película. Se pudo ver un fragmento del vídeo en Disney Channel el 12 de septiembre de 2014 antes del estreno del vídeo completo en VEVO.

Según el director Miguel Arteta, la música de Beck marca el ritmo de la película. "A Chris Beck le encantó la sinceridad de la película en lo que respecta a las dificultades de tener una familia y lo complicado que resulta a veces", dice Arteta. "Aportó un ritmo muy real a toda la película. Cuando la familia empieza a tener problemas, casi se puede oír la música de Chris diciendo '¡Oh noooo!' Transmite perfectamente el caos de forma muy divertida".

Dylan Minnette, que encarna a Anthony en la película, se unió a Braeden Lemasters para componer la canción "Surf Don't Drown", que interpreta la banda de Minette, The Narwhals, y que aparece en la película cuando la familia sale corriendo para llevar a Emily, la hermana, a su función escolar. "Me encantan The Narwhals y 'Surf Don't Drown' era el mensaje perfecto para nuestra película", dice Arteta. "Cuando la mala suerte se cruza en tu camino como si fuera un tsunami, es mejor tener energías suficientes para que no te arrastre".

Kerris Dorsey se dio a conocer en "Moneyball" interpretando la canción acústica "The Show" en la película. Dorsey, que encarna a la hermana mayor Emily en "Alexander", escribió e interpretó la canción "Best Worst Day Ever" junto con su hermana Justine Dorsey. La canción se escucha durante los créditos. "Me gustan muchísimo las voces de Kerris y de Justine", dice Arteta. "Las escuché tocar juntas y quise que estuvieran en la banda sonora. Me encanta la canción que han escrito. Refleja muy bien lo que hay que hacer para superar los malos tiempos".

"Cuando tienes un mal día, te da la impresión de que el destino te señala con el dedo y te aplasta", sigue diciendo Arteta. "Mires donde mires la presión sigue ahí. Queríamos que la música de Alexander transmitiera esa sensación persistente, como si fueras presa de esa pulsación alocada que no va a cesar hasta que la familia supera todos los obstáculos y al final celebra una maravillosa fiesta de cumpleaños para Alexander".

Esta es la lista de canciones del EP:
1.Hurricane escrita e interpretada por The Vamps
2.Best Worst Day Ever escrita e interpretada por Kerris Dorsey y Justine Dorsey
3.We Are The Ones (Own The World) interpretada por Charles William
4.Surf Don't Drown interpretada por The Narwhals
5.Perfect World interpretada por IDK & The Whatevs
6.Suite de "Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day" de Christophe Beck