Cinemanía > Películas > Step up All in > Comentario
Destacado: Danny Boyle dirige 'Yesterday', una película en modo Beatles con Himesh Patel y Ed Sheeran
Step up All in cartel reducido Step up All inDirigida por Trish Sie
¿Qué te parece la película?

STEP UP ALL IN está protagonizada por Ryan Guzman ("Step Up Revolution"), Briana Evigan ("Street Dance"), Misha Gabriel ("Step Up Revolution"), Stephen "tWitch" Boss ("Step Up Revolution", "Step Up 3D"), Izabella Miko ("Furia de Titanes"), Alyson Stoner ("Step Up (Bailando)", "Step Up 3D") y Adam Sevani ("Street Dance", "Step Up 3D", "Step Up Revolution"). El reparto se completa con Mari Koda ("Street Dance", "Step Up 3D", "Step Up Revolution"), David "Kid David" Shreibman ("Step Up 3D", "La batalla del año", "Lemonade Mouth"), Chadd Smith ("Step Up 3D", "Step Up Revolution"), Facundo y Martín Lombard ("Step Up 3D") y Luis Rosado ("Street Dance", "Step Up 3D").

También aparecen Josue "Beastmode" Anthony ("Step Up 3D", "Step Up Revolution"), Tony Bellissimo ("Step Up 3D", "Step Up Revolution"), Bianca Brewton ("Step Up Revolution"), Phillip Chbeeb ("Step Up Revolution"), Marc "Marvelous" Inniss ("Step Up Revolution"), Brandy Lamkin ("Street Dance", "Step Up Revolution") y Nolan Padilla ("Step Up Revolution").

La película está dirigida por Trish Sie ("Not Alone", "Armados y cabreados (God Bless America)"), escrita por John Swetnam ("Evidence") y basada en personajes creados por Duane Adler (franquicia "Step Up"). Los productores son Adam Shankman, p.g.a. (franquicia "Step Up", "Rock of Ages (La era del rock)", "Hairspray"), Jennifer Gibgot, p.g.a. (franquicia "Step Up", "Rock of Ages (La era del rock)", "Hairspray"), Patrick Wachsberger (franquicia "Step Up", "En el valle de Elah") y Erik Feig ("Sr. y Sra. Smith", "Sexy Dance").


Acerca de la producción
En 2006, Jennifer Gibgot y su hermano, Adam Shankman, pusieron en marcha un fenómeno mundial del cine de baile con la primera "Step Up (Bailando)", un romance de hip-hop lleno de energía que emparejaba a un avispado bailarín de break-dance con una ambiciosa bailarina de ballet. Después de aumentar la popularidad internacional de la película con tres nuevas entregas que han definido un nuevo género de películas de baile, los productores de Step Up traen nuevamente su particular combinación de determinación urbana y pericia clásica a STEP UP ALL IN, el capítulo más apasionante de la franquicia hasta la fecha.

Al igual que su predecesor de gran éxito, "Step Up Revolution", STEP UP ALL IN lleva la franquicia en una nueva dirección. Mientras "Revolution" exploraba el mundo de las flash mobs y sus manifestaciones públicas, esta nueva película examina en mayor profundidad la vida de los bailarines profesionales. Shankman, que inició su carrera como bailarín antes de alcanzar el éxito como coreógrafo, director y productor, quería hacer una película sobre las dificultades que conlleva esa vida. "Exploramos cómo es ser un adulto que intenta hacer carrera en este mundo, que es increíblemente complicado, todo ello en un marco de espectáculo y diversión", explica. "Poder tratar con sinceridad algunas de las dificultades que hay que afrontar para triunfar como bailarín fue una experiencia muy satisfactoria. Así que este filme es en ciertos aspectos más personal que los anteriores".

"Esta vez hay mucho más en juego", asegura la productora Gibgot, que, junto con Shankman, ha producido todas las entregas de la serie. "Esta película trata sobre ganarse la vida como bailarín profesional, así que se nos ocurrió una historia que girara en torno a una competición para poder formar parte de un espectáculo de Las Vegas".

Todos los filmes de "Step Up" tienen tanto una gran historia de amor como bailes extraordinarios, y eso es algo que nunca cambiará, según el productor ejecutivo Matthew Smith, de Offspring Entertainment. "Siempre hemos intentado llegar más lejos con lo que se puede hacer con el baile en una película", afirma. "Esta vez, hemos adoptado otro enfoque distinto, al centrarnos en lo que significa ser bailarín y la pasión que hace falta para ello. No se gana mucho dinero, así que, si quieres hacerlo, te tiene que gustar mucho más que cualquier otra cosa en el mundo".

Sean Asa y su equipo, The Mob, se han llevado una desagradable sorpresa con el mundo de los bailarines profesionales desde el final de la última película. Están de mala racha y deciden volverse a Miami. Sean es el único que se queda y tendrá que reunir otro nuevo equipo para intentar alcanzar su sueño.

Con una plantilla completa por llenar, los productores decidieron reunir a los miembros del reparto favoritos del público de cada una de las entregas anteriores. "Uno de los aspectos únicos de esta franquicia es que, en su mayor parte, cada capítulo ha contado con un nuevo grupo de bailarines que tenían su propia historia", explica Gibgot. "Fue muy emocionante poder reunir a todos los favoritos del público en una sola película. La química es verdaderamente fantástica, es como si fuéramos una gran familia".

Los productores se guiaron a la hora de elegir al reparto por la significativa presencia de la franquicia en las redes sociales. "Los fans dejaron claro que querían saber más de sus personajes favoritos de las cuatro películas anteriores", señala Shankman. "Queremos darles a nuestros fans lo que quieren".

La franquicia de "Step Up" tiene por tradición lanzar las carreras de directores de cine innovadores, como Anne Fletcher (que después dirigiría "27 vestidos" y "La proposición"), Jon M. Chu ("G.I. Joe: La venganza") y Scott Speer ("The LXD: The Legion of Extraordinary Dancers"). Para dirigir este nuevo capítulo, los productores ficharon a la directora Trish Sie, cuyos vídeos virales, sobre todo los que creó para el grupo de Los Ángeles OK Go, causaron sensación en Internet.

"Trish es una directora nata", afirma Gibgot. "Cuando la conocimos, quedamos impresionados con lo bien que se expresa y con lo familiarizada que estaba con nuestras películas. Y tiene un gran sentido del humor. Seguro que todo el mundo ha visto su vídeo con las cintas de correr, que es graciosísimo. Le ha dado a la película un gran toque cómico".

Sie pudo imprimir su propio estilo personal a la película sin comprometer la sensibilidad de cultura pop, llena de energía, característica de la franquicia, según Shankman. "Desde el primer momento, Trish quería que la película fuera aún más divertida que las anteriores. Quería mostrar el particular humor y la vis cómica de los actores. Esta vez no todo tiene que ser cuestión de vida o muerte a cada momento".

El productor ejecutivo David Nicksay, veterano de dos entregas anteriores de "Step Up", afirma que Sie lo tiene todo. "Trish aporta una sensibilidad única a la franquicia", opina. "Su asombroso sentido visual nos ayudó a crear secuencias y números de baile preciosos. Fue capaz de ver los puntos fuertes de cada uno de los bailarines y supo aprovecharlos al máximo".

Para Sie, este proyecto representaba la oportunidad de hacer su primera película, con un grupo de productores a los que admiraba desde hacía tiempo. "Uno de los aspectos más emocionantes de este proyecto era la gente", manifiesta la directora. "Adam Shankman también es por sí mismo un director y coreógrafo fantástico. Contar con alguien así como productor era la guinda del pastel. Jennifer creó esta franquicia, conoce a cada personaje, cada una de sus historias, de sus líneas de diálogo. Es una productora inteligente que te brinda todo su apoyo".

Promete que el baile, que es la base del mundo de "Step Up", seguirá deslumbrando con su energía cargada de adrenalina y su gran dimensión. "Es por lo que son conocidas estas películas y hemos llevado el baile a un lugar excelente. Pero le hemos hecho un lavado de cara para darle a este filme un giro nuevo. La historia trata sobre las personas, sobre lo que tienen que pasar para convertirse en bailarines profesionales y cómo aprenden a conectar con la gente que tienen a su alrededor".


Reunión familiar
Colocar a Ryan Guzman, que interpretó por primera vez a Sean Asa en "Step Up Revolution", a la cabeza del reparto de la quinta entrega es la continuación de una larga tradición en el mundo de "Step Up", según Shankman. "Cada nueva película recupera a un personaje de un capítulo anterior para, más o menos, pasar el testigo", observa. "Channing Tatum regresó para la segunda película. Recuperamos a Moose en la tercera y a tWitch en la cuarta. En esta ocasión, Ryan es nuestro punto de contacto para avanzar y conocer a los personajes nuevos, como Chadd y David".

Su estancia en Los Ángeles ha vuelto a Sean un hombre con más mundo. "Esta vez es un poco más complicado", observa Guzman. "Al final de ‘Step Up Revolution’, Sean y The Mob consiguieron un acuerdo con Nike y se trasladaron a Los Ángeles para convertirse en bailarines profesionales. Por desgracia, por entonces no es consciente de lo dura que es esa vida. Las cosas no le han ido bien y tiene que decidir qué es exactamente lo que quiere hacer".

El actor dice que comparte con su personaje su celo por triunfar. "Sean y yo nos parecemos en el sentido de que ambos tenemos que seguir insistiendo hasta que conseguimos un ‘sí’", aporta Guzman. "En este caso, eso significa que tiene que buscarse un nuevo equipo y otro concurso".

Cuando aceptó encabezar el reparto de "Step Up All In", los productores decidieron buscarle a Guzman una pareja que también resultara familiar para los millones de fans de la franquicia. "Tuvimos claro desde el primer momento que queríamos a Ryan como protagonista masculino", recuerda Gibgot. "Para la protagonista femenina, decidimos que Sean encajaría bien con el personaje de Briana Evigan, Andie West, de ‘Street Dance’".

Naturalmente, la historia de amor entre estos dos personajes tan testarudos no se desarrolla sin algún que otro conflicto inicial. Cuando se conocen, saltan chispas y se producen unos roces considerables mientras compiten por el liderazgo del grupo, pero se acaban enamorando a su pesar. "Briana siempre ha sido una de las favoritas de los fans", apunta Shankman. "Tenía el personaje femenino más imponente de las películas anteriores y tenía que ser comparable a Ryan en cuanto a su rebeldía e independencia para poder hacerle frente".

Aunque al principio haya desavenencias entre Sean y Andie porque ambos son líderes natos, Guzman y Evigan enseguida hicieron buenas migas. "Me lo pasé fenomenal trabajando con Briana. Interpretar con una actriz experimentada como ella me proporcionó una energía que fue estupenda para la película".

Habían pasado seis años desde que Evigan protagonizara "Street Dance". En ese tiempo, había concentrado sus energías en la interpretación y se vio gratamente sorprendida cuando los productores le pidieron que volviera a encarnar a la fuerte y rebelde bailarina callejera Andie. "Me puse contentísima", recuerda Evigan. "Siempre me ha intimidado un poco bailar. Resulta difícil sentir que todo el mundo está mirándote, juzgándote, pero, por encima de ello, es mi mayor alivio emocional para conectar conmigo misma".

Una de las razones por las que disfrutó actuando con Guzman es que ninguno de los dos se considera un bailarín profesional, sino que prefieren que los vean como actores que pueden bailar. "Ryan es alucinante", afirma. "Cada día, me impresionaba con su talento y su dedicación. Creo que tenemos una química estupenda y nos lo pasamos estupendamente trabajando juntos. Estábamos a menudo de acuerdo y no dejamos en ningún momento de apoyarnos mutuamente".

Los productores también daban por hecho el regreso de Adam Sevani como Moose, favorito destacado de los fans en tres entregas anteriores de "Step Up". Moose es alegre, encantador y un poco tontorrón, es un chico inteligente que además sabe bailar. Ahora trabaja como ingeniero y vive con la chica de sus sueños, aunque sigue siendo fiel a sus viejos compañeros de equipo.

"Después de ‘Step Up Revolution’, recibimos muchos comentarios de gente que quería más Moose", comenta Gibgot. "Sólo aparecía al final y a los fans les pareció que los dejamos con la miel en los labios al sacarlo tan poco, así que lo convertimos en parte importante de esta historia. Ya habíamos establecido que Moose conoce a Sean y a Andie, así que pudo hacer de catalizador para juntarlos de manera que resultara natural".

Sevani estaba entusiasmado por poder volver a interpretar su papel más característico. "La gente siempre se me acerca y me dice que Moose es una figura icónica de estas películas", aporta el actor. "Yo nunca me había visto así, pero me ha encantado trabajar en estas películas. Los espectadores han desarrollado un profundo vínculo con el personaje, lo que me resulta al mismo tiempo un poco surrealista y verdaderamente genial".

Las películas de "Step Up" siempre han tratado de superar lo que los bailarines habían sido capaces de hacer en las entregas anteriores y en esta ocasión los fans tampoco se sentirán defraudados, asegura. "Hemos elevado aún más el listón, sin duda", comenta el actor. "No creo que ninguna película de baile haya experimentado nunca con elementos como el fuego, el viento y la arena de esta manera".

Entre los restantes intérpretes que regresan a la franquicia se encuentran Misha Gabriel, Stephen "tWitch" Boss, Alyson Stoner, Mari Koda, Chadd "Madd Chadd" Smith, Facundo Lombard, Martín Lombard, Luis Rosado y Christopher Scott.

En "Step Up Revolution", el destacado coreógrafo y bailarín Misha Gabriel interpretaba a Eddy, colíder junto a Sean de los indisciplinados bailarines callejeros que componen The Mob. Gabriel vuelve a meterse encantado en la piel de Eddy, que esta vez comparte el liderazgo del equipo con tWitch.

Como bailarín que ha actuado con grandes superestrellas de la talla de Michael Jackson, Gabriel considera que la forma que tiene la película de presentar la lucha por sobrevivir como bailarín profesional en Los Ángeles es sumamente realista. "Es muy difícil hacer carrera como bailarín. Por mucho que te encante, te encuentras a veces en lo más bajo del escalafón de la industria y el nivel de exigencia al que somete tu cuerpo garantiza que tenga una duración limitada".

Mari Koda, que realiza su tercera aparición en las películas de "Step Up", se ha convertido en una estrella en su Japón natal, así como en los Estados Unidos, interpretando a la extravagante marimacho Jenny Kido. "Crecí bailando en los clubes, pero nunca estudié danza", explica Koda. "Así que me siento completamente como una representación del público. Pero Jenny esta vez es un poco distinta, es más femenina y baila de un modo más sexy, algo nuevo para ella".

STEP UP ALL IN es, en su opinión, la mejor entrega de la saga hasta la fecha. "Ya podía sentirlo antes incluso de empezar a rodar. Esta entrega reúne a todas las estrellas de ‘Step Up’. Sabía que sería algo especial".

Junto con las estrellas de los capítulos anteriores, los productores han incorporado al reparto algunos nuevos descubrimientos, así como favoritos personales, incluido el bailarín de break-dance de talla mundial David "Kid David" Shreibman, Parris Goebel y un par de gemelas que sirven de divertido contrapunto a los gemelos Santiago (interpretados por Facundo y Martín Lombard), que cautivaron a los fans en "Step Up 3D".

"A Trish se le ocurrió la idea de un profesor de baile de salón que en realidad es un bailarín de break-dance asombroso", comenta Gibgot. "No estaba escrito en un primer momento para Kid David, pero encajaba a la perfección. Llevábamos mucho tiempo queriendo contar con él, es un bailarín espectacular y muy divertido. Tiene ese sentido innato del ritmo propio de los bailarines".


Preparados para bailar
Después de disfrutar con los electrizantes números que desafían la ley de la gravedad ideados para STEP UP ALL IN, los espectadores quedarán probablemente estupefactos al descubrir que en la película no hay efectos especiales ni acrobacias realizadas con ayuda de ordenadores, según la directora Trish Sie. La impresionante coreografía está interpretada enteramente en directo ante la cámara.

"El baile es una de las grandes estrellas de la película", agrega. "Los coreógrafos son el equipo de efectos especiales más importante que utilizamos. Crearon números de baile tan sensacionales, intrincados e innovadores que a los espectadores podría costarles creer que son reales".

Los productores querían crear números frescos y originales que permitieran a personajes familiares redefinirse a través del baile, tal como explica Shankman. "El baile no deja de mejorar y mejorar. Es una forma de arte en constante evolución, sobre todo en el mundo urbano y del hip-hop. Tan sólo pedimos que estuviera rodeado de espectáculo, para lo cual el programa de televisión de la trama de la película servía de excelente pretexto".

Su arma secreta fue el coreógrafo Jamal Sims, que ha trabajado para las cinco películas de "Step Up". "Jamal es el tejido conjuntivo que une todas las entregas", opina Nicksay. "Acomete las grandes secuencias y encuentra siempre algo original en cada uno de los números".

Sims y sus cocoreógrafos, Christopher Scott (que también aparece en el filme como el personaje Hair) y Dondraico Johnson se sintieron inspirados por la oportunidad de trabajar con algunos de los bailarines más excepcionales de los capítulos anteriores de "Step Up". "Es un equipo estelar", comenta Sims. "En el final, tenemos a algunos de los mejores bailarines del mundo actuando juntos en una escena. Y no se permitió ego alguno, tan sólo colaboración".

Aunque resulte difícil de creer, los coreógrafos encontraron la inspiración para el explosivo clímax en un lugar nada convencional: Home Depot. "A veces las grandes ideas surgen como resultado de pasos muy pequeños", explica. "Encontramos unos cubos de basura con ruedas en Home Depot que los bailarines acabaron usando en el final. Vimos arena y ventiladores, lo que dio pie a la idea de usar los elementos de la tierra, el aire, el fuego y el agua para el número final de LMNTRIX".

Sims se internó en territorio coreográfico desconocido al incorporar bolas de fuego ardientes en la secuencia, inspirado en parte por un viaje que Briana Evigan había realizado a Hawái. "Vi bailarines de fuego en un luau y me sentí fascinada", recuerda la actriz. "Me pareció que sería un elemento alucinante, así que les mostré un vídeo que grabé. Bailé con dos bailarines profesionales de bolas de fuego en uno de los números más emocionantes de la película y el resultado es verdaderamente fascinante".

El diseño de producción de Devorah Herbert contribuye a elevar unos números de baile ya de por sí increíbles, sobre todo aquellos ambientados en el enorme escenario de tres pisos construido por Herbert para las escenas de competición. En estas emocionantes secuencias, los equipos de baile se enfrentan en el asombroso set de varios pisos abarrotado con cientos de extras animando.

Sie comenta que Herbert y ella sintonizaron a la perfección desde el principio de la preproducción. "Fue como si nos leyéramos la mente", recuerda la directora. "Veíamos las cosas igual. Devorah es increíblemente detallista. Gracias a ella, esta película es visualmente deslumbrante".

El resto del equipo técnico era igualmente extraordinario, en opinión de Sie. "Brian Pearson, el director de fotografía, dio vida a las imágenes. Encuadra los planos casi al instante. Entiende la acción y puede ver el cruce entre el baile y las escenas de acción".

El Cameron Pace Group creó el proceso 3D personalizado de la película. "Inventaron la tecnología de fusión 3D para las películas ‘Avatar’, ‘La invención de Hugo’ y ‘La vida de Pi’", explica Nicksay. "Las cámaras Alexa M último modelo que empleamos son más pequeñas y refinadas que nunca, lo que nos permitió tener mucha más movilidad y flexibilidad en un espacio como The Vortex".

La experiencia de la diseñadora de vestuario Soyon An trabajando en "So You Think You Can Dance" le permitió entender mejor lo que necesitaba la producción. "Era muy importante contratar a alguien que tuviera la experiencia específica de vestir a bailarines", plantea Sie. "Es un mundo completamente distinto. Los bailarines se mueven mucho, sudan mucho y, si se dejan llevar por la emoción, rasgan cosas. Maltratan mucho su ropa, no hay forma de explicarlo, o lo entiendes o no lo entiendes".

An también creó el extraordinario vestuario que usaba en escena la presentadora estilo Lady Gaga de The Vortex, Alexxa Brava (interpretada por la actriz de origen polaco Izabella Miko), incluido el suntuoso vestido con tentáculos de pulpo e innumerables cristales de Swarovski que luce en el final. "Quería hacer algo muy vanguardista y de alta costura", explica la diseñadora. "Estamos en Las Vegas, así que hay que hacerlo todo a lo grande o más vale que te vuelvas a casa".

Con su deslumbrante factura, su apasionante competición, su tierno romance y sus secuencias de baile alucinantes, la quinta entrega de "Step Up" es la más divertida y animada hasta la fecha, según la productora Gibgot, que atribuye el mérito de ello a todos los implicados por dar lo mejor de sí mismos.

"Queremos que la gente salga del cine bailando y cargada de todas esas emociones positivas", señala. "Eso es realmente lo fundamental de estas películas: pura diversión, romance, bailes estupendos y simplemente pasarlo bien durante una hora y cuarenta minutos".

"Si esta película despierta en los espectadores los mismos sentimientos de libertad, entusiasmo y alegría que las otras, estaré encantado", agrega Shankman. "Creo que esta franquicia tiene un lugar muy particular en nuestro panorama cultural y me siento muy orgulloso de formar parte de ella".