Cinemanía > Películas > Dos vidas > Comentario
Destacado: Lady Gaga protagoniza 'La casa Gucci' una película de Ridley Scott
Dos vidas cartel reducido Dos vidas(Zwei leben)
Dirigida por Georg Maas
¿Qué te parece la película?

Seleccionada por Alemania para los Oscar 2014.

"Un thriller absorbente, misterioso y bien interpretado" - New York Times


Notas de producción
DOS VIDAS es la emocionante historia de una mujer cuya felicidad personal se ve en peligro con el colapso del sistema político y, en consecuencia, toda su familia se ve afectada. Juliane Köhler y Liv Ullmann interpretan a madre e hija en esta historia basada en hechos reales. Ken Duken y Sven Nordin interpretan los papeles masculinos. Esta producción germano-noruega se rodó en Bergen (Noruega) y en localizaciones de Colonia, Hamburgo, Lübeck y Leipzig en Alemania. Juliane Köhler y Ken Duken aprendieron noruego única y exclusivamente para interpretar sus personajes.

Lo que era fascinante…
Lo más fascinante del tema era, al principio, la historia en sí misma, extremadamente intrigante y continuamente llevándonos en direcciones inesperadas. Nunca sabes hacia donde se dirige. Justo al comienzo es obvio que en la historia hay un secreto y queremos descubrirlo. Pero solo al final encajan todas las piezas como en un gran puzzle.

Las múltiples capas de los personajes y la complejidad de la historia me fascinó durante años. Los personajes principales de la película son culpables e inocentes a la vez, víctimas y delincuentes, y no consiguen desvincularse del asunto a pesar de su deseo. Viven para encontrar la felicidad en el presente, pero no pueden liberarse de las sombras de su pasado. Este es el drama de su existencia. En el proceso de escritura del guión cada vez me preocupaba más la cuestión de la identidad: Que era verdad, que era mentira, quienes somos y sobre todo, que es lo que yo se del otro.

La novela…
La novela fue el punto de partida, pero después, trabajando con la novelista Hannelore Hippe y junto a mis compañeros Christoph Tölle, Stale Stein Berg y Judith Kaufmann, prácticamente reescribimos la historia desde una perspectiva totalmente distinta. Quizás, que la novela y la película se relacionen a la misma historia pero con personajes y escenas completamente diferentes, no haya ocurrido anteriormente en muchas otras ocasiones.

La investigación…
La investigación fue hecha en su mayor parte por la autora de la novela, Hannelore Hippe, especialmente los aspectos relacionados con la misteriosa muerte en la ciudad noruega de Bergen y el destino de los niños Lebensborn en Noruega y su proceso contra el estado. A todo esto yo añadí el visionado de películas, la lectura de libros, conversaciones con especialistas e investigaciones más profundas, junto a mi coguionista alemán Christoph Tolle, de las historias de los niños Lebensborn en Alemania. Visitamos con ellos algunas zonas de Sajonia para escuchar relatos sobre sus destinos y sus esfuerzos por encontrar a sus madres. Muchas de estas cosas se han incluido en la película, incluso aunque a veces no esté explícitamente narrado, pero se puede ver, por ejemplo, en la mirada de Liv Ullmann. También tuve encuentros con miembros de la Stasi, incluso con el famoso agente Werner Stiller. Hablamos sobre muchos de los detalles de mi historia. Las reuniones con los agentes fueron muy emocionantes. Con uno de ellos incluso acabé montado en su coche sin tener ni idea de lo que tenía en mente hacer conmigo.

Stasi, Nazis, Lebensborn…
Todos estos son temas que ejercen mucha presión y tienen mucha fuerza dentro de la narración. Los nazis hicieron distinción judicial entre judíos y arios, provocando la tragedia que se cuenta en la película. Los noruegos, después, distinguieron entre las mujeres emparentadas con alemanes y las que no lo hicieron, y a las primeras empezaron a considerarlas traidoras. Incluso judicialmente. Los hijos de estas uniones con los alemanes, empezaron a ser vistos como “hijos de la vergüenza” y fueron discriminados. La Stasi hizo uso de todo esto para sus propios propósitos…

La política…
La política en DOS VIDAS reside en el estilo narrativo, además del aspecto fundamentalmente político del tema. Su estructura va en contra de una ideología que tiende a juzgar el comportamiento de otros de una forma determinada. Siguiendo la acción en el cine, nos preguntamos continuamente: ¿qué haría yo en una situación como esta? Pero aquí no hay ni una sola respuesta. En mi opinión, la película es política y quizás también innovadora. Por todo esto también hablo de DOS VIDAS como una película antibelicista.

La motivación…
La motivación que me permite seguir haciendo películas es el esfuerzo de sumergir al espectador en la narrativa e inspirarle para ver algo nuevo o diferente y, por tanto, para hacer nuevas experiencias agradables y abandonarse a una aventura en el sentido más amplio de la palabra. Esto es lo que yo busco cuando voy al cine. Intento hacer películas que representen de algún modo una cierta postura y espíritu que se expresen tanto en la propia historia como en la forma en que la historia está contada.

Ninguno de nosotros…
Este es el título de una canción de Peter Gabriel sobre el que recientemente he hecho un documental. Peter continúa hablando de “nosotros” y de “ellos”. En el momento que empezamos a hacer distinciones judiciales, creamos las bases con las que empezamos a desatar guerras y conflictos armados. Lo que para mí es importante en DOS VIDAS es que la película rompe radicalmente con todo esto. La película está hecha de tal forma que conocemos a Katrine como un personaje turbio. Ella se disfraza al principio y no sabemos que pensar. Nos damos cuenta que tiene un secreto y que quizá nos es del todo inocente. Pero más tarde llega a gustarnos ella y su familia. Esto va y viene a los largo de la película así que continuamos preguntándonos como procesar toda esta información. La narración cinematográfica se ve condicionada por todos estos sucesos. Hay escenas en las que piensas “he visto esto en otras películas. Se exactamente que es lo que va a pasar” pero de repente va en otra dirección. Lo que es de una importancia vital para mí es el viaje que el espectador hace en su mente mediante el cual se sigue cuestionando sus propios juicios de valor.

Sin hacer retratos…
En mi última película “NeuFundLand” también me preocupaba la tendencia de hacer una imagen del otro. Es algo que no podemos evitar. Nuestra percepción se construye de tal forma que básicamente tenemos que categorizar a otras personas, encasillarlas. El mundo sería muy confuso para todos si no hiciésemos esto. Pero este comportamiento es incorrecto. Por este motivo tenemos que estar preparados para corregir nuestras percepciones. Pero no lo hacemos ya que queremos que el mundo sea algo sencillo. Incluso tenemos una tendencia a confundir a los demás con nuestra propia imagen. Cuando alguien hace cosas que no corresponden con la imagen que se tiene de él preferimos darle de lado, rechazarle. DOS VIDAS trata un tema similar. El espectador – de la misma forma que la familia de Katrina – no puede verla como realmente es.

La dramaturgia…
Esto es bastante inusual. Normalmente, como en La Caja de Música de Costa Gavras por ejemplo, el personaje principal de la historia es una persona inocente con la que se puede descubrir la tragedia. Pero aquí Katrine sí que está involucrada en el crimen y tiene gran parte de culpa. Sin embargo, también se muestra su lado amable. En el nivel dramatúrgico la película no se comporta como otras. Uno tiene que estar continuamente reposicionándose con respecto al personaje principal.

El concepto del color…
Este concepto aparece en cooperación con Bader El Hindi (diseño de producción), Judith Kaufmann (fotografía) y Ute Paffendorf (diseño de vestuario). Quería reducir la paleta de color en una o dos tonalidades pero manteniendo toda su calidez. Uno se sentiría más cómodo en las habitaciones en las que la familia vive y sentiría que esta es una familia maravillosa. Incluso conseguirles que la caída de Katrine sea aún más dramática.

Ute y Bader entonces decidieron añadir toques arriesgados de color a las imágenes como el rojo en un cojín o el azul de un jersey o una cortina. Al principio yo me mostré escéptico al respecto pero ahora estoy contento de haberlo hecho.

Generalmente tengo la sensación de que es bueno que los planes vengan unidos a variaciones. Cuando algo está planeado en una mesa y en teoría tiene sentido, aún corre el peligro de que sus días estén contados. Y queríamos tener la mayor naturalidad posible para esta historia tan compleja.


Contexto histórico y hechos reales
DOS VIDAS está basada en hechos reales. El contexto histórico nos remonta al año 1935, cuando el Reichsfuhrer Heinrich Himmler, obsesionado con la pureza racial, fundó una sociedad llamada “Lebensborn e. V” cuya función era seleccionar “miembros de la raza aria” para engendrar hijos que correspondieran con el ideal nazi de ser humano. Cuando la guerra llegó a su fin habían nacido unos 12000 niños Lebensborn, hijos sobre todo de miembros de las SS.

Noruega tenía un rol muy especial en la locura de Himmler. Este creía que como descendientes directos de los vikingos, los noruegos tenían valentía, fortaleza y dureza en sus genes, lo que era ideal para los planes de cría de los germanos.

Tras el fin de la guerra, el típico niño ario de los hogares Lebensborn se había convertido en el “bastardo de las SS” que nadie quería. Muchos Lebensborn se dispersaron en el tumulto post bélico. Y no fue hasta los años 60 en que los últimos niños Lebensborn empezaron a resultar interesantes para las Fuerzas de Seguridad de la Alemania del Este y para la Stasi. Como estos muchachos fueron concebidos en su mayoría en encuentros casuales, era complicado reconstruir sus vidas. Y, debido a que nacieron en Noruega, tenían la doble nacionalidad, por lo que ofrecían biografías más que interesantes para la Stasi, que posteriormente intentó reclutarlos para convertirlos en espías. Pero la Stasi fue aún más lejos: robaron la historia de sus vidas e hicieron de ellos espías selectos a medida, que junto a la leyenda perfecta, fueron enviados furtivamente a la Alemania Occidental. Un caso documentado es el de Heinz Hemple, al que le dieron la identidad del niño Lebensborn Ludwig Bergmann y fue enviado, via Alemania Occidental, como espía a Noruega, donde se reunió con su familia y fue reconocido como su hijo. Mientras que el auténtico Ludwig Bergman no pertenecía a ningún partido y vivía una vida normal en la provincia de Sajonia, el falso trabajó durante más de 20 años como espía en Noruega y más tarde en Alemania Occidental. Poco tiempo antes de desenmascararle en 1983, la Stasi le trajo de vuelta a Alemania del Este y desde entonces, el ex-agente ha vivido y trabajado en Sajonia, no muy lejos del auténtico.

No se sabe cuántos espías de la Alemania del Este con biografías Lebensborn robadas estuvieron circulando por Noruega y Europa Occidental. La mayor parte de los documentos relacionados con espías extranjeros fueron destruidos por la Stasi durante la caída del muro de Berlin. Pero lo cierto es que en Noruega, Alemania y otros países europeos hay todavía agentes con biografías Lebensborn viviendo entre nosotros, desconocidos, y que tienen a alguien con el mismo nombre en algún otro lugar.

Rudi Teichmann


Biofilmografía del director
Georg Maas trabajó durante muchos años como carpintero y con jóvenes sin hogar hasta que empezó a estudiar Dirección de Cine de 1984 a 1991 en la Academia Alemana de Cine y Televisión de Berlín. Desde entonces ha trabajado como guionista y director freelance.

En 1994 participó en diferentes “master class” de dirección llevadas a cabo por Istvan Szabo, Tilda Swinton y Krzysztof Kieslowski en la Academia de Cine Europeo. En 1997 se convirtió en uno de los cofundadores del laboratoirio SRAL de Berlín. En 2003, fue elegido para el programa de desarrollo material “Step by Step” de la Master School Drehbuch, y en 2006 fue elegido para la “master class” del programa europeo EKRAN de la Escuela de Cine Andrzej Wajda en Varsovia.

DOS VIDAS es su segunda película y su tercer trabajo como director. Siempre escribe los guiones de sus películas en colaboración directa con sus socios. Además, ha dirigido un buen número de documentales y trabaja como director de fotografía, guionista y editor. Vive a caballo entre Aquisgrán y Berlin.

DOS VIDAS (2012)
THE BUDDAH WALLA (2010) – Documental
THE REAL WORLD OF PETER GABRIEL (2009) - Documental
NEW FOUND LAND (2003)
Premio del Público Festival Internacional de Cine de Wurzburg
Gran Premio de Génova al Mejor Guión

PATHFINDER (1998) - Documental
ESCAPED (1995) - Documental
THE OTHER UNIVERSE OF KLAUS BEYER (1994) – Documental
Premio al Trabajo en Equipo Festival Filmwinter
Mención Especial del Jurado Festival Internacional de Cine de Bruselas

LEAD A NORMAL LIFE (1988)
10 Ÿ INCH (1987)
Premio del Jurado Festival Internacional de Cine de Breslau

HERE COMES THE SUN (1986)