Cinemanía > Películas > Vacaciones > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine la película de animación 'Del revés 2'
Vacaciones cartel reducidoVacaciones(Vacation)
Dirigida por John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein
¿Qué te parece la película?

Goldstein y Daley ("Cómo acabar con tu jefe", "Lluvia de albóndigas 2") escribieron el guión, basado en los personajes creados por John Hughes. David Dobkin ("El juez", "De boda en boda") y Chris Bender ("Somos los Miller", "Cómo acabar con tu jefe 2") produjeron "Vacaciones", con Marc S. Fischer, Jeff Kleeman, Toby Emmerich, Richard Brener, Samuel J. Brown y Dave Neustadter como productores ejecutivos.

El equipo creativo detrás de las escenas de los directores también incluye al director de fotografía Barry Peterson (las películas de "Comando especial", "Somos los Miller"), el diseñador de producción Barry Robison ("De boda en boda", "Dando la nota"), la montadora Jamie Gross y la diseñadora de vestuario Debra McGuire ("Ted"). La música corre a cargo de Mark Mothersbaugh.


RUSTY
Chicos, tengo buenas noticias.
Nos vamos los cuatro de viaje.

DEBBIE
¡¡¿A París?!!

RUSTY
Mucho mejor. ¡Walley World!


Ah, el verano. Esos idílicos meses entre el Memorial Day y el Día del Trabajo cuando los niños no tienen colegio y mamá y papá pueden pasar preciosos momentos con ellos, todos juntos. Todo el mundo tiene buenos recuerdos de esas vacaciones en familia, algunas agradables y otras… no tanto. Como suele suceder con las bodas, reuniones o funerales, nunca salen según lo previsto. Y a veces salen mal. Horriblemente… terriblemente… mal.

Famosos por sus percances recreativos, los Griswold, la familia de vacaciones por antonomasia, están en la carretera otra vez en "Vacaciones". Esta vez, Rusty Griswold es ya adulto y está en el asiento del conductor y, junto con su esposa e hijos, supera los límites más que nunca.

Los Griswold llegaron a las pantallas por primera vez hace más de tres décadas con la clásica comedia "Las vacaciones de una chiflada familia americana", consiguiendo audiencias memorables de los desastres que les pueden pasar a una familia en un viaje por el país. Llegar a Walley World, el destino de aventuras favorito de América, fue un divertidísimo lío para Clark Griswold, su mujer, Ellen, y sus contestatarios niños Rusty and Audrey. Fue también un viaje inolvidable para espectadores de todo el mundo y se convirtió en un gran éxito de taquilla. A lo largo de los años, los Griswold nos llevaron a "Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana", a "Vacaciones en Las Vegas", e incluso compartieron "¡Socorro, ya es Navidad!" con nosotros, convirtiéndose en parte de nuestro tejido cultural.

Y ahora han vuelto. Un poco mayores, no tan sabios. Ed Helms encarna a Rusty Griswold, tomando el relevo de las vacaciones de su padre, Clark, decidido a llevar a su familia al ahora más grande y mejorado parque temático Walley World y a meterse en situaciones incluso más extravagantes en el camino.

Los guionistas de "Cómo acabar con tu jefe", Jonathan Goldstein y John Francis Daley, han escrito y dirigido "Vacaciones", y esta película ha constituido también su debut como directores de largometrajes. Ambos son fans acérrimos de la saga cinematográfica, sobre todo de la primera película.

"Nos encanta ‘Las vacaciones de una chiflada familia americana’; es legendaria", asegura Goldstein. "Queríamos que nuestro trabajo en "Vacaciones" gustara a la gente que conoce y a la que le encanta la original, pero también a aquellos que no están familiarizados con ella".

Daley coincide. "Era importante para la nueva película que fuera capaz de valer por sí misma sin dejar de homenajear a su clásico predecesor".

"El guión era muy gracioso, contemporáneo, fresco y original, pero en consonancia con los valores cómicos de la película original", afirma Helms, encantado de unirse a la familia. "Fue más que una apasionante oportunidad creativa. Por lo que a mí respecta Chevy Chase y Beverly D’Angelo son la realeza de la comedia, y es un privilegio existir no solo en el mismo universo en el surgieron como los Griswold, sino estar realmente en esta película con ellos".

Christina Applegate encarna a Debbie Griswold, una chica muy popular en su hermandad universitaria que se casó con Rusty. A Applegate también le entusiasmó continuar el legado de "Vacaciones". "Soy una enorme fan de los Griswold y su saga. Todos nos subimos a bordo por lo que Beverly y Chevy crearon", dice Applegate. También se sintió atraída por lo que describe como "ingenio agudo" de los directores. "Es ingenioso e inteligente y, sin embargo, son capaces de escribir con el corazón. No puede ser todo mordaz; tiene que haber un toque emocional y ahí estaba, entretejido entre la comedia loca y las desgracias. Eso fue un gran aliciente para mí".

Los instintos de Goldstein y Daley convencieron a Chase y D’Angelo para transformarse en los conocidos personajes una vez más. Contar con la presencia de los que lo empezaron todo en "Vacaciones" ha merecido la pena para todos. "Ha sido un sueño convertido en realidad. Hemos sido admiradores durante todo el tiempo que hemos estado dirigiendo", dice Goldstein sonriendo.

Chase, que regresa como uno de los padres más conocidos —y chiflados—de la pantalla, ahora abuelo, reflexiona: "Hay algo en el optimismo de los Griswold con el que es fácil identificarse. A pesar de que todo lo que podía ir mal ha ido mal, ellos van a llegar a Walley World o donde sea, y ahí es cuando todo saldrá bien. Por supuesto, esto no es así, pero de eso se trata, de querer que todo salga bien, y son esos pequeños momentos cómicos a lo largo del camino los que realmente hacen que merezca la pena el viaje. Me encantó el guión y la manera de llevar las cosas de John y Jonathan, y me sentí halagado de ser invitado", continúa. "Creo que "Vacaciones" hará reír mucho a la gente".

D’Angelo, que regresa como Ellen Griwsold, recuerda: "Se convirtió en una especie de fenómeno que en realidad nunca ha desaparecido. Simplemente creo que hay algo en Clark Griswold que tocó la fibra sensible de la gente, hacer un sueño realidad contra todo pronóstico. De alguna manera creo que las vacaciones de la familia Griswold encarnan eso".

Ella continúa: "Cuando me dieron el guión final, comencé a sonreír en la página tres. Llamé a Chevy y le dije ‘Lo han clavado. Es divertida, realmente divertida’. Además es un equipo estupendo, los directores, los productores, Ed y la encantadora Christina, es un reparto increíble. Es genial formar parte de esto".

Los productores David Dobkin y Chris Bender se han unido a la conversación sobre una saga de películas a la que tienen un gran afecto y están entusiasmados con la reverencia que Goldstein y Daley tienen por la película original.

"Al haber trabajado antes con Jonathan y John como escritores de comedia, sabía que su voz y su humor eran una gran elección para el mundo de los Griswold", añade Bender, quien dice haber visto las películas más veces de las que puede contar. "El guión superó mis expectativas, captando su tono de comedia específico. Dirigirlo era una necesidad".

Dobkin cuenta, "Pocas comedias resisten el paso del tiempo de la forma que esta película lo hace. Y el listón está muy alto. Si no fuera por el extraordinario guión que Jonathan y John han escrito, la nueva "Vacaciones" nunca habría existido. Estaba claro que tenían la intención de llevarlo hasta el final—y lo llevaron como directores también, a lo grande, como profesionales experimentados".

Preservando la querida tradición Griswold, Goldstein y Daley se aseguraron de que el mismo ADN de Griswold, propenso a los accidentes, estuviera al volante de la comedia. "Rusty ha heredado esa maldición familiar del desastre que les sigue en sus vacaciones", explica Daley. "Se ha metido en el pellejo de su padre, con la firme decisión de Clark de llegar allí y divertirse, cueste lo que cueste, maldita sea".

Completan el reparto Skyler Gisondo y Steele Stebbins como los hijos de Rusty, James and Kevin; Chris Hemsworth en el papel de Stone Crandall, el irritantemente exitoso cuñado de Rusty; Leslie Mann ("No hay dos sin tres") como la mujer de Stone y hermana de Rusty, Audrey. Siguiendo la tradición de "Vacaciones", una gran cantidad de personajes memorables aparecen en el viaje y multitud de actores firmaron un contrato para los cameos, incluyendo Ron Livingston, Keegan-Michael Key, Regina Hall, Charlie Day, Michael Peña, Kaitlin Olson, Norman Reedus, la modelo de trajes de baño de la revista Sports Illustrated Hannah Davis y Colin Hanks por nombrar algunos.

"No puedo creer que consiguiésemos que todos esos actores vinieran a rodar con nosotros", dice Daley. "Queríamos hacer justicia a los Griswold y verdaderamente tuvimos un elenco impresionante para hacerlo".

"Es como si te dieran las llaves del coche de tu padre", dice Goldstein. "Es emocionante sacarlo para dar una vuelta".

Hablando de coches, Truckster, la camioneta reina de la familia de Clark, tiene una nueva y brillante competencia. Hay un nuevo vehículo para el viaje de los Griswolds. La Tartan Prancer, una furgoneta de ficción con más parafernalia—y botones confusos—de los que imaginaba Rusty cuando la alquiló.

Abrochaos los cinturones. Va a ser un viaje salvaje…


RUSTY GRISWOLD
Sólo pensé que podríamos cantar Seal juntos,
como hacen las familias normales.


Rusty pudo haber llegado a Europa cuando era adolescente, pero ahora su viaje en avión sólo le lleva entre South Bend y Chicago, pilotando un vuelo de 18 minutos cada día en una aerolínea de bajo coste. Pero ¿quién necesita un uniforme más llamativo o atractivas azafatas cuando tienes una vida de clase media perfecta con tu mujer y tus hijos esperandote felizmente al final de cada día? ¿Y quién necesita París cuando a tu familia le encanta tu destino anual de vacaciones en una cabaña en Michigan, donde se lo pasan bomba, como en las vacaciones en familia que tenías cuando eras niño?

Esa esperanza eterna es un rasgo Griswold y fue el trampolín para crear un Rusty adulto completamente nuevo. Daley observa: "Tratamos de empaparle de la actitud positiva tenaz de Clark, pero hay una diferencia también. Rusty tiene sus propias cualidades entrañables, incluyendo una inocencia como padre que le hace meterse en camisas de once varas. Él no va a los mismos lugares oscuros a los que Clark podría ir".

Goldstein añade: "La rica y humorística historia familiar de Rusty está ahí, pero fue genial ser capaces de escribir cómo lo imaginábamos como adulto".

Y todos estuvieron de acuerdo en que Ed Helms era la mejor opción para lograr esa transición y llevar a los Griswold al siglo 21. "En la creación de un sucesor de los viajes de Clark y Ellen, sabíamos que Ed era perfecto para tomar las riendas. En la secuencia con Chevy y Ed, te crees que son verdaderamente padre e hijo, Rusty había heredado ese famoso optimismo Griswold", dice Bender.

Chase reconoce, "Me encantó el Rusty de Ed y cómo él es como Clark en muchos sentidos. Ed fue estupendo y nos divertimos mucho".

Helms respondió de inmediato al personaje, intrigado de que "Vacaciones" no fuese un re-make, sino más bien una continuación. "Es un honor hacer el papel", dice. "Me encanta que Rusty sea ahora el padre. Estaba super emocionado por actuar porque, aunque tantos actores lo retrataron como un adolescente, el Rusty adulto no ha existido nunca antes. Ví a este personaje como un ser humano completamente formado que está mucho más allá de sus años de adolescencia. Creo que, siendo realistas, los adultos son diferentes a las versiones adolescentes de nosotros mismos. Así que fue emocionante hacer borrón y cuenta nueva".

Dobkin asegura: "Ed puede moverse sin problemas entre el trabajo emocional y la comedia, y siempre sabe dónde está el punto óptimo de la escena".

Aunque tiene espacio para desempeñar su papel, Rusty es sin duda el hijo de su padre.

"De tal palo tal astilla", afirma Helms. "Él no se está esforzando para lograr la excelencia, pero es un padre muy sincero y entusiasta. Está dispuesto a luchar para hacer lo correcto cuando las cosas van mal y para asegurarse de que su familia se divierta frente a todas las ridículas probabilidades. Ni siquiera importa si realmente se están divirtiendo, siempre y cuando sonrían y digan que lo están haciendo. Eso es casi suficiente para Rusty y creo que es algo que heredó de Clark Griswold—también hay una muy insalubre, pero graciosa, negación en Rusty".

Goldstein observa: "Rusty tiene la idea de que su familia es mucho más funcional de lo que realmente es. Cree que salva el día cada vez que llega a casa y hay una pelea entre sus hijos. Piensa que su mujer es tan feliz como el día en que se casaron".

De hecho, los niños no lo admiran realmente. Y su mujer no es tan feliz.

Describiendo los desequilibrados lazos matrimoniales, Helms explica "Debbie es una gran victoria para Rusty, ha conseguido una gran mujer. Está bastante claro que Rusty se enamoró e hizo la pregunta bastante rápido, porque sentía en cierta manera que ella estaba fuera de su alcance y podría desaparecer, así que tuvo que asegurarse".

Applegate pasó unos momentos fantásticos como la mejor mitad de Helm en pantalla. "Fue imposible que no nos devorase la representación de Rusty que hizo Ed; esa inocencia y alegría infantil era contagiosa y fue maravilloso verlo. Ed nos mantuvo a flote, tanto a nuestros personajes de ficción como a nosotros, los actores. Es estupendo; nos dio la clave y le seguimos."

"Una vez empezamos a rodar, Christina y Ed tuvieron esa química que esperábamos. Simplemente conectaron", recuerda Bender. "Sabíamos que había algo especial".

Helms dice de su compañera de reparto: "Christina es una de las personas más adorables que he conocido. Ella es la Debbie perfecta y aportó una dinámica estupenda a la relación entre Rusty y Debbie. Fue un proceso maravilloso, un verdadero esfuerzo mutuo hasta llegar a la carcajada. Es una profesional, tiene unos instintos marcados y sabe como crear un momento divertido que a lo mejor no tenía comedia de por sí".

Antes de Rusty, Debbie fue a la universidad, consiguió un Máster, tenía planes… e incluso fue una chica algo rebelde. Luego se casó y tuvo hijos y las cosas cambiaron. Applegate sugiere: "Probablemente ella necesitaba un Rusty, es cómodo para ella. Pero incluso si te sientes cómodo y feliz, llega un momento en el que ves a tus hijos crecer y ya no te necesitan tanto como antes, y quieres volver atrás. Ahí es donde está Debbie. Me gusta el hecho de que ella no fuera creada como la típica mujer comprensiva. Me encanta que tenga agallas y una boca y opinión. Ya sabes, no se deja simplemente llevar. Tiene personalidad".

Ella también tiene un secreto que precede a Rusty. Y que le va a impresionar.

"No puedo decir suficientes cosas buenas de Christina. Simplemente hace que las cosas sucedan", dice Goldstein. "Al principio, no sabíamos realmente qué esperar; ninguno de nosotros la conocía y era muy tímida y de voz suave y no estaba claro cómo iba a interpretar a Debbie. Luego, cuando tuvimos nuestra primera lectura, de repente se transformó en este personaje loco y alegre. Le daríamos el guión y ella haría que todo funcionara".

Mientras Rusty está pilotando aviones, felizmente ignorante sobre el estado de su familia, Clark y Ellen Griswold están al cargo de un bed and breakfast en San Francisco. Chase y D’Angelo estaban encantados de desempeñar su notorio dúo en pantalla de nuevo.

"No hay nadie como Clark. Sigue estando loco", admite Chase. "Clark es un tipo mediocre al que le gustaría pensar que es mejor que eso. Es un personaje en el que me puedo meter, pero no lo haría sin Beverly, claro. Ella es como una segunda esposa, está ahí todo el tiempo y molesta a mi esposa. Y me molesta a mí y yo a ella. Hay muchas molestias", se ríe.

"Tuvimos química desde el momento en que nos conocimos, una rara y divertida conexión que nos permite meternos fácilmente en los personajes de Clark y Ellen", coincide D’Angelo. "No sé cómo pasa, simplemente pasa. Nos entendemos, o al menos yo le entiendo", ella sonríe. "Y es genial ver que Christina y Ed tienen esa conexión indefinible también—su propia magia en el mundo Griswold".

Applegate comparte, "Soy una gran admiradora de D’Angelo. Quería ser Beverly D’Angelo desde el momento en que la vi en "Hair" cuando era una niña. Y luego, por supuesto, crecí viendo a Chevy y todo lo que ha hecho. Así que poder estar en una escena de cena con los dos fue una de mis mayores alegrías. Estuvo muy bien".

"Chevy ha sido una gran influencia durante toda mi vida", dice Helms. "Hago lo que hago en parte por Chevy Chase, así que tenerlo a él y a Beverly fue una alegría y una gran validación de todo el proyecto para mí".

Mientras Rusty es un piloto regional en una aerolínea sin nombre, su cuñado, Stone Crandall, es un popular meteorólogo al que le ha ido muy bien y está en la cúspide del éxito, con el rancho y el ganado y juguetes de hombres para probarlo. Y en cuanto el viaje se sale de control, Rusty y su familia se ven en su puerta.

Para encontrar al hombre perfecto que es Stone Crandall, los realizadores se fijaron en los dioses, o al menos en uno de ellos. Chris Hemsworth, que salvó el mundo como la mítica figura de Thor, estaba entusiasmado por subir a bordo. "Crecí con las películas de ‘Vacaciones’ como la mayoría de gente de mi edad, así que estaba metido en ello", dice Hemsworth. "Pero esto también era una oportunidad para hacer algo diferente. Me encantó el guión, el personaje y el reparto. Era pan comido. Sabía que iba a ser una pasada".

Hemsworth describe su personaje como "un hombre del tiempo cursi, un poco cretino con algunos puntos de vista anticuados. Se escabulle haciendo y diciendo muchas barbaridades porque es encantador y en cierto modo le perdonas".

Aunque Hemsworth es conocido como un actor dramático, fue lanzado a la comedia profunda junto con el resto del elenco de veteranos.

"Fue asombroso. Muy gracioso y agradable", remarca Daley. "Ya sabes, quieres odiar a un chico así de guapo pero todos tuvimos un flechazo y solo queríamos estar a su alrededor".

Hemsworth describe la relación de Stone con su mujer, Audrey, como "tremendamente sexual, creo. Es probablemente la única cosa que tienen en común o en la que están de acuerdo".

Y eso no es lo único tremendo. Incluso más grande que su ego son las joyas de la familia. Resulta que Stone Crandall está extraordinariamente bien dotado. Desafortunadamente, tener la perfección natural de su cuñado literalmente delante de su cara solo empeora las cosas para Rusty, que, en sus relaciones con Stone, siempre está usando una vara de medir… Lo cual lleva a una de las escenas más extravagantes de la película.

Leslie Mann interpreta a la mujer de Stone, la hermana adulta de Rusty, Audrey. Ella no solo había colaborado anteriormente con Dobkin sino que conocía a Daley desde que era un actor adolescente en "Freaks and Geeks."

Daley observa: "Audrey ve el mundo con ojos más realistas que Rusty; sin embargo, al mismo tiempo, está completamente en su mundo. Hay diferentes niveles de oscuridad en la cabeza de Audrey que Leslie representó estupendamente. Es increíble."

Skyler Gisondo y Steele Stebbins son las incorporaciones más jóvenes al árbol familiar de los Griswold. Miles de niños de todo el país y en Vancouver asistieron a la audición para los papeles de los hijos de Rusty y Debbie, que no podían ser más diferentes—o crear más alboroto en el asiento trasero. "Tenemos suerte de tener dos increíbles jóvenes actores", dice Goldstein. "Son sumamente buenos".

Gisondo interpreta al hijo mayor de Rusty, James. "Siempre he sido un cinéfilo, así que me he visto todas las películas de ‘Vacaciones’ y me encantan los Griswolds", dice.

James puede ser mayor y mucho más alto pero nunca tiene la sartén por el mango con su hermano menor, más fuerte y odioso. Gisondo cuenta: "A James le gustan mucho los libros y es muy torpe con las chicas. Su hermano pequeño, que es más bajo que él y que probablemente pesa cerca de 45 kilos menos, se aprovecha totalmente de él".

Gisondo reconoce que es el más joven de su familia y pasó por situaciones similares cuando era niño. "Estaba muy familiarizado con ambas posiciones", comenta.

Stebbins interpreta a Kevin, el hermano menor. "Es impresionante, todo el mundo sabe quienes son los Griswold; todo el mundo ha visto las películas de ‘Vacaciones’, incluyéndome a mí. El guión me hizo reír a carcajadas, además el reparto era genial", dice. La pequeña estatura de Stebbins al lado de James no es la única cosa que hace extravagante al personaje. "Kevin dice… muchas palabrotas. Mangonea a su hermano mayor y le pega por todo. James es sensible; obviamente, Kevin no. Es divertido interpretar a un idiota", sonríe Stebbins.

"La única razón por la que Kevin puede escapar diciendo las cosas que dice en la película es que también es muy simpático. Y ese es Steele Stebbins", dice Daley.

Día a día, Kevin acosa a James y el enfrentamiento solo alimenta el caos del ya caótico viaje. "James probablemente tiene más de Rusty en él que de Debbie. Kevin es un miserable con la boca sucia y tiene más de Debbie en él", observa Applegate.

Aunque lo intenten, Rusty y Debbie no pueden mantener la paz. Pero el viaje sin duda tiene algunos inesperados y desternillantes problemas reservados para ambos chicos. "Skyler y Steele realmente supieron crear la relación de Kevin y James", reconoce Goldstein. "Y créeme, grandes sorpresas les esperan a los dos chicos Griswold".

"Skyler y Steele son personas inteligentes, profesionales, asombrosos, con talento y me alegraron el día. Me alegro de haber trabajado con ellos", comparte Applegate.

Gisondo y Stebbins conectaron con sus padres ficticios inmediatamente. No era raro para Helms hacerles muecas cuando estaban en primeros planos.

Helms revela: "Christina y yo también nos hicimos extrañamente sobreprotectores. Estos niños son simplemente mágicos. Son dulces, inteligentes, tranquilos e increíblemente buenos actores; son como pequeños genios robots de la comedia. Bum, ellos lo hacen y lo hacen más divertido de como imaginabas que iba a ser. Fue un auténtico placer trabajar con ellos".

"Realmente se fundieron como una familia. Ellos son los Griswold", dice Dobkin.

En todos estos años llevando a su familia a la misma cabaña en Cheboygan, —o Cheboring (por lo aburrido que era) tal y como Debbie y sus hijos lo apodaron— Rusty ignoraba felizmente que ellos preferírian estar en cualquier otro lugar. Sin embargo, cuando mira las fotos de sus vacaciones se da cuenta de que Debbie sonríe un poco menos en cada foto. Rusty, al igual que se mide con respecto a su cuñado, mide también la felicidad de su familia y de su matrimonio por cuánto se divierten en las vacaciones.

Solo hay una solución: sorprenderles con el mismo viaje al que fue 30 años antes con su madre y su padre y Audrey… a Walley World. Daley dice: "Rusty cree que si puede repetir eso, todo le irá bien a la familia Griswold".

Por desgracia, Rusty tiene memoria selectiva. Ha borrado todas las cosas terribles que sucedieron y solo recuerda la unión familiar. "Ese es el primer error de Rusty", dice Goldstein.

El segundo es alquilar la Tartan Prancer para llegar hasta allí.


RUSTY
Este es el Tartan Prancer. Es fenomenal.

KEVIN
¿Qué hacen todos estos botones?

RUSTY
Ni idea. Pero lo averiguaremos.


Uno de las robaescenas de "Vacaciones" es el Tartan Prancer. Los cineastas lo pasaron de maravilla diseñando el coche de ficción para la famosa familia Griswold.

"Barajamos muchos nombres para el Prancer", recuerda Goldstein. "Iba a ser Squirt, creo. Había algunos bastante ofensivos". Mientras seguían por ese camino, la inspiración de los escritores/directores para la Tartan Prancer fue un vehículo simétrico—que parece tener dos extremos delanteros.

"Es absurdo y ridículo. No sabes si está yendo o viniendo", ríe Goldstein.

"Algo así como los Griswolds de vacaciones", añade Daley.

Trabajaron en estrecha colaboración con el diseñador de producción Barry Robison y el departamento de arte así como con Dobkin y Bender y el resto del equipo creativo a través de numerosos intentos del Prancer hasta que tuvieron el vehículo perfecto para las vacaciones.

El departamento de arte dejó la fabricación real del coche en manos de Dennis McCarthy y su equipo. Consiguieron cinco Toyota Previa de 1995, y la transformación comenzó. Primero esculpieron la parte frontal, la parte trasera y los moldes laterales de fibra de vidrio que montaron luego en los Previa. Dado que el Previa no es un coche de cuatro puertas, comenzó una búsqueda de uno con cuatro puertas laterales. Tras una extensa búsqueda, finalmente fueron localizados en Inglaterra y enviados a EE.UU. Entonces, las puertas de ambos lados del coche fueron convertidas en puertas "suicidas".

Añadieron también la hoja metálica del revestimiento para eliminar las líneas de la carrocería del Previa. Crearon una maqueta de arcilla para construir un molde para la nariz y cola de fibra de vidrio. Utilizaron faros de Land Rover en la parte trasera y delantera y, además de los retrovisores habituales, instalaron dos espejos laterales inexplicables—para reflejar la carretera por delante. Porque nunca se sabe cuándo vas a necesitar esos ángulos.

También se añadieron limpiaparabrisas en la parte trasera iguales que los de delante. Además, crearon unas rejillas tanto en la parte frontal como en la posterior que, cuando se abren, dejan ver unos largos cables con enchufes para el motor híbrido. Pero no es un enchufe normal y corriente. Una de las clavijas en un sacacorchos. Otra ventaja: el cable largo se supone que se retrae automáticamente.

La parafernalia no acaba aquí.

¿Qué hay de esos portavasos exteriores? Y luego está la puerta con protección para lesiones, que Rusty muestra a su familia—o eso intenta— antes de meterse en el coche.

Algo que necesita su propio manual de instrucciones es el llavero multifunción del Prancer, que tiene iconos que son tan desconcertantes que Rusty no tiene ni idea de cómo se correlacionan con las funciones reales del vehículo. Pero está bastante seguro de que no pulsará el que se parece a una esvástica. A parte de lo obvio—un faro, un claxon, cerraduras abierta y cerrada, una escotilla abierta y un enchufe—las opciones más absurdas incluyen un cohete, un conejo corriendo, un sombrero de copa, un tapacubos, una hoja y un coche desviándose; las frases "Paç fat!" y "Të dua"; los números 2 y 1; letras al azar NJ, dh, Ç, y ë; y tres botones solo con puntos. Ah, y una magdalena. Digamos que puede que Rusty quiera evitar pulsar ese también.

"Intentamos que los botones fueran lo más aleatorios posibles. Pensamos en los primeros objetos que se nos ocurrieron. En cierto modo, es una mirada hacia nuestro subconsciente", dice Daley bromeando.

Hay botones aún más confusos en el interior del Prancer. La ignición dice shkoni, que significa realmente "ir" en albanés. Pero eso es lo más sencillo. Algunos están relacionados con los aparatos importantes. El resto son iconos aleatorios, incluyendo una batería, rayo, tijeras, pájaro cantando, bicicleta, cuchillo y conjunto de tenedores, y barco velero, por nombrar solo unos pocos. Y además hay botones completamente en blanco. Buena suerte con eso.

Goldstein explica: "Queríamos que todos los iconos e indicadores fueran lo más confusos e inescrutables dentro de lo posible. Uno de mis favoritos es el botón de control de temperatura que pasa de azul a morado. ¿Qué es más frio, azul o morado?"

Más abajo hay otro panel con tres grandes botones que parecen ir a la derecha o a la izquierda y que, a primera vista parecen controles de aire. Un examen más cercano revela figuras de palitos en una progresión de modos de acción: dar un puñetazo, golpear hacia atrás, medio arrodillado y caer de espaldas. Encima de estos dos paneles hay un navegador GPS multilingüe. En la película, lo que comienza como una voz femenina amable y calmada en ingles acaba siendo una diatriba coreana enfadada que los Griswolds no pueden entender.

El volante y su consola tienen su propio conjunto de botones misteriosos: hay siete en el volante, pero solo dos están marcados para indicar para qué sirven: control de crucero y control de costa. En la consola, el velocímetro está flanqueado por dos luces rojas de aviso así como por dos indicadores de combustible a la izquierda e indicadores de agua y RPM a la derecha. El Prancer tiene dos depósitos de combustible con un pequeño fallo: cuando aprietas el acelerador, el velocímetro no es el único indicador que se mueve rápido: el indicador de combustible baja en sincronía con él.

Y la guinda del pastel está a la derecha del panel del GPS. Además de la radio AM, el Prancer tiene un intercomunicador por radio que sale de un fondo oculto de moqueta en el salpicadero.

El departamento de arte suministró el diseño del interior del Tartan Prancer, que construyó el equipo de efectos especiales. Goldstein y Daley estuvieron muy ocupados con los detalles del interior, incluyendo seis ceniceros, encendedores de cigarrillos delantero y trasero y tapicería y colores del interior genuinos. Hay un poco de todo: reposacabezas de pana dura, salpicadero de

vinilo de Brentano y de vinilo metálico, reposabrazos de vinilo de Brentano y una mezcla de decoración de tela en azul con tejido azul y en forma de diamantes para los asientos delanteros y los traseros.

El punto fuerte es un asiento del conductor que gira, que puede ser divertido… si estás en un parque de atracciones. Sin embargo, puede presentar algunos problemas si estás en la autopista. Para conseguir esto en la película, partes del interior del coche fueron retiradas y el asiento trasero se movió aproximadamente 30 centímetros hacia atrás. El equipo de efectos especiales insertó un asiento tipo barco motorizado y el respaldo del asiento del conductor real se sujetó separadamente a la espalda de Helm como un chaleco, de manera que, cuando el motor estaba encendido parecía que todo el asiendo del conductor se movía describiendo un círculo completo.

Una vez construidos los Prancer básicos, el equipo de efectos especiales realizó otras modificaciones para rodar a los especialistas, como cortar los parachoques de los Prancer y sujetar un parachoques de caucho especialmente construido con fuertes imanes con el fin de que se pudieran desenganchar para dejar caer el parachoques.

Una de las escenas más complicadas que implicó al Prancer requirió construir una sólida plataforma que rodeaba al Prancer para que pudiera girar como en un asador. Todos los actores fueron sujetados con correas dentro del Prancer que estaba dentro de la plataforma y se hacia girar el vehículo. Esto se rodó con el fondo de una pantalla verde y los elementos que flotaban en el aire alrededor fueron añadidos posteriormente en posproducción.

De hecho, los actores pasaron una buena cantidad de tiempo del rodaje dentro del coche en el estudio insonorizado. En lugar de "ese olor a coche nuevo", el olor era más bien a gasolina. Los actores estaban siempre quedándose atascados en el coche. Se atascaba una puerta o no funcionaba una manilla. Los chicos tenían que subirse encima de Helms y Applegate desde atrás para salir. A veces, los atores tenían que gatear a través del parabrisas.

"El Prancer es el regalo que continúa rindiendo", dice Helms.

"Pero nos hizo unirnos—o querer matarnos—como los Griswold", dice Applegate riendo.

El rodaje del coche girando fue realizado para una escena de persecución en la que el Prancer sortea el tráfico para escapar de un semirremolque que parece estar persiguiéndoles de sitio en sitio. Es ahí donde Rusty canaliza su Vin Diesel interno. Un tercer Prancer—un Previa de serie que tenía ruedas y neumáticos iguales que los del Prancer—fue lanzado desde un dique hasta el pavimento. Se construyeron rampas para hacer saltar el vehículo y se incorporaron efectos visuales para efectuar el seguimiento de la carrocería para modificarla digitalmente más tarde para que pareciera el Prancer real. Para otra escena básica que incorporaba pirotecnia, se utilizó el "Prancer que se quema", que solo consta de un casco.

La creciente inclinación del Prancer a medida que los Griswold se meten en más líos fue diseñada por el departamento de arte y después implantada por los equipos de transporte y efectos especiales de la película.

Aparte del Prancer, también aparece la vieja Truckster Wagon Queen Family de Clark. "Pensé que el público querría ver el antiguo coche de los Griswold", dice Goldstein. "Y lo pusimos".

Chevy Chase admite que, al reunirse con su antiguo coche, "me emocioné cuando lo vi de nuevo. Pero el color es igual de espantoso que como lo recuerdo".

El Truckster utilizado en la película pertenece a una familia en Georgia—llamada realmente los Griswold—que construyeron una réplica del coche original de "Vacaciones" y se lo llevaron durante unas vacaciones familiares a los lugares de Norteamérica que visitó la familia. Estuvieron encantados de prestárselo a los realizadores de la película.

Los realizadores admiten que, aunque estuvieron encantados de ver el Truckster, llegado el caso, elegirían el Prancer para sus propias vacaciones familiares.

"Si tuviera que escoger, el Prancer es mucho más espacioso que el Truckster. Más cómodo", dice Goldstein. "Pero no pulses el icono del cohete. O el sombrero…"

"…O el conejo. O la magdalena", añade Daley. "De hecho, no pulses nada".


RUSTY
Fue una locura pensar que podía hacer que estuviéramos más cerca encerrándonos en un coche una semana.
Esto ha sido una pesadilla.

CLARK
Así son las vacaciones en familia. Pero no puedes rendirte.
El viaje no importa. Eso es lo que te hace apreciar el destino.


"Vacaciones" fue rodada principalmente en Atlanta, Georgia, y sus alrededores, que resulta que es la ciudad en la que vive Ed Helms. "Es una gran ciudad, estoy agradecido por haberme criado allí", dice Helms. "Volver ha evocado muchas memorias en mí y realmente me ha ayudado a ponerme en situación de un hombre de familia".

Para conseguir el aspecto de viaje por carretera, una segunda unidad rodó el coche de los Griswolds llegando al desierto y otros lugares escénicos nacionales.

Goldstein y Daley colaboraron tanto con el diseñador de producción Barry Robison como con el director de fotografía Barry Peterson para crear una paleta que fuera brillante y alegre al comienzo, pero a medida que los Griswolds continúan su viaje se incorporan colores y entornos más oscuros y desvaídos para que casen con las experiencias de los personajes.

En parte, conseguir lo máximo de cada lugar suponía conseguir lo máximo de los cameos que aparecen de paso. Goldstein dice: "Creo que es interesante que el público vea una cara reconocible en un pequeño papel de un personaje que no tiene por qué aparecer de nuevo".

Daley añade:"Pensamos en hacerlo y pedirlo porque añade mucho. Era estupendo para nosotros que todos esos actores quisieran formar parte de esto".

Al comienzo de la película, el Georgia World Congress Center, en el centro de Atlanta, hizo las veces del Aeropuerto Internacional de Midway, donde un piloto meloso y que se cree muy listo, interpretado por Ron Livingston, aparta a Rusty de un golpe y le impide coger el autobús que lleva a la ciudad.

Una residencia privada en una subdivisión de Tucker, Georgia, se convirtió en la casa de Rusty. Su interior fue el plató para una cena de fiesta en la que estaban Keegan-Michael Key y Regina Hall como los vecinos de los Griswold, que han estado en París y que no dudan en restregarlo por las narices.

Una vez en la carretera, uno de los platos fuertes del viaje es una parada en el Gran Cañón para un viaje haciendo rafting por Whitewater. Y resulta que los Griswold van acompañados por un guía de rafting impredecible, Chad, interpretado por Charlie Day, para el peligroso viaje a través de los rápidos. Junto con señalización, el equipo de producción construyó una cabina en los terrenos de la Cantera Bellwood para el emplazamiento del rafting del U.S. National Whitewater Center a las afueras de Charlotte, Carolina del Norte.

Otro sitio de parada es el motel Wampum, que consta de grandes tiendas indias en un círculo, con camas dobles dentro. El hotel de ficción fue construido en los estudios de sonido en Atlanta Film Studios en Hiram, Georgia. En la película, está situado en Cuatro Esquinas, en Nuevo Méjico, donde convergen Colorado, Utah, Arizona y Nuevo Méjico. A medida que se intensifica la consciencia por parte de Rusty de que Debbie necesita un cambio, se le ocurre una arriesgada idea para los dos. Debbie y Rusty salen a hurtadillas de la tienda india en medio de la noche y tienen una sorpresa, en la que están involucrados policías con exceso de cafeína que tienen entre ellos diferencias de opinión respecto a la jurisdicción de cada uno de sus cuatro estados: Nuevo Méjico está representado por Michael Peña, Arizona por Kaitlin Olson, Colorado por Nick Kroll, y Utah por Tim Heidecker. Los actores gozaron de la ridícula situación que viene a continuación.

También construido en los estudios de sonido, el repugnante Sleep ‘N Save Hotel es el lugar donde Rusty se plantea tener un interludio romántico para añadir un poco de picante a sus relaciones con Debbie. Desafortunadamente, las habitaciones tienen los techos sucios, el papel de las paredes se cae a trozos, la pintura es barata y las persianas están rotas, y se puede observar lo que parecen manchas de sangre, junto con hongos creciendo en la bañera. No es exactamente el ambiente adecuado para ponerse a tono. El hotel es también el escenario de la versión acústica de James de "Summer Breeze" y de su intento de comunicarse con una bonita chica a la que ha visto antes en el viaje, representada por Catherine Missal. Gisondo realmente toco la guitarra y cantó. El escritor/director Jonathan Goldstein also también aparece como invitado que se topa con una charla un poco complicada entre Rusty y James en el jacuzzi.

La visita de improviso al alma mater de Debbie, Memphis State College, fue filmada en Twelve Oaks Bed and Breakfast en Covington, Georgia. Cuando llegan los Griswold, está en marcha un evento de Tri-Pi, la fraternidad universitaria de Debbie. Las concursantes tienen que beber una jarra de cerveza e intentar pasar por un obstáculo con partes móviles. El adecuadamente llamado Tri-Pi Chug Run "beneficia a los Assburgers", tal y como se proclama en el porche de la casa de la fraternidad. Debbie podía conseguirlo en 16 segundos cuando estaba en la universidad, y está decidida a hacerlo de nuevo.

En el patio delantero, el equipo de producción construyó la carrera de obstáculos para el Chug Run con partes móviles que podían deslizarse y golpear. Christina hizo ella misma las escenas del Chug Run, sin utilizar a un especialista.

Un contratiempo especialmente importante que se produce mientras Rusty y los niños viajan por el país es una parada en un manantial natural al que denominan Griswold Springs antes de darse cuenta de la clase de manantial que era. Se construyó una piscina de plástico por debajo del terreno rodeada de vegetación y el agua se calentó en una colina cerca de la Cantera Bellwood cerca de Atlanta.

Dos casas privadas diferentes en Atlanta hicieron de hogar de Stone y Audrey en Texas, una para la parte trasera de la casa que se utiliza para la escena en que Rusty intenta, desastrosamente, ocuparse del ganado, y otra para el interior. Una residencia en Monroe, Georgia fue utilizada para la parte delantera del extenso rancho.

Shellmont Inn, en el centro de Atlanta, sirvió como escenario del Ashbury Lane Bed and Breakfast de Clark and Debbie en San Francisco, una casa victoriana verde con vallado de madera y en la que los huéspedes no parecen muy felices. Chase y D'Angelo filmaron sus escenas a lo largo de una semana, durante la cual los actores y el equipo ofrecieron a Chase una tarta por su 71º cumpleaños, que tenía la mascota de Walley World, Marty el alce.

Walley World ha cambiado desde la última vez que Clark estuvo allí. No solo el parque es más grande, sino que Marty el Alce ha entrado en el siglo XXI—sujetando un móvil para hacerse un selfie. "Me hice un selfie con Marty el Alce", admite Helms.

Para recrear Walley World, el rodaje se realizó en Six Flags Over Georgia en Austell durante una semana fuera de temporada, cuando estaba cerrado. El reto del equipo de diseño de producción fue crear un parque nuevo en el parque de tipo antiguo. Al diseñador grafico Jack Finch se le ocurrió un paquete de diseño visual que incluía el Velocirraptor como una moderna y excitante atracción en la que se puede ir a 180 kilómetros por hora a una altura de 150 metros con un triple bucle. Se utilizaron varios viajes en la atracción para rodar la secuencia del Velocirraptor, y el equipo de efectos visuales, dirigido por Bruce Jones, añadió elementos en posproducción para aumentar el tamaño y alcance de la atracción. El guionista y director John Francis Daley hace un cameo como un presumido empleado de Walley World que maneja la montaña rusa. Los actores montaron en la atracción y se montó una cámara en el coche con ellos. Las inserciones fueron rodadas contra una pantalla verde en los Atlanta Film Studios el último día de rodaje.

Una de las secuencias favoritas de Goldstein y Daley es la trifulca de los Griswold con otra familia. Los realizadores utilizaron una cámara Phantom que puede rodar mil imágenes por segundo para captar la pelea a cámara lenta, viéndose volar el sudor y la ondulación de las mejillas.

Además de Walley World y el Truckster, hay otros guiños a la película "Las vacaciones de una chiflada familia americana" original, incluyendo la modelo de trajes de baño Hannah Davis que aparece como una chica en un Ferrari rojo que flirtea con Rusty. "A la gente le gusta recordar lo que la he hecho reír en otra ocasión, y nos ha divertido hacerlo en algunos momentos", dice Daley.

El viaje de los Griswold está acompañado por las composiciones musicales de Mark Mothersbaugh asi como por algunas agradables melodías de otras décadas porque, francamente, a Rusty le gusta cantar junto con la radio. A lo largo del viaje, Rusty, siempre optimista, espera que la familia cante junto con él "Kiss From a Rose", de Seal.

"Lo está intentando con gran empeño y ellos simplemente no lo comprenden", dice Applegate. "Se encuentra con un montón de dificultades y sin embargo sigue teniendo ese entusiasmo y tenacidad necesarios para pasar por todos esos desastres con una actitud positiva, pensando que las cosas van a funcionar si siguen juntos como familia."

Helms dice: "Son esas pequeñas cosas las que te hacen relacionarte con Rusty. Simplemente quiere una canción. ¿Es eso mucho pedir? Quiere que su familia sea feliz. Pero el mundo hace que eso sea difícil a veces". A continuación, sonríe y añade: "Las situaciones, a veces atrevidas y a veces descabelladas por las que pasan los Griswold, y cómo se enfrentan a ellas, harán reír a la gente, harán que se sientan empáticas… o que tiemblen".

Goldstein añade: "No existe lo que se puede llamar una familia funcional. Pero seguimos queriendo creer que puede existir. Queremos que los Griswold lo consigan. Queremos que les vaya bien. Pero no hay forma".

"Esperamos que el público se lo pase bien siguiéndoles", dice Daley, "y que se sienta aliviado al darse cuenta de que su familia no está tan loca".