Cinemanía > Películas > Trumbo > Sinopsis
Destacado: Llega a las salas de cine 'Spider-Man: No way home'
Trumbo cartel reducido Trumbo(La lista negra de Hollywood)
Dirigida por Jay Roach
¿Qué te parece la película?

La alabada carrera del guionista Dalton Trumbo se interrumpe abruptamente a finales de la década de 1940 cuando lo incluyen junto a otras figuras de Hollywood en la lista negra por sus creencias políticas. TRUMBO, dirigida por Jay Roach, cuenta la historia de la guerra del guionista ganador del Óscar con el gobierno de los EE. UU. y los jefes de los estudios por la libertad de expresión, que involucró a iconos de Hollywood desde Hedda Hopper y John Wayne a Kirk Douglas y Otto Preminger.

En la década de 1940, Dalton Trumbo (Bryan Cranston) es uno de los guionistas mejor pagados del mundo, autor de clásicos del cine como el nominado al Óscar "Espejismo de amor" o "Treinta segundos sobre Tokio". Presencia habitual en los ambientes sociales de Hollywood, y activista político que defiende los sindicatos de trabajadores, la igualdad salarial y los derechos civiles, Trumbo y sus compañeros se ven citados para declarar ante el Comité de Actividades Antiamericanas del Congreso (HUAC, por sus siglas en inglés) como parte de su amplia investigación sobre actividades comunistas en los EE. UU. La negativa de Trumbo a responder las preguntas de los congresistas hace que acabe en prisión federal y se gane la animadversión eterna de la poderosa columnista de sociedad anticomunista Hedda Hopper (Helen Mirren).

Durante los 13 años siguientes, todos los grandes estudios de Hollywood se niegan a contratar a Trumbo, por miedo a verse relacionados con opiniones políticas, consideradas radicales. Trumbo, obligado a vender su casa y condenado al ostracismo por amigos, compañeros y vecinos, pasa apuros para dar de comer a su familia, a base de escribir fundamentalmente películas de mínimo presupuesto bajo pseudónimo. Pero nunca deja de lucha por aquello en lo que cree. En última instancia, Trumbo acaba por repuntar cuando la estrella Kirk Douglas y el director Otto Preminger usan cada uno de ellos el nombre real del guionista en la gran pantalla en sus respectivos éxitos de 1960, "Espartaco" y "Éxodo", poniendo fin de ese modo a la época de la lista negra.