Cinemanía > Películas > ¡Al aire, patos! > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Deadpool y Lobezno'
¡Al aire, patos! cartel reducido¡Al aire, patos!(Duck Duck Goose)
Dirigida por Christopher Jenkins
¿Qué te parece la película?

La película está dirigida por Christopher Jenkins, basada en un guion escrito por él mismo en colaboración con el guionista Rob Muir. Ambos acumulan un historial en el mundo de la animación realmente impresionante, incluyendo películas como El príncipe de Egipto (The Prince of Egypt), HormigaZ (Antz), Shrek, Locos por el surf (Surf's Up) y Hotel Transilvania (Hotel Transylvania) entre otros.

Cuenta las peripecias de Max, un joven ganso de espíritu independiente y despreocupado y los hermanos Chi y Chao, dos crías de pato que se han perdido de su grupo de camino a la gran ciudad.

Chirstopher Jenkins, con una carrera de más de 30 años en el mundo del cine de animación en compañías como Disney o Dreamworks y es una producción de Original Force Animation, uno de los más destacados estudios chinos de animación, que desde 1999 ha participado en la producción de grandes éxitos tanto en el mercado de los videojuegos como en el del cine y la televisión, colaborando en producciones de compañías como Dreamworks o Electronic Arts, entre otras.


Algunas notas por Christopher Jenkins
Lo primero que tengo que decir es que no sé si pretendía hacer una película conmovedora sobre aves de corral. Todo comenzó porque siempre he creído que los patos y los gansos son verdaderos comediantes. Cuando vivía al lado de un lago, todas las noches, hiciera el tiempo que hiciera, abría las ventanas de par en par para poder oír lo que sonaba como un estridente club de la comedia de aves acuáticas. ¿Quizás algo se apoderó de mí mientras dormía?, ¿algo parecido a un tortuoso plan de pato que se instaló en mi subconsciente para hacer una película sobre ellos? Todo lo que sé es que a partir de ese momento en adelante, quería hacer Al aire, Patos.

Tres años más tarde, Al aire, patos, ya está terminada. Es una gran historia sobre la paternidad. Y es una película para todos: para los niños, para cualquiera que haya sido niño y para padres, o cualquier persona que críe o haya criado a un niño. Desde luego, eso cubre prácticamente toda la demografía que podamos querer.

Se suele decir que hay que escribir sobre lo que uno conozca, de lo que sepas; y esta historia creció a partes iguales de mis experiencias personales como padre y de los recuerdos de haber crecido en un entorno rural. Una vez rescaté un pato callejero y lo llevé a casa. He ahí otra pista.

Ser padre es parte de mi vida cotidiana. Cuando los niños son pequeños, siempre preguntan 'por qué', primero es lindo, luego es molesto, luego es lindo otra vez, más tarde después de que te hayan desgastado como a una bola de gelatina. Luego, cuando llegan los años de la adolescencia, vuelven a preguntar "por qué" pero con un toque diferente, particularmente cuando les pides que hagan sus deberes o que arreglen sus habitaciones. Así que escribir y dirigir Al aire, patos fue una forma de terapia parental para mí.

Descubrí que la paternidad se reduce al mensaje de la película que es 'lo que das libremente de ti mismo, acaba por regresar a ti'. Hay una escena hacia el final de la película donde los patitos están debajo de las alas rotas de nuestro héroe, y él dice: 'No puedo seguir adelante, tienes que ir sin mí, eso es lo que hacen las mamás'. Chi, uno de los patitos jóvenes, dice 'bueno, no te vamos a dejar... porque eso es lo que hacen las familias'. Supongo que espero que al educar a nuestros hijos de una manera que los ayude a comprender sus vidas y el mundo que los rodea, un día se acerquen a ti y te digan 'está bien, papá, puedo hacerlo desde aquí'.

Visualmente, Al aire, patos es casi una historia de amor hacia los paisajes naturales de China, como Bambi de Walt Disney lo era al bosque norteamericano. Pasé gran parte de mi carrera en Disney y sigo sintiendo verdadera devoción por películas como Pinocho o Bambi. Cada escena es una caminata que deseas seguir; un luminoso bosque en primavera que deseas explorar. Me encanta el juego de la luz, la forma en que se cuenta la historia tanto a través del un fascinante arte como del diálogo, y cómo cada escena te cuenta la aventura y va más allá.

Este aspecto pictórico e impresionista no fue fácil de lograr con un ordenador, pero después de ver el maravilloso e inspirador trabajo del equipo de nuestro departamento de desarrollo visual, el siguiente paso era intentar lograr ese aspecto en el entorno informático. Para un pequeño estudio, era un proyecto ambicioso; la realidad es fácil, pero ese tipo de imagen trascendente que te hace sentir que estás realmente dentro de la película es difícil de lograr. Afortunadamente para nosotros, nuestro equipo de Nanjing aplicó de manera experta toda su ciencia, su arte y hasta dieron alguna patada que otra a los ordenadores, hasta que obtuvimos algo que creo que no se había visto antes en animación por ordenador.

Quisiera transportar a los espectadores a este mundo único y que olviden la realidad durante 80 minutos. Al aire, patos muestra esos altibajos que tiene siempre la crianza de los hijos; nos hace reír, nos hace llorar y nos deja cierta sensación de satisfacción. Es una película cálida y si eres padre, abuelo o niño, encontrarás algo en ella; reconocerás algo que te hará sonreír al sentirte identificado.