Cinemanía > Películas > Muerte en el Nilo > Comentario
Destacado: Carlos Sedes dirige a Blanca Suárez y Javier Rey en 'El verano que vivimos'
Muerte en el Nilo cartel reducido Muerte en el Nilo(Death on the Nile)
Dirigida por Kenneth Branagh
¿Qué te parece la película?

"Muerte en el Nilo" reúne al equipo que creó el éxito mundial de 2017 "Asesinato en el Orient Express", y está protagonizada por Kenneth Branagh, nominado cinco veces al Oscar® y que da vida al famoso detective Hércules Poirot. A Kenneth Branagh le acompaña un elenco estelar de sospechosos entre los que figuran Tom Bateman, Annette Bening, nominada cuatro veces al Oscar®, Russell Brand, Ali Fazal, Dawn French, Gal Gadot, Armie Hammer, Rose Leslie, Emma Mackey, Sophie Okonedo, Jennifer Saunders y Letitia Wright. El guion es obra de Michael Green que ha adaptado la novela de Agatha Christie, "Muerte en el Nilo". La película está producida por Ridley Scott, Mark Gordon, Simon Kinberg, Kenneth Branagh, Judy Hofflund y Kevin J. Walsh, con Matthew Jenkins, James Prichard y Matthew Prichard como productores ejecutivos.


Izando velas
Después de su exitosa colaboración en "Asesinato en el Orient Express", el director/productor Kenneth Branagh ("Hamlet", "Enrique V", "Thor") y el guionista Michael Green ("Blade Runner 2049", "Logan") empezaron a hablar de sus libros favoritos de Agatha Christie y de los que funcionarían en el cine. "Nos lo pasamos genial hablando y preguntándonos qué otra obra de Agatha Christie podríamos llevar al cine. Ken y yo pusimos sobre la mesa nuestros favoritos, pero seguimos dando vueltas sobre cuál sería el mejor hasta que llegamos a 'Muerte en el Nilo.'"

"La componente sexual de la historia original de Agatha Christie es tremendamente potente, y los personajes se ven arrastrados por la lujuria, la pasión y los celos. Y esas obsesiones sexuales son tan peligrosas que en última instancia acabarán en un asesinato", dice Branagh. "Es el libro más inquietante de Agatha Christie. Debajo del barniz de sofisticación, sensualidad, glamour y romance, la escritora nos deja ver un mundo frágil, peligroso y perturbador".

Los realizadores tuvieron el privilegio de contar con dos familiares de la famosa escritora, Matthew Prichard ("Poirot") y James Prichard ("Asesinato en el Orient Express") del Agatha Christie Estate. Ambos se implicaron en la producción y sus aportaciones tuvieron un valor incalculable a la hora de comprender la opinión personal de la escritora sobre este libro en concreto. "En gran medida, sus libros tienen tanto éxito porque la componente humana siempre está ahí y eso representa una gran ventaja para nosotros", afirma Branagh. "No es una escritora que se limite a contarnos cómo se resuelven todos esos acertijos ingeniosos, escribe sobre personas reales".

Matthew Prichard estaba encantado de que el Agatha Christie Estate se embarcara en otra colaboración con Branagh. "Lo que nos gusta de 'Orient Express', y ahora de 'Muerte en el Nilo', es que la trama y la historia y, sobre todo, la atmósfera de la verdadera Agatha Christie, se recrea maravillosamente bien en la pantalla", dice Prichard. "Es muy importante que el público sienta que no solo han visto una película maravillosamente moderna y genuinamente cinematográfica, sino que también han compartido una velada con Agatha Christie".

Para hacer la transición de una novela compleja y con personajes complicados a un guion, los realizadores extrajeron los elementos clave de la historia para desarrollarlos y tratarlos en profundidad. "El libro está muy bien escrito", dice Green. "Es una de las mejores prosas de Agatha Christie y tiene una trama maravillosa con un desenlace maravilloso. Es deslumbrante".

Pero el guionista quería ahondar en la temática del amor y los celos. "Hemos querido que todo gire en torno a la pasión y el amor así que nos sumergimos en esos sentimientos. Queríamos que todos nuestros personajes tuvieran algo que decir sobre esas emociones", dice Green.

"En una novela de Agatha Christie, siempre hay gente interesante que pasa por ahí sin ser sospechosa", explica Green. "Así que se hicieron algunos cambios menores en el guion para mejorar algunos personajes y fusionar otros para hacerlos más cinematográficos porque todos necesitan tener un motivo y una oportunidad para matar".

"Para Ken, la ubicación exótica y los escenarios glamurosos de 'Muerte constituían un gran atractivo", dice la productora Judy Hofflund ("Artemis Fowl", "La habitación del pánico"). "La idea de situar una versión de estas novelas de Agatha Christie en un entorno paisajístico mucho mayor y contar una historia sirviéndonos de ese gran lienzo era muy atractiva".

"En 'Muerte en el Nilo' se cuenta la atracción de una rica socialité por un hombre que había vivido una gran pasión con una mujer igualmente hermosa a quien rechaza para casarse con la otra", explica Branagh. "En la celebración de la boda participa un grupo de personas exóticas y sorprendentes que pretenden ser amigos suyos. El mal karma que surge cuando una mujer roba al hombre de otra provoca un auténtico incendio. Así que un triángulo amoroso humano que sale mal es como una fruta podrida en medio de una fiesta que acaba en asesinato".

"El primer borrador de Michael fue un éxito absoluto", dice Hofflund. "Fue lo que le mostramos a todos los actores, y fue el guion que sirvió para elegir al reparto de la película".

"Tenía un enfoque más juvenil", coincide Branagh. "Ahora, la historia es más joven y sexy, tanto literal como estéticamente".


El reparto y los personajes
Kenneth Branagh encarna a Hércules Poirot, uno de los personajes más famosos y entrañables de Agatha Christie. Poirot es un sagaz detective belga que siempre está poniendo a prueba su perspicacia, una cualidad que lo hace encantador. Es un hombre caballeroso con una amabilidad innata que está obsesionado con su aseo personal. Disfruta de los lujos que le brinda una vida dedicada a codearse con la élite.

Tom Bateman ("Descontroladas") vuelve para encarnar al atractivo y divertido Bouc, un hombre menos sagaz que Poirot que hace las veces de su ayudante. El actor estaba encantado de retomar el personaje que interpretó en "Asesinato en el Orient Express", sobre todo porque su personaje no aparece en el libro de Agatha Christie. Bateman estaba entusiasmado con la trama tan emocionante de la película. "La lente de Poirot se inclina un poco hacia Bouc... Así que fue muy interesante retomar el personaje", afirma el actor. "En 'Asesinato en el Orient Express', Bouc no se preocupaba por nadie más que por sí mismo, pero en esta película ha aprendido a interesarse por lo que le rodea y ha madurado".

Annette Bening ("Capitana Marvel", "American Beauty") es Euphemia Bouc, una prestigiosa pintora y madre de Bouc. Es una mujer arrogante y extremadamente protectora con su hijo. Ha viajado con él a Egipto para asistir a la boda de su amigo, Linnet. "Euphemia es un personaje nuevo creado para contar esta historia a nuestra manera. Está muy preocupada, casi obsesionada, con su hijo", dice Bening.

Bening estaba encantada de formar parte del reparto y se metió en la piel de personaje sumergiéndose en el período en el que se desarrolla la historia y haciendo gala de una visión aparentemente cínica del amor: "Me divertí mucho documentándome sobre las mujeres de esa época y sobre el mundo bohemio de principios del siglo XX", dice Bening. "Conocer a los pintores de la época, dónde pudo haberse formado Euphemia y qué consecuencias tuvo en su vida amorosa, fueron piezas claves para comprender quién es Euphemia".

Russell Brand ("Paso de ti") es Linus Windlesham, un médico aristocrático, afable y obsesionado con la salud que estuvo comprometido con Linnet Ridgeway y que quiere hacer el bien. El actor optó por centrarse "en la faceta entrañable e íntegra del personaje" y buscó dar autenticidad al personaje para lo que tuvo que documentarse sobre la medicina de los años treinta. Al referirse a Branagh, Russell Brand afirma: "Te da mucha seguridad y dirige con gran elegancia. Crea una atmósfera acorde con su visión creativa, pero es muy sociable y sabes que estás en manos de un artista de verdad".

Andrew Katchadourian, nacido en la India y educado en Oxford, es el elegante y atractivo "primo" y amigo de la infancia de Linnet Ridgeway, cuyo bufete se ocupa de todos los asuntos familiares de Ridgeway. El papel está interpretado por Ali Fazal ("Victoria & Abdul"), encantado de formar parte del reparto. "Mi infancia estuvo repleta de libros de Agatha Christie. 'Asesinato en el Orient Express' de Ken es una película fascinante y muy rica".

Gal Gadot ("Wonder Woman", "Fast & Furious: Aún más rápido [A todo gas 4]") es Linnet Ridgeway, la heredera alegre, elegante y obscenamente rica de una familia prominente y respetada. Linnet es refinada y segura de sí misma pero nunca ha conocido la sensación embriagadora y absorbente que provoca el amor verdadero y, a lo largo de los años, se ha ganado muchos enemigos debido a su dinero. Gadot se enamoró de Linnet Ridgeway y de la complejidad del personaje. "Es muy egocéntrica, pero también tiene un gran corazón. Está muy acostumbrada a hacer las cosas a su manera, pero su posición la aísla de los demás y siente un gran vacío en su vida".

"Trabajar con Ken", dice Gadot, "ha sido una experiencia increíble. He aprendido mucho tanto de su manera de actuar como de dirigir. Está muy bien preparado y es muy organizado y eso evita muchos errores. Pero también concede mucha libertad a los actores para que intentemos hacer lo que deseamos hacer. Tiene ese don para hacer que todo el mundo se sienta especial, y su carisma y su encanto son extraordinarios".

Según Branagh, "El papel de Linnet Ridgeway exige una actriz de extraordinaria belleza, deslumbrante, traviesa y compasiva y todo eso lo encontramos en Gal. Está increíble en el papel, y hace gala de tantos matices y tanta profundidad como su personaje".

Simon Doyle es un chico sin trabajo, pero es guapo y con un encanto natural que lo hace arrebatador. Está enamorado de Jackie de Bellefort, hasta que ella le presenta a su amiga del colegio la hermosa, rica e igualmente cautivadora Linnet Ridgeway. A Armie Hammer, que ha protagonizado películas como "Call Me by Your Name" y "La red social" y que interpreta a Simon, el papel era un gran desafío porque es alguien que se pasa la vida ocultando su verdadero yo. "¿Cuánto puede mostrar?, ¿cuánto puede revelar?", dice el actor. "Tienes que conseguir el equilibrio perfecto porque además mi personaje tiene que resultar creíble a lo largo de toda la historia".

A Hammer le entusiasmó la idea de trabajar con Branagh. "Es actor, así que habla el mismo idioma y sabe comunicarse para darte todo lo que necesitas".

Rose Leslie ("Juego de tronos") es Louise Bourget, la doncella de Linnet Ridgeway, no su sirvienta, y es totalmente fiel a Linnet. "Louise se ve arrastrada a toda esta locura", dice Leslie ("Juego de tronos"), "pero no creo que sea muy feliz". Junto con Branagh, crearon un pasado para Louise que llevaba dos años trabajando para Linnet después de romper su compromiso para casarse. Y Linnet tiene algo que ver con ese asunto. "Disfruta de la buena vida, quiere formar parte de ese mundo, de ese clan", dice Leslie. "Pero Linnet siempre hurga en la herida y le recuerda a Louise cuál es su posición en el orden jerárquico".

Emma Mackey ("Sex Education") encarna a Jacqueline De Bellefort, una mujer atractiva, ingeniosa y más inteligente de lo que aparenta, gracias a la educación que recibió en un internado. Ha nacido en el seno de una familia aristocrática francesa venida a menos y está locamente enamorada de Simon Doyle. "Aunque es una mujer fuerte e independiente fuerte, se derrite con Simon", dice Mackey. "La única razón de existir de Jacqueline es Simon, es toda su vida".

La actriz trabajó en estrecha colaboración con Branagh para desarrollar el personaje, creando un pasado que nos ayuda a comprender su comportamiento. "Tiene el corazón roto y siente un gran dolor, pero también queríamos que estuviera llena de vida, energía y ternura; que fuera sexy y segura de sí misma, además de mostrar su lado vulnerable e infeliz", dice Mackey.

"Jackie está destrozada por la traición de un amigo, y eso la hace vulnerable y triste, pero también la hace increíblemente atractiva... y peligrosa", dice Branagh. "Emma ha clavado su sentido del humor, su lado oscuro, su vulnerabilidad y su ternura. Es un personaje complejo al que aporta una enorme sutileza".

Sophie Okonedo ("Hotel Rwanda") es Salome Otterbourne, la sensual y magnética cantante americana que han contratado para actuar en la boda egipcia de Simon Doyle. "Es una mujer que ama la vida", dice Okonedo. "Tiene mucha confianza en sí misma y en su cuerpo",

El papel de esta dinámica cantante de jazz, que evoca el espíritu de Sister Rosetta Tharpe, requería una actriz que cantara y tocara la guitarra. A Okonedo le encantó el reto y aprendió a hacerlo para meterse en la piel del personaje. "Nunca he tenido en mis manos un instrumento musical, nunca he cantado una sola canción en toda mi vida, pero siempre estoy buscando papeles que supongan un reto para mí".

La sobrina de Salome Otterbourne, Rosalie, que dirige la carrera de cantante de su tía, está interpretada por Letitia Wright ("Black Panther"). Rosalie es culta y ha viajado por el mundo. Es una joven sofisticada, lista y ambiciosa. La actriz se sintió atraída por el papel de Rosalie, debido a su energía y a determinación. "Es joven y, sin embargo, es diligente y está muy motivada", dice Wright. "Es muy interesante situar a un personaje tan racional y sensato en esta historia y ver que ciertas situaciones hacen tambalear esa confianza".

Al igual que sus compañeros de reparto, trabajó mucho con Branagh para desarrollar el personaje. La actriz dice que Branagh le regaló un libro precioso sobre el renacimiento de Harlem para que le ayudara a comprender a Rosalie. "Es un libro precioso que cuenta cómo fue esa época de artistas afroamericanos a través de la literatura, el arte, la cultura, la moda y también cómo viajaron a Europa donde cosecharon un gran éxito".

Jennifer Saunders ("Absolutamente fabulosas") es la madrina de Linnet Ridgeway, Marie Van Schuyler, una mujer luchadora, pero frágil, que abominó de su riqueza para convertirse en comunista. "Es un personaje interesante", dice Saunders. "En esa época, muchas personas ricas se hicieron comunistas después del crack bursátil de 1929; se sentían culpables de tener dinero mientras muchas personas habían perdido sus ahorros, su trabajo y su medio de vida".

Dawn French ("Harry Potter y el viaje prohibido") es Bowers, la enfermera y compañera infatigable de Marie Van Schuyler. La fortuna de su familia se vio diezmada por el crack bursátil, pero le siguen gustando las cosas buenas de la vida. "Es una persona culta pero bastante inocente en muchos sentidos", dice French. "Está alucinada con todo lo que sucede en esta historia. Es el paño de lágrimas de Marie, y se adoran, aunque de vez en cuando se tiran pullas".

El dúo, que protagonizó la popular serie británica de sketches cómicos "French and Saunders", interpretan los papeles que encarnaron Bette Davis y Maggie Smith en la película de 1978. "Creo que nos querían a las dos porque los personajes están muy unidos y forman una verdadera sociedad en muchos sentidos", dice French. "La impronta que hemos dejado Jennifer y yo como pareja en el espectáculo, resulta muy útil para estos personajes, que rara vez se separan".

"Jennifer interpreta al personaje como alguien que se conoce muy bien y con un humor delicioso. Puede contar un chiste con tanto desparpajo que deje anonadado al público, pero no hace que el personaje se sienta avergonzado", dice Branagh. "Bowers es la cara expresiva de lo que podríamos llamar una personalidad doble. Me refiero a Marie y Bowers, no a Jennifer y Dawn, y una vez más, al igual que con Jennifer Saunders, Dawn French puede hacer un gag como cualquier otra persona e incluso mejor que la mayoría, pero también nos ofrece una interpretación repleta de sentimiento y ternura".


La producción
El rodaje de "Muerte en el Nilo" arrancó en septiembre de 2019 y tuvo lugar en los escenarios y platós de Longcross Studios a las afueras de Londres, así como en varias localizaciones exteriores del Reino Unido. La película se rodó siguiendo el orden cronológico de la historia en varias semanas de cinco días. Los sábados, el director y productor Kenneth Branagh ensayaba en privado con el reparto. El rodaje terminó en diciembre de 2019.

La película fue un reencuentro entre Branagh y muchos miembros del excelente equipo creativo con el que colaboró en "Asesinato en el Orient Express". Este equipo incluye al director de fotografía Haris Zambarloukos ("Artemis Fowl", "Cenicienta"); al diseñador de producción Jim Clay ("Hijos de los hombres", "Love Actually"); al compositor Patrick Doyle ("Thor: Ragnarok", "Macbeth"); al supervisor de efectos especiales David Watkins ("Animales fantásticos y dónde encontrarlos", "Guerra Mundial Z"); y al supervisor de efectos visuales George Murphy ("Forrest Gump"). El diseñador de vestuario Paco Delgado ("Los Miserables", "La chica danesa") se incorporó al equipo junto con la montadora Una Ni Dhonghaile ("El Gordo y el Flaco [Stan & Ollie]", "The Crown").

Desde el primer día, los realizadores se dieron cuenta de que era un gran privilegio poder trasladar a los espectadores de cine a lugares exóticos gracias a la imaginación de Agatha Christie, y nunca dieron por sentado que necesitaban recrear esa energía y esa emoción en la pantalla. Como resultado, "Muerte en el Nilo" se rodó en una película de 65 mm y se ofrecerá en 70 mm en las salas de cine, un tipo de realización cinematográfica muy inmersivo y que es especialmente adecuado para una película con un gran reparto coral.

"Para mí, el escapismo y la traslación a otros lugares son lo más", afirma Branagh. "Es una experiencia quimérica y maravillosamente inmersiva que es muy completa y densa. La profundidad, el detalle, la posibilidad de reproducir la experiencia del ojo humano alcanzan su máxima expresión".

Branagh continúa: "Es una oportunidad muy poco habitual (especialmente a raíz de lo que todos hemos pasado recientemente) de compartir lo que vive un grupo de personajes contando una historia en un espacio reducido y con una gran distancia entre clases sociales, pero que está dotada de una enorme capacidad de comunicación, fuerza visual y que ofrece un gran estímulo sensorial. El cine nunca ha sido más atractivo, más necesario y más emocionante que ahora cuando salimos del confinamiento para sumergirnos en historias como 'Muerte en el Nilo'."

Al director de fotografía Haris Zambarloukos le encantó la idea de retoma el formato de 65 mm y afirma: "Utilizar ese formato en esta película nos entusiasmó porque esta historia de Agatha Christie tiene un reparto coral. "Hay muchísimos grandes actores en la película, y queríamos filmarlos a todos en una sola toma, y hacerlo a menudo. Queríamos reunirlos en un espacio y sentir su presencia sin necesidad de realizar primeros planos extremos".

El diseñador de producción Jim Clay quiso utilizar el mayor número posible de sets físicos. El rodaje comenzó en el parque acuático de los Cotswolds, donde se construyó un mercado de especias egipcio con los lagos de Cleveland haciendo las veces del Nilo. Después, el equipo se trasladó a los Longcross Studios y al Plató 1, donde se habían recreado partes del Cataract Hotel de Asuán. En ese hotel, situado en el desierto de Nubia a orillas del Nilo, es donde Agatha Christie empezó a escribir "Muerte en el Nilo". Los realizadores habían visitado el verdadero hotel al principio de la preproducción y trabajaron incansablemente para diseñar el enorme set que transmitiera toda la grandeza perdida y el glamour necesarios para un escenario tan significativo.

Aunque el hotel original se ha modernizado mucho a lo largo de los años, un documento hallado durante la investigación ayudó a realizar el diseño de Clay. "Utilicé una amalgama de varios estilos arquitectónicos egipcios de los años 30, y construimos nuestros propios sets para adaptarnos a lo que exigía el guion (la boda de Simon y Linnet, la fiesta de la boda, las llegadas a Egipto)".

El set incluía el vestíbulo, amplios pasillos abiertos, suelos de mármol, arcadas maravillosas, un gran balcón y una escalera, así como un patio exterior y una zona de embarcadero. El departamento de construcción utilizó un bastidor de madera con acabados decorativos de yeso y montó los prefabricados en los talleres antes de erigir las estructuras en el plató. El trabajó duró un total de 13 semanas.

La recreación del gran templo de Abu Simbel, las cuatro estatuas antiguas de Ramsés II que se conservan a día de hoy en Asuán, Egipto, fue otro proyecto que implicó un gran trabajo de construcción. Abu Simbel es uno de los lugares que visitan los invitados a la boda mientras navegan por el Nilo. Clay y su equipo recrearon el complejo formado por los dos templos en un plató de Longcross Studios. Los realizadores habían visitado el templo original cuando buscaban localizaciones en Egipto y Marruecos. Tomaron medidas y un sinfín de fotos que después utilizaron para crear un scan digital a escala.

Después, los escultores tomaron los dibujos y comenzaron la ardua tarea de tallar las figuras a partir de bloques de poliestireno y yeso, una tarea gigantesca que llevó 16 semanas. La construcción tiene las medidas exactas del templo original, 21 metros de alto por 30 de ancho, con una zona circundante ajardinada y cubierta de arena.

Pero entre todos estos sets extraordinarios, la construcción más majestuosa fue sin duda el S.S. Karnak, el enorme y lujoso barco de vapor con ruedas laterales, con toques orientales e interiores exquisitos, construido en el Skidpad de Longcross. Branagh quería que el barco resultara amenazante y parecido a un tiburón mientras navegaba por las peligrosas aguas del Nilo. Clay y su equipo investigaron la flota de Thomas Cook, que tenía tres o cuatro barcos funcionando en ese momento; tomaron elementos de cada uno y posteriormente diseñaron los suyos propios.

"En las manos de Jim se volvió más elegante, más peligroso, más fino y más letal… una especie de palacio flotante", dice Branagh. "Es un palacio, pero también es un escenario letal. Él ha sabido aportar escala, estilo, suspense, peligro y grandiosidad".

Branagh es un fan de las tomas fluidas y de largo recorrido de la Steadicam, así que el barco se construyó en varias partes para facilitar la filmación. Aunque la mayoría de los barcos de vapor de ruedas con paletas tiene 40 o 50 cabinas, este barco fue diseñado para aprovechar al máximo todo el espacio, con muchas menos cabinas. Se trataba de maximizar la envergadura y el tamaño de los interiores del barco, al tiempo que se adapta mejor a la cámara. "Optamos por construir solo un par de cabinas para rodar las escenas más íntimas, pero casi todo tiene lugar en el set múltiple del barco", explica Clay.

Estructuralmente, la construcción del barco planteaba un gran desafío. Tiene 72 metros de largo, 15 metros de ancho, 13 metros de alto y pesa 225 toneladas. La fabricación en acero comenzó a finales de junio de 2018 e incluía la fabricación del bastidor auxiliar básico que se construyó en las vías del ferrocarril y una gran parte del trabajo en madera. En total, se tardaron 30 semanas en construirlo.

Para el interior del barco, Clay volvió a guiarse por la visión de Branagh. Quería algo diferente a los tonos oscuros y las maderas preciosas que se ven en "Asesinato en el Orient Express', así que esta vez los realizadores optaron por tonos más brillantes y claros. La paleta de colores comprendía azules pizarra, blancos y grises. "Nos decantamos por un mobiliario estilo sueco- gustaviano del siglo XVIII, que también se refleja en los tonos de las maderas y los acabados de las paredes, techos y suelos", explica Clay.

El resultado en la pantalla es un feeling de los años 30 más contemporáneo y despejado. "No queríamos equivocarnos de época, pero tampoco queríamos sentirnos limitados por ciertos estilos", dice Clay. De esa forma, incorporó mucho cristal en el diseño, lo que proporcionó profundidad a las tomas para que se pudiera ver algo que sucedía más allá del encuadre, y también para ayudar a Branagh en las tomas. "A Ken le encantaba rodar a través del cristal biselado, que refracta la imagen y la duplica, y es muy útil en esas escenas tan realistas de interrogatorios de Agatha Christie".

En un principio, los realizadores planearon construir un barco de vapor de verdad y botarlo en un lago lo suficientemente grande y ancho como para parecerse al Nilo, pero al final decidieron construir una estructura especial para albergar el barco. Gracias a esta estructura, el barco podía utilizarse para diferentes tomas y, al mismo tiempo, permitía la creación digital de agua. El gran plató modular, que se bautizó con el nombre de "superestructura", se construyó al final de una vía férrea (la misma vía férrea utilizada en "Asesinato en el Orient Express"). Serious Stages construyó el plató que medía 116 x 48 metros, y que se encarga de los escenarios del Festival de Glastonbury.

El súper escenario se diseñó teniendo en cuenta los requisitos de iluminación de Zambarloukos. Tenía una rejilla de iluminación personalizada y pantallas retroiluminadas que se alineaban en el perímetro del set y proporcionaban luz ambiental para recrear el sol egipcio, y también permitía pasar rápidamente a la pantalla azul cuando fuera necesario, todo con el toque en un iPad. "El hecho de que no tuviéramos agua alrededor del barco significaba que podíamos trabajar todos los días con mucha mayor facilidad", dice riendo Clay.

El barco era de un tamaño tan gigantesco y con un diseño tan maravilloso que Branagh quiso conocer la reacción del reparto al ver el barco por primera vez. La llegada del reparto se produce en una escena particularmente grande, que de hecho forma parte de la narración, y el equipo hizo todo lo posible para que el reparto viera el barco en el momento real de su llegada.
"Teníamos a 12 actores en una pequeña lancha en agua de verdad con sol de verdad mientras se dirigen a subir a bordo del Karnak, y en sus caras se puede ver toda la emoción y la alegría de pasar unas vacaciones maravillosas en el lugar más extraordinario, misterioso y antiguo del mundo", dice Branagh. "Cuando ves a este elenco de personajes subirse al barco, transmiten una alegría infantil... una mezcla de felicidad y asombro típica de la mañana de Navidad al ver la envergadura de la construcción".


El vestuario
El deslumbrante vestuario de "Muerte en el Nilo" es obra de Paco Delgado, nominado al Oscar®, y representa su primera colaboración con el director y productor Kenneth Branagh. El diseñador de vestuario se sintió inmediatamente atraído por el deseo de Branagh de aportar un toque de modernidad a la época. "Ken quería un enfoque de época muy elegante y más contemporáneo, en lugar de una simple reproducción", dice Delgado.

Para Delgado, no se trataba de reproducir la jerarquía social de la década de 1930... quería que el público sintiera que estos personajes son reflejos mucho más cercanos de ellos mismos. El diseñador de vestuario investigó la época y eligió formas y diseños, colores, patrones e ideas, teniendo siempre en mente la visión de Branagh. "No hemos intentado hacer una película contemporánea, pero buscamos los elementos que resultaran más atractivos en un contexto contemporáneo", explica el diseñador.

Era fundamental que la ropa transmitiera la sensación de calor ya que la historia está ambientada en Egipto, pero también debía resaltar la atracción sexual entre Simon Doyle y Linnet Ridgeway. "Existe un triángulo de pasión, amor y sexo entre Jacqueline de Bellefort, Simon y Linnet", explica Delgado. "Linnet es una persona querida y odiada al mismo tiempo, y por esa razón es mucho más difícil adivinar quién podría matarla".

"Nuestro objetivo era hacer que nuestro público sudara un poco con ellos, pero además queríamos que sintieran esa urgencia, esa pasión, esa lujuria, ese apetito, ese deleite, ese placer de querer devorar a otra persona. No siempre es algo bueno, pero puede ser tremendamente emocionante", dice Branagh. "En ese triángulo amoroso central entre Gal y Armie y los personajes de Emma, se produce electricidad, y en los tres casos supieron transmitir pasión e intensidad, pero sin pasarse ni exagerar. Son personas que pueden actuar, hablar y ser tremendamente naturales".

El vestuario refleja la paleta de colores del verano y la ligereza de las telas veraniegas, lo que coincide con la paleta de colores de las cabinas del barco. "Cuando trabajas con escenas que tienen lugar en el exterior, los colores ya están determinados. Por ejemplo, los colores amarillentos-parduscos de la tierra son así y el cielo azul es azul. Pero cuando ruedas en interiores, puedes manipular la paleta de colores de las paredes, los muebles o los manteles, por ejemplo", dice Delgado.

"El vestuario de Paco está compuesto de ropa personalizada. Son como un matrimonio entre su imaginación, su talento para el color y la textura y su deseo de buscar prendas originales", dice Branagh. "Le encanta la ropa y la alegría que reinaba en esa época y anima a los actores a disfrutar de los colores y las texturas y a enamorarse de su ropa".

Delgado y su excelente equipo de artistas crearon a mano casi el 92% del vestuario. En total, había unos 150 trajes y vestidos. "Tuvimos que recrear el año 1937 y asumimos que en la Segunda Guerra Mundial la mayor parte de la ropa no sobrevivió", explica Delgado. "Y como se trata de un tipo de personas muy concreto, queríamos que ese estilo de la jet-set se reflejara en las formas y en las prendas, y por eso fue mucho más difícil encontrar ropa ya hecha".


En los cines
Aunque parezca increíble, el año 2020 es el centenario de la publicación de la primera novela de Agatha Christie. Agatha Christie es una de las mejores escritoras de la historia de la literatura. Su talento reside en saber combinar una trama compleja e inesperada, sentimientos humanos primarios como la compasión y la incertidumbre con un maravilloso sentido de la diversión y la capacidad de emocionar y sembrar el miedo en sus lectores.

Según el director y productor Kenneth Branagh, "Muerte en el Nilo" recoge la enorme calidad de la literatura de Christie y ha rehumanizado las tramas para que el público se sumerja en la acción, el desarrollo de los acontecimientos y en una aventura absolutamente irresistible. "En los tiempos difíciles que hemos atravesado, un viaje por el Nilo que nos transporta al antiguo y majestuoso esplendor de Egipto se convertirá en un auténtico bálsamo para el público", dice Branagh. "Y todo es más divertido si cuentas con una trama compleja e inesperada y una historia que emociona y da miedo, pero siempre revestido de inteligencia, emociones humanas, compasión y una sensación de incertidumbre con la que todos podemos identificarnos".