Cinemanía > Películas > Jungle Cruise > Comentario
Destacado: Lady Gaga protagoniza 'La casa Gucci' una película de Ridley Scott
Jungle Cruise cartel reducido Jungle CruiseDirigida por Jaume Collet-Serra
¿Qué te parece la película?

“‘Jungle Cruise' trata sobre la aventura y la vida, y sobre vivir una vida plena”, dice Dwayne Johnson, que también es productor de la película. “Ser consciente de eso y romper barreras haciendo cosas más allá de lo que la gente cree que son tus límites. ‘Jungle Cruise" es una aventura: es divertida, es mágica, es mística, es peligrosa, es emocionante”.

Además de los cabezas de cartel Dwayne Johnson (“Jumanji: Siguiente nivel”, “Fast & Furious: Hobbs & Shaw”) y Emily Blunt (“Un lugar tranquilo”, “El regreso de Mary Poppins”), la película cuenta con Edgar Ramírez, nominado en dos ocasiones a los Globos de Oro® (“El día del sí”, “Carlos”) como Aguirre; con Jack Whitehall ("Jack Whitehall: Solo estoy bromeando", "La película de la mala educación") como MacGregor; con el dos veces nominado al Emmy® Jesse Plemons ("The Master", "Black Mass: Estrictamente criminal”) como el príncipe Joachim y el nominado al Oscar® Paul Giamatti (“12 años de esclavitud”, “Cinderella Man: El hombre que no se dejó tumbar”) como Nilo.

Jaume Collet-Serra dirige un guión de Michael Green, nominado al Oscar® junto con Glenn Ficarra & John Requa. La adaptación para la pantalla es de John Norville y Josh Goldstein y Glenn Ficarra & John Requa.

"Jungle Cruise" de Disney está producida por John Davis y John Fox de Davis Entertainment; Dwayne Johnson, Hiram García y Dany García de Seven Bucks Productions; y Beau Flynn de FlynnPictureCo., Scott Sheldon y Doug Merrifield son los productores ejecutivos.

El equipo detrás de las cámaras incluye al director de fotografía Flavio Labiano (“Infierno azul”, “Non-Stop (Sin escalas)”); al diseñador de producción Jean-Vincent Puzos (“Z. La ciudad perdida”, “La infancia de un líder”); al diseñador de vestuario nominado al Oscar® Paco Delgado ("Les Misérables", "Glass (Cristal)"), al montador Joel Negron ("Thor: Ragnarok", "Infierno azul"), a los supervisores de efectos visuales Jake Morrison ("Thor: Ragnarok", "Ant-Man") y Jim Berney ("Aquaman", "Minecraft”); al supervisor de efectos especiales ganador de un Oscar, JD Schwalm ("El primer hombre", "El destino de los furiosos 8”); al director de maquillaje ganador del Oscar Joel Harlow (“Star Trek: Más allá”, “Black Panther”); a la diseñadora de peluquería ganadora del Oscar Adruitha Lee (“El escándalo”, “Dallas Buyers Club”); con música de James Newton Howard, nominado al Premio de la Academia ( “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, franquicia de “Los juegos del hambre).


Jungle Cruise: Una famosa atracción de Disneyland
La atracción Jungle Cruise del parque Disneyland ha emocionado a los visitantes desde que se inauguró en Anaheim, California en 1955. La popularidad de la atracción la convirtió en una de las atracciones del día de la inauguración del Parque Temático Magic Kingdom en Walt Disney World Resort de Florida en 1971, y en Tokio Disneyland en 1983. En 2005, Hong Kong Disneyland presentó una versión modificada, Jungle River Cruise, como una de las atracciones del día de la inauguración.

El tono de la atracción era más serio cuando se inauguró, ese primer día en Disneyland Park recibió a los visitantes en 1955. El río ha cambiado de curso a lo largo de los años y las incorporaciones incluyen la piscina para bañarse con elefantes, gorilas en el campamento del safari y una nueva escena con pirañas.

La vegetación está diseñada para que parezca creada por la naturaleza. Desde 1955, la vegetación de Jungle Cruise se ha convertido en su propia selva tropical con tres niveles: el dosel superior, el sotobosque y el suelo del bosque. El "padre" de la selva de la atracción fue el horticultor y Leyenda de Disney Bill Evans, que dirigió el paisajismo de gran parte de Disneyland en la década de los 50.

Los capitanes del Jungle Cruise lideran una expedición repleta de humor irreverente, que transporta pasajeros a lo largo de cuatro ríos: el Nilo en África, el Amazonas en América del Sur, el Irrawaddy en el sudeste asiático y el Ganges en la India.

Comienza una aventura sin parangón
Los productores John Davis y John Fox de Davis Entertainment, Dwayne Johnson, junto con su equipo de Seven Bucks Productions formado por Hiram García y Dany García, y junto con su socio productor desde hace mucho tiempo Beau Flynn (FlynnPictureCo.), se unieron a Disney para llevar la emocionante aventura “Jungle Cruise” a la gran pantalla.

“Jungle Cruise" se inspiró en el hilarante viaje de aventuras en barco fluvial con juegos de palabras que ha hecho las delicias de niños de todas las edades durante casi 65 años. “A la gente le encanta la atracción de Jungle Cruise por su rica historia y su tradición”, dice Dwayne Johnson. “Además cuando te subes a Jungle Cruise experimentas lo mismo que hace 50 o 60 años. Ese es su encanto. Cuando visitas a los parques Disney de todo el mundo, ves reproducciones de Jungle Cruise que son realmente espectaculares. Además, la gente ve cumplidos sus deseos cuando se sube a la atracción. En mi opinión, ese deseo cumplido es viajar a otro mundo y embarcarte en la aventura de tu vida”.

Para el productor Hiram García, la oportunidad de producir “Jungle Cruise” con Disney era una perspectiva emocionante. “Lo más especial de participar en una película de Disney es que te estás convirtiendo en parte de la historia y de un legado. Nadie lo hace mejor que Disney. Hacen películas, historias y cuentos que se quedan grabados en la mente de la gente para toda la vida. La gente las ve de niños y permanecen con ellos hasta que son adultos y luego lo transmiten a sus hijos. Cuando formas parte de algo así, sientes la energía de Disney, una marca que se toma muy en serio lo que hace y cómo impacta en el mundo. Una vez que has formado parte de la familia Disney, te das cuenta de que estás haciendo realmente importante en este negocio”.

John Davis y John Fox fueron fundamentales a la hora de evaluar la viabilidad de convertir la atracción de Jungle Cruise en un posible proyecto cinematográfico. La película clásica de 1951 "La reina de África", protagonizada por Humphrey Bogart y Katharine Hepburn, sirvió de inspiración para los Imagineers de Walt Disney a la hora de concebir el viaje. Con unas raíces cinematográficas tan sólidas además de ese sentido del humor algo kitsch, la película tenía todas las papeletas convertirse en un maravilloso cuento contemporáneo.

Gracias al interés que demostraron el presidente de producción cinematográfica de Walt Disney Studios, Sean Bailey y su equipo, el proyecto tenía muchas probabilidades de hacerse realidad y la posibilidad de que Dwayne Johnson se incorporara al proyecto lo hizo aún más viable. Johnson tiene una larga historia con Disney que se remonta a 2007, protagonizando películas como "Papá por sorpresa", "La montaña embrujada" y más recientemente, "Vaiana”.

Gracias a las primeras presentaciones del equipo de Davis, los ejecutivos de Disney aceptaron el proyecto que, según el productor veterano preparó el terreno para una asociación gratificante que iba a impulsar el proyecto "Jungle Cruise" a lo largo de los años. Al referirse a esa combinación de esfuerzos Davis afirma: “Disney ha sido un gran socio a la hora de contar esta historia, particularmente Sean Bailey, que a lo largo de los años quiso formar parte del equipo de los realizadores, lo que no es habitual en un ejecutivo de estudio. Él entendió lo que estábamos intentando lograr. Reconoce la creatividad y la rentabilidad de un proyecto”.

La idea de traducir esta famosa atracción a una aventura de acción alucinante tan especial y única como la misma atracción era tremendamente atractiva. La filosofía de los realizadores era bastante sencilla: Satisfacer a los incombustibles fans de Disneyland respetando y rindiendo homenaje a la integridad y a la mitología de Jungle Cruise, a la par que entusiasmar a un público cinematográfico mundial inteligente con una emocionante y enriquecedora experiencia cinematográfica.

“La película y esta maravillosa asociación con Disney es una colaboración que nos es muy querida”, dice el productor Dany García. “Está claro que admiramos a Disney desde hace mucho tiempo y también su increíble capacidad para contar historias auténticas a un público exigente. ‘Jungle Cruise' y esta historia en particular es aún más especial porque se basa, al igual que el trabajo en todas nuestras empresas, en la experiencia humana. El viaje no solo es icónico, sino que ha llevado mucha alegría a mucha gente. Con esta película, nos sentimos muy orgullosos precisamente de eso, de llevar alegría y diversión a nuestro público”.

“Desde el principio queríamos asegurarnos de que todos los elementos de la atracción Jungle Cruise, el espíritu y el enorme respeto y admiración que profesamos a la atracción y a Walt, estén bien presentes en la película”, comenta Johnson. “Hemos trabajado en estrecha colaboración con el equipo de enorme talento de Disney Imagineers para asegurarnos de que recogiendo todos esos momentos memorables e integrándolos en esta aventura épica. Esto es lo que hace que este proyecto sea tan especial. Nos ha llevado años rendir homenaje a esta maravillosa pieza de la historia de Disneyland y estamos encantados en hacer una gran película que rinda homenaje y respete la atracción de Jungle Cruise”.

Para millones de personas en todo el mundo, la marca Disney es una referencia de enorme alcance y profundidad a la vez que una fuente de inspiración y nostalgia. Esa sensación también existe entre los realizadores incluidos Hiram y Dany García, hermanos que tienen sus raíces en Florida y por lo tanto con un amor profundamente arraigado por Disney. Flynn también nació en Florida y creció visitando Disney World. Ahora reside en Los Ángeles desde hace mucho tiempo y Disneyland sigue siendo un destino frecuente para su familia.

“Algunas de las mejores cosas de hacer 'Jungle Cruise' son los recuerdos personales que tengo de ir a Disney World cuando era niño”, comenta Hiram García. “De hecho, era una parte importante de nuestras vacaciones y tengo un montón de buenos recuerdos. Una de las cosas que siempre recuerdo de la atracción, que era una de mis favoritas, eran los capitanes haciendo esos chistes ridículos y todos esos de palabras tan graciosos. Hacían que el viaje fuera muy divertido”.

Estaba claro que la película exigía un director con talento creativo para dar vida a un material que tiene múltiples capas. Jaume Collet-Serra, el director español de películas como “El orfanato”, “Non-Stop (Sin escalas)” e “Infierno azul”, tenía todas esas cualidades. Su trayectoria como un director innovador se basaba en una amplia gama de créditos cinematográficos, y además él estaba deseando dar un paso en adelante en su carrera con un proyecto de estas características.

Collet-Serra siempre fue la primera opción de Davis y Fox, sin saber que el director estaba siempre en la reducida lista de posibles directores que quería Beau Flynn para este proyecto. Para Flynn, las circunstancias siempre parecían ir en contra de una posible colaboración con el director español hasta que llegó "Jungle Cruise”. “Soy un gran admirador de Jaume desde hace muchos años”, señala Flynn. “Llevo muchos años detrás de él, enviándole guiones sin éxito... hasta ahora. Desde el principio me cautivaron su tono, sus movimientos de cámara, su estilo de hacer cine. Todo es muy real, muy humano, pero también hay ligereza y sus películas tienen un leve componente de fantasía que las hacen irresistibles. Es una combinación genial de esta gran y vibrante atracción del parque temático y el estilo y la visión singulares que Jaume imprime a la película”.

El productor Hiram García opina: “Jaume tiene un enfoque increíble sobre el material. No solo tiene muchísimo talento y es un grandísimo artista que llega al meollo de los detalles de los personajes y la historia, sino que también es capaz de alejarse y ver el panorama completo para reevaluar toda la situación y adaptarse. Es un magnífico colaborador”.

Para Dwayne Johnson, la visión de Collet-Serra y la "idea totalmente original de lo que debería ser esta película" eran primordiales. “Proviene de un grupo muy singular y especial de directores españoles que no solo tienen una ética de trabajo increíble y una magnífica estética visual, sino que también saben contar historias a través de su trabajo con la cámara”, explica Johnson. “Cuando piensas en todos los elementos que puede aportar una película sobre la atracción de Jungle Cruise, es fundamental contar con un artista de esta talla”.

Para Collet-Serra, su trabajo con los realizadores comenzó con una premisa en mente. “A la gente le encanta Jungle Cruise. No solo porque es de las más antiguas, también porque es una de las pocas atracciones que puede disfrutar toda la familia junta. “Puedes llevar al niño y a la abuela, así que queríamos hacer una película que reflejara esa particularidad. Una película que toda la familia podría disfrutar junta. Ese fue nuestro punto de partida”.

El lado cómico de la atracción ha ido evolucionando con los años. Así que adoptamos ese tono como premisa y a partir de ahí elaboramos toda una mitología y creamos personajes y situaciones que situarían al público en la atracción ampliando la experiencia de lo que viven en Disneyland. Y ahora pueden vivir eso en el cine”.

Con Collet-Serra a bordo, el trabajo colectivo de escribir el guion recayó en John Norville & Josh Goldstein y Glenn Ficarra & John Requa y el guion adaptado es obra de Michael Green y Glenn Ficarra & John Requa. El guión es una mezcla de género de aventuras clásicas, suspense, acción, risas y corazón ambientado en la Europa y en Brasil de principios del siglo XX con matices míticos que recuerdan el tono de películas clásicas como “La reina de África”, “Tras el corazón verde” o la saga de “Indiana Jones".

Fue esa mezcla de acción y aventura y de relaciones conflictivas lo que atrajo a Emily Blunt al proyecto. “El guion me gustó mucho porque crecí viendo 'Tras el corazón verde' e 'Indiana Jones'”, dice. “Esas eran las películas que veía en bucle cuando era niño. Me encantaban y me transportaban a otros mundos y yo quería estar en ellas. Cuando leí este guión, me llegó directamente al corazón porque era muy nostálgico y a la vez parecía muy real. Me cautivó el espíritu que destilaba”.

Para la productora Dany García, los personajes que desarrollaron los guionistas magnificaban aún más el proyecto. “‘Jungle Cruise', como cualquier historia potente, está muy centrada de forma hermosa e inequívoca en sus personajes, iluminando sus motivaciones, esperanzas, miedos y sueños más profundos”, comenta. “Los personajes auténticos como estos atraen al público y le instan a quedarse, a celebrar sus éxitos y a lamentarse por sus fracasos. La profundidad de los personajes se refleja directamente en la profundidad de las emociones que pueden evocar una buena historia. A lo largo de los años, hemos aprendido que los personajes son lo que recuerda nuestro público en todo el mundo. Estos personajes se quedan contigo mucho después de que los detalles de la trama se desvanezcan”.

Por mucho que los guionistas y realizadores buscaran crear un nuevo mundo de Jungle Cruise para el público cinematográfico, no serían justos si no rindieran homenaje a la tradición de la atracción con sus chistes kitsch y sus juegos de palabras que provocan tantas risas. “Para nosotros, era muy importante ya desde el principio, incorporar en esta historia y en la mayor medida posible la mitología de Jungle Cruise y Disneyland”, explica el productor Beau Flynn. “Lo primero y más importante son los juegos de palabras. Son una parte fundamental de la atracción y, gracias a los Imagineers de Disney, hubo miles de juegos de palabras, bromas y relatos que elegimos cuidadosamente. Hemos seleccionado una maravillosa combinación de juegos de palabras y bromas a lo largo de la película. Creo que los fans de la atracción lo apreciarán particularmente, ¡pero a todos les encanta un buen juego de palabras!”

Los guiños a la atracción de Jungle Cruise abundan, como explica Collet-Serra: En primer lugar, la gran estrella de la atracción real de Jungle Cruise es la cascada. Así que no podíamos hacer una película o un crucero por la selva sin que apareciera la cascada. A lo largo de toda la película hay pistas y guiños a la atracción. Hay muchas pirañas como en la atracción y serpientes de mentira. También hay pequeños detalles como una pistola y una cartuchera cerca del timón del barco. Es algo que hay en todos los barcos de la atracción de Jungle Cruise. Hemos conservado ese tipo de cosas”.

Pero en medio de toda esa acción gigantesca, el humor y los efectos visuales deslumbrantes se encuentra el tema del amor, triunfante y eterno, que los realizadores sabían que era el eje de la historia de “Jungle Cruise". Flynn afirma: “Siempre imaginamos 'Jungle Cruise' como una gran película de acción y aventuras con mucho sentido del humor, pero temáticamente debajo de todo eso hay una maravillosa historia de amor. Convertir la clásica atracción Jungle Cruise del parque temático de Disney en un largometraje global nos brinda la oportunidad de interpretar piezas gigantescas, aventuras clásicas de capa y espada y transportar al público a un mundo mágico que ya no existe en realidad”.

El productor Hiram García lo resume: “'Jungle Cruise' es grande. Es divertida. Es una aventura. Hay suspense. Hay giros. Hay una realidad aumentada con elementos de fantasía. Pero por encima de todo, es divertida. Queremos asegurarnos de que el público disfruta de la aventura de su vida. Y creo que eso lo podemos conseguir con esta película”.


El reparto se sube a bordo

FRANK WOLFF
El carismático capitán Frank Wolff es el director de la Jungle Navigation Company. Frank es un oportunista además de irresistiblemente encantador. Se lleva a turistas confiados a cruceros turísticos a lo largo del Amazonas con poca sustancia, pero mucho humor.

Como productor, el potencial de un proyecto basado en la atracción de Jungle Cruise era lo suficientemente tentador, pero asumir el papel de Frank Wolff, el fracasado capitán del crucero por la selva, estaba repleto de posibilidades para Dwayne Johnson.

Johnson comenta lo que significa asumir una doble responsabilidad: “Fue una oportunidad para hacer una película que, si la haces bien, tiene un poder real y duradero y trasciende a lo largo del tiempo. Pero también me pareció genial y muy importante rendir homenaje a Walt Disney y a su visión. En 1955, cuando se inauguró el primer parque, la atracción de Jungle Cruise fue uno de sus proyectos preferidos. No lo sabe mucha gente, pero el propio Walt Disney fue el primer capitán del primer viaje en la atracción de Jungle Cruise. Invirtió mucho tiempo, amor y pasión en esta atracción. Y aquí estamos, muchas décadas después, con una maravillosa oportunidad de crear algo especial”.

Al describir su personaje, Frank Wolff, Johnson dice: “Frank es un capitán que navega por el Amazonas y está muy orgulloso de lo que hace. A medida que avanza la película vas conociendo cosas sobre Frank que nunca hubieras imaginado. Es un hombre que ha vivido mucho y tiene una manera muy singular de ver la vida. Frank conoce a Lily, que es ambiciosa, valiente, divertida, encantadora y preciosa y al final, todo es le recuerda lo hermosa que puede ser la vida”.

El director Jaume Collet-Serra estaba encantado de contar con Dwayne Johnson en el papel protagonista y recuerda su primera conversación: “Le dije que no lo había visto en un papel como este pero que estaba seguro de que lo haría genial. Cuando llegó al rodaje no le dio miedo parecer un poco más vulnerable en la pantalla, y no ser solo ese macho alfa que suele interpretar. Es la estrella más grande del mundo, así que, en este momento, creo que quiere arriesgarse un poco y se sintió muy a gusto arriesgándose en esta película”.

Desde las primeras reuniones con Johnson y su coprotagonista Emily Blunt, los realizadores fueron testigos de una conexión instantánea entre los dos. La pareja entabló rápidamente entabló una verdadera amistad.

Cuando comenzó el rodaje, esa química fuera de la pantalla continuó, y fue muy productiva para la interacción entre los dos delante de la cámara, infundiendo el tono de la comedia, la acción y los diálogos rápidos con una espontaneidad dotada de una gran energía. La cinta es un guiño creativo a las películas clásicas con parejas que se llevan mal pero que se encuentran en una situación delicada que deben afrontar juntos. En este caso, nuestros héroes siempre están en desacuerdo, y Johnson y Blunt reproducían esa dinámica maravillosamente bien.

“La química ha imperado durante todo el rodaje y se ve reflejada en todas las interacciones de Dwayne Johnson y Emily Blunt”, dice el productor Beau Flynn. “Dwayne y Emily iluminan la pantalla. Se han hecho enseguida amigos en la vida real. Y cuando los dos hacen una escena juntos hay magia”.

Y continúa diciendo: “También se hacen bromas constantemente. Se ríen sin parar. Uno de nuestros mayores problemas, y es un problema de verdad, es que hacer que no se rían en medio de una toma, porque se están divirtiendo 24 horas al día, 7 días a la semana. Su química es única. Es algo muy raro y absolutamente genial. Como productores, podemos pasar todo el tiempo del mundo hablando del reparto y de las posibles combinaciones, de cómo vamos a juntar a las estrellas y de cómo las vamos a dirigir en el set, pero la química es una de esas cosas que sucede en contadísimas ocasiones. Todos los que hacemos 'Jungle Cruise' tenemos mucha suerte de que se produzca esa energía incombustible entre nuestros dos héroes, Frank y Lily”.

Jaume Collet-Serra está de acuerdo. “Para mí fue genial. Hay una química asombrosa entre ellos y se nota muchísimo en la película. Es algo que no se puede escribir en un guion. Es una ventaja maravillosa para un director porque una escena, por simple que sea, se convierte en una oportunidad para que suceda algo mágico. En el guión pueden ser dos líneas de diálogo que de repente se convierten en una broma de un minuto. Ver y rodar esos momentos fue muy divertido y además estás deseando que lo vean los demás”.

Emily Blunt dice de su coprotagonista: “Dwayne Johnson tiene una presencia extraordinaria. Es maravilloso y muy natural y hace el papel sin sobreactuar. No le dan miedo las extrañas peculiaridades y tendencias egoístas de Frank y, lo que es más importante, a su vulnerabilidad y su pasado. Todas esas capas le dan mucho con qué jugar, y creo que ha disfrutado muchísimo con él papel. Y yo también he disfrutado muchísimo con su interpretación”.

LILY HOUGHTON
La Dra. Lily Houghton es una decidida científica y exploradora británica que es tan brillante como intrépida. Lily es un espíritu libre que se para ante nada. No solo le mueven sus ideales, sino también unas ganas tremendas de demostrar su valía.

Cuando llegó el momento de encontrar una actriz para el papel de la testaruda Dra. Lily Houghton, los realizadores solo querían a Emily Blunt, la actriz ganadora del Globo de Oro® y del SAG.

Y afortunadamente para todos, Blunt se sintió inmediatamente atraída por el personaje de Lily Houghton cuando leyó el guión. “Me impresionó tanto la determinación y la tenacidad de Lily, como el hecho de que era una adelantada a su tiempo ya que la película está ambientada en 1917. “Había una enorme desigualdad entre hombres y mujeres y lo que se esperaba de ella en esa época en particular. Pero ella no se inscribe en lo que era apropiado para su sexo. Además, me pareció increíblemente divertida. Es muy imprudente, independiente y aventurera. Su espíritu me pareció admirable”.

Aunque el guión de “Jungle Cruise” fue su entrada al mundo que tanto aprecian los fans de Disneyland, fue su encuentro con el director auteur, Jaume Collet-Serra, lo que sellaría su participación en la película.

Blunt se sintió cautivada por la versión apasionada y definitiva de Collet-Serra sobre el material, y su conversación le dio todas las garantías sobre el papel que iba a interpretar. “Cuando conocí a Jaume, me senté con él y se convirtió en la razón por la que acepté hacer esta película. Me dijo con su estilo muy español que esta película trata solo sobre el amor. Y yo le dije que me encanta la gente romántica. Necesitas una persona romántica para dirigir esta película”.

Y añade: “Jaume tiene una gran profundidad emocional. Es muy competente. Y tremendamente decidido. Tiene una energía desbordante y eso es algo muy necesario para hacer una película de esta escala. Es una película muy exigente con muchísimos elementos. No solo a nivel emocional, también en el campo de las imágenes digitales, los efectos especiales y las impresionantes secuencias de acción. Necesitas energía, concentración y visión. Me pareció una persona maravillosa. Todos lo querían en el set”.

Jaume Collet-Serra también se deshace en elogios a Blunt. “Lily no existiría sin Emily”, afirma entusiasmado el director. “Creo que es muy difícil escribir un personaje como él de ella porque siempre intentas darle muchas motivaciones y muchas cosas a este tipo de personajes, como hemos visto en otras películas. Pero Emily consigue que Lily sea real y no necesita nada de eso que sueles añadir en un guión para motivar a un personaje”.

Cuando una fuerza de la naturaleza como Lily tiene que asociarse con un cínico igualmente obstinado y arrogante como Frank, está claro que van a surgir chispas mientras navegan río arriba en el espacio confinado de La Quila con el reacio MacGregor a cuestas.

Aunque la mayoría de la gente tarda en darse cuenta de los engaños de Frank, un encuentro improvisado une a Frank y a Lily, y ella empieza a calarlo. Las primeras impresiones que tienen uno del otro no son las mejores y se establece una relación conflictiva teñida de una tensión romántica subyacente.

Al referirse a la dinámica que hay entre sus personajes, Blunt afirma: "Esa dinámica es tremendamente interesante porque es cinismo combinado con optimismo. Ella se limita a inyectarle una vida nueva y darle esperanza para seguir adelante. Y creo que él lo necesitaba desesperadamente. Me encanta que sean polos opuestos. Y lo cierto es que Dwayne y yo también somos tremendamente diferentes. Pero funcionó. Me encantó”.

Johnson dice de su socia: “Yo era un gran admirador de Emily Blunt incluso antes de que trabajáramos juntos. Su actuación habla por sí sola. Es una actriz premiada que hace trabajos maravillosos repletos de matices, tonos e inflexiones. No hay nada que no pueda hacer. Es una de las actrices con más talento y más versátiles del panorama actual. Puede cantar, bailar, sumergirse en lo más profundo, ser oscura o, al contrario, más luminosa. Fue tan especial contar con Emily y que fuera mi coprotagonista”.

AGUIRRE
El Capitán Aguirre es el temible líder de una despiadada cuadrilla de soldados. Estos hombres malditos son grandes luchadores que libran una venganza personal. Esa circunstancia los convierte en una amenaza aún mayor en la búsqueda de Frank y Lily.

Edgar Ramírez, un actor nacido en Venezuela, se sumergió en la imprevisibilidad y el suspense de la aventura. “Me encantó. Es fantástico. Te tiene en vilo”, dice Ramírez. “Siempre relaciono esta película con un juego de mesa, en el que avanzas y luego retrocedes; después te encuentras con dificultades y luego las superas y te ves obligado a empezar de nuevo. Cuando está a punto de alcanzar la meta, tienes que retroceder unas cuantas casillas. Todos los jugadores intentan conseguir lo mismo, pero todos se interponen en el camino de los demás. Así es esta película y me encanta esa dinámica”.

Al referirse a la película, Ramírez dice que le dio la impresión de que los habían “invitado a una gran fiesta muy divertida. Esta película tiene mucho color, diferentes texturas y personajes, y también es muy clásica en muchos sentidos. Si a eso le añades el tono de la película, la aventura, el misterio y el humor, este es el tipo de película con las que crecí de niño. Grandes películas de aventuras. Así que formar parte de una película como esta es un sueño hecho realidad”.

Me gusta el misterio de Aguirre, mi personaje, y su dualidad. E interpretar a un personaje como Aguirre que camina por esa delgada línea entre el bien y el mal es tremendamente interesante”.

Al referirse al personaje de Aguirre, Ramírez comenta: “Mi personaje arrastra una pena que no comparten el resto de los personajes, así que de alguna manera mi personaje vive en su propio mundo. Lleva mucho tiempo sufriendo y acumulando un gran deseo de venganza contra Frank. Pero aprenderá que nada bueno surge de la venganza”.

Para Collet-Serra, contar con Edgar Ramírez para interpretar a Aguirre fue una elección “perfecta”. “Necesitábamos a un gran actor que se sintiera cómodo actuando en ese espacio, con la armadura y el disfraz. “Y a Edgar, a quien conozco desde hace años y es amigo mío, le encantó llevar todo eso encima. Además, el personaje conlleva muchos efectos visuales, así que necesitábamos a un actor que pudiera trascender el aspecto técnico de los efectos visuales y ofrecer una gran interpretación. Por eso Edgar era perfecto”.

MACGREGOR HOUGHTON
MacGregor, el hermano de Lily, se une a ella y a Frank en su expedición por el Amazonas. Al repulido MacGregor le gusta disfrutar de las mejores cosas de la vida: ropa elegante, buena comida y una vida de lujo, incluso en medio de la selva tropical.

Junto a Johnson y Blunt en su viaje por la selva está el comediante y actor británico Jack Whitehall como MacGregor Houghton, el apuesto hermano de Lily cuyos intentos bien intencionados, pero a menudo ineptos de cuidar de su hermana dan lugar a algunos de los momentos más divertidos de la película.

Aunque él y Blunt no se conocían, no tardaron en descubrir algunas coincidencias inesperadas en sus antecedentes ya que habían crecido en la misma parte de Londres. La pareja entabló enseguida una relación familiar, que Whitehall atribuye a esas extrañas coincidencias. “Nuestro pasado es muy similar”, señala Whitehall, “así que resulta perfecto que Emily y yo interpretemos a una hermana y a un hermano. Creo que hemos podido llevar todas esas conexiones extrañas que tenemos a la pantalla de la mejor manera posible”.

“Jack se ha convertido en mi hermano, y lo cierto es que asumimos esa relación desde el principio. “No le conocía de nada, aunque crecí a cinco minutos de donde él vivía. Ahora nuestras madres se conocen. Van a cenar juntas. Es maravilloso. Me hace reír muchísimo. Tuvimos mucha suerte de contar con él”.

Dwayne Johnson añade: “Jack Whitehall es un grandísimo talento y además es muy divertido. Al igual que el personaje de MacGregor, desprende calidez y humanidad. Jack era perfecto para el papel y todos estamos muy orgullosos de su interpretación. Tiene un talento asombroso. Y lo que es aún importante, es un gran tipo”.

Whitehall, que se considera un "súper fan de Disney", visitó Disneyland en su juventud y está muy familiarizado con todo lo relacionado con Disney. Su obsesión es bien conocida por sus fans, que han visto de primera mano la profundidad de su fascinación. Una vez dedicó un programa de comedia completo a "El Rey León", representando la escena final en su totalidad.

“Formar parte de una película de Disney es algo muy especial”, dice entusiasmado Whitehall. “Crecí con todas esas películas y me gustaban todas. Estoy obsesionado con Disney, siempre he estado obsesionado con Disney. Al conocer por primera vez a Sean Bailey [el presidente de producción de Disney] le rogué que participara en 'El Rey León', pero no funcionó. Pero ahora estoy haciendo 'Jungle Cruise' y estoy encantado de formar parte de la familia Disney”.

A Whitehall también le cautivó el dominio de Collet-Serra de cada elemento de la película. “Jaume tenía una visión muy clara de esta película, que se hizo evidente desde el momento en que lo conocí. Me gustó muchísimo porque, gracias a él, no se va a parecer a ninguna otra película de esta naturaleza. Puede hacer acción y drama, pero desde el principio dejó claro que la comedia no era su fuerte. Pero durante el rodaje, su manera de abordar las escenas cómicas fue increíble. En todas las escenas cómicas que hacemos, entra y sabe cuándo hay que acelerarla o qué hay que acentuar. Y lo mejora todo en un instante. Así que creo que ha estado ocultando su lado cómico. Es un genio”.

Jaume Collet-Serra comenta: "Necesitábamos a alguien que fuera muy bueno reaccionando y que supiera llevar el viejo mundo a este nuevo mundo y representar esa transición. Jack es un genio de la comedia y es un gran actor y escritor. Trabajar con él ha sido una experiencia extraordinaria”.

NILO
Nilo es propietario de una compañía de cruceros turísticos con enorme éxito. Es una figura potente y un competidor feroz en la ciudad portuaria del Amazonas donde Frank se gana la vida a duras penas con su destartalado barco.

El veterano actor veterano Paul Giamatti interpreta a Nilo, que tiene una larga historia con Frank Wolff, el personaje de Dwayne Johnson. “Nilo tiene a Frank en sus manos”, dice Giamatti. “Le chantajea y quiere todos los barcos del puerto. De hecho, también quiere el barco destartalado de Frank. Nilo quiere controlarlo todo. Así que intimida a Frank para conseguir lo que quiere”.

El barco de Frank, La Quila, es exactamente lo opuesto a los elegantes y modernos barcos turísticos de Nilo que están amarrados en el mismo puerto. "La Quila es un personaje maravilloso en sí mismo", comenta Giamatti. “Es un barco viejo y destartalado que se parece a Frank en muchas cosas. Frank lleva mucho tiempo por aquí, lo mismo que el barco. La Quila es una especie de vagabundo viejo y adorable. Es maravilloso. Los barcos de Nilo están en perfecto estado, pero él de Frank barco tiene muchísima personalidad”.

Collet-Serra quería que Nilo fuera tan colorido y memorable como la ciudad misma, y con eso, el actor también comenzó a pensar en la historia de fondo del personaje. “Jaume realmente quería que la ciudad de Porto Velho fuera impactante, y Nilo lo encarna todo con excentricidad y fanfarronería, así que ese fue nuestro punto de partida inicial para construir este personaje”.

“Intento añadir capas a cada personaje que interpreto”, dice Giamatti. “Antes de filmar, sugerí la idea de la cacatúa, pero poco a poco empecé a tener miedo de mi propia idea. Pero luego resultó ser genial, porque Lover estuvo fenomenal”.

Como una de las coprotagonistas favoritas de Giamatti, Lover Girl, también conocida como Lover, una cacatúa de las Molucas que interpreta a Rosita, y que fue un rival temible para Johnson y Blunt. “Nilo es temido por todos en la ciudad, sin embargo, este pájaro dulce y adorable es lo único que tiene en su vida y saca un lado diferente de él. Adora a Rosita, y muestra algo de humanidad en este hombre que es muy desagradable. De modo que mi gran idea fue un acierto”, dice Giamatti.

Jaume Collet-Serra firma que la idea del pájaro fue de Giamatti y añade: "Paul me dijo que a pesar de que su apellido es Giamatti, nunca le habían pedido que interpretara a un personaje de ascendencia italiana. Así que quería intentar hacer el acento italiano y llevar una ropa muy exagerada. Y estuvo genial. Se implicó mucho en el personaje. Tuvimos algunas escenas de acción con él y él hizo sus propias acrobacias increíblemente bien. Es muy divertido y ha sido un placer trabajar con él”.

PRÍNCIPE JOACHIM
El príncipe Joachim es un joven comandante rico y capaz que tiene a su disposición un arsenal de armas de tipo militar. En su búsqueda de poder y gloria, busca despiadadamente el antiguo artefacto en el corazón del viaje de Lily y Frank.

Jesse Plemons, que interpreta al príncipe Joachim, trabajó con el director Jaume Collet-Serra para desarrollar el personaje del villano. “Hablamos sobre dónde pondríamos el límite a las siniestras y aterradoras cualidades del príncipe Joachim y la posibilidad de incorporar algún elemento impredecible", recuerda Plemons. “Intentamos crear un personaje villano que sea muy especial. Así que había que encontrar sus peculiaridades. Es alguien que piensa en el futuro y mira hacia el futuro. Así que intenté tener eso en mente cuando estaba trabajando en el personaje”.

Para Plemons, actuar junto al resto del reparto fue una gran experiencia. “El reparto es una de las razones que me llevaron a aceptar este papel", afirma el actor. “Es un grupo increíble del primero al último. Cada uno de ellos aporta algo único a la película. Y todos tienen muchísimo talento”.

El director Jaume Collet-Serra describe a Plemons como “uno de los actores más increíbles de esta generación”. “Es un gran actor de carácter”, comenta Collet-Serra. “Se transforma completamente en cada papel que asume. Él fue quien diseñó el personaje. Le di total libertad y él me dio unas ideas increíbles sobre cómo interpretar el personaje. Es muy difícil interpretar este tipo de arquetipo o chico malo que hemos visto antes y conseguir ser original, divertido y agradable, pero al mismo tiempo ser alguien que da miedo a la gente. Y lo logró de manera brillante”.

Completan el reparto la actriz Veronica Falcón ("Perry Mason", "Reina del Sur (Reina del sur)") en el papel de Trader Sam, otro personaje salido directamente de la atracción, pero con un giro ingeniosamente reinventado, junto con actores españoles como Dani Rovira (“Los Japón”, “Ocho apellidos vascos”) encarnando a Sancho y Quim Gutiérrez (“Ventajas de viajar en tren”, “Persiguiendo maravillas”) como Melchor, los conquistadores que acompañan a Aguirre en su búsqueda.


La realización de Jungle Cruise
Transportar a los fans a un mundo nuevo y emocionante y, al mismo tiempo, dar vida a la experiencia de Jungle Cruise fueron los cimientos sobre las que se construyó "Jungle Cruise", la película. Las localizaciones exóticas y exuberantes de la película y el diseño de producción imaginativo y de fantasía iban acompañados de un vestuario de época detallado. Todo esto fue fundamental para que los realizadores ofrecieran una versión de acción muy bien ejecutada con lo que más gusta de la famosa atracción de Disney.

Para llevar a cabo este gran proyecto, Jaume Collet-Serra confió en el cerebro creativo del diseñador de producción Jean-Vincent Puzos, el diseñador de vestuario nominado al Oscar® Paco Delgado y el director de fotografía Flavio Labiano. Los supervisores de efectos visuales Jake Morrison y Jim Berney aportaron imágenes digitales alucinantes que complementan la acción y los componentes sobrenaturales.

“Esta película se desarrolla a principios del siglo XX en la selva amazónica así que queríamos hacer una película vibrante, rica y repleta de color. “Es difícil hacer una película en el Amazonas, así que tuvimos que reproducir esos colores y esas texturas a nuestro plató y las únicas herramientas que teníamos eran el diseño de producción y el vestuario”.

Para asegurarse de que estaban representando el Amazonas del período de tiempo con precisión, los realizadores investigaron los animales y la flora. “También contamos con un asesor cultural que se aseguró de que todo estuviera representado de forma correcta. “La lengua tupi se hablaba allí hace muchos años, por lo que hicimos nuestra propia versión basándonos en esa antigua lengua para que nuestros personajes parecieran más reales”.

El director Collet-Serra se asoció con su director de fotografía Flavio Labiano para crear esa sensación rica y soleada que tenía el Amazonas a principios del siglo XX y crear paisajes maravillosos que destilaran una energía especial. “Fabricamos nuestras propias lentes para las cámaras para asegurarnos de que la luz fuera cálida. “Así que todo se diseñó para llevar ese tono cálido y vibrante del Amazonas a nuestros escenarios de Atlanta. Es un gran colaborador. Filma maravillosamente bien con la cámara y consigue que los actores tengan un aspecto increíble. Ha filmado muchas películas en América Latina y sabe perfectamente cómo son las cosas allí”.

Panavision hizo las lentes especiales para los realizadores, con un tono sepia amarillento colocado directamente en las lentes. El productor Beau Flynn comenta: “Es importante, como realizadores, que transportemos al público a un lugar en el que nunca ha estado o experimentado y por eso, el aspecto, la textura y el feeling de la película son tan importantes. A Jaume y Flavio les encantó utilizar nuestras lentes lo más posible. Estaban encantados de poder diseñar lentes que sólo se iban a utilizar en 'Jungle Cruise.’ Fue una gran decisión porque estamos comprometidos con las imágenes. En la posproducción puedes hacer mucho, puedes añadir colores y efectos visuales, pero no hay nada mejor que rodar en ambientes físicos y que esa belleza se refleje en las películas gracias a las lentes”.

Para el aspecto de la selva, los realizadores empezaron la película pensando que irían al Amazonas para rodar allí algunos elementos que luego combinarían en la pantalla azul. Pero enseguida se hizo evidente que llevaría meses obtener las tomas porque todos los lugares increíbles en los que querían filmar en el Amazonas están en realidad muy lejos unos de otros. Después se decidió utilizar solo material digital para el Amazonas, lo que liberó a los realizadores para que pudieran filmar la película de una manera que no dependiera de tomas estáticas que tendrían que encajar en las escenas.

Para Collet-Serra también fue muy importante que Johnson, Blunt y el reparto pudieran tener una interacción táctil con su entorno, ya fuera la destartalada La Quila, la bulliciosa ciudad de Porto Velho o la densa selva amazónica.

“Dado que la película necesitaba muchos efectos visuales, era importante que el comienzo de la película tuviera una base sólida”, dice el director. “Cuando nuestros personajes llegan a Porto Velho en el Amazonas, tenía que parecer un lugar real”.

Cuando arrancó el rodaje en la primavera de 2018, el reparto y el equipo técnico pudieron conocer por primera vez la visión de Collet-Serra gracias a los esfuerzos del diseñador de producción Jean-Vincent Puzos y su equipo de constructores, pintores, paisajistas y artesanos decoradores.

En las colinas de la isla más verde de Hawái, Kauai, se encontraron con lo inesperado: Porto Velho, una ciudad fluvial animada e imponente, construida a lo largo de las orillas de una tranquila masa de agua.

Durante los cinco meses anteriores, Puzos y su equipo habían comenzado a trabajar y habían iniciado un laborioso proceso de transformar el entorno indómito en un set de rodaje multidimensional que permitiría a Collet-Serra acceder sin restricciones a cualquier rincón del set con una vista impresionante como telón de fondo.

“Todos desembarcaron en Hawái desde Londres para rodar la aventura en Sudamérica”, dice Puzos. “Así que tuvimos que convertir esa localización en una ciudad de principios de siglo más realista. Es un lugar muy tranquilo donde puedes llegar con tu camión y tu equipo, y construir lo que necesitas. Y tienes el fondo del verde y la montaña, es decir todo”.

El diseñador de producción de origen francés, que también es arquitecto y paisajista, utilizó todas las herramientas de su arsenal para visualizar, diseñar y construir la ciudad portuaria ficticia justo en el corazón del Amazonas. En el caso de Kauai, contó con un equipo de más de 100 miembros entre constructores, pintores y escultores, paisajistas y encargados de la seguridad marina. Preparó el impresionante escenario construido en y alrededor de un depósito colocado en la cima de una colina. La escala y el enorme número de detalles de cada aspecto de sus sets de rodaje se hicieron evidentes desde el momento en que accedías al mundo que él había creado.

El extenso conjunto incluía múltiples estructuras y pasillos exteriores de varios niveles salpicados con la exótica vegetación de la selva que iba de un bullicioso mercado al aire libre hasta el hotel de dos pisos y restaurante de Porto Velho. Al otro lado de la laguna, los muelles albergaban la nueva y reluciente flota de barcos de Nilo, y un segundo muelle mucho más pequeño donde Frank tiene la base de su negocio turístico Jungle Navigation Co. y donde amarra su barco, La Quila. Desde allí, el muelle lleva a la Taberna de Nilo, un set interior y exterior completo.

“Eso nos llevó a construir una ciudad enorme y todos los interiores se hicieron en la ciudad real, lo que es muy raro ya que los interiores suelen hacerse en los platós. Pero lo hicimos para tener luz natural y la gente entrara y saliera por las puertas a la hora de interactuar. El set era enorme e increíble, y fue genial rodar allí”, comenta Collet-Serra.

“El puerto que han construido de la nada es un lugar increíble para un actor porque entras en él y sientes que has viajado al pasado", comenta Jack Whitehall. “Eso hace que tu trabajo sea mucho más fácil porque te da la impresión de que estás ahí de verdad. Normalmente, cuando vas a los sets, todo parece muy temporal, pero este es sólido y real, como si pudieras vivir en él. Por ejemplo, el hotel. Me alojaría sin dudar un momento en ese encantador hotel. No pasaría el resto de mis días en esa taberna, pero el hotel con el porche, e bar... eso sí que es para mí”.

Dwayne Johnson también se quedó impresionado con el trabajo de Puzos. “El diseño de producción de la película es una fuente de inspiración inagotable. Nuestro diseñador de producción Jean-Vincent Puzos y su equipo han hecho un trabajo extraordinario. Cuando entras en uno de esos sets, entras en otro mundo. Cuando Emily y yo entramos por primera vez en el set, ambos nos miramos y se nos puso la piel de gallina. Es algo mágico. Es impresionante; el nivel de detalle es absolutamente espectacular”.

A la hora de crear sets de una película épica en Hawái, los realizadores se querían asegurar que hubiera flora local y que el entorno no sufriera con la presencia de la película. La producción trabajó en estrecha colaboración con varios especialistas medioambientales para asegurarse de que, una vez finalizado el rodaje y se hubieran eliminado los decorados, todas las zonas utilizadas para el rodaje se volvieran a replantar con plantas autóctonas y cualquier material de construcción utilizable se donara a Habitat for Humanity y a otras organizaciones con sede las islas.

El set de Hawái sería el aperitivo del trabajo de Puzos que iba a sorprender aún más al reparto y al equipo con más escenarios construidos físicamente. Después de siete semanas de rodaje, la película viajó a Atlanta para reanudar el rodaje en varios platós, incluido el impresionante pueblo de la selva, el hogar de Trader Sam y su tribu; un depósito de agua exterior de 1.900.000 litros, envuelto en cientos de palmeras y vegetación; y una pantalla azul de efectos visuales que se colocaría en el horizonte de la selva.

Edgar Ramírez, que rodó la mayor parte de sus escenas dentro del intrincado escenario de la selva ubicado en un plató de 3.500 metros cuadrados en Atlanta, quedó asombrado por la autenticidad de su entorno y dio su sello de aprobación ya que había crecido con el río Amazonas, en Venezuela.

“El Amazonas es uno de los lugares más bellos y misteriosos del mundo”, dice el actor. “Vengo de un país amazónico, así que he estado en el Amazonas y es increíble. Selva es un personaje en sí mismo, y eso queda muy patente en nuestra película. La gente va a saber lo que es la selva amazónica. Si vas allí sin conocerla, la selva se convierte en una amenaza. Pero no todo es malo. De hecho, es uno de los lugares más bellos del mundo y tiene mucha vida. En la película se aprecia la belleza y también los peligros que encierra la selva para los que no la conocen”.

El set de Jungle Village fue todo un desafío técnico para los realizadores. “Queríamos construir un set que tuviera mucha profundidad y también un factor sorpresa cuando aparece en la película", dice el director. “Tiene que darte miedo la primera vez que lo ves y luego, cuando estás dentro, tiene que ser acogedor. Así que nos pareció que para lograr ese factor sorpresa había que colocar el pueblo entre los árboles y a una gran altura. Luego construimos plataformas que interconectaban las pequeñas cabañas donde viven los habitantes del pueblo”.

El montaje de la aldea de árboles fue técnicamente muy difícil de lograr, porque una vez que tenían el multinivel instalado en el aire, rodeado de árboles, necesitaban grúas para filmar las escenas y proporcionar acceso a las personas. Y además tenía que ser seguro. “Valió la pena”, dice Collet-Serra, “porque una vez que estuvimos en ese set, nos sentimos como si estuviéramos en medio de la selva. Teníamos casi 360 grados de visión sin demasiados efectos visuales. Era muy realista”.

Conceptualizar lo que sin duda es otro miembro del reparto de la película —el querido barco de vapor de Frank, La Quila— fue de suma importancia para los realizadores. Tenía que ser un barco que pudiera navegar para cumplir con las exigencias del rodaje. Puzos volvió a estar a la altura ya que él y el supervisor de efectos especiales ganador del Oscar® JD Schwalm equiparon a La Quila con muchos accesorios, convirtiéndola, como Johnson describe, en “un barco de vapor desvencijado con actitud”.

“La Quila es, sin lugar a dudas, otro personaje de la película”, dice Collet-Serra. “Para mí, era muy importante que se pareciera un poco a los barcos de la atracción. Pero Frank es quien ha construido La Quila así que debía reflejar su propia historia. Formaba parte del personaje de Frank casi como una extensión. Y como Frank es un personaje muy solitario, es posible que su relación con el barco sea la más larga que haya tenido jamás”.

Jean-Vincent Puzos hizo un trabajo extraordinario diseñando La Quila. Aportó todos los pequeños detalles, texturas y colores que convirtieron al barco en lo que yo había imaginado. Estaba tan bien hecho que, visto de lejos, es precioso y funcional al mismo tiempo”.

“En cierto sentido, su barco, La Quila, es como el Halcón Milenario para Han Solo ... es su bebé", comenta Dwayne Johnson. “Puede parecer en ruinas. Puede parecer destartalado, una chatarra, pero cuando navega es una preciosidad. Es otro personaje de la película”.

“La Quila es el orgullo y la alegría de Frank”, explica Emily Blunt. “Representa el espíritu y el alma de Frank y de muchas maneras. Hay algo increíblemente encantador en este viejo y destartalado barco que, con suerte, los transportará a todos en esta aventura”.

Y añade: “Trabajar en La Quila fue maravilloso. Siempre quieres estar en sets que te transporten a otro lugar. Y era un barco muy confortable. Tenía muchos sitios pequeños en los que sentarse o acurrucarse”.

El supervisor de efectos especiales JD Schwalm, residente desde hace mucho tiempo en el sur de California, llevó a su hijo de 4 años a Disneyland para familiarizarse con la atracción de Jungle Cruise en busca de inspiración. Su conclusión fue tan simple como el funcionamiento mecánico de la atracción en sí, que hace que el barco se arrastre a lo largo de una pista fija a lo largo de la atracción.

Usando eso como inspiración, Schwalm y su equipo diseñaron un barco que era casi como un coche con ruedas y que se controlaba a distancia para que pudiera moverse hacia arriba y hacia abajo en el depósito. Podía inclinarse y girar, y el agua tenía corrientes generadas por motores. Eso hizo que pareciera que nos estábamos moviendo por el río. Estaba en constante movimiento.

Se hizo una versión del barco para las escenas de acción más importantes de la película, cortesía de diseños de ingeniería estructural que permitieron fijar las 15 toneladas La Quila a un cardán submarino. Un depósito exterior de casi 1.9000.000 millones de agua y de forma ovalada se construyó en un plató exterior de los Blackhall Studios en Atlanta con un sistema hidráulico submarino que ponía a prueba a La Quila ya que debía sufrir los embates de 72.000 litros de agua por minuto.

Desde el diseño hasta la fabricación, se necesitaron casi seis semanas para comenzar a probar lo que iba a montarse en el barco. Una vez completado, la plataforma de cardán con La Quila anexa balanceaba, giraba e inclinaba a Johnson, Blunt y Whitehall en todos los sentidos. Fue un momento glorioso, pero también de los que revuelven el estómago a cualquiera.

No se utilizó ni gasolina ni Diesel para mover La Quila. La Quila es un barco pesado, nada menos que 15 toneladas, así que en el plan original había un motor de gasolina de 250 CV. Pero con el fin de ser más respetuosos con el medio ambiente, los realizadores recurrieron a los motores eléctricos. Los motores eléctricos más potentes tienen 80 CV, pero con ayuda del fabricante y utilizando dos motores, lograron que La Quila alcanzara una buena velocidad.

En cuanto al aspecto de los conquistadores, los realizadores recurrieron a ILM (Industrial Light & Magic) por su experiencia en la creación de personajes totalmente generados por ordenador para películas como "Piratas del Caribe" y "Star Wars”. “Desarrollaron una nueva técnica. Pegaron a nuestra cámara otras dos pequeñas cámaras de infrarrojos que capturaban en tiempo real a los actores y sus actuaciones", dice Collet-Serra. “Así que los actores no tuvieron que llevar esas cámaras en cascos que suelen utilizarse para capturar sus actuaciones. Podrían actuar normalmente dentro de la escena, y luego se les colocaría por encima la piel generada por ordenador. Fue un proceso realmente innovador. A nosotros nos dio mucha libertad para filmar a los actores y a ellos libertad para actuar”.

El jaguar mascota de Frank, Proxima, también era totalmente digital y lo crearon en Weta Workshop en Nueva Zelanda. “Hicieron un diseño de criaturas asombroso. Pero a veces, hacer un animal tan realista como Proxima es muy difícil porque cualquier pequeño detalle que rompa la barrera de la realidad le da al público una pista de que el animal no es de verdad", explica Collet-Serra. “Así que pasaron mucho tiempo analizando animales de verdad. Teníamos un actor en el set, vestido con una especie de chándal preparado para hacer de gato. Después quitábamos al actor y poníamos a Proxima en su lugar. Después de ver la película, creerás que Proxima existe de verdad”.


Vestuario y maquillaje
Aunque el diseño de producción de Puzos sentó las bases visuales, el hábil diseño de vestuario de Paco Delgado, nominado al Oscar®, proporcionó al mundo de fantasía de Collet-Serra una pátina vintage adicional de una época pasada. El premiado diseñador elaboró un extraordinario conjunto de diseños: desde la Corte Real española de la España del siglo XV hasta los salones urbanos de Londres y las tribus nativas que viven al borde de la civilización y también en las profundidades del Amazonas.

“Paco Delgado ha hecho muchas películas de época y no le da miedo usar el color”, dice Collet-Serra. “Dwayne no se había puesto nunca un sombrero en una película, pero en esta lleva sombrero. Así que Paco tomó decisiones muy audaces durante toda la película para crear looks muy distintos y originales. Si miras lo que hicimos con la gente de allí, verás que todo parece muy auténtico pero un poco más exagerado. Así que teníamos la sensación de estar allí, pero sin olvidamos de que estábamos haciendo una película y queríamos divertirnos”.

Para los personajes del conquistador, Delgado se fijó en armadura del Siglo de Oro español que pertenecían a la realeza o a miembros de la corte. No era una armadura diseñada para ir a la guerra, sino más bien para desfiles o espectáculos. Pero la belleza de la armadura hizo que los realizadores quisieran elegir esos diseños para la película. Delgado encontró un taller en Budapest que reprodujo las armaduras con métodos tradicionales, esculpiendo todos los detalles a mano y utilizando pan de oro.

En la película, MacGregor se lleva grandes baúles llenos de ropa y se cambia todo el tiempo. “Queríamos que se pareciera lo más posible a la ropa de la época y que también se sintiera incómodo con las cosas que viste porque no se viene a la selva vestido de blanco”, dice Delgado. “Queríamos crear un personaje cómico y e introducir la comicidad con el tema de la ropa fue una gran idea”.

Para Paul Giamatti, el vestuario de Delgado es perfecto. “El traje te sumerge en el personaje”, afirma elogiosamente Giamatti. “Paco Delgado lo clavó a la perfección. El look de Nilo tiene algo de vulgar, de mal gusto. Paco lo hizo maravillosamente bien. Nilo lleva un sombrero fantástico y una corbata pequeña muy rara. Todos están perfectos. Da impresión de limpieza, pero también es atrevido”.

Emily Blunt también es fan. “Soy una gran admiradora de sus trabajos anteriores. “Es un gran colaborador. Me gustaron muchísimos sus ideas sobre los colores color y cómo funcionan con los decorados de Jean-Vincent. Se funden maravillosamente bien con el paisaje”.

Y añade: "Lily es una adelantada a su tiempo porque ninguna mujer llevaba pantalones en su época. Pero lo que le importa es que los pantalones son prácticos y ella está allí para vivir una aventura práctica. Por eso se viste así. No le importa nada la ropa, a diferencia de MacGregor que llega con unas 20 maletas llenas de prendas diferentes. No podía importarle menos. Tiene solo dos outfits y eso es todo lo que vemos en la película”.

El equipo de peluquería y maquillaje ganador del Oscar® formado por Adruitha Lee y Joel Harlow, respectivamente, realizó una investigación detallada para sus diseños y su trabajo de prótesis. Debía crear un montón de looks auténticos, incluidos los de Nilo, Trader Sam y de los cientos de miembros de la tribu.

Con la aprobación de Collet-Serra, Giamatti trabajó con Harlow y Lee para construir un look muy concreto y, en última instancia, la caracterización del enemigo de Frank. Una cara rubicunda quemada por el sol, un diente de oro brillante, una cabeza calva con mechones de cabello peinado hacia atrás y trajes recién planchados hechos a medida, propios de un capo de la mafia, todo acentuado por una cacatúa parlanchina y acicalada: ese fue el look definitivo de Giamatti.


Especialistas
“Jungle Cruise” contó con un equipo de especialistas expertos que diseñó secuencias increíbles para los actores, pero para el director, la acción de las acrobacias siempre tenía que estar relacionada con los personajes. “Queríamos mostrar, ya fuera Lily o Frank, cuál era su propósito y su perspectiva en esa escena", afirma Collet-Serra. “Como público, disfrutas ver perder a los malos y que nuestros héroes escapen por poco. Cuanto más grande y más absurdo es su huida más divertido es. Así que tuvimos que crear esos momentos para dar al público esa satisfacción y esas emociones a lo largo de la película. El equipo de especialistas hizo un gran trabajo. Sus intervenciones a lo largo de la película son espectaculares. Parece fácil, pero no lo es. En realidad, es muy difícil”.

Entrenar para hacer las escenas de acción de "Jungle Cruise" fue muy divertido, sobre todo porque había actores dispuestos a participar de verdad en las acrobacias”. Querer hacer tus escenas de acción no te convierte en un actor mejor o más guay. Es cierto que yo hago todas mis acrobacias, porque es que yo soy súper guay... ¡Es broma! Cuento con un montón de dobles que hacen que salga muy bien. Pero es genial que tus actores quieran hacer este tipo de cosas. Y, por supuesto, Emily era la primera de la lista. Es una mujer muy dura a la que le gusta dar caña”.

Tanto Emily Blunt como Dwayne Johnson han hecho mucha acción en anteriores películas, sobre todo Johnson, que tiene una experiencia muy variada en el combate cuerpo a cuerpo y en el uso de las armas. Pero Johnson señala que "Jungle Cruise" es diferente: “‘Jungle Cruise” es grandiosa, es épica, es trepidante y es una grandísima aventura. A través de la lente, todo parece enorme y las acrobacias son enormes, frescas, aceleradas y muy emocionantes. Así que fue genial rodar las escenas de acción de esta película. Es una aventura total y creo que el público de todo el mundo tendrá la impresión de estar subido a una atracción y disfrutará muchísimo con esas escenas”.

Lily es un personaje tan imprudente que sus secuencias de acción nunca son fáciles. “Ella se tira de cabeza y después pone a pensar cuando ya tiene la cabeza debajo del agua", explica Blunt. “Hubo mucho espacio para el humor y para que las cosas salieran mal así que nada fue sencillo ni estaba muy bien planificado. Era muy humano. El objetivo es que el espectador imaginara que está viviendo esa situación. Ella no es una heroína de acción. Es tan valiente que no se da cuenta de que va directa al precipicio. Hubo muchas escenas con cables, con cosas que se caen, con aterrizajes en algo que acaba salvándote la vida. Y también da buenos puñetazos”.


Música
El prolífico y premiado compositor James Newton Howard se encargó de crear la música de “Jungle Cruise”. Howard es uno de los compositores más versátiles y premiados de la industria del cine, con una carrera que abarca más de 30 años y más de 140 proyectos para el cine y la televisión. Atesora ocho nominaciones al Oscar® y ha ganado el Emmy® y el GRAMMY. Howard ha recibido el prestigioso premio Henry Mancini de ASCAP a los Logros de Toda una Vida, y el premio BMI Icon.

Howard describe su colaboración con el director Jaume Collet-Serra como "perfecta”. “Jaume es muy tranquilo, relajado y tiene una gran confianza en sí mismo. Es muy coherente en su enfoque como director, que es lo que todo compositor espera”.

Y continúa diciendo: “Estaba muy claro lo que tenía que hacer. Quería que fuera una gran composición orquestal, una gran aventura, con un toque místico. La música también es bastante emotiva en algunos momentos, así que tenía que haber temas que pudieran funcionar en muchos estilos diferentes”.

Howard creó tres temas principales para la película. El primero es el tema de fanfarria-aventura 'Jungle Cruise', que es un tema heroico que se reproduce a lo largo de la película y aparece en el título principal y en las secuencias de acción. El segundo es el tema de Frank, que se utiliza en algunas partes de acción dirigidas o instigadas por Frank. El tema funciona tanto de manera humorística como heroica. El tercer tema es un tema emocional para escenas con Frank y Lily donde vemos cómo va evolucionando su relación.

Howard usó una orquesta tradicional de 100 instrumentos para grabar la música, con componentes electrónicos ocultos dentro de la orquesta para proporcionar texturas a algunos de los elementos más oscuros de la película. Howard comenta: “Tocamos tambores, soplamos a través de caracolas e hicimos muchos sonidos exóticos, pero en última instancia lo importante es que estén relacionados con lo que se está contando. La orquesta proporciona la escala, emoción y toda la profundidad emocional que necesita la película”.