Musicalia > Manic Street Preachers > Biografía
Destacado: '11 razones' es el nuevo disco de Aitana
Manic Street Preachers

Una de las claves del estilo de la banda ha sido su confianza en sí mismos. A comienzos de los 90, Manic Street Preachers hizo vibrar a los medios exponiendo su magnífico propósito. Los Manics aspiraban a igualar los mejores elementos de sus colecciones de discos creadas con auténtico fervor. Querían lograr una imagen y un sonido mucho más espectaculares que los del resto de sus coetáneos. Predijeron ventas colosales y escenas espectaculares. Pero más que nada, pretendían llegar tanto al corazón como al intelecto.

Fueron muchos los que se burlaron de ellos y predijeron un final lamentable, pero Manic Street Preachers han cumplido desde entonces la mayoría de sus sueños más extravagantes. Mientras que muchos de sus colegas de profesión recorrieron dormidos los noventa (si es que llegaron tan lejos…), los Manics se mantuvieron siempre alerta, sistemáticamente luchadores y con la mente siempre en funcionamiento. Y nada ha cambiado desde entonces…

Manic Street Preachers saltaron a un panorama musical demasiado obsesionado por los bombachos en 1989 con su single de debut 'Suicide Alley'. Se nutrieron con la polémica de Public Enemy y los excesos de rock'n'roll de Guns 'N Roses, además de añadirle los sonidos más oscuros de artistas británicos como los Smiths y Joy Division.

Tras una serie de lanzamientos independientes, incluidos Motown Junk' y 'You Love Us', ficharon por Columbia y editaron el iracundo álbum doble 'Generation Terrorists': una celebración escandalosa, inteligente y evocadora de rock'n'roll. Sus LP que le siguieron, 'Gold Against The Soul' y 'The Holy Bible', fueron también impresionantes desde el punto de vista artístico, además de contener más singles de éxito a pesar de ofrecer un sonido cada vez más crudo y categórico (especialmente esto último). En febrero de 1995, el guitarrista de la banda, Richey James, desapareció la víspera del inicio de una gira por América.

Manic Street Preachers regresó constituido como trío en 1996. El single 'A Design For Life' propugnó las posibilidades del sistema de bienestar social británico con la frase inicial "las bibliotecas nos dieron el poder". Himno tremendamente emotivo y conmovedor que logró dos premios de composición Ivor Novello, 'A Design For Life' alcanzó el número 2 en las listas británicas en abril de 1996. Su cuarto álbum, 'Everything Must Go', captó la agitación de la historia reciente de la banda y fue ampliamente aplaudido, además de llegar a un público cada vez más amplio. En 1997, los Manics lograron sus dos primeros Brits al Mejor Álbum y Mejor Banda.

Para el título del quinto trabajo de los Manics, 'This Is My Truth Tell Me Yours', el grupo se inspiró en el revolucionario social galés Aneurin Bevan, arquitecto del estado de bienestar. Sus referencias incluían la Guerra civil española ('If you Tolerate This...'), el desastre de Hillsborough ('S.Y.M.M.') y la naturaleza explosiva de artistas galeses como Richard Burton y Dylan Thomas ('Ready For Drowning'). Una vez más, un disco fuera de lo común.

Poco después de su lanzamiento, Manic Street Preachers protagonizó un documental de televisión para la BBC. La presentación de 'Close Up' ofreció una visión muy esclarecedora de la banda. Las cámaras se desplazaron a Blackwood, al sur de Gales, para seguir el rastro de la infancia de los componentes de la banda (el cantante y guitarra James Dean Bradfield y el batería Sean Moore son primos y acudieron a las mismas escuelas). Analizaron su música con sus años de formación como telón de fondo: la huelga minera de mediados de los 80, la politización de la región, la posterior desilusión tras el final de la huelga y el colapso de la economía local que le siguió.

Manic Street Preachers ocupó un lugar destacado en todas las encuestas de finales del 98, al frente de muchas de las categorías. Los lectores de la revista Q les proclamaron "Mejor Grupo Actual del Mundo". Su gira con lleno absoluto en diciembre del 98 culminó con tres celebraciones clamorosas prenavideñas en el Cardiff Arena.

A principios de 1999, Manic Street Preachers recorrió Australia, Japón y Europa, convirtiéndose en un grupo de talla internacional. Hicieron una breve pausa para actuar en directo en los Brit Awards de 1999 y se alzaron con un doblete: Mejor Álbum Británico por "This Is My Truth Tell Me Yours" y Mejor Grupo Británico. Un éxito a la altura del alcanzado en 1997 y que les hizo convertirse en el primer grupo en lograr premios tan prestigiosos con dos álbumes consecutivos.

El verano de 1999 prosiguió con apariciones explosivas en distintos festivales europeos (incluido el triplete en Glastonbury, T In The Park y V99) y las primeras citas en Estados Unidos desde hacía tres años. Fieles a la historia de Manic Street Preachers, ofrecieron una mezcla de caos, controversia y material del cual escribir...

A finales de 1999, Manic Street Preachers puso la guinda a una década excepcional. Los Manics llevaban diez años provocando amor, odio y devoción: haciendo historia y mitología en el mundo del rock. A finales del siglo XX, lo más de lo más en el mundo del rock'n'roll fue presenciar el Manic Millennium en el Millennium Stadium de Cardiff, donde el grupo saludó a los próximos cien años con una potente puesta en escena.

En enero de 2000 y sin vídeos ni promoción, "The Masses Against The Classes" irrumpió por delante de bandas de niñatos y niñatas para convertirse en el segundo single número 1 de los Manics. Asimismo, se editó también un vídeo del concierto "Leaving The 20th Century" ofrecido la víspera del milenio. Una prueba irrefutable del amor, devoción y respeto mutuo imperecedero que han sabido construir los Manics con sus fans a lo largo de los años.

En el 2001, Manic Street Preachers regresó al pie del cañón descargando toda su fuerza con su sexto trabajo, "Know Your Enemy". Un regreso tan duro musicalmente como un nervio expuesto.

La forma en que Manic Street Preachers empezó su gira internacional en el 2001 es difícil de superar en el mundo del rock'n'roll, pues se convirtieron en el primer grupo de rock occidental en actuar en Cuba. El concierto fue un momento increíble e inspirador, más surrealista si cabe por la presencia de Fidel Castro, el dirigente que más tiempo lleva en el poder en el mundo, quien permaneció allí durante todo el concierto y se reunió de nuevo con la banda al día siguiente. Manic Street Preachers fueron unos embajadores magníficos y los cubanos respondieron con mucho calor y respecto mutuo. La imagen de la bandera cubana junto a la de Gales sobre el escenario de los Manics fue uno de los momentos más destacados del año...

Los Manics regresaron de Cuba a Gales para ofrecer su primer concierto británico tras el celebrado en el Millennium Stadium ante 54.000 personas. El escandaloso concierto, del que tuvieron el privilegio de disfrutar tan sólo 1.000 fervientes fans en el Cardiff Coal Exchange fue retransmitido por la Radio 1 nacional. Mientras, a la vuelta de la esquina, la obra pintada por el artista Neal Howells para "Know Your Enemy" (sobre un cartel electoral de los Tory) causaba todo un revuelo de otro tipo.

Manic Street Preachers se coló entonces en las listas de singles con toda una rareza: dos singles editados simultáneamente, ambos en el Top 10: "So Why So Sad" y "Found That Soul". En una gira británica con lleno absoluto, quedó muy claro por qué Manic Street Preachers sigue siendo una de las bandas británicas más decisivas. Los conciertos (que comenzaron con el destrozo de £10.000 de equipo en Manchester) fueron objeto de críticas muy favorables tanto de los fans como de aquellos cínicos que tardaron un tiempo en dar su brazo a torcer.

Continuaron su gira por el Reino Unido y Europa, que culminaría encabezando los carteles de Reading y Leeds. En otoño se editó un DVD sobre la visita a Cuba titulado "Louder Than War" y Manic Street Preachers pasó el resto del año trabajando en nuevo material en el estudio. El broche de oro al 2001 lo pusieron los premios otorgados por la revista Q, al llevarse el premio de los lectores al "Mejor Grupo en Directo".

El 2002 presenció la tan esperada edición de 'Forever Delayed', el disco de grandes éxitos del grupo que incluía el nuevo single 'There By The Grace Of God'. Durante el otoño siguiente, Manic Street Preachers emprendió una gira triunfal por Europa y el Reino Unido que culminó con dos conciertos eufóricos en el International Arena de su Cardiff natal.

El 2003 comenzó con un concierto en Tokio ante 50.000 personas. El disco de caras B y versiones 'Lipstick Traces (A Secret History of Manic Street Preachers)' se editará en julio tras la participación del grupo en el Move Festival y el Witness. Manic Street Preachers ha empezado a trabajar en su séptimo disco de estudio, que esperan empezar a grabar en Estados Unidos este mismo año.