Musicalia > Velvet Revolver > Biografía
Destacado: 'Such pretty forks in the Road' es el primer álbum de estudio de Alanis Morissette en 8 años
Velvet Revolver

La creación de Velvet Revolver, la reunión de cinco músicos que proceden de grupos fundamentales no resultó sencillo. Slash, Duff McKagan y Matt Sorum se unieron para tocar en un concierto benéfico en memoria de su amigo Randy Castillo, batería de Ozzy Osborne y Motley Crue, fallecido en 2002. "Había algo poderoso e intenso entre nosotros", dice Slash. "La química nunca desapareció", añade McKagan. Y los tres ex Guns N’ Roses, con la incorporación de Dave Kushner (ex Wasted Youth) como segundo guitarrista, decidieron buscar un nuevo cantante.

"No podíamos poner a cualquiera a cantar en el homenaje a Randy. Tardamos mucho tiempo en encontrar a Scott Weiland pero no fue tiempo perdido; estábamos creando los fundamentos de Velvet Revolver", dice Matt Sorum. "Éramos músicos expertos y el cantante también debía estar curtido", continúa el batería. "Para liderar esta banda necesitábamos alguien que estuviera por encima. Y conseguimos uno". Weiland no estaba en una situación óptima con su grupo Stone Temple Pilots y era un admirador de Guns N’ Roses: "Su disco Appetite for destruction era mi biblia y me enseñó todo", dice el cantante.

Cuando Slash le hizo escuchar algunas canciones, Scott Weiland se sintió impresionado: "Había al menos 15 que podían ser mías. Pensé que podíamos ser una banda con cinco cabezas". Empezaron a trabajar juntos y desde los primeros ensayos con Weiland, la banda respiraba y vivía. Grabaron la canción Set me free para la película The Hulk. Actuaron en El Rey, una sala de Los Ángeles, y la cosa funcionó. "Este concierto fue mucho más útil que cualquier ensayo en estudio", dice Slash. "Éramos un grupo de músicos que empezábamos a saber tocar juntos, todo lo opuesto a algo previsible".

Seguir con Velvet Revolver no ha sido fácil porque Weiland ha pasado por difíciles problemas personales. "Ha sido un año duro para mí", dice el cantante. "El divorcio me hizo tocar fondo emocionalmente, caí en un pozo de drogas y tuve que pagar el precio. Pero ellos estaban allí, no me juzgaban. Todos han tenido problemas y no era el único que sabía lo que era meterse tres gramos de heroína al día. Siempre estuvieron a mi lado. Era más de lo que podía esperar". Los problemas de Scott Weiland van camino de solucionarse, pero aún no han acabado. De hecho, Velvet Revolver no puede realizar giras por el extranjero hasta Julio porque su cantante no puede salir de Estados Unidos. Pero todo llegará.

Contraband (2004) es el primer disco de Velvet Revolver. Rock contemporáneo, con ecos, como es natural, de Guns N’ Roses y Stone Temple Pilots, con un sentido de la fuerza y de la energía que se echaba en falta desde hace mucho tiempo. "Queremos recuperar el mismo sentimiento que teníamos cuando empezamos en la música por el puro placer", dice Weiland. "Y la única manera de hacerlo era empezar de cero".

"Nos hemos preparado para hacer una música de la que disfrutemos y nos sintamos orgullosos", continúa Slash. "Sólo hemos hecho lo que sabemos hacer y tratamos de pasar un tiempo agradable tocando". "Nuestra música es muy agresiva" continúa Duff McKagan. "No sabemos hacer canciones para la radio. Siempre fue así con Guns N’ Roses. Velvet Revolver es la primera banda peligrosa que ha surgido desde hace tiempo. Esperamos devolver al mundo del rock un poco de caos".

Esencialmente, Contraband es un disco de rock & roll que refleja las influencias, la vida y las experiencias de los músicos de la banda. Producido por Velvet Revolver y Josh Abraham -"Necesitabamos a alguien joven, fresco, colaborador, con algun elemento moderno", dice Matt Sorum- la gran aspiración del grupo es comenzar una gira cuanto antes. "No podemos esperar más", dice Slash. "Me hace mucha ilusión salir de gira. Es algo que adoro. Simplemente quiero tocar". "En clubes sucios y pequeños o en jodidos estadios gigantes", añade Matt. "Siempre hemos sido así". Y culmina Slash: "Todas las posibilidades están ahí y no queremos perdernos ninguna".