Cinemanía > Películas > Resident Evil: Venganza > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine 'Kung Fu Panda 4'
Resident Evil: Venganza cartel reducidoResident Evil: Venganza(Resident Evil: Retribution)
Dirigida por Paul W.S. Anderson
¿Qué te parece la película?

Se unen a Milla Jovovich en el reparto Michelle Rodríguez (Resident Evil, Avatar), Kevin Durand (Robin Hood, "Perdidos"), Sienna Guillory (Resident Evil 2: Apocalipsis, Resident Evil: Ultratumba), Shawn Roberts (Resident Evil: Ultratumba), Aryana Engineer (La huérfana), Colin Salmon (Resident Evil), Johann Urb (2012), con Boris Kodjoe (Resident Evil: Ultratumba), y Li Bingbing (Snowflower and the Secret Fan).

Paul W.S. Anderson es el guionista y director de Resident Evil: Venganza (Los tres mosqueteros, la franquicia Resident Evil), y ha sido producida por Jeremy Bolt (Los tres mosqueteros, Resident Evil: Ultratumba), Paul W.S. Anderson, Robert Kulzer (Los tres mosqueteros, Resident Evil: Ultratumba), Don Carmody (Los tres mosqueteros, Resident Evil: Ultratumba) y Samuel Hadida (Resident Evil: Ultratumba, Buenas noches, y buena suerte). El productor ejecutivo es Martin Moszkowicz (Los tres mosqueteros, Resident Evil: Ultratumba). El coproductor es Víctor Hadida. El productor asociado es Hiroyuki Kobayashi. La película está basada en el videojuego "Resident Evil" de Capcom. El director de fotografía es Glen MacPherson ASC, CSC (Resident Evil: Ultratumba, Los tres mosqueteros). El editor es Niven Howie (Resident Evil: Ultratumba, El enigma del cuervo). El director de producción es Kevin Phipps (V de vendetta, Ghost Rider: Espíritu de venganza). La diseñadora de vestuario es Wendy Partridge (Conan el bárbaro, Legión). El supervisor de efectos visuales es Dennis Berardi. Los efectos visuales digitales son de Mr. X Inc. La música original es de tomandandy (Resident Evil: Ultratumba).

Resident Evil: Venganza mezcla e singulares secuencias de acción y algunos giros nuevos e inesperados. El director, guionista y productor Paul W.S. Anderson ha imaginado un futuro aterrador devastado por una plaga impensable, realizado todo con el 3D de última generación.

Resident Evil: Venganza arranca con la icónica heroína de acción Alice (en la indeleble representación de Milla Jovovich en las cinco películas) donde la vimos por última vez al final de Resident Evil: Ultratumba—en la cubierta del misterioso navío Arcadia, donde esperaba encontrar más supervivientes de la plaga. Pero en realidad le espera la batalla de su vida cuando, la que fuera su aliada Jill Valentine (Sienna Guillory) y una tripulación de perversos helicópteros V-22 de la Corporación Umbrella, se acercan obedeciendo órdenes de disparar para matar.

"Comenzamos donde terminó la última película", asegura Anderson. "La última entrega concluyó con una épica situación de suspenso y quisimos sacarle partido al comienzo de esta, para después tomar un rumbo completamente diferente. Conceptualmente nos hemos arriesgado con esta película. El alcance es global y la acción es aún más grande".

Jeremy Bolt, el socio productor de Anderson de toda la vida, explica que hasta cierto punto el director ha tenido que reinventar la franquicia con cada entrega. "Como cineasta, Paul se sigue exigiendo más en cada entrega para hacer que sea lo más entretenida posible con nuevos elementos que sorprenden a la audiencia. Esta película ha tenido aún más giros que todas las anteriores. Le intentamos infundir el sentir de un videojuego para enganchar más a los fans".

Según Anderson, las películas le dan la oportunidad de satisfacer sus propias obsesiones de fan-niño. "Me encanta hacer las películas de Resident Evil", asegura el director. "Contiene todo lo que me gustaban de las películas de joven: chicas sexys, acción sorprendente, mundos alucinantes. Es divertido verlas y realizarlas. Cada vez somos más aventureros pero en esta ocasión hemos hecho algo realmente espectacular".

Como siempre, Anderson incluye referencias a los juegos de Resident Evil mientras que también desarrolla personajes y líneas argumentales completamente originales. "Las películas se han inspirado muy libremente en los juegos", dice el director. "Algunos de nuestros sets los tomamos del videojuego para que los jugadores los reconozcan y disfruten. Pero la influencia ha sido bidireccional. Por ejemplo el pasillo Laser de la primera película y la Reina Roja han pasado a formar parte de la franquicia de juegos".

Pero los espectadores que se acerquen a la saga por primera vez no se sentirán excluidos, asegura el director. "Esta película es independiente. Cada vez procuramos contar una historia contenida en sí misma. Sin duda podrás sacarle el jugo si ves las demás, pero aún el espectador que desconozca las anteriores podrá disfrutarla. Resident Evil: Ultratumba batió el récord de la franquicia en cuanto al número de espectadores en todo el mundo y muchos realmente la disfrutaron sin haber visto las anteriores".

Según los realizadores Resident Evil: Venganza cambia de género con audacia, ocupando su lugar sin tapujos en el terreno de al ciencia ficción en vez de la acción-terror de las entregas anteriores. "La anterior fue pura acción- supervivencia", recuerda el productor Robert Kulzer. "En esta ocasión sentimos que teníamos que probar algo y adaptar el argumento para que fuera más intrigante para el espectador. Atraviesas la película de la mano de Alice y lo cuestionas todo. Esta batalla continua por la supervivencia de la humanidad, posiblemente puedas hallar humanidad en los lugares más insospechados, aún en tus propios enemigos".

El ejército de zombis creados cuando la Corporación Umbrella perdió el control del virus T, ha crecido y es más peligroso con el paso del tiempo. "Los muertos vivientes viven en un estado de mutación constante", afirma Anderson. "Su evolución es una de las fortalezas tanto del videojuego como de la franquicia cinematográfica. Los muertos vivientes de la primera película eran zombis lentos y torpes. Eran espantosos pero han evolucionado a algo aún más aterrador".

"Ahora existen muchas clases de muertos vivientes", prosigue el director. "Los muertos vivientes Majini introducidos en la ultima película, han regresado. Sus mandíbulas son enormes y tienen tentáculos que les salen de la boca. Los Chupadores vuelven, pero has evolucionado. Los llamamos los Uber-Chupadores por su enorme tamaño".

Y, como Alice está a punto de descubrir, hay cosas peores. "Los muertos vivientes infectados con el virus de Las Plagas mantienen sus capacidades motrices y cierto grado de inteligencia", explica Anderson. "Algunos conducen motos y disparan ametralladoras. Todo ello le aportó un nuevo nivel de amenaza a los muertos vivientes y creo que eso es lo que mantiene la frescura de la franquicia".

El productor Don Carmody añade, "La meta era mantener a los espectadores en vilo, no sólo con imágenes y criaturas espantosas sino también por la creación de secuencias inolvidables que les emocionen y transporten y se queden con ellos mucho tiempo después de salir del cine".

Explica Kulzer: "Constantemente discutíamos ideas para encontrar formas nuevas y originales de aumentar la acción, la aventura y la intensidad".

"Todo se acerca al clímax" sentencia Anderson. "Los días en los que los seres humanos podían limitarse a esperar tras el muro de una fortaleza y mantener alejados a los muertos vivientes con armas de fuego y tecnología superior son cosa del pasado. Realmente nos encontramos ante el principio del final".


Alice desencadenada
Como siempre, la figura central en esta audaz e inquietante historia es Alice, interpretada una vez más con implacable ferocidad por Milla Jovovich. "Milla juega un gran papel en el éxito de las películas", dice Bolt. "Una de las cosas que hace que Resident Evil sea tan interesante es que presentamos a una mujer como una convincente heroína de acción. Es dura como el diablo. Es una líder; es implacable. Si alguien va a vencer a Umbrella, es Alice".

Alice ha evolucionado con cada capítulo de la saga, desde una chica ingenua y amnésica a una guerrera dotada con habilidades más que humanas y, ahora es una magullada soldado de a pie batallando continuamente en la guerra contra el mal. Tras interpretar al personaje durante una década, Jovovich ha llegado a conocerla muy íntimamente y le ha cogido mucho cariño a su alter ego como heroína de acción.

"Ha sido una gran aventura hacer esta serie", dice la actriz. "Siempre es alucinante llegar a este mundo increíble, fantástico y mágico, y reencontrarme con Alice. La conozco tan bien. Sé cómo va a reaccionar, lo que haría y lo que no. Se ha convertido en una parte importante de mi vida y a medida que crezco yo, crece ella. Siempre es emocionante ver cuál será su próximo paso".

"En el papel de Alice, Milla es una fuerza con la que lidiar", dice el productor Carmody. "No sólo es preciosa, también es genuina y graciosa. La gente piensa que es ‘Milla Jovovich, la supermodelo rusa,’ pero tiene los pies en la tierra, ha logrado mucho, y es muy dedicada. Y nadie conoce a Alice mejor que ella, ni siquiera Paul".

Alice ha perdido sus súper poderes en Resident Evil: Ultratumba, una decisión que, según Jovovich, ha formado una parte crítica del desarrollo del personaje. "Nos hemos acercado más a la Alice original, que era un poco más vulnerable", explica la actriz. "Cuando está en peligro nos asustamos porque ya no puede hacer explotar a todo lo que la rodea. Sigue siendo dura pero sin súper poderes".

A medida que Alice se acostumbra a ser humana nuevamente, tiene que aprender a confiar y depender en los que la rodean, añade Jovovich. "Sin sus súper poderes, no se siente tan aislada. Se siente más cerca de los demás y tiene que saber jugar en equipo. Y ha sido capaz de llevarlo todo con un poco de sentido del humor. Si lo único que haces es matar zombis y evadir a las fuerzas de Umbrella, lo mejor es llevarlo con una sonrisa y un guiño".

Cuando Anderson habla acerca de la actriz, quien además es su mujer, queda clara que ella es su musa en esta serie cinematográfica. "En los últimos diez años, a medida que ha desarrollado el personaje, hemos tenido la oportunidad de verla crecer a medida que Milla ha crecido", dice el director. "Alice era una tabla rasa en la primera película porque había perdido su memoria y no sabía nada acerca de sí misma. Poco a poco se ha rodeado de esta familia compuesta por otros supervivientes del apocalipsis".

"Este es un gran paso para ella", añade el director. "Vemos el conflicto causado por sus decisiones porque es una guerrera endurecida que lo ha sacrificado todo para luchar la batalla que ha decidido librar. Ha sacrificado su familia, sus amigos, y un futuro. Ahora, su personaje es un poco más complejo".

El reparto de Resident Evil: Venganza incluye muchos rostros familiares para los fans de la franquicia. Los realizadores han ingeniado una forma de traer nuevamente a los personajes que han sufrido finales brutales en entregas anteriores como Rain, de Michelle Rodríguez y One, de Colin Salmon que vimos en Resident Evil; Jill Valentine, de Sienna Guillory que vimos en Resident Evil 2: Apocalipsis y Resident Evil: Ultratumba; Carlos, de Oded Fehr que participó en Resident Evil 2: Apocalipsis y Resident Evil: Extinction; al igual que Luther West, de Boris Kodjoe y Albert Wesker, de Shawn Roberts que estuvieron en Resident Evil: Ultratumba.

"Para nosotros es emocionante contar otra vez con estos actores y volver a ver a los personajes, y esperamos que también lo sea para los fans", afirma Anderson. "Trabajar nuevamente con todos ellos supuso una oportunidad única. Por ejemplo, siempre quise volver a trabajar con Michelle Rodríguez, pero le disparamos en la cabeza en la primera película, lo cual imposibilitaba traerla de vuelta".

Pero en el universo de Resident Evil cualquier cosa puede ocurrir y suele ser así. "El mundo de la Corporación Umbrella está en evolución constante", dice Carmody, "Justo cuando piensas que les has detenido, emerge otro tentáculo".

Anderson inició Resident Evil: Ultratumba con un ejército de clones de Alice, y eso le aportó la inspiración que necesitaba para traer de vuelta a sus personajes favoritos. "Una vez que introdujimos la clonación, se me ocurrió la idea de traer de vuelta a distintos personajes", explica Anderson.

Pero la clonación también le aporta una nueva capa de intriga al argumento. "Los espectadores se preguntarán, ‘¿es esa persona realmente Carlos? ¿Realmente es Rain?’ Además va muy bien con el mundo de los videojuegos donde todo puede cambiar de un momento para otro".

A Jovovich le gustó la idea de que su personaje se reuniera con tantos amigos y enemigos del pasado. "La gente realmente se implica con estos personajes", dice la actriz. "Cuando Paul descubrió cómo traerlos de vuelta, todos nos emocionamos muchísimo. Esta película juega mucho con todo lo que es ilusión versus realidad y creo que eso sorprenderá a la gente. Fue increíble estar todos juntos otra vez".

En Resident Evil, Rain Ocampo, interpretada por Michelle Rodríguez, era miembro de un comando especial de Umbrella. Por su habilidad y puntería Rain y su equipo fueron enviados para contener la infección a toda costa tras el brote. Pero Rain fue infectada con el letal virus T y tras convertirse en zombi, la mataron.

Rodríguez se entusiasmó cuando Anderson le llamó para decirle que habían encontrado la forma de darle vida a su personaje. "Estoy encantada de haber vuelto", confiesa la actriz. "No pensé que existiría la posibilidad de traer a mi personaje de vuelta. Pero siempre tienes una ventana abierta con la ciencia ficción, donde las posibilidades son ilimitadas. Estoy feliz de tener un director tan creativo".

En la película, Rodríguez interpreta a dos personajes, una especialista en armas, dura como ninguna, que trabaja para la Corporación Umbrella, y una estudiante ecologista que conduce un Prius y tiene una afición por los tacones altos. Al estar acostumbrada a interpretar a personajes femeninos que operan en ámbitos tradicionalmente masculinos, le gustó la idea de interpretar algo diferente. "Me encantan las pistolas y soy un poco marimacho", explica la actriz. "Y esas cualidades han definido gran parte de mi carrera. Ha sido agradable cambiar de tercio e interpretar a una chica más tranquila y sexy. Ha sido divertido interpretar a una chica con sus propias excentricidades y que no sabe cómo disparar un arma".

Hablando acerca de la actriz, Anderson explica que "nunca he conocido a una mujer que se sienta más cómoda en botas de combate y una pesada ametralladora. Pero cuando le hablé a Michelle acerca de la posibilidad de volver en esta película me dijo que le interesaría mucho explorar facetas diferentes de sí misma como mujer en su interpretación cinematográfica. Desarrollamos un personaje que sigue más el concepto tradicional de femineidad. Para ella, el mayor reto fue llevar tacones altos. Fue divertido ver a Michelle en tacones de aguja. Le faltaba un poco de equilibrio y eso muestra una faceta completamente nueva de su persona".

Vuelve también el personaje de Jill Valentine, interpretada una vez más por la actriz británica Sienna Guillory. Ésta era una policía que formó equipo con Alice para luchar contra la Corporación Umbrella en Resident Evil 2: Apocalipsis. La última vez que vimos a Guillory estaba dando la orden de matar a todos los supervivientes (entre ellos a Alice) al final de Resident Evil: Ultratumba. "Ahora Umbrella controla a Jill", explica Guillory. "Es una chica buena atrapada en un cuerpo malo. Y en esta película es muy, pero que muy malvada".

Guillory se muestra encantada de haber vuelto al mundo de Resident Evil para trabajar nuevamente con Jovovich y Anderson. "En estos filmes, eres parte de un gran equipo y todos nos apoyamos increíblemente", asegura la actriz. "Milla es la actriz más generosa con la que puedas trabajar y la imaginación de Paul no tiene límites. Sentí que había vuelto a casa".

Oded Fehr, conocido por los espectadores como Carlos Olivera, miembro del comando especial de Umbrella en Resident Evil 2: Apocalipsis y Resident Evil: Extinction, también interpreta dos papeles en el filme. Para Fehr el volver a la franquicia tenía mucho sentido.

"Si pueden haber cien versiones de Alice, porqué no tener más de un Carlos, One y Rain?" pregunta el actor. "Hay tantos giros inesperados que va a ser un fiestón para los espectadores. Y fue genial reunirme con la ‘familia’ de las pelis anteriores".

Boris Kodjoe vuelve también como Luther West, un hombre fuerte y confiado, que en el pasado fue deportista profesional. Lo descubrimos en una barricada dentro de una prisión con un puñado de supervivientes en Resident Evil: Ultratumba. Luther y Alice conectaron enseguida, forjando una alianza basada en el respeto mutuo. Cuando se fugaron de la prisión, Luther fue atacado por zombis y tanto Alice como los demás creen que ha muerto. "Fueron grandes colaboradores en la última película", asegura el actor. "Pero ella cree que ha desaparecido y supone una sorpresa muy agradable descubrir que no ha sido así. Cuando se reencuentran ambos se siente aliviados, y también emocionados al saber que juntos iniciarán una aventura nueva".

Para Kodjoe, uno de las razones por las que quiso volver a la serie fue la oportunidad de trabajar con Jovovich otra vez. "Trabajar con Milla es un placer absoluto", concluye el actor. "Es la heroína perfecta para la franquicia. Lo da todo. Juega en equipo y su energía contagia a todos los demás".

Vuelve Albert Wesker, el villano invencible del filme, el Presidente de la Corporación Umbrella, interpretado por Shawn Roberts. Prácticamente indestructible por haber sido infectado por el virus T, Wesker parece ser el mal en persona. "Es probable que Wesker sea el mayor villano de los juegos y sin duda uno de los favoritos de los fans", asegura Anderson. "Le hicimos explosionar con una bomba atómica en la última entrega pero ni aún eso ha sido capaz de contenerlo".

Interpretar a un hombre malvado que no se arrepiente de serlo es el sueño de todo actor. Afirma Roberts: "Albert Wesker no se quedará callado. Ha decidido tomar el primer puesto. Yo mando en el mundo y la sensación de estar encima sienta muy bien".

En su primera aparición, Roberts participó en algunas de las secuencias más exigentes y emocionantes del filme. "No habló mucho en su última aparición", recuerda el director. "Pero Shawn es un gran actor, así que en esta película, eso cambió. En ocasiones Wesker parecer ser un villano a lo James Bond, que se pone a charlar cuando debería limitarse a matar a la gente; y fue divertido ver a Shawn en ese papel".

Según Roberts la última entrega supera las cuatro anteriores en cada nivel. "Tiene más tiroteos, más luchas. Toda la película es acción seguida de más acción. Creo que supondrá una atracción constante que los espectadores querrán montar vez tras vez".

El actor británico Colin Salmon completa el reparto de actores que retornan con su personaje James "One" Shade. Tras ser picado en pedacitos por un láser en la primera Resident Evil, para Salmon la invitación de volver a la franquicia supuso una agradable sorpresa y un gran placer.

"En la primera entrega todo parecía indicar que mi personaje se convertiría en el héroe", recuerda Salmon. "Pero entonces se convierte en papilla y Alice, en la heroína. Pero One es el típico soldado que siempre vuelve así que, sin entrar en mucho detalle, recibe nuevas fuerzas en esta entrega".

Han pasado 10 años desde que Salmon interpretara por vez primera al personaje y está asombrado cómo, lo que él denomina "para todos los efectos una película independiente" se ha convertido en una franquicia de gran éxito en taquilla. Le da todo el mérito y atribuye todo su éxito a Anderson. "Paul es uno de los tíos más emprendedores, generosos e inteligentes con los que he trabajado. Es único en su forma de cuidar los detalles y conocer cada departamento de cerca. Si no fuera director sin duda sería arquitecto".

En cada capítulo de Resident Evil, los realizadores introducen elementos de los videojuegos que son más populares con los aficionados de los mismos. "Prestamos mucha atención a lo que dicen", dice Anderson. "Escuchamos sus comentarios. Por eso los perros y los Chupadores están en la franquicia. Por eso Jill se sumó a la franquicia. Esta vez hemos añadido los personajes de Leon Kennedy, Barry Burton y Ada Wong. La gente los pedía a gritos".

Debido al entusiasmo que sentían los usuarios de los videojuegos por estos personajes, los realizadores tuvieron que ser especialmente meticulosos a la hora de seleccionar a las personas que los encarnarían en la gran pantalla. "El casting nos llevó muchísimo tiempo", añade Anderson. "Encontramos a actores que dieron vida a estos personajes y se acercaron lo más posible al videojuego. No tienes ni idea de lo difícil que es encontrar a alguien que pudiera llevar bien el cabello de Leon Kennedy. Tiene que ser masculino y llevar el flequillo largo".

"Creo que el casting de Barry, Leon y Ada fue perfecto", dice el productor Robert Kulzer. "Los actores han captado la esencia de lo que la gente ama acerca de estos personajes de videojuegos pero también han sabido hacerlos completamente suyos".

Anderson escogió al actor nacido en Estonia, Johann Urb, para interpretar a Leon S. Kennedy. Según Urb su personaje es "una máquina mata-zombis. Es un superviviente y el líder de la resistencia. La cosa se ha puesto fea y todos tenemos que unir fuerzas para sobrevivir".

A Urb le encantó la idea de interpretar a un héroe de acción. "El personaje es un auténtico sueño para mí. Es fuerte, seguro, un gran líder y además dispara a zombis. Es muy divertido y hace que despertarme cada mañana para meterme en sus zapatos sea muy fácil".

Para llevar el papel de Barry Burton a la pantalla, los actores contrataron al actor nacido en Canadá, Kevin Durand. Es conocido por los espectadores por papeles como Little John en Robin Hood y Martin Keamy en la exitosa serie de televisión "Perdidos". Durand se entusiasmó con la idea de interpretar a un luchador fumador de puros cuya misión es destruir zombis. "No fue difícil decidirme", dice Durand. "Burton es una especie de Dirty Harry que lleva un Magnum .44 y es muy hábil matando zombis. ¿No es divertido?"

En la película, Barry Burton, Leon S. Kennedy y Luther West forman un equipo muy unido. Desde su primer encuentro, la química entre los tres actores fue palpable delante y detrás de las cámaras. "Bromeábamos mucho", recuerda Urb. "Boris y yo nos conocemos de hace mucho y Kevin y yo encajamos de inmediato. El compañerismo entre nosotros es algo natural. Nos lo estamos pasando genial y eso se refleja en pantalla".

Durand, Urb y Kodjoe miden más de un 1.80 m, por lo que su presencia visual es imponente. "Esta es la primera película en la que trabajo donde mi estatura no me hace sentir como si me acabara de escapar del circo", dice Durand. "Boris mide 1.98 m, Johann, 1.95 m y yo, 2 m. Cuando paseábamos juntos por Toronto, la gente pensaba que éramos parte del equipo de baloncesto de los Raptors y nos pedían que firmáramos sus gorras y camisetas".

La misteriosa y letal Ada Wong es otro personaje directamente sacado del videojuego. Los realizadores seleccionaron a la premiada actriz china Li Bingbing para encarnar la fuerza e inteligencia de Wong, al igual que su ambigua lealtad.

"En cuanto la vimos hacer la prueba supimos que Bingbing era perfecta para el papel", recuerda Bolt. "Además de ser una actriz con un talento enorme, es lista, sexy e inteligente – todas ellas cualidades que debía poseer el personaje de Ada Wong".

Para Li fue todo un honor ser elegida para interpretar a la atractiva asesina. "Resident Evil es un juego muy conocido en China y Ada Wong cuenta con muchos fans en este país", explica la actriz. "Cuando Paul me invitó a interpretar el papel, creo que los fans estaban tan emocionados como yo".

El componente que más vértigo le dio a Li no fueron las muchas escenas especiales sino tener que decir sus diálogos en inglés. "Al principio me sentía muy insegura", admite la actriz. "Pensé que si no abría la boca no me equivocaría. Pero a medida que les iba conociendo a todos me sentía más y más cómoda. Y fue un gran alivio comprobar que nadie se rió. De hecho, incluso me dijeron ‘¡tu inglés es fantástico!’ Me hicieron sentir parte de la familia y me recibieron con calidez".

Otro personaje que llega a la saga por primera vez es Becky, una niña que forma un vínculo muy fuerte con Alice. La interpreta Aryana Engineer, de once años de edad, quien además es sorda en la vida real. "El guión contemplaba a un personaje sordo", explica Anderson. "Yo quería encontrar a una actriz sorda para interpretarlo aunque para ello Milla tuviera que aprender el lenguaje de signos para poder comunicarse con ella en la película. Aryana sólo había hecho una película como ésta anteriormente y sus logros son impresionantes. Creció mucho como actriz y regaló una interpretación asombrosa".

Al sumarle una hija a la existencia de Alice, ya de por sí complicada, abrimos la oportunidad de explorar una faceta anteriormente oculta de Alice, explica Anderson. "Ahora que Milla es madre sentí que era el momento perfecto", añade el director. "Ver cómo una endurecida guerrera lidia con ello le aportó un ingrediente muy interesante a la interpretación de Milla en esta película. Le aporta algo nuevo y diferente a la franquicia".


Un mundo tridimensional
En las cuatro entregas anteriores la saga de Resident Evil ha llevado a los espectadores por todo el mundo y por las profundidades de la misteriosa Corporación Umbrella pero nunca antes a una escala tan grande. "Resident Evil siempre ha sido una franquicia global", explica Anderson. "No me refiero exclusivamente al rodaje sino también a los exteriores. En la primera entrega vivimos la claustrofobia de la Colmena; en la segunda, las calles nocturnas de Raccoon City. En la tercera película nos trasladamos al desierto y en la cuarta, a la ciudad post-apocalíptica de Los Ángeles reducida a cenizas. Esta vez hemos construido una road movie porque viajamos de un país a otro de una forma curiosa".

El guión requirió 74 platós para contener la acción que rápidamente pasa de Norteamérica a Japón, Moscú, Kamchatka en el límite norte de Rusia, y todo se rodó en platós y exteriores de Toronto. "Hicimos uso de asombrosos efectos visuales para crear la ilusión de viajar por todo el mundo", asegura Anderson. "Hubiera sido muy difícil rodar en Moscú y en Tokio. Si hubiéramos rodado en Japón no hubiéramos podido cerrar el centro de Shibuya ni llegar al nivel de devastación y destrucción que necesitábamos así que construimos gran parte del distrito en un plató exterior. Sí que enviamos una unidad a Moscú y cerraron partes de la Plaza Roja durante dos días para poder tener planos de fondo para contar con una recreación muy detallada, incluyendo la tienda Gum Store, que es el Harrods de Moscú".

El director de producción Kevin Phipps conceptualizó cada uno de los distintos parajes del filme, tanto las imitaciones como los inventados. "La película abarca numerosos y fantásticos contrastes visuales, por lo que el trabajo fue realmente emocionante", afirma Phipps. "El mundo de Resident Evil es como ninguno. Diseñábamos un mundo imaginado, el mundo futurista y tecnológico de la Corporación Umbrella, pero lo teníamos que encajar en el mundo existente. El lienzo era por tanto, muy amplio".

"Cuando Paul diseñó la escena rodada en la Plaza Roja, tuvimos que encontrar la forma más interesante en lo visual y la más económica de rodarla", añade el director de producción. "Teníamos que hallar el delicado equilibrio entre los platós físicos y los virtuales. Fuimos muy meticulosos en los detalles. Disfruté especialmente la relación entre la realidad y la ilusión".

La innovación más atractiva de Phipps es el interior de la ingeniosamente oculta fortaleza de la Corporación Umbrella. Para representar el centro neurálgico de la corporación, diseñó un mundo hecho de cristal: pasillos, interrogatorios y un centro de control, todos muy luminosos, que se extienden fríamente al infinito. "Al final nos decantamos por un sistema modular de paneles en el suelo y paredes que fueron reutilizados en función de la imagen que necesitábamos", explica. "Resultó ser técnicamente más complejo de lo que esperábamos. Hicimos mucha investigación y desarrollo para diseñar una filosofía coherente para las puertas y los paneles al igual que para hallar la mejor forma de iluminar los platós. La película cuenta con mucha fotografía de alta velocidad, al igual que el 3D. Cuando ruedas a 216 fotogramas por segundo necesitas muchísima luz".

Para su tercer largometraje en 3D, Anderson y su colaborador de toda la vida, el director de fotografía Glen MacPherson, utilizaron los equipos más actuales e incluso desarrollaron algunos específicamente para Resident Evil: Venganza. "Cuando hicimos Resident Evil: Ultratumba, utilizamos la última tecnología de aquel momento", explica Anderson. "Desde entonces ha evolucionado enormemente y Glen ha aportado su ingenio en este proceso".

"Glen estaba harto de que me quejara de no poder hacer ciertas cosas con las grúas de 3D así que me construyó una", prosigue Anderson. "A mí me frustraba el hecho de nunca poder usar una cámara con un lente lo suficientemente grande ni ancho. Y si querías hacer cámara lenta tenías que traer una cámara diferente. Las grúas y los andamios nuevos son más pequeños y móviles que los que utilizamos en la última película así que pudimos trabajar más con la cámara fija. Están construidos según mis especificaciones y según mi modo de rodar y por ello el trabajo de cámara es en esta ocasión el más aventurero que he rodado en 3D".

Las grúas y los andamios confeccionados por MacPherson y el director de fotografía de la segunda unidad, Vern Nobles, le dieron al equipo de fotografía una libertad previamente desconocida en el ámbito del 3D. "Por primera vez pudimos montar la cámara sobre un vehículo sin conectarlo a torres de grabación", apunta MacPherson. "Podíamos rodar en cámara lenta sin tener un montón de equipos a nuestras espaldas. Y todas las cámaras tenían la flexibilidad de rodar a velocidades rápidas y lentas. Fuimos capaces de emplear una forma nueva de rodar".

El hecho de que los espectadores estén más acostumbrados al 3D liberó al director en otras áreas. "Creo que podemos montar más rápidamente. Podemos trabajar con la cámara en mano y tolerar más movimiento, cosa que hace dos años no quisimos hacer. Así que creo que la sensación de la película será más cinética de lo que estáis acostumbrados a ver en una peli de 3D. Espero que no os exploten los ojos. Pero si lo hacen, es porque lo estás pasando bien, porque hemos incluidos cosas alucinantes en esta película".

Y por fin el director consiguió su ansiada cámara para planos generales. "Nos gusta bromear que las siglas ‘W.S.’ representan ‘wide shot,’" afirma MacPherson. "Rara vez verás que Paul incluye planos por encima del hombro o planos maestros. Usualmente empujamos la cámara hacia atrás lo más posible, la metemos en una esquina y rodamos desde ángulos extraños. Algunos de los escenarios de esta película parecen interminables".

Resident Evil: Venganza contiene además algunos de los efectos visuales más grandes jamás creados por Mr. X, de Toronto, según desvela el supervisor de efectos especiales del filme, Dennis Berardi. "Tenemos criaturas del tamaño de un dinosaurio", dice Berardi. "Tenemos una persecución de lo más alucinante con un Rolls Royce que prácticamente destruimos. Tenemos un oleaje que irrumpe en la Plaza Roja y devasta Nueva York. En cada escena, en cada secuencia, buscamos la oportunidad de alcanzar el próximo escalón. Es épico".

Berardi— cuyas colaboraciones previas con Anderson incluyen Resident Evil 2: Apocalipsis, Resident Evil: Ultratumba y Los tres mosqueteros—y su equipo estaban a cargo de integrar perfectamente los más de 900 planos generados por ordenador en el alma y acción de la película. "Los efectos especiales juegan un papel muy importante en la serie de Resident Evil", explica Jeremy Bolt. "Son el pegamento que lo une todo. Son la esencia del filme, lo que nos adentra en la Corporación Umbrella, algo que de otra manera sería imposible".

Pero los efectos visuales resultan irrelevantes si no se pueden integrar con realismo en una película. Prosigue Berardi: "los espectadores lo identifican de inmediato y abarata la experiencia. Sabíamos que la versión de la Plaza Roja tenía que ser foto-realista, así que fuimos a Moscú. Y con Nueva York hicimos lo mismo. Porque nos implicamos a nivel de guión, por eso fuimos capaces de solventar todas las complicaciones a tiempo. Llevábamos seis meses trabajando en la película cuando terminó el rodaje principal".

Berardi aguarda con expectación la reacción de los fans a la sorprendente escena final del filme. "Es un final que mantiene la tradición y da pistas de lo que sucederá en la próxima película", adelanta el supervisor. "Es grande, y el plano más complicado que jamás hemos hecho".

La franquicia de Resident Evil se ha convertido en sinónimo de acción a gran escala de principio a fin y Resident Evil: Venganza llega repleta de secuencias cargadas de adrenalina que aceleran el pulso. En un guiño al quinto videojuego, Anderson amplía una persecución del juego para crear una de las secuencias más sobresalientes del filme.

"Los personajes conducen un Hummer por el desierto, perseguidos por zombis en motocicletas que les disparan con ametralladoras", describe el director. "Hemos cogido esa idea y la hemos adaptado. En vez de un Hummer, utilizamos un Rolls Royce Phantom porque nadie nunca ha hecho una persecución con un Rolls Royce".

Anderson le aporta más fuerza a la escena al ubicarla en las calles de Moscú. "Los zombis que nos persiguen no son los de siempre", explica Johann Urb, que se pasó cinco días rodando la espeluznante secuencia con Jovovich, Durand y Kodjoe. "Se cruza el fuego de las armas y los bazucas. Nos quedamos sin munición y yo tengo que acabar con ellos en el cuerpo a cuerpo. También llegan los Uber-Chupadores en ese mismo momento. Es bastante increíble".

El veterano coordinador de efectos especiales Nick Powell, cuyos créditos incluyen la El caso Bourne, Gladiator y El último Samurái, trabajó previamente con Anderson y Jovovich en Los tres mosqueteros. La complejidad y la magnitud de las escenas especiales requirió el trabajo simultáneo de dos equipos completos de producción. Powell dirigió la unidad especial mientras que Anderson rodaba con el reparto principal.

"Resident Evil tiene un estilo muy característico que ha establecido Paul con el paso de los años", explica Powell, "Los espectadores esperan muchas secuencias espectaculares de acción pero me asombra el número que ostenta esta película. En lo que respecta a la acción, esta es la Resident Evil más ambiciosa de todas".

Los combates de Resident Evil: Venganza son sin duda los más impresionantes de la historia de la franquicia. Tanto Jovovich como sus compañeros de reparto se pasaron largas horas entrenando para poder cumplir los requisitos físicos del filme. Según Powell las complejas coreografías de lucha exigieron que todos dieran lo mejor. En este caso él emplea varios estilos de artes marciales, además del kick-boxing y trabajo en altura. Explica que: "aprenderse los movimientos requiere muchas horas de práctica. Nada debe parecer ensayado. Todos los movimientos tienen que ser controlados con un ritmo suave y fluido".

Powell alaba las capacidades luchadoras de la actriz protagonista. "Milla es muy capaz", asegura Powell. "Su coordinación es maravillosa y lleva tanto tiempo haciendo esto que se aprende las coreografías en seguida. Con ella, siempre es cuestión de saber hasta dónde podemos llevarlo sin llegar a sobrepasar el límite. ¿Hasta qué punto podemos llevarlo físicamente sin que sea demasiado descabellado?"

Para Jovovich Resident Evil: Venganza ha sido el mayor reto físico al que se ha enfrentado hasta el momento. "Con cada película Resident Evil, hemos subido el listón. No me quiero seguir repitiendo y Paul tampoco. Nuestra audiencia no quiere ver la misma película una y otra vez. Estas son sin duda algunas de las secuencias de lucha más difíciles que he hecho".

Una de las secuencias más complicadas del filme es la lucha entre el personaje de Alice, de Jovovich y el de Jill Valentine, de Guillory. La pareja empleó horas en la preparación y el rodaje de la acción. "El combate tiene casi 200 movimientos", asegura Guillory. "Es inmenso y brillante. Milla y yo lo trabajamos a diario. En realidad es una pelea bonita. Incorpora cosas que nunca habíamos hecho antes con armas y movimientos aéreos".

Al haber sido atleta, Boris Kodjoe disfruta de la disciplina y los retos de los combates. "El entrenamiento forma parte integral de participar en Resident Evil", explica el actor. "Ha sido asombroso trabajar con Nick y su equipo. Me encanta el componente físico. Me resulta divertido vender la película y hacer que los espectadores crean que estamos inmersos en una auténtica batalla".

El hecho de rodar en 3D también afectó las escenas especiales. "Sin duda el 3D es un reto, no sólo para los actores sino también para las personas", dice Jovovich. "A mí me han enseñado a golpear y no acertar para que funcione en cámara, pero con el 3D, prácticamente tiene que haber contacto para que la lucha sea creíble. Hace que sea más peligroso y claro, mucho más emocionante".

Todo ello integra lo que Anderson considera como "un Resident Evil mejor y más grande". "Quería hacer la primera película épica post-apocalíptica", concluye el director. "Quería incluir exteriores dramáticos e internacionales. Quería mostrar por primera vez que esta es una infección global. También quería que fuera una gran película de acción. Y creo que el filme cumple todo eso. Con el paso del tiempo estas pelis son cada vez más grandes pero creo que este es sin duda un paso en un territorio nuevo".