Cinemanía > Películas > Desde allá > Comentario
Destacado: Llega a las salas de cine la película de animación 'Del revés 2'
Desde allá cartel reducidoDesde alláDirigida por Lorenzo Vigas
¿Qué te parece la película?

Película ganadora del LEÓN DE ORO a la MEJOR PELÍCULA en Venecia. FESTIVAL DE TORONTO 2015: SECCIÓN OFICIAL. FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN 2015: HORIZONTES LATINOS.

Protagonizada por Alfredo Castro (EL CLUB, NO), Luis Silva y Jericó Montilla.


Lorenzo Vigas (dirección, guión)
DESDE ALLÁ es el primer largometraje de Lorenzo Vigas. El estreno mundial de DESDE ALLÁ tendrá lugar en el Festival de Cine de Venecia a lo que seguirán presentaciones oficiales en los festivales de Toronto y San Sebastián. El corto de Vigas LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN se presentó en Cannes (Semana de la Crítica), en el Festival de Clermont-Ferrand y en él de Nuevos Directores, Nuevas Películas de Nueva York.

Lorenzo Vigas nació en Mérida, Venezuela en 1967 y es hijo del artista Oswaldo Vigas. Estudió biología molecular antes de trasladarse a Nueva York en 1995. Asistió a varios talleres de cinematografía en la Universidad de Nueva York. En 1998, regresó a Venezuela para dirigir "Expedición", una serie de documentales para la televisión. Entre 1999 y 2001, dirigió diversos documentales para la productora CINESA.

Filmografía (dirección)
2015 - DESDE ALLÁ
2004 - LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN (corto)


Comentarios del director y guionista, Lorenzo Vigas
Armando es un hombre que no sabe relacionarse emocionalmente con los demás. En cierto sentido es un autista en su ciudad. El título hace referencia a la distancia y a la separación entre Armando y los objetos de su deseo, a su actitud de "mirar pero no tocar". También se refiere a la separación con el objeto de su obsesión, que representa el anciano hombre de negocios. La idea de hacer una película sobre un hombre que se esfuerza por conectar emocionalmente con los demás me resultaba tremendamente atractiva.

Padre ausente
Desde mi cortometraje LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN, he estado investigando las consecuencias del trauma paterno. LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN trataba de un hermano y los sentimientos de venganza de la hermana hacia un padre abusador. DESDE ALLÁ explora este tema desde diferentes ángulos: los vínculos entre Armando y Elder al comienzo de su relación se van estrechando debido a la falta de referencia paterna que tienen ambos y a la complicada relación entre Armando y su padre desaparecido. Todos estos elementos se entrelazan para conformar la composición psicológica de la película.

De la ilusión a la realidad
De repente, Armando se obsesiona con el joven Elder. Y el impacto que sufre es aún más brutal porque Armando es una persona que no permite que le toque nadie. A partir de ese momento se crea una ilusión: ser capaz de establecer una relación emocional íntima con otra persona. ¿Pero esa ilusión podría convertirse en realidad? Elder es un joven que desborda una energía incontrolable. Vienen de mundos muy diferentes, pero la serenidad de Armando y la seguridad que ofrece son cosas que Elder no ha conocido en toda su vida. Armando decide ocuparse de él, curarle y alimentarle y es evidente que Elder no había vivido nunca nada parecido. Las comodidades que ofrece Armando desencadenan en el joven sentimientos que nunca había experimentado.

Alfredo Castro como Armando
Alfredo era mi primera opción entre los actores latinoamericanos. Lo había visto en TONY MANERO y en NO y sabía que podía ser Armando. Y cuando le conocí, estuve absolutamente seguro. Alfredo tiene una profunda riqueza emocional y también la capacidad de contener todos esos sentimientos, y eso es exactamente lo que estaba buscando. Cuando leyó el guión y vio mi cortometraje, se mostró inmediatamente entusiasmado con el papel de Armando. Trabajar con Alfredo ha sido fundamental para esta película. Tiene muchísimas ideas y se mostró muy participativo tanto antes como durante el rodaje. Se enamoró de su personaje y le dio una dimensión aún mayor.

Luis Silva como Elder
Desde el momento en que conocí a Luis, supe que quería que encarnara a Elder. Poseía todos los elementos que yo estaba buscando: un fuerte impulso animal y el hecho de conocer la calle. Además de ser carismático, también tiene un lado oscuro, una mirada atormentada. No fue necesario realizar ninguna prueba de cámara. Estaba seguro de que sería perfecto para dar vida a Elder. Sólo tenía 19 años cuando rodamos DESDE ALLÁ, pero ya conocía la dureza de la vida, las pandillas y la violencia de las calles. Nació en un barrio venezolano aún más duro que el que retrata la película. Luis se tomó muy en serio su papel. Estoy convencido de que tiene las dotes necesarias para dedicarse a la interpretación. Es apasionado, inteligente y observador. Le queda mucho por aprender, pero su talento es tan grande como su corazón.

Una tensión natural
No me preocupaba que un actor sin experiencia trabajara codo con codo con un profesional experimentado. Estaba seguro de que iba a funcionar. No ensayé con Alfredo y Luis antes de que comenzara el rodaje. Quería que se conocieran en el rodaje. Sabía que habría una tensión natural entre ellos y quería que se reflejara en la película. Intentamos rodar por orden cronológico para que la energía de su relación se transformara al mismo tiempo en la pantalla y durante las semanas de rodaje. Me gusta la mezcla de actores profesionales y no profesionales. Es una buena manera de crear tensión. Y además no permite a los profesionales relajarse en ningún momento. También utilicé esta técnica en mi cortometraje LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN.

Lo que comparten todos los seres humanos
La crisis social y económica de Venezuela ha provocado muchos cambios. Tenemos la inflación más alta del mundo cuyo resultado es una enorme brecha social entre ricos y pobres. A Elder le atrae la riqueza de ese mundo tan diferente, pero a medida que avanza la historia, esa primera atracción puramente económica se convierte en una atracción emocional. DESDE ALLÁ se desarrolla en la Venezuela actual, pero la historia podría ocurrir en cualquier otro país. Es esa gran ausencia de afecto lo que une a ambos personajes, y esa ausencia de afecto es algo que comparten todos los seres humanos.

Necesidades emocionales
Vivimos en una sociedad muy machista. En un primer momento, Elder aparece como un macho alfa joven, pero cuando conoce a un hombre capaz de quitarse la vida apuñalándose, la confianza en sí mismo se resquebraja. Ser testigo de ese acto le hace cuestionarse su virilidad, y el alfa Elder se convierte en una personalidad más beta. Aunque DESDE ALLÁ se centra en Armando y Elder, es una historia que tiene una dimensión universal, independientemente del país o el género. Si una mujer mayor hubiera ofrecido a Elder todo lo que Armando le daba, probablemente se habría enamorado de ella. La relación que se cuenta en DESDE ALLÁ aborda más las necesidades emocionales que el sexo. Dicho esto, la problemática homosexual también está presente en la película. La mayoría de las culturas latinoamericanas siguen siendo muy conservadoras con respecto a la homosexualidad y la homofobia está presente en todas las clases sociales. En DESDE ALLÁ, Elder es testigo de los efectos devastadoras de la homofobia.

Conflictos paternos
En DESDE ALLÁ, la relación de Armando y Elder adquiere tintes de una relación paterno-filial: el afecto, los consejos, la disciplina, el control. Elder confiesa sus profundos conflictos paternos, pero Armando los mantiene en secreto. En la película, realiza un inquietante regreso a su propio pasado. Está obsesionado con un momento concreto de su pasado, algo que ocurrió en su infancia y que está relacionado con su padre. Algo que marcó a Armando para el resto de su vida, que le acomplejó para siempre. Ese hombre no sólo es la causa de su sufrimiento, también es su obsesión ya que depende completamente de él. ¿Cómo puede liberarse de esta atadura?.

Los barrios de Caracas
Era muy importante mostrar Caracas en toda su complejidad social. DESDE ALLÁ muestra todos los estratos sociales de Caracas. De los "Bloques" pobres de Caricuao, a los barrios ricos. Y en medio, "La Candelaria", la zona donde vive Armando. Es uno de esos barrios de clase media que se ha transformado en una zona empobrecida. Debido a la devastadora crisis económica que sufre el país, Caracas y toda la infraestructura de Venezuela ha experimentado muchas transformaciones. El país ha sufrido mucho por las crisis económicas que han provocado grandes cambios en Caracas y en todas las infraestructuras de Venezuela.

Como un fantasma
No intervenir en las calles. Esa fue una decisión muy importante que se tomó al comienzo del rodaje. Yo quería que toda la vida de las calles de Caracas estuviera en la película. Y por eso hay una energía que no podríamos haber logrado de ninguna otra manera. Quería aprovecharme de eso e intentar presentar a Armando como un fantasma, casi invisible, pero rodeado de gente. Él está físicamente presente y camina por las calles, pero sus sentimientos están atrapados en el pasado. Él está ahí, pero, al mismo tiempo, no está. La dificultad consistía en lograr ese objetivo pero evitando que nuestro actor chileno Alfredo Castro pareciera un extraño o estuviera fuera de lugar. Trabajamos mucho con él observando a la gente en la calle. Decidimos rodar escenas desenfocadas y con profundidad de campo distorsionada, haciéndole aparecer y desaparecer de nuestra percepción.

Un buen sentido de la narrativa
Empecé a trabajar con el director de fotografía Sergio Armstrong (EL CLUB, NO) meses antes del rodaje. A Sergio le gusta implicarse en todos los aspectos de la realización de una película. Empieza en la pre-producción para ayudar a tomar decisiones sobre el reparto, el vestuario, la dirección de arte, etc. Hablamos mucho sobre cómo filmar a Armando, cómo presentarlo casi como un fantasma caminando por las calles de Caracas. En el set, proponía la colocación de la cámara, y tenía en cuenta mis ideas sobre la composición de muchos planos. Siempre me ha interesado la fotografía y me gusta situarme muy cerca de la cámara. Sergio tiene un excelente sentido de la narrativa, un factor muy importante en esta película.

El rodaje
La película se rodó en nueve semanas. Mi productor venezolano Rodolfo Cova contrató a un equipo de tamaño medio que hizo un excelente trabajo. Todos colaboramos muy estrechamente al servicio de la película. Resultó agotador, pero lo cierto es que en muchas ocasiones las mejores interpretaciones de un actor surgen cuando está muy cansado. Las escenas más exigentes emocionalmente se rodaron en esas circunstancias, pero otras más sencillas se rodaron muy rápidamente. Al final, se acabó creando un vínculo emocional muy especial entre los actores Alfredo Castro y Luis Silva y yo mismo.

Equipo de producción
Me siento muy afortunado por haber contado con un magnífico equipo de producción en DESDE ALLÁ, que es mi primera película. Todos éramos buenos amigos y hemos evolucionado juntos como realizadores. Escribí el guión basándome en una historia elaborada con el director y guionista Guillermo Arriaga (LEJOS DE LA TIERRA QUEMADA, LOS TRES ENTIERROS DE MELQUÍADES ESTRADA, AMORES PERROS, 21 GRAMOS). Guillermo me ayudó a volcar mis obsesiones sobre el papel, y produjo mi cortometraje LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN, que me dio la oportunidad de ir a Cannes. Hace tiempo que conozco al productor y director Michel Franco (CRÓNICA) y al productor y director Gabriel Ripstein (600 MILLAS). Hemos compartido las diferentes versiones de nuestros guiones. Hemos tomado decisiones sobre la fotografía, las localizaciones, sobre todo. Hace mucho tiempo que conozco al actor venezolano Edgar Ramírez (CARLOS, SIN LÍMITES, PUNTO RUPTURA, MANOS DE PIEDRA). Le entusiasmaba este proyecto y ha sido un gran apoyo en muchos aspectos de la realización de esta película.

Paternidad
DESDE ALLÁ es la segunda entrega de una serie de tres películas que exploran el tema de la paternidad. El primero fue mi cortometraje LOS ELEFANTES NUNCA OLVIDAN. He trabajado dos años en el guión de LA CAJA, en colaboración con Paula Markovitch. Tengo muchísimas ganas de rodar la película el año que viene en México, y también será con los productores Michel Franco y Gabriel Ripstein. El tema de la paternidad me obsesiona y DESDE ALLÁ es parte de esa obsesión. LA CAJA será el último capítulo.


Ficha artística
Alfredo Castro - Armando
Luis Silva - Elder
Jericó Montilla - Ameila
Catherina Cardozo - María
Marcos Moreno - Manuel
Jorge Luis Bosque - Fernando
Jeralt Jiménez - Hombre joven en el autobús
Felipe Massiani - Javier Marcano
Auffer Camacho - Mermelada
Iván Peña - Yoni
Greymer Acosta - Palma
Joretsis Ibarra - Deysi