Cinemanía > Películas > The prodigy > Comentario
Destacado: Tom Holland vuelve a interpretar al Hombre Araña en 'Spider-Man: Lejos de casa'
The prodigy cartel reducido The prodigyDirigida por Nicholas McCarthy
¿Qué te parece la película?

Película de terror dirigida por Nicholas McCarthy (El Pacto), escrita por Jeff Buhler (coguionista de "Cementerio de animales") y protagonizada por Taylor Schilling (serie "Orange Is The New Black"), Jackson Robert Scott ("It: Capítulo 1") y Colm Feore ("Chicago"; serie "House of Cards"), entre otros.


De la inspiración a la ejecución
THE PRODIGY es el tercer largometraje dirigido por Nicholas McCarthy, más conocido por la película aclamada por la crítica, El pacto. McCarthy, un confeso fanático del terror, afirma que su amor por el género nació cuando vio por primera vez El Exorcista (sin el permiso de sus padres). El clásico de William Friedkin se convertiría en una gran influencia en el enfoque dado por McCarthy al guión de Jeff Buhler para THE PRODIGY, el cual exhibe una toma estremecedora similar sobre un amor poco común entre madre e hijo.

"Muchas de mis películas de terror favoritas tratan sobre mujeres. -afirmó McCarthy en 2014. Mia Farrow en La semilla del diablo; Ellen Burstyn en El Exorcista. Y, aunque [El Exorcista] es una especie de pieza de cámara y tiene un par de... personajes masculinos fuertes, yo siempre reaccioné al personaje de Ellen. Creo que, en algún momento, cuando estábamos editando Home, me di cuenta de que había hecho lo que hice en mi primera película, que es, esencialmente, hacer una película sobre mujeres y que los únicos hombres que aparecen en ella son ese tipo de idiotas o cabrones, ¿entiendes? Realmente no sé de dónde viene. Yo [tuve] una conversación con alguien sobre películas de terror centradas en los hombres y estaba tratando de pensar en una ... ¿Hay alguna película de terror sobre un hombre que adores?".

Para el papel de Sarah Blume, McCarthy sabía que necesitaban una artista que tuviera a partes iguales habilidades de actuación y una pasión por el material. Se presentó Taylor Schilling, la estrella aclamada por la crítica de la serie Orange is the New Black, que estaba a punto de tomarse un descanso en la India cuando sus representantes la animaron a leer THE PRODIGY. "Al instante quise hacerla", afirmó Schilling. "No podía dejar de leer. Me la leí en 45 minutos. Era emocionante".

El segundo e igualmente importante desafío de casting al que se enfrentaron los cineastas fue conseguir a un joven actor que pudiera interpretar de manera convincente a Miles Blume. Pocos artistas destacaron más que Jackson Robert Scott, ahora famoso por su increíble giro como Georgie en el remake de 2017 del éxito de la Warner Bross It, de Stephen King.

McCarthy afirmó lo siguiente sobre Scott: "Cuando la cámara está apagada, Jackson es simplemente otro niño increíble pero, cuando está encendida, es como un pequeño Leonardo DiCaprio".

Dado que, THE PRODIGY se rodó en Toronto, Canadá y su alrededores (sustituyendo Filadelfia) no había una mejor opción para interpretar al marido de Sarah, John, que el actor local Peter Mooney, conocido por su papel de Nick Collins en el exitoso drama canadiense Rookie Blue. "John es un personaje interesante porque es, en cierto modo, un coprotagonista en el mundo de Sarah y Miles", afirma McCarthy. "Y lo que Peter hizo tan bien fue encontrar su propia voz en John, en las muchas escenas exigentes y cargadas emocionalmente que tenía, actuando junto a Jackson".

Completando el reparto principal, en el papel crucial del Dr. Arthur Jacobson, se encuentra el reconocido actor Colm Feore, con quien el productor Tripp Vinson había trabajado anteriormente en El exorcismo de Emily Rose, y a quien estaba deseoso de volver a darle un papel. Es fácil ver por qué: Fiore, un canadiense nacido en Boston, es uno de los veteranos actores de género más respetados que trabajan hoy y ha acumulado más de 150 créditos en los últimos 35 años.


La visión del productor
Para Tripp Vinson, hacer THE PRODIGY fue una extensión natural de su trabajo en un género que había ganado una presencia formidable en el mercado desde su gran éxito, El Exorcismo de Emily Rose en 2005.

Al igual que McCarthy, la pasión de Vinson por las películas de terror comenzó temprano. "Como aficionado al cine, siempre me ha sentido atraído por el género y algunos de los directores más interesantes, como Steven Spielberg y James Cameron, provienen de él. Tienes la oportunidad de trabajar con personas con mucho talento. Y es divertido asustar al público".

Aunque tiene cuidado para evitar cualquier posible spoiler, Vinson dice que el tercer acto de THE PRODIGY, expertamente creado por Buhler, es único en el sentido de que requirió un temple excepcional por parte de su actor principal.

"Fue un poco arriesgado tratar de lograr esto", afirma. "La clave de ello fue elegir a Taylor como consecuencia de a dónde llega su personaje y las decisiones que tiene que tomar. Teníamos que encontrar a alguien que pudiera hacer el papel con empatía y a quien el público apoyase,porque, al final, llega a lugares muy inesperados". Vinson dice que, aparte de todos los giros y vueltas de la trama, el atractivo principal (y quizás inesperado) de la película es la conexión subyacente y misteriosa entre Sarah y Miles. Es imposible de imaginar y, al mismo tiempo, también rotundo.

"Todos los padres experimentan miedo en relación a sus hijos. ¿Va a estar bien mi hijo? ¿Podría él o ella tener algún tipo de trastorno? E incluso si tu hijo está completamente sano, todavía tienes esa ansiedad. Una de las cosas que intentábamos hacer con la historia era lograr que el público sintiera esa ansiedad y, después, llevar a Sarah a un lugar sobrenatural e inesperado", afirma.


Eligiendo la partitura
El compositor Joseph Bishara tiene un enfoque único a la hora de abordar un nuevo desafío compositivo. "Para mí, mucho es escuchar", dice Bishara, un veterano de éxitos de taquilla como The Conjuring e Insidious. "La inspiración puede comenzar con una palabra o un color. Entonces comenzaré a escucharlo y, cuanto más pueda serenarme, salirme del camino y dejar de intentar influir en él, obtendré la semilla inicial".

En el caso de THE PRODIGY, afirma Bishara, la base de la partitura fue una sección de cuerda con violín, violonchelo, bajo y extendida con trompa y clarinete. "Para mí, ese fue el sonido. Eso era lo que estaba escuchando y lo primero que escribí fue, en realidad, una canción de cuna, que también sirve como elemento importante de la historia. Luego eso se convirtió en otro punto de entrada a toda la partitura".

Bishara se hace eco del fanatismo por el terror de sus colegas cuando habla sobre el género; también es uno de los que dice que puede tener un uso práctico más allá del entretenimiento. "Le da a la gente un lugar en el que colocar sus propios miedos personales durante un rato. Si tienen algo a lo que aferrar ese miedo, quizás otras cosas sean un poco más fáciles de procesar".

Y para los fans que piensen que THE PRODIGY es otro giro derivado del tema recurrente sobre el "niño maligno", Bishara dice que está lejos de serlo. "Una cosa que aprecio es la capacidad de [McCarthy] para hacer una película muy seria y oscura con un niño en el centro. No se ve a menudo que los niños se vuelvan tan oscuros".