Musicalia > Ben Harper > Biografía
Destacado: 'Unikornio - Once millones de versos después de ti' es el nuevo disco de Pablo López
Ben Harper

Harper creció en Claremount, a una hora en coche de Los Angeles, y una visita a la tienda de discos que tenía su familia allí ayudó a poner en perspectiva su particular potaje musical de folk, blues , soul, r&b, funk, gospel, reggae y rock. Originalmente dirigido por su abuelo, el Centro y Museo de Música Folk, Folk Music Centre and Museum como se llama en inglés, es una cueva de Aladino de instrumentos musicales procedentes de todo el mundo y fue el patio de recreo de Harper. Mientras que otros niños de su edad lidiaban con bicis o hacían maquetas de aviones, los juguetes de Harper eran guitarras clásicas, por no mencionar el surtido de percusiones africanas, campanas de templo chinas y flautas indias con las que el Centro de Folk rebosa aún hoy en día. "Si echas un vistazo en el establecimiento ves lo que me ha hecho como soy", declara. "La gente me dice que es extraño que yo esté influenciado por todo el globo musicalmente. Para mi es extraño que el resto de la gente no lo esté, porque ese es el entorno en el que crecí. Es mi patrimonio".

Además de las influencias de folk, blues y country, como un adolescente negro que crece en California en los años 80, Harper también estuvo influenciado por la escena de rap y hip-hop de Los Angeles. El resultado fue que para cuando dejó su casa y se mudó a la ciudad en 1990, apenas había un estilo o género de música que no hubiera absorbido.

Tras conseguir un contrato con Virgin Records en 1993, su álbum de debut, 'Welcome to the Cruel World', apareció un año más tarde con críticas entusiastas. Le siguió en 1995 'Fight for Your Mind'. Su tercer álbum, 'The Will to Live', apareció en 1997, y con él presentó a su banda los Innocent Criminals. 'Burn To Shine' llegó en 1999 y el set en-concierto, 'Live from Mars' (En Directo desde Marte) en 2001. Su quinto trabajo de estudio, 'Diamonds On The Inside', apareció en el 2003 y le siguió un año más tarde 'There Will Be A Light', un álbum de colaboración con los Blind Boys of Alabama. Con cada álbum, tanto su base de fans como la audacia de su visión musical ha ido creciendo. Pero mientras que su disco vende ahora más de diez millones de copias, él ha estado evitando de forma continuada el mundo de la fama vacua, así que en la época de su ultimo álbum, el periódico The Times tituló un artículo sobre él como 'La Súper-estrella Invisible'.

En 2006 llega Both Sides Of The Gun, un álbum que Harper califica como su disco más satisfactorio y redondo que ha hecho hasta la fecha. Una de las razones para ello, declara, es que he aprendido trabajando con los veteranos Blind Boys of Alabama en 'There Will Be A Light'. "Con el disco de los Blind Boys sentí que había doblado una esquina sonora y creativamente", declara. "Eso es lo que se consigue trabajando con gente que lleva en esto 50 años. Era como ir a la escuela y volver a aprenderlo todo de nuevo".

Se grabó a lo largo de tres meses en el estudio de los Dust Brothers en Los Angeles y desde el tema que da título al disco hacia adelante hay una poderosa conciencia social y política que impregna muchas de las canciones. "Es un disco cargado, emotivo", admite Harper. "Siento una necesidad de dar un paso en estos momentos. En América la justicia es para los que se la pueden permitir. Si no se puede conseguir justicia por medio de la estructura política y social, estoy determinado a conseguir algo de justicia con mi música".