Musicalia > Bunbury > Curso de levitación intensivo
Destacado: 'Vértigo' es el quinto álbum de estudio de Pablo Alborán

Curso de levitación intensivo

Rock

11/12/2020

1.N.O.M.
2.El día de mañana
3.El precio que hay que pagar
4.El momento de aprovechar el momento
5.Malditos charlatanes
6.Tsunami
7.El pálido punto azul
8.Ezequiel y todo el asunto big bang
9.La gran estafa
10.Tenías razón en todo

Añade a tu blog Facebook Twiter Whatsapp Correo electrónico Impresión de la información
Bunbury: Curso de levitación intensivo - portada mediana
El segundo de 2020
El disco te parece que es:

Curso de levitación intensivo es el segundo álbum de canciones inéditas de Enrique Bunbury en 2020 tras Posible.

Una colección de 10 pistas -con producción del propio artista junto a Ramón Gacías- grabado en La Casamurada (Tarragona) con mezclas en "Honky Tonk Studios" en Ciudad de México.


Comentarios de Enrique Bunbury
"La idea de este álbum es intentar que no se pierda la experiencia de escuchar el álbum completo, sin avances, "ADELANTOS" o sencillos previos que puedan distorsionar o mostrar una idea no ajustada a la realidad completa. Así que, he pensado invertir los tiempos, que el disco salga antes y la primera impresión sea escuchando la historia en su totalidad y en el orden correcto. Posteriormente, sacaremos algunos "ATRASOS", con su correspondiente videoclip. Habrá quien valore esta opción como peor y quien coincida conmigo en que es mucho mejor!. Sea como sea, espero que no se pierdan la invitación para la experiencia completa, el día 11 de diciembre: CURSO DE LEVITACIÓN INTENSIVO".

"Junté a músicos de mi banda, Los Santos Inocentes, con otros provenientes del jazz joven y experimental. Quería grabar un disco orgánico, libre, que fluyera como los meandros de un río abriéndose paso entre la maleza. Con Tony Allen (batería de Fela Kuti) como referente rítmico y con los saxos de The Comet is Coming y su imaginería free jazz y psicodélica, con un pie en el presente y el otro anclado en el conocimiento de los discos grabados con sabiduría y técnica artesanal. Quería hacer un disco maduro, de músicos con tatuajes descoloridos y cicatrices de mil batallas, con sonido del siglo veintiuno o como se llame éste en el que estamos". Añade además: "Tan lejos de POSIBLE como fuera posible, grabado inmediatamente después. Pensado para ser escuchado de principio a fin, como se aprecian los discos. No voy a pensar en quién me va a prestar atención, ni en cómo, ni en dónde, ni cuántos habrá al otro lado de la línea. La música llega a quien tiene que llegar y no hace falta que los números nos avalen. Hacer discos es un honot que nos conceden las musas y la Música. A ella honramos, o eso modestamente pretendemos. Ojalá, de todas formas, esas canciones rocen alguna de tus fibras, y sientas que las canciones te hablan directamente, porque ese fue mi propósito: Establecer un diálogo honesto y sensible, con un interlocutor válido".


Silvia Grijalba sobre el disco (Nuevo México, octubre 2020)
Silvia Grijalba es una escritora, gestora cultural española. Dirige el Instituto Cervantes en Nuevo México (Estados Unidos). Autora, entre otros libros, de Alivio rápido (2001), Atrapada en el limbo (2005), Contigo aprendí (2011) y Tú me acostumbraste (2014).

"'Curso de levitación intensivo' es un disco de doble filo. Una obra que atrapa y, si no andas con cuidado, te puede noquear o despertar. La impresión más animal que lanza es la de refugio, esa sensación amniótica de flotar. Ritmos lentos complejos, melodías preciosas y de abrazo. Algo cósmico que remite a los Pink Floyd de 'The Dark Side of the Moon' (o de Mom, según se mire) patente en 'El pálido punto azul' y también a la sensación de digamos el primer sorbo de un té de jazmín por no decir un chute de heroína.

'Curso de levitación intensivo' es un disco que, si uno lo oye sin reparar en lo concreto, es, sin duda, un acompañamiento tranquilizador. Un cobijo que abriga y que calma. Quizá el ejemplo más claro de esto sea 'Ezequiel y todo el asunto del big bang' que podría ser una nana para los que no envejecen ni piensan madurar, un vals con algo de balada, con una melodía perfecta, que no se puede ni se quiere olvidar. O 'Tsunami', que hace pensar en aquellas maravillosas producciones de David Fridmann de Mercury Rev o The Flaming Lips donde uno, como aquí, se limitaba a nadar frente a lo insesperado.

No tengo ni idea de si este es el disco más intimista de Bunbury, eso él sabrá, pero de lo que no cabe duda es que al oírlo una se queda indefensa y, por narices, mira hacia dentro. No hay otra.

Eso sí, si aguzas el oído, si en la neblina de esas orquestaciones, de esos saxos certeros y esa belleza con mayúsculas que defiende en 'Malditos Charlatanes', consigue uno salir del encantamiento y escuchar el mensaje, la verdad es que hay mucho donde rascar. En 'Malditos…' hay alusiones a los que hablan por hablar, con versos que dejan todo claro: 'escribiré contra el olvido/porque mientras yo escribo/otro habla de lo que hago o digo/con aires de superioridad moral/ y una incapacidad total/ para crear algo de belleza/si solo puede desarrollar/destreza para destrozar'. Una llamada de atención que enlaza con 'La gran estafa', en la que nos habla de los que nos lanzan sermones y nos llega la imagen de los vendedores de crecepelos, con esa melodía tan de spaguetti western. Y todo esto, a su vez, conecta con 'El día de mañana', en la que hay una retahíla de recomendaciones de vida que nos remiten algo que nos suena reciente y que, por otra parte, llevamos muy dentro en un eco de esos consejos maternos del 'ponte la rebeca que refresca' pero llevados al extremo. Mensajes que podrían lanzarse gritando, con fondos de guitarras rabiosas pero que no, que se cuentan despacio, sosegadamente, protestando bajito, que suele ser la forma más efectiva de contar lo que a uno no le gusta y de advertir frente al peligro.

Y aunque la tónica general de este disco abocado a hacernos volar lento es la de la calma, hay excepciones. Canciones con un cierto aire gamberro y vitalista como el glam de 'El precio que hay que pagar' que suena a canción de post apocalipsis y que lanza la sensación de aún queda mucho por vivir y por salir. Quizá el contrapunto perfecto a una advertencia que nos hace acabar con el principio y con esa frase de 'N.O.M' que es algo así como el Nuevo Mandamiento, el momento crucial en el que se abre el loto de los mil pétalos de este manual de levitación: 'el nuevo orden mundial/sabe lo que hace/y no lo sabes apreciar'."



Fechas de la gira de conciertos
septiembre (2021)
04 - Barcelona - Pueblo Español
11 - Zaragoza - Recinto Expo
18 - Málaga - Plaza de toros
25 - Valencia - Plaza de toros
octubre
02 - Madrid - Wizink Center


Entrevista
- Charla con Paco Loco

Sección de opinión Comentarios enviados por los usuarios! (Actualizar)
3 resultados. Comentarios del 1 al 3. Página 1 de 1
#1
Tom12/11/2020 | 12:16

No hay otro más grande

#2
JORGE26/11/2020 | 01:29

sin duda sera algo, a lo que ya nos tiene acostumbrados el Maestro Enrique Bunbury. ya quiero tenerlo

#3
Carlos Greus28/11/2020 | 20:29

Un mediocre.

Páginas: 1 
Deja tu comentario Rellena y envía el formulario!
NORMAS DE PARTICIPACIÓN

No se permitirán los comentarios fuera de tema ó injuriantes

No se aceptarán los contenidos considerados como publicitarios

Se eliminarán los comentarios que no cumplan estas normas

*Indica un campo requerido (obligatorio)
Se permiten las siguientes etiquetas en el mensaje <b> <i> <u>