Musicalia > Mary J. Blige > Biografía
Destacado: 'El árbol y el bosque' es el nuevo disco de Rozalén
Mary J. Blige

Proviene del bronx, y es una de las reinas del R&B norteamericano. Ha colaborado con los más grandes (desde Dr.Dre hasta Missy Elliot pasando por The Neptunes), ha ganado toda clase de premios, ha vendido millones de discos...

A través de los años y después de sumergirse de lleno en un buen número de emociones, Mary J. Blige se ha convertido en mucho más que en la mejor representante del R&B moderno. Se trata de la mujer que recoge en su voz sentimientos que sólo se pueden explicar cuando los vivimos muy dentro de nosotros. A través de sus canciones, Mary se convierte al mismo tiempo en la persona ideal con la que confesarnos y en la guía ideal para recorrer el camino de las emociones más reales, tan auténticas que hasta nos duelen cuando pensamos en ellas.

De nuevo, igual que ha hizo en el pasado, Mary se ha mirado al espejo para echar un vistazo al interior de su alma, y convertido en palabras los sentimientos que ha captado en ese reflejo tan intenso. "He aprendido algo importante", afirma, con un tono mezcla de asombro y preocupación. "He aprendido que tenemos que intentar conseguir todo lo que sale de nuestra boca, así que yo intento conseguir paz, paciencia, confianza y auténtico amor".

Ese amor puede referirse a la familia, a un compañero, a los buenos amigos, al espíritu interior o incluso al poder del ritmo, algo que se muestra claramente al escuchar el quinto álbum de estudio de Mary J. Blige, No More Drama. El disco, que incluye canciones compuestas y/o producidas por Jimmy Jam y Terry Lewis, Missy Elliot, Chucky Thompson, SwizzBeats, Rockwilder, The Neptunes, Dr. Dre, Ron Lawrence, Kenny Flav y la propia Mary, cuenta con colaboraciones vocales de auténtico lujo a cargo de Eve, Grease, Hakeem y Missy. No More Drama destaca como una apasionada exploración de la parte más profunda del corazón, el alma y el cuerpo. Al igual que ocurrió con "Mary", el álbum (disco de platino) que en 1999 fue nominado a los premios Grammy y que le devolvió la confianza y una gran espiritualidad, No More Drama resulta al mismo tiempo una afirmación y una declaración de intenciones, un álbum lleno de verdades vitales envueltas en canciones que resultan a la vez profundamente personales y univers ales en su planteamiento. "Ante todo es la confirmación del camino que inicié anteriormente", confiesa Mary, refiriéndose a los cambios y la madurez que ha sufrido entre el lanzamiento de su anterior trabajo y el estreno de No More Drama. El álbum "Mary" fue como someterme a una limpieza interior, porque en aquel momento había muchas cosas a mi alrededor con las que no acababa de sentirme a gusto. Esta vez los sentimientos son más sólidos y profundos, y al mismo tiempo el disco muestra evolución muy clara, un paso adelante que refleja todo lo que ha aprendido y los retos que he conseguido superar".

Ese conocimiento resulta especialmente visible en el impactante tema que da título al disco. Compuesto y producido por Jam y Lewis, que llevan colaborando con Mary desde 1993, cuando compusieron el tema Share My World, "No More Drama" supone una declaración de intenciones llena de determinación y fuerza, ambientada en un tema lleno de gospel con un ritmo de medio tiempo. La canción se ini cia con el tema instrumental de la serie de televisión The Young and The Restless, que poco a poco va dejando paso a la profunda voz de Mary a través de una letra que dice cosas como: "ya no hay más dolor ni más drama en mi vida". La canción destaca por su rotundidad y por mostrarnos el lado más femenino e inteligente de Mary. Quizá por ello se trata de una de las canciones que han dejado mejor recuerdo en la cantante y compositora: "Jimmy y Terry la escribieron sin que yo estuviera delante, y cuando la escuché por primera vez les pregunté: "¿Qué pasa, es que me habéis puesto un detective para que me siguiera y aprendiera cuáles son las cosas que más me preocupan?". Y es que esa canción representa exactamente el punto en el que me encuentro en mi vida. Viene a decir que si alguien se acerca a mí para traerme un poco más de drama o tristeza a mi vida, mejor que se mantenga lejos de mí".

Sin embargo, Mary no se olvida de bailar, y por eso invita a sus fans a disfrutar del buen ritmo e n varios de los temas del nuevo álbum, entre los que destacan varias colaboraciones de algunos de los nombres más importantes del mundo del hip hop, entre ellos Dr. Dre, galardonado con varios Grammys, que aparece en el impactante primer single, "Keep It Moving") y el grupo Swizz Beats, que aportan una auténtica lección de comportamiento en "Where I’ve Been". Compuesto por Mary y con un increíble rap interpretado por Eve, otra de las artistas invitadas, "Where I’ve Been" es un tema especialmente sincero y muy real, una historia de redención y salvación con ritmo de baile y un ambiente muy optimista. "Quería que mis fans supieran al escuchar esta canción que Mary, a pesar de las dificultades, está preparada para ser muy feliz".

Otra de las canciones que parecen tomadas del auténtico diario personal de Mary es "Never Been", compuesta y producida por su buena amiga Missy Elliott. Con una letra muy clara y llena de temperamento, "Never Been" nos muestra lo más profundo de la mente de M ary y supone una ventana abierta a su rotunda fe personal. "Cuando escuché este tema por primera vez, en ese momento no tenía ninguna relación sentimental, pero sabía que el amor acabaría por llegar a mi vida, y lo más curioso es que no llegó a través de un hombre cualquiera, sino a través del Hombre más importante del universo, Dios. Él me ha proporcionado el amor más auténtico, y debido a ello he conseguido que mis sentimientos evolucionaran aún más".

El amor, en un nivel mucho más romántico, es el tema principal de "Flying Away", una canción co-escrita por Mary y su hermano pequeño, Bruce. Se trata de un tema lleno de fuerza, casi incandescente, que nos muestra a Mary en un estado especialmente romántico, regalando a su pareja frases tan sinceras como: "esta es tu última oportunidad, dime que para ti soy como el sol en un día nublado, porque el amor está a punto de llegar a mi vida". "‘Flying Away’ narra una especie de viaje en cierto modo, cuando siento que alguien me está trata ndo bien y yo también le estoy tratando bien a él. Ahora me encuentro precisamente en esa situación".

Mary también regresa en No More Drama a la pista de baile, sobre todo en "Dance With Me", uno de los temas con más ritmo del álbum. "Así es como me siento cuando voy a la discoteca. Lo único que quería era poder bailar con una canción que ayudara a la gente a divertirse y a olvidar los problemas. Muchos no saben que me encanta divertirme, salir, aunque ahora me divierto de una forma distinta a como lo hacía antes", afirma Mary con una sonrisa, recordando su juventud, "pero ahora también me encanta bailar".

Feliz pero también en sintonía con los gustos y necesidades de los demás, Mary se siente orgullosa por poder dedicar una parte de su vida a ayudar a la gente que lo necesita, y está convencida de que esa faceta solidaria le ha ayudado mucho a alcanzar la madurez personal que muestra en su nuevo trabajo. Con frecuencia suele participar en campañas anti-droga. Además, ha trabajado con varios grupos educativos y ha ayudado a recaudar dinero para ayudar a los enfermos de sida. La pasada primavera, Mary recibió el premio "Do Something", concedido por la revista Rolling Stone, como recompensa a su trabajo humanitario, y recientemente ha obtenido un premio a toda una vida de ayuda a los demás, por parte de la organización "100 Black Men". Actualmente, continúa siendo la portavoz del proyecto "Viva Glam III", cuyos beneficios conseguidos con la venta del famoso lápiz de labios ayudan a financiar diversas campañas educativas contra el sida. Asimismo, dentro de su infatigable participación benéfica en la fundación "People with Aids" ha participado recientemente en la Jornada de Concienciación Contra el Sida, organizada por las Naciones Unidas, en las que colaboró recaudando fondos en Estados Unidos. Junto con su carrera musical y sus campañas altruistas, Mary inició una nueva faceta, esta vez como actriz.

A finales de 2005 llega un nuevo disco The Breakthrough.