Musicalia > Thelonious Monk > Palo Alto
Destacado: 'Brightest blue' es el cuarto álbum de Ellie Goulding

Palo Alto

Jazz

1.Ruby, my dear - 6:59
2.Well, you needn't - 13:16
3.Don't blame me - 6:36
4.Blue monk - 14:02
5.Epistrophy - 4:25
6.I love you sweetheart of all my dreams - 2:02

Añade a tu blog Facebook Twiter Whatsapp Correo electrónico Impresión de la información
Thelonious Monk: Palo Alto - portada mediana
Directo inédito 1968
El disco te parece que es:

Palo Alto es un disco en directo de Thelonious Monk.

En el otoño de 1968, un adolescente blanco y judío llamado Danny Scher tuvo un sueño del que la mayoría se reía: conseguir que Thelonious Monk y su cuarteto actuaran en un concierto benéfico en el salón de actos de su instituto en Palo Alto (parte de Silicon Valley), California. Armado con poco más de un teléfono, algunos posters, una actitud persuasiva y conocimiento sobre el género, la actitud de hierro de Scher le hizo no sólo conseguir su sueño si no que unió temporalmente a una ciudad dividida por el racismo, en un marco social inquietantemente de actualidad. La gente dejó el recinto tras el concierto y volvió a casa a seguir luchando. Ese histórico 27 de octubre de 1968 quedó grabado en una cinta, cinta que Scher encontraría muchos años después y cuyo material se editada por primera vez por Impulse con el título de Palo Alto.

Con Epistrophy como adelanto.


Texto promocional (por Dan Ouellette)
Para Thelonious Monk, 1968 fue otro año decisivo. 4 años antes había aparecido en la portada de Time Magazine que despertó la curiosidad y el interés por su singular estilo e idiosincrática música. Junto con Miles Davis, que consideraba al pianista su mentor, Monk grababa para el sello Columbia Records. Esa relación de 14 álbumes comenzó en 1962 terminando en 1968 con dos LPs, Underground y Monk’s Blues. Entre todos los reconocimientos de la crítica de esos años con Columbia, Monk disfrutó de continuas giras de conciertos en icónicos clubes de jazz de Nueva York y San Francisco. En este periodo Monk demostró sus cualidades como líder e improvisador en el lugar más improbable: un domingo por la tarde en el pequeño escenario de 350 butacas del auditorio del instituto de la "pálida" ciudad de Palo Alto, en el sur de San Francisco (ahora parte de Silicon Valley). Ese histórico concierto del 27 de Octubre de 1968 producido por el adolescente Danny Scher se lanzará por primera vez con Impulse Records como PALO ALTO.

"La actuación es una de las mejores grabaciones que haya escuchado de Thelonious", dice T.S. Monk, hijo del pianista/compositor, y maestro, batería y fundador del Thelonious Monk Institute. "Ni siquiera sabía que mi padre hubiera tocado en un instituto, pero así fue. Cuando escuché la grabación, desde el primer segundo, me di cuenta de que mi padre se sentía realmente bien".

Los vibrantes 47 minutos del álbum muestran a la banda de Monk (el saxo tenor Charlie Rouse, el bajista Larry Gales, el batería Ben Riley) interpretando su repertorio básico de concierto. Se incluye en el set la lírica pieza de Monk, "Ruby My Dear" (con Rouse insuflando la melodía y Monk acompañándolo en diagonal hasta que le toma la delantera para deslumbrar); la dinámica y vivaz "Well You Needn’t" con 13 minutos de duración y solos de todos los componentes; el cautivador solo del pianista en "Don’t Blame Me" de Jimmy McHugh; una épica danza con "Blue Monk" y una carga juguetona en "Epistrophy". El show termina con un bis truncado de Monk que avanza lentamente por el éxito Tin Pan Alley de 1925 de Rudy Vallée "I Love You (Sweetheart of All My Dreams)" y tras una ovación cerrada se despide porque tenían que llegar a tiempo a su concierto vespertino en San Francisco esa misma noche.

"Fue un placer absoluto", dice Scher, mis dos ídolos de adolescencia eran Monk y Duke Ellington (de quien se hizo amigo entonces). "Adoraba a Monk, me encantaba su música, y disfrutaba produciendo, fue increíble ver a Monk bailar sobre el escenario y volver al piano a tiempo para seguir tocando. Hubo cero dramas".

"Este es uno de los ejemplos de lo importante que fue", dice T.S. "Es un hito en la carrera de Thelonious. Y la historia que hay detrás es una conmovedora parte del movimiento por los derechos civiles en América".

En la época en la que tuvo lugar el concierto América estaba inmersa en la agitación social acentuada por los conflictos raciales. El 4 de Abril de 1968 fue asesinado Martin Luther King Jr., el poderoso valedor de forjar una alianza interracial. Dos meses más tarde, el 5 de Junio, corrió la misma suerte Robert Kennedy, en medio de una campaña presidencial donde había declarado que los negros y los blancos pobres tenían un interés común: "Si se pueden conciliar estos dos grupos hostiles…podremos darle la vuelta a este país".

El 16 de Octubre, menos de dos semanas antes del concierto de Monk, dos estrellas del atletismo afroamericanos, Tommie Smith y John Carlos aceptaron sus medallas en los Summer Olympics celebrados en DF, levantando sus puños en el podio como saludo reivindicativo de lucha por el poder y los derechos de su raza, mientras sonaba el himno nacional. Fue una osada protesta que causó mucha controversia y dio lugar a divisiones raciales.

En esa época Scher era un polluelo de instituto apasionado del jazz haciendo de productor musical. Se puso en contacto con compositores y locutores de radio especializados en jazz, ayudaba a pegar posters de conciertos. Tocó la batería y se coló él mismo en los libros de la historia del jazz. Sin que sus padres lo supieran, con 15 años, hizo autostop para asistir al 10º aniversario del Festival de Jazz de Monterey para conocer a los artistas que admiraba. "La escena era completamente mixta", dice. "Nunca había estado tan rodeado de afroamericanos, y nunca me habían recibido tan bien. Conseguí autógrafos de Duke Ellington y Ella Fitzgerald y, por sugerencia del batería de Duke, Louie Bellson, fui a ver a Art Blakey y a Elvin Jones. No fui consciente de ello entonces, pero la comunidad interracial me recibió con los brazos abiertos".

En su primer año en el instituto Palo Alto, Scher visitó la Universidad de Berkeley, en California, para ayudar a la estudiante Darlene Chan a realizar el primer Berkeley Jazz Festival. Scher colocó posters en su ciudad y cuando tuvo edad suficiente para conducir, fue a recoger a artistas como Cannonball Adderley y Gil Evans al aeropuerto. Eso le inspiró para montar conciertos por su cuenta en su instituto. Con ayuda de Chan y otro miembro clave de la escena jazz en Berkeley, Herb Wong, Scher empezó a contactar con artistas y a producir sus primer concierto con Vince Guaraldi y Jon Hendricks, presentando después a Cal Tjader. Convenció al colegio para permitirle cablear el anfiteatro para que los estudiantes pudiesen retransmitir sus programas en Radio X—su programa de los jueves estaba completamente volcado en el jazz, por lo que los sellos discográficos le mandaban LPs para que los programara. Monk se convirtió en objeto de su devoción y, a través de Chan y Wong, consiguió el teléfono de su manager, Jules Colomby. Como Monk iba a actuar un día más en el Jazz Workshop club de San Francisco, se pusieron de acuerdo para que el domingo por la tarde Monk actuase en Palo Alto por 500 dólares de caché . El director del instituto de Scher firmó el contrato y se lo envío a Colomby. Según se acercaba la fecha, Scher estaba preocupado: las entradas de 2 dólares no se vendían y no recibía noticias de parte de Monk. Puso posters por toda la ciudad y consiguió sponsors entre los clientes de su periódico local. Después cruzó la línea y se fue al barrio predominantemente afroamericano de East Palo Alto para avisar a sus residentes de que Monk venía a actuar a la ciudad.

"La policía me dijo que era peligroso para mi y que se podían crear disturbios raciales si hubieran asistido al instituto Palo Alto", recuerda Scher. "Pero yo sabía que esa comunidad lo sabía todo acerca de Monk. Me crucé con unos chicos en un parking de East Palo Alto y les conté todos los detalles del concierto. Nadie me retó, ni me intentó desanimar, ni se burló de mi. Seguían sin creerse que les invitara a asistir al concierto. Así que vinieron y esperaron en el parking del instituto hasta que Monk apareció antes de comprarse las entradas en la taquilla".

Monk casi no llega. Dos días antes del concierto Scher tuvo que llamar al club Jazz Workshop porque no permitían la entrada de menores. "Quería recordarle el concierto, pero él ni siquiera había oído nada al respecto", dice Scher. "Dijo que no tenía coche, así que le pedí a mi hermano mayor, Les, que les fuese a buscar. Todo salió bien. Les llevó en su coche, con el bajo asomando por la ventanilla. La gente vio a Monk se fue a la taquilla y las entradas se agotaron. El concierto fue grabado por un conserje que pidió permiso para hacerlo a cambio de afinar el piano. Conservó esa grabación durante 52 años".

"Lo primero es que el concierto es importante para los amantes de Monk", dice T.S. "Danny había olvidado que tenía la cinta. Hace unos 15 años más o menos , estuvo limpiando su ático y encontró la cinta y contactó conmigo. Me dijo que quería editarlo él mismo pero yo le propuse que nos asociáramos".

Lo segundo, dice T.S., son las consideraciones de orden social de la época. "Es muy revelador el poder de integración de la música", dice. "Ese nexo es muy importante. Hay un genio afroamericano respondiendo a un chico judío de 16 años en una comunidad racista. Eso es lo que hace tan importante a Thelonious. La gente consideraba a Monk como un artista asocial. Así se le vendía. A todo el mundo le gusta un genio loco. No le gustaba que se le retratase así, pero siguió adelante con esa campaña publicitaria para poder sacar adelante a su familia. Era un músico muy personal. Su leyenda es completamente opuesta a quién era como persona".

En Palo Alto, Monk tocó sintiéndose libre de la presión de la compañía discográfica y uniendo a un público, por encima de las restricciones raciales. En ese sentido el concierto fue un triunfo de la época.

En las notas del álbum Scher escribe: "Nuestra escuela, que era predominantemente blanca, estaba promoviendo uno de los artistas negros más relevantes. Estos temas nunca se me pasaron por la mente, porque en lo que respecta a la música, no veo colores. Siempre he visto la música como un modo de dejar las cosas, ya sean políticas o sociales, en suspenso, como reflejadas en un espejo. Personalmente nunca presté a tención a las consecuencias políticas o raciales del concierto salvo al hecho de que Thelonious Monk es alguien a quien todo el mundo debe escuchar, porque la música es un evento que une y yo deseaba producirlo".

Scher dice que en el concierto no hubo ningún indicio de segregación racial evidente. Hubo una tregua entre Palo Alto y East Palo Alto. "La raza no fue un problema", dice Scher, cuyo punto fuerte como productor le llevó a trabajar como pieza clave para el empresario Bill Graham en su compañía de producción BGP durante más de dos décadas. "Se puede escuchar lo feliz que estaba Thelonious tocando en ese concierto. La belleza de ese evento esa preciosa tarde. La gente dejó el recinto tras el concierto y volvió a casa a seguir peleando".


Mi historia (por Danny Scher)
"Cuando produje el concierto de Thelonious Monk siendo un estudiante senior del instituto Palo Alto (Paly) en 1968, ya había decidido y deseado hacer carrera como promotor de conciertos.

Mi amor por la música y en especial el jazz comenzó en la escuela primaria, tocando como batería del colegio, y continuó a lo largo de toda mi vida, hasta la fecha. No era solamente la interpretación de la música, sino el estudio de su historia. Quería tocar y enseñar música. Como estudiante del instituto Jordan de Palo Alto, California, tuve una Dixieland Band, la Basin Street Jazz Band. También realicé informes y di conferencias sobre la historia del jazz, desde los inicios del Jazz tradicional a las Big Band, el Be-Bop, el Straight Ahead, el West Coast, el Free Jazz, etc.

Mi hobby era tocar, ir a conciertos y a clubs donde se admitía a menores, intentando contactar con compositores y locutores de radio o colocando posters de conciertos para gente. Esas personas fueron quienes me dieron los contactos de los artistas de jazz cuando les dije que quería organizar conciertos en Paly, utilizando la premisa de recaudar dinero para el International Club, del que yo era miembro, para convencer a los artistas de que viniesen a tocar a Paly.

Mis dos ídolos eran Thelonious Monk y Duke Ellington, pero antes tuve que entender como producir y promover los eventos. Estando en el instituto contacté con Vince Guaraldi, Jon Hendricks y Cal Tjader, todos vinieron a dar actuaciones con éxito a Paly. Como yo no tenía edad para conducir, beber o firmar contratos, el director del instituto firmó los contratos de los artistas.
Ya siendo estudiante de último grado en Paly fui elegido responsable de festejos, para organizar asambleas y bailes pero quería continuar produciendo conciertos.

Contacté con el manager de Monk, acordamos las condiciones, recibimos los contratos que devolvimos firmados por el director. Yo seguía avanzando en mi propósito de promover a uno de mis ídolos.

Las entradas costaban dos dólares y no se estaban vendiendo. El país estaba de luto por la muerte de Martin Luther King y Robert F. Kennedy y nuestra escuela, que era predominantemente blanca, estaba promoviendo uno de los artistas negros más relevantes. Estos temas nunca se me pasaron por la mente, porque en lo que respecta a la música, no veo colores. Siempre he visto la música como un modo de dejar las cosas, ya sean políticas o sociales, en suspenso, como reflejadas en un espejo.

El departamento de policía de East Palo Alto, que era una ciudad predominantemente negra me advirtió que no pusiese posters en su comunidad porque crearía conflictos raciales si venía a actuar a Palo Alto High School. Yo no les escuché porque tenía un concierto que promover. Como las entradas seguían sin venderse, pregunté a las tiendas que frecuentaba y a personas de mi periódico Palo Alto Times que consideraran la posibilidad de realizar publicidad en un programa del concierto que se repartiría gratuitamente en el concierto. Vendí suficientes anuncios para garantizar que, aunque no viniese nadie, habría dinero suficiente para pagar a Monk y a su grupo.

La gente no se creía que Monk fuese a aparecer, así que dos días antes del concierto le llamé al Jazz Workshop de San Francisco donde estaba actuando y donde yo no podía acceder por ser menor. No había recibido un contrato formalizado de su parte y Monk dijo no saber nada del concierto y dijo que no sabía cómo iba a ir a Palo Alto a actuar y volver a tiempo para su concierto esa noche en el Jazz Workshop. Le dije que mi hermano podía ir a San Francisco a recogerle y llevarle de regreso con su banda a tiempo para la actuación nocturna

Con pocas entradas vendidas y el parking lleno de todos los afroamericanos de East Palo Alto, apareció un coche con el bajo asomando por la ventanilla. La gente se fue a la taquilla y compró las entradas. Se agotaron las entradas pero Monk tenía hambre. Mis padres cruzaron en frente y le trajeron algo de comer a él y a la banda.

El concierto salió estupendamente y fue grabado por un conserje que pidió permiso para hacerlo si afinaba el piano.

Personalmente nunca presté atención a las consecuencias políticas o raciales del concierto salvo al hecho de que Thelonious Monk es alguien a quien todo el mundo debe escuchar, porque la música es un evento que une.

El 26 de Octubre de 1968 hubo una tregua entre Palo Alto y East Palo Alto. Eso es lo que consigue la música.

PS: El siguiente mes de Marzo produje un concierto de Duke Ellington terminé el instituto y me fui a la universidad.

PPS: Antes de licenciarme en Stanford fui manager y llevé la contratación de Jon Hendricks desde mi dormitorio. Después de licenciarme en Stanford produje todos los conciertos organizados por estudiantes. Tuvieron tanto éxito que llamé la atención del promotor de San Francisco Bill Graham, que me contrató cuando terminé mi MBA. Estuve trabajando con él 24 años. Mis deseos del colegio se hicieron realidad."

Sección de opinión Comentarios enviados por los usuarios! (Actualizar)
No hay comentarios por el momento
Deja tu comentario Rellena y envía el formulario!
NORMAS DE PARTICIPACIÓN

No se permitirán los comentarios fuera de tema ó injuriantes

No se aceptarán los contenidos considerados como publicitarios

Se eliminarán los comentarios que no cumplan estas normas

*Indica un campo requerido (obligatorio)
Se permiten las siguientes etiquetas en el mensaje <b> <i> <u>