Musicalia > Natalia Lafourcade > Mujer Divina - Homenaje a Agustín Lara
Destacado: 'Hit me hard and soft' es el título del tercer álbum de estudio de Billie Eilish

Mujer Divina - Homenaje a Agustín Lara

Pop-Rock

Fecha de publicación del disco: 18 de septiembre de 2012

[CD]
1.Mujer divina - con Adrián Dargelos (Babasónicos)
2.Limosna - con Meme (Café Tacuba)
3.Imposible - con León Larregui (Zoé)
4.Farolito - con Gilberto Gil
5.La fugitiva - con Kevin Johansen
6.Piensa en mí - con Vicentico
7.Si no pueden quererte - con Miguel Bosé
8.Morir y renacer - con Adanowsky
9.Amor, amor de mis amores - con Devendra Banhart
10.Aventurera - con Alex Ferreira
11.Oración Caribe - con Jorge Drexler
12.Azul como un cielo - con Rodrigo Amarante
13.María bonita – solo Natalia Lafourcade (Versión acústica)

[DVD]
1.María bonita
2.Mujer divina - con Ismael (Los Daniels)
3.Amor, amor de mis amores - con Paco Familiar (DLD)
4.Imposible
5.Azul como un cielo - con Leonel García
6.La fugitiva - con Lila Downs
7.Limosna
8.Piensa en mí - con Ismael (Los Daniels) y Paco Familiar (DLD)
9.Si no pueden quererte - con Leonardo de Lozanne
10.Aventurera
11.Documental
[Galería fotográfica]

Añade a tu blog Facebook Twiter Whatsapp Correo electrónico Impresión de la información
Natalia Lafourcade: Mujer Divina - Homenaje a Agustín Lara - portada mediana
Un nuevo sabor
El disco te parece que es:

Fue el amante sensible, el caballero perfecto, el hombre que con sus creaciones marcó toda una época, exaltó la belleza femenina, enamoró a las mujeres más hermosas de su tiempo y nos acarició el corazón con su música y poesía… Ella, por su parte, desde niña demostró poseer cualidades excepcionales para la música y actualmente está considerada como una artista de prestigio y credibilidad tanto en México como en el extranjero.

Agustín Lara y Natalia Lafourcade, dos nombres que a simple vista no tendrían mucho en común, muy por el contrario hoy más que nunca nos confirman que las buenas canciones no perecen, sólo se transforman, se adaptan a su tiempo y vuelven a seducirnos con su magia.

Mujer Divina - Homenaje a Agustín Lara es un proyecto fundamentalmente hecho con el corazón, con la luz que proviene del alma, pero también con el talento de un gran grupo de artistas encabezados por Natalia, quien se hizo rodear de amigos, de cómplices, de colegas, de personalidades determinantes que en conjunto le dieron un nuevo giro a cada canción, para hacer que los jóvenes de hoy conozcan y reconozcan la grandeza del "El Flaco de Oro".

"Este disco viajó por muchos lugares, me tocó ir de Los Ángeles a Argentina y también México para grabarlo y darle forma. Cuenta con invitados muy importantes, lo cual me hace sentir muy feliz y afortunada. Cada uno de ellos puso su corazón y también participó a raíz de la gran admiración que sienten por Agustín. Así poco a poco se fue poniendo cada pieza hasta que el disco es lo que es ahora. Como un gran rompecabezas", comentó Natalia.

"Mujer Divina - Homenaje a Agustín Lara" es un disco para desmenuzar, para saborear, para anhelar, para amar y hasta para sufrir… Es un álbum para redescubrir a un genio y una oportunidad para apreciar la sensibilidad de una joven que ha querido realizarle un homenaje sincero a su modo y en su tiempo, el del siglo XXI y a más de cien años del nacimiento de nuestro admirado "Flaco de Oro".


En palabras de la artista
"Mujer Divina" es mi más reciente trabajo, un homenaje a "El Flaco de Oro", Agustín Lara. Este proyecto es mi álbum número cinco. Tenía muchas ganas de hacer un disco en donde le rindiera homenaje a aquellos que dejaron una huella en los corazones de su época y que yo sintiera podría pasar algo similar en la actualidad.

Después de realizar "Las 4 Estaciones del Amor" y "Hu Hu Hu", no tenía ganas de hacer un disco inédito; quería explorar terrenos nuevos y diferentes, quería trabajar con canciones ajenas que ya existieran, pero aún así quería lograr que esas canciones dieran un giro y así poder crear algo nuevo pero ya conocido, de antes.

Cuando trabajé con Alondra de la Parra y me dediqué a hacer investigación sobre los posibles compositores que podríamos interpretar la noche del Bicentenario en la Ciudad de México, me encontré con la música de Agustín Lara; no es que no conociera su música con anterioridad, pero no la conocía tan a fondo. Esa tarde empecé a escuchar una canción tras otra. Las conocidas y las no tan conocidas, cada una era como una caricia a lo que mi corazón necesitaba en ese momento, algo que me hizo conectar con la obra de Agustín Lara, y cómo no, si la música y las letras son algo realmente hermoso.

Fue esa tarde en que este proyecto comenzó a tomar vida… Después de escuchar por varias horas la música de Agustín Lara, supe que mi siguiente disco sería un homenaje y una pieza inspirada en las grandes composiciones de Agustín.

Preparar este disco ha sido una gran experiencia, no tiene comparación con ninguna de mis vivencias anteriores; este disco resultó ser un gran reto y un proyecto que me ha llenado de momentos increíbles y realmente especiales. Un disco que me llenó de aprendizaje, de confianza, de luz.

Este proceso ha sido muy caprichoso, pero también ha estado lleno de magia. Para mí fue una gran sorpresa ver como poco a poco diferentes personalidades a las cuales admiro mucho, se han ido acercando para formar parte de la música, del disco y del arte que abraza a este gran proyecto.

Al principio no sabía si esto funcionaría, si quedaría bien, inclusive llegué a dudar de mi decisión de hacer un disco homenaje a Agustín Lara, pero él mismo se fue haciendo presente, y poco a poco ha tomado fuerza para por fin poder liberarlo.

Todo comenzó en una pequeña cabaña en Veracruz en donde comencé por desmenuzar las canciones, hacer una selección entre tantas tan hermosas y ver la manera de empezar a darle un curso y un hilo conductor a este gran proyecto. Fue así como me encontré con canciones como La fugitiva, Mujer, Limosna, Azul, Aventurera, Imposible, Farolito y María Bonita, entre otras.

Me junté con muchas personas que me ayudaron a darle forma a este disco. Mientras preparaba el álbum, tocaba las canciones del "Hu Hu Hu", pero aprovechaba mis viajes para encontrarme con gente y seguir invitando a más personas a hacer crecer este sueño.

Después de unos meses de trabajar las canciones en casa, jugar con las estructuras y sobre todo buscar una manera de traerlas a mi momento, actualizarlas y jugar un poco con mi manera de hacer y arreglar la música y la forma en que Agustín lo hacía en su época, empezamos a grabar los temas. Una parte de mí lo quería respetar y la otra jugar y llevar las cosas más allá de los mismos límites. Muchas veces sentí que él me decía: "Ve, rompe la estructura, haz los cambios, no dudes de tu corazón, sólo sigue tu instinto". Ahí estaba "El Flaco". En cada sesión se hacía sentir.

Este disco viajó por muchos lugares, me tocó ir de Los Ángeles a Madrid, Argentina y también México, para darle forma y grabarlo. Con invitados como Vicentico, Meme de Café Tacuba, Kevin Johansen, Devendra Banhart, Rodrigo Amarante, Jorge Drexler, Alex Ferreira, Gilberto Gil, Adanowsky, Adrián de Babasónicos, Miguel Bosé y León Larregui de Zoé, lo cual me hace sentir muy feliz y afortunada. Cada uno de ellos puso su corazón y también participó a raíz de la gran admiración que sienten por Agustín. Así poco a poco se fue poniendo cada pieza hasta que el disco es lo que es ahora. Como un gran rompecabezas.

En el proceso del disco al cual sentí teníamos que ponerle "Mujer Divina", ya que las mujeres eran la principal inspiración de "El Flaco de Oro", me tocó vivir a la vez el proceso de reconocerme como mujer. Ha sido muy mágico y especial.

En esta época tenía ganas de cantar y probarme como intérprete de canciones hermosas como las de Agustín, canciones románticas y ácidas, sentidas y profundas. Quería saber como se siente y así también he aprendido mucho acerca del amor, cuando gusta y duele, cuando te hace nacer o morir, enfermarte o sanar, y también te hace escribir como a Agustín lo hacía escribir.

La música fluye de una manera romántica, melosa, melancólica, pero también juega y me divierte. De nuevo jugamos con las texturas de los vientos; es la primera vez que en un disco en el cual canto, buscamos una fuerte interacción con las cuerdas. Cada invitado le pone un sello a cada una. Las canciones. Un color y un tono diferente.

Trabajé de la mano con Ernesto García, quien le dio un gran hilo conductor a la música. Cachorro López, Emmanuel del Real, Noah Georgeson, Gregory Rogove y Carles Capón son los coproductores, las grandes mentes que me ayudaron a vestir las canciones.

Entre amigos y gente a la cual admiro y quiero, me tocó darle forma a este disco; realmente soy afortunada por poder decir que fue hermoso.

"Mujer Divina" es una pieza que me hizo aprender mucho, que disfruté mucho al hacer y a la cual le puse todo mi corazón junto con cada uno de los que formaron parte de este gran proyecto.

Gracias a Agustín Lara, a su gran talento y a su gran genialidad… Y gracias a la mujer divina que me hizo descubrir tantas cosas acerca de mí y de lo que soy.

Espero lo disfruten mucho,
Natalia Lafourcade


En palabras de la escritora Guadalupe Loaeza
¿Cuántas veces habrán sido, veinte, treinta, tal vez, cien? El caso es que desde que escuché la primera vez el ma-ra-vi-llo-so disco de Natalia Lafourcade, Mujer Divina, no puedo dejar de escucharlo: en el coche, en mi estudio, en Valle, en mi recámara, mientras maneja mi marido, durante las cenas con mis amigos en mi casa y en tanto escribo mis colaboraciones del periódico. Cuando no me encuentro escuchándolo, continuo, haciéndolo en mi cabeza y a todo el mundo, le tarareo Amor de mis amores. Lo más llamativo de todo, es que esta adicción (sí, ya soy adictiva a la voz de Natalia) ya se la pasé a mi nieta y a Lolita, mi hija; las tres hemos escuchado tantas y tantas veces el disco, cuando estamos juntas en Valle, que al despedirnos lo hacemos cantando una de las canciones, la que sea, todas son tan bonitas y pegajosas, que cualquiera de ellas nos parece única, (la preferida de Lu, de dos años, es Farolito).

Mi querida Natalia: Inútil decirte lo feliz que me hace tu disco, el cual ya está grabado en mi corazón. Como tú, también yo, estoy enamorada de Agustín Lara. Te confieso que mi amor hacia el compositor veracruzano, es mucho más viejo que el tuyo. Tendría 14 años cuando lo descubrí. Fue con la canción de María Bonita. Recuerdo que la letra y su voz, me impactaron. Por pretenciosa que te parezca y a pesar de mi corta edad, se me metió en la cabeza, que esa canción había sido escrita exclusivamente para mí: (…) acuérdate que en la playa, con tus manitas las estrellitas las enjuagabas, (canta tu voz en tu disco, en una versión acústica, llena de poesía y sentimiento). Entonces, Natalia Bonita, ignoraba que fue compuesta en 1946 en el bar Beachcomber del hotel Casa Blanca de Acapulco, para una de mis tantas rivales con respecto a Lara, nada menos que María Félix. En esa década de los cincuentas, yo era una puberta, llena de barritos y María, ya era considerada como la mujer más bella del mundo, por lo tanto, la competencia era más que abismal... Lo que sucede con cada una de las composiciones de Lara, provoca precisamente eso, es decir, cuando una escucha sus canciones y que por añadidura, son interpretadas por el propio compositor, juramos y perjuramos, que cada una de nosotras se la inspiramos. Si como oyente y simple admiradora, las composiciones de Lara, tienen la virtud de elevarnos hasta los mismos cielos, no me quiero imaginar, lo que te provocan como una de las mejores intérprete mexicanas que ha sabido, con toda tu intensidad, penetrar en lo más recóndito del alma del poeta.

Mujer Divina , canción escrita por Lara, en 1929, reúne todo lo que se busca en un disco-homenaje a uno de los mejores compositores mexicanos del siglo XX: una gran calidad y originalidad en los arreglos sorprendentes; las voces de los que te acompañan de cantantes como: León Larregui, el gran Gilberto Gil, mi admiradísimo Kevin Johansen, Vicentico, el famosísimo Miguel Bosé, Adanowsky, Devendra Banhart, Alex Ferreira, Jorge Drexler y Rodrigo Amarante, le dan a cada una de las canciones, una textura y una intención, muy distinta a lo que estábamos acostumbrados a escuchar con los viejos intérpretes de Agustín Lara.

Gracias, Natalia, por resucitar de una forma realmente milagrosa la obra de un compositor nacido en 1899, cuya vida giró exclusivamente alrededor de la Mujer Divina. Gracias por llevar estas composiciones con arreglos tan modernos y sofisticados al corazón de las nuevas generaciones. Y gracias, por compartir conmigo un viejo amor el cual me sigue obsesionando como se advierte en la biografía de Agustín Lara, que escribimos a lo largo de diez años, Pavel Granados y yo, titulada Mi novia la tristeza. Estoy segura que si Agustín Lara resucitara y, escuchara tu disco, te diría muchas palabras de esas bonitas con que se arrullan los corazones/ pidiendo que lo quisieras/ que convirtieras en realidades/ sus ilusiones, como dice la canción María Bonita.

Guadalupe Loaeza

Canciones (letra, audio, vídeo)

Sección de opinión Comentarios enviados por los usuarios! (Actualizar)
1 resultados. Comentarios del 1 al 1. Página 1 de 1
#1
Manuel Díaz18/03/2013 | 19:25

Hermoso disco, una gran sorpresa

Páginas: 1 
Deja tu comentario Rellena y envía el formulario!
NORMAS DE PARTICIPACIÓN

No se permitirán los comentarios fuera de tema ó injuriantes

No se aceptarán los contenidos considerados como publicitarios

Se eliminarán los comentarios que no cumplan estas normas

*Indica un campo requerido (obligatorio)
Se permiten las siguientes etiquetas en el mensaje <b> <i> <u>