Musicalia > Amaral > Nocturnal > Unas veces se gana y otras se pierde
Destacado: 'Las palabras vividas' un disco de Quique González con letras de Luis García Montero

Unas veces se gana y otras se pierde

Nocturnal
Amaral
El disco te parece que es:

Unas veces se gana y otras se pierde es el tercer corte en orden de Nocturnal (2015), el séptimo álbum de estudio de Amaral.

Una canción que fue evolucionando hasta la versión definitiva que se incluye en la colección.

Eva Amaral: "Compuse esta canción en un momento de cierta contradicción personal, donde se entremezclaban sensaciones de éxito y de fracaso, de inseguridad y fortaleza... Un sentimiento universal por el que todos hemos pasado en alguna etapa de nuestras vidas. No tenía mucha confianza en mí misma la primera vez que le mostré a Juan 'Unas veces se gana y otras se pierde'. Le toqué la canción entera con una guitarra, sin atreverme a levantar la vista para no ver su reacción. Advertí de reojo cómo se quitaba las gafas y pensé que se estaba aburriendo, pero cuando llegué al acorde final y levanté la mirada comprobé que tenía los ojos empañados en lágrimas. Fue muy emocionante para los dos. Juan me convenció de que la grabáramos tal cual, con esa misma guitarra y manteniendo ese mismo espíritu".


El vídeo oficial
Con un vídeo oficial para la versión del Nocturnal Solar Sessions, estrenado el 6 de julio de 2017. Dirigido y realizado por el equipo creativo de Holy Cuervo (Nacho Montero, Leticia Galán y Paco Fernández), cuenta la historia del Club de Natación Sincronizada Fabio Nelli de Valladolid, club modesto y familiar nacido en 1987 y ampliamente laureado.

Se centra, por un lado, en las figuras de Cristina Tasende y Carmen Valle, que lo fundaron a finales de los 80 sin apenas saber nada del deporte y que gracias a mucho esfuerzo y trabajo lo han llevado a ser uno de los clubes de referencia en España, y por otro, en Laura López, hija de la propia Carmen, que consiguió la medalla de Plata en los JJ.OO. de Pekín (2008), la medalla de Plata en el Mundial de Melbourne (2007) y la de Oro en el europeo de Eindhoven (2008).

En palabras de Eva Amaral y Juan Aguirre: "Cuando desde Holy Cuervo nos presentaron la idea, nos encantó porque creímos que encajaba muy bien con el espíritu con el que habíamos compuesto la canción. Es difícil encontrar algo que simbólicamente refleje mejor los momentos de éxito y fracaso que la historia de un modesto club deportivo. Y junto a todo el equipo, coincidimos en que además sería una bonita forma de visibilizar y homenajear a estas auténticas heroínas".

En palabras de los directores: "Conocíamos la historia de Laura López, y de su madre, Carmen, y nos fascinaba el hecho de que a base de trabajo y sacrificio hubieran conseguido llegar a lo más alto de esta disciplina deportiva empezando desde cero, pero cuando las entrevistamos en Valladolid nos dimos cuenta de que en esta historia había mucho más; no nos imaginábamos la cantidad de obstáculos que han tenido que superar, ni lo tremendamente importante que ha sido para ellas contar con su familia y amigos, ni lo muchísimo que aún siguen trabajando por un deporte increíblemente sacrificado en el que las nadadoras de hoy en día trabajan tan duro absolutamente todos los días".

Por su parte, Laura López declaró: "La verdad que al ver el vídeo terminado sonreía y lloraba a la vez. Llamé corriendo a mi madre y a Cris para que lo viesen y compartimos la emoción al verlo. Es un recorrido muy bonito a nuestra carrera deportiva. Sólo puedo dar las gracias al equipo y a Amaral por confiar en nosotras para hacer este precioso trabajo".


Letra

He bajado hasta el puerto y he escuchado
las sirenas de los barcos, que llegaban
de alta mar.
Transatlánticos que nunca he pisado,
no estás hecha para el agua
si no te quieres mojar.

He aguantado en la línea de salida
hasta oír ese disparo que marcara
una señal.
Pero el pánico al fracaso me detiene,
unas veces se gana y otras se pierde.

He mirado en el fondo de tus ojos,
de pupilas dilatadas, como un túnel
sin salida.
Los recuerdos han quedado tan borrosos,
como el barro de los charcos
después de la tempestad.

Son las brasas de una llama extinguida,
donde me dejé la vida intentándola avivar.
¿Para qué perder el tiempo en convencerte?
Unas veces se gana y otras se pierde.

Las mujeres y los niños van primero,
se ha iniciado el salvamento.
Capitanes que se hunden con su nave,
¿qué fue de ellos?, nadie sabe.

He aprendido a lamerme las heridas,
renacer de mis cenizas y volver
a comenzar.
¿Para qué gastar el tiempo en convencerte?
Unas veces se gana y otras se pierde,
y otras se pierde.

* Las letras de canciones están protegidas por las leyes de derechos de autor y son propiedad de sus respectivos titulares. En LaHiguera.net se utilizan exclusivamente para promocionar e informar sobre los trabajos de los artistas